Reglamento orgánico (Decreto 327-2010) de los IES 16 julio 2010

download Reglamento orgánico (Decreto 327-2010) de los IES 16 julio 2010

of 27

  • date post

    23-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    213
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Página núm. 8 MARÍA DEL MAR MORENO RUIZ Consejera de la Presidencia JOSÉ ANTONIO GRIÑÁN MARTÍNEZ Presidente de la Junta de Andalucía

Transcript of Reglamento orgánico (Decreto 327-2010) de los IES 16 julio 2010

  • Pgina nm. 8 BOJA nm. 139 Sevilla, 16 de julio 2010

    3. La convocatoria de las reuniones del Comit corres-ponde a quien ejerza la Presidencia. Las convocatorias sern notificadas a cada una de las personas que componen el Co-mit, por escrito, y con una antelacin mnima de siete das. En caso de que la persona que ejerza la Presidencia aprecie urgencia en la convocatoria, y siempre con carcter excepcio-nal, ser suficiente la notificacin cuarenta y ocho horas antes de la celebracin.

    4. Para la vlida constitucin del Comit, ser necesaria la comparecencia de la persona que ejerza la Presidencia o persona que la sustituya, el Secretario o Secretaria o persona que la sustituya y, al menos, cuatro personas que ejerzan como vocales en primera convocatoria. Si no se alcanza este qurum se llevar a cabo una segunda convocatoria, requirin-dose la presencia de quien ejerza la Presidencia, el Secretario o Secretaria y tres personas que ejerzan como vocales.

    5. Los miembros del Comit no podrn abstenerse en las votaciones de conformidad con el artculo 94.1.d) Ley 9/2007, de 22 de octubre, aunque s podrn expresar el sentido de su voto y los motivos que lo justifican.

    6. Para la vlida adopcin de acuerdos, ser necesaria la presencia de la persona que ejerza la presidencia o persona que la sustituya, el Secretario o Secretaria y, al menos, cuatro vocales en primera convocatoria. En segunda convocatoria la adopcin de los acuerdos se regir por lo que dispongan las normas internas de funcionamiento del Comit.

    7. Estas normas de funcionamiento interno sern desarro-lladas reglamentariamente por el propio rgano colegiado, en virtud del artculo 89.1.c) de la Ley 9/2007, de 22 de octubre.

    Artculo 6. Solicitudes.Las comunicaciones y solicitudes de autorizacin relativas

    a las actividades para la utilizacin confinada de los organis-mos modificados genticamente y para la liberacin voluntaria de dichos organismos sern dirigidas a la persona titular de la Presidencia del Comit y se presentarn, preferentemente, en el Registro General de la Consejera competente en materia de agricultura y pesca, sin perjuicio de lo dispuesto en el artculo 38.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, y en el artculo 84 de la Ley 9/2007, de 22 de octubre.

    Artculo 7. Informe Preceptivo. El Comit, con carcter previo al otorgamiento de las au-

    torizaciones, solicitar informe preceptivo a la Comisin Na-cional de Bioseguridad, de conformidad con lo establecido en la disposicin adicional segunda de la Ley 9/2003, de 25 de abril.

    Artculo 8. Resolucin. 1. El plazo para resolver y notificar la resolucin del pro-

    cedimiento de autorizacin de las actividades para la utiliza-cin confinada de los organismos modificados genticamente y para la liberacin voluntaria de dichos organismos ser de tres meses desde la entrada de la solicitud en el registro del rgano competente para su tramitacin, teniendo efectos des-estimatorios la falta de resolucin expresa, de conformidad con lo dispuesto en los artculos 9 y 12 y disposicin adicional cuarta de la Ley 9/2003, de 25 de abril.

    2. Los acuerdos del Comit, otorgando o denegando la autorizacin, pondrn fin a la va administrativa, y podrn ser recurridos potestativamente en reposicin ante el mismo rgano que los hubiera dictado o ser impugnados directa-mente ante el orden jurisdiccional contencioso-administrativo, de conformidad con lo dispuesto en el artculo 116.1 de laLey 30/1992, de 26 de noviembre.

    Artculo 9. Planes de informacin preventiva. De conformidad con lo dispuesto en el artculo 20 del

    Reglamento general para el desarrollo y ejecucin de la Ley 9/2003, de 25 de abril, aprobado por Real Decreto 178/2004,

    de 30 de enero, cuando sea necesario, a juicio del rgano competente, y en todo caso antes de que comience una ope-racin de utilizacin confinada de organismos modificados ge-nticamente de los tipos 3 y 4, definidos en el artculo 12 del citado Reglamento, y en cualquier caso cuando un fallo en las medidas de confinamiento pudiera ocasionar un peligro grave para la salud humana y el medio ambiente, se deber elaborar un plan de emergencia sanitaria y de vigilancia epidemiolgica y medioambiental salvo en los casos en que se haya elabo-rado un plan de emergencia de estas caractersticas en virtud de la legislacin sectorial vigente aplicable a la instalacin. Es-tos planes incluirn las actuaciones que se hayan de seguir para la proteccin de la salud humana y del medio ambiente en el caso de que se produzca un accidente en el exterior de las instalaciones donde radique la actividad.

    Disposicin derogatoria nica. Derogacin normativa.Queda derogado el Decreto 178/1999, de 7 de septiem-

    bre, por el que se regulan los rganos competentes en materia de utilizacin confinada y liberacin voluntaria de organismos modificados genticamente y cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo establecido en el presente Decreto.

    Disposicin final primera. Desarrollo y ejecucin.Se faculta al Consejero de Gobernacin y Justicia, al Con-

    sejero de Economa, Innovacin y Ciencia; a la Consejera de Salud; a la Consejera de Agricultura y Pesca; al Consejero de Turismo, Comercio y Deporte y al Consejero de Medio Am-biente, para dictar, en sus respectivos mbitos de competen-cias, cuantas disposiciones sean necesarias para el desarrollo y la ejecucin de lo establecido en el presente Decreto.

    Disposicin final segunda. Entrada en vigor. El presente Decreto entrar en vigor el da siguiente al de

    su publicacin en el Boletn Oficial de la Junta de Andaluca.

    Sevilla, 29 de junio de 2010

    JOS ANTONIO GRIN MARTNEZPresidente de la Junta de Andaluca

    MARA DEL MAR MORENO RUIZConsejera de la Presidencia

    CONSEJERA DE EDUCACIN

    DECRETO 327/2010, de 13 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgnico de los Institutos de Educacin Secundaria.

    El artculo 52 del Estatuto de Autonoma para Andaluca establece que corresponde a la Comunidad Autnoma en ma-teria de enseanza no universitaria, en relacin con las ense-anzas obligatorias y no obligatorias que conducen a la obten-cin de un ttulo acadmico o profesional con validez en todo el Estado, incluidas las enseanzas de educacin infantil, la competencia exclusiva, entre otras, en la programacin y crea-cin de centros pblicos, su organizacin, rgimen e inspec-cin, as como la evaluacin y garanta de calidad del sistema educativo y las actividades complementarias y extraescolares.

    Asimismo, el artculo 52.2 del Estatuto de Autonoma para Andaluca reconoce la competencia compartida de la Comunidad Autnoma sobre la ordenacin del sector y de la actividad docente, as como sobre los requisitos de los cen-tros, sin perjuicio de lo recogido en el artculo 149.1.30. de la Constitucin, a tenor del cual corresponde al Estado dictar

  • Sevilla, 16 de julio 2010 BOJA nm. 139 Pgina nm. 9

    las normas bsicas para el desarrollo del artculo 27 del texto constitucional, a fin de garantizar el cumplimiento de las obli-gaciones de los poderes pblicos en esta materia.

    La organizacin y el funcionamiento de los institutos de educacin secundaria se regularon por el Decreto 200/1997, de 3 de septiembre. A lo largo de los trece aos transcurridos se ha venido configurando una nueva realidad, tanto social como legislativa, que ha hecho necesario abordar la elabora-cin de un nuevo marco regulador que responda de manera ms ajustada a los requerimientos que nuestra sociedad, y por consiguiente nuestros centros, tienen hoy.

    La Ley Orgnica 2/2006, de 3 de mayo, de Educacin, ha introducido importantes novedades en la organizacin, funcionamiento y gobierno de los institutos de educacin se-cundaria, profundizando en los conceptos de participacin de la comunidad educativa y de autonoma pedaggica, organiza-tiva y de gestin.

    Por otra parte, la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educacin de Andaluca, reconoce dichos principios al dedicar el Ttulo I a la comunidad educativa: alumnado, profesorado, al que concede el papel relevante que representa en el sistema educativo, impulsando con ello el reconocimiento y apoyo so-cial de su actividad, familias, de las que regula su participacin en el proceso educativo de sus hijos e hijas y personal de ad-ministracin y servicios y de atencin educativa complementa-ria. Igualmente, su Ttulo IV trata de los centros educativos y dispone los aspectos esenciales que regirn su organizacin y funcionamiento y sus rganos de gobierno y de coordinacin docente, impulsando la autonoma pedaggica, organizativa y de gestin de los mismos, mediante la articulacin de mode-los de funcionamiento propios en torno al Plan de Centro. Asi-mismo, en la ley se refuerza la funcin directiva, potenciando su liderazgo pedaggico y organizativo. Finalmente, pone nfa-sis en la coordinacin de las actuaciones de los distintos rga-nos y en el trabajo en equipo del profesorado.

    Los cambios mencionados, junto con la necesidad de con-cretar y desarrollar los aspectos regulados en la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, requieren de la derogacin del reglamento de organizacin y funcionamiento de los institutos de educa-cin secundaria actualmente en vigor.

    Aspecto significativo del Reglamento que se aprueba por el presente Decreto es el decidido respaldo a la labor del profe-sorado, que se concreta, entre otras, en una serie de medidas de proteccin a los derechos del mismo, la asistencia jurdica y psicolgica y la presuncin de veracidad ante la Administra-cin educativa en el ejercicio de las funciones propias de sus cargos o con ocasin de ellas.

    El Reglamento posibilita el ejercicio de la autonoma de los institutos de educacin secundaria, autonoma estrecha-mente ligada a responsabilidad, junto con una mayor flexibi-lizacin de las estructuras de organizacin y funcionamiento. De esta manera, sern los centros los que decidan qu estruc-turas crean, qu criterios