Panic attack ( anaconda)

of 53 /53
Panic attack (prosa poética) carabajo

Transcript of Panic attack ( anaconda)

Panic attack

(prosa poética)

carabajo

La reina del panal

Ella tenía una sonrisa que no era sonrisa. Beatífica. Casi como la Gioconda. Estaba allá en lo alto. Con la mirada de una deidad femenina que cuida su creación. No simulaba. Realmente creía en lo que el papel de ser adorada por las adoratrices. Mujeres comunes que la miraban y se referían a ella como en las puertas del cielo. Ella había pasado por todas las etapas de la vida que la llevaban a poder hacer uso de la palabra. El dolor, la pérdida y el sufrimiento. Finalmente había aceptado su destino de ser guía de otras almas en la tierra. Su testimonio sin embargo estaba acentuado por una belleza que en su tiempo de juventud debía de haber sido fuera de lo común. Además su cuerpo era imponente. De esos que lo habían tenido todo. Toda la lujuria. Para sí y para sus amantes. Pero de esa historia que decía no haber callado en una autobiografía escrita hace poco tiempo solo hace falta ser sonso para no adivinar. De mas no está decir que las adoratrices eran o viejas o feas. Mayormente de la gama de las mujeres brutas que han tenido pocos estudios. Presas ideales ya que con esa belleza que arrastrada por el tiempo tampoco habría necesitado ni tenido un lucido papel en su inteligencia o conocimiento específico de algo. La dominación permanente sobre el hombre le debiera haber bastado. Ahí bella ahora la dominación era sobre un grupo de mujeres. Un cambio de género. Porque, digámoslo, de haber habido un hombre entre sus seguidoras sería por aquella belleza aun vigente y no por una capacidad curativa de males. Acaso un hombre que nunca la hubiera podido tener de pareja así de atractiva a la vista hoy también podría canalizar ese impedimento del presente o pasado rindiéndole tributo a aquella imposibilidad. La veneraría como a una diosa que en ese pedestal se podía enojar con gracia con él casi retándolo como a un niño para demostrarle que a esa distancia sí le estaba permitido tenerla. Esa forma del masoquismo en el que se aceptan las condiciones del culto. Si dios tiene como atributo la belleza en todas sus manifestaciones incluyendo esta versión purificada en el morbo de lo imposible, sin duda la versión de esa holgada superioridad en la naturaleza de la belleza de la hembra exaltaba la libido de varios machos. Los que quedaban fuera de su preferencia, cuando era joven, no resistían evitar el intento de probar con otra como ella en busca de mejor suerte. Desprecio gentil y generoso de hoy por sus admiradoras y admiradores por ser ellos evidentemente gente poco agraciada de la sociedad evocando aquel desprecio por algún kamikase de su pasado que ya sabía antes de acercarse que no tenía posibilidades.

El sufrimiento de Anaconda era un misterio para todos. ¿Cómo podía semejante demostración de poder sobre la gente humilde no haber sido igual sobre los de su clase? Sin duda había habido algún modelo de hombre igualmente poderoso a los ojos de las mujeres. Y de ella en particular. Alguna vez ella había sido pisada como una hormiga o aplastada como una mosca. Por uno de ellos. Por EL. A quien aun recordaba con rencor, odio y amargura, mientras que su sequito de perdedoras la miraba esperando una sonrisa que nunca salía de su cara. Nunca. Inmaculada. Imperturbable su silencio sin alegría que sepultaba en la muerte que EL le había infligido. Una espada en el corazón. En sus sentimientos más profundos. En sus ganas de vivir. Herida mortal aun sangrando por dentro. Su mirada como hipnotizada porque ya no era más odio. Era una autómata. Un ser programado que solo programaba su vida con acciones sin sentir nada. Un soldado. Con metas y propósitos. Pero su ejército, y ella lo sabía, era de gente desgraciada. De gente por la que EL no daría un mango. En ello todos los combates que libraba la llevaban al mismo punto de partida. Salía siempre perdiendo. Ante EL. Ante su juicio sobre los que la amaban. Sin duda eran poca cosa. Y ella notaba una sonrisa irónica en la que él había logrado que ella supiese y creyese que gente como EL no la amaría jamás. Que lo que la rodeaba de sus sermones sobre la cura y el verdadero amor era una farsa que ella tampoco creía luego una vez en su silencio. Y esa espina en su ego no podría quitársela nunca. Ella era reina del panal que trabajaban las obreras. Pero que eran eso. Obreras. Esa era su categoría. Lejos de la categoría con la que EL aun hoy seguía vinculándose.

David era alto, rubio, apuesto y ganador. Un gran físico y una desenvoltura que cautivaba por su gracia para ser y moverse en un ámbito en donde la frialdad exigida para conseguir cosas era un verdadero asesinato para el que solo personas como él estaban preparados. Vestía elegante y usaba perfumes que elegía él. Los que le regalaban, así como las miradas de algunas mujeres de poca monta, en suma, todo lo que él no elegía, le parecían despreciables. La verdad de su éxito era su virilidad casi animal que digería los mejores platos en la senda de un trepador. En su menú no había lugar para mujeres decorativas. Eran parte de su ascenso y de su vehemente convencimiento de lo que quería con ellas, en ellas y a través de ellas. Ellas, a su vez, sacaban partido de esa travesía. Sabían que no había tiempo para enamorarse y que el mecanismo de relojería exigía precisión en detalles que no abundaban en sentimientos pero sí en objetivos claros. Era la droga de un ámbito reducido de personas fuertes o que se proponían serlo. La adrenalina. La violencia y el vértigo al mismo tiempo que también incluían el mundo de las percepciones, la inteligencia y…………las sensaciones placenteras. Sí, la conquista, como todo lo inherente al ser humano. Era parte de la degustación de esa vida exquisita. Era el postre luego de un día intenso la piel del otro. La cadencia de esa satisfacción en la noche antes del sueño. La melodía de un encuentro íntimo. Eso que Anaconda no había entendido cuando llegó EL a ella, David, sí, ………..debió darse cuenta…………pero la altura había sido como estar en el cielo. Ese que ya no se le abriría jamás. Porque su fe de hoy no era cierta. Era voluntad. Era lo que hace el suicida para evitar apretar el gatillo. Por eso ella lloraba a solas. No quería que los que sí creían en ella perdieran esa esperanza que ella quería fabricar para tener un porqué para sí puesto en otros. Porque lo de ella no tenía solución. El destino había llamado a golpes para condenarla. Para sacarle la sonrisa. Para que su mundo color de rosa se hiciese un agujero negro. Eso es lo que ella había sido para EL: un agujero. Por donde todo se va y se pierde si no se lo tapa. Por donde la pasión que hace

un rito sagrado de la cama de una mujer que quería ser merecida y no tenida deja escapar el orgullo por no haber podido ser lo que su amor a él le pedía. Sí. Lo había amado. Nunca antes en la vida había sentido amor. Por primera vez había sido él, un hombre, el que la elegía y no ella. Y quizá fue por eso que fracasó. Aceptó no tener el control y todo terminó mal. Atrás quedaban los años en que ella era reina de su propio amor. De su sentirse especial. Diferente. De haber sido deseada pero con sus condiciones. Esta vez no había podido. El había hecho lo que quería antes que ella tuviese tiempo de notarlo. Y en ese mecanismo de relojería la tenía en la cama él a ella y no ella a él todos los días. Había sido desbordada por lo arrollador de ese mundo cuando aun no se había decidido a entrar. Y cuando estuvo dentro quiso entender. Y no pudo. Y se entregó y lo amó. Sin conciencia. Sin razón. Sin control. A la luz de lo inescrupuloso del ímpetu que luego la hizo a un lado.

…………………………………………………………………………………………….

¡Anaconda?¿Cómo Anaconda?, preguntó Darío.Se llama Ana, aclaró una de las del séquito. Pero entre nosotros nos ponemos apodos o nombres de pila, aclaró. Y ella también. ¿La querés conocer?Ana estaba parada rígida como una piedra. Sin mirar a nadie y mirando a todos. Que es una forma de mirarse a uno mismo. De estar en ese estado de conciencia de flotar entre muchos que la están notando. Algunos como Darío la veían por primera vez. No sabía quién era. Es Ana Cúpulo, dijo otra ¡¿No la conocés?!le inquirió a Darío no pudiendo creer que alguien no pudiese saber quién era ella.-La verdad, no.Ella a qué se dedica. -¡Es escritora!. Estuvo presentando su libro hace un rato-fue la repuesta.-¿Eeeeeeeeeella es escritooooora?????. Darío no salía de su sombro.-¡Ana! ¡Acá te quieren conocer!-Hola-¿Así que escribís?¿Cuánto hace?-Unos pocos años.- ¿Qué son? ¿Cuentos?-No. Se llama ¨ El amor a las puertas de mi alma ¨

Y antes de que siguiera, una dijo: ¡Si querés lo podés comprar! mientras que Ana me agregaba que pocos años antes había escrito una autobiografía.Ya con el libro en mis manos pagado leo en la solapa ¨ Pastora de la Iglesia de Dios ¨. ¡De Villa Cariño! pensó Darío decepcionado porque él escribía y su expectación era que ella también. Solo para descifrar la contradicción entre el aspecto de Ana supuesta escritora y la emulación sobre ella de sus seguidoras había pagado esos cuarenta pesos- pensó después-¿Porqué lo de Anaconda?- le preguntó con un risa.-¡No te rías de eso!. ¡Es en serio!.- dijo casi enojada. Y con indiferencia se dio vuelta luego de firmarle el ejemplar con un ¨ A Darío para que siga buenos ejemplos…ANACONDA….¨ así en mayúscula la palabra que parecía ser para Darío algo mas que un apodo o nombre de pila. El evento reunía a varios escritores. Algunos de cierto prestigio. ¡¿Qué hacía ella ahí?!Y Darío se lo volvió a preguntar otra vez ya en su casa tratando de leer el libro adquirido. Una sarta de recomendaciones para superar…………eso era el libro. Sin embargo puso atención. Buscando quizá alguna pista. Los capítulos eran breves. Un recetario que no salía de los convencionales de libros religiosos de ayuda al…… También llamaba la atención la mención como apoyo de la esposa de un conocido de la autoayuda local muy vendido y también en programas de televisión orientados a la mujer.

…………………………………………………………………………………………….

DAVID……………. ¨ EL ¨

Acá mando yo. Yo me doy cuenta de que yo soy el que pone la guita. Yo soy la cabeza. Lo demostré toda la vida. Me gusta que lo que me hace destacarme quede bien claro. Nada de andar con suposiciones ni que me aplaudan como dando un beso. Yo tengo todo bien claro. Mi orgullo me lo gané. No me vengan con que mi capacidad y que mi talento y que mi vocación: yo lo que tengo es el desarrollo de una aptitud que me hace destacarme por sobre los demás. Mi sinceridad tiene que ser el reflejo de lo que sino me pone como cola de ratón. Yo soy cabeza de león. No me gusta la miseria de mirar a una mujer tratando de rendir examen. Yo el examen ya lo aprobé y mientras las minas estén buenas si me las levanto fenómeno. Pero nada de tener que levantarle un altar a la belleza o al amor imposible de mujeres inalcanzables. Eso es de pelotudos. Para conseguir ser lo que uno es hay que tomarse las cosas con calma. En serio. Nada de andar pelotudeando. Asumir que lo que uno hace hay que hacerlo bien. Que lo que se puede entender y analizar merece ser usado como argumento para el desarrollo que te hace darte cuenta de muchas cosas. Y cuando te das cuenta empezás a aterrizar en que nadie te va a mover el podio así nomás.

En la vida hay que comprometerse con lo que uno hace. Cuando le ponés ganas todo está bajo control. No hay nada que se tenga que andar aparentando. Si lo que hacés lo hacés fingiendo es que no está hiciste gran cosa de lo que te toca. El que es merecedor de lo que hace es el que lo hace bien. La mirada tiene que estar puesta en el horizonte. Siempre ir para adelante. Nada de estar imaginando la ilusión de sueños de estúpidos que creen que lo que se hace es esperar a que las cosas vengan. A las cosas hay que ir a buscarlas. Nada se consigue fácilmente en este mundo. Lo que sirve está hecho por gente que lo pensó. Lo que consumís tiene muchas personas que se dedicaron a elaborarlo. El país de la paja es para los pajeros. Quedarse en la casa escuchando música haciendo de el rebelde y el incomprendido es de tarados. De inmaduros que no saben

elegir y no se saben hacer. Que necesitaron algo en que interesarse mas que soñar. Ocuparse, hacer. Meterse, darle la vuelta. Encontrar la salida. Mirar mucho. Advertir a las diferencias y a las similitudes. Comparar.

No sé qué pretende a la gente que busca ayuda en todo lo que hace. No se ocupan de buscar por su cuenta. Está bien que alguien te aconseje. Alguien que sepa sobre lo que vos hacés. Pero la parte final la tenés que hacer vos. Te tenés que manejar con la información. Tenés que llevar adelante un proyecto y desarrollar una idea. Tenés que ver que las cosas funcionen. Que lo que está ahí está puesto por el que lo pensó y que vos tenés que pensar cómo hacer para poner lo que a vos te interesa. Ser parte de lo que hay en el consumo es una verdad que nos satisface a todos. Es muy lindo ir de compras y ver que con plata se consigue todo. Pero primero tenés que darte cuenta de si la plata que tenés la conseguiste porque sabés hacer algo. Porque hay gente que necesita que vos hagas las cosas bien. Si te pones a pedir como un desgraciado que nunca supo hacer nada y que está inmerecidamente en este mundo sos un nabo que no hace resaltar lo que sabe hacer. De eso se trata: de que si lo que hacés bien está reconocido y entendido por alguien que todo el mundo se entere. Vos sos tu vidriera. Hacé la propaganda de lo que te muestra con el producto en la mano. Publicáte en los medios con lo que está hecho para el lucimiento personal.

Cuando las cosas salen bien uno solo se da cuenta. Hay que luchar contra lo que te hace ser excluido. Si en el país en el que vos vivís la gente de plata se da grandes jodas y la pasa bárbaro y vive como reyes y vos tenés una plata para conseguir lo mismo entonces la usas. Cuando alguien viene a decirte que lo que vos hacés está bien pero que se puede mejorar o que no le gusta hay que tener mucho cuidado. Nada de andar regalándole la iniciativa al que se cree que puede darse el lujo de criticar lo que vos hiciste con la dedicación del tiempo y el conocimiento. Te hace sabedor de que el tipo es un gil que se quiere apoderar de la iniciativa para cagarte. Lo que importa es que vos hagas silencio y te pongas en el papel que le corresponde al que no se tiene que defender porque el que ataca es el otro y eso lo hace débil si vos no le respondés. Tener que ser el de la iniciativa. Tenés que demostrar que no te afecta ningún descalificativo. Miralo como quien mira a alguien que está de más y que nadie lo invitó. Disponé de la posibilidad de hacerle entender que se tiene que ir. Que lamentablemente no tenés tiempo para

escucharlo y con comentarios pasajeros hacerte cargo de que quede en claro que el que sabe sos vos.

Que no te tiemble el pulso cuando tenés que afirmar lo que venís trabajando de hace tiempo. Si lo que tenés que hacer es difícil y es muy jugado aplicá lo obvio en la acción. Entendé que lo que está en juego es el trabajo de toda tu vida y que no se trata de una apuesta o una pulseada sino de determinar que querés poner las cosas en su lugar. Es la estocada que hace que el que se siente herido tenga porqué. Porque el que es novato y toca de oído entienda que vos ya la tengas clara. Que la comprensión que está apuntando al blanco y hacé un movimiento rápido para que la velocidad sea inteligencia y consagración de lo que te parece genial hasta a vos mismo. Porque no se trata de pecar de no ser vanidosos. La vanidad es quererse en lo que nos hace estar cómodos y bien. Lo que nos resalta y nos hace destacarnos. Una carta de presentación en cualquier lugar. Entonces pedemos decir que lo que somos y lo que hicimos y pensamos hacer valer para que la palabra en lo referido al tema que dominamos tenga la autoridad de lo implacable. Es infalible que nos hagamos notar como la excepción que confirma que todos los demás están ahí de adorno y que no tenés tiempo para discutir si lo que mostraste o dijiste y tiene algún eje de conjetura que hace a lo trivial de dar explicaciones vanas.

………………………………………………………………………………………..

(El se para ahí donde está. Sin moverse. Sin que se le mueva un pelo. Sin miedo de ser alterado por una posibilidad de no ser lo que él define. El es el que siente que de lo que tiene que hacer es de dios: poner de lo suyo. Solamente él dispone de lo suyo. Se hace cargo de ver que lo que tiene le sirva. Mirando bien hacia todos lados. Aprendiendo lo que los detalles de la terminación que ponen el relieve y la característica de lo que influye en lo que se hace. En lo que se va a hacer. Configurado por el tener que aprovechar al máximo todas las posibilidades y ver lo que conviene con el propósito de mejorar lo que ya estaba bien hecho. Se va acentuando lo que se exalta en que se podría intuir la verdadera imagen que tiene aspectos en común con otros casos. El centro del problema y características que dividen, separan y confluyen en los detalles que se tienen

en cuenta a tiempo. Pensar y levantar la cabeza. Hay que mirar por encima de lo que está sucediendo y adelantarse a los hechos. Calcular lo que se va a hacer y las posibilidades.)

¨ Hay una cierta violencia en la duda. Se trata de ver que no hay nunca una seguridad si no se trabaja o sostiene nada. No se puede detener lo que va a una velocidad inmensa y pone las cosas bien claras. Como si estuviesen sujetas a los resortes que hacen que uno no pueda ser vencido en lo que sería la impotencia de no saber defender lo propio. Cansa el miedo a que no se puede resolver lo que se sabe que se aparta de los hechos. Lo que está interferido desde fuera lo pueden confrontar y manejar a gusto porque se apoderan en la certeza en que tiene que estar apoyado. No se puede decir que se está seguro si no se lo está. Y uno sabe que tiene motivos para estar seguro pero hace falta estar en donde esos motivos se hacen valer relacionados con lo que sucede fuera de lo que hacemos.¨

¨ La honestidad pasa por ser honesto con uno mismo. No mentirse. Si se sabe lo que se sabe es porque se tiene la convencida idea de lo que hay que hacer. No remediar una falta sino controlar que esté justificada. El honesto es lo que se tuvo que hacer desde la duda y la incapacidad del comienzo. Primero se va encontrando con los tropiezos que ya van dejando una huella. En cuando uno se pegó un par de palos y se golpeó con lo imposible empieza lo posible. Se ha detectado lo que faltaba entender o ver que hay cosas que están bien puestas. El ejercicio que atrae y atrapa nos ve siendo curiosos. Y ponemos la mirada en darnos cuenta y en intentar hacerlo nosotros. Y nos reivindicamos en todo recordando cuando lo que empezábamos a hacer hace tiempo a ahora ya sale. Casi con la sencillez del que lo ha practicado mucho que pueda darse el lujo de estar más relajado. Los nervios juegan en contra cuando se trata de imitar a los que se admira. Cuando se trata de copiar y no recorrer lo que ya uno mismo ha hecho. Hace falta recuperarlo del olvido. Los últimos logros no dejan que se pierda lo que ya se conoce. Se está todo el tiempo pensando en eso y elaborando lo que aparece en el destino que es consecuencia del esfuerzo y el sacrificio ¨

……………………………………………………………………………………..

¨ Hay veces en que parece que todo lo que la gente quiere no nos interesa. Se nota en darnos cuenta que lo que tenemos y queremos es lo nuestro. Que la elaboración de objetos comunes a todos nos espanta porque lo que elaboramos es vinculado a lo que entendemos. Nos satisface lo que nos gusta hacer como lo próximo. Lo inmediato. Que está cerca y no hace falta ir a buscarlo a ninguna parte. A veces hay estampida en la sociedad. Una locura que a todos los hace perder el control. Quieren tener lo que todos y se pelean por lo mismo. De eso que no hay tanto. Otras cosas podrían ser auténticas. Y no con ese clima de tensión de los medios que lo comunican. Lo que sucede en tal o cual lugar. La euforia de pertenecer a la manada. Descontrolada. El amor a lo imposible. Entonces se llora y se grita. Es poca cosa. No es nada. Uno se atreve a relativizar la importancia. Sino se prefiere ser maltratado. Es innecesario. Ir atrás de lo que nadie entiende. A la gente a veces le gusta no entender. No saber. Ser víctima. La perdición. Sufrimiento. Lo que se puede es advertirlo y si se puede evitarlo ¨.

¨ Se enojan por tu capacidad y te lo van a venir a decir. Pero se van a arrepentir sin decirlo. Hay que volver las cosas a sus lugares. A veces descalifican lo que tienen y se jactan de que se van a buscar algo mejor. Otras cosas. Pesa lo que se ha hace con tiempo. Los vínculos generan dependencia. Ser ayudado en lo que uno ha desarrollado. No es necesario. Demostrarse al lado tuyo lo que ya es cosa de él. Se puede confundir. A sí mismo. Pelearse con la realidad. Decir que no sabe qué hacer con su vida. Cuando le ofreciste factores que la definen. Y que indirectamente la defienden. Se tiene una seguridad. Algo que se sostiene. No desligarse y desatarse ¨.

¨ Hay que ser comprensivo. Muchas veces tu capacidad los hace odiarte. Se sienten hechos por vos. Ser humilde en la búsqueda de puntos en común. Afianzar la responsabilidad de haberse hecho al lado tuyo. El odio de no saber quién es quién y dónde está lo que divide. Necesidad. El ego. Matar que se está sujeto a otros. Reivindicar que uno es el que es. No hay nada que tenga que medirse. La soledad de la independencia es un martirio. Pero también una forma de seguir teniendo autoridad. Ser víctima de los recuerdos y los problemas del mundo. Resignación. Madurez. Se es el

que se era cuando empezó y lo que se traslada y evoluciona. Pactos. Significación. Lo que el cambio origine en nosotros. Territorio. Razón que ata a lo material y un raye espiritual. Modo de odiar en procura de algo. La satisfacción que tuvo y creció. Ver que el que hace las cosas no es el otro. Si lo que se tiene es o no para mostrar. La fuerza. La iniciativa en el pie firme. Lo que siempre. La necesidad que esté donde está. Hacer lo que queremos. Podemos. Una persona que nos ve y nos identifica como nosotros ¨.

DARIO……………………………………………

(Darío)

Me quedé pensando de lo que me dijo ANACONDA. Yo estaba muy contento con mis proyectos y me sucedió algo que recuerdo ahora que me ha sucedido tantas veces aun siendo chico. Siempre esa persona que se te acerca para decirte algo con cara de amigo para venderte lo que es su intención: borrarte del mapa. El proceso ya lo conozco como que hace poco me volvió a suceder. Se acerca con una maldad que él mismo no desconoce. Es que te quiere ganar. Primero queda implícito que te va a hablar de algo en lo que él tiene autoridad. Pero sutilmente te lleva a que la autoridad que él tiene sobre ese algo diagnostica algo apocalíptico mas o menos generalizado, a corto, mediano o largo plazo y que por supuesto es tan importante y urgente para todos que cualquier cosa que vos tenías planeada en los próximos años meses o en el hacer diario de tu vida humana es tan postergable como prescindible y olvidable respecto de ESO que él te anuncia y te informa para que sepas. No sea cosa que te entretengas viviendo tu felicidad o tu diminuta vida habitual y no atiendas a su pormenorizado modo de explicarte la manera en que todo se va a deshacer para beneficio obviamente del domino sobre vos que así él ejerce y en el que nada de lo que te importa puede seguir importando comparativamente a semejante revelación de lo determinante de eso frente a lo cual cualquier actividad o proyecto es una distracción insignificante que no sabía de que lo peor estaba por suceder en ese plazo. Esto que me ha tocado vivir hace no mucho respecto de alguien y que me costó superar el impacto me encontró frente enfrentarlo otra vez en que Anaconda recientemente que me invitaba a una conciencia similar respecto de algo que no es tan secreto pero que exaltándolo me lo dice casi como el que no puede ya soportar mantener su silencio. Evidentemente el tinte dramático de la revelación tiene que condecir con el propósito del victimario. Es fundamental en estos casos que todos seamos víctimas del flagelo y no únicamente el que da la primicia en que se convierte en un comentario muy personalizado en el que obviamente vos sí estás a la altura de enterarte de semejante cosa de la que pocos están alertados. Esto en el mundo de los adultos tiene distintos decibeles en la elección de la tragedia según el fin perseguido por el que desde hace tiempo está en la lucha por ver qué se puede hacer si es que aun se puede hacer algo o queda alguna pequeña esperanza. En el mundo de los niños y los adolescentes la pasividad es tan grande como que si es un mayor el que pone

en estado de alerta de algo al chiquilín o al púber que entran en una absorción de ello (que se repetirá a lo largo de su vida pero ya con la maldad de luchas entre adultos por desplazar al que molesta) y siendo niño o púber se va preparando para ser vulnerable a creer en lo que se le dice en el futuro cuando crezca como un mecanismo. Posiblemente en gran parte muchas de estas cosas se saben o se suponen como algo que el mundo más o menos futuro ofrece como dificultades pero jamás les será vomitado encima de esa manera con la delicadeza de un plan de destrucción de una persona premeditado y avaluado desde la confianza que hace entrar en el juego a la víctima que, esto es fundamental, confía en el victimario por algún tipo de vínculo o lazo fuerte. La trampa perfecta para sacar una ventaja que lo dejará pensando en el desastre a medida de ganarle en la competencia, muchas veces sin importarle el estado en que quedará la víctima ya que es totalmente comprensible ante una verdad tan absoluta de la que el victimario no obstante sale con el seguro paso de haberla impuesto en la agenda de preocupaciones inmediatas del que cae presa de estas así vulnerable y casi agradeciendo el haber sido advertido tan a tiempo de su desgracia compartida inevitable en gran manera pese al desconcierto de lo que la hegemonía de una verdad compartida en el secreto incuestionable del que se despide logrado su fin con unas palabras que dicen ¨ contá conmigo para lo que sea ¨ en las que no está ausente una simulación de afecto y de compromiso para luchar contra lo que sea posible. Tampoco será prescindible el mostrar cierto miedo o gestos de desesperación para que toda esta escena de distracción y captación de la atención sea más creíble aun y confundan lo más posible al que se quiere perturbar. Me quedé pensando en el que con esta proyección se me acercó hace poco en las razones de Anaconda por ella planeadas. Pero no se lo dije en la cara esto que en la tranquilidad de mi casa esta vez pude relacionar con hechos anteriores de la misma característica y a veces de distintas magnitudes.Solo que esta vez le dejé un mensaje en el que quedaba claro que entendía su preocupación pero que lo mío era más importante que lo de ella y en pocos días volví a ocuparme de mis cosas. Seguro que ella también abandonó su obstinación en esa desgracia que nunca fue verdaderamente suya o se la esté contando a otro con la misma dedicación que lo intentó conmigo y quizá con un resultado que conmigo no funcionó. Por un propósito diferente acorde a la persona elegida pero con una ambientación no tan distinta según donde ocurra y con quién el nuevo acecho. También se preguntará porqué yo me di cuenta o lo evité y se lo deba a un pequeño error en el libreto. Imagino que lo mío lo vivió como un fracaso pero seguramente lo va a volver a intentar porque me conoce y además ya venía probando asestarme con comentarios preliminares desde hace tiempo que yo evadía con habilidad. Me parece mentira que ella no entienda que en estos vínculos uno también la conoce y además ya la viene estudiando en sus modos y en sus porqués. Si fue víctima de estos procedimientos durante su vida será que es conciente vengativamente o astutamente de que pueden dar resultado. Ponerle un límite no es poca cosa y desbaratar lo que en ello le afirma le puede resultar traumático. Hay formas y formas de detener a alguien así. La mas sencilla es decirle que no. Y como todo lo sencillo duele y le priva de la discusión de una defensa. Yo evidentemente le era un estorbo porque había entendido qué era en verdad lo que ella escribía.

…………………………………………………………………………………….

Habla ANA (Anaconda)

Hoy, cuando mi cuerpo dejó de ser ágil por la edad. Cuando no me siento con fuerza para muchas cosas que antes no me costaban nada me doy cuenta que la muerte tiene que llegar necesariamente en esto de envejecer aunque todavía me falten muchos años para ese nivel de necesitar ya esfuerzo para lo mínimo. Es así que empiezo a entender que la vida te regala hasta eso. Una resignación feliz y aceptada que viene de la paciencia de haber hecho todo lo que ya no podés hacer. Un haber hecho todo y que se note en las marcas de tu cuerpo que corroboran las del alma. El entregarse de esa manera es algo diferente a la lucha enloquecida de la gente que llega a vieja y hace esfuerzos desgarradores por seguir viviendo porque lo hizo mal o se equivocó en algo, o no hizo lo que debía o en verdad necesitaba. En mi caso confirmo que voy tomándome de lo que hice para seguir haciendo, lo que me dice que lo hecho está bien hecho. Ya siento el dolor del cansancio que da la placidez de que se tiene un permiso para reposar que algún día será para siempre. Será que he conseguido lo que quería por lo que luché. El alma está más tranquila y el felino que antes trepaba techos puede aceptar que no lo hace más de buen grado. Esto es lindo porque no necesito que me lo digan. Mi conformidad no necesita de ser aprobada sino que yo la siento. Además he notado que hay gente que se ha ido en estos años y que no está entre nosotros los aun vivos que quién sabe por qué misterio te enseña a morir y a entender que gracias a ellos que se fueron antes que vos podes irte en cuanto sea necesario. Aprender a morir es aprender a vivir en los últimos tramos de tu vida. Los jóvenes te reprochan que quieras seguir también siéndolo aun porque necesitan verte en la madurez de no serlo para aprender también de vos y poder seguir. Por lo mismo que siempre se nos hizo difícil a nosotros no tener padres que nos hicieran el mismo gesto por haber pasado con sapiencia y

experiencia la etapa hacia la que transitábamos. Hoy las mujeres y los hombres que buscan verse jóvenes quieren saber qué es lo que hicieron mal cuando lo eran para poder entender. Aun lo necesitan para resolver viejos problemas. Me gusta cuando algunos ya viejos dicen la vida se nos va pero no con lágrimas en los ojos. Cuando pueden notar que lo construido esta en pie y es parte de la propia evolución. La belleza es buena consejera porque solo vemos bello lo que está en el lugar correcto y eso nos pone también a nosotros en el mismo lugar. A mis hijos trato de explicarles esto para que no tengan miedo. Y he notado que el mejor ejemplo no es la elección de las palabras sino que cualquiera que use no me noten con miedo a mí. Que al hablar sobre ello o sobre cualquier cosa me noten feliz. Eso les avisa que seguir creciendo es bueno y hasta lo desean para llegar a algo futuro lo que es maravilloso. Hay gente que cree que le va a tocar aun un poco mas de vida para terminar algunas cosas pero la hora le llega y confirma que estas no eran necesarias o simplemente eran ocuparse un poco mas de los que ya podían crecer sin ellos. Por eso es que hay gente mayor que se la ve sonriente de dar alegría a los demás y ya no querer tanto para sí.

…………………………………………………………………………………………….

Era un día de sol. Los árboles se besaban en sus ramas más altas. Arboles viejos. No son muchos los que pueden precisar la edad de un árbol. Algún entendido en el tema o autodidacta vocacional. Será que son tan bellos que no interesa saberlo. Sus ramas robustas les dan un aire artístico como esculturas naturales. No se molestan casi unos a otros. Su raíces se reparten la tierra fértil que da nutrientes y agua. Dan sombra para cuidar al transeúnte y también ese aspecto fornido transmite seguridad. Son guardaespaldas en las calles. Las hojas bailan si hay viento y susurran si hay brisa. La civilidad de los municipios barriales los pone de forma tal que ocupen la línea más cercana al asfalto y permitan el paso. Distinto sería el concepto si fueran las calles en sus veredas como bosques con senderos. Hay algo de ornamentación y comodidad que justifica la decisión. O la costumbre también. Como todo lo que se hace de la misma manera desde hace décadas o siglos. Como los hábitos que quedan y se arraigan en ya creer que el porqué no necesita explicación. Que es así lo que se conserva desde lo coherente. Lo que no da para poner alguna duda sobre algo. La uniformidad de criterio que organiza a las sociedades. Que organiza también lo que cada persona cumple en hacer con determinados condicionamientos en su vida. Que le da a la formación de los niños y jóvenes una identificación grupal que los une y los desata en algún momento. El grupo que atiende las necesidades de todos poniendo límites a la libertad bajo normativas para que el predominio de algunos no sea en detrimento de otros. Para que cuando lleguen a viejos puedan notar que habiendo dedicado su tiempo a distintas tareas los une el modo en que estas se integren en la pertenencia de servicios y trabajos de la reciprocidad en la que lo que sirve es útil para otros. El ejercicio que disciplina el

aprendizaje y el modo de proceder para hacer uso de este. Esa distribución sutil en la se elija el destino de los estudios o desarrollo de capacidades en torno a una vocación o a las circunstancias de cada uno que lo lleven directo a donde se cree haber elegido. La esclava manera en que como se puede se elabora una suerte acorde a lo que fue su vida hasta el momento de hacerlo. Y una vez tomada la senda el avanzar con la mira en una familia y en conseguir más de lo que ya hay algo de lo que se pensó llegar a hacer algún día. Jóvenes y fuertes e inseguros y mas tarde adultos conocedores de lo que se puede hacer, cómo y para qué. Una pareja joven se besa en el banco de una plaza. Los labios se entrechocan entre miradas y risitas. El proceso de entrenamiento social ya los va adoctrinando en los principios de adaptación a lo que se pide de ellos a cambio de poder escalar socialmente detrás de cada razón nueva que lleva a informarse acerca de los requisitos. Otros hechos ya los conocen de la vida misma y de sus padres. ¡Es tan fácil saber cómo son las cosas! Hacerlas lleva ya a la persistencia y a ver cuánto se puede responder a ello. Insistir y cotejarse con los que hacen lo mismo. Ir entendiendo los secretos y los recursos propios en cada dificultad. Mientras tanto esos labios húmedos y ávidos dan una buena razón para intentarlo y salir adelante. La naturaleza baja de los árboles a un hombre y una mujer y se establece entre ellos para darles la atracción mutua que les ayude a asegurarse un apoyo el uno en el otro. Las miradas entre ellos dan fe y esperanza y son un presente que se proyecta. Sus nombres ya son apodos cariñosos de su exclusiva intimidad. El mundo gira alrededor de ellos que se entregan a contemplarlo desde otra perspectiva.

Vivir como algo natural el pensar en la muerte es algo que pasa y que a ayuda a aprender a vivir. Es necesario eso a que invita cualquier religión. La meditación en ello y la conciencia para seguir viviendo acerca de nuestra transitoria venida al mundo. Es el verdadero referente existencial para el hombre. Así no nos sentimos poderosos y no vamos al alcohol y las drogas como único medio de sostenerlo al modo impetuoso de no entender el vivir con ese límite natural. La generación de una vida de reyes en medio de lujos es la forma de otros de tapar pero que también les explota cuando son ya viejos. De esto saben mucho los países ricos y las clases altas de los otros. La muerte no es más que un haber aprendido muchas cosas y envejecer de a poco transmitiendo nuestro saber y experiencia a los hijos y los que vienen detrás. A los más jóvenes. Es la alegría de poder enseñarles el camino a los que amamos y darles seguridad en transitarlo. Además nosotros también fuimos alumnos de los que nos precedieron y se fueron. Creo que el significado de la vida en relación a eso es aprender cada día un poco más y no tratar de tener una buena vida sino una linda vida. Pero para vivir con esa conciencia el joven tiene que ser educado en ello. No se le puede pedir que enfrente que se va a morir algún día sin ningún tipo de ejemplo o explicación o de enseñanza de como tomarlo y cómo vivir en ello. También eso del fomentar que los pibes tienen que sobresalir. Eso de sobresalir también es una especie de píldora de la eternidad mal comprada sobre todo cuando se llega creer que no se ha sobresalido. No hay antidepresivo que saque al hombre de ese mismo destino que comparte con los demás y ocupándose de algo para vivir y entender. Hay que cuidarse eso sí de la prensa que tiene la religión abusiva en

ciertos países. Lo que pasa es que la palabra morir está asociada solamente con perder y la competencia entre la gente a veces parece una carnicería de poder.

La gente hoy se da cuenta de que puede hacer cosas que antes no. Desde una máquina de escribir moderna (procesador de textos) un e-mail, Internet, o desde los límites que no existen para las posibilidades de hacerse notar y destacarse. Cuando se habla de tal o cual persona y ni que hablar de cuando es un famoso. El poder no tiene comparación con otra debilidad humana. Podemos hacer uso de nuestra fuerza y compararla con la de otros. Crear lo que nos sirve para controlar y dominar lo que parecía imposible. Ser protagonistas de los cambios y de un ego insatisfecho que va por más. El odio y la venganza por querer ganar y lucirse o tener oportunidades únicas y derechos a hacer lo que queramos. Poder. Poder hacer lo que nos hace odiar porque cuanto más podemos menos nos queremos porque es un elemento de destrucción que apunta al blanco de una sociedad que no festeja los éxitos de todos ya que como decía un analista del tema: ¨ ahora buscamos ser nuestros propios héroes ya que no los buscamos afuera nuestro y no necesitamos que nos vengan a decir lo que ya creemos sobre nosotros y construimos día a día ¨. Es algo fuera de control porque es anónimo. Es decir que ya todo el mundo sabe que no hay otro que sea más que uno por la razón que sea. La autoestima está cayendo en el ridículo de potenciase a niveles intolerables que terminan por quitar la propia estima. Estar al tanto de lo que hace, dice o consigue el otro que combate o pone en cuestión a nuestro valor. Mirar a los demás en estado de desafío y falsa modestia que trama desde el no importar lo que el otro haga si logramos que nuestro mundo aislado siga intacto. Que nada es tan importante como nosotros aunque no lo digamos. Que nos peleamos con cualquiera que quiera compartir nuestra vida y propósitos que nos molesta y nos hace no quererlo porque no nos queremos y caer en depresión cuando al destruir al otro por ello nos destruimos como a todo lo que teníamos en pie y queríamos y necesitábamos. La gente que piensa en los demás es la única excepción a ello. Puede detenerse ante esta tendencia que quiere sentir que todo lo puede. Y los que antes no podían saborean aun más el dulce son más temibles para los demás y para sí mismos. Son los que tienen acceso a lo que miraron desde el abandono y hoy lo consiguen fácilmente con todas las ayudas del sistema que desborda de generosidad y alimenta el ego de los que lo convierten en violencia. Del que se da cuenta de que ¨ ahora puede hacer lo que quiere ¨ y se encarga de demostrarlo y de desafiar a los que eran los malos de la película y aun siguen siendo sus adversarios para poder seguir creciendo y pudiendo. Un demostrar quién puede más o quién ¨ la tiene más grande ¨ en un estar dispuestos a todo para hacer valer que no hay nada que se consiga que pueda considerarse un algo suficiente sino un escalón mas. Creo que está muy bien superarse y crecer pero no con el otro como objetivo. Con la evidencia de ser más y decirle cómo se hace o lo que tiene que hacer. El mandar. El decidir por los demás. El hacer valer principios de justicia para ejercer la maldad.

2da parte

El mundo de Oro

Oro la anarquista

La mujer que yo quiero me ató a su lucha,pero por favor no se lo digas nunca

Serrat

(Ella no lo quiere saber. No quiere aceptar ni sentir que es así. ELLA NO QUIERE QUE SE LO DIGAS)

La mujer no quiere que se le diga lo que la saque de su estado de sueño en donde ella llegó a ser ama de casa y dueña de la vida de él. Ella es anarquista sabiéndolo o sin pensarlo. Su anarquismo es mirar con desagrado el estado de la cosas para que él sienta que no la puede dejar sola como estaba antes de su llegada frente a esta realidad que es violenta para cualquier mujer por ser mujer. La mujer como víctima con los derechos que no el sirven para tomarlos ella. Es el hombre el que lucha por ella gracias a esos derechos.

Sabe lo que quiere: atarte a su luchaQue sea ella, Oro, tuya.....tu problema......tu lucha

Oro sabe bien lo que quiere. Su mirada está fría. Como un aguijón. Quiere la revolución. Mientras le hablo ella asiente pero tiene la cabeza totalmente despierta al menor detalle de lo que sucede. Está pensando en lo que a ella le importa. Está convencida de lo que quiere. Todo lo que la hace pensar está en un corazón duro a partir de lo que el sufrimiento le dio de rígida manera de estar atenta. Ella detecta. Percibe y reúne la información. No se conforma. Los puntos cardinales de su razón de ser son lo que puede ser el éxito o el fracaso de su misión. Ella hace todo lo que tiene que ver con estar inserta en el mundo de la mujer que es. La naturaleza y le instinto son las apariencias de algo mucho mas importante y que es lo que atañe a modificar la realidad desde su minúsculo pero experto punto de observadora que cumple con su función. Con la función de la especie. De la especie que la lleva a poner casi mecánicamente lo que tiene que estar donde debiera. Como si la vigilia o la vigilancia. Como si el estar donde debe estar para hacer lo debido. Como que el propósito está antes que cualquier cosa. Hay algo que la mueve sin conmoverla. Quizá sea que la mujer es mucho mas fría que el hombre en cuanto que no para hasta que lo consigue a lo que va por el insomnio o el sonambulismo que no alimenta su ego sino su propósito. Eso es lo esencial en Oro: ella no tiene ego como carabajo. No lo hace por vanidad o para triunfar. Lo hace porque está silenciosamente predestinada a hacerlo. No necesita aplausos o ver algo terminado que sea su obra. Hay un designio que está por encima de ella y de carabajo. Porque carabajo instaura al hombre en su adversidad. En su lucha. En su éxito o fracaso. Y ella, Oro, rompe la cadena de lo que es ponderable porque hay un fin que no es un final sino una causa o una consecuencia. Oro no tiene cerebro. Esa conducción conceptual del dogma de la filosofía anatómica. El cerebro. Ese orden en que la finalidad puede ser parte de una inteligencia. En Oro no hay inteligencia sino un saber. Ella sabe y hace. Actúa. Pone una razón a lo que no tiene porqué tenerla: al simple hecho de la ejecución. Ella es un ente. Es mujer. Pero....¿qué es un ente? Acaso el delinear la conducta sin dar explicaciones ni conocerlas. O el poner a la idea por debajo de la verdad. O a la verdad por encima de la lógica. O al arreglar lo que está mal porque simplemente había que hacerlo. Ser responsable sin tener responsabilidad. Hacer uso de lo que sirve para ello sin que se tenga que saber el origen o la explicación. Creer que la desgracia es solo una medida de análisis para ponderar los elementos que la produjeron. No. Oro no tiene ego. A ella no le interesa el idealismo de carabajo o lo grande que este idealismo sea......a ella le interesa carabajo. Esa es la mayor composición de lo que hace irracionalmente y casi con la brutalidad de solo ponerlo en función de él. Lo único con sentido en su vida es la existencia de carabajo. No. Oro no tiene ego. Su ego es carabajo.

El hombre busca tener lo que necesita solo para caer en el placer existencial de deprimirse en la saciedad. El poder hacer uso de los elementos que lo hacen no tener que estar cerca da la necesidad extrema del hambre o el no tener vivienda ni bienes. El homeless en Estados Unidos tiene la ayuda del estado. Acá la ausencia de no poder acceder a una vivienda digna lleva al asentamiento de villas. No tener un techo es como no tener ese placer del que se jacta la sociedad que se pregunta qué hacer con su vida o en que triunfar o realizarse y maneja su depresión y su frustración en torno del psicoanálisis del confort y de la ¨ frustración ¨. Gente que necesita verse como víctima del sistema a pesar de ser protagonista y causante de este. En Estados Unidos la gente aunque no tenga vive a través de las estrellas y los héroes que los representan de su sociedad. Eso se llama orgullo nacional. Acá la gente pobre no tiene ídolos locales que hagan de placebo de la curación de sus desgracias pero sí a la violenta manera de exteriorizar en formas musicales de la agresión verbal. El que en la depresión consume no es igual que el que lo hace en el abandono. El primero es un existencial de la dramaturgia nacional. El otro es una víctima. El primero no tiene intereses y sí un culto la vida light. El segundo trata de consumir para parecerse en tener lo que se vende de lo que es accesible a ambos. La depresión placentera busca un romanticismo de mensajes de libertad sin revolución. Una estable manera de poder estar a la merced de algo que no gobierna pero que controla. Es la depresión de que cuando no se impone un criterio económico o político se sigue teniendo el techo de oro y el estilo de una mesa bien puesta y atendido por lo que puede pagar aunque afuera hayan truenos. La depresión placentera es una intensa información (educación y medios de difusión........T.V. ) que ve al placer y al dolor como un no tener necesidades de saber o de tener algo mas de lo que se tiene de cosas y de control de lo que sucede en los campos del conocimiento por lo que hay en todos los canales que generan las vidas de muchos de los que sí están ocupados en la vida plena que da como consecuencia ese ¨ servicio ¨ no intencionado de información para ello. El modo en que la ciudad genera la depresión placentera se manifiesta en todos los servicios que hay en el presionar cualquier botón para saciar necesidades básicas y no tan básicas o instrumentar que la gente humilde tenga una vida real que hace de completar el servicio puerta a puerta para que los que solo encienden la realidad para usarla ya hecha se puedan deprimir o evaluar su grado de frustración causada por lo que defienden y que los mantiene inmóviles en su manera de dejar que la saciedad se sostenga como método y fin y como medio para que no haya sorpresas que priven de verse voluntariamente afectados para que esa sensación no termine y nadie haga nada que la modifique porque lo contrario sería ocuparse de sí.

Una vez dijiste una verdad. Algo cierto. Algo raro. Algo extendido. Lo dijiste de muchas maneras. Lo dijiste con hechos. Con acciones. Con la auténtica relación entre lo bello y lo que importa. Esa vez tomaste conciencia de que habías marcado la razón de tu

vida. Y no supiste qué hacer con ello. A partir de ello. Como si el llegar a ese lugar te hiciera preguntarte ¡¿y ahora qué?!¿Cómo hacer con lo que ya está hecho? ¿Desatarlo? ¿Destruirlo. ¿Negarlo? ¡¿Cómo detener un impulso si ya sucedió, si ya está completo?! ¡¿De qué manera el porqué de lo hecho tenía que ver con el desarrollo de una historia a partir de ello.... de un destino...... trabajado y completo?! Acaso cerrar los ojos y volver a ser el mismo que antes. Volver a mirar como si nada hubiera modificado nuestra realidad y ser simpático y agradable a la gente que quiere que seamos controlados por el pasado. Repetir los defectos y la insegura manera de ser cautivos para agradar y no tener importancia respecto del resto. Exagerar hasta el absurdo el vernos tan imposibilitados de hacer lo que nos sale con naturalidad porque lo que hemos aprendido. Teníamos todo claro y queríamos felicitar a los que no sabían nada por un código de humildad que se protege de ser notado. Una vez pudiste darle sentido a todo. Pero tenías que ser un chico para que los mayores de antes no te vieran crecer en rebeldía. Para que los que te habían enseñado lo que todos aprenden no te pusieran como culpable de estar más allá. No se trataba de ser responsable sino de ser autor que es un paso más y menos frecuente. Se es responsable de lo que está bien y de lo que está mal pero se es autor de lo que solo es. Está ahí. No tiene un valor ético o moral o un juicio. Es la manifestación de lo que tiene un porqué. El cálido modo de ese poder hacer que el amor a lo hecho tenga la repercusión de lo que está en la entrega que ofrece ser la extensión. Entonces te fijaste en que realmente lo que estaba construido entre tus manos de creador se resistía a escuchar que eso no era cierto. La voz del conciencia sabía que lo que estaba así confirmado era algo cumplido. La pregunta entonces volvía: ¿qué hacer si el fin estaba conseguido? ¿Qué se hace cuando lo que comenzó tiene su atracción y no se puede dejar pero se debe sostener? ¿Con qué reafirmar o defender el propio énfasis de lo que ya es? ¿O se defiende solo.....intrínsecamente hecho en frente de uno sin poder tocar lo ya terminado? Sin poder cambiar lo que eso ya produjo de cambio por haber modificado lo que lo rodea. Como no se puede detener una avalancha o una inercia que tiene el poder del impulso inmerso en sí mismo. Como no poder borrar de los lugares que ya no son como antes y de las cosas que se ven distintas en ese ya ser otra cosa. Como si la continuación que se ve avanzar al tomarse de sí misma y sujetarse a los tiempos solo dependiese de seguir. Entonces como quien ve desde la distancia el camino ya andado sigue hacia adelante y lo evoca o lo recuerda mientras atrás queda lo concluido que se reafirma al andar. La tarea que empieza por seguir haciendo cosas ve festejando lo ya hecho en la acción.

La ¨ maldad sutil ¨ de ella está en que es madre para la actitud con el hombre. ¨ Pero no una madre explicita o biológica ¨

Ella se enoja, manda, reta y amenaza. Exige. El tiene que trabajar para ella.

-------------------------------------------0--------------------------------------------------------

Oro la ¨ heroína ¨

(El rescate que vuela y hace volar)

Las trompetas sonaban sensuales, estridentes, desafiantes, alegres y tristes. Había un ritmo acelerado e insistente en el sacarse los problemas encima en el compás de ese de jazz. Jazz de negros (gente de ¨ color ¨ que daba color a la noche y que soñaba despierta) que tenía a su heroína después de tocar para seguir tocando y que el sueño de la noche que no duerme nunca terminara para ellos. Había un estado de placer. Había algo más que música. Era una celebración que jugaba a ser los que sostenían las estrellas en la noche oscura. Los ojos de los negros titilaban como los gatos del jazz. ¿Quién no ha visto cómo resaltan los ojos en un hombre African American? Los ojos hablan más que sus trompetas y sus saxos. Los ojos parecen atrapados en las órbitas tratando de escapar. Los ojos se escapan junto a las melodías que no dicen nada porque todo es placer para pasar por el momento de lo oscuro en la música…..........y en la heroína que los salva, que los rescata con el poder de los héroes siendo ella el oro.....la fiebre....Oro. .....la mujer sensual que luce de noche.......la continuación de la eternidad para no sufrir la limitación de la vida......la heroína que se impone al gasto de la energía y la capacidad de volar y estimula el erotismo de la alegría sosteniendo en lo alto el placer de la música ya tocada. Oro. La sensación del placer físico y mental. Ella viene a salvarlos de tener que pasar la noche solos luego da haber ejecutado. Ella prolonga la existencia de la trasgresión que quiere detenerse con el silencio. Ella. El placer. La heroína. El estado de estimulación puesto en la mujer del orgasmo sin piel. La permanencia en la tierra que ella salva de ser tierra. Como la mujer que maravilla o la maravilla de verse en la mujer que cuesta conseguir pero que además genera la adicción a ese placer. La sustancia del porqué. El ingrediente para después de tocar. El cóctel de la forma de elevarse.

……………………………………………………………………………………….

Oro planeaba derrocar al presidente de estados unidos. Si era necesario había que matarlo. Primero lo desacreditaría desde la prensa. Lograría que la gente lo odie. Que todos deseen su muerte. El hecho de que fuera negro podría tener el apoyo de los nazis y xenófobos. Como negro él pretendía demostrar que era tan duro y adecuado a su función para los intereses de su país en las actitudes y la formas como lo era un blanco.

Oro creía que él no era más que un mono. Un mono prepotente para hacerse respetar en su país...... pero mono al fin. Es que su procedencia de familia rusa la hacía detestar hasta a los negros si eran estadounidenses. También había considerado el llegar a él y convencerlo, seducirlo primero como mujer y que la justicia a la que había sido llamado era la de lo que había pasado a los negros en es país en la esclavitud. Que eso era lo que podía salvar al país: la justicia por la memoria. El plan era prefecto. Todos contra todos matándose. Tratar de romper la imagen positiva que el presidente Baláma tenía por el respeto sin antecedentes y exagerado a la libre determinación de los pueblos y a no intervenir salvo que fuera excesivamente necesario y como acción conjunta previa diplomacia en lo militar con la comunidad internacional. Fiel al pensamiento soviético y de izquierda ella no podía dejar de ver a Estados Unidos como un circo…..y ese circo hoy tenía a su mono. Pero los negros eran buenos deportistas y siempre habían sido tenidos en ello por el éxito en la competencia olímpica con la forma soviética. Una raza físicamente dotada ¿Cómo sería hacer el amor con él....con un negro? Y el blues y el jazz. La música negra que había construido al país y a su orgullo, sensualidad, identidad y......y....... ......... ..............................................y debilidad. Algo había en el sistema que era vulnerable para atacar…........por ese lado....... Por esa debilidad

La heroína............. la droga que había mantenido a la música de ese núcleo de gente

negra no representaba una buena mención en la lucha contra el narcotráfico.

Destruir políticamente ese orgullo de la nación al acentuarlo como parte de la decadencia espiritual en la vida de ¨ consumo ¨......consumo de cosas......droga o la droga de alimentarse mal....había muchas drogas que habían sido tomadas sin ser notadas como tales y que eran drogas bajo la forma de costumbres y formas de vida

Te falta chispa! Sos aburrido!! tenés que ser mas canchero! Mas alegre! Tenés muchas ideas pero no sos feliz. Te la pasas pensando todo el tiempo. El mundo es una realidad de vértigo y de sensaciones. No te pongas como víctima si tenés lo todo a tu alcance para disfrutarlo. Escuchá buena música. Salí y divertite.

Baláma dice en el discurso que hace explotar a la opinión pública que todas las familias negras son en sus parientes lejanos descendientes de esclavos. Pero que la palabra esclavos fue inventada y reafirmada en relación a la esclavitud del negro solamente por lo que hay miles de formas de esclavitud que nunca fueron vistas como tales porque no se trataba de negros.

Y en verdad todas las formas de poder que se conocieron en la historia tuvieron una relación similar de subordinación y sometimiento entre este poder y el pueblo.

Poner la mirada en el látigo y el castigo físico contra los negros que los hacia ser rebajados a la condición de animales no es suficiente para separar este caso del de otras forma terribles del uso del miedo como modo de atormentar por imposición en otras formas anteriores y contemporáneas de poder a este hecho histórico en Estados Unidos.

Y si en verdad el uso de la fuerza dio al mas fuerte la posibilidad de triunfo esto es legítimo a como se construyó el mundo con estados de derecho al servicio del poder de turno cualquiera fuera la etapa de la historia y el valor del desarrollo de cada cultura legitimando su protagonismo de esta manera.

Se corre la bola que todo está mal acá en, Estados Unidos y en el mundo

¨¡PANIC ATTACK!¨

-¡Cuidado!-¡Se viene abajo!-¿Che, qué está pasando afuera?-¡Me parece que es el fin!-¡Vieron! ¡¡¡yo les dije!!! ¡¡Yo sabía que esto iba a pasar!!¿¿Y ahora qué hacemos??-¡¡Tengo miedo!!-¿Cuántos se habrán salvado?-¿No dijeron la cantidad de víctimas?-¡Uuuuyyyy diooooos en qué nos metiiiiimooooss!-¡Tiene que habeeeeer alguna salida!-Ma que salida: ¿no ves? todo porque no hiciste lo que yo te dije que había que hacer!!!! NUNCA me hacés acaso!!!!-Y si llamamos a alguien?-¿A quién?: ¡todos están en la misma! ¡De esta no se salva nadie!

Algo de lo que no sabemos qué és es lo que nos gobierna cuando pensamos que tenemos que estar controlando todo. Hay una batuta y a veces nadie quiere dirigir. Estamos metidos en una cosa medio rara y no entendemos ni jota. ¡Qué vamos a andar diciéndole al otro si sabe cómo se sale de esta! ¿Qué puede saber él que no sepamos nosotros?

Aquí nadie sabe naaaaaaaaaaada!!!! Para qué estudiaron??? Tanto decir que iban a la facultad y sacar las mejores notas y al final nos tienen que venir a ayudar de afuera??Son una manga de estúpidos!! No se les ocurre nada?? Tan cancheros y tan seguros de lo que dicen y lo que ganan y no pueden hacer nada con la plata para que esto se solucione?

En la misma mesa estaban sentados los expertos en zonas de riesgo y los que querían evitarlas. La adrenalina de ir en una cápsula de vértigo que ve al peligro como un aliado para salvarse permanentemente ya parece que no se puede tomar como píldora. El ver monstruos y dinosaurios o las guerras que se aproximan en nuestro interior y por luchas

de poder no son suficientes para darle sentido a la vida o a la muerte. El escapar para que la victoria sea total es parte de una fabulosa idea en la que hay un milagro que ya hace tiempo que no sucede. La inmensidad y la totalidad que aferra y sostiene lo que importa en la mano de una invención que suspende en el vacío el riesgo de recibir o dar un mal según la suerte que se tenga es una ruleta rusa que ya no se juega ni con pasión ni con coraje. Hay un niño que combate con la memoria de que alguna vez el pánico existió y luego mantuvo la calma cuando todos querían usar el descontrol a favor de propósitos de timba y de fuga. De fuga de capitales y de fuga de cerebros. De fuga de sueños y de fuga de lo que se tuvo toda la vida. De fuga de el ladrón que se va corriendo porque quiere evitar que le quiten el botín. Botín de guerra y esencia del mal que ocurre para que en medio del caos lo peor se salve en manos de una balanza del equilibrio económico que hace un negocio que deja en suspenso el final o detiene el descontrol de la terrible vaciedad de que nadie dice nada excepto que el trabajo está y que se gana menos y que el negocio se salva y que puede usarse lo malo para que mientras tanto algo se haga.

El lago era azul. Había un placer difícil de explicar en tanta grandeza. La naturaleza se llevaba los aplausos de solo tener que estar frente a ella que representaba para todos. Y yo estaba solo porque nadie me entendía ni me escuchaba. Porque lo que sucedía entre las personas era un ir rápido hacia todos lados mientras ese sitio sobrenatural estaba quieto y me daba paz. La locura dentro de lo que no se detenía en ningún momento podía representarse por esas aguas quietas con un paisaje montañés helado que daba al silencio algo grandioso porque no era humano y evitaba el estar en la fuga de lo que sucedía en la ciudad que capitalizaba el triunfo de negocios que yo podía manejar en la intemperie de una serie de suposiciones que tenían la oficina del cambio de roles de la persona que llega a las junglas de cemento y se de cuenta de que ahí es donde todo sucede. Y que lo demás no importa y que nada de lo que la tranquilidad hace en esta bocanada de aire puede ser a veces suficiente para meter la cabeza en el quilombo.

El jefe de Oro es DAVID

¨ Es que tenía fama de ser un tipo con huevos. Sabía hacer las cosas con el doble o el triple de la rapidez de los demás. ¡Yo era una exhalación! Mi paciencia y frialdad eran a prueba de todo y nunca desesperaba porque tenía que tener el tiempo necesario para detonar lo exacto que hacía falta hacer antes de que fuera tarde. -Hola DEIVID!, ¿cómo anda todo? -Bien muchachos, tranquilos......bieeeeeeennnnnn!

Me resistía a poner la atención en nada que distrajese mi objetivo que estaba en la mira telescópica de mi rifle que como buen francotirador de los negocios no apretaba el gatillo salvo que el pez fuera muy gordo y hubiera que silenciarlos y matarlos con la indiferencia con que se trata al ignorante que quiere ser oportunista y treparla para aprovechar una circunstancia que se le acerque ¨.-Deivid!-¿Si?-¿Ya sacaste el número que hace falta para liquidar el asunto?-¡Sí, lo tengo ya a punto de ser cosechado en estos papeles que reuní en lo que es imprescindible saber para que el tema salga como lo queremos!

Oro era una mina delicada. Ella tenía eso que atrae al hombre en la mujer que es saber exactamente lo que quiere y no pestañear hasta conseguirlo. Una belleza que supera lo tolerable salvo para el que tenerla en la cama como aliada para que las cosas salgan a pedir de boca. -Oro -¿qué, DEIVID?-Estas ahí?-¡Como siempre!-¡Necesito tu opinión sobre un lagarto que me esta acosando con preguntas!-¿Se refiere al Boby?-¡El mismo!-¡Nunca salió bien parado de ningún negocio pero lo usan porque va la frente y después mandan al que sabe! Un kamikase que hace el agujero para que se metan todos los que no lo vieron ni morir. -Gracias Oro. Siempre cuento con vos.¨ A veces pensaba que Oro podía haber trabajado en el servicio de inteligencia o una agencia de detectives. Tenía un gran oído y deducía permanentemente adelantándose a lo que el otro iba a decir. Le gustaba ir al Colón y escuchar la sinfónica. Su obra preferida era la quinta de Prokofiev. A mí me gustaba Dimitri Shostakovich. Es un precursor de todo lo que hace a la perfección de lo que organiza los eslabones de la música de un siglo XX tan motorizada hacia el estruendo de fuegos de guerra y ritmos enérgicos. Sin embargo algo me hacia de cosquilleo el barroquismo de Bach. Una música que hacia de la imponente necesidad de ir en busca de los murallones de la vida hecha al alcance del que lo entendía. Bach era la puerta de lo que algunos conocen como la reverencia a la majestuosidad de cualquier cosa que se pueda hacer o ver sobre la tierra. Era temerario porque era la música que no le teme a nada ni nadie. Era la conjunción entre la pureza de la artesanal humildad de hacer todos los días algo y el arrollador saber que lo que hay detrás se lo puede definir y hacerlo propio. Shostakovich no solo había entendido y tomado la esencia de Bach en el siglo XX sino que intentó una inteligente versión de sus preludios y fugas para clave en una minuciosidad que hace que la capacidad de asombro en él pudiese ser un símbolo para todos los creadores actuales.Oro me había confesado una vez que la pasión según S. Mateo de Bach le había hecho sobrevivir momentos en que la debilidad se apodera de lo que se transformó en exigencia.

-------------------------------------------------0-----------------------------------------------

-¡Dicen que hubo un terremoto en Tailandia!-¡Y leí que el fin del mundo está cerca!-¿¿Te cortaste?? ¿¿ Y te salió mucha sangre??-¡A mi tía le robaron y le entraron a la casa!¡-Yo tengo un amigo que le apuntaron con un arma y le sacaron el auto a la vista de todos y nadie hizo nada!-¡Seguro que estaban drogados! ¡Porque nadie mata ni roba si no hay droga en el medio!-¿No viste lo que dijo en la tele?: ¡que ella era una puta como todas y que había ganado fama porque usaba ¨ rodilleras ¨!-¡A mí si me ofrecen mucha plata no sé si digo que no!-¡Ese tipo puede tener a la mina que quiere!-¿Sabés que el otro día se me quemó la torta? -¡Lola se hizo una cirugía y murió al mes y medio porque le hico mal el producto!. ¡Era berreta! ¡Al tipo lo están buscando porque hay muchas que se enfermaron por los productos que usa en lugar de siliconas!!.-¡Dicen que hubo toma de rehenes en la estación de servicio!. ¡El morocho no quería entregarse y mató a un rehén. ¡Le dieron perpetua!

Cuando alguien busca paz va a los lugares en los que la meditación y la contemplación dejan su espacio para separar lo malo de lo bueno. Los espacios verdes y tomar mate ayudan mucho a sacarse la mufa y charlar de lo que sea para que el no hacer nada te dé la tranquilidad que hace ese corte con lo que nadie entiende y todos ven por imágenes e informativos. Es como estar cerca de una ruta en la que todos van a 120 y hacer un picnic eterno que te ve preguntarte si algún día vas a estar allí corriendo a esa velocidad.

¨ Mire, Boby. Se me está yendo la paciencia. ¿Qué mierda quiere hacer usted acá que lo único que hace es preguntar que qué hacemos y para que usamos la plata? ¿Quiere hacer negocios o revisar lo que nos hace revolucionarios en el mercado? ¿Porqué no se va unos días de al lado nuestro y de pedir citas y entrevistas y se pregunta mejor si nosotros tenemos o no algún interés en que usted esté acá? ¡Quizá así no viene nunca mas o viene pero tiene mas claro que acá lo que se hace son negocios y no sociales ni responder cuestionarios!

(bajito y en secreto) -Oro, hacéte cargo de este paquete y procurá usar esa sutileza que hace que te tengan miedo hasta tus amigos. -Boby, se adelanto Oro, ¿alguna vez se preguntó si lo que usted hace sirve para algo? ¡Lo acompaño hasta la puerta!

------------------------------------------------0--------------------------------------------------

Habla DAVID

Todos estamos acostumbrados a tener miedo de lo que pasa. Nos educamos en una ciudad y un país en donde el miedo fue parte de nuestra historia y también de las costumbres de cómo reaccionar frente a cada cosa. Nos hacen ver a los valientes y corajudos soldados de S Martín y Belgrano y a los que combatían perdiendo la vida por la patria y en nuestra época el contrario se parece a la cobardía del miedo a que algo nos pase o perder la vida. Hay un mensaje religioso que invita en el cristianismo y sus religiones a evitar pensar en la violencia. Quizá los países más católicos somos más miedosos y creemos más en la vida. Los efectos climáticos son los que determinen el vínculo con el cuerpo y si mucho mas cercanos al calor y al vivir de esa manera que está atada a los cambios climáticos y a lo que el cuerpo y la persona sufren por lo que acontece en ellos. El padecer en el cuerpo lo que en realidad es acostumbrarse a estar en empatía con el clima y lo que este genera en el estado de ánimo y la rapidez o no para hacer cosas. El miedo puede ser el que genera un trueno, un relámpago o cualquier hecho delictivo que hace que el uso de la fuerza y de las armas nos ve como sin entender qué tenemos que ver con ello. Hay pueblos que son violentamente patrióticos porque su raza y sus religiones coinciden en defender algo. El argentino no sabe bien qué defender porque lo que tiene en común con otros argentinos es la diversidad y venir de una inmigración temporalmente aceptable para todos los que querían entrar al país.

Entonces el no saber qué es lo que los une a otros parece ser una escases de vínculos que haga que la unión militar en que la que todos se pongan un uniforme también sea ridícula.Sin embargo hay una sentida reacción que en algunos casos queda bien en claro qué es lo que defienden y cuál es la diferencia pero que en muchos se asemeja a localías de barrios y provincias que encuentran el porqué de su lucha en un hecho o en una característica no siempre cultural y sí costumbrista de lo que defiende y que se asocia a lo que hay o se hace en el entorno. Quizá ellos sí podrían hacer una guerra civil. Acaso hay un querer que sus razones sean mas importantes que las del barrio vecino o que el montón de gente que cree en los puntos cardinales ve en ellos una proximidad a los lugares que representan una idiosincrasia que los hace más interesantes y a veces ridículamente usados para que alguien ¨ les ponga la tapa ¨ al que se creía mas. Quizá en los países entre los que las diferencias son mas marcadas y las luchas tienen fuerza en la identidad hay una instancia en la que esa contingencia los hace de lo que hay hondo en diverso y de posible tenga éxito como propuesta en lo internacional que pesa cuando se habla de tal o cual país y pasa a ser importante porque llega a instancias de ser de peso. Entonces la economía, la política y la cultura de ese país tienen que ver con lo que todos saben y no con la indiferencia, la ignorancia o la lástima por los que nunca están, que pueden preferir mantenerse al margen por ser interiormente muy unidos y con idénticas características que no son tan enfáticas en contrastes. Esta última parte de la especulación que acabo de hacer es propia de un país múltiple y filosófico que lejos de decir que hay que descalificar o ver como poca cosa al que no quiere o al que pierde lo incluye en su espectro de razonar fiel al no negar posibilidad y lejos del combate por imponer y luchar militarmente hasta en el lenguaje y lo que se dice. Esta postura es una identidad en sí misma y habla de la gente del país que somos y podría ser lo que defendemos al competir. Esta aseveración que explica lo que tiene poca explicación o, mejor dicho, no fue bien explicado, diríamos, puede lograr una representación de sus ideas en lo que culturalmente la comprensión de los misterios que sean más que pavadas o si el gana pasa a ser el eje y la esencia de lo que otros escucharan. En otras palabras, los países cuando compiten en cualquier aspecto pacífico quieren ver quién puede prevalecer para que sus costumbres y su historia sean más que la de los otros yo no sean tan ignorados ni descartados como posibles en esa pulseada de los hombres (y las mujeres) de demostrar que cualquiera sea la identidad, la personalidad y el modo de paz o agresividad de las formas varias de cada país, éstas se tendrán que hacer eco de lo que hay que ver en lo que culturalmente o ¨ bélicamente ¨ hace que el lujo de dejar en claro quién se es en la intención de este propósito. Brutos, trabajadores , religiosos en sus distintas formas, caprichosos, vagos, lujuriosos, vanidosos, fanfarrones, ....todos los aspectos que hay en la persona a veces representan a cada país y eso es lo que arde en el momento en que la llama se hace fuerte.

El miedo que tenemos a está en la verdad que nos ve como esa época en que nos mataban puertas adentro en los modos en que el triunfo militar o político y el valor de la vida y del derecho o la idea de tener mas o menos o que nos saquen y nos excluyan de todo y que nos pase algo o la ¨ inseguridad ¨ que es un aspecto cuando se pierde el rumbo o se está en procesos de cambio alejan de lo que conoce. El vernos a nosotros mismos en situaciones límite y queriendo absorber el vértigo de una vida que es tan especial y donde la vida o muerte no están en una guerra sino en el vivir con intensidad. Y entonces los países importantes del mundo son solo lugares de lujo en donde no pasa nada y todo es igual toda la vida.......son lugares aburridos de gente con plata. Nos gusta

hablar con respeto de aspectos de seguridad que no solo reclamamos sino que despreciamos cuando se trata de no tener nada que nos importe verdaderamente salvo comer y vivir sin mayores problemas y oportunidades de hacer cosas que nos importen. Quizá la lucha es que vemos a la vida como un largo camino que necesita de ser transitado en todos sus detalles del desarrollo de lo que es problema que se legitimiza en la misma medida en que la transformación los va aceptando como tales y algún día se harán justicia. No podemos matar a todos y entonces buscamos que la identidad que se va desplazando nos favorezca para que nuestros muertos no sean los que no amamos sino sus ideas. El miedo a matar o morir en este traslado de cosas terribles que escapan del control y generan la desesperación de que algo se destruye es lo que lleva a momentos de caos y de zozobra. Proteger o protegernos. Entonces LA FUGA que aparece y vuelve a tener todos los matices de algo que hace que todos disparen para cualquier lado con lo que pueden.

----------------------------------------------o----------------------------------------------------------

-En qué estás pensando???-Te hice una pregunta!!!-Sos sordo???-¡¿No vez que no hacés nada?! ¡¡te estás rascando !!(Silencio)Hay un momento en el que somos sordos. Nos enajenamos y nos encerramos en la respuesta a lo que nos preguntan, piden o exigen. Por un momento pensamos en la decena de cosas que podríamos haber dicho o respondido; en la miles de actitudes que nos podrían haber encontrado pasivos, enojados, locos de ira o simplemente destruidos. Hay una elección que nos ve seleccionando las opciones de conducta frente a un hecho que nos ha dejado ya detenidos en el tiempo y sin prestar atención a lo que sucede. Es la NEUROTICA intervención del que grita y nos hace ya no saber qué hacer frente a ello. Una millonada de gente que grita a nuestro oído y que nos pone caras de odio multiplican ese momento en que solo vemos que el arrebato de la histeria de ella o el descontrol de él no son nada frente a lo cual se pueda verdaderamente elegir o no callar y hacer silencio que habla por sí solo y que es entendido como el punto de inflexión de la curva de la tolerancia y de la capacidad de hacer, decir y reaccionar frente a algo.

........................................................0............................................................................

Habla DEIVID

¨¡Te lo diiiigooo!: ¡¡Es un escapista fashion ese Boby!! Un fundacional hecho grotesco del héroe torpe de la burocracia que quiere transformar sus propios miedos e inseguridades personales en verdades que nos salven de ¨ lo que esta pasando ¨.

El arte de ser víctima de un mundo de persecuciones en donde el que se pone como perseguido hace ese papel usando los cánones del agente del mundo de espionaje burdamente trágico y exagerándolo que lo pone como héroe de un sálvese quien pueda en donde él se saca la foto ¨ tirándose el agua ¨ para dramatizar que está sucediendo un plan que él quiere desbaratar, en que tiene miedo, y en donde en realidad están rompiendo las reglas de un modo de proceder convencional en el que él pone cada ejemplo de formas alternativas como un modo de violencia que lo ataca a él y a otros y que como él ¨ nos ponen incluidos como parte del resultado de VICTIMAS ¨ y que lo envuelve en el papel argumental del que ¨ se dio cuenta a tiempo ¨ y de tratar de SALVARNOS A TODOS de ¨ ESO ¨.

Un hecho publicitario para vender la película romántica vulgar del propio desencanto ante su impotencia de poder estar ahí y de hacerlo a su manera o de propagar que su intención nos compete a todos.Así como la palabra dogma emerge de la teología y del culto religioso los que ven su poder dogmático entrechocado se dan al escape y temen porque lo que ponen de la

realidad pragmática puede desmoronarse al mismo tiempo que la religión es posición que los pone y que les asegura el paso por el buen destino producto del trabajo en condiciones que nunca quisieron revisar por miedo al miedo existencial de no diferenciar la religión y espiritualidad del dogma con el que es un elemento de juicio en la relación interminable que esos dogmas tuvieron históricamente con la evolución del pensamiento en general y de la ciencia también. Lo que hace que el mundo que fue fundado de esa manera en su desarrollo tiemble de fe y se sienta inseguro ante el cambio que favorece a los que están esperando que algo suceda en su vida y que mas jóvenes o menos dogmáticos no ven la posibilidad de esperar otra cosa de lo que sustentan estos que fueron testigos del modo de resolverse, autores, inventores, ejecutores (y beneficiarios forzosamente) de la posición y EVOLUCION hasta donde hoy se está empezando a revisar y ver de otra manera

Esto es casi tan cruel es insoportable como quedarse sin Dios. Como quedarse sin el sustento existencial de su vida que fue apoyada en todo eso porque estaba sujeto a una fórmula del éxito. UN SISTEMA que ahora se devela que para ellos era DIOS aunque se decían ATEOS con ánimos de superación y soberbia.

No sabemos bien qué es la muerte pero ellos la han definido sigilosamente como lo que sucede a los que no tienen éxito y llegan al final de sus vidas derrotados en ese parámetro de ese siglo.

No hay AUTORIDAD no porque no la haya sino porque la autoridad que eran ellos ya no lo son ni se los ve como tales.

El premio Nóbel de literatura está ya en la primera plana del prestigio máximo puesto en lo que es un fenómeno cultural que abarca lo que hay de totalizante en la realidad y la ficción de interpretar para que se pueda llegar al prestigio de ello.

FIN