Puntoedu 188

Click here to load reader

  • date post

    09-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    231
  • download

    3

Embed Size (px)

description

Semanario de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Transcript of Puntoedu 188

  • Ao 6 N 188 Del 6 al 12 de septiembre del 2010

    [email protected] gratuita

    Publicacin de laPontifi cia Universidad Catlica del Per

    Vive la Catlica!

    .eduwww.pucp.edu.pe

    Fuentes de saborClima de Cambios participar por segundo ao consecutivo en Mistura, la fi esta gastronmica ms grande de Latinoamrica, esta vez con unas ecolgicas e informativas bandejas. [Pgs. 8-9]

    Tendencias: Se avecina la muerte de la web? Danza: Cer-canas lejanas, danza interactiva. Teatro: Medea, tragedia grie-

    ga, pronto en el CCPUCP. Agenda: XXV Feria del Fondo Editorial. En el campus: a propsito de la primera Compuferia PUCP, descubre qu caractersticas debe tener tu computadora.

    +Q

    S NOAprueba el Proyecto de

    Ley de Devolucin de Dinero del Fonavi a los Trabajadores que contribuyeron al mismo?

    Este 3 de octubre, adems de elegir a tus autoridades regionales y municipales, debers responder esta pregunta. Infrmate. [Pgs. 2-4]

  • informe

    Decisin popular

    2 | .edu | LIMA, del 6 al 12 de septiembre del 2010

    Aprueba o desaprueba el Proyecto de Ley Devolucin de Dinero del Fonavi a los Trabajadores que contribuyeron al mismo? El 3 de octubre debers responder esta pregunta marcando el S o el No en la cdula de sufragio. Antes de decidir tu voto, conoce las implicancias de tu eleccin.

    El que podamos decidir si el Estado debe devolver o no el dinero del Fonavi se debe a que el Tribunal Constitucional declar que este fondo no era tributario.

    REFERNDUM FONAVI

    Es polmico. Mucho se ha debatido del refe-rndum sobre el Pro-yecto de Ley de Devo-lucin de Dinero del

    Fonavi (Fondo Nacional de Vi-vienda). En este informe, bus-camos incluir diversas mira-das: los economistas Germn Alarco y Jorge Torres, profe-sores de CENTRUM Catlica, nos dan sus posturas a favor y en contra, respectivamen-te; el Dr. Fernando Tuesta, di-rector de nuestro Instituto de Opinin Pblica, ofrece una mirada social; recogemos co-mentarios desde el Facebook de la Catlica y la Dra. Sandra Sevillano, docente del Depar-tamento de Derecho, nos brin-da su enfoque tributario.

    El Fonavi FuE un tri-buto? Existe una norma constitucional que prohbe que los pagos tributarios se some-tan a referndum. El hecho de que los ciudadanos podamos decidir si el Estado debe devol-ver o no el dinero del Fonavi se debe a que el Tribunal Consti-tucional (TC) declar que este fondo no era tributario. Para la Dra. Sevillano, el problema empieza desde ese dictamen. Cuando el TC hace su anlisis sobre si esto era tributo o no, no utiliza buenos indicadores o utiliza indicadores errados. Por ejemplo, dijo que la ley para es-te pago debi ser emanada del Congreso y como, en realidad, el origen fue de un decreto ley o sea, de una norma emanada de un gobierno de facto le res-tan importancia a la fuente le-gal y no lo consideran tributo. Este indicador no es unnime. A partir de que el TC dijo que no es tributario, el tema pue-de entrar a discusin popular.

    Por MARA PAz DE lA CRUz

    A mi juicio y, creo que al de la mayora de tributaristas, el Fo-navi era un tributo. Que se con-sidere un tributo no quiere de-cir que no se hubiera devuelto, porque el TC podra haber con-siderado que se trataba de un tributo ilegtimo y optar por declarar la nulidad de esa nor-ma, eso es permitido por el tex-to constitucional, y el Estado igual habra tenido que devol-ver por mandato del fallo juris-diccional, agrega. Pero, por qu se equivoca el TC? Creo que les falta profundizar en lo que es un estudio de lo tributa-rio. Ahora, si con tu pregunta te

    Cmo sE implEmEnta-ra la dEvoluCin? En el referndum no se nos pre-guntar cmo se podra asu-mir la devolucin, eso tendr que ser canalizado por el Esta-do. Sin embargo, dos opciones posibles que se han manejado fueron un alza en el IGV o un impuesto a las sobreganancias mineras. Al respecto, la Dra. Sevillano comenta que est claro que, mientras dura la bo-nanza de los metales, el Estado podra establecer un impuesto adicional a esta sobreganancia desproporcionada en la mine-ra. Pero el monto recaudado se podra invertir en cosas ms urgentes. Si hubiera indemni-zacin, entonces cabra tam-bin indemnizar a los deudos de aquellos que aportaron y hacer una cadena donde pro-bablemente a todos nos llegue un sol. Pero creo que hay cosas que son prioritarias o ms im-portantes, y se tiene que saber a quin se atiende primero y a quin despus. A quin bene-ficio? Podra pensar en los ni-os, en otros ancianos que no fueron aportantes al Fonavi o en la seguridad ciudadana; o sea, en otras acciones del Esta-do que sean mucho ms ren-tables desde el punto de vista del inters pblico. Eso quie-re decir que el Estado es impu-ne, que nunca debe devolver porque llevara a la quiebra la caja fiscal o que nunca tiene responsabilidad patrimonial? No, eso no es as. La consti-tucin prev que si un tribu-to est mal regulado es nulo, y el Estado tiene que devolver. El problema es que un tema de discusin tcnica se politi-z tanto que se manej como si se tratase de algo de vida o muerte, y creo que pocos se dan cuenta de lo que significa devolver esto, finaliza la Dra. Sevillano. n

    Como explica la Dra. Sevilla-no, el Fonavi jams se consi-der un ahorro personal y se-parado. El proyecto de ley dice que te van a devolver lo que t aportaste y lo que tu emplea-dor aport por ti, y eso no exis-te, incluso si fuese un tributo de verdad. No hay forma de ca-nalizar o justificar que puedes reclamar lo que alguien apor-t por ti, as fuese a ttulo de impuesto o contribucin. Es como si la gente que aporta sanidad pblica despus ten-ga derecho a decirle al Estado que como nunca fueron a la sa-nidad pblica, entonces les de-vuelven lo que aportaron ellos y sus empleadores porque no

    lo utilizaron. El proyecto de ley incluye la creacin de una comisin ad hoc, encargada de investigar para implemen-tar la devolucin. Su prime-ra gran tarea ser establecer a los beneficiarios y el monto de su beneficio en la devolu-cin. No niego que puede ha-ber habido responsabilidad del Estado en la malversacin de este fondo, pero no creo que esa responsabilidad se pueda materializar en una devolu-cin porque, entre otras cosas, nunca hubo una cuenta indivi-dual. Lo que est clarsimo es que, al decidir beneficiar a los aportantes del Fonavi, se va a sacrificar al resto, apunta.

    DEMANDA. Mientras los fonavistas esperan que el referndum ponga fin a

    sus reclamos, falta mucho por definir.

    refieres a que quizs haba un inters poltico de por medio, pues creo que quizs quisieron quedar simpticos tratando de abrir la posibilidad al debate so-cial, responde la abogada.

    la dEvoluCin indivi-dual Es una opCin? Mu-chos de los aportantes creen que, de ganar el S, las devo-luciones podran realizarse de manera individual. Sin embar-go, la mayora de especialistas coinciden en que no ser posi-ble, no solo porque se trataba de un fondo comn sino, ade-ms, porque no existen regis-tros de quines fueron los apor-tantes ni de cunto aportaron.

  • informe

    Pontificia Universidad Catlica del Per | .edu | 3

    FoTos: FrAnz krAjnIk / LA rEPbLICA

    Aprueba usted la ley de devolucin de los aportes al Fonavi?, por qu?S, por varias razones. La sociedad no es responsable de los malos manejos de los gobiernos de turno. La ley que cre el Fonavi estableca un destino particular para los fondos. Todos los trabajadores formales aportaron al mismo. Al Gobierno le corresponde dar cuenta del uso de los fondos. Es-to debi realizarse de forma peridi-ca cuando se cancel el programa. Es inaceptable que se pretenda dar vuel-ta a la pgina y que nos olvidemos del asunto. Hay un mandato judicial pa-ra realizar el referndum. Llama tam-bin la atencin que el Gobierno est siempre dispuesto a atender los com-promisos con el exterior y se olvida de los compromisos con los peruanos.

    De ganar el S, cules seran las implicancias econmicas?, qu im-pacto generara en la caja fiscal?Es inconcebible que no haya infor-macin oficial de los montos recau-dados, utilizados y no por el Fonavi. Existe responsabilidad de todos los gobiernos desde la creacin del fon-do. Habra que determinar si existe responsabilidad civil y penal de los funcionarios que mal administraron dichos recursos, y frenar la impuni-dad. Las cifras varan entre S/. 5 mil y S/. 20 mil millones (entre 1.2 y 5% del PBI). Lamentablemente, fueron los propios gobiernos, desde Fujimo-ri, quienes priorizaron la lgica del inters particular sobre el colectivo. Nos referimos a los sistemas de apor-tacin privados versus los solidarios. Ahora debe hacer frente a la reclama-cin de los aportantes individuales.

    De ganar el S, de dnde saldran los medios para asumir la compensacin?

    Es un hecho que va a ganar el S. El Gobierno debe aclarar el uso de los fondos, as como disponer una estra-tegia para devolverlos. Se desconoce si existen o no registros de las aportacio-nes individualizadas. Si existen, el Go-bierno deber entregarlos en forma individual restando los gastos e inver-siones realizadas. Si no existen, debe-r realizar planes de compensacin colectivos. El viceministro de Econo-ma seal que hay fondos para hacer frente a contingencias por S/. 20 mil millones. En el sistema bancario hay depsitos del Gobierno por cerca de S/. 30 mil millones, aunque efectiva-mente de estos recursos hay muchos que no son de libre disponibilidad.

    Cun viable es la posibilidad de au-mentar los impuestos generales o de aumentar el de sobreganancias de la minera?, hay alguna otra opcin?Es un desatino plantear esa opcin. Los impuestos a las sobreganancias mineras (o a travs de mayores rega-las) deben aplicarse, pero orientn-dolos hacia una mayor inversin p-blica. Hay ante todo la necesidad de rendir cuentas. La transparencia es esencial. En segundo lugar, hay que ser creativos para atender un pasivo con los nacionales.

    Dado que la devolucin individual no es una o