PuntoEdu 195

Click here to load reader

  • date post

    22-Feb-2016
  • Category

    Documents

  • view

    227
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Semanario de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Transcript of PuntoEdu 195

  • Ao 6 N 195 Del 25 de octubre al 1 de noviembre del 2010

    [email protected] gratuita

    Publicacin de laPontificia Universidad Catlica del Per

    Vive la Catlica!

    ilustracin: romina roggero

    .eduwww.pucp.edu.pe

    Maestros estudiososConoce a los tres docentes de nuestra Universidad que ganaron el Semestre de Estudio e Investigacin 2011-1, programa de nuestro Vicerrectorado de Investigacin. [Pg. 13]

    Tendencias: hacen su apari-cin en escena los concier-tos virtuales en vivo. Especial: un festival con lo mejor de la

    cinematografa del Viejo Continente. Co-lquiate: el Coloquio de Historia llega a su vigsima edicin. En el campus: empezaron las actividades por la XXXV Semana de Ciencias e Ingeniera.

    +Q

    el centro interuniversitario de Desarrollo present su informe sobre educacin

    superior en iberoamrica: hay necesidad de universidades de investigacin que

    impulsen el desarrollo tecnolgico. [Pgs. 2-4]

    Ciencia acierta

  • informe

    en aras de la innovacin

    2 | .edu | LIMA, del 25 de octubre al 1 de noviembre del 2010

    A partir del Informe 2010 del Centro Interuniversitario de Desarrollo sobre educacin superior en Iberoamrica, presentamos la situacin de la produccin cientfica y tecnolgica de nuestro pas y destacamos la importancia de las universidades comprometidas con la investigacin.

    Universidad, ciencia y tecnologa

    La innovacin impulsa-da por el conocimien-to se ha convertido en un factor decisivo para la competitivi-

    dad de las naciones. Su aplica-cin hoy en da es una necesi-dad de todos los estratos de la sociedad y debe estar destina-da a mejorar las condiciones sociales y econmicas de la po-blacin; es la clave para que un pas alcance con mayor facili-dad el desarrollo sostenido de-seado a partir de su propia pro-duccin.

    Si bien contar con un siste-ma de innovacin tecnolgica formado por el conjunto de entidades privadas, pblicas y de la sociedad civil involucra-das en la creacin, difusin y utilizacin del conocimiento es trascendental, no todos los gobiernos de la regin le dan la importancia que ello mere-ce, tal como se puede apreciar

    Por diego griMaldo

    en el informe 2010 del Centro Interuniversitario de Desarro-llo (CINDA) sobre educacin su-perior en Iberoamrica, deno-minado El rol de las universi-dades en el desarrollo cientfi-co y tecnolgico.

    Segn dicho documento, una comparacin de la inver-sin global en ciencia y tec-nologa (CyT) en distintas re-giones del mundo en los aos 2002 y 2007 indica que, aun-que la inversin en Amrica Latina y el Caribe aument de 0.32% a 0.62%, esta resulta cier-tamente insignificante com-parada con otras regiones del mundo: los mayores valores y porcentajes de inversin se rea-lizan en Norteamrica (34.7%), Europa (22.9%) y Asia (32.7%).

    sIsteMa local. Puede ser que Per no est en la cola a ni-vel iberoamericano en cuanto a la inversin en CyT o en inves-tigacin y desarrollo (I+D), pe-ro ciertamente tampoco nos encontramos a la vanguardia

    cer que est de moda, sino por-que hacerlo es una necesidad imperativa, asegura por su parte Carlos Chvez, director de la Direccin de Gestin de la Investigacin (DGI) de nuestra casa de estudios, para quien al igual que smodes y un sinfn de entendidos en la materia parte del problema local radica en la limitada capacidad para la articulacin con la que cuen-tan los llamados generadores de ciencia, tecnologa e inno-vacin: el Estado, que debera liderar el sistema; la empresa privada y la universidad.

    raMa unIversItarIa. Los centros de educacin supe-rior suelen ser puntos crticos de concentracin de recursos humanos dedicados a la inves-tigacin. A nivel iberoamerica-no, las universidades concen-tran entre el 47% y el 50% de los investigadores activos, los cuales cifras del CINDA me-diante ejecutan cada ao en-tre el 30% y el 35% del presu-

    cin, desarrollo y emprendi-miento; es decir, a gente que pone en prctica todo ello; pe-ro comparados con otros pa-ses latinoamericanos estamos bastante mal, lamenta Eduar-do smodes, director del Cen-tro de Innovacin y Desarrollo (CIDE) de la Catlica.

    La situacin es mucho peor si nos medimos con los pases de la Organizacin para la Co-operacin y el Desarrollo Eco-nmico (OCDE). Nuestro pas invierte 0.15% de su PBI, mien-tras las naciones en desarro-llo invierten 2%. Per invierte unos 8 dlares por habitante en investigacin y desarrollo, mientras en EEUU ya superan los 1,200. Se habla del milagro econmico peruano, pero real-mente no tenemos una polti-ca orientada a la gestin del co-nocimiento, pese a que esto ge-nera calidad de vida, aade el especialista.

    Parece que est de moda el emprendimiento, pero no se menciona porque pueda pare-

    educacin superior en iberoamrica:

    DeBIlIDaDes

    l Poca masa crtica de investigadoresl Baja inversin global en I+Dl Dbil implicacin empresasl Mejorable productividad cientfical Muy baja proteccin del conocimiento

    aMenaZas

    l Situacin econmica difcill fuga de cerebrosl Competencia de otras regiones emergentes

    fortaleZas

    l Creciente implicacin del sector privado

    l fase de crecimientol Alta incorporacin de la mujer al sector

    oPortunIDaDes

    l Cierto estancamiento en estados Unidos y europa

    l Gobiernos receptivos a la I+Dl Apuesta por la Sociedad Iberoamericana del Conocimiento

    sitUacin en investigacin y desarrollo (i+d)

    edUardo sModesDirector del Centro de Innovacin y Desarrollo (CIDe) de la PUCP.

    En el Per no tenemos una poltica orientada a la gestin del conocimiento, pese a que esto genera calidad de vida

    del resto de pases menciona-dos en el informe.

    Se habla un sistema de in-novacin y con eso se est in-cluyendo irremediablemente ciencia, tecnologa, investiga-

  • puesto de investigacin y desa-rrollo de Iberoamrica, lo que se traduce en el desarrollo de nuevos proyectos, formacin de capital humano avanzado, mejora de infraestructura y la produccin de publicaciones y patentes.

    Hay alguna organizacin que concentre en un espacio geogrfico relativamente pe-queo tanta gente inteligente y dedicada a la gestin del cono-cimiento como las universida-des?, se pregunta smodes, pa-ra luego contestarse: No, no la hay. Las universidades renen gente con capacidad y conoci-miento impresionantes. Deben ser centrales en un sistema na-cional de innovacin, pero tie-nen un pecado capital: se mi-ran el ombligo, as que prime-ro tienen que mostrar que son actores respetables.

    La mayora de las universi-dades peruanas trabaja solo en el pregrado, lo que signifi-ca que no poseen programas de maestra ni doctorados y que su produccin investiga-tiva es, a nivel global, suma-mente limitada. Entre ellas, las que ms invierten en I+D se en-cuentran: la Universidad Caye-tano Heredia, la Universidad Nacional San Agustn de Are-quipa, la Universidad San Mar-cos, y la Pontificia Universidad Catlica del Per, ubicada en el cuarto lugar nacional en pro-duccin cientfica y el primero en produccin tecnolgica.

    Desafo PucP. Para smo-des sera interesante poner en marcha un sistema de innova-cin nacional denominado SI-Per, cuya aplicacin podra llevarse a cabo de la siguien-te forma: Hay que ir un poco ms abajo y lograr que se ha-ga en cada regin, digamos, un SI-Lima, un SI-Loreto. Para articularlo mejor, podramos descender y lograr que se

    informe

    Ponti cia Universidad catlica del Per | .edu | 3

    Segn la Asamblea nacional de rectores, en el sistema universitario peruano hay 44,642 docentes, de los cuales 22,218 son ordinarios; 22,424 contratado; 4,287 principales, con posibilidad de contar con un doctorado; y 6,851 son asociados, docentes con especialidad, maestra o doctorado.

    109doctorados se imparten actualmente en nuestro pas. La graduacin de sus alumnos oscila entre el 8% y el 15% de aquellos que terminan el programa, detalla el informe 2010 del CInDA.

    carlos cHveZDirector de la Direccin de Gestin de la Investigacin de la PUCP

    Se est buscando tener el mismo nivel de las universidades extranjeras. Debemos ser una universidad que privilegie la investigacin.

    Propuesta de lneas de actuacin para las universidades iberoamericanas:

    l Apostar por la investigacin de calidadl fomentar las vocaciones cientfico-tcnicas entre los estudiantesl Proteger y promover el talento propio, a la vez que se selecciona a los mejores. investigadores a nivel internacional

    l educar a los investigadores y profesores en la necesidad de proteger el conocimiento

    l Tomar un papel proactivo en el fomento de la creacin de empresas de alto valor

    l Potenciar alianzas estratgicas con el sector privado y con entidades pblicas de prestigio

    cifras:

    fUenTe: CInDA

    ILUSTrACIn: roMInA roGGero

  • 4 | .edu | LIMA, del 25 de octubre al 1 de noviembre del 2010

    instale en cada sector pro-ductivo, como un SI-Calzado, un SI-Turismo, etc. De repente hacerlo con localidades y, en ese nivel, con las universida-des, que todos los actores que tenemos que ver algo con in-vestigacin, desarrollo e inno-vacin nos juntemos y veamos la forma de cooperar, de llegar a acuerdos partiendo (desde nuestra casa de estudios) con un SI-PUCP.

    Chvez afirma que la Cat-lica busca consolidar un apor-te cada vez mayor al Sistema Nacional de Ciencia, Tecnolo-ga e Innovacin Tecnolgica,

    en principio formando recur-sos humanos calificados con los ms altos estndares, pues con el tema de la internacio-nalizacin y la acreditacin se est buscando tener el mis-mo nivel con el que cuentan las universidades extranjeras, lo mismo con la creacin del Vi-cerrectorado de Investigacin y la afirmacin de que, hacia el 2017, debemos apuntar a ser una universidad que privilegie la investigacin.

    Sobre el escenario nacional, que el director de la DGI descri-be como una coyuntura at-pica, este