SI TEMA. MÉTRICO,

download SI TEMA. MÉTRICO,

If you can't read please download the document

  • date post

    31-Jan-2017
  • Category

    Documents

  • view

    226
  • download

    3

Embed Size (px)

Transcript of SI TEMA. MÉTRICO,

  • Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregn Lizano del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura y Juventud, Costa Rica.

    MEDIDAS Y PESAS

    DEL

    SI TEMA. MTRICO,

    y

    TABLAS DE EQUIVALENCIA CON LAS ANTIGUAS,

    -"7:'0""':'":'"---

    1885.

    --'~== IMPRENTA NA OIONAl ,

  • Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregn Lizano del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura y Juventud, Costa Rica.I

    PREFACIO .

    . Si en algn pais se ha hecho sentir la necesidad de e ta-blecer un sistoma uniforme de pesas y de meilidas, es en Costa-Ricn, on donde puede decirse que no existe ninguno que satisfaga lU:; exigoncia; del pblico y del comercio en general.

    Como unid.d de meilida para Ins longitudes tenemos la ram, y es de '"ponerse '0 haya querido emplear la de Burgos; pe-ro no cxi8te en el pas nillglllUodelode esa vara, quesirvade compro-bacin con In u~ndit en el comercio, y es, por tanto, nuestra vara. nlln meilida ms menos arbitraria. El pie ingls es de un uso fre-cuente cutre los artesanos, y la yarda y la milla, tambin inglesas, son empleadas, indistintamente con la vara, por los ingenieros y agriulcllSorc8. , Para los lquidos, la unidad de medida generalmente acep-

    tada es la botella comn de vino tinto, cuya capacidad, que es de 24 onzas de agua Uovida, es conocida de pocos. Para las medias hotellas, el tipo es cualquicr botella que poco mi" menos repre-sente la mitad de la anterior.

    La cajuela, empicada para medir lo~ grano::!, carece, C0l110 las otra.s medidas, de una base cientfica.

    Pura las pesas, el comercio y los consumidores han estado atenidos la buena fe de los fabricantes de pesas y de romana.s, de Inglaterra y sobre todo de Xorte-Amriea, que es de donde ge-neralmente se importan unas y otras i este pais. Tal desacuerdo y confusin reclamaban de hace tiempo tUl remedio pronto y efi-caz. Ya 011 1881 se haba promulgado un decreto tara que se adoptam en la Repblica el sistema mtrico dccima, dejando voluntad del Ejecutivo el fijar la 6poca para su adopein definiti-vn; mas hust.a nhorll se tl'ata de implnntorlo pur la Ilctual Admi-nist.racin.

  • Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregn Lizano del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura y Juventud, Costa Rica.

    -2-

    Las ventajas del sistema mtrico decimal do pe,a. y de medidas sohre cua.1quiera otro conocido, estn al alcance de todos. La unidad base del sistema, que es ('1 metro, de una voz griega que significa medida, no est expuesta tl cambiof.i ni alteraciones arbitrarias. Ha >rido tomada en nuestro globo y determinad,,: fines del siglo pasado por 108 sabios astrnomos franceses Delambre y )l cchain, qwenc:l midieron con la. mayor precisin uno do IOR meridianos terrestres. A la, cuarontaml1onsima parte de ese nu), l'idiano, la diezmillonsima. parte del cuadrante, dieron el nOIll-bre de metro.

    Antes de que por medio de perseverantes estudios cientfi-cos se llegase fijar la unidad tpicil., tClln. razn de existir el con-fuso y \:triado sistema de medidas en 108 t1j-vel'so~ puoblos del mundo. Cada nacin, tanto en los tiempos antiguos, como en los modemos, estableca adoptaba nUls menos arbih"nrialllente las !:luya', trin que ninguna de ellas tmicsc Ull tipo invflriahlo Robro que fundar el sistema que en clldtl lllltl. l'ega. Mas hoy no puedo tener razn de SCI' la continuacin de una pl'l.lcticfI sin oast' fija, y con los graves inconvenientes quc h'ae, no tanto para lo nctiYidad interior de Los pllcblo~, como pura Stl8 tram:occiolles intcl'll!lcio nates.

    Como todas 1M tiles y g'mndes m~joras, sta hu dilatado ;;iglos para implantarse, y desde el primer esfue1'zo hecho e11 este sentido fines del siglo \"In bajo el glorio,o Califfito de AI--Mn-Illum, - hasta la clebre expedicin al Ecuador, confiada cn 173(-) l, los sabios acn.dmicos Godill, Bongncr y Ln-Colldnmine, nsocifl-UOil de los no menOli inteligentes Don Jorge .Juall y D011 Alltt,lllio de Ullon, para medir un gmdo del crculo terrestre, pmial'On OLI'OIi diez siglos; y desde entonces basta la adopcin y perfcccionn-nliento !lel nueyo ~i~tema tra~curri oh'o ::;iglo.

    El gran qjemplo de Francia tard6 Illueho tiempo en ser seguido; mas por fin se abri lentamente camino en Italin J 13lgi-cn l Htzo, Espaa y Hlll11ana. Ha pOlH:'tr:l.do igualmente en al-gunas de la:? Repblicas Hh~pal1o-_\mcl'icana~. y touo tlllulIcin que no paf.1fil' esta centuria sin que su ndopcin flca general.

    Al principio coswn cntre nOl'iotl'O implnntarlo por COlH-pletQ y nllgariznrlo; PQl'O una rez practicado, y conocidn::Iu ~(lncillez y sus ycntajas, HOS fclicital'clllo!oi dC' haber ;eg-llido 1M hue-11 .. , do 1 .. 'naciones que 1.0 han adoptndo.

    La I'Utina cs :'i veces peor que In ignorancia: ella sola ha impedido gue el .istema mtrico aecimal no fuese practicado de,de un principIO por todos lo; pueblo, cidlizado , y ella ~ola e. la qne

    -2-

    Los veuh\jo. del sistema mtrico decimal do pesas .r de m('didns sobro cutdquiera otro conocido, est.u ni alcance de todos. Ln unidad base del sistoma, que e~ el Irtetro, de una voz gricgn que significa medida, no est expuesta cambioR ni alteraciones arbitrarios. B n ;ido tomad. en nuestro globo y deternlluuda" fines del siglo pusndo porlos :::abios fi.St1'6nomos france::es Delrunhl'c J 31cchain, quienes midiron con 13, mayor precisin uno ele los meridianos terrostres. A la cual'ontamillonsimR parte ele ese nu), ridiauo, 6 la iliezmillousima, parte del cuadrante, dieron el nOIll-bre de metro.

    Antes de que por medio de per'everantes ostudios cienlfi-cos se llegase fijilr lo lUlidilcl lipi ':1, t.enla razn de existi]' 01 con-fuso y ,",uiado sistema de Illedid., en los diversos Jlueblos del mundo. Cada nacin, tiUlto en laR tiempos antiguos. como t'n los modemos, estableca ac1optabl\ nu~ i menos fll'bitrnl'hl1ll0llte los suyas, siu que ninguno de eUas tU\pcso un lipo invul'iuhlo sobre quo fnndar el sistema que en C~Uhl Ulla rega. Mas hoy no puedo teuer razn de ser la continuacin ele una pnlctica sin hast' tija, y con los graves incon,"eniellte~ qU0 trae, no tanto para lo ncth'idnd interior do los puehlo!;, como pur

  • Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregn Lizano del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura y Juventud, Costa Rica.

    -3-

    sostiene el vetusto sistema. en las dos naciones ms pl'otluctoras y comerciales do la tierra; mas los Estados U nidos de N or\e-Amrica y la Or>1n Rreto. ten"r"n tambin tarde temprano que adop-tarlo.

    E! l'ueblo inteligente instintivamente calculador de Oosta-Rica no tardar mucho e1l famj}jariznrse con el nuero ~istcma, peRal' de In llntul'all'cpugnancin t rompor COll el pasado. S1'vano~ de palpable ejemplo el cambio que se efectu hace pocos aos en nuostro movimieuto monetario, cuando el real y "U inconveniente di visin elt Illedios y cuartillos; el medio escudo l el escudo, la cuarta, &., tu"ieron que d~iar su puesto 8eculal', alscncillo y lltillRirno CUl'SO de lit moneda decimal.

    )1ucho \)ost al prineipio hacer aceptable entonces este cambio; pero se 1",hitu6 pronto l nuestro pblico, y apreci6 y avalu sus ventajas. Pues bien, igual buen suceso auguramos hoy, respeto la completo. implalttaein del ,iste1M mtrico, bajo los benficos auspicios del actual GobieJ"llo, cuyo jefe ha querido se-ala.r su pl'ogrei'h!ta huella con sta y tantas otras medidas dicta-das para el bien y el engrandecimiento de la Patria .

    ... \ In t;(,ctin ciontfica del 1fillisterio de Fomento se el1-Clll'g la publicacin dol sistema mtrico para que llegue conoci-miento de todos, y "dellls la, fOJ1llacin de la, tablas de eqlliva-IClWitl~ entre la.'3 nntiguas y las nuevas medidas.

    :\"0 dudamos que el sencillo estudio de esas tablas facilitar la prctica del sistema adoptado, y que euando llegue el d tle su legal ejeellcin, lluestro inteligente pueblo ntl'e con firllle pa,~o en c::;tn ,Ta do positivo adelanto.

    .. ..

    '8~e\'c.\(\\'\.l\ i.\~, VO\'\\.c.\"\'\o l\c, \ l \ '"R~",,,.\,\'\~,,\ u.~, eo'l'o\(\.-'R\.~(\.

    Palacio Nacional.

    Han ,Jos, 9' d~jllnio tle 1884.

    IImraldes SeWs lIiplltaja! Secre tarias del l'oD~mo Cmlitneiml.

    Riguielldo instrucciones de R. K el r3eneml'ito Genoral ])l'e:;itlellte de ]a Repblica, tengo el honor de t'omotel' t 111 l:ol1f/.i-

  • Este documento es propiedad de la Biblioteca Nacional Miguel Obregn Lizano del Sistema Nacional de Bibliotecas del Ministerio de Cultura y Juventud, Costa Rica.

    -4-

    deracin del Excmo. Uoogl'CSQ, por vuestl'o digno medio, el adjunto proyecto {le ley par" la adopci6n dol ,istoma do pesos y medidas conforme al sistema mtrico decimal francs.

    Con la ms distinguida consideracin soy vuestro atento

    servidor , BERNARDO SOTO.

    EL mamo CO~STITUCIONAI, DE LA

    Repblica de Costa-Rica,

    COllsiderando: que es de todo punto indisponsahle unifor-mar en la Ropblica el sistellla do pes,," y medidas; y qne el ,iste-ma mtrico francs est organizado sobre bases cientficll!:!, y q no por consi~uientc reuno . In exactitud de sus procedimientos In. sim-plicidad de su nomcnclatm'a,

    DECRETA,

    Art. I~-Ae adopta pam 1"" pesas'y medidas en la Rep-blicn el sistema mtrico decimal fl'3ucs. En cOllsecuencia, la uni-dad que Fcrvir do ba!o!6 para todns las pe~as y medidas es el metro, toSca la diezmillonsima pa.rte del cuadrante del meridiano terrcs-tl"O, cOllservndose pura los mltiplos y submltiplos del metro lo~ nombros que tienen ClI dicho sistema., ~eg(n los divenmt; closc:-; de pesas y medidas.

    Art. 2~-Dosde el dia 10 del mes de a(o,to de 1885 se l1;ar en todos los actos oficiales de la Repblica dicho sistema mh"ico deciml1l.

    Al"t. ~?-Los tribunales en sus folIos, l