Poesia completa Garcia Montero 2015 2as.qxd: · PDF fileLas «Rimas» de Gus-tavo...

Click here to load reader

  • date post

    24-Aug-2018
  • Category

    Documents

  • view

    222
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Poesia completa Garcia Montero 2015 2as.qxd: · PDF fileLas «Rimas» de Gus-tavo...

  • Marginales

    Poeta tocado por la rara gracia del talento expresivo y del talento emocional, en pala-bras de Jos-Carlos Mainer, uno de los pocos destinados a la letra grande de la historia de la literatura, Luis Garca Montero es uno de los autores emblemticos y de mayor influencia en la poesa espaola reciente. Desde el sujeto potico insolente y sentimental, provocador y de deslumbrante inventiva de sus primeros libros, hasta el de las composiciones ms n -timas, urbanas y desengaadas de sus obras posteriores, o el de la conciencia civil que me-dita sobre los ajustes con la historia y hace de su biografa un teatro de la memoria, esta Poesa completa (1980-2015) rene el trazado de una de las trayectorias ms coherentes e ins -piradas de la lrica contempornea.

    Encontramos nuestra vida en un poema, dice uno de sus versos. El lector puede encon-trar aqu no slo poemas de amor justamen -te memorables, o lcidas reflexiones sobre la vida y el tiempo, sino tambin composiciones que, camufladas en la propia biografa moral del poeta, han tomado el pulso de la historia reciente y se enfrentan, desde un compromiso cvico, a los atropellos del presente.

    289

    PO

    ES

    A C

    OM

    PL

    ETA

    (19

    80-2

    015)

    Lui

    s G

    arc

    a M

    onte

    roLa poesa de Garca Montero es un bien que se comparte, dice Mainer en el Prlo go. En Poesa completa (1980-2015) se renen, or-de nados y en edicin definitiva, todos sus li-bros, un corpus imprescindible de clsicos con -temporneos: Poemas de Tristia (1982), El jar-dn extranjero (1983), Diario cmplice (1987), Las flores del fro (1991), Habitaciones separadas (1994), Quedarse sin ciudad (1994), Completamente vier-nes (1998), La intimidad de la serpiente (2003), Vista cansada (2008), Un invierno propio (2011) y Adems.

    Luis Garca Montero naci en Granada en 1958. Es catedrtico de literatura espaola en la universidad de esta ciudad. Sus libros de poesa han merecido los ms prestigiosos galardones, como el Premio Adonais (1983), el Premio Loewe (1994), el Premio Nacional de Literatura (1994) y el Premio Nacional de la Crtica (2003). Como ensayista ha escrito sobre la poesa europea contempornea en obras como La otra sentimentalidad (con J. Egea y A. Salvador, 1982), Poesa, cuartel de invierno (1988 y 2002), Gigante y extrao. Las Rimas de Gus-tavo Adolfo Bcquer (Tusquets Editores, 2001) o Los dueos del vaco (Tusquets Editores, 2006). Ha publicado ediciones crticas de Federico Garca Lorca, Rafael Alberti, Luis Rosales y Carlos Barral, y ha adaptado para la escena clsicos como Otelo, La Dorotea o La Celestina (Tusquets Editores, 1999). En narrativa es au-tor de Maana no ser lo que Dios quiera (2009), biografa novelada del poeta ngel Gonzlez que fue Libro del Ao del Gremio de Libre-ros de Madrid, No me cuentes tu vida (2012) y Alguien dice tu nombre (2014).

    POESA COMPLETA

    (1980-2015)

    Luis Garca Montero

    PVP 26,50

    ISBN 978-84-9066-077-5

    P

    edro

    Wal

    ter

  • Luis Garca Montero

    POESA COMPLETA(1980-2015)

    Prlogo de Jos-Carlos Mainer

    Poesia completa Garcia Montero 2015 2as.qxd:DP 26/02/15 20:34 Pgina 5

  • 1. edicin: abril de 2015

    Luis Garca Montero, 2015 del prlogo: Jos-Carlos Mainer, 2015

    Diseo de la coleccin: Clotet-TusquetsDiseo de la cubierta: BMReservados todos los derechos de esta edicin paraTusquets Editores, S.A. - Av. Diagonal, 662-664 - 08034 Barcelonawww.tusquetseditores.comISBN: 978-84-9066-077-5Depsito legal: B. 3.772-2015Fotocomposicin: David PabloImpresin: Romany VallsImpreso en Espaa

    Queda rigurosamente prohibida cualquier forma de reproduccin, distribucin, co-municacin pblica o transformacin total o parcial de esta obra sin el permiso es-crito de los titulares de los derechos de explotacin.

    Poesia completa Garcia Montero 2015 2as_2.qxd:DP 02/03/15 18:41 Pgina 6

  • SUMARIO

    PRLOGO A ESTA NUEVA EDICIN, POR JOS-CARLOS MAINER, 9

    NOTA DEL AUTOR, 25

    PRIMERAS EDICIONES DE LOS LIBROS, 26

    POEMAS DE TRISTIA, 29

    EL JARDN EXTRANJERO, 63

    DIARIO CMPLICE, 111

    LAS FLORES DEL FRO, 211

    HABITACIONES SEPARADAS, 285

    QUEDARSE SIN CIUDAD, 355

    COMPLETAMENTE VIERNES, 367

    LA INTIMIDAD DE LA SERPIENTE, 459

    VISTA CANSADA, 565

    UN INVIERNO PROPIO, 697

    ADEMS, 775

    NDICE, 905

    Poesia completa Garcia Montero 2015 2as_2.qxd:DP 02/03/15 18:41 Pgina 7

  • [9]

    POETA O DEZIDORPRLOGO A ESTA NUEVA EDICIN

    ... tus mejores versos parecan decisiones, deter-minados actos sin prudencia; sentas al hacerlos eltemor de los sueos sin retorno, el lpiz del quedibuja esa regin oscura de la que uno siempreest volviendo.

    LUIS GARCA MONTERO, Diario cmplice

    La letra del tango dej escrito para siempre que veinte aos noes nada (a condicin de mantener, eso s, febril la mirada), perouna frase (apcrifa) de Jaime Gil de Biedma desliz aviesamente que,a cierta edad, ahora es el momento en que de casi todo hace veinteaos. En qu quedamos? Hablamos de un plazo fugaz, pero espe-ranzado, o de un plazo que comporta una usura irreversible? Luis Gar-ca Montero sabe mucho de eso, como fidelsimo lector de Gil deBiedma y como ser humano que experimenta el paso inexorable de losaos. Cuando cumpli los cuarenta, parafrase a su admirado mentory escribi, a la vista de s mismo pero con dos decenios menos:

    Con qu ferocidad y a qu hora importunasalen tus veinte aos de la fotografa para exigirme cuentas

    (Cuarentena, La intimidad de la serpiente)

    Pero esta introspeccin crtica ya la haba practicado en su li-bro anterior, Completamente viernes, al hacer observar a su amadaque nunca he tenido barba, y al confrontarse con

    el muchacho de ojos llenos de impertinencia y contrariados,

    Poesia completa Garcia Montero 2015 2as_2.qxd:DP 05/03/15 12:46 Pgina 9

  • [10]

    con el jersey de cuello vuelto,el pelo largoy un cigarro dudoso, tal vez de marihuana

    Sucede tal cosa en un hermoso poema donde se habla del va-co que dejan las banderas y que se suma a otros donde Luis Gar-ca Montero ha recogido cuanto de desengao generacional y deperseverancia de fondo, de buen humor y de hiperclorhidria, desueos atrasados (en su doble sentido), nos han dejado los aostranscurridos. Certeros, unos versos de Historia de un telfono,en Habitaciones separadas, lo haban advertido fingiendo la varo-nil melancola de un tahr encallecido:

    Fue tiempo de soar y, sin embargo,estaban ya las cartas repartidas.

    Atrs quedaban entonces los versos juveniles, descarados,retadores y escritos (de aadidura) en impecables metros clsi-cos, con los que el poeta compuso el Rimado de ciudad, que vie-ne a ser autorretrato petulante, pero nunca jactancioso, de lo quefue ser muy joven en los primeros ochenta El lector los ver re-cogidos bajo esa rbrica, tan intencionadamente alusiva al viejoy cascarrabias canciller Ayala, con una datacin un poco engao-sa, 1981-2005, que seguramente alude ms a las enmiendas for-males que a las intenciones originarias: all estn los cinco sonetosde El aguilucho que suponen, en el marco de esta declaracin deintenciones, lo mismo que significaron en su obra las cancionesde Espronceda al reo del muerte, al cosaco o al pirata. Esto es,un mucho de humor, un poco de humana compasin y algo detributo histrico al hroe desvalido de aquel entonces, el quevalora, ve, vigila, va, trabaja, / comprando el mundo sin pasarpor caja.

    Poesia completa Garcia Montero 2015 2as.qxd:DP 26/02/15 20:34 Pgina 10

  • [11]

    Cumplidos al fin los cincuenta aos, Garca Montero celebrel acontecimiento en el ao 2008 con un libro cuyo ttulo, Vistacansada, es el de su poema final que dedica a Francisco (Ayala) yCarolyn (Richmond) y no por casualidad, sin duda. La presbicia in-troduce la confusin en lo que vemos, lo rodea de una neblina quenos hace creer que olvidos y recuerdos / tienen los mismos ojos(las memorias de Ayala se llamaron precisamente Recuerdos y olvi-dos: Ayala fue maestro inmejorable del arte de envejecer y de escri-birlo). Pero maestro y discpulo saben que envejecer no equivale aresignarse y que, aunque estn perdidas muchas ilusiones, hay queenrocarse, cegato pero con la dignidad inclume... y con las gafasque le permitirn leer los libros o buscar los telfonos que quie-ro (la comunicacin telefnica es un viejo fetiche del autor, tantocomo lo son los taxis...), cuando pierde el tiempo sus llaves / y yobusco mis gafas / para seguir aqu.

    Inevitablemente, he empezado por hablar de la forma en que unpoeta habla de s mismo (suele hacerlo a menudo, no por otra cosasino porque nos representa a todos), lo que tambin comporta recor-dar que el poeta ha decidido inaugurar el tiempo invernizo de la me-ditacin. Se lo peda un verso (que le gusta mucho y cita a menudo)del neoclsico Juan Melndez Valds, sabiamente mezclado conotro de la Epstola moral a Fabio en el exergo de Habitaciones se-paradas: El invierno es el tiempo de la meditacin, / iguala con lavida el pensamiento. Ese tiempo ahora ya es el suyo. Como advier-te al insolente retrato juvenil de Cuarentena, que acabo de citar,

    Cuando tengas la edad que se avecinaadmitirs el tiempo de los encajadores,la piel gastada y resistente,el tono bajo de la voz.

    Poesia completa Garcia Montero 2015 2as.qxd:DP 26/02/15 20:34 Pgina 11

  • [12]

    He repasado algunos de los leitmotiv ms persistentes en la l-rica de Garca Montero, aquellos que hace treinta aos nos conven-cieron a muchos de que estbamos ante un gran poeta necesario yque, sin embargo, siguen aborreciendo tenazmente sus detractores.Pero, en todo caso, los ltimos diez aos son muchos, demasiados,como para escribir el mismo prlogo a la poesa de Luis GarcaMontero; yo lo haba hecho en 1997 para Casi cien poemas, la anto-loga que Jess Munrriz edit en Hiperin, y ex