Rompiendo el molde

download Rompiendo el molde

of 48

  • date post

    28-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    230
  • download

    2

Embed Size (px)

description

El Camino de la Abstracción Geométrica en Europa del Siglo XX

Transcript of Rompiendo el molde

  • Queda prohibida salvo excepcin prevista en la ley la reproduccin (electrnica,

    qumica, mecanica, ptica, de grabacin o fotocopia), distribucin, comunica-

    cin publica y transformacin de cualquier parte de esta publicacin sin la previa

    autorizacin escrita e los titulares de la propiedad intelectual y de la Editorial. La

    infraccin de los derechos mencionados puede ser constituvia de delito contra

    la propiedad intelectual (arts. 270 y siguientes del Codigo Penal).

    rompiendo el molde

    El camino de la Abstraccin geomtrica en la Europa del siglo xx

    Elpel Editorial, S. A. Santiago, 2010.

    Avda. Ral Labb 13390, Santiago.

    ISBN: 86-992-123-77-8.

    Deposito legal: B.22.329-2010.

    Fotocomposicion: Santiagofoto, Chile.

  • rompiendo el molde

    El camino de la Abstraccin geomtrica en la Europa del siglo xx

    Traduccin de renato espinosa

  • 5/

    Es verdad que el representante ms claro del abstraccionismo geomtrico es Mondrian, tambin es cierto que el mayor centro de la cultura abstracta, de la bsqueda y de la elaboracin terica, as como del abstraccionismo como movimiento, fue, inicialmente, tanto la Rusia de los aos inmediatamente anteriores a la Primera Guerra Mundial como la joven Repblica Sovitica de los aos que siguen inmediatamente a la Revolucin de Octubre. En efecto, en ese pas, primero entre 1905 y1914 y, ms tarde, entre 1917 y 1925, el abstraccionismo se difundi ampliamente, orientndose segn tes corrientes funda-mentales que tomaron los nombres del rayonismo, suprematismo y constructivismo. Hasta 1905 el arte y la literatura rusos haban sido fieles sin vacilaciones al realismo del siglo XIX. La revolucin democrtico-burguesa todava no se haba hecho en Rusia, y, por tanto, el mpetu revolucionario perduraba de varios modos, creando fuertes lazos entre pueblo e intelectuales. El poder zarista, sin embargo, resisti el ataque y sali victorioso de l. La brutalidad de la represin derrib muchos sueos humanitarios y oblig a estos hijos prdigos de la burguesa a abandonar la lucha, a refugiarse en s mis-mo y a buscar apoyo en doctrinas msticas. En este perodo, se rompe la tradicin cul-tural del realismo. Las ltimas experiencias del decadentismo occidental se desarrollan entonces en Rusia con increble rapidez y dan vida a las experiencias ms dispares, al individualismo ms exasperado, a los juegos intelectuales y a las alquimias estticas ms aventuradas. Y en este clima brota y crece en breve tiempo la semilla de la vanguardia, trenzando sus ramas con la vegetacin decadente. En aquellos aos, la vida artstica de Mosc era bastante intensa. Nada de lo que se haca en Pars era ignorado. Sin embargo, los artistas rusos no se limitaron a acoger las nuevas experiencias occidentales, sino que intentaron desarrollarlas de modo original, Y precisamente de este esfuerzo creativo, que tena como base, sobre todo, la leccin cubista, naci el abstraccionismo geomtrico.

    Introduccin

  • abstraccin y realidadrevolucionarios rusos

    e iconoclstas holandeses

    8

    11

    al lmite de la nadakasimir malevich

    16

    18

  • indice

    el mundo prounel lissitzky

    24

    26

    la armona de la geometrapiet mondrian

    Influencia continuada de De Stijl

    32

    34

    42

  • abstraccin

    y realidad

  • abstraccin y realidad 11/

    Es un viejo sueo de los artistas que la creacin de un entorno mejor y ms bello promueva el surgimiento de un ser humano nuevo y ms noble. Esta idea utpica tiene races metafsicas en el hecho de que est relacionada con las doctrinas religiosas de la salvacin. Estos sueos han mantenido su influencia hasta el momento presente, especialmente entre los arquitectos. Por tanto, el hecho de que la arquitectura del siglo xx fuera influida por un estilo de arte antiindividualista que reclamaba el establecimiento de un nuevo orden universal no es sorprendente. El suprematismo ruso y su sucesor, el constructivismo, as como el movimiento holands De Stijl tenan sus bases en un intento de cambiar el mundo y de crear un arte funcional y normativo. Todos los artistas implicados en ambos movimientos -con la excepcin de Kasimir Malevich- rechazaron los conceptos tradicionales de las bellas artes como suficientes por s mismos. Ambos movimientos imaginaron un arte universal y colectivo para todos, un arte aplicado en el mejor sentido, alejado de todo individualismo y subjetividad. No

    kasimir malevich/ Pintura suprematista, 1915.leo sobre tela 101,5 x 62 cm/ Amsterdam, Stedelijk Museum.

    se puede imaginar un contraste ms grande con las fantasas y los xtasis de los surrealistas. El constructivismo ruso, especialmente en su fase suprematista, basado en el anarquismo prevolucionario y ms tarde condenado por Lenin, se podra denominar como el lado romntico del movimiento, mientras que la variante holandesa represent l lado clsico, con su nfasis idealista y espartano. El suprematismo y el constructivismo tenan una tendencia hacia lo infinito y absoluto, en que el suprematismo exhiba una inclinacin ms mstica y pattica y el constructivismo una ms bien futuro-lgica y tecnolgica. Los artistas de De Stijl se orientaron hacia el plano exactamente definido y delineado. Pero tanto si se trataba de la estructura pictrica dinmica de los rusos o de la estructura esttica de los holandeses, todo se orientaba a conseguir el mximo bien para la mayora, una ambicin utpica que se refleja simblica-mente en los temas de sus obras. La creencia ampliamente difundida de que en Europa existan dos culturas diferentes y mutuamente ajenas fu una hiptesis in-

    Revolucionarios Rusos e iconoclstas Holandeses

  • abstraccin y realidad12 /

    mijail larionov/ Rayonismo, 1912-1913leo sobre tela 52,5 x 78,5 cm/ Ufa, Baschkirski Muzei.

    sostenible mucho antes de los radicales cambios polticos de finales de los aos ochenta y principios de los noventa. Se difundi como opio para el pueblo a ambos lados del Teln de Acero durante la Guerra fra, que fue provocada por la clebre Conferencia de Yalta de febrero de 1945. El arte fue utilizado por las ideologias opuestas como un instru-mento de propaganda poltica; el chovinista realismo socialista por un lado, y por el otro el arte abstracto, que se presentaba como un smbolo de la libertad del Oeste. Se tendi a pasar por alto un simple hecho: que el arte oficialmente sancionado no era el nico arte que exista ms all de la frontera, y que ni las dictaduras del Este de Europa ni la Unin Sovitica gobernada por Stalin consiguie-ron suprimirlo por completo. La historia del arte europeo del siglo xx, como seala Riszard Stanislawski, se apoyaba en la inspiracin recproca, en un continuo intercambio de ideas entre Este y Oeste. La cuestin de las prioridades es controvertida, pues stas cam-biaban continuamente. Estas cuestiones tuvieron por primera vez

    una amplia difusin pblica a finales de los aos setenta y principios de los ochenta en la Pars-Mosc, una exposicin a cargo de Pontus Hulten organizada en el Centre Pompidou de Pars y en el Museo Pushkin de Mosc. Es tan seguro que los cuadros franceses comprados por los coleccionistas rusos Mijail Morozov y Serguei Shchukin influyeron enormemente en la primera vanguardia rusa como que resulta innegable que la pintura abstracta occidental se-ra algo completamente diferente sin iurlionis, Kupkay Kandinsky o De Stijl sin el suprematismo y el constructivismo ruso. Tambin el arte de muchos emigrados que adquirieron fama en el Oeste se ba-saba claramente en tradiciones del Este. Esto es tan cierto en el caso del escultor rumano Brancusi como en el del artista ruso Chagall, o en el del pintornacido en Polonia Roman Opalka, por no mencionar a Wtali Komar/Alexandr Melamid e Ilya Kabakov, que hace aos que cambiaron Rusia por los incentivos del oeste americano. La larga ausencia, en parte condicionada polticamente, del arte del Este europeo de los museos occiden tales ha tendido a no dejarnos

  • abstraccin y realidad 13/

  • kasimir malevich/ Pintura suprematista, 1915.leo sobre tela 101,5 x 62 cm/ Amsterdam, Stedlijk Museum.

    olga rozanova/ Composicin sin objetos, 1916leo sobre tela 62,5 x 40,5 cm/ Kiev, Museo de Arte Ucraniano

  • abstraccin y realidad 15/

    kasimir malevich

    ver esta circunstancia, as como la fcil naturalizacin de las obras de artistas del Este en los ambientes culturales occidentales. La cuestin de si lo que Thomas Strauss llama la vanguardia como idea surgi en la Europa oriental o central no debe preocuparnos. Sencillamente, las vanguardias del Oeste y del Este no pueden sepa-rarse. No slo la tradicin artstica juda, sino tambin la eslava, que estuvo sujeta a influencias ajenas, bizantinas y europeas, durante un milenio, no alcanz una nueva conciencia de s misma hasta nuestro siglo. Este momento liberador lleg de pronto, diez aos antes de la Revolucin de Octubre de 1917. Shchukin y Morozov llevaron cuadros de Czanne, Gauguin, los fovistas y los cubistas a Rusia; ar-tistas rusos viajaron a Francia y Alemania. Estos hechos no pudieron dejar de tener consecuencias. Kandinsky dio el paso final hacia la abstraccin absoluta; Chagall proporcion al mundo sin imgenes de las leyendas y los mitos judos una concrecin visual; Lon Bakst hizo la contribucin ms importante de Rusia al tema de los decorados teatrales como obra de arte. Alexander Archipenko y sobre todo,

    Vladimir Tatlin, posteriormente diseador del Monumento a la Tercera nternacional de 1919-1929, crearon las primeras esculturas, relieves y objetos abstractos, en el caso de Tatlin como resultado de una temprana implicacin con los colages en el espacio de Picasso, que transform en obras tridimensionales en madera, vidrio y metal. El primer arte programtico de origen ruso fue practicado hacia 1911 por Mijail Larionov, el fundador del rayonismo (del