Subsidio Mision Diocesana 2013 - El Kerigma es un acto, una intervenciأ³n viva y actual de Dios...

download Subsidio Mision Diocesana 2013 - El Kerigma es un acto, una intervenciأ³n viva y actual de Dios presente

of 15

  • date post

    11-Mar-2020
  • Category

    Documents

  • view

    0
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Subsidio Mision Diocesana 2013 - El Kerigma es un acto, una intervenciأ³n viva y actual de Dios...

  • Subsidio  para  preparar  la  Misión  Diocesana  2013  –  Diócesis  de  Azul    

     

    1  

    SUBSIDIO PARA PREPARAR LA MISION DIOCESANA 2013

    INTRODUCCION:

    Nuestra Misión Diocesana es una oportunidad para profundizar en el espíritu que se nos propone a nivel mundial (Año de la Fe) y continental (Misión Continental)

    Con respecto la Misión Continental surgen algunas preguntas e inquietudes. Algunas de ellas están respondidas en “La Misión Continental para una Iglesia Misionera” y convendría volverlo a leer. Otras preguntas denotan la preocupación por el riesgo de seguir realizando acciones misioneras tradicionales, que surtieron efecto en su momento, pero que no están imbuidas del espíritu y de los objetivos de Aparecida y no responden a las nuevas realidades de nuestro tiempo. Aparecida nos urge a una decidida conversión pastoral y a una renovación misionera de nuestras comunidades. Como se comprende, la Misión Continental no es un ejercicio misionero aislado, sino una opción misionera que pretende renovar la comunidad eclesial en su conjunto, para que todos los bautizados, convertidos en discípulos misioneros sean capaces de dar testimonio de la Buena Noticia en nuestro mundo hoy...

    En Aparecida se nos llama a tomar conciencia, de todos los bautizados, de ser Discípulos Misioneros de Jesús, ayudar a que todos en la Iglesia seamos fieles servidores de la Vida, por amor al Señor que es la VIDA, dirigiendo los esfuerzos misioneros a los más alejados de la vida parroquial y comunitaria.

    Un encuentro personal y comunitario con Jesucristo

    Esta actitud misionera sólo puede proceder de la hondura de un encuentro personal y comunitario con Jesucristo que nos constituya a cada uno de nosotros en auténticos discípulos y discípulas misioneros del Señor; para ello queremos seguir y aplicar el método de Jesús: preguntar, escuchar y ofrecer una experiencia de encuentro con Él que llena de gozo y de sentido nuestras vidas.

    Hay conciencia de que a veces no llegamos a la gente con nuestra pedagogía y nuestras propuestas pues respondemos a lo que creemos que son sus búsquedas sin haberles preguntado. Se hace más urgente preguntar ¿qué buscas? - ¿qué buscan? en una sociedad fragmentada… con búsquedas diversas y parceladas; se trata de tener una pastoral acogedora de las personas y sus búsquedas actuales, tanto en nuestra actitud discipular misionera, como en la organización de servicios de escucha y acogida en nuestras comunidades. Una forma de acogida es tener espacios cálidos y acogedores, tanto para recibir a las personas como para realizar nuestros encuentros. No a la burocracia. No al desinterés. No a la frialdad. Sí a la calidez, a la cercanía y a la ternura.

    Es necesario un cambio, una conversión.

    Como Discípulos Misioneros al servicio de la Vida, si nos preguntamos qué es lo que hace falta en este mundo, viendo la realidad donde la vida humana está amenazada nos damos cuenta que es necesario un cambio, donde la dignidad humana es atropellada, donde se pierde de vista la verdad en procura de satisfacer la opinión y el parecer de cada uno...

    Es necesaria la conversión que debe comenzar con uno mismo, con la comunidad para poder brindar un aporte a la transformación eclesial y social, pues el Evangelio da Vida a las personas, a las comunidades, a las culturas. Por lo tanto, la Misión Continental se propone ofrecer nuestro servicio evangelizador a la sociedad, iluminando las culturas vigentes y haciendo a los discípulos y discípulas del Señor protagonistas activos y no meros espectadores de los cambios culturales. Una iluminación desde la fe viva de nuestro pueblo:

  • Subsidio  para  preparar  la  Misión  Diocesana  2013  –  Diócesis  de  Azul    

     

    2  

    “…el Año de la fe es una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo. Dios, en el misterio de su muerte y resurrección, ha revelado en plenitud el Amor que salva y llama a los hombres a la conversión de vida mediante la remisión de los pecados (cf. Hch 5, 31).” (Benedicto XVI, Porta Fidei 6)

    Un solo Señor… una sola fe… Unidos por su amor

    La Misión Continental tiene una dimensión ecuménica ya que no pretende hacer prosélitos pues el Evangelio crece por desborde de alegría, por contagio espiritual y nunca por proselitismo. Por lo tanto no se trata de competir con hermanos de otras confesiones cristianas, y más aun, donde sea posible, se podría asumir algunas acciones solidarias en conjunto o un momento de oración. Somos Discípulos Misioneros de Jesucristo, quien ama a todos por igual.

    “El compromiso misionero de los creyentes saca fuerza y vigor del descubrimiento cotidiano de su amor, que nunca puede faltar. La fe, en efecto, crece cuando se vive como experiencia de un amor que se recibe y se comunica como experiencia de gracia y gozo. Nos hace fecundos, porque ensancha el corazón en la esperanza y permite dar un testimonio fecundo: en efecto, abre el corazón y la mente de los que escuchan para acoger la invitación del Señor a aceptar su Palabra para ser sus discípulos. Como afirma san Agustín, los creyentes «se fortalecen creyendo»” (B XVI, Porta Fidei, n7)

    La Misión Diocesana

    Llamados a una nueva Misión Diocesana, proponemos desde el Equipo Diocesano de Pastoral Misionera algunos puntos que pueden ayudarnos a asumir la misma con la perspectiva que nos da el documento de Aparecida y el Año de la Fe.

    La Misión apunta a anunciar a Cristo que sale al encuentro de cada uno, Cristo que ha caminado en este mundo en nuestra historia, obrando a su paso los signos del Reino, dejando testigos para que comuniquen lo que Dios ha hecho en ellos, más allá de su muerte y resurrección, trascendiendo las barreras de lugares y tiempo. Se trata, entonces, de motivar y animar a vivir la fe no solamente como una creencia o un sentimiento, sino como fruto de un encuentro, el encuentro misionero y el encuentro con Cristo en el Presente, personalmente y en comunidad, de manera de redescubrir a Dios Vivo y Cercano que nos ama y camina entre nosotros.

    Jesús llamó a los que quiso para que estuvieran con él... tomaremos la metodología de la "Escuela con Jesús" usado en la Infancia y Adolescencia Misionera. Los cuatro encuentros básicos de la misma: Catequesis, Espiritualidad, Misión, Comunión, serán distribuidos en cuatro momentos.

    1. El primero, Catequesis, encuentro con Jesús y su Kerigma, que es el elemento que está latente en todo momento de la misión. La Buena Noticia de la Liberación de Jesús, de su Salvación que no es de cualquier situación sino de la miseria provocada por el pecado.

    2. El segundo, Espiritualidad, invocar con María al Espíritu Santo para que sea Cristo quien se encuentre con cada misionado. (Antes de la oración aquí se puede tratar los lugares a visitar y una organización previa para realizar las visitas)

    3. El tercero, la misión propiamente dicha, las visitas por los barrios teniendo presente los más alejados de la comunidad parroquial.

    4. El cuarto, momento de comunión para compartir lo vivido y celebrar a Cristo, Misionero del Padre Dios. Momento que se puede tomar como evaluativo.

  • Subsidio  para  preparar  la  Misión  Diocesana  2013  –  Diócesis  de  Azul    

     

    3  

    1.- CATEQUESIS MISIONERA OBJETIVO: Profundizar en el motivo y razón de nuestra fe, el Kerygma..

    ORACION INICIAL

    Padre de misericordia que nos llamas a anunciar a Jesucristo vivo ilumínanos en nuestro caminar misionero

    para que vivamos la Fe unidos al amor de Cristo y María, dándonos a los hermanos más necesitados.

    Jesucristo, enviado del Padre, continúa tu misión por medio de nosotros,

    acompañándonos por los caminos de nuestro tiempo para que anunciemos el Evangelio.

    Espíritu Santo escribe en nuestro corazón el mandato misionero

    que nos impulse desde nuestra tierra argentina a todos los pueblos.

    María Santísima, Nuestra Señora del Rosario, que tu maternidad nos ayude a caminar hermanados

    con el gozo y el compromiso de la esperanza.

    Amén.

    EXPERIENCIA DE VIDA

    Cada uno de nosotros se ha iniciado en la vida de fe en algún momento ¿lo recordamos? Podemos hacer una técnica presentando la importancia que tuvo ese momento en que decidimos decirle sí a Dios, a su propuesta.

    Simplemente podemos dividir en grupos a la gente y pedirle que hablen sobre qué es la vivencia que dio origen a su compromiso en la comunidad.

    ¿Por quién aprendí quien es Jesús?

    ¿Qué es lo primero que me ayudó a confiar en Dios?

    ILUMINACION: El Kerigma:

    Se denomina Kerigma la verdad que en los primeros siglos de la Iglesia, ocupó el lugar central de la predicación. Es el primer anuncio de la fe, que ha suscitado la fe en quien lo recibe, por lo tanto no es un mero conocimiento sino que es percibir la propuesta directa de Dios a creer y confiar en él, a través del evangelizador.

    Para conocer cuáles son los elementos del kerygma actual, vamos a buscar en la Palabra de Dios, algunos elementos que pueden ayudar al hombre de hoy a hacerse una idea acabada del mismo.

    «Después de esto, el Señor designó a otros setenta y dos, y los envió de dos en dos para que lo precedieran en todas las ciudades y sitios adonde él debía ir. Y les dijo: "La cosecha es abunda