PuntoEdu 176

Click here to load reader

  • date post

    20-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    240
  • download

    7

Embed Size (px)

description

Suplemento de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Transcript of PuntoEdu 176

  • Ao 6 N 176 Del 10 al 16 de mayo del 2010

    [email protected] gratuita

    Publicacin de laPontificia Universidad Catlica del Per

    Vive la Catlica!

    ILUSTRACIN: VCTOR SANJINEZ

    Tendencias: los de ayer, hoy en el cine. Teatro:

    Comer, obra en tres platos. Publicaciones: alumno Bruno Nassi publica su primera novela. Vida estudiantil: el regreso de Chanc-nery y su lucha contra el plagio. En el campus: Edificio de Servicios Estudiantiles busca concesionarios para su patio de comi-das. Sugerencias?

    +Q

    Los unos ylos otrosJohn Beverley, catedrtico de la Universidad de Pittsburg, visit la Catlica invitado por la Maestra de Estudios Culturales. [Pg. 16]

    La loma que se asomaInvestigaciones en nuestro Proyecto Arqueolgico Taller de Campo Lomas de Lurn podran cambiar la historia de Pachacmac. [Pgs. 8-9]

    .eduwww.pucp.edu.pe

    En el Ao Internacional de Acercamiento de las Culturas, Arizona promulga la ley antimigratoria ms xenfoba de Estados Unidos. [Pgs. 2-4]

    Not for US

  • informe

    Draconiana

    2 | .edu | LIMA, del 10 al 16 de mayo del 2010

    El conservador Estado de Arizona, fronterizo con Mxico, concibi la primera ley estadounidense que convierte en delito la inmigracin ilegal y que permite a la polica detener a cualquier persona si hay sospecha razonable de que est en situacin de clandestinidad. La criticada medida se da en el Ao Internacional de Acercamiento de las Culturas.

    LEY QUE CRIMINALIZA A INDOCUMENTADOS

    Estados Unidos es una nacin de inmigran-tes. Fue fundada por colonos britnicos y posteriormente reci-

    bi judos, franceses, italianos, polacos, chinos y un largo etc-tera. Hoy es habitada por per-sonas de todas las latitudes del planeta. Incluso su actual pre-sidente, Barack Obama, es de origen africano e irlands, por lo que representa esa mezcla de sangres propia del pas nor-teamericano.

    Pese a esta innegable reali-dad multicultural, el Estado fronterizo de Arizona que

    perteneci a Mxico hasta 1848 ha promulgado una

    severa nor ma que califica de

    c r i m i n a -les a todas a qu e l l a s

    personas que vivan en el estado sin un esta-tus migratorio en regla. Se tra-ta de la ley SB 1070 Inmigra-cin, Aplicacin de la Ley y Ve-cindarios Seguros (Immigration, Law Enforcement, Safe Neighborho-ods), aprobada por el Congreso de Arizona el 19 de abril y pro-mulgada cuatro das despus por la gobernadora del Esta-do, la republicana Jan Brewer, quien busca ser reelecta en el cargo en noviembre y cuya po-pularidad ha aumentado en 16% desde entonces. Arizona se convierte, as, en el primer Es-tado en EEUU que criminaliza a los indocumentados. Es un arma ms para atajar un pro-blema que el Gobierno federal se ha negado a resolver, sostu-vo Brewer al firmar la ley.

    Esta medida entrar en vi-gencia a finales de julio y obli-gar a la polica local a investi-

    Por DERRY DAZ

    gar o detener inmigrantes in-documentados cuando exista una sospecha razonable de que no tienen documentos en regla, sin delimitar de manera clara el uso de perfiles raciales. Faculta a las fuerzas del orden a detener y arrestar a quienes no puedan demostrar en el momento de su intervencin su condicin de residentes le-gales. Hasta ahora, la polica no poda preguntar a un indi-viduo por su situacin legal sal-vo si era sospechoso de haber cometido un delito. Ahora, los efectivos que no cumplan con esta disposicin podran ser demandados por los residentes de sus comunidades. La norma tambin sanciona a los emplea-dores que contraten a indocu-mentados y a quienes los trans-porten.

    CONDENA. Esta severa ley ha sido rechazada por el propio Barack Obama, quien dijo que est mal concebida y que no podemos discriminar a las per-sonas por su aspecto. Incluso orden al Departamento de Justicia investigar si la norma es inconstitucional. Esta medi-da, dijo, cuestiona las nocio-nes bsicas de igualdad que es-timamos como estadouniden-ses, as como la confianza en-tre la polica y nuestras comu-nidades, tan importante para garantizar nuestra seguridad.

    Por su parte, el mandatario mexicano, Felipe Caldern, la tild de oportunista, electo-ralista e indignante, aunque cabe anotar que, coincidente-mente, se public el informe de Amnista Internacional (AI), Vctimas invisibles; migrantes en movimiento en Mxico, que reve-la los abusos y las violaciones en sus derechos humanos que padecen los inmigrantes cen-troamericanos a su paso por Mxico, desde la frontera sur con Guatemala y Belice hacia el sueo del American way of life, en el pas vecino del norte.

    De otro lado, organismos in-ternacionales como la Organi-zacin de las Naciones Unidas (ONU), la Comisin Interame-ricana de Derechos Humanos (CIDH), la Organizacin de Es-tados Americanos (OEA) y mu-chos otros tambin condena-ron la medida que, paradjica-mente, se da en el Ao Interna-cional de Acercamiento de las Culturas.

    Ser latino es ser sujeto de sospecha. Ser indocumentado es, de alguna manera, ser un criminal. La ley Arizona trans-grede los derechos que asisten a una persona, manifiesta el

    DR. TEFILO ALTAMIRANOProfesor principal del Departamento de Ciencias Sociales y experto en migraciones

    Ser indocumentado es, de alguna manera, ser un criminal. La ley Arizona transgrede los derechos que asisten a una persona

  • informe Pontificia Universidad Catlica del Per | .edu | 3

    Dr. Tefilo Altamirano, mags-ter en Economa, Ph.D. por la Universidad de Manchester, In-glaterra, y profesor principal del Departamento de Ciencias Sociales de la Catlica.

    VAYAMOS AL MAPA. Se es-tima que en Arizona viven 460 mil inmigrantes ilegales, la mayora de origen mexicano. Segn informacin del cnsul honorario del Per en ese Esta-do, Ral Osorio, recogida por la agencia Andina, la presencia de peruanos indocumentados se estima en cuatro mil. Mu-chos son jornaleros, personas que se cachuelean en traba-jos temporales o diarios como la limpieza de casas, la siembra en el campo y la construccin. Generalmente, realizan dichas labores por ms de doce horas y ganan muy poco dinero (el sa-lario mnimo en Arizona es de US$ 7.5 la hora, pero ellos sue-len ganar US$ 3 o US$ 4).

    No puedo imaginar a un es-tadounidense con documen-tos que quiera el trabajo de co-sechar hongos que crecen den-tro de unos edificios en la oscu-ridad, comenta la norteame-ricana Katlyn Uhler, ex alum-na de intercambio de la Cat-lica que actualmente trabaja en una organizacin en Pen-silvania de derechos humanos de los inmigrantes en ese pas.

    Los trabajadores tienen que estar parados en un lugar ce-rrado y oscuro todo el da, con la espalda doblada o estirndo-se para alcanzar los hongos. In-cluso hay mujeres embaraza-das. Esta gente trabaja 70 horas a la semana (el tiempo comple-to es 40 horas) y, sin embargo, lo que ganan los pone debajo del nivel nacional de pobreza, agrega.

    Efectivamente, los emplea-dores estadounidenses con-tratan a indocumentados pa-ra realizar labores que los ciu-dadanos de ese pas no quieren realizar y a pesar de ello el go-bierno les pone trabas para al-canzar la legalidad. El Dr. Al-tamirano explica que la mano de obra barata del inmigrante hace que la agricultura estado-unidense sea productiva. Por ese motivo, algunos emplea-dores que estn impedidos de contratar a inmigrantes irre-gulares buscan regularizar la situacin de sus trabajado-res. Esto lo hacen por la nece-sidad de mantener su mano de obra barata, recalca el acad-mico, experto en temas de mi-gracin.

    Cuando empiece a regir la ley SB 1070, cuatro mil perua-nos indocumentados de los diez mil inmigrantes naciona-les que viven en Arizona co-rrern el riesgo de ser investi-

    OSer un delito estar en Arizona ilegalmente. Se requerir especfica-mente a los inmigrantes comprobar que su estado migratorio es legal. Las infracciones se conside-rarn un delito menor, que se sancionar hasta con seis meses de prisin y con una multa de US$ 2,500.OLos agentes policiales debern hacer un intento razonable por determi-nar la situacin migrato-ria de una persona, si hay una sospecha razonable de que se trata de un inmigrante indocumen-tado. La raza, el color de la piel o la nacionalidad

    podran no ser los nicos aspectos a considerar en la implementacin de esta norma. OSe permitirn deman-das contra agencias del gobierno local o estatal cuyas polticas obstruyan el cumplimiento de las nuevas leyes migratorias. Se impondran multas ci-viles diarias de entre US$ 1,000 y US$ 5,000. OProhbe que la gente de-tenga un vehculo en una carretera para ofrecer su trabajo como jornalero y que una persona se suba a un vehculo detenido en una calle para que se le contrate, si con ello obstruye el trnsito.

    Lo que dice la ley Senate Bill 1070

    gados, encarcelados y hasta de-portados. Ante esta situacin, el Congreso peruano aprob, el pasado mircoles, una mo-cin de rechazo a esta medida. Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores inform que elaborar un diagnstico de la situacin de los peruanos que radican en ese Estado para saber cuntos son exactamen-te y poderles brindar asesora legal y orientacin.

    LO BUENO ENTRE LO MA-LO. Si algo positivo se puede rescatar de esta norma es que ha colocado sobre el tapete la necesidad de actuar a nivel na-cional para impedir iniciativas aisladas por parte de cada Esta-do. Mientras Texas ha amena-zado con seguir el ejemplo de Arizona, y otros Estados fronte-rizos podran estar tentados de hacer algo similar, la mayora demcrata en el Senado pre-sent una propuesta para le-galizar a ms de 10 millones de personas sin documentacin y, al mismo tiempo, reforzar la vigilancia fronteriza para difi-cultar nuevos traspasos masi-vos ilegales. La propuesta su-giere actuar simultneamen-

    Cifras:

    10 mil inmigrantes peruanos viven en Arizona, y 4 mil son inmigrantes indocumentados.

    51% de los estadounidenses est a favor de criminalizar a l