Semanario Coahuila: ¿Avance o retroceso?

download Semanario Coahuila: ¿Avance o retroceso?

of 32

  • date post

    29-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    216
  • download

    2

Embed Size (px)

description

Este es un producto de reciente manufactura que conserva el sabor de la bebida original. Entre sus atributos y bondades destaca la reducción de calorías en el Congreso del Estado, es decir, una propuesta para disminuir el número de diputados.

Transcript of Semanario Coahuila: ¿Avance o retroceso?

  • Aunque la igualdad de gnero sea un requisito indispensable para el desarrollo y garantice una democracia ms slida, la presencia de las mujeres en cargos pblicos en Coahuila es mnima

    Por JoS rEYES

    Hoy por la maana miles de mujeres en el Estado se levan-taron muy temprano para ir a trabajar. En muchos lugares es fcil reconocer su presencia, el sonido de los tacones anuncia su llegada y con l lle-ga tambin el rostro de la discriminacin. Las fminas, al igual que los hombres, re-presentan una importante fuerza produc-tiva en el pas, sin embargo, ellas tienen que lidiar con el acoso sexual, un salario menor que el de los hombres, el despido injustificado o el rechazo a ser contrata-das debido al embarazo, la negacin a un ascenso, la violencia fsica o verbal y el encasillamiento en roles establecidos o estereotipos de belleza.

    En el mbito laboral, las mujeres no la tienen nada fcil. Las dificultades que tienen que sortear van en mltiples direc-ciones y la lucha por acabar por los este-reotipos y los roles sexuales establecidos,

    llevan un gran trecho recorrido que inici con la defensa por la igualdad de gnero con el movimiento feminista en la Euro-pa de finales del siglo 19 y luego, durante el siglo 20, la defensa con sudor y sangre, por obtener el derecho al voto. Hoy, en el siglo 21, aunque se hayan ganado algunas batallas y se pugne por un trato igualitario tanto en los mbitos pblicos como pri-vados, la mujer an no logra tener acceso a las mismas oportunidades que tiene el hombre.

    Y aunque existen mltiples organismos internacionales que luchan por asegurar el acceso y la participacin de las mujeres en las esferas econmicas, sociales y pol-ticas, la presencia de las mujeres en cargos pblicos es ms bien escasa y Coahuila no es la excepcin.

    Semanario se dio a la tarea de buscar el rastro de las mujeres en el poder, para mostrar un panorama nada alentador que choca con la idea de que la participacin femenina es un requisito bsico para con-

    solidar la democracia.Aunque lentamente, las mujeres han

    ido ganando posiciones en el mbito pol-tico de Coahuila. La presencia femenina se ve con mayor frecuencia en los cargos de responsabilidad mayor y de toma de deci-sin, pero an as, no puede decirse que la equidad de gnero exista en Coahuila.

    De hecho, falta un buen trecho para al-canzar los estndares establecidos por or-ganismos internacionales como las Nacio-nes Unidas, que propone, como mnimo, que el 30 por ciento de los cargos pblicos deben de ser ocupados por fminas.

    En la entidad, el porcentaje de mujeres que ocupan los principales puestos polti-cos o pblicos oscila entre un 8 y un 16 por ciento, las cuales han encontrado oportu-nidades en alcaldas, diputaciones locales o el Gobierno Estatal.

    El panorama no es muy alentador, sin embargo, no es muy diferente a nivel na-cional, tampoco lo es al cruzar la frontera sur. En Latinoamrica la participacin fe-

    Mujeres trabajando?

    | reportaje

    | seManariocoahuila.coM

  • menina no alcanza ni el 15 por ciento.

    en coahuila En Coahuila, a lo largo de 72 aos, solamente 22 muje-res han ocupado una alcalda. Esto significa que si, en un hipo-ttico caso, ellas estuvieran hoy go-bernado simultneamente, no hubieran alcanzado a cubrir los 38 municipios de la entidad.

    Segn los registros que aparecen en el sitio de internet de Gobierno del Estado, la primera mujer en ser alcaldesa de al-gn municipio coahuilense fue Carolina S. de Urteaga, quien dirigi los destinos de Candela en el trienio de 1967 a 1969.

    Actualmente, slo tres municipios son gobernados por mujeres: Sabinas, con Ca-rolina Morales Irribarren; Abasolo, con la interina Laura Patricia Rodrguez Vz-

    FeBrero 2.2009 |

  • quez y Monclova, con la tambin interna Herminia Martnez, es decir, slo el ocho por ciento de las 38 alcaldas.

    Al realizar el recuento de las mujeres al frente de algn municipio, el conteo arroja que La Madrid es el ayuntamiento coahuilense que ms alcaldesas ha tenido, con un total de seis.

    De este grupo, cuatro de ellas fueron elegidas de forma simultnea entre 1991 y 2002: Mara del Carmen Rivera Estra-da, Yolanda Rodrguez Campos, Mara del Socorro Garca y Dora Olga Samanie-go Verduzco. Las otras dos presidentas municipales han sido Argelia Crdenas Crdenas y Sonia Argelia de los Santos Olveda.

    Cabe sealar que de los 38 municipios del Estado, solamente 14 han tenido alcal-desa y 24, nunca en su historia, han sido dirigidos por una mujer, entre ellos la ca-pital Saltillo.

    Slo una mujere enl GabineteA nivel del Gobierno estatal, la equidad de gnero tambin est muy distante de lo que se recomienda.

    Por ejemplo, actualmente slo una mu-jer ocupa una secretara de estado, la de Desarrollo Social, cuya titular es Mara

    Esther Monsivis Guajardo, apenas un 10 por ciento del Gabinete legal.

    En este sentido s ha habido un retroce-so, pues el sexenio pasado cerr con tres mujeres en cargos de igual jerarqua: Ma-ra de los ngeles Erizurris Alarcn, en la SEP; Bertha Castellanos Muoz, en Salud, e Ins Garza Orta, en la Contralora, hoy Funcin Pblica.

    3 mujeres en el Congreso del EstadoLas mujeres tambin han luchado por sus espacios en el Congreso del Estado, donde a lo largo de las 58 legislaturas, so-lamente en 35 ocasiones las curules han sido ocupadas por legisladoras, contando la actual composicin que inici el 1 de enero pasado.

    La primera diputada en la historia de Coahuila fue Guadalupe Gonzlez Ortiz, cuando en el ao de 1961, en la 42 Legisla-tura, rompi el tab del machismo y con-sigui el puesto de parlamentaria.

    Despus de ella 33 mujeres de varios partidos polticos han llegado a la Mxi-ma Tribuna del Estado, siendo Hilda Flo-res Escalera, actual legisladora, la nica que ha repetido en el cargo.

    Actualmente, 6 mujeres son diputadas locales: la citada Flores Escalera, Bore-

    Aqu estamos tres diputadas por mayora electas, esto habla de que hubo ms participacin de las mujeres.| HILDA FLORES

    | seManariocoahuila.coM

  • que Martnez, Vernica Martnez, Osvelia Ureta, Esther Quintana y Cecilia Yanet Babn.

    La actual composicin de mujeres en el Legislativo representa poco ms del 16 por ciento del total de 31 diputados y diputadas.

    Esto represent un avance respecto a la anterior legislatura, la 56, cuando sola-mente estuvieron de inicio tres represen-tantes del sexo femenino: Julieta Lpez Fuentes, Jeanne Margaret Snydelaar y Sil-via Garza Galvn.

    Entrevistada sobre el tema, la dipu-tada Hilda Flores Escalera opin que en Coahuila la mujer s ha avanzado en la consecucin de cargos pblicos: Creo que sin duda se ha avanzado, se han he-cho puntuales acciones para que esto sea posible, aqu estamos por ejemplo tres diputadas por mayora electas que habla de que hubo una mayor participaron de las mujeres.

    El PRI ha abierto las puertas a las mu-jeres, pero por la misma dinmica de la sociedad ha habido una participacin ma-yor de hombres que de mujeres, opin.

    Dijo que en Coahuila se est pugnan-do por la equidad de gnero y ejemplifi-c con la ley electoral que est prxima a

    ser votada, en la que se establecen bases ms claras para la procuracin en dicha materia.

    Por ejemplo, de aprobarse esa ley, los artculos 18 y 21 obligarn a los partidos polticos a presentar planillas de aspi-rantes a regidores en las que vaya 50 por ciento mujeres y 50 por ciento hombres.

    Por su parte, la legisladora Esther Quintana Salinas difiri en el tema, al considerar que en Coahuila est muy lejos de darse la equidad de gnero: Coahuila es una entidad en la que la mujer an no alcanza ese espacio que naturalmente de-beramos de tener ya las mujeres, yo soy una de las personas que esta convencida de que el talento y la inteligencia no son privativos de un sexo, expres.

    Sin embargo, Quintana Salinas no atri-buye al machismo el que no haya equidad en este sentido, sino que culpa a las mis-mas mujeres, y explic su postura: No dejo de reconocer que mucho de esta responsabilidad la tenemos las propias mujeres, las limitantes nos las ponemos nosotras mismas, no sabemos ser solida-rias entre nosotras. No aguantamos ver los ojos bonitos de la de enfrente y esa es una regla que los varones ya superaron desde hace mucho, todava estamos en

    El talento y la inteligencia no son privativos de un sexo.| ESTHER QUINTANA DIPUTADA LOCAL

    FeBrero 2.2009 | 9

  • ese aprendizaje, aadi.Sin embargo, la diputada panista ase-

    gur que ese problema no es privativo de Mxico: Eso se da en todo el mundo, no estn muy equilibrados los puestos don-de se toman decisiones polticas, salvo excepciones en pases como Finlandia y Noruega donde hay, yo creo que 40 50 por ciento de los cargos pblicos son ocu-pados por mujeres, es decir, hay equidad, recalc.

    No obstante, Quintana Salinas mani-fest que s se han hecho esfuerzos por que esta situacin cambie y que haya ms mujeres en los puestos donde se toman decisiones importantes: Yo espero que un da podamos ocupar, por qu no, un 50 por ciento de los cargos pblicos, porque somos muy talentosas tambin, finaliz.

    Ni una presidenta del pasNunca en la historia, una mujer ha ocupa-

    do la Presidencia de la Repblica y, apa-rentemente, dicha situacin an est muy lejos de ocurrir.

    De hecho, en toda la historia poltica de Mxico, slo cuatro mujeres han sido candidatas a la Presidencia de la Repbli-ca, aunque representando a fuerzas pol-ticas menores.

    Rosario Ibarra de Piedra, del Parti-do Revolucionario de los Trabajadores (PRT) fue la primera candidata a Los Pi-nos en 1982; luego, en 1994 Marcela Lom-bardo fue abanderada del Partido Popular Socialista y Cecilia Soto ese mismo ao contendi por el Partido del Trabajo.

    En las elecciones de julio de 2006, Pa-tricia Mercado Castro contendi por el Partido Alternativa Socialdemcrata y Campesina. Actualmen