Seguridad alimentaria en comunidades indígenas del ... · de colombianos que viven en indigencia y...

of 146 /146
Seguridad alimentaria en comunidades indígenas del Amazonas: ayer y hoy

Embed Size (px)

Transcript of Seguridad alimentaria en comunidades indígenas del ... · de colombianos que viven en indigencia y...

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy

  • Clara Patricia Pea-VenegasAugusto Mazorra ValderramaLuis Eduardo Acosta MuozMnica Natalia Prez Ra

    Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy4

    Pea-Venegas, Clara Patricia; Mazorra Valderrama, Augusto; Acosta Muoz, Luis Eduardo; Prez Ra, Mnica Natalia.Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy. Clara Patricia Pea-Venegas, Augusto Mazorra Valderrama, Luis Eduardo Acosta Muoz, Mnica Natalia Prez Ra. Instituto Sinchi. Bogot, Colombia: 2009

    1. SEGURIDAD ALIMENTARIA 2. EXISTENCIAS DE ALIMENTOS 3. CONSUMO DE ALIMENTOS 4. DERECHO A LA ALIMENTACIN 5. AMAZONIA COLOMBIANA

    ISBN 978-958-8317-49-6

    Instituto Amaznico de Investigaciones Cientficas SinchiMinisterio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial

    Primera edicin: Diciembre de 2009

    Fotografa cubierta:Augusto MazorraCoordinacin de la Produccin Editorial: Diana Patricia Mora RodriguezDiseo: Julin HernndezGoths ImgenesImpresin:

    Reservados todos los DerechosEl contenido de esta publicacin es propiedad del Instituto Amaznico de Investigaciones Cientficas -Sinchi- Prohibida su reproduccin con fines comerciales.

    Disponible en: Instituto Sinchi, Calle 20 No. 5-44 Tel.: 4442060 Bogot, D.C. - Colombia

    www.sinchi.org.co

    Impreso en ColombiaPrinted in Colombia

  • Luz Marina Mantilla CardenasDirectora General

    Rosario Pieres VergaraSubdirectora Administrativa y Financiera

    Daniel Fonseca PrezSubdirector Cientfico y Tecnolgico

  • Contenido7

    Contenido

    Introduccin 9Caracterizacin fsica y medioambiental de la zona de estudio 12

    1. Contexto global de la seguridad alimentaria 201.1. Contexto internacional 211.2. La seguridad alimentaria de los pueblos indgenas del mundo 241.3. Contexto nacional 261.4. Seguridad alimentaria de los pueblos indgenas de la Amazonia colombiana 27

    2. Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social 302.1. Descripcin del entorno social 312.2. La Chorrera y su rea de influencia 332.3. Leticia y su rea de influencia 362.4. Puerto Nario y su rea de influencia 402.5. Relaciones de dependencia urbano rural 43

    3. La unidad familiar indgena como unidad de produccin 463.1. Caractersticas de las unidades familiares de La Chorrera 513.2. Caractersticas de las unidades familiares de Leticia 533.3. Caractersticas de las unidades familiares de Puerto Nario 56

    4. Hbitos de consumo familiares 644.1. Platos principales 704.2. Acompaantes 764.3. Bebidas 794.4. Transformaciones de los alimentos para su preparacin 84

    5. Capacidad de obtencin de alimentos con el esfuerzo familiar 885.1. Acceso a la tierra y disponibilidad de recursos naturales 895.2. Alimentos provenientes de la chagra 945.3. Alimentos de recoleccin 1135.4. Pesca 1155.5. Cacera 116

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy8

    6. Acceso a alimentos no producidos por la unidad familiar 1186.1.-La venta de excedentes de los sistemas productivos familiares 1236.2. Las familias indgenas: $120.000 ms dependientes 126

    7. Aprovechamiento biolgico con respecto a la disponibilidad, acceso y calidad de los alimentos 132

    8. Perspectivas para el futuro que aseguren la alimentacin adecuada y oportuna de la poblacin indgena de la Amazo-nia colombiana 134

    Bibliografa 139

  • Introduccin9

    Introduccin

    E l problema de la pobreza en el mundo ha trascendido el carcter exclusivo de pocos pases, a ser cada vez ms frecuente y grave en todas las naciones del mundo, a tal punto, que se han llevado a cabo eventos de carcter internacional para tratar el tema como un pro-blema mundial. Es as, como en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas se estim que existen en el mundo unos 400 millones de personas pobres que no tienen su seguridad alimentaria satisfecha y se acord que el 2015, sera el ao en el cual se espera alcanzar la disminucin de los actuales ndices de pobreza.

    Colombia como uno de los pases que ratific su compromiso de redu-cir sus niveles de pobreza garantizando la seguridad alimentaria de su poblacin, ha generado diversas estrategias para lograrlo. Por una par-te, entreg al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar la misin de construir conjuntamente con otras entidades la poltica de seguridad ali-mentaria y de coordinar los planes de seguridad alimentaria en todos los departamentos del pas. Por otra parte y en forma directa, la Presiden-cia de la Repblica cre los programas: Red de Seguridad Alimentaria (RESa) y Familias en Accin con el fin de desarrollar proyectos producti-vos que mejoren la alimentacin de las poblaciones ms vulnerables del pas. Segn la Misin para el Empalme de las Series de Empleo, Pobreza y Desigualdad (MESEP) para el 2009 en Colombia existen ocho millones de colombianos que viven en indigencia y dos millones que son pobres (Presidencia de la Repblica, 2009), dentro de los cuales se cuentan las comunidades indgenas de Colombia (DANE 2005).

    La situacin actual de alimentacin, nutricin y salud de los pueblos in-dgenas de la Amazonia colombiana no ha sido abordada en su totalidad; an se desconocen o no se entienden muchos de los procesos que afectan o favorecen una buena alimentacin de los pueblos indgenas. Parte de ello, corresponde a la parcializacin de los estudios realizados, los cuales en gran parte han sido elaborados por profesionales de reas de la salud y de la antropologa, en los que no siempre son incluidos componentes edafoclimticos, de oferta ambiental o socioeconmica. Adicionalmente, muchos de los estudios realizados para medir las condiciones de pobre-za o hambre, se han realizado a partir de estndares desarrollados para

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy10

    poblaciones urbanas o campesinas con modos de vida diferentes a los de estas poblaciones. Por otra parte, los profesionales que no han tenido contactos anteriores con la regin o las comunidades indgenas, general-mente elaboran sus escritos a partir de imaginarios que no corresponden a la realidad y que no les permite analizar la informacin en forma objeti-va, lo que lleva a valorar aspectos en forma ligera o con valores diferentes a los usados por las propias comunidades.

    Durante los aos 2005 y 2006, confluyeron en forma afortunada diver-sas circunstancias que permitieron abordar el problema de seguridad ali-mentaria en la regin amaznica de una manera ms holstica, y abrir las puertas a nuevos interrogantes sobre el tema: Se obtuvieron los da-tos sobre alimentacin y salud de la Encuesta Nacional de Demografa y Salud 2005, como un proceso de evaluacin estricto y de informacin confiable sobre la situacin alimentaria de la poblacin del pas y de la regin amaznica; el Instituto Amaznico de Investigaciones Cientficas Sinchi tuvo la oportunidad de ejecutar cuatro proyectos RESA en la re-gin amaznica (tres en el departamento de Amazonas y uno en el de-partamento de Vaups), enfocados a trabajar con comunidades indge-nas y que permiti de primera mano conocer la problemtica local de por lo menos diez etnias indgenas diferentes: siete del departamento de Amazonas (Ticuna, uitoto, cocama, yagua, bora, okaina, muinane) y en el departamento de Vaups (Cubeo, tucano y carijona); adicionalmente, en los departamentos amaznicos se estructuraron los planes de seguridad alimentaria como una herramienta que orienta las acciones futuras para mejorar la situacin alimentaria de la poblacin.

    En general, la Encuesta Nacional de Demografa y Salud muestra ndi-ces alarmantes sobre la regin amaznica colombiana: niveles de desnu-tricin y anemia superiores al resto del pas, que poca relacin guardan con la produccin agrcola, la pesca, la recoleccin,-la biodiversidad de productos alimenticios y la oferta de pescado en la regin, partiendo de la premisa que la poblacin indgena es mayoritaria en estos territorios y que estos pueblos tienden a ser autosuficientes. En el momento de es-tructurar los planes de seguridad alimentaria fueron muchos los indi-cadores que faltaron para poder establecer lneas base sobre las cuales trazar metas, encontrando que muchos de los temas requieren de inves-tigacin y mejor entendimiento del que se tiene actualmente.

  • Introduccin11

    La activa participacin del Instituto Sinchi en los diversos procesos,-en especial su trabajo directo y cercano con la poblacin indgena de la re-gin y los aos de-experiencia acumulada en temas relacionados con la seguridad alimentaria fueron el motor que motiv a escribir este libro, el cual pretende dar otra mirada a los procesos que las comunidades indge-nas estn viviendo y que llevan al deterioro de su seguridad alimentaria, con el nimo de entender mejor estos procesos y as poder construir entre todos alternativas reales que permitan un mejor futuro para esta pobla-cin del pas.

    El presente libro muestra algunos resultados ms precisos sobre la se-guridad alimentaria en la regin y como estos pueden estar relacionados con otros fenmenos que ocurren al interior de las comunidades y que pueden estar generando inseguridad alimentaria. En el primer captulo se abordan los antecedentes internacionales que tocan el tema de la se-guridad alimentaria, como problema comn y creciente en el mundo; en el marco de la reuniones internacionales que han discutido las formas de intervencin y los problemas generados en el mundo y la necesidad de su superacin a partir de la sostenibilidad de los recursos naturales; se resaltan los eventos internacionales que han tocado el problema de la se-guridad alimentaria entre los pueblos indgenas. As mismo se abordan el panorama nacional y la situacin de seguridad alimentaria de los pueblos indgenas de la Amazonia Colombiana.

    Para ello, el presente trabajo se bas en el anlisis de informacin prima-ria (251 encuestas aplicadas familias indgenas del corregimiento de La Chorrera y los municipios de Leticia y Puerto Nario; los resultados de talleres y salidas de campo en cada una de las localidades) generada en el marco de la ejecucin que el Instituto Sinchi hizo de los proyectos RESA-Accin Social para los municipios de Leticia y Puerto Nario, y el corre-gimiento de La Chorrera en el departamento de Amazonas entre los aos 2005 y 2006 (Figura 1), y trabajos posteriores sobre poblacin, chagras y produccin indgena entre 2007 y 2009, que cobijan informacin so-bre comunidades indgenas de las etnias Bora, Uitoto, Muinane, Ocaina y Ticuna. Esperamos que estos hallazgos puedan contribuir a dirigir en forma rpida nuevas acciones que logren consolidar la permanencia de los pueblos indgenas en la regin.

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy12

    Figura 1. Mapa de localizacin de zonas de estudio

    Antes de iniciar el recorrido por cada uno de los captulos descritos, se har una presentacin general de las caractersticas fsicas, climticas y medioambientales de la zona de estudio, que al igual que las dinmicas socioculturales, tambin determinan las actuales condiciones de seguri-dad alimentaria de las poblaciones indgenas que las habitan.

    Caracterizacin fsica y medioambiental de la zona de estudio

    Aspectos climticos

    El clima de una regin resulta del conjunto de condiciones atmosfricas que se presentan tpicamente en ella, a lo largo de aos; las variables ms importantes que inciden en l son: precipitacin, temperatura y hume-dad relativa.

  • Introduccin13

    El clima ha sido un factor determinante en las actividades de los dife-rentes pobladores del departamento, ya que define las pocas adecuadas para la pesca, la caza, la recoleccin de frutos, la implementacin y mane-jo de las chagras, al igual que el aprovechamiento de recursos maderables y no maderables en la construccin de sus viviendas.

    De acuerdo a Thornthwaite (1948) en Alonso et al. (2009), el clima en el departamento del Amazonas se caracteriza por presentar un clima Clido hmedo a Clido sper hmedo.-Los parmetros principales del clima se presentan en la tabla 1.

    Tabla 1. Valores multianuales de los principales parmetros climticos

    Parmetro Promedio Mnimo MximoPrecipitacin (mm) 3.322,60 2.724,10 4.370Das con Precipitacin al mes 21 15 23Temperatura (C) 26,2 25,4 27,7Humedad Relativa (%) 87.3 86 89Evaporacin (mm) 1.137,20 1.077,40 1.205,20Brillo Solar (Horas) 1.549 1.128,80 1.648Nubosidad 4 3 5

    Fuente: IDEAM 1998

    La dinmica del ro Amazonas, por su parte no tiene una relacin directa con el patrn de lluvias locales y depende de los aportes que hacen sus tributarios andinos como los son el ro Ucayali, el Maran y el Napo. El perodo de aguas altas se presenta entre-Marzo y Mayo, y el de aguas bajas entre Agosto y Septiembre (Figura 2). Los meses restantes corres-ponden a los perodos de descenso y ascenso de las aguas (Agudelo et al. 2000). La dinmica de los pulsos de inundacin influye directamente sobre los ciclos de produccin de los sistemas de las comunidades, y en especial sobre las comunidades rivereas, quienes experimentan anual-mente un periodo de inundacin de sus zonas de produccin.

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy14

    Uno de los aspectos ms importantes en la Amazonia colombiana es su amplia gama de ecosistemas acuticos que sostienen la trama biolgica y representan un importante recurso para la regin, en especial la pesca. En el caso particular del departamento del Amazonas, se tiene un drenaje de 47.440 Km aproximadamente de ros y quebradas y-una superficie de 2.650 Km2 de lagos lo que permite dar una idea de la magnitud de su riqueza hdrica que posee.

    Figura 2. Comportamiento de la Precipitacin y el Nivel del Ro Amazonas 1999-2000

    Fuente: Agudelo et al. 2000

    En el departamento reconocemos dos tipos de ecosistemas, de acuerdo a su ecologa; ambientes de aguas blancas y de aguas negras. Las aguas blancas estn presentes en los tres ros provenientes de los Andes: Ama-zonas, Putumayo y Caquet; su caracterstica ms especial es tener aguas de color barroso, con-bastante sedimento y una cierta cantidad de mine-rales disueltos que en general favorece que estos ros y sus lagos tengan mejor productividad, en especial pesquera.

    El otro tipo de ambientes son las aguas negras que observamos en los innumerables ros y lagos que nacen en la llanura amaznica; entre ellos podemos citar a Loretoyacu, Atacuari, Yahuarcaca en el Amazonas, Co-tuh cerca de Tarapac, Mirit-Paran y Apaporis (La Pedrera), Igar-Paran en Chorrera y Cara-Paran en San Rafael. Estos ambientes tie-nen menor cantidad de minerales y por ello las productividades son ms bajas.

    4

    8

    12

    16

    20

    0

    50

    100

    150

    200

    250

    300

    350

    400

    450

    500

    550

    A S O N D E F M A M J J A S O N D

    Niv

    el d

    el r

    o (m

    )

    Prec

    ipita

    cin

    (mm

    )

    1995 1996

  • Introduccin15

    Geologa

    La geologa del departamento del Amazonas se caracteriza por presentar tres zonas diferenciables entre s: una al nororiente, principalmente en cercanas de La Pedrera, con afloramientos menores en Puerto Santander y el curso medio del ro Caquet, donde se encuentran rocas precmbricas pertenecientes al Escudo de Guyana (Complejo Migmattico de Mit, For-macin La Pedrera, Formacin Piraparan y el Granfiro del Tijereto); la segunda en inmediaciones de Puerto Santander y La Chorrera, donde se encuentran rocas paleozoicas pertenecientes a la Formacin Araracuara; la tercera zona corresponde a rocas sedimentarias del Terciario entre las que se distinguen la Formacin Pebas y el Grupo Arenoso de Mariame, las cuales son las de mayor extensin en el departamento.-Sobre estas unidades se encuentran depsitos aluviales del Cuaternario asociados a los ros, quebradas y caos que drenan el territorio departamental.

    Tabla 2. Unidades Geomorfolgicos del departamento de Amazonas

    Grandes paisajes Unidades geomorfolgicasrea

    SmboloHas %

    Llanura aluvial de inundacin de ros Andinenses

    Plano bajo 194615.53 1.75 A1Plano medio 223612.98 2.01 A2Plano alto 167804.07 1.51 A3

    Llanura aluvial de inundacin de ros Amazonenses

    248274.92 2.23 B

    Valles menores con influencia coluvio-aluvial

    Valles erosionables en U y en V

    610546.57 5.49 V

    Terrazas Antiguas de origen fluvial

    Terrazas bajas 265823.14 2.39 T1Terrazas medias 795655.97 7.15 T2

    Terrazas altas 239800.17 2.16 T3

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy16

    Grandes paisajes Unidades geomorfolgicasrea

    SmboloHas %

    Superficies Sedi-mentarias en pro-ceso de diseccin (colinas)

    Formas planas 55044.26 0.49 S1Formas ligeramente planas

    56636.53 0.51 S2

    Formas ligeramente onduladas

    434215.04 3.90 S3

    Formas onduladas 3925449.58 35.30 S4Formas fuertemente onduladas

    2766781.45 24.88 S5

    Formas ligeramente quebradas

    746857.59 6.72 S6

    Estructuras rocosas de origen sedimen-tario.

    Formas tabulares 22658.42 0.20 R11Formas complejas 82756.95 0.74 R12

    Estructuras rocosas de origen gneo metamrfico.

    Formas complejas 10279.41 0.09 R2

    Fuente: PORADAM, 1979 (Modificada SINCHI 2000)

    Suelos

    Segn el Mapa de Suelos del proyecto PRORADAM (1.979) en el departa-mento del Amazonas, actualizado de acuerdo a Sinchi 1988, se presentan los siguientes tipos de suelos.

    1) Suelos de los Planos Aluviales de los ros de origen Andino: suelos poco evolucionados, predominantemente inundables y mal drenados (planos bajos y medios), en los planos altos son suelos bien drenados y son cidos y de fer-tilidad moderada.2) Suelos de los Planos Aluviales de los ros de origen Amaznico correspon-dientes a-suelos poco evolucionados, inundables y predominantemente mal drenados (planos bajos); en los planos altos son suelos cidos y de fertilidad muy baja.3) Suelos de los Valles Menores con influencia coluvial correspondientes a suelos poco evolucionados, inundables y predominantemente mal drenados; son suelos cidos y de baja fertilidad.

  • Introduccin17

    4) Suelos de las Terrazas Antiguas correspondiente a suelos evoluciona-dos bien drenados, asociados con suelos ms jvenes, en algunos casos mal drenados.-Son suelos cidos de baja fertilidad en sus tres (3) planos (bajo, medio y alto).5) Suelos de las Superficies de Denudacin de origen sedimentario corres-pondientes a suelos evolucionados y muy evolucionados, de texturas finas a gruesas con diferentes grados de diseccin, y en general son suelos cidos y de baja fertilidad.6) Suelos de Estructuras rocosas de origen sedimentario y origen gneo me-tamrfico correspondientes a suelos poco evolucionados, bien a excesivamen-te drenados y predominantemente arenosos.-Los suelos son muy cidos y de fertilidad muy baja.

    En trminos generales, los suelos sobre los que se asientan las comuni-dades estudiadas corresponden a suelos de tierra firme (o no inundable) y a suelos de vrzea (inundables). Los suelos corresponden a Oxisoles de textura arcillosa, pH cido, alta concentracin de aluminio y bajos ni-veles de nitrgeno y fsforo. All el fsforo con frecuencia es el elemen-to limitante de la fertilidad suelo, el cual proviene casi exclusivamente de la descomposicin de la materia orgnica. En el caso de los suelos de vrzea, anualmente son inundados por ros de aguas blancas como el Amazonas, depositando en ellos sedimentos provenientes de los Andes a travs de los aportes de los ros tributarios andinos Ucayali, Maran y Napo, que aumentan la fertilidad de los suelos. El pulso de inundacin no est relacionado con el de lluvias locales. Los meses ms lluviosos corresponden en Leticia entre enero y abril, en tanto que los meses de menor precipitacin van desde julio hasta octubre en Leticia, mientras el perodo de aguas altas se presenta entre-marzo y mayo, y el de aguas bajas entre agosto y septiembre.

    El aporte anual de materiales de alta fertilidad y el pulso de inundacin, marcan una diferencia entre la dinmica de las comunidades rivereas y las asentadas sobre tierra firme. Las comunidades ribereas producen una mayor variedad de productos de ciclo corto sobre las vrzeas, some-tidos a periodos de escasez de comida en las pocas de inundacin. Por el contrario, las comunidades de tierra firme mantienen cultivos todo el ao, pero en suelos menos frtiles, lo que limita la produccin de especies exigentes en nutrientes.

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy18

    Vegetacin

    Actualmente la Amazonia es considerada como una de las regiones bio-geogrficas de Colombia con mayor biodiversidad. Se estima que ms del 50% de las formas vivientes del pas estn representadas all. Segn Rangel y Luengas (1995), la Amazonia Colombiana cuenta con ms de 6.500 especies vegetales representadas en orden de importancia por las familias Rubiaceae con 103 gneros y 685 especies, Leguminosae con 102 gneros y 469 especies y Melastomataceae con 43 y 277 respectivamente (Crdenas et al. 2002).

    Tipos de Bosques: Los bosques se clasifican y diferencian de acuerdo al paisaje o regin fisiogrfica donde,-estos bosques se desarrollan sobre 6 grandes regiones. Su distribucin geogrfica.-

    Segn su vegetacin se pueden definir tres tipos de bosques: 1) Bosque de Llanura Aluvial con influencia de inundacin, 2) Bosques de Terrazas y Superficies sin influencia de inundacin, y 3) Bosques de Colinas altas.

    Adems del potencial maderable de la vegetacin, se ha reconocido otras 10 categoras de uso reconocido al bosque. De las especies conocidas has-ta el momento, entre el 30 y el 38% de ellas tienen alguna utilidad otorga-da por las comunidades indgenas, lo que demuestra el enorme potencial que el bosque posee para las comunidades locales.Las categoras de uso de la vegetacin, por orden de importancia (mayor nmero de especies), son: Alimento, Medicinal, Maderable, Artesanal, Ornamental, Combustible, Industrial, Txico, Construccin, Psicotrpi-co, e Ictiotxico.

  • Introduccin19

  • Contexto global de la seguridad alimentaria

    1.

  • Contexto global de la seguridad alimentaria21

    Basados en la definicin de seguridad alimentaria dada en la Cumbre Mundial sobre la Alimentacin, los aportes de la Orga-nizacin de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimen-tacin FAO-, y los aportes que a nivel nacional han dado las entidades competentes, esta se puede definir como La disponibilidad suficiente y estable de alimentos, el acceso y el consumo oportuno y permanente de los mismos, en cantidad, calidad e inocuidad que las personas pueden hacer, bajo condiciones que permiten su adecuada utilizacin biolgica y que lleva a una vida saludable y activa.

    Con base en esta definicin se hace necesario abordar los antecedentes internacionales en el tema, la situacin alimentaria de la poblacin ind-gena del mundo, los resultados de las investigaciones nacionales y regio-nales que se han realizado y que tocan el tema de seguridad alimentaria y los hallazgos del Instituto Sinchi en el trabajo de campo como herra-mientas que enriquecen el entendimiento de la seguridad alimentaria en la regin y en especial en la poblacin indgena, como uno de los grupos ms vulnerables a no satisfacer su seguridad alimentaria.

    1.1. Contexto internacional

    La historia del hombre como especie, es reciente en el planeta (40.000 aos si tomamos al hombre de Cro-Magnon como el momento en que aparece el hombre moderno). Al igual que los dems seres vivos que lo habitan, este requiere de las condiciones mnimas de supervivencia para crecer, multiplicarse y sobrevivir en el medio. A diferencia de los dems seres vivos, el hombre tiene una condicin especial y es la de organizarse en comunidad y tener una conciencia que le permite usar los recursos del planeta como ninguna otra especie lo haba hecho hasta hoy. Esta ventaja evolutiva ha llevado a que la poblacin haya crecido a unas tasas altas, y-necesite cada vez intervenir ms el planeta y usar ms sus recursos en funcin de suplir sus necesidades bsicas.

    La supervivencia del hombre en la tierra depende directamente de la preservacin del planeta como fuente de vida, alimento y hogar. Lo cier-to es que hoy en da los recursos comienzan a ser escasos en muchos lugares, la produccin de alimentos no es suficiente para alimentar toda

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy22

    la poblacin y cada vez el nmero de habitantes con inseguridad alimen-taria es mayor.

    Los modelos que hasta hace poco se haban usado para satisfacer la cre-ciente necesidad de espacio y comida para la poblacin, han mostrado ser insostenibles y adems responsables de la perdida de las condicio-nes adecuadas del planeta para garantizar la subsistencia humana. Ante el deterioro ambiental, son muchas las reuniones internacionales que se han realizado con el nimo de corregir o minimizar la forma en que se ha venido interviniendo el planeta. Tal vez el evento ms importante en tor-no al tema fue la Conferencia de las Naciones Unidas-sobre Medio Am-biente y Desarrollo-Rio de Janeiro (1992). En ella-no solo se habl sobre el medio ambiente sino que-se lleg a la conclusin de que para satisfacer la seguridad alimentaria de la poblacin del planeta no es suficiente con producir alimentos a cualquier costo, sino que debe realizarse de manera sostenible, permitiendo asegurar los recursos actuales (de tierra, agua, semillas, etc.) a las generaciones futuras.

    Paralela a la Cumbre de Ro, se efectuaron cumbres alternativas como el Foro Global de Organizaciones No Gubernamentales donde se logr ela-borar un Tratado sobre Seguridad Alimentaria basados en que-el pro-blema de la inseguridad alimentaria a nivel mundial es el resultado de la distribucin antidemocrtica e injusta de los recursos y el acceso a ellos (tales como tierras, crditos, informacin y otros incentivos). El resulta-do de esta situacin es la concentracin de la produccin en pocas manos, con sistemas de produccin intensivos, en detrimento de otras regiones, de los pequeos agricultores y de la seguridad alimentaria local.

    Se indica que la causa principal del hambre es la pobreza crnica-en la cual no existen los recursos para comprar la comida ni el control de los re-cursos para producirla. Se ilustra cmo solo cuatro transnacionales con-trolan en 90% del mercado mundial de cereales, mientras las economas de los pases en desarrollo dependen de pocos productos exportables los cuales son vulnerables a la cada de los precios, una intensificacin de cultivos comerciales y el aislamiento progresivo de pequeos productores.

    La dependencia de importacin de alimentos y ayuda alimentaria impli-can una condicionalidad poltica, la vulnerabilidad frente a las fallas por

  • Contexto global de la seguridad alimentaria23

    su entrega, la falta de incentivos a los productores locales, la competencia con otros alimentos y los cambios en los patrones de consumo. Por ello, a pesar del significativo incremento en la produccin de alimentos-de los ltimos aos, la inseguridad alimentaria ha aumentado.

    En el Tratado que se firm se definieron algunos principios que debe te-ner la seguridad alimentaria para que exista, de los cuales resaltamos los siguientes:

    1. La seguridad alimentaria lleva a un desarrollo sostenible2. La seguridad alimentaria es un derecho humano bsico, que debe ser ase-

    gurado a travs de la autosuficiencia local, y que como consecuencia re-duzca la dependencia de alimentos importados.

    3. La comprensin de los sistemas agrcolas desde su ecologa, sus aspectos sociales y econmicos lleva a una agricultura sustentable en el marco de un desarrollo sostenible.

    4. Las formas en que los pueblos producen y consumen sus alimentos, refleja la diversidad ecolgica, cultural, poltica y social de las comuni-dades que los integran. Por su importancia esta debe ser respetada y promovida.

    5. Las formas justas y democrticas de propiedad, uso de la tierra y de ac-ceso a ella son esenciales para crear sistemas alimentarios sustentables. Para ello es indispensable el fortalecimiento de iniciativas populares en el rea de la reforma agraria y organizacin comunitaria.

    6. La mujer tiene un papel primordial en la produccin de alimentos y la res-ponsabilidad del almacenamiento de alimentos y semillas. Ella es quien aporta los vnculos culturales en el proceso de asegurar nutricin, cuida-dos e ingresos para la familia y la sociedad.

    Cuatro aos despus de la Conferencia de Ro, en la Cumbre Mundial sobre la Alimentacin Roma (1996) se afirm que la disponibilidad de alimentos suficientes para todos es un objetivo alcanzable y que por ello es intolerable que ms de 800 millones de personas en el mundo-y en particular en los pases en desarrollo no dispongan de alimentos suficien-tes para satisfacer sus necesidades nutricionales bsicas. Los suministros de alimentos han aumentado considerablemente, pero los factores que obstaculizan el acceso a ellos y la continua insuficiencia de los ingresos familiares y nacionales para comprarlos, as como la inestabilidad en la

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy24

    oferta y la demanda, las catstrofes naturales y de origen humano, impi-den satisfacer las necesidades bsicas alimentarias.

    La Declaracin en su numeral 2 indica que La gran mayora de las per-sonas desnutridas no pueden producir alimentos-suficientes (no tienen acceso suficiente a tierra, agua, insumos, semillas, plantas mejoradas, tecnologa adecuada y crdito agrcola) o no pueden comprarlos. Por eso se propuso adoptar polticas y prcticas participativas y sostenibles de desarrollo alimentario, agrcola, pesquero, forestal y rural, en zonas de alto y bajo potencial, que sean fundamentales para asegurar un suminis-tro de alimentos suficiente y fiable a nivel familiar, nacional, regional, mundial y que combatan las plagas, la sequa y la desertificacin, consi-derando de carcter multifuncional la agricultura, que den como resulta-do la reduccin del nmero de personas hambrientas a alrededor de 400 millones para el ao 2015. Cinco aos ms tarde se ratific el compromi-so en la-Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas y se insisti en bus-car alternativas para llegar a la meta trazada. Lo cierto es que ha pasado ms de la mitad del tiempo previsto para alcanzar la meta y los avances logrados son pocos. En especial no se perciben cambios significativos o sustanciales en la poblacin indgena que lleve a pensar que su situacin alimentaria mejorar en los prximos aos.

    1.2. La seguridad alimentaria de los pueblos indgenas del mundo

    La inseguridad alimentaria es un problema comn y creciente en el mun-do, y que afecta principalmente a los ms pobres o aquellos sin recursos para acceder a los alimentos bsicos que le suplan sus requerimientos nutricionales mnimos. Son muchas las polticas y acciones que se estn tomando para tratar de minimizar el nmero de personas que padecen de inseguridad alimentaria; sin embargo, una de-las dificultades es en-tender porque algunas poblaciones como los indgenas son cada vez ms vulnerables a padecerla.

    Desde la Cumbre de Ro se reconoce la poblacin indgena del mundo como una poblacin vulnerable. En el Tratado de Seguridad Alimentaria (Ro de Janeiro, 1992) se indica que es necesario prestar atencin a aque-

  • Contexto global de la seguridad alimentaria25

    llos grupos humanos sobre quienes recae una carga mucho mayor de in-seguridad alimentaria, tales como los pueblos indgenas, los refugiados, las personas desplazadas, los desempleados, los minusvlidos y los gru-pos minoritarios. Paradjicamente se reconoce que los pueblos tradicio-nalmente agrcolas poseen un conocimiento sustancial de los principios de seguridad alimentaria, que es aplicable a los sistemas de produccin sustentable. Las oportunidades de intercambio de informacin, ideas y experiencias acerca de los principios de seguridad alimentaria son esen-ciales para potenciar nuestras posibilidades de avanzar en este campo.

    No slo los gobiernos y entidades estatales han discutido el tema. Los mismos grupos indgenas han realizado varios eventos internacionales para hablar sobre seguridad alimentaria. El principal problema que han manifestado las comunidades indgenas en los diversos encuentros in-ternacionales radica en la tenencia de tierras y acceso a sus recursos naturales.

    Al respecto, en la Cumbre Continental de Pueblos y Organizaciones Ind-genas Territorio Mapuche Argentina (2005), los participantes manifes-taron que para los Pueblos Indgenas, sus-territorios, tierras y recursos son fundamentales para el desarrollo de sus culturas, ellas representan y estn interrelacionadas con su espiritualidad, culturas, costumbres, institucionalidad, tradiciones, medicinas, seguridad alimentaria y con la vida misma de sus pueblos. Las polticas estatales de desarrollo suelen promover la invasin de los territorios indgenas, la destruccin de los bosques, la extraccin depredadora de recursos del suelo y subsuelo, la contaminacin del medio ambiente, el empobrecimiento y el genocidio de los pueblos.

    Otro de los problemas sentidos, es el uso y acceso a los recursos en don-de rechazan toda apertura econmica sobre sus territorios, tierras y re-cursos naturales a los mercados nacionales e internacionales como for-ma para enfrentar la pobreza. En torno a este tema el Convenio sobre Diversidad Biolgica reconoci que el uso de tecnologas que restringen el manejo gentico en especies de cultivo, podran afectar efectivamente las prcticas tradicionales de almacenamiento de semillas para prxi-mas cosechas, el uso e intercambio de ellas entre pueblos y agriculto-res locales, infringir valores espirituales, culturales y cosmolgicos, y

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy26

    aumentar las brechas entre instituciones y la comunidad local (UNEP/CBD/COP, 2002).

    Para los pueblos indgenas el derecho colectivo a la alimentacin y so-berana alimentaria es imprescindible para la continuacin de sus cultu-ras e identidad indgena. De all que proclamen la necesidad de respetar las formas y normas tradicionales de tenencia de la tierra, rechazando la privatizacin, despojo de tierras propias y la expropiacin de recursos naturales en su territorio (Declaracin de Atitlan Guatemala, 2002; 3 Consulta Regional de la las ONG/OSC de Latino Amrica y el Caribe Guatemala 2004).

    Por ser la mujer indgena el actor ms importante en el aseguramiento de la alimentacin para su familia y comunidad, en el IV Encuentro Conti-nental de Mujeres Indgenas de las Amricas - Per (2004), las mujeres ratificaron su compromiso para retomar los valores y conocimiento y las enseanzas de sus pueblos as como la recuperacin de sus alimentos. Manifestaron adems su preocupacin por la enajenacin de sus semillas para dar paso a bancos de germoplasma y a la proliferacin de transgni-cos, rechazando as mismo la implementacin de megaproyectos que usu-fructen sus territorios, conocimientos, saberes y recursos naturales (De-claracin Continental de Mujeres Indgenas de las Amricas-Per 2004).

    1.3. Contexto nacional

    Desde 1924 hasta la fecha, Colombia ha ratificado compromisos en relacin con la disminucin de la pobreza, eliminacin del hambre, alimentacin y nutricin como derechos, entre otros temas relacionados con la seguri-dad alimentaria y nutricional. La ms reciente corresponde a la Cumbre Mundial sobre la Alimentacin (1996), cuyos compromisos reafirm en la Cumbre Mundial sobre la Alimentacin: cinco aos despus (Roma 2002) en donde Colombia se comprometi a establecer cuotas de disminucin de colombianos con hambre para el 2015. Para ello propuso reducir a 3% los nios menores de 5 aos con desnutricin global (peso para la edad), teniendo como lnea de base la informacin de 1990, que es del 10%; y reducir a 7.5% las personas que estn por debajo del consumo de energa mnima alimentaria partiendo de la lnea de base de 17% para 1990.

  • Contexto global de la seguridad alimentaria27

    Para su cumplimiento,-implement y comenz a desarrollar la Poltica Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional en todo el pas donde tom como base el Plan Nacional de Alimentacin y Nutricin que ve-na desarrollndose, dndole nuevas orientaciones y llevndolo a Poltica Nacional.

    Entre parmetros establecidos para medir el estado de la seguridad ali-mentaria de una poblacin a nivel nacional se basan en los ndices de desnutricin, talla y peso que son los ndices que toman las secretarias de salud y el ICBF; adicionalmente se relacionan con recuentos de hemoglo-bina en sangre para determinar la presencia de anemia en la poblacin. Segn la informacin suministrada por la Encuesta Nacional de Demo-grafa y Salud (2005), la situacin alimentaria de Colombia no es buena: El 36% de los colombianos presenta deficiencias por ingesta de prote-nas, el 85.5% deficiencias en la ingesta de calcio, el 22.6% deficiencias en la ingesta de vitamina C y el 32% deficiencias en la ingesta de vitamina A. La desnutricin crnica-en nios de 0 a 4 aos es del 12%. El 33.2% de estos nios presentan niveles de anemia y el 12,5% de ellos ferropenia, consideradas estas como cifras graves.

    1.4. Seguridad alimentaria de los pueblos indgenas de la Amazonia colombiana

    En la regin amaznica se han llevado a cabo recientemente dos en-cuentros indgenas. En el Primer Encuentro de Autoridades Indgenas del Amazonas-Chorrera (2004) se identificaron algunas problemticas relacionadas con la seguridad alimentaria como la prdida de especies cultivables, la disminucin de la pesca y de especies de recoleccin del bosque usadas en la elaboracin de artesanas y el poco conocimiento de procesos de transformacin y preservacin de los productos locales, en especial de los frutos.

    En el II Encuentro de Autoridades Indgenas - Chorrera (2006), se volvie-ron a tocar algunos temas relacionados con la seguridad alimentaria y en especial destacaron que si bien en la Amazonia colombiana el Estado ha entregado la administracin a las comunidades indgenas de una buena parte del territorio bajo la figura de resguardo indgena (7.749.503,3Ha

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy28

    correspondientes al 71,4% del territorio), an existe poblacin indgena sin tierra, ya sea porque sus asentamientos no son resguardos constitui-dos o porque el territorio entregado como resguardo no cobija la cantidad de tierra suficiente para toda la poblacin, existen sobre posiciones con otras formas de tenencia (parques nacionales y municipios, por ejemplo) o no incluye sitios culturales o espirituales de importancia para ellos. Ge-neralmente esta poblacin sostiene conflictos permanentes por el territo-rio con particulares y con el Estado, en donde es difcil el reconocimiento de la importancia y el valor que pueden tener los aspectos espirituales y ancestrales en el reconocimiento de un territorio como propio.

    En el caso de poseer resguardos extensos, ricos en recursos naturales, es muy difcil el control y vigilancia de estos recursos, por cuanto se ven enfrentados al robo y saqueo de los mismos por particulares, sin que en-cuentren los mecanismos suficientes, ya sean propios o del Estado, para salvaguardar los recursos de sus territorios. As mismo, las comunida-des reconocen que se han dado cambios en la produccin y la alimenta-cin de sus pueblos que no necesariamente contribuyen a su seguridad alimentaria y que por el contrario, han deteriorado la identidad propia, convirtindose cada vez ms en una sociedad de consumo. Estos cambios han llevado a la prdida de especies cultivables propias y la sustitucin de su consumo por productos que deben comprar.

    Segn la Encuesta Nacional de Demografa y Salud (2005),-para la re-gin amazonica y la Orinoquia los nios entre cero y cuatro aos pre-sentan una relacin talla/peso menor que la presentada en el resto del pas. A pesar de la oferta de pescado en la regin, los niveles de anemia y ferropenia en los nios es similar a la del resto del pas (32.9% y 12% res-pectivamente). El departamento de Amazonas presenta adems mayores ndices de deficiencia en la ingesta de protena (50.3%), calcio (96.8%), vitamina C (29.2%) y vitamina A (51.5%) que el resto del pas. Estas cifras no guardan relacin con la riqueza de agua de la regin, ni su abundancia en ictiofauna, ni su diversidad biolgica, en donde se destacan especies alimenticias nativas domesticadas por las poblaciones indgenas de im-portancia mundial como la yuca y el aj.

    Hasta hace algunos aos, los pueblos indgenas eran autosuficientes ali-mentariamente. El contacto con la sociedad blanca ha forzado, algunas

  • Contexto global de la seguridad alimentaria29

    veces voluntaria otras involuntariamente, a que cambien sus actividades cotidianas, sus sistemas productivos y su dieta, sin embargo, esta no es una circunstancia exclusiva que solo haya sido vivida por los pueblos in-dgenas. De hecho muchas sociedades han vivido extensos periodos de guerra, catstrofes naturales devastadoras e invasiones que han compro-metido no solo su seguridad alimentaria sino tambin su supervivencia. Sin embargo su cultura necesariamente no ha desaparecido (las culturas orientales por ejemplo son muy slidas a pesar de su gran desarrollo); algunas veces logra enriquecerse de las otras culturas dando origen a nuevas formas de expresar la suya y de enfrentar sus problemas (Tur-qua, Espaa, por ejemplo), lo que lleva a preguntar por qu los pueblos indgenas no han logrado reponerse de sus crisis? Por qu su cultura siempre se ve afectada con el cambio? Qu tan fuerte es la relacin entre estado de conservacin del entorno y la supervivencia indgena?

    Siempre se ha concebido la poblacin indgena como autosuficiente, ms an en la Amazonia donde existen grandes extensiones bajo resguardo y reserva forestal. Las cifras sobre el estado de nutricin de la poblacin del Amazonas frente al potencial natural de alimentos de la regin no expli-can realmente el porqu existe insuficiencia alimentaria. De all la impor-tancia de tratar de conjugar varios aspectos en un libro, que permita una mirada ms amplia y actualizada de lo que realmente est sucediendo.

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social

    2.

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social31

    En el departamento del Amazonas estn presentes las etnias ind-genas: Andoke, Barasana, Bora, Cocama, Inga, Karijona, Kawiya-r, Kubeo, Letuama, Makuna, Matap, Miraa, Nonuya, Ocaina, Tanimuka, Tariano, Ticuna, Uitoto, Yagua, Yauna, Yukuna, Yuri, entre otras, las cuales estn localizadas y organizadas en resguardos constitui-dos como propiedades colectivas. Esta diversidad de pueblos hace de ste un departamento multitnico, en el cual habitan 18.673 indgenas que constituyen el 40% del total de la poblacin a nivel departamental, que asciende a 46.950 (DANE 2005).

    Una caracterstica de los pueblos indgenas, es su organizacin espacial sobre las vas fluviales, las cuales son sus canales de comunicaciones na-turales e histricas, al igual que el uso y manejo de un sistema de produc-cin pluralista. Dicho sistema es dinamizado por cada familia indgena, toda vez que stas funcionan como unidades de produccin autnomas (UPA), responsables de su autosuficiencia alimentaria a partir de la or-ganizacin del trabajo familiar en la chagra (sistema productivo diver-sificado donde se cultivan especies transitorias y perennes, intentando reproducir los procesos sucesionales del bosque (Vlez, 1991a; Cifisam, 2005), la pesca, la cacera, la recoleccin y aprovechamiento de especies maderables y no maderables.

    2.1. Descripcin del entorno social

    En Colombia se estima que existen 1.392.623 personas indgenas perte-necientes a 93 etnias, que representan el 3.36% de la poblacin del pas (DANE 2005). As, la Amazonia colombiana alberga un crisol de socie-dades indgenas multiculturales que comparten el territorio con una po-blacin no indgena minoritaria. La subsistencia de estos pueblos en la Amazonia, se ha basado ancestralmente en la explotacin y aprovecha-miento de los recursos de la selva en diversas formas. El territorio del departamento del Amazonas se localiza en la parte centro-occidental de la Megacuenca del Ro Amazonas, la cual tiene una extensin aproxima-da de 7.352.112 Km2 (Gutirrez et al. 2004). Esta regin la integran por-ciones de las Repblicas de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Per, Surinam y Venezuela.

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy32

    El departamento del Amazonas ocupa un rea de 109.665 Km2, equiva-lente al 10% del territorio continental colombiano, representando el 23% de la Regin Amaznica colombiana y el 35% de la Subregin Suroriental de la Amazonia. Limita al norte con el departamento de Caquet y el ro Apaporis (que lo separa del departamento de Vaups), al este con la Re-pblica de Brasil; al sur con los ros Putumayo y Amazonas (que lo separa de la Repblica del Per), y al oeste con la Repblica del Per y el departa-mento del Putumayo. Pertenece a la Subregin Suroriental de la Amazonia Colombiana.-Desde el punto de vista poltico-administrativo el departa-mento de Amazonas est dividido en dos municipios, nueve corregimien-tos de orden departamental y tres inspecciones de polica (Figura 3).-

    Figura 3. Mapa de la Divisin Poltica Administrativa, fuente SINCHI 2002

    Actualmente, los nueve corregimientos, carecen de legitimidad poltico administrativa en consideracin a una sentencia de la Corte Constitu-cional en el ao 2001. Sin embargo, en el departamento estas entida-des territoriales han continuado funcionando bajo el gobierno de los co-

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social33

    rregidores nombrados por el Gobernador del Amazonas. En general, se percibe un vaco en la aplicacin de la poltica pblica sectorial, que se refleja en la imposibilidad de ser beneficiados con recursos entregados a las entidades territoriales locales para agua potable, saneamiento bsico y alimentacin escolar, segn lo establecido en la Ley 715 de 2001; y no cuentan con instrumentos de planificacin legalmente reconocidos para la definicin de usos del suelo y ocupacin del territorio, entre otros.

    El estado legal en este territorio (Figura 4) est dividido en: i) Los mu-nicipios de Leticia y Puerto Nario; ii) Veinte seis (26) resguardos ind-genas; iii) Tres (3) Parques Nacionales Naturales; iv) rea sustrada de la Reserva Forestal del Amazonas; y-v) Territorios de Reserva Forestal Ley 2de 1959 (Acosta y Salazar 2001). Muchas de estas unidades legales se sobreponen entre si, lo que se manifiesta en una alta complejidad de conflictos sociales, culturales, polticos, y econmicos.

    2.2. La Chorrera y su rea de influencia

    El Corregimiento de la Chorrera tiene una extensin de 13.078 Km2 (Acosta y Salazar 2002). Cuenta con una poblacin de 2.510 habitantes (DANE, 2005). La cabecera corregimental est ubicada sobre el curso medio del ro Igar-Paran, afluente del ro Putumayo, con una longitud de 400 Km. Admite la navegacin desde La Chorrera hasta su desembo-cadura a una distancia de 280 Km.

    Es un asentamiento antiguo, protagonista de episodios dramticos de la historia de la Amazonia Colombiana como la esclavitud y genocidio de la cauchera por parte de la Casa Arana, que causo el despoblamiento masivo, extincin de linajes, clanes y tribus enteras y la conformacin de nuevos tipos de comunidades mixtas cada vez ms dependientes de los bienes de las economas locales (Echeverri, 2000). Esta localidad, considerada la capital del Resguardo Predio Putumayo, cumple con una funcin administrativa por ser sede del gobierno corregimental y de ins-tituciones del Estado (salud, educacin, entre otras).

    Dada su ubicacin, el abastecimiento de productos e insumos de consu-mo final se efecta desde Puerto Leguzamo, el mayor proveedor, y desde

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy34

    Leticia, por va fluvial a travs del sistema transporte e intermediarios comerciales denominados los Cacharreros. Cuenta con un aeropuerto, que ofrece a la poblacin un servicio de pasajeros y encomiendas desde y hacia Leticia y Bogot.

    Esta localidad presenta una muy baja actividad econmica. Existen unas incipientes actividades de transformacin que constituyen el 1.4%, mien-tras que desde el punto de vista de los servicios (distribucin de pro-ductos de consumo final e intermedio, comunicaciones, transporte), su participacin pasa del 4.5% del total departamental (Tabla 3). Genera maderables que se comercializan en el ro Putumayo y artesanas que tienen un mercado de relativa importancia en el interior del pas.

    La construccin social de este territorio muestra que la poblacin est distribuida en aldeas reconocidas como cabildos. Actualmente, cuenta con 20 cabildos de los cuales 14 son de dominio Uitoto, siendo esta la

    Figura 4. Mapa del Estado Legal, fuente SINCHI 2.002

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social35

    etnia ms representativa del corregimiento con una presencia de 344 fa-milias (78%). En menor nmero se encuentran las etnias Bora (11%) con 48 familias, Okaina (6%) con 25 familias, Muinane (2%) con 7 familias y otras etnias (3%) con 13 familias (Tabla 4; Figura 5).

    Tabla 3. Participacin actividades econmicas por sectores y localidades. Departamento del Amazonas

    Localidad

    Sectores economicos

    NivelTransfor-macion Servicios Total

    N % N % N %Pto. Santan-der

    6 0,8 30 3,8 36 4,6 Muy Bajo

    Miriti Parana 0 0 5 0,6 5 0,6 InexistenteLa Victoria 0 0 7 0,9 7 0,9 InexistenteLa Pedrera 9 1,1 32 4,1 41 5,2 Muy BajoPto. Alegria 0 0 11 1,4 11 1,4 Casi InexistenteEl Encanto 0 0 9 1,1 9 1,1 Casi InexistenteLa Chorrera 11 1,4 35 4,5 46 5,9 Muy BajoPto. Arica 0 0 9 1,1 9 1,1 Casi InexistenteTarapac 3 0,4 36 4,6 39 5 Muy BajoPto. Nario 6 0,8 36 4,6 42 5,3 BajoLeticia 36 4,6 505 64,2 541 68,8 AltoTotal 71 9 715 91 786 100

    Fuente: Instituto Sinchi, 1998. Acosta, Gutirrez y Salazar, 2004

    Tabla 4. Etnias y poblacin en el Corregimiento de la Chorrera

    Pueblo Indigena Cabildos Familias

    Uitoto

    Santa Rosa 21San Antonio 15San Francisco 16Asociacion Nativa 16Vegsam 19

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy36

    Pueblo Indigena Cabildos Familias

    Uitoto

    Centro Chorrera 65Santa Maria 23Caisam 17Capitania 50Vista Hermosa 10Milan 24Cair 11Ocin 9Mue 23Cris 25

    BoraProvidencia 31Petane 17

    OcainaCordillera 11Ocaina 14

    Muinane Sabana 7Total 20 Cabildos 424

    Fuente: Acosta,-2004.

    Estos grupos tnicos conservan el uso del idioma propio y tienden a formarse como personas bilinges. La poblacin del corregimiento de La Chorrera como en el resto del departamento de Amazonas es una poblacin joven, donde el mayor rango de habitantes son menores de 35 aos.

    Geogrficamente los cabildos podran ubicarse en tres sectores con res-pecto al chorro que le da el nombre al sector: 1. Cabecera corregimental (Cabildo Centro, Santa Maria, Caisam, Ocim, Vegsam,-Asociacin Nativa y Capitana); 2. El chorro aguas arriba (Santa Rosa, San Antonio, San Francisco); 3. El chorro aguas abajo (Vista Hermosa, Miln, Mue, Okai-na, Providencia, Petani, Cris, Cordillera y Cair) y 4) Cabildo de Sabana, ubicada a 2 das de Centro Chorrera sobre la trocha que conduce a la localidad de Araracuara.

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social37

    2.3. Leticia y su rea de influencia

    Leticia es fundada en Abril de 1867. Es el centro urbano de mayor dimen-sin e importancia de la regin, siendo al mismo tiempo capital muni-cipal como departamental y junto con su rea de influencia, conforman una extensin de 6.176 Km2 (Acosta y Salazar 2002), que representa el 7% del total del territorio departamental.

    Est situada en el extremo sur oriental del Trapecio Amaznico en te-rritorio Colombiano, sobre la margen izquierda del ro Amazonas donde Colombia cuenta con 116 Km. de frontera con el Per. En este espacio se localiza la mayor parte de la poblacin departamental, donde los habitan-tes en la parte urbana constituyen el 35% y el 21% est asentado en su rea de influencia; en esta zona se localizan las sociedades indgenas Ticuna, Cocama, Yagua, Uitoto y Tanimuca. Igualmente el rea de influencia del municipio de Leticia incluye el sector del ro Caldern y las comunidades vecinas de Los Kilmetros va Leticia- Tarapac, Los Lagos (Yahuarcaca) y algunas sobre el ro Amazonas hasta el Parque Amacayacu.

    Es el principal puerto colombiano sobre el ro Amazonas, al cual se tiene acceso tanto por va rea como fluvial y se constituye, en el lugar de des-

    Figura 5. Etnias de la poblacin de La Chorrera

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    00%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Uitoto Bora Ocaina Muinane Otras Etnias

    79%

    11% 06%

    02% 03%

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy38

    tino de la mayor parte de la carga que se transporta por el ro Putumayo. La actividad econmica desplegada en Leticia, tiene un radio de influen-cia sobre el sur del Trapecio Amaznico y se extiende hacia las reas de frontera que comparte con Brasil y Per.

    En el municipio de Leticia, los asentamientos indgenas que se localizan sobre la ribera del ro Amazonas, se caracterizan por ser multiculturales y multitnicos, en donde la poblacin predominante es de la etnia Ticuna (35%); igualmente existen otras etnias como los Cocama (25%), Uitoto (19%), mestizos (13%), Yagua (2%), Matapi (1%), Miraa (1%) y Yucuna (1%), Guahibo (1%) (Figura 6). Esta poblacin est distribuida en 15 res-guardos indgenas que constituyen el mayor nmero de estas entidades territoriales en el departamento del Amazonas, que en conjunto suman 43.776-hectreas y donde se localizan 522 familias (3.656 habitantes) in-dgenas y no indgenas (DNP, 2004).

    La ubicacin geogrfica de estos resguardos, respecto al rea urbana del municipio de Leticia muestra contrastes en la disponibilidad de tierras para la produccin: 1) La poblacin ubicada en los resguardos indgenas ms distantes, tienen acceso a un mayor nmero de hectreas disponibles para garantizar la autosuficiencia alimentaria; 2) los resguardos localiza-dos en las cercanas de Leticia, muestran una situacin extrema porque las familias no poseen el nmero de hectreas apropiadas para mantener un ciclo agrcola, dado el acelerado crecimiento de la poblacin, lo que incide en-una escasez de tierras aptas para la agricultura y una depen-dencia econmica de la oferta de trabajo temporal en la construccin o arreglo de carreteras, fincas o viviendas (Tabla 5).

    En Leticia la economa local presenta el ms alto desarrollo y dinamismo en el contexto del Departamento del Amazonas. La transformacin de materias primas de origen agropecuario, forestal, del suelo y manufac-turero, representan el 4.6% del total departamental, an as se caracteri-za por presentar un nivel industrial incipiente. La comercializacin y los servicios por el contrario, alcanzan un desarrollo de 12 actividades que conforman el 64.2% de los establecimientos dedicados a nivel departa-mental, donde la distribucin de productos de consumo final registra el mayor nmero de negocios (50.6%), seguida por el acopio de pescado (11.3%), comunicaciones (7.6%), recreacin (7.0%).

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social39

    Figura 6. Etnias de lapoblacin de Leticia

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    Tabla 5. Resguardos indgenas en el municipio de Leticia

    Resguardo Pueblo Indgena Familias reaN has por familia(*)

    El Vergel Ticuna 8 2.525 315,6Arara, Castaal Otros Ticuna 61 12.308 202,2Mocagua Ticuna 26 5.255 201Km. 6 y 11 Carretera Leticia Tarapaca

    Uitoto 44 7.540 170,8

    Zaragoza Ticuna 33 5.560 170Santa Sofia y El Progreso Yagua 42 4.209 99,2Macedonia Ticuna 59 3.410 57,7Nazaret Ticuna 33 1.367 41,6Puerto Triunfo Ticuna 15 453 30,8San Jose del Rio Cocama 32 549 17La Playa Cocama, Ticuna 45 247 5,5San Juan de Los Paren-tes

    Ticuna 11 46 4,3

    San Antonio de Los Lagos

    Ticuna 57 188 3,3

    San Sebastian Ticuna 24 59 2,5

    00% 20% 40% 60% 80% 100%

    Tiicuna

    Cocama

    Uitoto

    Mestizo

    Yagua

    Guahibo

    Uitoto Miraa

    Matap

    Ticuna Yucuna

    Yagua Cocama

    35%

    25%

    19%

    13%

    02%

    01%

    01%

    01%

    01%

    01%

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy40

    Resguardo Pueblo Indgena Familias reaN has por familia(*)

    Isla de Ronda Cocama 32 60 1,9Total 522 43.776 83,8

    Fuente: DNP. 2004

    (*) En promedio 7 miembros por familia. Base de datos Instituto Sinchi (2005).

    Ahora, desde el ngulo del producto econmico la actividad extractiva de los recursos naturales representara el 59.6% del valor monetario ge-nerado por el total de sectores involucrados. De ese grupo, el acopio de pescado representa el 49.3 %, las maderas el 10.0 % Y otras (mineras) el 0.3 %. El sector de los servicios significa el 21.3% y las actividades agro-pecuarias de orden comercial el 17.4%, sealndose tan solo el 1.7% en las iniciativas de transformacin (Acosta, 1999).

    Los sistemas de produccin predominantes los conforman: 1) Agricultu-ra de subsistencia de sociedades indgenas en los diferentes resguardos en tierra firme y vegas de ros andinenses, ejercido por el mayor nmero de familias indgenas (37.4%) a nivel departamental y con una rea en cultivos de 5.613 hectreas; 2) produccin agropecuaria comercial, se-micomercial en sociedades mestizas, en tierra firme y en las vegas de los ros andinenses; 3) Produccin agropecuaria comercial multipropsito por mestizos, en reas de tierras firme y 4) Produccin agropecuaria de subsistencia multipropsito por mestizos, en reas de tierra firme y en vegas de los ros andinenses. Los ltimos tres sistemas de produccin practicados por el 1.8% de las unidades de produccin familiar mestizas, cuyos predios han implantado 14.094 hectreas en cultivos y praderas.

    2.4. Puerto Nario y su rea de influencia

    El municipio de Puerto Nario tiene una extensin de 1.580 Km2 (Acosta y Salazar 2000). Su capital Puerto Nario est ubicada a orillas del ro Lore-toyac, a poca distancia de su desembocadura en el ro Amazonas. En este municipio residen 6.836 habitantes (966 familias indgenas) segn el DANE (2005). A nivel urbano se localiza el 26% de la poblacin y el 74% se distri-buye en 21 asentamientos indgenas sobre los ros Amazonas y Loretoyac.

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social41

    En conjunto es la segunda poblacin ms importante del departamento del Amazonas; de la cualla poblacin urbana constituye el 3.5% y la rural el 6.4% del total departamental. Est compuesta bsicamente por las et-nias Ticuna y Cocama (Tabla 6). Su territorio se superpone al Resguardo indgena Ticuna, Cocama, Yagua de Puerto Nario Ticoya de 140.623 hectreas (Arango y Snchez 2004).

    Tabla 6. rea disponible por familia en el resguardo TICOYA del municipio de Puerto Nario

    Resguardo Pueblo Indgena Familias reaN Has por

    familia Puerto Nario Ticuna, Cocama 838 140.623 171Total 838 140.623 171

    Fuente: DNP. 2004

    Los actuales asentamientos indgenas en el resguardo Ticoya presentan un 72% de habitantes de la etnia Ticuna, 19% Cocama y el 9% Yagua (Fi-gura 7). La anterior composicin segn Oyuela-Caicedo y Vieco (1999), permite caracterizar a dichos asentamientos como aldeas indgenas, donde la mayor parte de la poblacin se identifica como miembro de un solo grupo tnico, y presentan una baja movilidad territorial.

    Los asentamientos indgenas se caracterizan por una disminucin de po-blacin en asentamientos ubicados en zonas de vrzea y su reubicacin en zonas de tierra firme, dados los atractivos de centros urbanos como Puerto Nario que ofrecen servicios sociales (salud, educacin) y/o insti-tucionales, motivos religiosos y la de mayor peso relativo como ha sido la poltica de reubicacin de resguardos (Acosta y Camacho, 2004).

    La estructura urbana es muy incipiente, pero muestra un desarrollo r-pido y equilibrado, ejerciendo una labor administrativa con la presencia de instituciones pblicas y militares. En la parte rural, los asentamientos han evolucionado en forma nucleada, de manera que sus 21 parcialidades son poblados de fundacin muy reciente.

    La actividad econmica desarrollada se encuentra articulada al sistema econmico regional de mayor dinamismo con centro en Leticia, predo-

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy42

    minando actividades agropecuarias y de extraccin de los recursos natu-rales. Sin embargo, una buena parte de la produccin se dirige a suplir la autosuficiencia alimentaria de las familias indgenas y mestizas.

    La actividad econmica desarrollada si bien es la segunda a nivel depar-tamental se considera baja. Predominan las actividades comerciales y de servicios (4,6%), cuyos establecimientos familiares son tpicamente in-formales de relativa consolidacin. Las incipientes actividades de trans-formacin representan tan solo el 0.8% del total departamental.

    Puerto Nario genera excedentes agropecuarios, pesqueros, madereros, artesanales, los cuales son acopiados en Leticia a travs de un transpor-te fluvial heterogneo, cuyos excedentes son controlados por unos po-cos comerciantes. Igualmente Puerto Nario tiene un cierto intercambio comercial con el Per, que se expresa en captar mano de obra, acopiar productos agropecuarios, pesqueros y forestales.

    En Puerto Nario, casi toda la produccin es primaria. Se distinguen dos grandes grupos de formas de produccin: 1) Agricultura, pesca, cacera, extraccin de especies maderables y recoleccin de no maderables, a ni-vel de subsistencia y comercial de baja intensidad de sociedades indge-nas, en reas de tierra firme y vegas de ros andinenses y amazonenses,

    00%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Ticuna Cocama Yagua

    72%

    19%

    09%

    Figura 7. Etnias de la poblacin de Puerto Nario

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social43

    lo ejercen la segunda poblacin de las unidades de produccin familia-res indgenas (11.4%) a nivel departamental y con un rea en cultivos de 1.704 hectreas; 2) Produccin agropecuaria de subsistencia y comercial de baja intensidad, pesca artesanal comercial y extraccin selectiva de maderas finas comerciales de baja intensidad, desarrollada por unidades de produccin familiares-mestizas que representan el 0.5% con un rea agrcola de 1.060 hectreas.

    Se destacan los cultivos de yuca, pltano con una notable y secular adap-tacin, formando parte de los huertos habitacionales de las chagras de los distintos asentamientos. Son igualmente importantes el maz y el arroz cultivado comercialmente en las zonas de vrzea.

    La explotacin de los recursos madereros se lleva a cabo por pequeos grupos, y se caracteriza por una explotacin selectiva de una gama varia-da de especies preciosas y semipreciosas. La pesca artesanal comercial en Puerto Nario, hace parte del Sistema de produccin indgena. Sin embargo, existe una tendencia en la zona de Puerto Nario donde el 35% de los pescadores le dedican un tiempo total a la actividad; son migrantes provenientes del Per, del territorio del Trapecio Amaznico y de la Re-gin Andina de Colombia. Utilizan artes de pesca simples (77.8 % de los casos), predominando la cuerda. Los excedentes se comercializan en los acopiadores comerciales de la localidad.

    2.5. Relaciones de dependencia urbano rural

    Leticia muestra un incipiente proceso de articulacin urbano-rural, pero no puede afirmarse lo mismo del resto de cabeceras corregimentales y sus reas circundantes. Existe una vasta territorialidad que ha sido el asiento de las comunidades indgenas, y zona de extraccin de recursos por colonos y aventureros. La figura jurdica que respalda la propiedad es el resguardo, el cual presenta una extraordinaria evolucin desde la Constitucin de 1991 que dio instrumentos para su consolidacin, una de estas manifestaciones es la aparicin de cabildos y organizaciones que promueven los intereses de la comunidad, la elaboracin de Los Planes de Vida los cuales se constituyen en sus propios planes de desarrollo, entre otras.

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy44

    La zona rural, predominantemente selvtica y habitada por comunida-des indgenas, en forma lenta se viene incorporando a actividades mercan-tiles encargndola del abastecimiento de alimentos y algunos bienes de consumo bsico para los centros poblados (yuca, pltano, frutas, carne de cacera, etc), que los est conduciendo a sustanciales cambios en las con-diciones de produccin, organizacin sociocultural, salud y alimentacin.

    De acuerdo a las condiciones propias de cada asentamiento se pueden clasificar en asentamientos de baja y de alta dependencia del merca-do. Los asentamientos de baja dependencia del mercado generalmente corresponden a comunidades con sistemas de produccin indgena de chagra, caracterizados por un contacto mnimo con el mercado de bienes de los blancos (produccin de algn excedente comercializable para obtener un ingreso que permita la adquisicin de herramientas, artculos de cocina, alimentos procesados y vestido) y en ocasiones, con el merca-do laboral a travs de la venta de mano de obra.

    De stos asentamientos de baja dependencia, en la zona de Leticia, son tpicos los asentamientos de los Ticuna de Arara, Santa Sofa, y Nazareth (ro Amazonas y afluentes). Es importante anotar que entre estos asen-tamientos se encuentran las fincas ganaderas ms intensivas en capital, que han generado procesos de deterioro de las cuencas a causa de la tala indiscriminada para la adecuacin de potreros, que generalmente no pre-sentan buen rendimiento y parecen estar desapareciendo, como conse-cuencia de la degradacin de suelos y quebradas.

    En contraposicin se tiene que los asentamientos de alta dependencia del mercado, se caracterizan por estar integrados a los sistemas y relaciones comerciales, laborales, culturales y en general econmicas, establecidas por parte de los centros urbanos en un proceso dinmico de formacin de mercado en el que se interrelacionan los actores que desean ofrecer o comprar un determinado bien o servicio.

    En cercanas a Leticia, pueden destacarse los asentamientos de los Ticuna del kilmetro 6, San Sebastin de los Lagos, San Juan de los Lagos, Castaal y la Cholita; dichos asentamientos se caracterizan por el agotamiento del suelo y de la produccin, a causa de la imposibilidad de descansar la tierra y rotar los suelos adecuadamente, as como en la caza, pesca y recoleccin.

  • Pueblos indgenas en el Amazonas y su entorno social45

    Puerto Nario por su condicin de cabecera municipal e importante con-centracin de poblacin, ejerce como un punto de relevo entre Leticia y los asentamientos que se hallan en el Per como Caballo Cacha. Adems de la mayor oferta de servicios sociales y econmicos que posee, cada vez articula en mayor grado la produccin de chagras a los circuitos mercan-tiles articulados por el ro Amazonas.

    El de La Chorrera, muestra una incipiente relacin con sus reas rurales pues las comunidades indgenas que se ubican en sus inmediaciones, es-tn dedicadas a la produccin en el sistema agrcola de chagra, generan-do bajos excedentes para la comercializacin.

  • La unidad familiar indgena como unidad de produccin

    3.

  • La unidad familiar indgena como unidad de produccin47

    E l siglo XX ha significado para el mundo un escenario de cam-bios y afirmaciones culturales. La familia no ha sido ajena a estos cambios culturales, establecindose nuevas tipologas familiares, cambios en las relaciones existentes entre sus miembros y en las fun-ciones que la sociedad le impone. La dinmica familiar colombiana se ha ido adaptando a nuevos tiempos y contextos socioeconmicos, en los que conviven aspectos modernos y tradicionales de sus estructuras, fun-ciones y roles (Echavarra et al. 2006). Adicionalmente, problemas tan complejos como el hambre, la pobreza, las enfermedades, el desempleo, la exclusin social, las violaciones de los derechos humanos y la violencia confrontan la estructura familiar, conllevando a una continua reorgani-zacin a medida que aumenta el ritmo de las transformaciones a las que se ven envueltos.

    En ese sentido, la familia es una institucin dinmica, cambiante, sensible a las transformaciones econmicas, polticas, sociales y culturales. En ge-neral, conserva su funcin socializadora, sin embargo los elementos cohe-sionadores de la misma y por ende de la sociedad en general como los va-lores, normas y modelos de comportamiento, que se transmiten a travs de ella, estn en un continuo proceso de cambio. Se observa que las familias se adaptan a nuevas formas de supervivencia, reagrupndose, compartien-do espacios entre parientes, e incluso con personas sin nexos de parentes-co. Todos estos factores de cambio entran en juego en un contexto donde la cultura, las costumbres, las creencias y otro tipo de variables inciden en el comportamiento de las personas y la estructura de las familias, como es el caso de las familias indgenas del departamento del Amazonas.

    Un rasgo sobresaliente de este departamento tiene que ver las particula-ridades del estado legal del territorio: ms del 77% pertenece a los res-guardos indgenas; el 17% a parques naturales nacionales; 5% reas de reserva forestal y el 1%-a reas privadas de uso agropecuario; determinan las condiciones de ocupacin e intervencin del mismo. Lo anterior hace que ste en trminos de su construccin social y crecimiento econmi-co presente un desarrollo socioeconmico altamente heterogneo y di-ferencial; esta condicin se ilustra a travs de la identificacin de cinco unidades socioterritoriales y econmicas diferenciadas de acuerdo con la densidad poblacional, el nivel de cobertura de servicios y su capacidad productiva (Acosta y Salazar, 2001), como se muestra a continuacin:

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy48

    Tabla 7. Unidades socioterritoriales en el departamento del Amazonas

    Unidades rea de influencia Descripcin

    Consolidacin de un proceso socioeconmico (USC 1)

    Municipio de Leticia

    Mayor densidad de poblacinMayor cobertura de servicios socialesMayor infraestructura fsica y de comunicacionesMayor nivel de desarrollo econmicoMenor restriccin para usos agrco-las y pecuarioMayores potencialidades de conso-lidacin de actividades productivas

    Conformacin de un proceso socioeconmico (USC 2)

    Municipio de Puerto Nario

    Densidad media de poblacinBaja cobertura de servicios socialesBaja infraestructura fsica y de co-municacionesBajo potencial de capacidad de sec-tores productivosMayores restricciones ambientales para usos agrcolas y pecuario

    Dbil conforma-cin de un proceso socioeconmico (USC 3)

    Corregimientos: Puerto Santander, La Pedrera, La Chorrera y Tara-pac

    Muy baja densidad de poblacinMuy baja de servicios socialesMuy baja infraestructura fsica y de comunicacionesMuy bajo potencial de capacidad de sectores productivosMayores restricciones ambientales para usos agrcolas y pecuario

    Muy dbil con-formacin de un proceso socioeco-nmico (USC 4)

    Corregimientos de Mirit-Paran, La Victoria, Puerto Alegra, El Encan-to, Puerto Arica,

    Muy baja densidad de poblacinMuy baja de servicios socialesInexistente infraestructura fsica y de comunicacionesMuy bajo potencial de capacidad de sectores productivosMayores restricciones ambientales para usos agrcolas y pecuario

  • La unidad familiar indgena como unidad de produccin49

    Unidades rea de influencia Descripcin

    Sin intervencin antrpica (USC 5),

    Interfluvios de las principales cuen-cas hidrogrficas

    No presentan intervencin y presencia de grupos humanos de manera evidente

    Fuente: Acosta, Salazar, 2001.

    Figura 8. Mapa de las Unidades socioterritoriales en el departamento del Amazonas

    Fuente: Acosta, Salazar, 2001.

    La construccin social del territorio en el departamento del Amazonas, muestra diferencias significativas de acuerdo con la localizacin y volu-men de la poblacin, es el caso de los municipios de Leticia y Puerto Na-rio donde se asienta ms del 60% de la poblacin departamental, el cual contrasta con la localizacin y volumen del 40% de la poblacin de los corregimientos departamentales como es el caso de La Chorrera.

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy50

    Una de las diferencias ms significativas est dada por el espacio fsico donde se asientan las familias que es inversamente proporcional al volu-men de poblacin por localidad. Es decir, mientras el 60% de la misma ocupa el 7% de la extensin departamental, 40% restante se ubica en el 93% del rea departamental, caracterizndose por ser asentamientos al-tamente dispersos y habitados por pequeos ncleos poblacionales. Con-trastes como los anteriormente mencionados, reflejan de igual forma una tendencia a la diversificacin en la composicin familiar.

    Segn el conocimiento que se tiene a cerca de las dinmicas sociales, se sabe que en estos territorios ha predominado la conformacin de familias extensas, la cuales se organizan tradicionalmente de acuerdo con normas de filiacin determinadas por cada grupo tnico. Tradicionalmente la fa-milia indgena se caracteriz por la conformacin de familias extensas unidas por lazos de parentesco (consanguinidad y alianza matrimonial) que compartan una maloca y las responsabilidades de produccin y ali-mentacin para todo el asentamiento. De all la importancia que tenan los clanes y las reglas para establecer relaciones entre ellos y entre fami-lias. De esta forma, la capacidad de mano de obra para las labores de la chagra, pesca, cacera y recoleccin era suficiente, logrando tener chagras diversas, grandes, bien cuidadas, con buena provisin de pesca o caza para todos y con jornadas de recoleccin y de trabajo que permitan la movilidad de suficientes materiales y frutos.

    Sin embargo, las aproximaciones con estas poblaciones a travs de dife-rentes trabajos de campo en el departamento en los ltimos aos, han per-mitido observar otras prcticas en la conformacin de familias, en las que prevalecen al interior de cada una y entre ellas redes de solidaridad para el desarrollo de actividades productivas, como en la apertura, siembra y man-tenimiento de las chagras, la cacera, la pesca y la recoleccin de especies maderables y no maderables del bosque. Tal vez este es uno de los cambios ms importantes sufridos por la poblacin indgena que lleva a entender la insostenibilidad de los procesos de produccin y autosuficiencia de las comunidades indgenas. Actualmente se reconoce adems de las familias extendidas (que ya no viven en una misma maloca), varios tipos de nuevas unidades familiares, que a su vez se traducen en nuevas unidades de pro-duccin. En ese sentido, la tipologa de familias para las tres localidades y sus reas de influencia en el departamento del Amazonas son las siguientes:

  • La unidad familiar indgena como unidad de produccin51

    1. Familias extensas conformadas por abuelos, padres e hijos que habitan la misma vivienda y comparten los productos de la chagra y de otras activi-dades productivas.

    2. Familias extensas modificadas conformadas por varias familias que com-parten un mismo techo, comparte la misma cocina, pueden compartir o no los productos de la chagra y de otras actividades productivas pero se identifican como unidades familiares independientes

    3. Familias nucleares con lazos de consanguinidad en primer grado (Padres e hijos) que habitan la misma vivienda y comparten los productos de la chagra y de otras actividades productivas (pesca, caza, recoleccin de fru-tos; venta de productos y artesanas).

    4. Familias monoparentales, las cuales pueden ser de varios tipos: Conformada por el padre o la madre (cabeza de familia) y uno o varios

    hijos, habitan la misma vivienda, comparten los productos de la chagra y de otras actividades productivas.

    Conformada por un hijo (cabeza de familia) y el padre o la madre, habi-tan la misma vivienda, comparten los productos de la chagra y de otras actividades productivas.

    3.1. Caractersticas de las unidades familiares de La Chorrera

    Las familias pertenecientes a cada uno de los cabildos del corregimiento de La Chorrera, conforman al interior de estos una familia extensa con centro en la maloca, ya que en trminos generales estas se encuentran unidas por lazos de parentesco (consanguinidad o alianza matrimonial), seudoparentesco (compadrazgo) y amistad (vecindad) con la autoridad tradicional. En trminos generales, la poblacin del corregimiento es po-seedora de un conocimiento tradicional que les ha permitido un uso y manejo sostenible del medio natural circundante y sus recursos; de los espacios de produccin, caracterizndose por ser unidades de produc-cin de autosuficiencia alimentaria.

    No obstante, dados los vnculos de stas con la sociedad nacional y la economa local, vienen presentando transformaciones en su estructura interna, predominando actualmente las familias nucleares con vivienda y produccin de subsistencia independiente. Se observan tambin, fa-

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy52

    milias extensas y extensas modificadas conformadas por varios ncleos familiares bajo un mismo techo, la cual se define actualmente como la vivienda neoamaznica, y en menor proporcin familias monoparentales con vivienda y produccin de subsistencia independiente (Figura 9).

    Estas unidades de produccin autnomas familiares estn constituidas en promedio por 5 integrantes. La cantidad de hijos por familias esta ex-presado bsicamente en dos grupos, el primero de estos est representa-do por ms del 50% de las familias con un mximo de tres hijos; el segun-do grupo concentra alrededor del 38% de las familias que tienen entre 4 y 6 hijos (Figura 10). Lo anterior muestra la tendencia de la poblacin del corregimiento a la conformacin de familias nucleares con diferentes repercusiones en las modos tradicionales de organizacin sociocultural y en los sistemas de produccin.

    Su vinculacin con la sociedad nacional les ha permitido el acceso a servi-cios pblicos, principalmente a aquellos de ndole social como la salud y la educacin. Es as como el 55% de la poblacin encuestada ha cursado o est cursando la educacin bsica primaria y el 15% con educacin bsica secundaria (completa o incompleta). Se resalta la presencia de norma-listas, universitarios y posgraduados que ascendan en el ao 2005 a un

    00%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Nuclear Extensa Extensa M Monoparental

    76%

    16%

    02% 05%

    Figura 9. Tipologa de familias en La Chorrera

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

  • La unidad familiar indgena como unidad de produccin53

    poco ms del 1% de la poblacin (Figura 11), siendo un nmero importan-te en trminos del aislamiento y condiciones limitadas que este corregi-miento tiene para acceder a estos niveles de educacin.

    3.2. Caractersticas de las unidades familiares de Leticia

    Las unidades de produccin autnomas del municipio de Leticia, son en general familias que conforman al interior de cada poblado y entre po-blados (resguardos y cabildos) redes de parentesco, seudoparentesco y vecindad. Si bien en estos asentamientos predominan las familias nu-cleares, es posible identificar otras formas de organizacin familiar como las familias extensas y monoparentales como lo muestra la figura 12.

    Las familias indgenas de Leticia, estn conformadas en promedio por siete integrantes, siendo los hijos la poblacin que ms individuos aporta a cada familia. Esta poblacin esta expresada en tres grupos, el primero representa el 40% de las 93 familias encuestadas, con un nmero mxi-mo de seis hijos. El segundo grupo concentra el 34% de las mismas con

    Figura 10. Nmero de hijos por familia en La Chorrera

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    00%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    0 1-3 4-6 7-9 10-12

    05%

    53%

    38%

    03% 00%

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy54

    un mximo de tres hijos. En el tercer grupo estn aquellas familias (14%) que tienen entre siete y nueve hijos. Cabe anotar que el 10% las unidades productivas indgenas de este municipio no reporto hijos y el 2% de las mismas reporto hasta 12 hijos (Figura 13).

    00% 20% 40% 60% 80% 100%

    Primaria

    Edad de no estudio

    Secundaria

    No estudio

    Univesitario

    Normalista

    Posgrado

    55%

    20%

    15%

    08%

    01%

    00%

    00%

    00%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Nuclear Extensa Extensa M Monoparental

    56%

    39%

    02% 03%

    Figura 11. Nivel de escolaridad de la poblacin de La Chorrera

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    Figura 12. Tipologa de familias en Leticia

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

  • La unidad familiar indgena como unidad de produccin55

    Figura 13. Nmero de hijos por familia en Leticia

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    Los miembros de las unidades de produccin autnomas familiares que habitan los cabildos indgenas de Leticia, no obstante los continuos pro-cesos de cambio en los que se han visto inmersos en los ltimos aos, conservan en la actualidad el conocimiento tradicional heredado por sus ancestros, que les ha permitido mantener fundamentalmente sus siste-mas de produccin de autosuficiencia alimentaria. Este conocimiento tradicional convive con el conocimiento adquirido por esta poblacin gracias al acceso de esta a los diferentes programas y niveles de educa-cin institucional. Es as como el 55% de sta ha cursado o est cursando la bsica primaria y el 16% reporto igual condicin para la bsica secun-daria (Figura 14).

    Es importante destacar que aun cuando las posibilidades de acceder a estudios universitarios en el municipio de Leticia son mayores, dada la posibilidad de acceder a varias universidades en la ciudad de Leticia, la cantidad de indgenas que acceden a la educacin superior es muy baja, an comparada con lugares con menos facilidades de acceso a este servi-cio como el corregimiento de La Chorrera, lo que demostrara que existen otros factores externos que llevan a que esta opcin no sea considerada como una oportunidad para las familias indgenas de lograr un mejor futuro.

    00%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    0 1-3 4-6 7-9 10-12

    10%

    34% 40%

    14%

    02%

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy56

    3.3. Caractersticas de las unidades familiares de Puerto Nario

    Al igual que en el municipio de Leticia, en el municipio de Puerto Nari-o las unidades de produccin autnomas son en general familias que conforman al interior de cada poblado y entre poblados (resguardos y cabildos) redes de parentesco, seudoparentesco y vecindad. Si bien en estos asentamientos predominan las familias nucleares, es posible iden-tificar otras formas de organizacin familiar como las familias extensas y monoparentales como lo muestra la figura 15.

    Las familias indgenas de Puerto Nario, estn conformadas en prome-dio por siete integrantes, siendo los hijos la poblacin que ms indivi-duos aporta a cada unidad de produccin autnoma. Esta poblacin esta expresada en tres grupos, el primero representa el 38% de las 65 familias encuestadas, con un nmero mximo de 3 hijos. El segundo grupo con-centra el 38% de las mismas con un mximo de seis hijos. En el tercer grupo estn aquellas familias (14%) que tienen entre siete y nueve hijos. Cabe anotar que el 9% las unidades productivas indgenas de este muni-cipio no reporto hijos (Figura 16).

    Figura 14. Nivel de escolaridad de la poblacin de Leticia

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    00% 20% 40% 60% 80% 100%

    Primaria

    Secundaria

    No estudio

    Edad de no estudio

    Univesitario

    Hogar comunitario

    Normalista

    Posgrado

    55%

    16%

    14%

    14%

    00%

    00%

    00%

    00%

  • La unidad familiar indgena como unidad de produccin57

    Figura 15. Tipologa de familias en Puerto Nario

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    Figura 16. Nmero de hijos por familia en Puerto Nario

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    Los miembros de las unidades de produccin autnomas familiares que habitan los cabildos indgenas de Puerto Nario, no obstante los conti-nuos procesos de cambio y aculturacin en los que se han visto inmer-sos durante aos, conservan en la actualidad el conocimiento tradicional heredado por sus ancestros, que les ha permitido mantener fundamen-talmente, sus sistemas de produccin de autosuficiencia alimentaria. El

    00%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    Nuclear Extensa Extensa M Monoparental

    66%

    28%

    03% 03%

    00%

    20%

    40%

    60%

    80%

    100%

    0 1-3 4-6 7-9 10-12

    09%

    38% 38%

    14%

    00%

  • Seguridad alimentaria en comunidades indgenas del Amazonas: ayer y hoy58

    conocimiento tradicional convive e interacta con el conocimiento de n-dole acadmico adquirido por esta poblacin por el acceso de sta a los diferentes programas y niveles de educacin institucional.

    Es as como el 49% de la poblacin ha cursado o est cursando la bsi-ca primaria, el 11% reporto igual condicin para la bsica secundaria; el 20% no tena edad suficiente para el acceso a la educacin institucional; el 6% de la poblacin haba ingresado a hogares comunitarios y el 14% report no haber estudiado (Figura 17).

    Figura 17. Nivel de escolaridad de la poblacin de Puerto Nario

    Fuente: Encuesta proyecto RESA 2005

    Entre los encuestados, no se encontr poblacin que hubiera accedido a estudios de post-grado ni normalistas, por lo que el grueso de Encuesta Nacional de Demografa y Salud (2005) la poblacin ha cursado estudios bsicos.

    En conclusin, las familias pertenecientes a cada uno de los resguardos y cabildos indgenas de las tres localidades, no obstante la tendencia a la conformacin de familias nucleares, se reconoce que la construccin social del territorio sigue fundamentada en la vigencia de la familia ex-tensa. Esta ltima, entendida no necesariamente como una unidad ha-bitacional, sino como una unidad social cuya importancia radica en el mantenimiento y fortalecimiento al interior de cada poblado y entre po-blados, de lazos de parentesco (consanguinidad o alianza matrimonial),

    00% 20% 40% 60% 80% 100%

    Primaria

    Edad de no estudio

    No estudio

    Secundaria

    Hogar comunitario

    Normalista

    Univesitario

    Posgrado

    49%

    20%

    14%

    11%

    06%

    00%

    00%

    00%

  • La unidad familiar indgena como unidad de produccin59

    seudoparentesco (compadrazgo) y amistad (vecindad). Esta relacin en-tre familias, puede entenderse, entre otras razones, como una estrategia para el fortalecimiento de los sistemas tradiciones de produccin base de su seguridad alimentaria, ya que se favorece el trabajo asociado, el intercambio de semillas y productos, y la redistribucin social de la pro-duccin.

    En conjunto, en las tres localidades, las unidades de produccin autno-mas se conforman en promedio por seis integrantes. El mayor nmero de miembros al interior de una familia est representado por el nmero de hijos. Lo anterior se evidencia dado que en el 42% de las familias existen de uno a tres hijos y en el 39% de cuatro a seis hijos, pudindose establecer un promedio de cuatro hijos por familia. Adems de estos dos grupos en los que se concentra el 81% del total de la poblacin encues-tada, se tiene que el 19% restante de la misma, agrupa a dos sectores de la poblacin de acuerdo a la presencia o no de hijos al interior de cada familia. El primero-de stos, concentra al 11% de las familias cuyo nmero de hijos es mayor de seis; el segundo grupo, representado por el 8% de las familias, corresponde a aquellas unidades de produccin autnomas que no reportaron hijos, bien sea porqu