OTOÑO DE 1918: DIARIO HISTÓRICO-DEMOGRÁFICO DE LA .Influenza, 1918, Epidemic ... *La Dirección

download OTOÑO DE 1918: DIARIO HISTÓRICO-DEMOGRÁFICO DE LA .Influenza, 1918, Epidemic ... *La Dirección

of 60

  • date post

    23-Aug-2018
  • Category

    Documents

  • view

    212
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of OTOÑO DE 1918: DIARIO HISTÓRICO-DEMOGRÁFICO DE LA .Influenza, 1918, Epidemic ... *La Dirección

  • OTOO DE 1918:DIARIO HISTRICO-DEMOGRFICO

    DE LA PANDEMIA DE GRIPEEN ANDOAIN

    Iaki AGIRRE LEIZEAGA

  • LABURPENA

    OTOO DE 1918: DIARIO HISTRICO-DEMOGRFICO DELA PANDEMIA DE GRIPE EN ANDOAIN ikerketa lanak urtehartako gripe izurri latz harrek Andoaingo gizartean eragindakoondorioak erakutsi nahi lituzke: batez ere, ondorio sozialak, erli-jiosoak, demografiko edo ta epidemiologikoak.

    Gripea, 1918, Epidemia, Pandemia, Andoain, Gipuzkoa, Azterketademografikoa.

    RESUMEN

    OTOO DE 1918: DIARIO HISTRICO-DEMOGRFICODE LA PANDEMIA DE GRIPE EN ANDOAIN relata la convulsinsocial, humana, demogrfica, religiosa y epidemiolgica que pro-voc la pandemia de gripe.

    Gripe,1918, Epidemia, Pandemia, Andoain, Guipzcoa,Anlisis demogrfico.

    SUMMARY

    AUTUMN 1918: DEMOGRAPHIC AND HISTORICALDIARY OF THE PANDEMIC FLU IN ANDOAIN it is a researchinto the pandemic flu of 1918 and it relates the social, demograp-hic, religious, epidemiological and human upheaval that was cau-sed by it (consequences of the pandemic flu) in Andoain, a villagesituated in the province of Guipzcoa -or Gipuzkoa- (Spain).

    Influenza, 1918, Epidemic, Pandemic, Andoain, Basque Country,Demographic analysis

  • ESQUEMA

    PRIMERA PARTE:

    CRNICA.

    INTRODUCCIN.

    1. LA GRIPE.1.1. Notas histricas. 1.2. Patologa. 1.3. La cepa de 1918.

    2. ANDOAIN EN LOS ALBORES DEL SIGLO XX: UNA VISINSOCIOECONMICA.

    3. PREFACIO EPIDMICO.3.1. Medio urbano.3.2. Medio rural.

    4. MEDICINA.

    5. LECHE Y MEDICASTROS.

    6. PRENSA.

    7. CRNICA.7.1. Introduccin.7.2. Diario de los acontecimientos.

    7.2.1. Primavera de 1918.7.2.2. Otoo de 1918.7.2.3. El ltimo parte de guerra?.

  • SEGUNDA PARTE:

    ANLISIS DEMOGRFICO.

    INTRODUCCIN.

    8. PERODO 1910-1921.8.1. Natalidad.8.2. Mortalidad.

    9. BIENIO 1918-1919.

    10. CONSIDERACIONES FINALES.

    11. ANEXOS.

    12. FUENTES Y BIBLIOGRAFA.

  • Primera parte:CRNICA

  • A la memoria de Susana Carro: la muerte nopodr con un recuerdo impreso y disperso en cientos de libros

    INTRODUCCIN.

    La alegora femenina seorita espaola oculta un virus gripal distintodel tipo al que corresponde y una de las ltimas epidemias mundiales degripe el vocablo exacto es pandemia1. Una cepa devastadora que, a pesardel tiempo invertido en su estudio, contina sellada tras una cadena genticadifcil de descifrar.

    Durante el otoo de 1918 fundamentalmente fue la causante de unasprdidas humanas cifradas segn diversas estimaciones entre veinte ytreinta millones en todo el orbe2. Europa, durante algunos das, acustasas de mortalidad muy superiores al 20, hoy endmicas en pases

    DIARIO HISTRICO-DEMOGRFICO DE LA PANDEMIA DE GRIPE EN ANDOAIN 201

    FALLECIDOS, 1918

    0

    5

    10

    15

    20

    25

    30

    35

    40

    FALLECIDOS 1918 5 6 3 1 3 3 1 5 7 35 4 5

    1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12

    1 Epidemia que se extiende a numerosos pases.2 Guerra Civil Espaola: 500 000 muertos.

    Unin Sovitica II G. M.: 29 000 000 de muertos.Alemania II G.M.: 10 000 000 de muertos.

  • subdesarrollados3. Cercana la primavera de 1919, desapareci introduciendouna mutacin en su estructura gentica. La poblacin, una vez expuesta a esacepa, no se vera afectada por un virus idntico; adems, una determinada cepano se recidiva no se repite en plazos anuales. El sistema inmunolgicoest prevenido sobre la configuracin gentica que causara la alta morbilidad.

    En los primeros compases de la dolencia se barajaron los posibles agentesinfecciosos de unos cuadros clnicos en ocasiones fulminantes. El curso de laenfermedad revel la escasa eficacia de las terapias preventivas. Los expues-tos al virus aquejaban una afeccin neumnica; tras una breve tregua sobre-vena un fuerte agravamiento e inmediatamente la muerte para muchos.

    El cerco al que era sometida la poblacin desat la alarma social. Seextendieron teoras extravagantes sobre su naturaleza, como ms adelante seadvertir. La prensa amarilla diaria y peridica no escatim medios en rein-terpretar sin rigor ni pudor sucesos que exigan un tratamiento sereno en sin-tona con las autoridades civiles y sanitarias. Dentro del contexto cientficodel momento, la infeccin gripal encarnaba un trastorno demasiado efmeropara una disciplina mdica aferrada a unos principios sorprendentes y a laslimitaciones procedimentales del momento4.

    Andoain* est situado en el margen meridional de la comarca donde sepracticaran los primeros diagnsticos exactos del mal (San Sebastin-Irn).Prximo a la localidad navarra de Goizueta, foco de los tambin primerosindicios de epidemia generalizada. Su situacin geogrfica lo convierte encamino natural a la costa; la social, facilita la presencia del ferrocarril y losdesplazamientos humanos inherentes al mismo, o balbuceos inmigratoriosfomentados por una industria incipiente. Suma de factores que harn de lavilla un rincn propicio para el contagio.

    Esta crnica sobre la pandemia gripal de 1918 aspira a narrar de formasinttica la convulsin social, humana, religiosa y epidemiolgica que lamisma desat. Pero ello es posible gracias al dictamen favorable que estapropuesta obtuvo del Tribunal Calificador y, cmo no, gracias al ArchivoMunicipal. As mismo, hago extensible mi gratitud al profesor y H. Lasa-liano Juan Jos Larrea Bilbao por limpiar y fijar el texto; y al tambin

    202 AGIRRE LEIZEAGA, Iaki

    3 Ruanda, Burkina Faso, Senegal, Sierra Leona.4 La existencia de los virus se estableci en 1892. * La Direccin de la Revista en lo referente al topnimo provincial resuelve aplicar la norma aprobada por las

    Juntas Generales de la Provincia en lugar de la propuesta por la R.A.E. a travs de su Ortografa de la Len-gua Espaola, Apndice 3, pp. 133-155. En lo concerniente al topnimo local se aplicar la misma norma.

  • profesor, en la Universidad de Deusto, Jose Antonio Rodrguez Ranz porsus aportaciones.

    Antes de que el relato se introduzca en el argumento histrico y las infe-rencias estadsticas pormenorizadas, propongo dejar recuerdo de las vctimasandoaindarras. En la primera lista hallarn la filiacin de quienes fallecierondiagnosticados de gripe. En la segunda tabla, los datos de los que perecieronpor distintos trastornos pulmonares; cualesquiera de stos podra encubrir uncaso de gripe5.

    D. Victoriano ESCODA GURRUCHAGA, 20 AOSD. Jose Fernando ARRIZABALAGA OLLAGUINDIA, 32D. Josefa PAGOAGA HURRUCA6, 47D. Felipe ANSA JUREGUI, 12D. Jose Ramn SORONDO IZAGUIRRE, 44D. Josefa Antonia BASTARRICA ESCAMENDI7, 35D. Juan Mara SETIN ZABALETA, 46D. Antonia BALERDI ECHEVESTE, 35D. Martn OLALDE IZAGUIRRE, 7D. Higino OLALDE BEITIA8, 35D. Joaquina ALTURA AMUNDARIN9, 28D. Maria Juana ORMAECHEA SETIN, 52D. Ignacia UGARTEMENDIA MGICA, 32D. Simona PASCUAL DAZ, 19D. Martn ARTOLA ARAMBURU, 16D. Jose Manuel AMANTEGUI TEJERA, 32D. Juliana ARGRATE ARANA, 33D. Jos ERRANDOSORO ARGRATE, 13D. Sotero AYERZA MENDIZBAL, 38

    DIARIO HISTRICO-DEMOGRFICO DE LA PANDEMIA DE GRIPE EN ANDOAIN 203

    5 El nmero de defunciones durante 1918 fue de 78 personas. La media hipottica en el perodo 1910-1921 (sincontabilizar los fallecidos en 1918) asciende a cincuenta y tres. Si a la cifra real de fallecidos se le sustraen53, restan 25 bitos achacables a la gripe, y stos, oficialmente, totalizan veintisis casos.

    6 Segn el Registro Civil: Josefa Pagoaga Astigarraga.7 Segn el Registro Civil: 39 aos.8 Segn el Registro Civil: 33 aos.9 Segn el Registro Civil: Amondarin.

  • D. Juana MARTIRENA BORJA, 14D. Concepcin USANDIZAGA OLARRA, 44D. Jose Miguel URCOLA ECEIZA, 34D. Mara ECEIZA UGARTEMENDIA, 72D. Jose ERAUSQUIN AZURMENDI, 9 MESES.D. Balbino BARRIOLA ZALACIN, 40D. Teresa MENDILUCE ZABALA10, 33

    D. Jose Antonio CIPITRIA GALARRAGA, 35 AOSD. Mara Mauricia ARAMBURU ESNAOLA, 39D. Primo RUIZ PRADILLA, 55D. Saturnino SALDAS ZABALA, 25D. Jose Manuel ECHEVERRA SETIN, 54D. Francisco BARANDIARN ZABALA, 69D. Luis AMAS GARN, 19D. Juan LPEZ GONZALO, 59D. Ascensio ZATARIN SAROBE11, 67D. Ascensio ARREGUI ELUSTONDO, 35D. Ignacia ORMAECHEA ORMAECHEA, 40D. Fructuoso ECHNIZ MENDIZBAL, 58D. Manuel Antonio CARRERA ARTOLA12, 62D. Jose Joaqun AIZPURUA ZULOAGA, 22D. Jose Mara LARRARTE LOPETEGUI13, 58

    1. LA GRIPE.

    1.1. Notas histricas.

    Hipcrates cita la gripe en el ao 412 a.C. La primera pandemia registra-da es de 1580; las siguientes hasta 1918 son: 1743, 1781, 1847, 1874, 1889-90, 1900-1903.

    204 AGIRRE LEIZEAGA, Iaki

    10 Slo presente en el Registro Civil.11 Segn el Registro Civil: 78 aos.12 Segn el Registro Civil: 61 aos.13 Slo presente en el Registro Civil.

  • De los anales de la Historia no ha trascendido, por ejemplo, la mortandadachacable a la gripe en el proceso de colonizacin americano al carecerse dedocumentacin.

    De cara a los principios tericos de la gripe se baraj como agente cau-sante el bacilo14 de Pfeiffer; su presencia se confirmaba en un porcentaje altode afectados. Tesis que tuvo su reflejo15 en la prensa de 1918. En 1931, el nor-teamericano Anderson especulaba con que pudiera tratarse de un virus16. Lostres tipos, A, B y C, fueron descubiertos en 1933, 1940 y 1950 respectiva-mente. El desarrollo del microscopio electrnico posibilit su visualizacinpor primera vez en la dcada de 1940.

    Cada 30 40 aos, la propagacin de una epidemia mundial o pandemiaviene determinada por una alteracin brusca en el virus definida comomutacin17. El sistema inmunolgico humano carece de datos-recuerdoacerca del nuevo patrn viral; es decir, al no haber existido un contacto pre-vio con esta nueva cepa nuestro sistema de defensa desconoce cmo estconstituida y cmo elaborar anticuerpos.

    El inusual nmero de fallecimientos por gripe en 199718 llev a la comu-nidad cientfica a recapacitar sobre una vieja tesis: determinados sntomassugieren la reaparicin del mismo virus cada 60