revista agropalca nº16

of 40 /40

Embed Size (px)

Transcript of revista agropalca nº16

  • CO

    NS

    EJE

    RA

    DE

    AG

    RIC

    ULT

    UR

    AY

    DE

    SA

    RR

    OL

    LO

    EC

    ON

    M

    ICO

  • NDICENDICEIIAGROPALCA n 16Enero-Marzo 2012

    AGROPALCA es una revista deinformacin agraria y pesquera,de mbito regional, que publicatrimestralmente la Plataforma

    Agraria Libre de Canarias (PALCA).Direccin:

    Amable del Corral AcostaEditorial:

    Colectivo La PicaConsejo Editorial:

    Eusebio Francisco MurilloJess Corvo Prez

    Jorge Luis Padrn AcostaCoordinadora Contenidos Portada:Da. Ana Teresa Rodrguez Snchez

    Coordinadora Agricultura:Dra. M Carmen Jaizme Vega

    Coordinador Agroecologa:Prof. Antonio Bello PrezCoordinador Ganadera:Dr. Juan F. Capote lvarez

    Coordinador de Pesca y Acuicultura:Dr. Flix A. Acosta Arbelo

    Coordinador Seguros Agrarios:D. Roberto Martn Espinosa

    Coordinador Periodismo Histrico:Dr. Pedro N. Leal Cruz

    Coordinador Recetas Cocina:Prof. Tc. Sergio E. Rguez. Cruz

    Fotografas:PALCA

    Lucio T. Hernndez CruzJuan M. Hernndez Rguez.

    Edita: PALCAAv. Tanaus n 17 - BajoApartado de Correos 233

    38760 Los Llanos de AridaneLa Palma - S/C TenerifeTfnos.: +34 638 809 905

    +34 638 809 907Fax: +34 922 463 [email protected]

    Direcciones PALCA:ISLA DE EL HIERRO

    C/ Los Morros n 4 - Las Puntas38911 La Frontera - El HierroS/C de Tenerife - CanariasTfnos.: +34 638 809 908

    +34 922 559 540ISLA DE TENERIFE

    Ctra. Gral. La Orotava - Los Realejos,Km 4.5

    SAT Bodega Valleoro - La Perdoma38315 La Orotava

    S/C Tenerife - CanariasTfno.: +34 638 809 906Fax: +34 922 308 233

    [email protected],maquetacin,

    realizacin e impresin:Grfica LOS MAJUELOS S.L.L.

    Tfno. 922 311 [email protected]

    Depsito Legal: TF 1457-2008

    ISSN 1889-4259

    EDITORIALLA CRISIS: VALE PARA TODO. Colectivo La Pica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

    LA VOZ DE PALCAA DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO. Amable del Corral Acosta. . . . . . . . . . . . . . . 5EN LA PORTADA. LA HISTORIA SE REPITE. Ana T. Rodrguez Snchez. . . . . . . . . . . . . . . 7ANA BRGIDA DE ARIDANE. PERSPECTIVAS DE FUTURO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7AGRICULTURA EN CANARIAS. Jess Corvo Prez. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8LA NECESIDAD DEL CAMBIO. Juan Jess Garca Fernndez. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9ACUERDO AGRCOLA CON MARRUECOS O LA PUNTA DEL ICEBERG.Jos Manuel de las Heras Cabaas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10

    COMUNICACIONES Y ENTREVISTASAPUESTA POR EL SECTOR AGRARIO ISLEO. Ricardo Melchior Navarro. . . . . . . . . . . . 11HAY QUE ACABAR CON LAS IRREGULARIDADES TRAS EL ACUERDO CON MARRUECOS. Gabriel Mato Adrover. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12EL TABACO EN LA PALMA: PASADO, PRESENTE Y FUTURO.Csar Martn Prez. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13CONTROL FITOSANITARIO EN NUESTROS PUERTOS. Jos Luis Perestelo Rodrguez. . . 14LA PIA TROPICAL EN EL HIERRO. LA AMENAZA DE LA IV GAMA.Juan Rafael Zamora Padrn. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15LA PALMA: ALGO MS QUE PLTANOS. UN MODELO POSIBLE.Wladimiro Rodrguez Brito. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16

    EL PLTANOASOMA EL PICUDO. Gins de Haro Brito. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17ES IMPORTANTE LA CUOTA DE MERCADO DE LA BANANA EN ESPAA?Juan Sebastin Nuez Ynez. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19

    CULTIVOS SUBTROPICALESPASADO, PRESENTE Y FUTURO DEL CULTIVO DEL AGUACATE EN CANARIAS.Esperanza Hernndez - Eduardo Torres. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21CONTROL DE LA FLORACION DEL MANGO EN CANARIAS PARA EL CUAJADO DEL FRUTO. Mara Garca Luque. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23

    OTROS CULTIVOSLA IMPORTANCIA DEL CULTIVO DEL CHAMPIN EN LA RIOJA (y II)Constantino Gil Soto.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24TRATAMIENTO POSCOSECHA DE ROSAS. Mara Carmen Cid Ballarn. . . . . . . . . . . . . . . . 25EL CULTIVO DE LA CHUFA. Joan Manuel Mesado Mart. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26

    GANADERAFIBRAS MUSCULARES EN EL CERDO NEGRO CANARIO: UNA HERRAMIENTA PARA VALORAR LA CALIDAD DE LA CARNE. Miguel A. Rivero Santana y otros. . . . . . . . 27EL SELF-SUCKLING: CAUSAS, CONSECUENCIAS Y SOLUCIONES.Diego Martell Jaizme y otros. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28EL QUESO PALMERO DOP: UN EXCELENTE PRODUCTO CON EL FUTUROASEGURADO. Alejandro Escuder Gmez. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29

    ARTICULOS DE INTERS AGRARIOLAS AVES Y LA CAZA (y V): CONCLUSIONES. Flix Manuel Medina. . . . . . . . . . . . . . . . 30PARTURIENT MONTES, NASCETUR RIDICULUS MUS.Juan Manuel Hernndez Rodrguez. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31CONTROL BIOLGICO DE PLAGAS. UNA TCNICA POCO NOVEDOSA.Jos Lus Porcuna Coto. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32HAY QUE ERRADICAR LOS ALMENDREROS Y CASTAEROS?.Juan Luis Rodrguez Luengo - Elizabeth Ojeda Land. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33PLAN DE SEGUROS AGRARIOS PARA 2012. Roberto Martn Espinosa. . . . . . . . . . . . . . . 34

    PESCA Y ACUICULTURAEFECTO DE LA ERUPCIN VOLCNICA SOBRE LA RESERVA MARINA DE LA ISLA DE EL HIERRO. Yurena Prez Candelario. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35

    PERIODISMO HISTRICOGREGORIO HERNNDEZ GMEZ. HISTORIA VIVA DEL PLTANO CANARIO EN EL SIGLO XX. Pedro Nolasco Leal Cruz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36

    COCINANDO CON LO NUESTROQUESO D.O.P. LA PALMA EN TEXTURAS: CREMOSO, CRUJIENTE, EMPANADO, SEMIFRO Y BIZCOCHO DE QUESO: Sergio E. Rodrguez Cruz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37

    ACTUACIONES MS SIGNIFICATIVAS DE PALCA(Enero-Marzo 2012) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 38

    3 AGROPALCA Enero-Marzo 2012

    Si desea consultar AGROPALCA en formato digital, puede hacerlo en nuestra pgina www.palca.esPALCA slo se responsabiliza del contenido de los artculos firmados por los directivos de nuestra Organizacin.

    Prohibida la reproduccin parcial o total de cualquier informacin contenida en estaRevista sin la autorizacin expresa de PALCA

  • Amedida que conocemos algunos episodios protagonizados por la clasepoltica en su quehacer cotidiano, no cejamos de sorprendernos. Sobretodo, por lo difcil que es entenderlos. Ojal pudiramos!. Bien es ver-dad, y cada da ms, la opinin pblica se hace una composicin de lugar mscercana a la realidad.

    Das atrs, hemos asistido a un amago de defensa del pltano, en la voz deleurodiputado canario del Grupo Parlamentario Socialista Europeo, que no tienedesperdicio. Cargos pblicos del partido que gobern este pas hasta hace tresmeses, dicen, y no se cortan, que van a defender el pltano comunitario delataque de la banana y que los acuerdos con los pases latinoamericanos son ma-los, lesivos para la fruta canaria. An estn las urnas calientes y se descuelgancon esta monserga, cuando fue, precisamente, el gobierno del Sr. RodrguezZapatero el que auspici, de forma clara y decidida, esos acuerdos para posi-bilitar el desembarco y la consolidacin de grandes empresas espaolas en a-quellas latitudes del planeta.

    Es preciso recordar que altos cargos del PSOE, incluso en tareas de go-bierno, visitaron Colombia, y no se cortaron un pelo en bendecir lo que hoycondenan y se comprometen a salvaguardar.

    El Partido Popular tambin conden los acuerdos en La Palma y se hicie-ron la foto en Colombia, incluso con la misma corbata, sin ponerse rojos, niazules, ni morados, totalmente impertrritos. Pero como el cuerpo aguanta to-do lo que le echen

    Tampoco es que el PP sea ms honesto, ni mucho menos, son iguales. Nosvenden y luego nos salvan.Nunca la izquierda y la derecha actuaron de formatan similar. Quizs, el error est en considerarlos izquierda y derecha.

    No es la primera vez que asistimos a una escenificacin del pltano comomoneda de cambio, por lo que no debe sorprendernos que esto vaya a se-guir sucediendo, no solo con los pases latinoamericanos con los que ya se fir-maron acuerdos tiempo al tiempo. En el momento de escribir estas lneastenemos conocimiento de la visita oficial del Presidente de Ecuador a Espaa,el prximo diecisiete de marzo, pasado maana. A qu viene D. Rafael. Co-rrea a Madrid para entrevistarse con el Sr. Rajoy?, les emplazamos a estar muypendientes de lo que de esa reunin salga.

    Decirle a D. Juan Fernando Lpez Aguilar, que vemos muy bien que arrimeel hombro en el tema pltano, porque los productores canarios ya casi hab-amos olvidado que era europarlamentario, perdone el despiste. A D. Jos Ma-nuel Soria Lpez, le pediramos, por favor, que no aconseje al Ministro de Agri-cultura en asuntos del agro canario, no se que nos vaya a suceder lo mismoque con las energas renovables.

    Tranquilos, porque ahora nos encontramos en el captulo en que los so-cialistas pretenden salvarnos del ogro de la derecha. Incluso, ya se han puestomanos a la obra para hacer con el acuerdo agrcola UE-Marruecos lo mismoque con el pltano. Qu podamos esperar!...

    Del reciente acuerdo agrcola Unin Europea-Marruecos, que hace tam-balear al tomate en las islas, mejor ni hablar. Ustedes encontrarn en las si-guientes pginas artculos de personas ms doctas en la materia, de los que po-drn extraer sus propias conclusiones. Nos limitaremos a trasladarles algunasfrases que se han dicho y hechos que han acontecido. Por el bien de todos,Dios quiera que al Sr. Arias Caete y a los Sres. diputados del PP en el Con-greso, les asista toda la razn del mundo.

    El Ministro de Agricultura en su reciente viaje a Marruecos manifest quetodava no se ha planteado pedir compensaciones a la Comisin Europea porposibles daos del acuerdo, hasta comprobar su evolucin con datos exac-tos y precisos. Refirindose a las OPAS dijo que no iba a tener en cuenta lospronsticos catastrofistas realizados por las mismas.

    El lunes, doce de marzo, afirm: se equivocan quienes magnifican los da-os que tendr en Espaa el acuerdo, sealando que las proyecciones quetiene el Gobierno sobre el impacto del mismo son muy limitadas.

    Martes, trece de marzo: El pleno del Congreso rechaz una Proposicinno de ley del grupo socialista, con el respaldo de otras fuerzas polticas, por laque se solicitaba al Gobierno que aprobase compensaciones a los agricultorespor los perjuicios que la prrroga del acuerdo UE-Marruecos les causar sino se aplica de forma correcta, equilibrada y justa y si no se toman medidascomplementarias.

    Solo decir que no hay que ser una lumbrera para saber que los agriculto-res espaoles, de momento, no pueden competir con las producciones agr-colas marroques, a no ser que el Sr. Rajoy, especialista en estas cuestiones, le

    imponga al sector agrario un plan regresivo en los salarios y en los derechossociales.

    Mientras, en La Palma, le preguntan a un diputado canario del PP por nues-tra provincia, si cree que la situacin que vivimos la meteremos a camino al-gn da, y en su respuesta hay un aval que sirve para hacer bien poco o nada,que se llama la CRISIS. Como hay CRISIS, todo se puede paralizar y contarlea la gente que es que estamos en CRISIS.

    Ya sabemos que la ayuda al transporte del pltano est en stand bye. Losque la pidieron y comprometieron a los que entonces no gobernaban, hoy sigobiernan, pero claro, hay CRISIS, que es el comodn que para todo vale. Perocomo casi siempre, habr alguno que diga tonteras segn el viento vaya en unau otra direccin. Pues nada, a aguantar y si no le gusta el juego siempre puedeacercarse a una oficina del INEM e inscribirse. Hgalo antes de que tenga pro-blemas para poder pagar la Seguridad Social,

    La verdad es que la CRISIS, en estos momentos, es una suerte para nues-tros polticos, les viene como anillo al dedo para no dar palo al agua. Pero noolvidemos, y no olvidamos, que cuando hubo dinero, tambin los grandes re-tos del campo quedaron pendientes de encauzar, si no, prueben a entrar enel sector agrario y lo podrn comprobar en primera persona. Es sobrecoge-dor todo lo que estamos experimentando y lo que nos queda.

    Dijo Aristteles: El castigo del embustero es no ser credo an cuando digala verdad Desde PALCA, entendemos que ha llegado el momento de ha-cer menos declaraciones rimbombantes, que en eso quedan, y centrarse msen resolver los graves problemas que tiene el agro canario y estatal.

    En distancias polticas ms cortas, en nuestros gobiernos: regional, insula-res y locales, pues ya se sabe el margen de maniobra es bastante limitado yse hace lo que buenamente se puede. Si ya la cosa agraria estaba sequita cuan-do tenamos dinero, que se va a esperar no nos pongamos exigentes no seaque nos miren un poco atravesados y no nos dejen vivir.

    Aunque siempre existir la posibilidad de recurrir a Madrid para huir de laquema, de las responsabilidades a la espera de que vengan tiempos mejo-res y nuestros polticos no se sientan tan agobiados en sus despachos por agri-cultores y ganaderos angustiados por no poder cumplir con sus compromisos.

    Por lo menos, el Gobierno Canario ha dado por finalizada la erupcin delvolcn en El Hierro, que alivio!, as las autoridades de aquella isla podrn ocu-parse en resolver los problemas de sus habitantes, que no son pocos, y vasiendo hora de dedicarles el tiempo preciso si no quieren que los herreos ter-minen comiendo potaje de tuneras y ensalada de calcosas. A ver si poco a po-co vamos escapando como se suele decir por aqu.

    Canarias no se libra de la sequa, las pocas lluvias cadas este invierno y laescasa cantidad de agua almacenada, de no llover copiosamente en los prxi-mos veinte das, harn que se puedan presentar problemas de regado de caraal prximo verano. Estamos sufriendo sus consecuencias, en el caso del cul-tivo de papas de secano en Tenerife. En La Palma, los agricultores miran al cieloen busca del lquido elemento, el mayor embalse de la isla, la Laguna de Bar-lovento, sigue con su gran boquete abierto, producto de la avera que sufrien abril del ao pasado. Curioso, su reparacin anterior (2006) no se hizo enpoca de CRISIS. Dada la realidad que vivimos, esperamos impacientes queel comienzo de las obras se pueda anticipar.

    Las medianas de las islas siguen llenas de hierba seca que la convierte enplvora amenazante para nuestro medio natural. Urgen planes de choque paraponer en produccin este espacio de oportunidades, pero se nos olvidaba,estamos en CRISIS. En fin, lo mejor es tener paciencia y levantarse todos losdas con el nimo fortalecido, mirar hacia adelante con la esperanza de que po-damos seguir viviendo del campo.

    Son tiempos para plantear las cosas con inteligencia y habilidad, evitandoque sus seoras se sientan agredidos, porque estn muy sensibles. No se lesdebe agobiar, exigir hacen un trabajo histrico por la sociedad. La clase po-ltica no es un problema, es nuestro ngel de la guarda que vela por todos ycada uno de nosotros. Perdonen la irona de estas lneas finales pero es que es-tamos en CRISIS.

    AGROPALCA APORTANDO IDEAS PARAEL CAMPO CANARIO.

    LO QUE HEMOS HECHO SIEMPRE.

    Colectivo La Pica

    La CRISIS: vale para todo

    Enero-Marzo 2012 AGROPALCA 4

    ditorialditorialEE

  • 5 AGROPALCA Enero-Marzo 2012

    La Voz deLa Voz dePPALCAALCAA Dios rogando y con el mazo dando

    En PALCA y AGROPALCA, lo que siempre he-mos dicho y escrito, se ha hecho con la ms en-tera libertad que un Estado de Derecho nos per-mite, pero tambin con sumo respeto y responsabili-dad. En el caso de la revista, hemos mantenido, gra-cias a Dios, y despus de algn vano intento de cam-biarnos el rumbo, la lnea editorial que se marc p-blicamente el da de su presentacin en sociedad. Es-to es: sus pginas estarn siempre abiertas a todos losque quieran expresar libremente sus pensamientos oconocimientos, aunque sean contrarios a los criterios

    de PALCA, con la nica condicin de utilizar un lenguaje respetuoso con laspersonas e instituciones.

    Que algunos de los articulistas pongan ms o menos sal a la vida y es-criban con mayor o menor gracejo, es un don que si pueden aprovecharno deben desperdiciar, porque alegrarn la lectura (a todos no). Pero tam-bin es cierto que se escribe con conocimiento, respeto al honor y enteraresponsabilidad. Para los que se sientan aludidos siempre queda el remediode: Contra el cabreo, pastillas Macabeo o la sentencia Quien se pica ajoscome y lo dejamos as, porque aqu la publicidad se paga, pero no paravariarnos el derrotero marcado.

    En los tiempos que corren hay que extremar las medidas de control delgasto y una mayor transparencia en la gestin de ASPROCAN. Creemos quela renovacin de cargos, en el momento actual, est ms justificada quenunca, despus de la campaa meditica hecha por Canarias 7 en la personade su Presidente.

    No entramos en valoraciones personales, lo cierto es que desde la Aso-ciacin, como tal, no ha habido respuesta a las noticias publicadas y, ante esto,lo nico que cabe es un cambio profundo en la direccin. Esperamos quesalga alguien de ASPROCAN explicando a los productores que es lo que estpasando con la Publicidad del Smbolo Grfico de las RUPs, porque los pla-taneros estamos un tanto confusos, por no decir otra cosa.

    Si no hay una persona que pueda sustituir al presidente en estos mo-mentos tan delicados, con la Reforma del POSEI en el alero y todos los ob-jetivos de los dos ltimos aos sin cumplir: Incremento de la ficha financiera;Ayuda al transporte Canarias-Pennsula; Prdida de cuota en nuestro mercadotradicional (42% segn los ltimos datos disponibles) y Pocas perspectivas deconseguir mercados ms all de los Pirineos, pese a las iniciativas de los ltimosaos, que no han fraguado en realidades tangibles, mal lo vemos. Le hemosdado mucho al bombo pero hemos tocado poco el platillo. Ha llegado elmomento de tomar las medidas oportunas y reformar ASPROCAN, por-que como est no funciona.

    Fiel a nuestras ideas, mantenemos la propuesta de un ASPROCAN pro-fesional, democrtica, transparente y participativa, con una presidencia rota-tiva, como figura institucional. Sera inaceptable que la persona, que por turnotuviese que asumir el cargo, declinase ocuparlo y tuviera que pasar a otro.NO, al que le toca tiene que aceptarlo, porque de lo contrario debe irse parasu casa por incapaz. La Presidencia la UE es rotatoria y ningn pas miem-bro ha declinado ostentarla cuando le ha correspondido.

    Profesional: bajo las directrices de un director general ejecutivo; un di-rector comercial que conozca perfectamente el mercado (lo tuvieron y loecharon) y un experto en marketing que marque el rumbo de la publicidada las agencias que lleven las campaas, respondiendo todos ellos de la ges-tin realizada. No nos vale que sigan repitiendo que no se venden pltanospor las altas temperaturas, cierres de los colegios, aparicin de frutas de tem-porada en los mercados y desplazamientos poblacionales a las playas, en va-caciones.

    Democrtica: posibilitando que todos los productores plataneros poda-mos elegir directamente a nuestros representantes en la Asociacin.

    Transparente: para que sus cuentas se presenten anualmente en las jun-tas generales de las distintas OPPs, Cooperativas, SAT, AIEs y los pro-ductores, que en definitiva, somos los que mantenemos ASPROCAN, co-nozcamos con claridad en que se gasta nuestro dinero.

    Participativa: cualquier productor que se sienta capacitado para desem-pear un cargo en ASPROCAN, pueda optar al mismo.

    El pasado ao, cuando se modificaron sus estatutos, se perdi una opor-tunidad histrica para conseguir el cambio que estamos demandado, En el

    periodo de alegaciones, PALCA present las suyas en aras de lograr lo enu-merado, que no es sino un ASPROCAN ms acorde con los tiempos quecorren. De nada sirvi, ni siquiera se dignaron contestarnos.

    En los estatutos vigentes hasta su modificacin, los seis representantesdel Comit Ejecutivo eran las personas que componan la Asamblea Gene-ral, no sabemos para que serva sta. Ahora, en el Comit Ejecutivo siguenlos mismos seis miembros, y a la Asamblea General se han unido veintidsnuevos, lo que hace un total de veintiocho. Eso s, los nuevos, con voz perosin voto. El que en ltima instancia tiene la voz cantante es el representantede cada OPP en el Comit Ejecutivo, lo de siempre. Al estilo de Juan Palomo:solo me lo guiso, solo me lo como, no hay manera de repartir el guiso, delo que se deduce que la modificacin introducida no ha servido sino para in-crementar el gasto.

    Uno de los captulos ms importantes de esa Asociacin es el presu-puesto, y dentro de ste la publicidad, que no est dando los resultados ape-tecidos, porque los datos existentes del comportamiento de los mercados,as lo indican. Si para recuperar cuota en nuestro mercado, tiene que dejarde entrar banana en la Pennsula porque los pases productores no tienenla suficiente para cubrir el mercado mundial, Seores! Para que nos hacefalta tanto gasto en publicidad?... ser que la publicidad no est funcionandocomo debera?, se estarn agotando las ideas? o quizs la publicidad va porun lado y la comercializacin por otro?

    Desde nuestra perspectiva, la publicidad debe contratarse por concursopblico al que puedan acceder libremente todas las empresas del ramo, aeso se llama transparencia; se ha de evaluar cada campaa, para celebrarloo corregir errores; ha ser una empresa externa la que audite sus resultadosy nunca debe caminar de espaldas a la comercializacin, siempre unidas. Ja-ms hemos estado en contra de que se haga publicidad del PdC, pero quesea efectiva y al menor coste, por entender que el dinero de los plataneroshay que gastarlo, pero sabiendo cmo.

    En cuanto a la publicidad que se hace del PdC en Canarias, nos pareceexcesiva y mal repartida entre los medios de comunicacin, por algo ser.Vemos ms positivo hacer actuaciones concretas de cara al turismo que nosvisita.

    Nos hemos enterado, por la rumorologa, que ASPROCAN ha con-tratado nueva Directora de Desarrollo de Negocio del Pltano; estimamosque a los que la pagamos, algo se nos debera decir. Como mnimo, llevarlaa las OPPs para que se ponga al da y conozca, desde sus orgenes, las de-bilidades y fortalezas del producto que va a comercializar y pueda propo-ner las iniciativas de futuro que considere oportunas, si es que las tiene, por-que con los dirigentes actuales de ASPROCAN poca luz se ve al final deltnel. Una cosa tenemos clara: si la nueva Directora hace bien su trabajo ysus propuestas las pone en prctica la cpula de la Asociacin, a todos losproductores nos ir mejor.

    En lo concerniente al presupuesto de ASPROCAN para este ao, es-peramos se apruebe acorde con la realidad que estamos viviendo. Reitera-mos, nunca PALCA ha dicho que ASPROCAN debe desaparecer, creemosque de ha existir un rgano que represente a todos los plataneros, pero steno es el ASPROCAN actual. Respecto a su Presidente, ya deba haber he-cho las maletas, pero antes djenos los resultados de negocios en la Fruit Lo-gistica 2012 de Berln.

    Refirindonos a la APEB (Asociacin de Productores Europeos de Ba-nana), hasta ahora ha funcionado como un lobby para el PdC, con sus lo-gros y fracasos. Qu xitos, aparte de promesas, se han obtenido en losltimos aos? En cuanto a sus cuentas, exigirle la misma transparencia quese solicita para ASPROCAN. Su Presidente, que en los ltimos tiempos haamagado con abandonar, creemos que ha tenido ocasin de preparar un sus-tituto, a no ser que piense dejarnos hurfanos.

    A la comercializacin del pltano le est pasando lo que a Carrefur y Mer-cadona. Analicemos en pocas lneas el resultado de la crisis en piel ajena, yveamos como a algunos no les afecta y a otros si. Carrefour, la segunda ca-dena minorista del mundo, ante una cada de beneficios del 19% en 2011,renuncia a sus planes de inversin. Mientras, Mercadona, cadena de su-permercados de origen valenciano, obtiene un beneficio neto que crece un19% en 2011.

    Ambas cadenas comerciales sufren la crisis por igual pero con una dife-rencia: Carrefour apost por el extrarradio de las ciudades y por grandes su-

  • Enero-Marzo 2012 AGROPALCA 6

    La Voz deLa Voz dePPALCAALCAperficies altamente diversificadas con un conglomerado de tiendas diver-sas; el reclamo era la multitud de servicios que ofreca. Mercadona lo hizopor supermercados en plena ciudad, orientados al consumidor que com-pra ms barato y ms veces a la semana.

    Cuando la crisis hizo tabla rasa, el consumidor con sueldo mermado,miedo a perder el trabajo o en paro, abandona las grandes superficies y res-tringe los gastos superfluos. Solo le preocupa llegar a final de mes, lo quese consigue comprando barato.

    Lo anterior es de aplicacin al pltano. Nuestras OPPs han ido aban-donado a los pequeos receptores-maduradores para vender, en pocasoperaciones, igual volumen a potentes receptores-maduradores que co-mercian con los hipermercados. Se han olvidado de los pequeos super-mercados repartidos por barrios obreros de las grandes ciudades y de lle-gar a cada uno de los pueblos de nuestro pas, con fruta asequible en calidady precio.

    Ahora la crisis pasa factura. El pltano alcanza precios altos en exquisi-tas fruteras y selectos hipermercados, donde pocos lo compran. Cuandola marca supera el lmite de los 5,2 millones de kg/semana, las ventas se po-nen pesadas, y si aumenta un poco en pocas sensibles: festividades, va-caciones escolares, etc. el pltano va al fondo de los barrancos para ali-mentar ratas y lagartos. Esto s que es una crisis.

    Con respecto a la fruta ecolgica y la crisis, son ya algunas OPPs las quetmidamente abren la puerta a las producciones certificada y ecolgica, aotras todava les cuesta. Todos no podremos producir en ecolgico, porno existir mercado suficiente, pero no debemos despreciar este nicho, por-que la fruta orgnica, desde decenios, ha sido un valor en alza. Tome notala Directora de Negocio, as como de la venta a comedores escolares a pre-cio aceptable y estable.

    Recientemente, representantes de Weiling Grubtt, cadena mayoristaalemana distribuidora de productos orgnicos, visitaron Tenerife y La Palma

    para ponerse en contacto con produc-tores ecolgicos de pltano Por qu sefijaron en nosotros?... Por la cercanafrente a proveedores americanos y con-seguir productores de ms confianza.

    Si las fincas visitadas ganan su con-fianza, despus de haber superado varioscontroles, podran vender en Alemaniasus pltanos. Ah existe un nuevo nichode mercado sin crisis, que paga ms alproductor y quiere mantener una rela-cin de confianza en el tiempo. S cum-ples te comprarn. La confianza es un va-lor que se gana y se mantiene o se pier-de.

    El pasado tres de febrero tom po-sesin, como nuevo Director Insular dela Administracin General del Estado enLa Palma, D. Miguel ngel MorcuendeHurtado, que ocupaba la Jefatura delServicio de Medio Ambiente del Cabil-do Insular. Miguel ngel, adems de a-migo personal y asiduo colaborador de larevista, es un buen tcnico en cuestionesforestales y medioambientales. Desde a-qu, reiterarle, como ya lo hicimos en elacto de asuncin del cargo, toda la suertedel mundo en su nuevo puesto, y decirleque esta publicacin est a su entera dis-posicin.

    As mismo, queremos agradecer aD. Alejandro Brito Gonzlez, anterior Di-rector Insular, con quien nos une amistadde muchos aos, compaero de fatigasen actos organizados por PALCA y tam-bin articulista, el apoyo que nos ha mos-trado en estos cuatro aos. Alejandro,que la reincorporacin a tu plaza en el A-yuntamiento de S/C de La Palma te llenede satisfaccin.

    Los vinos de La Palma siguen esca-lando puestos en los mercados. Eric Asi-mov, redactor y jefe de la seccin de vi-nos del The New York Times publicrecientemente, en ese peridico, unalista de los diez mejores vinos canarios,entre los que se encontraban tres de laD.O. La Palma: Carballo Listn Blanco2008, Tendal Tinto Ecolgico 2009 yVid Sur Tinto Negramol 2009, todosellos ya se pueden comprar en EE.UU.Desde aqu nuestra felicitacin a las tresbodegas, extensiva al Consejo Regula-dor.

    Amable del Corral AcostaPresidente Regional de PALCA

  • La Voz deLa Voz dePPALCAALCA7 AGROPALCA Enero-Marzo 2012

    Queda algo interesante por hacer que en el pasadono se haya realizado?... Bueno, quizs sera originalhablar de nuevas tecnologas pero... en nuestro pa-raso rural (La Palma), EL TABACO, lejos de ser un sim-ple elemento de consumo es tambin un elemento queforma parte de nuestra identidad social es un cultivo debaja tecnologa y de alta calidad.

    Anualmente localizamos en algunos campos pal-meros esta esbelta y poderosa planta en cuyas hojasencontramos la preciada nicotina contagiosa que nos

    envenena con su disfrute de olor y sabor y nos envuelve sin remedio en agra-dables ambientes mgicos. Pero no slo genera entornos de placer, tambinpurifica, ahuyenta, cura, sociabiliza, consuela, vicia... por todos estos califica-tivos, la planta del tabaco ha sido y es especial en nuestros das, Eso s! muycompleja, y en ocasiones este valorado consumo POPULAR, habitual en todoel mundo, nos afecta a la realidad cotidiana; para bien o para mal el tabaco esun disfrute visual, tctil cuyo objetivo es imagen, comunicacin, actividad eco-nmica... no necesita de grandes inversiones y pocas sensaciones son tan agra-dables y apreciadas.

    Mi reflexin es aspirar a nover con indiferencia ese futuro yhonrar la memoria, el recuerdo detantas personas como mi abuelo,un emigrante rural, que decide bus-car fortuna en Cuba; buen agri-cultor, perseverante, leal... Pero lahistoria no acaba aqu. Desde Cu-ba se producir un camino de vuel-ta de los canarios a su tierra, en elque el tabaco jugar un papel muyimportante. Mi abuelo, de regre-so, vuelve con conocimiento y vo-cacin empezando a desarrollaraqu el oficio, avanzando con exce-lente calidad donde apostara porla industria tabaquera (aos muy

    buenos); hoy respiro su mismo aire y contemplo su mismo paisaje; gracias portu herencia.

    A partir de los ochenta se inicia una lenta recuperacin del tabaco en LaPalma "utilizando las mismas tcnicas artesanas de la manera ms natural ylgica. La gran calidad de nuestras tierras, las buenas temperaturas y las exce-lentes aguas, hacen que la materia prima sea un lujo, garantizando sus cualidadesespeciales que las diferencian de otras en su fuerza y dureza.

    Este genuino aroma ha estado desde siempre vinculado a mi vida. Recuerdolos secaderos, a mi abuela aspirando tabaco en polvo perfumado, a mi to conuna esbelta pipa humeante, a mi padre fumando tabacosde diferentes tamaos,las colecciones de vitolas, los campos verdes, frescos y dinmicos, los purosen las bodas... amigos-as y yo misma inhalando glamurosamente a travs deuna boquilla finos y refinados tabacos. Quiz alguno de ustedes lo recuerdetambin.

    A veces las palabras nos parecen frmulas, rutinas que traicionan el deseoimpotente de aliviar el dolor...

    Ana Teresa Rodrguez SnchezPintora

    [email protected]

    La historia se repite

    Ana Brgida de Aridane. Perspectivas de futuro

    En la portada:

    Proxima Exposicion Ana T. Rguez. SanchezAna Teresa Rdrguez Snchez en su estudioProxima Exposicion Ana T. Rguez. Sanchez

    Con motivo de realizar la portada del presente nmero, visitamos a AnaTeresa Rodrguez Snchez en su taller de pintura, encontrndola aplicada en elretoque de la nueva coleccin de cuadros que piensa exponer prximamente.

    Comentando sus proyectos para el futuro inmediato, nos habl de lasofertas que ha recibido de algunas salas de arte, de La Palma y otras islas, paracolgar all su obra. La vimos muy motivada ante las expectativas que se lepresentan y no dudamos que cuando este nmero salga a la calle ya tenga suexposicin montada.

    Recogemos una frase que demuestra el estado anmico que mantiene laartista: Se agotaron los ltimos das del invierno, la luz se hace ms transparente

    y el aire llega ms clido. Entr la primavera con muchos planes y proyectos,algunos aplazados se hacen realidad y los nuevos sern el reflejo de un estadode nimo. Me pongo en marcha.

    Agradecindole, como siempre, la dedicacin y el buen trabajo que est ha-ciendo por esta publicacin, la dejamos con sus pinceles en su quehacer cotidiano,y slo nos resta desearle desde AGROPALCA la mayor suerte del mundo, quesabemos la tendr, para que muy pronto nos pueda deleitar con sus magnficaspinturas.

    Como muestra de su trabajo, adjuntamos a continuacin una pequea mues-tra de la nueva obra de su ya dilatada carrera artstica.

    Preparacin de la tripa del puro

    Elaboracin de Puros

  • Enero-Marzo 2012 AGROPALCA 8

    La Voz deLa Voz dePPALCAALCAAgricultura en Canarias

    En la dcada de los aos 60/70 la poblacin deCanarias era de 966.177 habitantes y su super-ficie de cultivo de 175.300 ha, abastecien-do suproduccin a la totalidad de la poblacin y permitiendoexportar pltanos, papas, tomates, hortalizas, plantasornamentales y flores. Sin embargo, actualmente man-tenemos una superficie de cultivo de apenas 38.000ha. Hay que tener en cuenta que el abandono de lasuperficie cultivada en el archipilago es de 2.000 hapor ao, cifra muy alarmante. Los puestos de trabajo

    son insignificantes y la produccin canaria solo abastece el 8% de lo que con-sumimos, lo que supone una importacin del 92%, y prcticamente sin ca-pacidad de exportacin.

    La poblacin agrcola activa de 1955 y de 2011 era respectivamente de191.353 y 25.000 personas. La produccin, en referencia a las papas, fue de40.000 tn exportadas en 1.976, mientras que en el pasado ao se importaron170.000 tn. Hay que significar que la FAO mantiene que la produccin de lasuperficie, debe abastecer al 50% de la poblacin, sin embargo, Canarias nica-mente lo hace con el 8%.

    La importacin masiva de productos hortofrutcolas ha significado la intro-duccin de plagas y enfermedades desconocidas en nuestra comunidad, dedifcil erradicacin, que atacan al sistema productivo, causando caos en la pro-duccin autctona y ponindola en grave peligro (pltanos, papas, tomates,ctricos, etc.).

    Todo ello es consecuencia de la falta de apoyo a la agricultura y ganaderade nuestra Comunidad Autnoma por parte de los polticos que nos hangobernado, y del escaso inters que han demostrado; de estar muy lejos delos principios que rigen en la Unin Europea, con respecto al reparto de lasayudas: EQUIDAD, EQUIVALENCIA Y PROPORCIONALIDAD, y de laindecisin de barrer, de una vez por todas, las caducas estructuras organi-zativas.

    Buena parte de la clase poltica parece que ha perdido el norte, no seentiende la indiferencia mostrada, en determinadas ocasiones, hacia nuestrosector agrcola y ganadero. El reparto de privilegios, condecoraciones yechaderos no ha tenido lmites. Da la impresin que aplican aquello de Hoypor ti, maana por m beneficiando, en algunas actuaciones, a los autopro-clamados dirigentes, por la gracia de DIOS, cuya voracidad no tiene fin paraseguir acaparando ms y ms recursos, diezmando cada vez ms al resto denuestra agricultura y ganadera, sin olvidar tambin a ese 95,1% de su propiosubsector. An, reconociendo que es el nico subsector medianamente or-ganizado como lobby, del que deberan tomar ejemplo el resto.

    El Gobierno Autnomo ha implantado en NUESTRA TIERRA ELABSURDO, en el campo, el agricultor y el ganadero, no pueden tener un

    gallinero, porque los gallos cantan. Cuadras o chiqueros para animales? No,porque producen mal olor. Pequeos estanques para verduras? No, porquedeslucen el paisaje. Ampliar la bodega? No, porque est en suelo rstico,etc. Holanda y Asturias sirvan de ejemplo.

    A la vista de lo expresado anteriormente, y como conclusin, CANARIASno puede seguir asumiendo un SISTEMA PRODUCTIVO caduco, inoperante,trasnochado, quebrado, con continuos parcheos, y un reparto de las ayudascarente de justicia, mientras algunos han cobrado las ayudas del 2010 y partede las del 2011, a otros ni tan siquiera se les han abonado la totalidad de lasdel 2010, no es esto discriminatorio?.

    Habra que planificar la produccin de cultivos isla por isla, garantizandoel paisaje, el medio ambiente, el consumo de nuestras producciones, la posi-bilidad de exportacin, fijando la poblacin al territorio y evitando nuestrafuerte dependencia del exterior.

    En resumen, los polticos que han gobernado Canarias, pueden estarmuy orgullosos de lo hecho, su poltica agraria no tiene desperdicio. Quiendice defender LO NUESTRO debe cuidar muy bien las formas, no serespaldan nuestros productos promocionando vinos forneos en distintosgapes. Entendemos que sera ms importante fomentar, por ejemplo,nuestras confituras, que la sidra fornea.

    A nuestros polticos les cuesta abanderar la proteccin de la agriculturay ganadera, y prefieren la defensa de los privilegios adquiridos de unos pocosen detrimento de la mayora, y a esto se le denomina estar hipotecados porun sueldo y por un cargo.

    Nuestras peticiones se basarn en: 1) FISCALIDAD DIGNA PARA AGRICULTORES, GANADEROS

    Y PESCADORES.2) AYUDAS PARA DESARROLLAR LA AGRICULTURA, GANA-

    DERIA Y PESCA.3) IMPLICACION, SIN DEMAGOGIA, EN LA DEFENSA DEL

    SECTOR PRIMARIO. 4) NO SER EXPECTADOR PASIVO POR CONVENIENCIA

    ECONOMICA O POLITICA.Y pediremos con voz crtica:

    A.- UN NUEVO SISTEMA PRODUCTIVO PARA CANARIAS.B,- UN REPARTO MS EQUITATIVO DE LAS AYUDAS CA-

    NARIAS, EUROPEAS Y DE ESTADO.

    Jess Corvo PrezSecretario Insular de PALCA en Tenerife

  • La necesidad del cambioTras las elecciones municipales, insulares yautonmicas del pasado mayo, El Hierro hasufrido no slo los movimientos ssmicosproducidos por el volcn submarino, sino tambinotros en el terreno de la poltica. La mocin decensura que llev al gobierno de la Primera Insti-tucin Insular al PSC-PSOE junto con el PP, porboca de sus dirigentes, se present para hacerotro tipo de poltica, poltica de cambio en las for-mas y en el fondo. Pasan los meses, y los agricul-

    tores, ganaderos y pescadores de nuestra isla pocos o ningn resultadotangible hemos visto de la aplicacin de esa nueva frmula.

    Entendiendo la conmocin e incertidumbre que el volcn haya po-dido generar en los habitantes de El Hierro y su clase poltica, cree-mos que ha llegado el momento de centrarse en lo cotidiano, y quenuestros dirigentes hagan un esfuerzo por resolver los problemas delda a da a sus gentes. De ah, LA NECESIDAD DEL CAMBIO.

    Con un turismo en horas bajas, los pocos ingresos que en la actualidadest percibiendo la isla, provienen, fundamentalmente, del sector agrario.No es de recibo que el grupo de gobierno en el Cabildo Insular, todavano se haya puesto manos a la obra para, al menos, intentar paliar unaserie de cuestiones que afectan al mismo y que son prioritarias para elmantenimiento y posible desarrollo de este sector.

    El sector primario en El Hierro sigue en las mismas condiciones pre-carias de antao. Sabemos que las anteriores corporaciones del CabildoInsular nos sumieron en una profunda crisis, antes de que sta llegara.Hundieron el sector inventando y experimentando, gastando nuestro di-nero en instalaciones ruinosas, muchas de ellas cerradas en la actualidad.

    Un ejemplo de ello es la fbrica de pienso que, a da de hoy, est in-operante y con la mayor parte de su maquinaria en estado de abandonototal. No vemos lgico pretender producir un pienso ms barato queel de las fbricas existentes en las islas capitalinas, cuando toda la mate-ria prima hay que traerla del exterior, pagando la doble insularidad. Esteproyecto nos cost a todos los herreos 500.000 euros, no se puedetirar tal cantidad de dinero por un capricho del poltico de turno.

    No hubiese sido ms fcil, si realmente se quera ayudar a losganaderos, facilitarles las parcelas que tiene el Cabildo en Fronterapara plantar forrajes?. Medida con coste cero para el Gobierno Insulary de vital importancia para aqullos. En la actualidad, algunas de ellasestn cedidas y otras estn en desuso, a pesar de que muchos ganaderossigan demandando una.

    Se podra hacer un relato bastante extenso de los disparates come-tidos por el anterior Consejero del Sector Primario, pero vemos msprovechoso centrarnos en el actual, al ser quien puede y debe corregirel rumbo del sector.

    Solicitamos al Sr. Consejero del Medio Natural, Rural y Marinoque hable con las personas implicadas en cada uno de los subsectoresy escuche lo que tengan que decirle, pues son ellas las que mejorconocen su problemtica y pueden servirle de ayuda a la hora de iniciarcualquier proyecto. Desde PALCA, entendemos que hay que analizaren profundidad, cada uno de ellos, buscando soluciones y mejoras acorto plazo, no podemos seguir esperando que el man caiga del cielo.

    Las empresas del Cabildo Insular relacionadas con el sector primario,como es el caso de Mercahierro, tiene que gestionarse eficazmente

    para rebajar la abultada deuda que acarrea. El Cabildo no puede per-mitir que dicha empresa quiera amortizar su dbito pagando menoslos productos a los agricultores y ganaderos, conociendo de antemanoque haba un precio pactado que se debi respetar.

    Entendemos desde PALCA-El Hierro, que es cuestin prioritariaque Mercahierro busque la frmula precisa para que los agricultoresy ganaderos cobren cuanto antes lo que se les adeuda. No es posibleque stos se vean en la necesidad de solicitar prstamos para sacaradelante sus familias, mientras que una empresa pblica les debe can-tidades importantes de dinero.

    Proyectos como el de la pia tropical en cuarta gama, con sus distintaspresentaciones, no puede permanecer ralentizado a la espera de queuna de las empresas comercializadoras del producto en primera gama,decida mover ficha y sacar adelante el estudio de costes necesario.Mxime, cuando esa misma empresa poco o nada hizo cuando aparecien los lineales de cierto supermercado, en las islas de Tenerife y GranCanaria, pia tropical en rodajas, presentada en cuarta gama.

    Hay que exigir el cumplimiento estricto de la Orden Ministerial(MAPA), de 12-03-87, por la que se crean barreras fitosanitarias enCanarias. Incluso, de ser posible, potenciarla para que su incumplimientono se quede en meras sanciones administrativas, Si dicha Orden sufreretrocesos o se deroga, el subsector de los subtropicales, en su conjunto,est condenado a la desaparicin.

    Es necesario que la totalidad de este subsector presione a las ad-ministraciones para conseguir registros provisionales de nuevas ma-terias activas para fitosanitarios. No nos vale que una empresa radi-cada en el Sur de Tenerife, que ha intentado posicionar pia tropicalen cuarta gama en Canarias, con los posibles riesgos que ello conlleva,convoque una reunin, semanas atrs, con productores de papayapara tratar este asunto. En nuestro Archipilago existen cultivares im-portantes de otros subtropicales, como es el caso del aguacate, man-go, pia tropical y se precisa que este tipo de acciones se lleven acabo conjuntamente. Creemos que en este tema El Hierro tendralgo que decir.

    Si queremos darle vida al sector agrario y conseguir el tan ansiadorelevo generacional, tenemos todos, (ganaderos, agricultores, pescadoresy polticos), que arrimar el hombro y trabajar conjuntamente. As nuestrosproductos sern referencia de calidad y rentabilidad en los mercados.

    Desde PALCA le pedimos al Consejero del Medio Natural, Rural yMarino que se implique y comprometa ms y que trabaje buscando solu-ciones a corto plazo. Queremos un cambio en la manera y las formasde hacer las cosas, no ms de lo mismo.

    Por ltimo, decirle a la actual Corporacin Insular, como ya lo hicimoscon la anterior, que PALCA est aqu para aportar ideas y colaborar conquien necesite nuestra ayuda, nunca para restar ni entorpecer la laborde nadie. Seguimos con la mano tendida, esperamos que sepanrecoger el guante.

    Juan Jess Garca FernndezCoordinador Insular de

    PALCA-El Hierro

    ALCAALCALa Voz deLa Voz dePP

    9 AGROPALCA Enero-Marzo 2012

  • Esos enormes trozos de hielo que flotan en los maresde los polos llamados iceberg muestran solo un terciode su dimensin real, ya que el resto queda oculto ysumergido en el agua, en esa caracterstica dicen que consisteuna buena parte de su peligrosidad para los navegantes.

    Algo parecido puede ocurrir con el acuerdo agrcola conMarruecos, que es un escaln ms, hacia abajo, en una pen-diente que se ha iniciado hace unos aos por la Unin Eu-ropea. Este acuerdo y los que sucesivamente se van a ir fir-mando con otros pases del norte de frica, provocar unamayor competencia desleal con los agricultores espaoles

    y europeos y ser motivo de cierre de muchas explotaciones agrarias y de la prdidade miles de empleos en el sector.

    El hecho de que el ministro Arias Caete le quite inicialmente importancia a lasrepercusiones negativas del acuerdo con Marruecos, hasta tener ms datos no dejade ser, a mi juicio, la actitud de un ministro que quiere facilitar el cierre de un acuerdode pesca con ese pas y que tiene que hacer, de la necesidad virtud tras la apro-bacin del mismo por el Parlamento Europeo.

    No obstante, para situar no solo el contexto actual, sino el del futuro inmediatoen esta materia, recomiendo a los polticos que dicen representarnos, que lean, si esque no lo han hecho, el documento que el 16 de Diciembre la Unin Europea hizopblico con el nombre La respuesta Europea a la primavera rabe en el que tex-tualmente se recoge en el apartado referido a las ayudas de mercados aludiendo a es-tos pases: Acceso a los mercados, as como la integracin progresiva de las economasde estos socios en el mercado nico de la UE sern los principales objetivos para las futurasnegociaciones de zonas de libre comercio amplias y profundas con Marruecos, Jordania,Egipto y Tnezque se pondr en marcha tan pronto como el trabajo preparatorio necesariose complete.

    Para ratificar esta decisin, amplindola, el Consejo Europeo del pasado da dosde marzo tom un acuerdo para los pases de Oriente Prximo y del Golfo en elmismo sentido.

    O sea que ya no se habla de la entrada en los mercados europeos de productosconcretos (tomates, hortalizas, frutas, ctricos, aceite de oliva) ni de contingentes, nide posibles calendarios de entrada de esos productos, o de precios de referencia,sino de libre mercado total con estas reas.

    Desde el sector agrario, hemos dicho hasta la saciedad lo injusto de estos acuerdospara los agricultores espaoles. Las tremendas diferencias de los precios de la tierrade esos pases respecto del nuestro, los costes de la mano de obra (hasta 10 vecesmenos) no tener limitaciones por razones medioambientales como se impone Europaa la hora de producir, la manga mucho ms ancha en la utilizacin de fitosanitarios etc,etc, genera una tremenda competencia desleal. Pero nada parece importar a nuestrosgobernantes europeos todo lo visten y lo envuelven en la apariencia de decisionesque se toman como ayuda a unos pases que optan por ser democrticos, en unaceremonia de supuestas buenas intenciones y de medias verdades.

    Hipocresa en grado sumoLo cierto es que hay empresas europeas invirtiendo en el norte de frica que

    quieren con todo esto hacer su agosto, pagando pocos impuestos (si es que paganalguno), y con las condiciones anteriormente citadas de salarios de miseria Puedenproducir mucho ms barato. Normalmente el negocio se monta al sur del medite-rrneo de la mano de algn jeque, cacique local, o miembro de alguna familia pudiente,lo que resuelve muchos problemas locales y lo dems es producir y vender a loseuropeos frutas y hortalizas a unos precios que sus agricultores no podrn nunca produciry ellos lo saben. Para culminar el xito solo hace falta que les abran los mercados deEuropa, y en eso estn.

    Desde la UE, y por lo que estamos viendo, lejos de apoyar que esos pases pro-duzcan para el autoconsumo de sus gentes, que debera ser lo primero y es proba-blemente lo que ms necesitan, con estas aperturas que proponen fomentan estasdudosas prcticas.

    Se usa mucho el argumento de lo importante que es para estos pases obteneracceso a nuestros mercados para que vendan productos alimenticios, y as mejorarsus niveles de riqueza, pero quien lo dice sabe lo que ellos pueden producir y queesas producciones solo harn la competencia a los pases del sur de Europa. Es ciertoque los niveles de riqueza de algunas empresas exportadoras que se estn consti-tuyendo en el norte de frica, la mayora con capital europeo o mixto si aumentar,

    pero de eso a que se beneficien sus ciudadanos de forma importante hay un grantrecho.

    Sin embargo, hay otras producciones como cereales, leche y derivados, carnes,azcar, etc. de las que esos pases son deficitarios, pero no deben preocuparse porquehay suficientes excedentes en Francia, Alemania y los pases del norte de Europa paravenderles (nada de regalar en este caso). Tampoco parece suponer problemas parala UE que nuestros bancos, empresas de comunicaciones, de automviles, constructoraso, incluso, las agrarias, se hagan con los mercados emergentes de esos pases, quees lo que hay de teln de fondo, detrs de esa supuesta generosidad europea.

    Dicho esto, es ms fcil comprender lo ocurrido en los ltimos aos, cuando losrepresentantes de los pases del norte decidan hacer la vista gorda ante los incum-plimientos por exceso, de las cantidades preferenciales que se haban fijado en tomatemarroqu, por ejemplo.

    Tambin, y rayando en lo kafkiano, se ha llegado a afirmar en Marzo de 2011 porun funcionario de la Comisin Europea que los tomates marroques eran ms segu-ros que los espaoles, lo que adems de ser falso, pone en evidencia las tendenciasque nos quieren imponer.

    Ser casualidad la falsa acusacin y el escndalo generado por las supuestas bac-terias en pepinos espaoles que luego no lo eran?, quiero creer que s, pero visto eltema en su conjunto, da que pensar.

    Tambin me pregunto Ser casualidad que se interrumpa el acuerdo pesquerode la UE con Marruecos meses antes de que Espaa tenga que aceptar el acuerdoagrcola, o es una forma de presionar para su aceptacin?

    Por otra parte, y con este panorama, es fcil imaginar como la mayor parte de laEuropa del Norte estar encantada al tener ms diversidad de pases que suministranalimentos y a precios ms baratos, sobre todo porque son alimentos que ellos noproducen, contribuyendo adems a bajar el precio de su cesta de la compra. Por otraparte el desempleo que se va a generar en Europa con estas decisiones no va a engrosarlas listas del paro de la ciudad de La Haya ni de Frankfurt sino del este y sur de lapennsula y de Canarias, en el caso espaol.

    Si los pases del norte de frica vendiesen productos que le hicieran la compe-tencia a Siemens, Volkswagen o Renault, a Vodafone, Endesa o Bayer o al DeutscheBank, otro gallo cantara.

    Se me ocurre que puestos a ayudar a esos pases y si Europa es tan generosa yse lo puede permitir por qu nuestros dirigentes europeos no aprueban ayudas paralas empresas que ya existen en esos pases que les permitan desarrollar su agriculturade auto abastecimiento o su red de carreteras y hospitales?, o por qu no se lesregalan los medios para implantar y mejorar su telefona mvil, redes de internet opara potenciar e implantar sus bancos? y por qu no, ya metidos en este ardor cari-tativo y solidario les regalamos la tecnologa y la investigacin europea necesaria parala produccin de automviles, maquinaria industrial, medicamentos, aviones, etc. etc.?

    Que no se nos malinterprete, los agricultores queremos apoyar econmicamentecon nuestros impuestos las actuaciones de poltica exterior que decidan poner enmarcha los dirigentes de la UE, lo mismo que cualquier otro ciudadano europeo,pero ni un cntimo ms, aunque si me apuran dira que deberamos pagar algo menosque los dems ciudadanos, porque en este pas no alcanzamos ni el 60% de la rentamedia que tienen los dems ciudadanos.

    Lo que est claro, a mi juicio, es que las polticas que la UE tenga que realizar conotros pases por razones de proximidad, estrategia o solidaridad, no pueden hacersesin estudios previos de las repercusiones y a costa de desmantelar sectores productivosen Europa, de manera que unos ponemos todo y otros no ponen nada y adems sebenefician.

    Otro da analizaremos los acuerdos que la UE tiene firmados y en vas de nego-ciacin con Amrica Latina que se parecen preocupantemente a los citados aqu.

    La agricultura europea y la Poltica Agraria Comn (PAC) tenan hace unos aosla apariencia de un imponente Titanic, capaz de navegar por las vicisitudes de los mercadosy de lo acuerdos internacionales con una cierta seguridad para los agricultores y losconsumidores europeos. Sin embargo, los jefes de la tripulacin nos dirigen con ter-quedad hacia los icebergs.

    Jos Manuel de las Heras CabaasCoordinador Estatal

    Unin de Uniones de Agricultores y Ganaderos

    Acuerdo agrcola con Marruecos ola punta del iceberg

    Enero-Marzo 2012 AGROPALCA 10

    La Voz deLa Voz dePPALCAALCA

  • La valorizacin de las producciones locales es una poltica a la que elCabildo de Tenerife viene dedicando todo su empeo, a lo largode los ltimos aos. Convencido de la necesidad de seguir trabajandoen el fortalecimiento del sector agrario, en este caso a travs de la defensade la calidad y la personalidad de los productos y, en definitiva, de la mejorade su promocin y comercializacin, contamos con distintos ejemplosque justifican esta labor.

    Uno de ellos es el de la Miel de Tenerife, cuya denominacin de origenprotegida acaba de obtener un nuevo sello de calidad, en este caso decarcter nacional, como paso previo a la definitiva concesin de la proteccineuropea. La reciente concesin, por parte del Gobierno de Canarias, de laproteccin nacional transitoria de este producto, previa a su publicacinen el Boletn Oficial del Estado (BOE), abre la puerta a su ansiado recono-cimiento por parte de la Unin Europea.

    Para llegar hasta aqu ha sido necesario un trabajo tenaz y continuadocon el citado subsector, que tuvo su origen hace quince aos, cuando elCabildo puso en marcha la Casa de la Miel. Desde entonces, de la manode la Asociacin de Apicultores de Tenerife (APITEN), no cabe duda deque los avances han sido notorios, hasta alcanzar este reconocimiento,para cuyo fin tambin se ha contado conla participacin del Instituto Canario deCalidad Agroalimentaria (ICCA).

    Adems, todo este procedimiento ad-quiere un valor incontestable como pau-ta para otros subsectores del mundo agra-rio de las Islas, que hallan en esta volun-tad cooperadora, entre los sectores p-blico y privado, la nica manera de avan-zar. Sucede algo parecido en el campo dela viticultura, donde este ao pretendemosobtener el consenso necesario para alcan-zar un consejo regulador nico y la denomi-nacin de origen Vinos de Tenerife. Y nos re-ferimos a unos caldos que no slo conser-van su calidad sino que se superan cadaao, como se puso de manifiesto en 2011,cuando tres vinos pertenecientes a la De-nominacin de Origen Tacoronte-Acen-tejo fueron incluidos entre los excepcio-nales de Espaa, con una calificacin de 95 puntos en la Gua Pen, al tiem-po que otros 23 obtuvieron calificaciones entre 90 y 94 puntos, lo que prue-ba su consideracin como excelentes.

    Podramos referirnos tambin a otros subsectores, como es el caso dela papa, en el que estamos avanzando con vistas a su integracin, igual quea la mejora de la comercializacin, que nos lleven a su necesario impulso.En este sentido, no queda otra que encarar el futuro con una visin msinsular y menos localista, objetivo que pasa por su comercializacin de formaconjunta, adems de potenciar y diferenciar las variedades locales, dentrode una tendencia que favorezca igualmente su denominacin de origen. Setrata de un proceso en vas de aprobacin, en el que, pese a su complejidad,tambin hemos jugado un papel decisivo.

    Porque son muchas las posibilidades que tienen por delante nuestrosproductos, aunque todas ellas pasan por una actitud decidida en pos deltrabajo colectivo. Y esas posibilidades no se circunscriben exclusivamente anuestro mbito ms cercano. Conscientes de ello, desde el Cabildo de Tenerifetambin venimos trabajando, desde hace tiempo, en el aprovechamientodel turismo como fuente que enriquezca a otros sectores, como es el casode la agricultura, la ganadera y la pesca. Sirva como ejemplo la labor de pro-

    mocinque realizamos en grandes encuentros internacionales, como la feriaITB de Berln, para ensalzar las cualidades y atractivos de la Isla como re-ferente de destino turstico sostenible. Para ello, dada nuestra gran biodi-versidad, significamos la apuesta emprendida por la conservacin del medioam-biente, con casi la mitad de nuestro territorio protegido, y la adecuada conju-gacin entre agricultura, economa y turismo.

    No obstante, reconocemos que todava nos queda por delante una ar-dua tarea, en aras de afianzar la competitividad del sector agrario, sabedo-res que el futuro de las Islas pasa por la diversificacin econmica. Atra-vesamos un momento muy complicado, como no se le escapa a nadie,sobre todo a nuestras gentes que viven del campo, que estn haciendoun esfuerzo encomiable para salir adelante. Por eso mismo, buena partede las iniciativas emprendidas por el Cabildo de Tenerife van en la direc-cin de potenciar este sector, tan debilitado por la crisis econmica ac-tual.

    A ello se suma un factor sobrevenido, que tiene que ver con unascondiciones meteorolgicas adversas y la escasez de lluvias, tan necesa-rias para nuestros campos. Adems de desear que esta situacin puedacambiar antes del prximo verano, desde la Corporacin insular conti-

    nuamos trabajando para mejorar las condi-ciones de riego. As, el pasado ao inaugu-ramos el sistema de tratamiento terciario delas aguas depuradas de Santa Cruz, que su-puso una inversin superior a los seis millo-nes de euros, cofinanciada por el Cabildo deTenerife y el Gobierno de Canarias. Esto haredundado en una notable mejora de lacalidad del agua de riego en el sur de la Isla.Adems, hemos decidido convertir el or-ganismo Balsas de Tenerife (Balten) en en-tidad pblica empresarial, para acentuar laatencin a los agricultores y mejorar su efi-ciencia.

    Igualmente, hemos decidido la creacinde la entidad pblica Agroteide, concebidapara ordenar el aparato empresarial del Ca-bildo en materia agraria y pesquera, hacin-dolo ms eficiente y emprendiendo nuevasintervenciones. Ejemplo de ello es la adqui-

    sicin de las instalaciones de la Cooperativa Agrcola de Benijos, con el finde ordenar el mercado de la papa local e impulsar el cooperativismo agra-rio de este subsector en el norte de la Isla, muy necesitado por su estadode debilidad.

    Ante todos los retos descritos, que no se cien en exclusiva al presente,sino que tambin marcarn el futuro devenir econmico de la Isla, resultafundamental la participacin de nuestros jvenes. Ellos estn llamados a in-terpretar un papel imprescindible, que pasa previamente por hacerles atrac-tiva la actividad agraria, con sus muchas posibilidades, y fomentar de maneradecidida la adecuada formacin. De ah surge el desarrollo del proyectoAgrojoven, igual que la puesta en marcha de un sistema insular de inter-mediacin, favorecedor del arrendamiento del suelo rstico y, en definitiva,la recuperacin del suelo abandonado. Son objetivos plenamente realiza-bles y conforman una apuesta clara por el sector agrario isleo.

    Ricardo Melchior NavarroPresidente del Cabildo de Tenerife

    Apuesta por el sector agrario isleo

    NTREVISTASNTREVISTASComunicaciones yComunicaciones y

    11 AGROPALCA Enero-Marzo 2012

    EE

  • Ao tras ao, las importaciones de tomates proce-dentes de Marruecos superan los cupos previstos en elacuerdo de Asociacin que mantiene la Unin Europeacon este pas, y los operadores no respetan, en muchasocasiones, los precios de entrada establecidos para deter-minados productos, con el impago de las tasas arance-larias correspondientes. Algunos venimos denunciandoesta situacin desde hace aos ante la Comisin Europea,que lleva mucho tiempo haciendo odos sordos a las preo-cupaciones manifestadas por el sector productor y porel mismo Parlamento Europeo.

    El pasado ao, como consecuencia de una queja tramitada por la FederacinEspaola de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX) con elapoyo del Partido Popular, la Comisin de Peticiones del Parlamento Europeosolicit al Ejecutivo comunitario que procediera a una modificacin del rgimende precios de entrada de frutas y hortalizas en la Unin Europea, rgimen queest propiciando la entrada fraudulenta de producciones de pases terceros, prin-cipalmente de tomates marroques. Los Gobiernos de Espaa, Francia e Italiasuscribieron, por su parte, una declaracin conjunta en donde pedan a la Comi-sin Europea una reforma de ese sistema.

    Ya en el ao 2007, la Oficina de Lucha contra el Fraude (OLAF) reconocique el mecanismo de precios de entrada en vigor se presta a prcticas irregulares,en respuesta tambin a otra denuncia presentada por la federacin espaola.

    El Partido Popular ha venido defendiendo la paralizacin de toda nueva con-cesin a Marruecos hasta que la Unin Europea se dotara de los instrumentosnecesarios para garantizar el cumplimiento de los acuerdos.

    La Comisin Europea, por su parte, ha preferido hasta ahora echar balonesfuera argumentando que son los Estados miembros los que han de garantizarel control de las importaciones. Nunca ha querido reconocer abiertamente queel rgimen de precios de entrada, que est en vigor, impide a las autoridades a-duaneras nacionales hacer una trazabilidad correcta de los precios declaradospor los importadores para comprobar que no se produce ninguna irregularidad.

    Despus de la ratificacin del acuerdo por parte del Parlamento Europeo,ahora queda esperar que el Ejecutivo comunitario preste ms atencin a las de-mandas realizadas desde varios foros para que se modifique el rgimen de im-portacin de frutas y hortalizas de pases terceros de forma que se dote a las au-toridades nacionales competentes de los instrumentos jurdicos necesarios queles permitan efectuar un rastreo de los precios declarados por los importadores.

    Existe, desde siempre, una laguna jurdica en la normativa europea que impidea las autoridades nacionales hacer su trabajo correctamente y este es un problemaque hay que resolver de forma prioritaria para garantizar el cumplimiento de lascondiciones del acuerdo agrcola con Marruecos. Hay que evitar que las nuevasconcesiones ofrecidas a ese pas aumenten las tensiones en los mercados y agravenlos perjuicios ocasionados a los productores europeos.

    El pasado mes de febrero, el Parlamento Europeo, con el voto en contra dela delegacin del PP, dio luz verde al nuevo captulo agrcola con Marruecos, queentrar probablemente en vigor el prximo verano. El Parlamento aprovechla ocasin para adoptar al mismo tiempo una resolucin en donde recogi unaenmienda presentada por el Partido Popular solicitando la modificacin del r-gimen de precios de entrada para mejorar el control sobre las importaciones yacabar con la entrada fraudulenta de tomates marroques principalmente.

    En dicha resolucin, la Eurocmara defiende igualmente la necesidad depromover una equivalencia entre Marruecos y la Unin Europea en materiamedioambiental y de seguridad alimentaria, a fin de garantizar una competencialeal entre ambos mercados.

    El nuevo captulo agrcola del Acuerdo de Asociacin desmantela parte delos derechos de aduana aplicados a las exportaciones marroques y reducealgunos precios de entrada de frutas y hortalizas procedentes de Marruecos.

    En lo que se refiere a los productos considerados "sensibles", aumenta loscontingentes con precios de entrada reducidos para las exportaciones marroquesde tomate, calabacn, pepino, ajo, clementina e introduce nuevas concesiones pa-ra la fresa en un periodo que coincide con la campaa de comercializacin de lasproducciones europeas.

    En el caso del tomate, producto que est sometido a fuertes tensiones de mer-cado, la cuota se incrementa de 185.000 toneladas a 257.000 toneladas en el ao2013, lo que representa un alza del 39 por ciento. El acuerdo contiene asimismo unrecorte del 30 por ciento del precio de entrada para la prctica totalidad de la fru-ta de hueso, uva de mesa y ctricos.

    Todas esas concesiones han sido realizadas sin que el Parlamento Europeotuviera la ocasin de intervenir en las negociaciones, pues la Eurocmara slopuede ejercer su poder al final del proceso para decir s o no a lo pactado pre-viamente por la Comisin Europea con el aval del Consejo de Ministros de laUE.

    El nuevo captulo agrcola supone una mejora sustancial del acceso al mercadocomunitario de las frutas y hortalizas procedentes del pas magreb, pero su impactopodra limitarse si se cumplen las reglas del juego, reglas que ahora no se estnrespetando, ocasionando un gran malestar en el sector productor espaol, quetiene que competir con Marruecos en los mismos mercados europeos.

    Actualmente, la Unin Europea aplica derechos de aduana cuando los pre-cios de las mercancas son inferiores a los precios de entrada estipulados en elacuerdo para determinados productos, entre los que se encuentra el tomate. Sinembargo para el clculo de los derechos los operadores pueden acogerse cadada a tres frmulas distintas, lo que les permite escoger la opcin que ms les con-viene en cada momento. Los precios declarados en aduana no se correspondena menudo con el precio efectivo practicado en el mercado por los importadoresde tomates marroques. El fallo se encuentra principalmente en la existencia deese abanico de opciones, entre las que se encuentra el denominado mtodo "de-ductivo" que permite a los importadores hacer sus declaraciones aduaneras hastados meses despus de haber efectuado la venta. Dicho mtodo se ha convertidoen un verdadero "coladero" de importaciones irregulares, que dan lugar a una su-peracin de los cupos existentes y a una forma de evadir el pago de tasas adua-neras.

    En los prximos meses, de forma paralela y en el marco tambin de las ne-gociaciones de la reforma de la PAC, habr sin duda un dilogo con la Comisin Eu-ropea para intentar resolver esos problemas, introduciendo las modificaciones le-gislativas necesaria en la Organizacin Comn de Mercado de los productos agr-colas, que es la que regula el rgimen de importacin de frutas y hortalizas en la UninEuropea.

    Para ello, y como apoyo a las iniciativas que adopte el Gobierno, los euro-diputados populares nos hemos comprometido a mantener todos los contactosque sean necesarios con los responsables de la Comisin Europea encargadosde este asunto para buscar soluciones efectivas que acaben con los fallos quepresenta hoy en da el sistema. Tras el debate que mantuvo el Parlamento Eu-ropeo con motivo de la ratificacin del nuevo acuerdo, el mismo comisario de A-gricultura, Dacian Ciolos, mostr su total disposicin a escuchar el punto de vistaplanteado por los diputados populares, a quienes nos invit a tomar contacto conlos servicios responsables del Ejecutivo comunitario para buscar soluciones. Laoferta del comisario supone una puerta abierta a la esperanza despus de tantosaos en los que la Comisin ha preferido correr un velo sobre este asunto contro-vertido por temor probablemente a tener que enfrentarse a una negociacinaadida entre bastidores con Marruecos, al margen del contenido mismo del a-cuerdo de Asociacin.

    Creo que es conveniente puntualizar aqu que la oposicin mantenida porel PP al Acuerdo con ese pas no signific un "no" al Reino de Marruecos, pueses un socio preferente y debe seguir sindolo en el futuro. Marruecos no es elculpable del incumplimiento del acuerdo, que radica en la existencia de lagunasen la legislacin europea, pero s que se beneficia de los fallos del sistema. A partirde ahora va ser necesario que tanto la UE como Marruecos hagan un esfuerzodiplomtico para encontrar una solucin a los problemas que genera el rgimende importacin comunitario con el fin de que en el futuro las relaciones comer-ciales entre ambas partes se desarrollen de forma transparente, evitando perjuiciosinnecesarios a las producciones europeas.

    Gabriel Mato AdroverPresidente de la Comisin de Pesca

    Parlamento Europeo

    Hay que acabar con las irregularidadestras el acuerdo con Marruecos

    Comunicaciones y Comunicaciones y EE NTREVISTASNTREVISTASEnero-Marzo 2012 AGROPALCA 12

  • En el pasado, es conocida la importancia que tu-vo el cultivo y manufactura del tabaco en la Islade La Palma, y son muchos los investigadoresque han escrito sobre este tema: Wladimiro RodrguezBrito, Alfredo Mederos y Anelio Rodrguez Concep-cin, entre otros. Pero s es conveniente citar algunosdatos histricos:

    - Hasta la llegada de los canarios a Cuba, esta plan-ta se recolectaba de forma silvestre por los indgenaspara su utilizacin con fines medicinales, principalmen-

    te, fue con la llegada de los isleos canarios que se establecieron en las ricas ve-gas cubanas en el siglo XVI, los que desarrollaron el cultivo con fines comer-ciales.

    - No se conoce con certeza cuando fue la llegada de las primeras semillasy plantas a la Isla de La Palma, pero s se sabe que hay siembra de tabacocomo actividad econmica insular a finales del siglo XVIII y, sobre todo, alo largo del XIX, siendo a finales de este siglo y principios del XX, cuandoaparecen las primeras fbricas y marcas.

    - De ah que el tabaco tuvo en Canarias una actividad industrial y laboralimportante, principalmente en Gran Canaria, Tenerife y La Palma, dondegener en algunos momentos entre seis mil y diez mil puestos de trabajo,llegando a haber ms de 300 ha cultivadas en la nuestra isla.

    En el presente y pasado reciente, de la situacin del sector tabaqueropalmero, cabe destacar:

    - En cuanto a la manufactura, es un sector atomizado con gran nmerode chinchaleros, (voz palmera que designa al artesano que elabora puros),con gran experiencia artesanal tanto en la elaboracin en s, como en la prepa-racin de las ligas (mezclas de diferentes hojas para tripa, capote y capa) paraconfeccionar los puros.

    - Manufactura que ha apostado ms por la diferenciacin, a travs del co-nocimiento de las mezclas y no tanto por la incorporacin de materia primalocal, generando un distanciamiento entre el agricultor y el chinchalero y pro-piciando, por tanto, un abandono del cultivo.

    - Elaboracin de productos principalmente dirigidos al mercado localy regional y, en contadas ocasiones, al nacional e internacional, teniendoexperiencias recientes en la exportacin a EEUU, Alemania y otros pases.

    - Existencia de una gran competencia desleal, por parte de empresasforneas, que utilizan la nomenclatura Palmero con el fin de aprovecharla imagen positiva que tienen nuestros productos.

    - Por parte de la administracin, destacar que el sector cuenta con be-neficios y exenciones fiscales para Canarias y, en el caso particular de la Pal-ma, se ha procedido, en los ltimos aos, a la recuperacin de las varie-

    dades tradicionales y al fo-mento del cultivo de lasmismas, as como al ase-soramiento y apoyo al sec-tor para crear estructurasasociativas que les permi-ta romper algunas limita-ciones actuales, como son:la exportacin y apertura denuevos canales de comercia-lizacin. que slo son viables a travs de la unin para cum-plir criterios de constancia ycalidad en el suministro. Con-tando en estos momentoscon los mayores cultivos tra-dicionales y artesanales de ta-baco de toda Europa.

    Para hablar del futuro,tanto del cultivo del taba-co como de la manufactu-ra del mismo, las estrate-gias son diferentes en fun-cin de los productos y losmercados. Tenemos que seguir produciendo puros artesanos con mezclasde importacin para abastecer principalmente demanda local y exterior, ypotenciar an ms la elaboracin de puros con materia prima local para unmercado de excelencia y un mercado turstico en auge.

    En el contexto del nuevo modelo de desarrollo insular para La Palma,basado en el sector primario y en un sector turstico de calidad, juega unpapel fundamental el sector agrario en general y el tabaco en particular,aportando paisaje, manteniendo la tradicin, la cultura y sus valores etno-grficos. Todos ellos son activos para el desarrollo turstico y debemos sercapaces de tematizar tanto los cultivos como las fbricas artesanales y sabervender un producto que nos diferencia, ya que sta es clave en un mercadoturstico competitivo.

    Es importante, en la elaboracin de puros 100 % palmeros, tanto el pa-pel del chinchalero como el del agricultor y de la perfecta unin entre ambosest el xito. El agricultor, contribuyendo a preservar unas variedades tradi-cionales que nos diferencian, a mantener un paisaje y unos valores cultura-les. El artesano tabaquero, aparte de la elaboracin de puros con mezclas dehojas de importacin, debe tambin apostar por la elaboracin de puros in-corporando materia prima local y buscando frmulas que garanticen la ren-tabilidad para los agricultores.

    El sector tabaquero palmero (agricultores y chinchaleros) ha sido muyinnovador, poniendo en marcha el cultivo con fines comerciales no sloen Canarias sino en Cuba, ese componente renovador se hace precisoen estos momentos donde la innovacin debe estar en el asociacionismocomo clave para competir en el mercado exterior, en la integracin al sectorturstico como un activo insular y en la apuesta por incorporar materia primalocal que junto con nuestra tradicin artesanal mantendr nuestra dife-renciacin en el mercado. En la perfecta conjuncin de dichos factores,est la clave para que este sector pueda recuperar la importancia econmicay social que tuvo en el pasado

    Csar Martn PrezConsejero de Agricultura, Ganadera y Pesca

    Cabildo Insular de La Palma

    El tabaco en La Palma: pasado, presentey futuro.

    NTREVISTASNTREVISTASComunicaciones yComunicaciones y

    13 AGROPALCA Enero-Marzo 2012

    EENTREVISTASNTREVISTASComunicaciones yComunicaciones y13 AGROPALCA Enero-Marzo 2012

    EE

    Plantacin de tabaco

    Secadero de tabaco

  • Estos das vuelve a sonar con insistencia, o lo que es lomismo con preocupacin, la firma de acuerdos agr-colas entre la UE y Marruecos, unos acuerdos que tra-dicionalmente significan una mayor competencia para nues-tras producciones agrcolas que, por la experiencia que yatenemos, siempre quedan en desventaja con respecto a lasdel pas vecino.

    No pretendo en estas lneas recordar los efectos per-versos que para nuestro sector platanero signific la prdidade nuestra OCM del pltano sustituida por un acuerdo quepareca importante y bueno para el sector con una ficha fi-

    nanciera de ms de 140 millones de euros. Lo que s pretendo es alertar sobre lo pe-ligrosos que pueden llegar a ser esos convenios. Desde el mismo momento de la firmadel acuerdo sobre el pltano, algunos decamos que antes de valorar era necesario le-erlo entero y, efectivamente, tras esa lectura encontrbamos la gran novedad: elacuerdo contemplaba la liberalizacin y no contingentacin de las producciones ACP,es decir, entrara toda la produccin que esos pases fueran capaces de comercializary sin pagar arancel de entrada en la UE, una trampa para nuestros productores.

    En el marco actual, el peligro ms acuciante es el crecimiento de las multina-cionales bananeras que abandonan Amrica Latina para localizarse en pases africanosmucho ms cercanos a los consumidores, lo que aumenta la competencia hacianuestras producciones plataneras, ya muy perjudicadas. Por este motivo, hoy merefiero a un instrumento potente que tenemos los pases de la UE para proteger anuestros productores en uno y otro caso: el control fitosanitario relativo a la impor-tacin, exportacin, y trnsito de vegetales y productos vegetales.

    El comisario de Agricultura de la Unin Europea, Dacian Ciolos, en una com-parecencia en Comisin en el Congreso de los Diputados contestaba recientementea mi preocupacin por el funcionamiento de la inspeccin que cuando se pi-

    den protecciones y controles reales en frontera, recuerden que no es la Comisin Eu-ropea la que tiene controladores en las fronteras, son los estados miembros. La Uninfija reglas comunes que son aplicadas por los aduaneros de cada pas, y tienen quehacer su trabajo utilizando la legislacin europea... El control en la frontera tiene queser eficaz y aplicarse bien... Si se emplean bien los instrumentos que ya tenemos,podemos proteger a los productores con el precio de entrada y las normas sanita-rias, veterinarias y fitosanitarias...".

    Pues bien, ante esta situacin, lejos de utilizar las posibilidades en control quele da la UE, el Gobierno de Espaa parece mirar para otro lado y ni siquiera dotade personal suficiente estos puntos de control fronterizo en Canarias, con lo queno solo han entrado producciones que nos hacen competencia desleal sino tambingran cantidad de plagas no conocidas hasta ahora en nuestra agricultura.

    Por este motivo, porque es importante para nuestra agricultura y porque es uninstrumento muy valioso a la hora de evitar la competencia desleal de ciertas produc-ciones, desde Coalicin Canaria llevamos tiempo exigiendo y volvemos a exigir alEstado la dotacin del personal suficiente para atender estos puntos de control eincluso planteamos una propuesta de convenio Canarias-Estado que permita lacogestin de los puntos de control fitosanitario dado que, hasta hoy, el Estado seha mostrado incapaz de gestionar adecuadamente estos puntos de inspeccin, loque ha permitido la proliferacin de plagas y enfermedades vegetales en los ltimosaos con notable quebranto para importantes y tradicionales sectores agrarios deesta tierra.

    Jos Luis Perestelo RodrguezSecretario de Organizacin de CC

    Parlamentario Regional

    Control fitosanitario en nuestros puertos

    Comunicaciones y Comunicaciones y EE NTREVISTASNTREVISTASEnero-Marzo 2012 AGROPALCA 14

  • El Hierro es la Isla con mayor produccin de pia tro-pical de Canarias. Concretamente, en 2011, la pro-duccin anual alcanz las 1.600 toneladas. Se trata deun sector importante de la economa insular que se des-arrolla en torno a la agricultura y que representa el sustentode numerosas familias.

    La pia tropical es uno de los cultivos de mayor arraigoen la isla del Meridiano, desde su implantacin con los pri-meros cultivos, a mediados de los setenta. Principalmenteen el Valle de El Golfo, los agricultores herreos se decan-

    taban por plantaciones tropicales adecuadas a las condiciones meteorolgicas de lagran depresin del norte herreo.

    Los vientos que ocasionalmente azotaban la zona, produciendo daos en loscultivos de pltano, con gran arraigo durante esas dcadas, promovieron la bsquedade nuevas opciones al desarrollo agrcola, dando lugar a la sustitucin de planta-ciones de plataneras, por las de pia tropical.

    Esta ltima es una especie con menos necesidades hdricas y mayor resis-tencia a la climatologa de La Frontera. No hay que olvidar la historia que nos llevaa las duras pocas de sequa que ha sufrido El Hierro y que ha empujado a losherreos a la adopcin de alternativas en la obtencin de agua, tanto para el con-sumo agrcola como urbano. Estas soluciones no slo han pasado por la aplica-cin de tcnicas industriales como la implantacin de las desaladoras a fin de nosobreexplotar nuestros acuferos, sino que tambin han ocasionado la intro-duccin de nuevas especies como es el caso de la pia tropical, para lograr unamayor adaptacin a las condiciones naturales.

    La pia tropical consigui una excelente acomodacin a la climatologa de ElGolfo, y en la actualidad ocupa una superficie de 120 hectreas, pasando a formarparte del paisaje tradicional de la zona y reflejo de la economa tradicional de LaFrontera.

    Alrededor de 400 socios forman parte de un negocio econmico que generacasi 200 empleos directos y que aporta unos ingresos anuales a la economa insularque superan los 2,5 millones de euros.

    Entre la pia ms cultivada en El Hierro destaca la perteneciente al grupo de laRoja Espaola, Puerto Rico, Barn Rosthschild o la MD2, del grupo de la CayenaLisa, con una mayor concentracin de azcar y cuya fruta puede alcanzar los 3 kilosde peso.

    Los esfuerzos realizados por nuestros agricultores en la implantacin, conser-vacin, modernizacin y desarrollo de este cultivo como uno de los ms repre-sentativos del sector primario en El Hierro, conlleva el firme compromiso de losrepresentantes de la sociedad de que se van a llevar a cabo las medidas necesariaspara la proteccin del sector.

    En los ltimos meses, la posible comercializacin en el Archipilago de la piaimportada, denominada de IV Gama, despierta la alerta entre agricultores y traba-jadores del sector dado el grave riesgo fitosanitario que supone para las plantacioneslocales. Estamos ante la comercializacin de un producto fresco que no ha sidotratado correctamente con el consiguiente peligro que ello supondra por la intro-duccin de organismos patgenos. Hay que destacar que esta problemtica se puedehacer extensiva al resto de frutas tropicales (mango, aguacates, papayas, etc.) en unfuturo inmediato.

    Como se recoge de manera expresa en la Orden Ministerial del 12 de marzode 1987, por la que se establecen para las islas Canarias las normas fitosanitariasrelativas a la importacin, exportacin y trnsito de vegetales y productos vegetales,no est permitida la entrada en las Islas de esta fruta tropical en su estado natural yfresco.

    Entendemos la IV Gama como la fruta u hortaliza fresca, que se presenta sintratamiento trmico, lavada y envasada que han podido ser objeto de troceado,corte o cualquier otra operacin relativa a la integridad fsica del producto, lista paraconsumir o cocinar y destinadas al consumo humano.

    En este sentido, desde El Hierro esperamos que se adopten firmes medidasen Canarias que garanticen el cumplimiento de la Orden Ministerial, frenando cual-quier amenaza para nuestra diversidad vegetal y poblacin agrcola. Nuestra firmeobligacin es la de velar por los intereses de nuestro patrimonio, ya sea natural,cultural, econmico, etc. En este sentido, no estamos en condiciones de permi-tirnos cualquier obviedad en las directas restricciones legales ya fijadas para el Ar-chipilago, en atencin a la proteccin de uno de los sectores econmicos msimportantes para nuestro desarrollo, la agricultura.

    Como se ha expresado en numerosas ocasiones, es una necesidad urgente lade poder contar con un organismo que garantice las buenas condiciones de estanueva versin en la comercializacin de la pia, no slo en lo referente al consumohumano, de mxima importancia, sino tambin en lo que atae a las posibles afec-ciones a nuestros cultivos.

    Si bien es cierto que la aparicin de la IV Gama, atendiendo a nuevos patronesde consumo, puede representar ventajas para particulares y empresarios del sectorhostelero, entre otros, por el ahorro de tiempo que supone la disponibilidad deun producto ya pelado y troceado, la produccin y elaboracin ha de estar sujetaa las medidas de seguridad fitosanitaria exigidas por la Ley.

    La entrada descontrolada de IV Gama, con tolo lo anteriormente citado, suponeuna de las amenazas ms latentes a la estabilidad alcanzada por los empresarios delsector de El Hierro y Canarias.

    Juan Rafael Zamora PadrnConsejero de Medio Natural, Rural y Marino,

    Cabildo de El Hierro

    La Pia Tropical en El Hierro. La amenazade la IV Gama

    Pia tropical en 2 ciclo productivo

    Planta adulta con fruto

    NTREVISTASNTREVISTASComunicaciones yComunicaciones y

    15 AGROPALCA Enero-Marzo 2012

    EE

  • Comunicaciones y Comunicaciones y EE NTREVISTASNTREVISTASEnero-Marzo 2012 AGROPALCA 16

    La Palma: algo ms que pltanos. Un modelo posibleLa isla de La Palma en los ltimos ciento cuarenta aos hasufrido tres crisis econmicas profundas que han marcadosu rumbo, las dos primeras a Amrica, y la ltima nos esthaciendo mirar hacia dentro.

    La primera ocurri tras la cada del mercado de la cochi-nilla en el ao 1876; los ingresos procedentes del exterior des-aparecieron, obligando a aquellos que no podan sobrevivir conuna economa de subsistencia a emigrar, principalmente a Cuba.

    La segunda, ms grave, ocurri tras la Segunda GuerraMundial; se unieron las consecuencias de la guerra civil en la eco-noma canaria, con un aislamiento internacional al rgimen fran-

    quista, que prcticamente bloque los puertos canarios, con graves consecuencias para lasexportaciones agrcolas. De nuevo se vio obligada una parte importante de la poblacin a laemigracin, sobre todo a la octava isla, Venezuela.

    La tercera es la que vivimos desde el ao 2008; a pesar de que todava es pronto paraevaluarla histricamente, el impacto que tiene ya sobre la poblacin activa, con ms de10.000 parados y sin visos de solucin, ni siquiera a medio plazo, deja clara su gravedad.

    La naturaleza internacional de esta crisis impide, adems, que la emigracin pueda ser-vir de alivio a la situacin; sin embargo, querido lector, quiero pensar que no todo est per-dido, que La Palma cuenta con recursos para vivir en ella.

    Se puede vivir al existir unos recursos naturales que favorecen la agricultura. La Palmadispone del 30% del agua que se utiliza en la agricultura de toda Canarias, con un 18% dela superficie regada de todo el archipilago; existe una buena red de riego administrada porcomunidades de regantes, con aguas de calidad y en un volumen ms que aceptable.

    En la isla se producen el 37% del los pltanos de Canarias. La propiedad del suelo estrelativamente bien distribuida al tener el 50% de los agricultores canarios propietarios depltanos. En la isla existe adems una buena infraestructura para la exportacin agrcola; ac-tualmente ms del 80% de los pltanos lo gestionan cooperativas, de las que solo dos, Cu-palma y Agricultores Guanches, gestionan ms del 50% de la produccin insular.

    No debemos volver a caer en errores del pasado; el monocultivo crea una peligrosa de-pendencia en una sociedad agraria, y debemos diversificar las actividades econmicas para evi-tarlo. Por un lado el sector turstico ha ido creciendo poco a poco en la isla; se debe poten-ciar un turismo que no sea de masas, que sea compatible y se apoye en los usos tradicionalesdel territorio.

    Y qu falta en La Palma para que los ms de 10.000 parados que hay en la isla ten-gan trabajo? Parece claro que las medianas, las tierras tradicionalmente dedicadas al auto-abastecimiento estn mayoritariamente infrautilizadas. Si bien el sector vincola est teniendoun papel relevante en ellas, y se va aadiendo el cultivo de aguacates de regado, el restoestn en franco abandono.

    En La Palma hay que crear las condiciones para potenciar cultivos en las medianas, pen-sando tanto en el abastecimiento local como en el del resto del archipilago. Hay que pen-sar en primer lugar en un cambio de actitud de nuestros jvenes hacia el campo, un refuerzode la formacin profesional agraria, as como regular y favorecer una red de distribucin deproductos locales. Finalmente la administracin debe negociar en el marco estatal y de laUnin Europea un Rgimen Especial de Abastecimiento (REA), as como mayores contro-les fitosanitarios en puertos y aeropuertos, que limiten la entrada de productos con esca-sos controles en origen, que introducen plagas en nuestro delicado entorno insular.

    Finalmente el sector platanero, que con el turismo, sigue siendo el principal sector eco-nmico de la isla, ha tocado techo en su produccin, que no en sus ingresos. Hay que me-jorar y optimizar la comercializacin hacia el exterior del pltano de Canarias; ASPROCANdebe esforzarse en mantener y aumentar tanto el mercado peninsular como el europeo;ha perdido influencia en el mercado nacional frente a las multinacionales que ya han asu-

    mido el 42% del mismo. Debe haber tambin una voz clara, unida y fuerte que en Bru-selas defienda el futuro del sector.

    No podemos hablar del futuro de la agricultura en La Palma si no hay un cambio enlas relaciones con Bruselas en cuanto a los modelos de importacin de alimentos y a loslobbys que presionan en la comercializacin de los productos del campo al margen de losagricultores. Un ejemplo de esto es lo ocurrido con los tomates, pepinos y otras hortalizascon Marruecos. Qu decir de las dificultades que impone Bruselas y Madrid a las ayudas paraacercar los costes de los fletes entre Canarias y la Penn