Ped 1paav la_invencion_del_aula

Click here to load reader

  • date post

    22-Jul-2015
  • Category

    Education

  • view

    601
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Ped 1paav la_invencion_del_aula

  • ~

    , u Ii\ ---------, (, ' I LA INVENCJ~'NDEl AULA

    Una genealogfa de Jas fonnas de ensenar

    Ines bussel / Marceio Caruso

    )

    clitAh ~./,. /3. dk. A~-

    7,. ~ c:f;z0393 ,..

    Santillana

    j III I ;.;:.: ~: ;. ~ I 'J"

    // Introduccion l(~ De pedantes, pedagogos y aulas

    Cuando recibimos 10 invitacion para escribir este libra, empezamos a revisor tratados de pedogogio de otras epocos y observamos que en 10 mayoria de elias se definian 10 pedogogill, sus tipos a divisiones, las ciencias ouxiliares y las areas de aplicaci6n. Casi todos portion de considerar a 10 pedagogia como un saber

    que cobia integramente en este esquema; para algu'lOS podia tener mas de

    ciencia y para otros rnas de arte, pero en todos los casas constituia un cuerpo de

    conocimientos definido.s que solo habiaque especificar ytransmitir a los futuros mjJ-estros para que 10 pusieran en practica. Una obra de Bernard Shaw, Pigmali6n, expresacabalmente esta vision de 10 pe

    . . . . .

    dagogia. En ella, Liza Doolittle, una humilde florista collejera, tiene un encuentro fortuito can dos orist6crata's ingleses, Pickering y Higgins. Estos estudiosos

    de 10 lingiiistica deciden hacer un experimento: reedu'carla para que hable y se

    comporte' como una dama de sociedad. La idea.es que la educaci6n, si tiene un

    buen metoda, lograra transfor.mar por completo a las personas hasta borrer los

    " rastros de su origen social y cultural. Instalan a Uzaen su coso y Ie don lecciones diarias, te6ricas,y practicas. Los linguistas tiiunian: Liza se convierte en una dama, se casa can un joven de buena familia' (aunque sin dinero) y man

    ,

    tiene una relacian plat6nicQ can su mentor, Higgins. Final feliz para 10 pedagogia : Liza arria asus .rn.a est rosy estos 10 aman porque se ha convertido exactamente en 10 que elias deseaban . Vamos a otro ejemplo literario. Se trata del cuento infantil de Emma Wolf "Eswela de monstruos". La autora narra 10 vida de una escueladonde Frankenstein y Dracula, entre otras alumnos, aprenden a portarse como monstruos. En una .

    o~asi6n, uno de elias, queriendo cumplir 10 consigna'al pie de 10 letra, destruye las paredes de 10 escuela . Se ha transformado en monstruo. i.Fincil feliz para 10

    pedagogia? Usted dira.

    Con alga de SUSpicClcia, uno tambien pod ria preguntarsE si no hay alga de mons

    truoso en 10 Lila de Bernard Shaw, si no ser6 q'ue ella tambien aprendi6 a ser un monstruo, ubicandose en ellugar que el maestro Ie propuso y cumpliendo al pie de 10 letra sus mandatos. Nos espantamos ante 10 menci6n de 10 clonacian de la oveja Dolly, pero no nos asusta de 10 misma manera esta idea de /0 pedogogia que quiere repliear seres, f'l0ldearlos y formorlos a n'.edida, que pretende domi-. narlo y saberlo todD.

  • /

    J\ La invencion del aula

    'Seguramente, I~ voluntad de tenerJo todo bajo con t rol se asocia can el temcr que provoca Ja-situacion de enseil:ar. i,Como enfrentarnos a un conjunto de chicos, coda uno can su propia historia, con ganas diferentes, en el marco de una

    close? i,Seremos copaces de transmitiJles alga, de lograr que oprendan alga? 1,/ si (ollomos'? i,Y si hacen can nuestro enseiianza alga distinto de 10 que pretendramos? i,Y si ni siquiera nos escuchon? Esos temores son reales y concretos; sin

    embargo, 10 intenci on de controlarJo todo no hace mas que acrecen.tarios, por

    que ante nuestro fracaso -despues de todo, 10 vida siempre es mas complejo que c~alquier mecanism o de contr~:I::', mas se agigant~n. Este libro pretende ser un oporte para que perdamos el miedo a ensenar y tam-.

    . bien a aprender, leer, conocer otros lJlundos. Es probable que una parte de esos temores nos acompoiien siempre, como a todo ser humano; pero ojala el tema del control y el miedo a perderlo dejen de ser uno de los ejes mos imr.ortantes de 10 interaccion docentes-alumnos . 5i 10 pedagagia es un saber que ayuda a los docentes a ser "buenos" docentes, entonces conviene empezar planteandose

    como se define un "buen docente", quien 10 define, como trobaja, antes de ponernos a pensor reglas, divisi ones y form as de transmitir .ese saber. ParQ nosotros,.no hay mejar manera de abordar estas preguntas que a troves de una mirada historica. Partimos de considerar que las definiciones de un buef]

    . docente, del contenido de 10 enseiianza, de los metodos y dida ctico s, son soberes historic~'~ producidos por sujetos sociales, por pensadores, grupos, institu

    . '. . , . . . .. ..' ~ .. " .. ... ', " ..

    ciones qU,enctuarpn y pensoron en otros contextas, algunos muy parecidos a los

    nuestros y o~ros muy direrentes. Incluso 10 idea de que hay que tener en cuento . 10 psi~ologia infa[)ti 'l, y las cotegorias y conceptos que se us an paro hablor sobre.el aprendiwje ge los ninos, que parece "natural" y "necesario", es un producto hi-storico,;' como' veran en los capitulos que siguen, hace Cuatra siglos, a

    dos, no se hoblaba en esas terminos.

    Par medi a de un re co rrida par 10 historio del aula y de los formos de ensenor,

    querriomos esc.larecer el hecho de que muchas de los tecnicos y polobros que usomos para referirnos a 10 que ocurre en close tienen un posod o, emergieron en situaciones concretas en respuesto a desafios 0 problemas especificos, y que probablemente, cuondo las usa mas ohara tDdovia sigon portond o porte de esos

    significodos. Entender de d6nde surgen, de que estrategios y problemas forman porte, que U5.oS tuvieron y tienen, y que efectos causoron, puede ayudornos a liberarnos de esa cargo y a asumir nuestro tarea como una reinvencion propio de

    las tradiciones que recibimos, en 10 que, aunque no volvomos a inventa; 10 pol

    ;j) ,

    i '_ llIl'l,Iuuct,;ion -

    vora,-tampoco seanl.os clones de otros ni queromos clonor a nuestros olumnos.

    Porque, en ultimo instancia, transmitir es tambien dejar espacio para que el atro hoga ot ra coso con nuestro saber y nuestro deseo de educorio, para que

    sea otro, y no,u,no mismo , Como dice un psicoanalisto, 10 que resulta fascin.an

    te "en 10 ave'ntura propia de 10 tron~mision! es precisamente que somas diferentes de quienes nos precedieron, y que nuestros descendientes es probable

    que sigan un camino sensiblemente diferente '01 nuestro. [ ... ] Y sin embargo ( .. . ] es alii, en eso serie de diferencias, en donde inscribimos aquello que transmitiremos" (rlassou,n, 1996, p. l7),

    Nos 'gustario bfrecer este libro para poder entender de donde viene el que los

    /' . alumnos levonten 10 mono, se formen en fila 0 usen cuadernos, para poder evaluor

    si eso es 10 que-realmente queremos ensenories, y hocernos cargo de esa decision y esa responsabilidad. Una de las ensen'onzas que querriamos transmit ir, ala ma

    nero de Hossoun, es que no hay lugar neutral ni indiferente en 10 ensenanzaftodas los estrotegios-y opcioncs que usamos en nuestro tarea cotidiana tienen historias

    y significados que nOS exceden y producen efectos sobre los alumnos, no solo en

    terminos de si aprenden a no cierta cont'enido sino de su relacion con 10 autoridad, con el saber letrado en gene!al, con los otros, Algunos maestros, temerosoS de esto responsabilida d, creen que 10 mejor es renunciar a transmitir algo, /oissez-fai

    . "

    re (dejar hacer), nointervenir, como si con ese gesto pudieran deshacerse del poder que canllevo 10 posicion docente. Como argumentamos en otro parte (Caruso y Dussel, 1996, ..cap. 3), d poder sigue siendo, sin embargo, .canstitutivo de 10 re~. loci on docente-alumno; el tema es ocupar ese lugar de transmitir 10 cultura 10 mas conscientemente que uno pueda, us ar esos espocios de libertod de los que

    habla el 'psicoanalista citado, tratar de salir del modelo de 10 cloI1aci6i1 y produ

    eir una diferencia en nu es tras vidas y en las de otros, Empecemos el recorrido por 10 palobra que nos convoca, a ustedes yo nosotros, a confluir en esle libro. Pedagogia significo cosas muy diversas a troves del tiempo.

    Tomondo solo los que se produjeron desde el1500 hasta ahora, esto es, en 10 madernidad -sabre cuyas caracteristicos nos detendremos en el primer capitulo-,

    puede senalarse que las primeras definiciones diferenciaban 01 pedogogo -en

    tendido como el "ayo que cria 01 nino":- 'del pedonte -"maest ro que ensena a los

    niiios"- (Covarrubias Orozco, 1611). Asi, el pedagoga era un educador en el sentido mas omplio del termino; no era solo maestro de escuela, sino que tambien p~dia tener a su corgo funciones que hoy Ilamoriamos de crionza de los ninos, "Por que est~ vinculo con los "pedantes"? La palabra pedagogia comporte su

    "' .If r:- '. ,.

    ,. ,.)....1'.

    ''': . '\ ,.,

    i

    "I

    I

  • 7 c~ \..'\'J raiz -ped-: pie, el que anda a pie- con 10 palabra pedante, que es el que "peea.. \/; ~

    .~ de sabia", el que pretende ser erudito. Esto habla, ante todo, acerea dellugar no muy prestigiosa de los personas letradas en 1.0 e.poea. Esta ambiguedad se ve;, en 10 siguiente frase: "un buen maestro gales, un buen estudioso, pero.muy pedagogico" (citodo en el OxtordEnglish Dictionary de 1888). Que olga fuera "pedogogico" no era entances sinanima de uno 'cualidad pasitiva, sino 10 contra rio .

    EI Diccionario deAutoridades de 1737 establece que pedogogq es "cuolquiera que ando siempre can atra, y Ie Ile va donde quier~, 0 Ie dice 10 que ha de hacer". Aqui oflorece tanto el significado de "pie" como el de condueir o' guior como accian

    propia. Pero yo en 1788 apareee can mas fuerza el significadoque hoy conocemos.

    La pedagogia se aeerca a 10 que IIamamos "maestro" y deja de ser la accion de guia general (Ter~.eras y Pando, 1788, p. 73). En el sigloxlx aparece 10 definicion de pedagagia como "el arte y ciencia de enseiiar y educar a los ninos". Esto descrip- ' cion, que hoy nos pcreee natural, es en realidad uno invencion reeiente, de los ultimos siglos (Rizzi Salvatori, 19 96). Veamos mas de cerca 10 definicion moderna de pedagogia. La pedogagia es una

    ciencia y un arte; se vinculo can el "ensenar" y con el "eduear". La pedagogia se

    oeupa de los "niiios". Aqu; podria agregorse que algunos versiones contemporaneas sostienen que 10 pedagogia no se ocupa solo de los niiios, sino' que tambien

    hay uno pedagogia de los adolescentes y uno pedagagia de los adultos. Para analizar los componentes de esta definicion , sobre 10 q.ue volveremos varios veces a 10 largo de.llibro, empecemos par el ultimo pun to:

    I. Segunel pedagogo. Mariano Narodowski, 10 pedagogia moderna nace con el coneepto de que' eJ niiia debe ser educado. Mientras que durante mucho tiempo los ninos corr~teobon por el pueblo, aprendian casas espontaneamente y se vincula'ban can muc,has a'dultos, en un momenta (que el historiador Philippe Aries situo haei'o 01 final de 10 Edad Media) aparecio una nueva "sensibilidad" hacia el nino; un.a .nueva forma de "hacerse cargo de el. Narodowski argumenta que el

    : niiio ser6 "infantiliz'ado": se empezora a derir que hQy que cuidarlo mas, que ho y que encerrarlo, queneee.sita regl?s mas rigidas. Esta postura constante de cui

    dado hacia 01 niiia~ de su vigilant ia inte~siva, do pie ala formacion y estructuracion de un saber que dice por que deb,e hacerse eso, can que fines y can que

    medias: 10 pedagogia. Apareee Id disciplina universitaria y surgen catedraticos que afirman que 10 ciencia guia a los enseiiantes. Pensemos tambien en las consecueneias d.e "pedagogizor" a adolescentes y adultos: no 5610 es pensarios co

    mo sujetos de saber, sino tambien someterlos a otra vigilancia, can 10 idea de

    _ L_ .. qu.e.d_eQ.eo__seJcuidados can mas !!smer~>:..9s.!duidad . La modernidad es '!.u~a 10 t'

    epoca en que diversas.sectores de 10 sociedad se van "pedagogizondo": hay que . .

    cuidar a estas personas, decirles 10 que tienen que hacer, en 10 posible encerrar

    las en instituciones educativas -recuerde que hosto hoy en dio se dice que es

    mejor que el nioo este ~n 10 escuela quejugando en 10 colle-y darles reglas mas precisas (Narodowski: 1995).

    , 2. La pe.dagogia se encarga del "ensenar" y del educar. Es decir que no sola se . I ! . ocupa de las "situacianes de ensenanza", por eje,mplo, la ensenanza de 10 es

    tructura y funcian~s del aperato digestivo, sino de la edu~aciori, que es alga mucho mas abarcadar. Las ninos son educados desde el primer dia desu vida: se

    intenta imponerles un ritmo, que traten de dormir de noche, que coman can

    cierta periodicidad. Luego vend ran los prahibiciones ante los peligros, vendra el

    control de las "ne.

  • I

    \'-- / ...__ ,R, ~ , ' ---y,\)~k ;

    '" , . ~, '1 ' , .. J ' , ~.~' I, . ... l '\/\{,.ll." . , '_ . . .. ' .. ,.;.: .. . ; ~t "--LO ~v'nc~n dd aula --;,....." ft&Jw,... ... >, .. ,.".-..""","~~....,.. ' ,," '""'''~\;,:ll'"0 con ef nin ,o ha lIegado a los 'adultas y se est6 desarrallando hada la tercera edad,

    La pedag~gia se ocupa de la e~cuela, pera tambien de la fam ilia, de los medios de comunicecion y de todas las otras instancias 0 agencias que "educen", aunque no

    10 sepan, Par ultimo, la pedagogia misma es tanto un'~aber sistematico -u;"j ciencia- como un saber mas localizado, especifico, informal-un arte, un uso-. Esto

    es, pareceria que se hubiera vuelto importante, perpetua, yo que alcanzo 10 vida

    entera del individuo, y polimorfa, can muchas formas, yo que puede estar en es

    tada mas a menos pura, como es Sll tpnoencia en 10 escuela, hasta ser rna's difu

    so e implicita, como en el coso de los medios de comunicacion ,

    ,Ante esta "infl oc ion" del espectro de 10 pedagogia, es difkil decidir par donde en

    trar en ella: Podria haber muchisimas puntas, muchisimos farm as y temas, Pod ria haber numerosas posibilidades, coda una con su enfasis, sus virtu des y defectos ,

    Podria hocerse un estudio sistematico, uno historico, uno mas centrada en el

    aprendizoje 0 en el ideal docente" entre muchas otras posibilidades , los temas serian innumerables y todos juntos formarian una enciclopedia de vorios tomas, ' Sin embargo, no se puede ignorar que de tadas Ins partes posibles de 10 pedago

    gia, 10 mos importante es 10 pedagogia escolar.Es que en 10 histor!a de los ulti

    mas slglos, esta combinaci6n de "ciencia y arte" se ha concentrada coda vez

    mas en el aspecto de ensenar, en 10 actividad pedagogica dentro de 10 escuela

    . (Benn'e'r, 1998) . Es mas, probablemente 10 pedagogia escolar ha influido para . ~. . .

    que"muchasveces 10 televisi6n, 10 familia, las instituciones, a pesar de su fuer

    10 propia, se parezcon mas a las escuelas, Pensemos en las programas infanti

    ' Ies,~nlos que' se presta mucha atendon a 10 que los ninas entienden, hasta tal punta que a veces se los subestima, Pensemos en 10 madre que hace los deberes,

    o en la, ed',ucacion dentro de una empresa, que cado vez se vuelve mos escaiar,

    yo que en ellase dictan cursitos y yo no solo se aprende de 10 experiencia, Pen

    semos en lasjuguetes "didacticos", par ejemplo, en los pupitres dejuguete pa

    ra chicos en edad' preescolar, que los van educando y socializando en 10 formo

    de sentarse, disp oner el cuerpo para escribir y mirar 01 frente,

    Hayen dia nos resulta imposible pensar una pedagogia sin 10 escuela, pero du- ,

    ronte muchos siglos ese era precisamente el coso, y Ids pedagoqias eran refle- ,

    xiones de como un pedagogo tenia que educar a los principes a a los ninos de

    ciertas closes privilegiados, y en esas funciones se canfundian eI cuidado, 10 en

    senanza, los modales y 10 vestimento, En 10 actualidad, las pedagogias se han

    , cancentrado, y can rozon, en 10 escuela ,

    la pedagogia ha ayudado' a estructuror, a dar forma y cuerpo a los escuelas tal

    t! In~rodlJcclon . "\ ~ [!~ . .' .-; ' ,

    J i: " coma las conocemos, Ha formulada programas, ideas, direcciones que han sido

    adoptodos en mayor 0 menor me dido, cof) mejores a peores efectos, Queremos { exponer, en~onces, 10 pedagogia en accio'1, en funcionamiento, Queremos acer

    carle una serie de materiales que muestren como los pedagogos pensaron las

    aulas para su epoca, que ,casas propusiercn y'como esos propuestos se combi

    mibon can reolidodes que eran muy distintas, Queremos mostrarle que el conocimienta:puede ayudarnos en el desafio que compartimos can usted de enfrenc

    tar a un grupo y de hocerlo de manera responsable, ,/

    Paia darle la bienvenida a 10 reflexion pedogogica, en este libra nos centraremos

    en un ejemplo'de como el conocimiento pedagogico -esa ciencia, Ese arte- de

    sempefio un popel importante a 10 hora de armor y darle contorno 0 uno de nues

    tros mas viejos conocidos: el aula de 10 escuela ele~ental. En este trayecto de 10

    his tori a del aula quizo quede mas clara par que 10 pedagogia podia ser tanto pe

    donteriu como metoda, aya a acompafionte, Queremas mostrarie como 10 peda

    gogia intento darle forma 01 aula, a 10 dis posicion del espacia, a sus rituales,

    costumbres, modas de interaccion y de camunicacion , Quizes eso nos ayude a li

    diar can nuestros temares y a aprapiarnas can decision de Ese espocia de accion,

    Para ello, oesarrollaremos 10 idea de que el aula elemental es una in~encion del

    Ocddente cristiano a partir del ana lSDD y que en este procesa 10 pedagagia uti

    iizo muchfsimasargumentaciones difer~nte'sp~'r-;;darle cuerpo y form~ a ~s~e

    espacio: Esto no quiere decir que antes no hubiero experiencias pedagogicas;

    por el contrario, los griegos, los romanos, las pri'meros cristianos. los pueblos in

    digenas, tados idearon modes de transmitir conocimientos y tuvie'ron formas

    mas 0' menos instituclonalizadas de ensenanza, Hemos cons,e~vodo muchas de

    elias: los amautas incas, los sofistas griegas, 10 figura socratica ,de 10 interro

    gacion mayeutica, dejaron huellas en el imaginario de' que es ser un buen docen

    , te y de como se hace para enseiiar. Pero sus preacupaciones y sus mundos eran topavia 'mas diferentes del nuestro que aquel dellSDO, Sus espacios educativos

    estaban pablados de otras inquietudes y temores. Segurament e, en las practicas

    I que emergieron alrededor del 1500 habia muchisima influencia de las pedagogios anteriores, que 01 fin de cuentas eran el saber disponible para los hombres y mujeres de aquella epoca,y nuestro estudio ganaria en profundidad si hiciera todas las conexiones posibles hacia atres y hacia adelante, EI argum ento pod ria retro

    ceder aun mas y mas, en una cadena infinita , Dicen los que saben escribir que en

    algun lugor hay que poner el punto , decir "has ta aqui lIegue", y este es el nues~,r. r; ........ " . -~;:.:.-. .... " ........ . .. __ 1 _ _ 1. _: _ _ I . _ .J

  • ./ !. r q ,,... I , i,, fl : 11 ;I;. ; : 0: ' ; I l'~~\J\;'J\ ll , '" --------- .. _---_._-----. ~~.r .___u . -----._- ____

    , ,) gar parque creemas que esta es 10 epaca en que se cstructuran 10 mayor porte de } . ' los practicas pedagogicas cantemporaneas; y en segundo lugar, parque pensol ' mas que todo empresa de escritura es prelencioso y modesto a 10 vez, define

    problemas y miradas y excluye otros : A diferencia de los tratados de pedogagia

    a que nos referimos 01 icicio de esla intro'duccian, nosotros no cansideromos que

    estomos tronsmitiendo un sober completo,y absoluto, sino mas bien, que 10 pe

    dagog ia puede ser reescrita uno y mil veces, yen coda una decir olga distinto. Ellibra despliega un argumenta basicamente historico. Los capitulostaman pe

    riadas de 10 histaria de los ultimas cinco siglas y los desorrollan, centrandose en

    10 emergencia de practicas y teorias sabre como ensenor y quienes ensenon.

    Cantie~en acti~'idades que est6~ pens ados como ejercicias para trabajar estos y otras temas que nos porecen importantes en 10 tor~a de ensenor; algunos de estos actividodes son mas historicas y otros promueven relociones a vece's caprichosas coo' problemas actuales. Es muy probable que Ie resulte u'til consultor libras de historia y de histario de 10 educocian para omplior algunos lemos y para entender mejor los transtormaciones de las que hablomas. Junta a los copitulas historicos, hemos induido dos ensoyas breves sabre conceptos que

    nos han ayudado a en tender esta "biagrafia" del aula de 10 escuela elemental:

    el de motofora y el de outoridod. Par ultimo, plantearemos aleunas preguntos

    acerca del futuro del aula en vista de su historio.

    Coma docentes y olumnos, hemas estado, estamos y estaremo~ mucho tiemp" en el a,ula. Sin embargo, en el revuelo cotidiano del aprender y del ensenar no

    siempre nos detcnemos a pensor que es realmcntc esa situacian, tan importan'

    t~p~ra defi~,irnas ca,mada~ent~;ypedagagos. Que nosotras acupe;;"~s ~~ ciufn nosignifica automaticamente quefa "habitemos". Cuando uno s610 "ocupa" U" espocio, se trata deunq estructura que yo esta dada: muebles, castumbres, to

    do esta ah, y nos espe.ra. EI docente mas experimentado nos dice 10 que el considero que son fos cloves' para ser un buen maestro. Si nos quedaromos can esn,

    can 10 tradicion que nos tronsmite 10 experiencia de los otros (can tad a 10 volioso que puedo resultornos), est.oriomos "ocupando" el aula de uno manera pasiva, en 10 que u~o meromente se ocostumbro a las casas yo formados. "Hobitar" el aula quiere decir armor ese espocia segun gustos, apciones, m6-rgenes de ma

    niobra; cansidcrar alternotiv,os, elegir algunos y rechazar' atras. Habitar un es

    pacio es, eritonces, una posici6n activo. Par esa, esto invitacian no se ogata en

    el tern a del aula, sino que intenta ser un lIamada para activar nuestras fuerzas,

    para "hobitor" elfugar que s61a "acupamos" .

    ,Nos gusto esta expresion del poeto Oliverio Girando: "La costumbre nos teje diariomente uno te larono en los pupilos, Poco a poco nos aprisi'onon 10 sin taxis, el

    diccionoria, y aunque los mosquitos vuelen tocando 10 corneta, corecemas del co

    raje 'de lIamorios orca,ngeles. Cuondo uno tio nos lIeva de visita, soludamos a todo el mundo, pero tenemos vergiienzo de estrechorle 10 mana 01 senor gata, y mas

    tarde, 01 sentir deseas de viajar, tomamas un bole to de una agencio de vopores en vez de metamorfoseor uno silla en tronsotlantica" ("Espantapajaras", cit ado en: Sqrla, 1988, p. 62), No se trato de que para ser maestro haya que hocer volar a las vocas y reir a los cuodernas -aunque seguramente nos vendria 'bien un poco mas

    de paeslo y de humor-. Mas bien lamamos este sacudirse las telaraiias de 10 cas

    tumbre de'Oliverio ca'ma uno senal de que se pueden hocer otras casas can 10 que

    tenemas a ma9-a, ver de otra manera los signos de 10 realidod. pensor de otra modo. Se puede convertir el p'uritre en un media de transporte a otros mundos, poniendonos en ca~tact~ can otros saberes y otras experiencios. De hecho, se supane que esto es 10 tarea de 10 escuela; integrar 01 sujeto a otros mundos' d~ experiencias y codigos diferentes de los que Ie dio su familia . Que este viaje se [[eve a cabo, y que sea placentera, depende en porte de nasatras.' , Esperamas que este ejercicio de reflexianar pedogagicamente nos ubique de atra manero en esa situacion y que hogomos del aula nuestro "habitat", rio en

    el seritida animal de adaptarse p 10 que hoy, sino en el sentido de ayudarnos a

    ganor en autonomia y en respansobilidad para que. podamo' :camprometernos

    can cste viejo canoe ida que es el aula y que tal vez sea el c6raz6n educativa de . 10 cultura mode rna. Ojala podamos hacerJe sentir el pulsar de elte carazan, vi

    \ vo y vital,,; tro'ves de este libra.

    I I ,

    I'

    !I I '

    I

    ilf

    jI1/1

    I~~. :,

    I

    'I

    1i