REVISTA ORINOCO-Villavicencio,Edicion 2 Marzo-Abril 2011

download REVISTA ORINOCO-Villavicencio,Edicion 2 Marzo-Abril 2011

of 17

  • date post

    21-Feb-2016
  • Category

    Documents

  • view

    223
  • download

    2

Embed Size (px)

description

MUJERES QUE HACEN EL CAMBIO... Han logrado romper los esquemas de desigualdad

Transcript of REVISTA ORINOCO-Villavicencio,Edicion 2 Marzo-Abril 2011

  • Villavicencio, Edicin 2 Marzo-Abril/2011 - Distribucin Gratuita

    Mujeres quehacen el cambioHan logrado romper los esquemas de desigualdad

    Elecciones 2011CANDIDATOS VISIBLES

    EntrevistaVLADDO

    ReginEL FIN DE CORMACARENA?

  • 3Marzo/Abril 2011

    Direccin Luz Marina Martnez Ruz

    direccion@revistaorinoco.com

    ColumnistaLeonel Perez Bareo

    columnista@revistaorinoco.com

    Editor GeneralJaime Tipe Snchez

    editor@revistaorinoco.com

    Diseo EditorialJess David Vidal

    diseo@revistaorinoco.com

    Diseo WebFelipe Martinez Rincon

    webmaster@revistaorinoco.com

    Gerente GeneralDiana Tapia Cabellos

    comercial@revistaorinoco.com

    Direccion de MercadeoAngela Rodrguez Vega

    mercadeo@revistaorinoco.com

    ColaboradoresPablo Villaizan

    Maria Camila Rujeles MrtinezLeonardo Molano MONOFOT

    Apoyo InformativoEFE Agencia de Noticias

    Secretara de Prensa Gobernacin del Meta

    OficinasCra 43D No. 20 - 48 Piso 1 El Buque

    B 311 285 4956 - 312 491 2126 - 312 378 3104Villavicencio (Meta) Colombia

    www.revistaorinoco.com

    Para quienes tienen poder de decisin

    CONTENIDO

    REGIN

    EL FIN DE LA ESCLAVITUDDE LOS CABALLOS

    10

    REGIN

    SER NECESARIO ACABARA CORMACARENA?

    11

    ENTREVISTA

    6VLADDO

    REGIN

    CANDIDATOS VISIBLES

    24 CAN

    DIDATOS

    V I S I B L

    ESELEC

    CIONES 2

    011

  • 5Marzo/Abril 20114 Marzo/Abril 2011

    Se cumpli el da mundial del agua y mientras que tantos pases del mundo buscan salidas a la falta de suministro del vital lquido, Colombia se da el lujo de entregar a las multinacionales mineras los pramos, la fbrica natu-ral por excelencia. Estos sitios son un privilegio que da la naturaleza, el 99% de los pramos que existen en el mundo se encuentran en el norte de la Cordillera de los Andes y en la Sierra de Santa Mar-ta, concretamente desde el norte del Per, pasando por Ecuador y Colombia, hasta el final de la cadena montaosa en Mrida, Venezuela. De ese gran total, Colombia tiene el 60% de los pramos del mundo, y cuenta con el ms grande del planeta: el de Sumapz, que est ubicado en la cordillera oriental y donde se da vida a los ros Cabrera, Meta y Guaviare. El 1% restante son puntos del mapa en pases como Indonesia, Kenia, Costa Rica, Panam y Hawai.

    Lamentablemente no hemos sido dignos defensores de esa riqueza. El legado mi-nero del gobierno de Uribe es de catas-trficas proporciones. En los ocho aos que dur su gobierno, la superficie de hectreas con ttulo minero pas de 1,13 millones a 8,53 millones. Y las hectreas tituladas en los pramos se duplicaron llegando a 122 mil.Lo extraordinario es que la mayora de esos ttulos se concedieron cuando ya

    una reforma al Cdigo Minero prohiba la explotacin en pramos, pero el ex Presidente an no haba sancionado la ley. En los meses que se tom para firmarla, segn datos del investigador Guillermo Rudas, el nmero de conce-siones mineras aument drsticamente a pesar que estos ecosistemas, de mucho valor hdrico en la biodiversidad y regu-lacin del clima, son muy frgiles, y los impactos causados por esta actividad son irreversibles.

    Ese aumento de la explotacin minera ocurri fundamentalmente por el auge en el precio del oro que lleg a ser de 1.300 dlares la onza y por las generosas exenciones tributarias que otorg Uribe a las multinacionales para que explota-ran estos recursos. Sin embargo, segn datos del Ministerio de Hacienda y el Banco de la Repblica, el gobierno dej de recibir 3.5 billones de pesos por rega-las en el ltimo ao, dinero que se que-d en las arcas de las empresas mineras. Como dato curioso, se sabe que una buena parte del equipo del gobierno de Uribe hoy ejerce importantes cargos en las multinacionales mineras ganadoras en estas negociaciones.

    La posesin simblica de Juan Manuel Santos en la sierra nevada de Santa Marta el siete de agosto del ao pasado, como acto espiritual del nuevo man-

    datario con los ancestros de las etnias Kogui, Wiwa y Arhuaco, estuvo lleno de significados. All, los mamos colo-caron en cada una de las muecas del mandatario electo dos hilos de algodn, conocidos como aseguranzas, para su proteccin, le entregaron un bastn de mando, smbolo de autoridad y cuatro piedras que significan su compromi-so con la naturaleza. Esperamos que ninguna de las cuatro piedras se le haya perdido en el transcurso de estos meses de gobierno al mandatario, para que no olvide el sentido de ese compromiso de vida y para que reoriente la actividad minera del pas hacia regiones donde no se lesione tan gravemente a la naturale-za. Interesante reto.

    Una regin existe en la realidad, con-tiene ser propio, se deriva de factores naturales y culturales, y puede llegar a ser entidad legal establecida por autori-dades. Una entidad encierra la esencia o la forma de una cosa. Alberto Mendoza seala con razn que una regin es foto-grafiable y fcilmente identificable. Tal como ocurre con la regin de los llane-ros, denominada Orinoquia. En esta sus cauces hdricos mayores y menores van todos al ro Orinoco, unos desde la cor-dillera como el ro Casanare, otros desde la sabana como el ro Vichada o una laguna como el Tomo. Comprende esta regin, cuatro departamentos que son llanos en la mayora de su jurisdiccin, son Arauca, Casanare, Meta y Vichada, tres son semi-selvticos: Vaups, Guaina y Guaviare. El Vichada comparte llanos y selvas en proporciones similares.La Orinoquia es la regin ms regin de Colombia, la ms fcil de identificar, la ms integrada por la cultura, la historia y la economa. Poco a poco, en el ltimo medio siglo, se ha venido integrando muy velozmente por las vas carretea-bles y areas. Avanza a pasos grandes en modernizar su crecimiento productivo y poblacional. Gracias a las regalas del petrleo construy una infraestructura fsica, social e institucional importante. Es la que ms ha crecido en los ltimos 70 aos; pas de tener el uno por ciento de la poblacin colombiana en el censo de 1938 a contar con cerca del cinco por ciento en la actualidad. Es la nica del pas donde el gentilicio regional es mucho ms fuerte que el departamental o municipal. Lo llanero es primero.La Orinoquia va para adelante. Marcha y corre mientras otras caminan. Villavi-cencio est hoy entre las diez ciudades de Colombia con mayor nmero de habitantes; Yopal, San Jos, Cumari-bo, Puerto Carreo y Tame, crecen a grandes ritmos. Tambin Puerto Gaitn,

    Saravena, Paz de Ariporo y Villanueva.

    El eje Puerto Lpez-Puerto Gaitn es tal

    vez el polo de desarrollo ms dinmi-

    co del pas. Se prefigura all un slido

    bloque empresarial que transforma

    la realidad con capitales, tecnologa y

    gerencia de primeros niveles.

    Infortunadamente la dirigencia polti-

    ca ha estado muy atrasada frente a la

    velocidad de los grupos econmicos y el

    impulso proveniente del gobierno nacio-

    nal. Mientras ya tres regiones procla-

    maron su unidad e integracin (Caribe,

    Pacfico y Gran Santander), los goberna-

    dores y congresistas de la Orinoqua han

    sido incapaces de realizar una reunin

    que exprese forma poltica a las fuerzas

    que actan en la realidad. La Senadora

    Maritza Martnez, retom con juicio la

    idea de construir un discurso regional

    y ha reavivado el inters del pueblo lla-

    nero por actuar de manera coordinada.

    Gracias a esto desmont el esperpento

    intentado por el DNP para destrozar al

    Meta y romper la regin orinoquense.

    Es tiempo de re-establecer y actualizar

    la Agenda Orinoquia propuesta por el

    Corpes Orinoquia y las fuerzas vivas de

    la regin en 1998, la cual contena rei-

    vindicaciones bsicas para un accionar

    de conjunto. All estaban las bases de un

    Sistema Regional de Ciencia y Tecno-

    loga, las vas carreteables prioritarias,

    la navegabilidad del ro Meta, una

    poltica de fronteras, un desarrollo rural

    que incluya la agroindustria y planea-

    cin del poblamiento. La universidad,

    las Asambleas Departamentales, los

    Concejos Municipales, los gremios y los

    intelectuales haran bien en pronun-

    ciarse, con tal de empujar la emergencia

    de un Estado Regional que sustituya el

    actual Estado Centralista, tan ineficiente

    y torpe.

    Por, Luz Marina MartnezDirectora

    Como dato curioso, se sabe que una bue-na parte del equipo

    del gobierno de Uribe hoy ejerce importantes cargos en las multina-cionales mineras gana-doras en estas negocia-

    ciones.

    EDITORIALOPININ

    Interesante reto

    La Regin de la OrinoquiaPor, Leonel Prez Bareo

    La Orinoquia

    va para adelante. Marcha y corre

    mientras otras

    caminan.

  • 7Marzo/Abril 20116 Marzo/Abril 2011

    entonces hay que hacerla y punto, el material en el que uno se

    basa es la actualidad, la coyuntura, la informacin; y uno como

    caricaturista muchas veces como cronista u otra disciplina del

    periodismo, lo que hace es reelaborar las cosas para contarle a

    los lectores detalles que no conoce o darles un ngulo nuevo de

    la informacin de la que ya tienen conocimiento.

    O.- Cree usted que el humor grfico en Colombia tiene reco-nocimiento?V.- No, en este pas muy poco, en el peridico El Tiempo a los caricaturistas les pagan muy mal, los tratan bastante mal, no

    respetan su trabajo. En otros peridicos y en otras publicacio-

    nes s, digamos en El Espectador o en la revista Semana donde

    yo trabajo, son muy respetuosos del trabajo de los caricaturis-

    tas y le dan un valor importante al humor, pero eso no ocurre

    en todas partes y normalmente se tiene como una disciplina

    menor.

    O.- Se ha ganado muchos enemigos por dibujar la verdad?V.- Indudablemente,