Redactor de la Educaci³n

download Redactor de la Educaci³n

of 84

  • date post

    11-Feb-2017
  • Category

    Documents

  • view

    241
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of Redactor de la Educaci³n

  • 1

    Nos enorgullece una Revista de Educacin que cumple 76 aos de vida. Es una de lasrevistas de amplia circulacin ms antiguas del pas. Nacida en el marco de una reformaeducacional que fue impulsada por los maestros, ha crecido y madura en el contextoactual, conectando a los docentes con la reforma del siglo XXI.

    La Revista naci diecinueve aos antes del Primer Centenario de la Repblica. Hoy daestamos a cinco aos del Bicentenario. En esta perspectiva dedicamos este nmero ala Historia de la Educacin. Nos interesa que nuestros lectores, y, particularmente losdocentes, enriquezcan su conciencia de la historicidad de la educacin y de la profesinde maestro. En nuestro presente se alojan muchos ecos del pasado. Al mismo tiempo,vislumbramos anticipos e interrogantes sobre el futuro.

    No pretendemos resumir doscientos aos de historia de la educacin chilena. Tal comolo hacemos en la enseanza y el aprendizaje de la Historia y las Ciencias Sociales connuestros alumnos, preferimos aportar motivaciones y herramientas para que nuestroslectores construyan o reconstruyan la memoria histrica de la escuela y de los docenteschilenos.

    En este nmero aniversario mostramos cmo y quines producen conocimiento histricoen el campo de la educacin escolar. Recogemos voces de los historiadores, proponemosun balance de la disciplina historiogrfica, reproducimos algunos artculos recientesy visitamos lugares donde se preserva nuestro patrimonio.

    Esperamos que, con estas contribuciones, en los prximos cinco aos hagamos unbalance crtico de doscientos aos de educacin republicana, con sus glorias, sus logros,debilidades y carencias. Un ejercicio colectivo de este tipo nos permitir navegar mejoren los tiempos que abrirn los prximos cien aos.

    Editorial

    Sergio BitarMinistro de Educacin

  • 2

    ndice

    1 Editorial

    2 ndice

    4 Para Iniciarse en la Historia Escolar Chilena

    10 Otras publicaciones

    14 Ley de Instruccin Primaria Obligatoria: un debate poltico

    30 El aymara chileno y la escuela pblica

    38 Una visin de los estudios secundarios

    45 La Reforma Educacional de 1965

    50 La escuela es el lugar ms noble de Chile. Entrevista a Sol Serrano

    57 Gabriela Mistral: A cien aos como maestra rural...

    65 Museo Pedaggico: vivo silencio de las aulas

    71 Un recorrido por los espacios escolares

    78 Asistencialidad: pan y luz

    MINISTRO DE EDUCACIN: Sergio Bitar, Representante Legal SUBSECRETARIA DE EDUCACIN: Mara Ariadna Hornkohl CONSEJO EDITOR: Carlos Eugenio Beca I.; Juan Carvajal T.;Cristin Cox D.; Juan Eduardo Garca-Huidobro S.; Pedro Henrquez G.; Pedro Montt L.; Ivn Nuez P.; Carmen Sotomayor E.; Antonieta Viteri P. DIRECTORA: Cecilia Jara B. EDITORA: MaraTeresa Escoffier D. REVISIN DE TEXTOS: Liliana Yankovic N. DISEO: Berthelon & Asociados IMPRESIN: Litografa Valente Ministerio de Educacin. ISSN 0716-0534, Avda. LibertadorBernardo OHiggins 13 81, 2 piso. Tel. 3904104. Fax: 3800316. Correo electrnico: reveduc@mineduc.cl. Sitio web: www.mineduc.cl/revista. Edicin N 315. Tiraje 12.000 ejemplares.

    La Revista de Educacin agradece el apoyo, para este nmero aniversario, del Museo Pedaggico de Chile, la Biblioteca Nacional,a travs del Archivo del Escritor, y de todos quienes colaboraron en esta edicin, en especial los historiadores Ivn Nez Prietoy Freddy Soto Roa.

  • 3

    Desde 1928 en el relatohistrico de la educacin

  • Historia como ciencia

    La disciplina cientfica que se ocupa de la historia(denominada tambin "historiografa"), se basa en lasllamadas "fuentes histricas", entre las que sedistinguen las fuentes "primarias" y las "secundarias".Las primeras son las ms importantes: fuentes escritas(documentos de todo tipo, producidos en la poca otiempo que se quiere conocer), testimonios orales,restos u objetos materiales, etc. Las fuentes secundariasestn constituidas por los productos de la actividadde los historiadores, en formato de libros, ensayos,artculos, informes de investigacin. Las memorias oautobiografas escritas tiempo despus de lo acontecidotienen algo de uno u otro tipo de fuentes.

    Entre las fuentes y el producto histrico se encuentranlos procesos propios de la "historiografa". En trminossimples, incluyen la formulacin de preguntas o problemasy el planteamiento de hiptesis que orienten la inves-

    tigacin; la bsqueda, clasificacin y sistematizacin delas fuentes; la actividad crtica acerca de la fiabilidad ycalidad de las fuentes, la organizacin de la informacinque proveen las fuentes y, finalmente, la redaccin delestudio o informe mismo, que generalmente tiene carcternarrativo secuencial. Tambin los historiadores suelenhacer la "interpretacin", que comprende la contex-tualizacin respecto a procesos y tiempos ms largos queel objeto estudiado, as como el sentido que el historiadoratribuye a sus hallazgos. Respecto al modo de hacer histo-riografa y a los enfoques e interpretaciones asociadas,se han sucedido muchos enfoques, "escuelas" y debates,desde la Grecia antigua hasta nuestros tiempos.

    La bsqueda de sentido en la Historia

    A veces, la interpretacin histrica se separa de lahistoriografa en estricto sentido. En el caso de la historiageneral de Chile, se sealan algunos ensayos de MarioGngora o de Jaime Eyzaguirre, historiadores profe-

    Este artculo est dedicado a quienes deseen introducirse en lahistoria de nuestra educacin. No se dirige a los historiadoresprofesionales, sino principalmente, a los docentes, a los estudiantesde Pedagoga y al pblico en general.

    4

    Para iniciarse en la HistoriaEscolar ChilenaFredy Soto Roa *Ivn Nez Prieto **

    * Profesor de Estado, profesional Ministerio de Educacin, miembro de la Sociedad Chilena de Historia de la Educacin.** Profesor de Estado, asesor Ministerio de Educacin, vicepresidente de la Sociedad Chilena de Historia de la Educacin.

  • sionales. Las interpretaciones histricas pueden serfruto de intelectuales o ensayistas, que no se handedicado centralmente a la bsqueda histrica, peroque se apoyan en el trabajo de los historiadores profesio-nales. Cabe advertir que el conocimiento histrico acad-mico, como otras ciencias, es un producto colectivo, decomunidades de hecho, de investigadores y pensadores.Tambin es una construccin histrica en s misma, enel sentido que evoluciona en el tiempo, sea por elhallazgo de nuevas fuentes o por el desarrollo de moder-nas interpretaciones, de acuerdo con los cambiosculturales. Un ejemplo reciente es la publicacin quecombina la historiografa con interpretacin. En estecaso, sobre la Escuela Nacional Unificada, se incluyeen las lecturas que se recomiendan ms adelante.

    Tipos de Historia

    Existe la "historia general", por pases u otras unidadesgeogrficas o poltico-culturales, para perodos ms omenos prolongados, y la historia de pocas o perodosdeterminados. Se habla tambin de los estudios "mono-grficos", que se dedican a un acontecimiento, a ungrupo, una institucin, un personaje especfico. Lasmonografas son como ladrillos del edificio histrico.Mientras que las historias ms amplias son como pilareso pisos del edificio o, en su mxima amplitud, puedenconfundirse con el edificio mismo.

    Otra distincin importante es la "temtica". Se va desdela historia general a las historias especializadas, comola historia econmica, del arte, militar, de la medicinao de la educacin. En los hechos, la historia polticaha tendido a convertirse en el eje de la historia en suconjunto y a dejar menos espacio a las mltipleshistorias especiales. En el mismo sentido, la historiapoltica (junto con la historia de las guerras) hadominado las periodificaciones histricas. Por ejemplo:"conquista", "colonia", "independencia", repblica(conservadora, liberal, parlamentaria, etc.), como etapasde la historia de Chile. Al presente, estn cobrandocada vez ms importancia las historias temticas,

    especialmente la historia social, y dentro de ella, lahistoria de los sectores dominados o marginales y yano slo segn la mirada del Estado o de los gruposdominantes, sino desde aquellos mismos.

    La disciplina histrica y la memoria colectiva

    Conviene distinguir entre la "historiografa" y "memoriahistrica". Esta ltima es un producto socioculturalms amplio. En trminos elementales, est formadapor el recuerdo conservado y transmitido ms o menosespontneamente por una sociedad, una clase, unacomunidad religiosa, una corriente poltica, unaprofesin o cualquier otro colectivo.

    La memoria colectiva es, naturalmente, objeto detensiones, debates, imposiciones y resistencias. Sueledecirse que la memoria histrica es decidida por losvencedores de los conflictos o por quienes detentanel poder o la autoridad. Pero tambin existe la memoriade los vencidos, los subordinados o de quienes notienen voz. La historiografa es o debe ser una contri-bucin (refinada) a la construccin y preservacin dela memoria colectiva. La historiografa se ve, a menudo,enfrentada a optar entre una difcil "neutralidad"cientfica o cooperar de manera comprometida a laconstruccin problemtica de una memoria colectiva,que es siempre diversa y cambiante.

    Enseanza y aprendizaje escolar de la Historia

    La educacin formal, en su modalidad tradicional, hatendido a trasmitir a las nuevas generaciones unaversin recortada o simplificada del conocimientohistoriogrfico en su interpretacin acomodada a lasvisiones o intereses de quienes detentan la autoridadpoltica, cultural y educacional.

    La educacin formal, en su modalidad democrtica,basada en la construccin de conocimiento por quienesensean y aprenden, y sustentada en un principio de uni-dad en la diversidad, se encuentra ante la difcil tarea

    5

  • de lograr que los educandos aprendan a "hacer historia"a su propio nivel, en alguna medida reproduciendo eltrabajo sistemtico y crtico de los historiadores, a basarseen las fuentes, "a leerlas"