Revista de la Faculta Ciencias Juridicas .preocupación la temática de la pornografía que tenía

download Revista de la Faculta Ciencias Juridicas .preocupación la temática de la pornografía que tenía

of 24

  • date post

    15-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    212
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Revista de la Faculta Ciencias Juridicas .preocupación la temática de la pornografía que tenía

  • Revista de la Facultad de Ciencias Jurdicas y PolticasN 4, 2008. ISSN 1856-7878. pp.467-490.

    UNA MIRADA A LOS ADOLESCENTES SOBRE TEMAS PREOCUPANTES

    Felipe Caballero *

    Resumen

    Cuando un fenmeno social ocupa un espacio dentro del orden simblico de la ciudadana, enseguida una sombra de preocupaciones e interrogantes empiezan a cubrir a los adolescentes y se posa sobre ellos, la observacin de sus conductas y se prosigue en discursos que alertan sobre los efectos que determinada circunstancia esta causando en los adolescentes sin que precisamente se reporten hechos concretos y si ocurre algn hecho real, se confirmara la presencia efectiva de un problema ya sealado, generalizndose inmediatamente a todos los adolescentes. Se hizo una exploracin con alumnos cursantes de ciencias, a fin de recoger informacin a travs de un instrumento, sobre la forma en que intercambian con sus padres sobre temas de orden sexual, la identificacin de comportamientos agresivos en el curso, la utilizacin de los video-juegos y la consideracin de si produce perturbacin o actos violentos, la observacin de pornografa. Palabras clave: adolescentes, pornografa; sexualidad; video juegos.

    A LOOK TO THE ADOLESCENTS ON YOU FEAR CONCERNS

    Abstract

    When a phenomenon social squatter a space inside the symbolic order of the citizenship, at once a shade of concerns and queries begin to cover the adolescents and he/she settles on them, the observation of their behaviors and you continues in speeches that alert on the effects that certain circumstance this causing in the adolescents without concrete facts are in fact reported and if it happens some real fact, you would already confirm the effective presence of a problem signal, being generalized to all the adolescents immediately. an exploration was made with studying students of sciences, in order to pick up information through an instrument, about the form in that you/they exchange with their parents on topics of sexual order, the identification of aggressive behaviors in the course, the use of the video-games and the consideration of if it produces interference or violent acts, the pornography observation.Key words: adolescents; pornography ; sexuality; video- juegos.

    Recibido: 11-03-08 aceptado 14-04-08* Psiclogo. Criminalista. Magster en Ciencias Polticas. uC. Doctorante en Ciencias Sociales

    uC. Investigador del Instituto de Investigaciones Penales y Criminolgicas. Facultad de Cien-cias Jurdicas y Polticas. universidad de Carabobo. Email: fcaballe.felipe@gmail.com.

  • una mirada a los adolescentes sobre temas preocupantes.Felipe Caballero.

    Sumario

    1. Del puritanismo a la permisividad.

    2. Un Criminal jugando en los Videos.

    3. Desaparecer la familia?

    4. Encuentro exploratorio con estudiantes de 9vo grado y 4to ao de Bachillerato.

    5. Algunas puntualizaciones sobre estos hallazgos.

  • Revista de la Facultad de Ciencias Jurdicas y PolticasN 4, 2008. ISSN 1856-7878. pp.467-490.

    1. Del puritanismo a la permisividad

    Despus del medio da, del 22 de mayo de 1787, el Precursor de la Repblica, Francisco de Miranda se dirige hacia El Gran Bao de Hombres y Mujeres de Mosc y seala lo siguiente: Entramos primero en el de los hombres, en que haba un sinnmero desnudos que se baaban sin el menor rubor. Por una puerta que cae a ste y un pequeo tinglado que divide, pasamos al de las mujeres en que stas, enteramente desnudas, se paseaban de la pieza en que se desnudan al sudadero. De modo que estuvimos vindolas por ms de una hora, y ellas, sin cuidarse, proseguan su operacin de lavarse, ya abriendo las piernas y estregndose sus partes intimas, etc... Concurran a este bao ms de dos mil personas, particularmente los sbados. Los hombres all mezclados con las mujeres, pues no hay sino una vara que marca la divisin (1). Qu pudo haber ocurrido dos siglos despus para que esta escena, fuese impensable que pudiera registrarse en alguna de las ciudades del mundo? Por qu el cuerpo adquiere hoy en nuestras sociedades una dimensin pecaminosa, disruptiva, inquietante, cuando en siglos anteriores esto no originaba gruesas preocupaciones sociales? Podemos hallar respuestas a esta y otras interrogantes en esta materia, en autores como Michel Foucault, en sus trabajos sobre Historia de la Sexualidad, donde desentraa los momentos histricos que dan cuenta de hechos, de conductas sociales, que creamos eternos, pero Foucault descubre que esos eventos, no eran as desde siempre, que muchos episodios sociales, son el producto de procesos, de intereses, que nos hicieron ver como algo natural, muchas cosas. ahora bien, si imaginamos por un momento la existencia de estos baos en alguna ciudad de Venezuela, con seguridad se desatara un escndalo, saldran voces alarmantes que proclamaran el fin del mundo, se exigira al gobierno la clausura inmediata de esos lugares, se alertara de las consecuencias que pudiera ocasionar al desarrollo de los nios, y ni que pensar sobre los adolescentes, pues desde ya se confirmara la tesis de que estos muchachos son unos monstruos y veramos violadas nuestra hijas y nuestras esposas, en fin, ciertamente se presenciara una sacudida enorme en la sociedad. De tal manera que la descripcin de Francisco de Miranda, que hoy parece sorprendente, corresponde a un momento histrico donde el discurso social sobre el cuerpo, era muy distinto al que se va a desarrollar a partir del siglo XIX, que va a estar marcado bajo la hegemona de una sociedad consumista, donde el cuerpo adquiere un valor, de mercado.

  • una mirada a los adolescentes sobre temas preocupantes.Felipe Caballero.

    0

    No se trata en este momento de aupar por una forma de desenvolvimiento que ocurra hace varios siglos atrs, sino de observar los particulares procesos que se desarrollan en nuestro pas, cuando en la opinin pblica aparece un determinado suceso que acoge rpidamente los signos de una alarma social.

    Durante el primer semestre del ao 2007, el tema de la pornografa dirigida a nios y adolescentes, ocup un amplio espacio en el cuerpo social. Las instituciones del estado, las organizaciones no-gubernamentales, los medios de difusin masiva, acogieron con preocupacin la temtica de la pornografa que tena como centro al sector ms vulnerable de la sociedad y rpidamente, entre foros y charlas, fueron convocados ante los Consejos Legislativos de varios estados del pas, a los diversos sectores relacionados con los nios y adolescentes para tomar las medidas e incluso la asamblea Nacional, conform una comisin investigativa de estos hechos y en definitiva fueron increpadas las instancias policiales para que abordaran esta situacin que alcanz ribetes de emergencia. La informacin aparecida en prensa, sin embargo conllevaba a contradicciones, el 7 de marzo un titular seala, refirindose a Puerto Cabello: Mas de 20 casos de pornografa han sido reportados por el Cmdna, pero luego, el 26 de ese mismo mes aparece: En los liceos porteos hasta la fecha no existen actos de pornografa. En esa misma ciudad, el Consejo Municipal de los Derechos del Nio y el adolescentes haba dictaminado algunas medidas, como la prohibir a los alumnos que llevaran celulares a los colegios, que los bultos y carteras de las muchachas y muchachos deba ser transparente, todo ello en la perspectiva de prevenir la ocurrencia de algn factor que pudiera asociarse con la pornografa o cualquier ilicitud. Surgieron muchas alternativas para afrontar esta situacin, se propuso organizar charlas y foros con los muchachos a fin de orientarlos, de abrir asignaturas especificas sobre temas y problemas de la sexualidad, pero el asunto corri por los linderos del cansancio hasta que desapareci paulatinamente, pero recupero su efusividad con los video-juegos y los ciber, donde acuden los muchachos a jugar; entonces se dictaron medidas, se advirtieron a los dueos de esos negocios de la necesidad de canalizar la entrada de los usuarios y tener medidas de cautela con lo que observaban esos muchachos en la computadora. En la televisin se observ el decomisos a los buhoneros de Petare en Caracas, de videos pornogrficos, que no tenan la debida facturacin para la venta, porque como se sabe, esto sucede, por el contrabando y la simple quema de videos, que hace

  • 1

    Revista de la Facultad de Ciencias Jurdicas y PolticasN 4, 2008. ISSN 1856-7878. pp.467-490.

    accesible de CD, de toda clase de programas, y no hay forma de controlar esas situacin.

    En el transcurso del ao, se han hecho noticias, escenas de carcter sexual, aparecidas en celulares, que circulan rpidamente. En estas escenas, se observan a grupos de muchachos haciendo acto sexual con muchachas vestidas con uniforme y donde se llega a escuchar la voz de la joven advirtiendo que eso no lo debe ver nadie. un video entonces donde aparecen muchachos uniformados, crea la percepcin de que se trata de un problema que se haya generalizado en toda la poblacin escolar, despertando por ende el sentido sentimental y de proteccin de los padres, cuando el hecho fue un evento espordico y circunstancial. La articulacin de un acontecimiento, que es circunstancial, se transforma o es construido de una manera que teje socialmente la representacin de que es un hecho social. Cuando se accede a la pagina Web y se escribe en la bsqueda las palabras Nias porno, aparece el siguiente titular: Video Porno De Nias En Venezuela y al abrirlo se encuentran unos reportes con subttulos como Venezuela es Lesbiana y donde se indica lo siguiente: Dicen que es moda y en efecto de la ya arcaica modernizacin cultural que deja a Caracas como una Barcelona en paales. Quienes menos te imaginas van agarradas de l