POLÍTICA / TRIBUNA EL TECHO DE CRISTAL - Arredondo.pdf · PDF filesu éxito...

Click here to load reader

  • date post

    13-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    215
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of POLÍTICA / TRIBUNA EL TECHO DE CRISTAL - Arredondo.pdf · PDF filesu éxito...

  • Por Javier Garca Arredondo

    T ras las elecciones autonmicas ymunicipales algo se ha movido ymucho ha cambiado. El corri-miento de tierra que ha provoca-

    do la entrada de nuevos partidos ha carga-do el aire de electricidad. Todos tienen ar-gumentos para decir que el otro ha perdido,casi nadie puede defender que haya gana-do. Las urnas han dejado pequeos deste-llos de electricidad esttica bailando en elaire buscando con quien pactar para hacertierra. Solos no pueden. Hoy nadie puedesolo.

    ste anlisis nace cojo porque parte de lacomparacin de los aspectos positivos dela campaa de Ahora Madrid frente a losnegativos de Podemos nacional. Aun as,mi conclusin es que la sociedad est mspreparada para realizar el cambio que per-sigue Podemos que la propia direccin dePodemos.

    Estos das se debate si Ahora Madrid o Bar-celona en Comn son el ejemplo a seguir enlas generales.Si los partidos de izquierdashan de concurrir juntos bajo un nuevo nom-bre que les defina en igualdad, o si Podemosha de ir con su propia marca y que se sumequien quiera seguirles en un Podemos-.Podemos aduce que los xitos de Carmenay Colau son una excepcin, que se deben asu personalidad y que en la mayora de co-munidades han ido mejor en solitario quejunto a otros. Todo y nada es demostrable.Una frase de la pelcula JFK deca que la f-sica terica ha llegado a probar que un ele-fante puede estar colgado del rabo atado a

    una margarita y no caerse. Pero no slo noes demostrable que hubiesen sacado menosvotos con una plataforma en las autonmi-cas, sino que adems se ha perdido una opor-tunidad. Por ejemplo, Valencia. Podemos yComproms han reclamado estos das quejuntos tienen muchos mas votos que el PSOE.Tarde y mal.

    Pero la pregunta realmente pertinente, siPodemos quisiese pensar en las causas y noen las consecuencias, es qu tena de es-pecial la candidatura de Ahora Madrid paraque sacase una diferencia tan abrumadora aPodemos? Y, por mucho que el quin hayasido importante, lo definitivo ha sido el c-mo y con quienes. En el cmo la esencia desu xito ha sido escuchar con empata al quele quera hablar, reconocer los errores mos-trndose vulnerable, no enredarse en el yt ms, recoger cualquier idea mejor quela suya propia y hablar desde la ignoranciareconocida. Con humildad. Sin prepotenciani poses impostadas. Su campaa ha sido in-tegradora con todas las partes posibles, siem-pre en positivo, sin agresividad y desde lanormalidad. Normalidad es un concepto res-baladizo, pero a Carmena le ha sentado co-mo un guante. Habla de igual a igual a laciudadana, a la misma altura, e incluso enocasiones se pone por debajo. Podemos ha-bla desde su atalaya. Desde arriba, situandoen un plano inferior al que escucha. Su dis-curso es muy similar, pero no han asimiladoen su interior que no importa la persona quelidera si no a quin representa.

    Una de las claves del xito de Carmena hasido su insistencia en que ellos no son Pode-mos, ni pertenecen a ningn partido poltico.Son individuos independientes que forman unaplataforma ciudadana. Y esta plataforma no tie-ne una ideologa, sino una suma de ideolog-as individuales. Por eso afirma que no es tanimportante si se es de izquierdas o de derechas,como si son progresistas o conservadores (loshay de los dos tipos tanto en la izquierda co-mo en la derecha). Es decir, si quieren cambiarla sociedad para que la gran mayora tenga me-jores condiciones de vida y que esa mayorasea el motor de la economa, o si prefierenpreservar las condiciones actuales y aceptar elaxioma neoliberal de que slo los ricos pue-den guiar el progreso de la sociedad y el restoir a remolque lo mejor que puedan. Carmenalo ha explicado con sencillez sin dejar de res-

    POLTICA / TRIBUNA

    EL TECHO DE CRISTAL

    Una de las razones delxito de Carmena es suinsistencia en que no

    son Podemos

    40 2228 de junio de 2015. n 1115

    Carmena habla de igual a igual a la ciudadana, a la misma altura, e incluso en ocasiones se pone por debajo.EUROPA PRESS

    40-41 GARCIA ARREDONDO_14-16 ETA+AGUILAR.qxd 17/06/15 11:31 Pgina 40

  • petar a quien elige la opcin conservadora. APodemos le cuesta un mundo explicar cues-tiones tan importantes con suficiente claridadsin que parezcan clculos electorales. Su esen-cia se percibe ms cercana a la del despotis-mo ilustrado: Todo para el pueblo pero sin elpueblo. Nos dicen que han venido a salvar elpas de los poderes fcticos, pero se destila quetambin a salvarlo de s mismo. Carmena en-tiende que la actitud ms importante es la deservicio, no la de la iluminacin. Que la so-ciedad no necesita que se la gue, necesita quese la escuche. Que es importante aceptar quela realidad es compleja y que su simplificacinslo lleva al infantilismo y a la radicalizacininnecesaria. Ahora Madrid ha sido ms Pode-mos que Podemos.

    El partido, sin embargo, cree que su esen-cia est en su nombre y se agarra a l pen-sando que slo su marca puede liderar elcambio. Otros pensamos que la marca la hanquemado los medios usando a Monedero,Venezuela, etc. Han conseguido colocarleel techo de cristal de las mejores pocas deIU: 15% y Podemos ha hecho suyo este te-cho con la confrontacin, hacindoles la vi-da ms fcil a los que quieren identificarlescon la idea de que son izquierda radical.

    Podemos esgrime muchas justificacionespara no confluir, pero la madre de todas hasido Vistalegre. Puede parecer que Moissbaj de la montaa en Vistalegre con los DiezMandamientos de cmo representar mejorla voluntad del vulgo, pero hay que recor-dar que Pablo Iglesias plante la consulta enun: conmigo y lo que pienso, o me voy. Levotaron ms a l que a una idea, sin por ellodecir que no hubiese salido el mismo resul-tado de plantearlo sin coacciones. Pero lostiempos y las realidades cambian demasia-do rpido. Hoy el clamor es otro y esta du-da se puede solucionar fcilmente con unanueva votacin, como por otra parte siem-pre dijo Podemos que hara: toda gran deci-sin se ha de consultar a las bases.

    Si Podemos se decide a romper este techode cristal y lleva los hallazgos de Ahora Ma-drid a nivel nacional, pocos podrn rebatirque se podra convertir en la primera fuerzapoltica del pas. Y si fuesen de verdad inte-ligentes y consecuentes, esta unin podrano limitarse a IU, Equo, Comproms, Ma -reas, e incluir a parte de la agonizanteUPyD como Irene Lozano, as como a la

    faccin joven y descontenta del PSOE li-derada por Beatriz Talegn. Este capital hu-mano, organizativo y social sera muy tilpara compensar la sensacin de que el xi-to les ha llegado demasiado pronto, que noestn preparados para gobernar, que no haypersonalidades de fuste y solvencia tras lascuatro cabezas de la directiva y repartira lasresponsabilidades hacindose con un ms-culo poltico fundamental y con sus cuadros,que les ayudaran mucho en donde son msdbiles: la Espaa rural. Adems podrancompensar la afirmacin algo irreal que rei-na en Podemos de que Pablo Iglesias es unlder indiscutible, que arrastrar a los inde-cisos y formar una gran mayora. Siendoverdad que es un lder tremendamente ca-rismtico, no es menos verdad que provocaun rechazo casi visceral y puramente instin-tivo en no pocos de sus potenciales electo-

    res. Muchos estaran interesados en votar aPodemos pero no les gusta lo que les trans-mite su lder. No estara mal que Iglesias seplantease trabajar sus formas, su lenguajeverbal y no verbal para no provocar seme-jante rechazo, porque sinceramente creo quese debe ms a las formas que al contenido.

    Es legtimo el miedo a una balcanizacin,pero todos deberan poder sumar bajo unosprincipios progresistas. Siempre que asumancomo ley todo lo que decidan las bases enla configuracin del programa por encimade sus propias creencias y principios. Y pa-ra que esto funcione no hay otro camino queun proceso de primarias abiertas, en el quetodos los lderes y cualquier ciudadano pue-dan concurrir en libertad.

    Es ms que previsible que la unin se vaa producir, con o sin Podemos. Y que la vana votar tanto los fieles a esos partidos comoalgunos de los votantes de Podemos que de-sean la confluencia.

    Me temo que Podemos tendr que elegirentre unirse a la plataforma pronto y lide-rarla, o tarde y ser uno ms. La duda es siPodemos pondr su ego a un lado y recor-dar que lo importante es el cambio y noquien lo realice. Si no, el techo de cristal leespera implacable. l

    Es legtimo el miedo auna balcanizacin, pero

    todos deberan podersumar bajo principios

    progresistas

    n 1115. 2228 de junio de 2015 41

    La esencia de Pablo Iglesias y Podemos se percibe ms como despotismo ilustrado: todo para el pueblo pero sin el pueblo.EUROPA PRESS

    40-41 GARCIA ARREDONDO_14-16 ETA+AGUILAR.qxd 17/06/15 11:31 Pgina 41