Numero de Sol de Ciegos dedicado a Cesareo Chacho Martinez

of 36

  • date post

    16-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    671
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Homenaje y semblantes de Cesaroe Chacho Martinez

Transcript of Numero de Sol de Ciegos dedicado a Cesareo Chacho Martinez

Universidad Nacional de Educacin Enrique Guzmn y Valle

La Cantuta

Alma Mter del Magisterio Nacional

DOSSIER DE HOMENAJE AL POETA CESREO MARTNEZ A UNA DCADA DE SU FALLECIMIENTO(AREQUIPA 1945 - LIMA 2002)

EDICIN ESPECIAL

Cesreo Martnez Snchez, destacado poeta y periodista, fue Director de Imagen Institucional de la UNE y en los aos en que estuvo vinculado a esta Casa de Estudios le dio varios de sus aportes ms importantes. Por ello, al haberse recordado el pasado 29 de enero diez aos de su partida, la UNE le reitera su reconocimiento, que se suma al que anteriormente le hiciera la Oficina de Imagen Institucional con la edicin y difusin de su libro Sol de ciegos. Profesores y estudiantes de Literatura publican tambin peridicamente una revista con el mismo ttulo. Cesreo Martnez, ms conocido como Chacho entre sus amigos, naci el 25 de febrero de 1945 en Cotahuasi, Arequipa, y estudi Letras en la Universidad de San Marcos. Dedic buena parte de su obra a la llamada poesa coyuntural, como se constata en el poemario Cinco razones para comprometerse, referido a la huelga contra el gobierno de Morales Bermdez -que intervino La Cantuta de 1977 a 1980-. Fue tambin, desde el plano potico, opositor al gobierno de Fujimori. Otros ttulos de su produccin potica son Migraciones (1974), Donde manc el rbol de la espada y arcoris (1980) -poemario que la UNE reedita ahora en homenaje a nuestro reconocido escritor-, Celebracin de Sara Boticelli (1982) y El sordo cantar de Lima (1993) figuran entre sus destacados poemarios. El legado de Miguel Grau (1986), Desde la vigilia (1989), y Cuaderno de los secuestros (crnicas sincrnicas) (1999), destacan tambin entre sus escritos. Obtuvo varias distinciones, entre ellas el segundo lugar en los Juegos Florales de San Marcos y en el concurso de poesa Casa de las Amricas en La Habana. Incluimos en este dossier testimonios y aportes de destacados intelectuales que conocieron a Chacho y disfrutaron de su amistad. Gracias a todos ellos.

RECTOR Dr. Antonio Daz Saucedo VICERRECTOR ACADMICO Dr. Vladimiro del Castillo Narro VICERRECTOR DE INVESTIGACIN Dr. Jos Campos Dvila

NDICETESTIMONIOS Y APORTESLA PALABRA MANUEL AGUSTN MARTNEZ CCERES ..............................................................................................................................................................4 BOTICCELLI MANUEL MOSQUERA .....................................................................................................................................................................................................5 TE EVAPORAS y EL OJO DE LA NOCHE GLORIA CCERES ...............................................................................................................................6 BRINDIS DE CELEBRACIN PARA CESREO MARTNEZ ROLAND FORGUES...................................................................................7 CONVERSA CON MNICA VALVERDE SOBRE EL POETA CESREO MARTNEZ RAL JURADO PRRAGA..........9 CHACHO EN EL HORIZONTE JUAN CRISTOBAL ...............................................................................................................................................................10 LA ESTTUA DE CESREO MARTINEZ ROSINA VALCRCEL ............................................................................................................................11 CESREO MARTINEZ MANUEL PANTIGOSO ..........................................................................................................................................................................12 CESREO MUCHACHO CSAR A. REYES CAMPOS ............................................................................................................................................................13 EL CANTO DEL DESARRAIGO O EL SORDO CANTAR DE LIMA LUIS MORN HERNNDEZ .................................................14 CESREO MARTNEZ, INMIGRANTE, VIAJERO Y POETA JOS LUIS AYALA .................................................................................16 CHACHO MARTNEZ: UN SIBARITA DE LA EXISTENCIA REYNALDO TRINIDAD ARDILES............................................................22 CHACHO EN LOS ANDES FREDY AMILCAR RONCALLA....................................................................................................................................................25 EL POETA CESREO MARTNEZ EN EL CIELO JOS LUIS AYALA ............................................................................................................27 CHACHO DE LOS MUCHACHOS RAFAL HIDALGO ......................................................................................................................................................28 RECORDANDO AL POETA CESREO MARTNEZ MILCADES HIDALGO CABRERA.................................................................................30 TESTIMONIOS A LOS 10 AOS DE SU PARTIDA WALTER TINTA........................................................................................................32

ANTOLOGA POTICA CELEBRACIN DE SARA BOTTICELLI ..........................................................................................................................33APARICIN DE SARA BOTTICELLI 5 EL ALEPH OCHO TANGOS(AS) PARA SARA BOTTICELLI EPIGRAMAS PARA SARA BOTTICELLI 4 LA REALIDAD NO ES COMO LA VES TENGO UN SUEO VERDE CEREMONIAL2 POEMA

SOL DE CIEGOS .............................................................................................................................................................................................................34

atrapaojos@hotmail.com - soldeciegos@hotmail.com

Correspondencia:

LA PALABRA4

MANUEL AGUSTN MARTNEZ CCERES

D

e nio, la palabra serio evocaba para m todo aquello concerniente a los adultos y ajeno a cualquier concepto infantil. Evidentemente, como todo nio que tan slo quera crecer; discutir de los temas serios me haca sentir importanteprimera reaccin, por supuesto, fue la de ponerme a llorar como todo hijo que pierde a su padre. Luego me puse a recordar muchos de aquellos momentos pasados en su compaa. Como lo quera cuando, an nio, me sacaba a pasear (y de paso me perda el 50% de las veces) llevndome al parque central de Chosica, donde poda vengarme hacindole pagar mis video-juegos. Cmo lo odiaba cuando se apareca delante de mis amigos con su broche Democracia Ya que haca rer a ms de uno (en realidad tenamos ya 15 aos y pensbamos, ingenuos y ciegos, que Fujimori no estaba tan mal en la presidencia del pas). Reviviendo todo tipo de recuerdo comprend al final que mi padre nunca se burl de m, sino que particip activamente en mi formacin. Si nunca quiso directamente darme clases de moral o de justicia, su modo de vida y sus acciones siempre estuvieron ah, formndome Indirectamente. Creo que mi padre, imitando la naturaleza, era una persona amoral, demasiado libre para poder tener una lnea de accin que no fuera guiada por su instinto de ser humano. Sus textos lo demuestran. La lucha por la libertad, la justicia y la verdad que l emprende en muchos de sus escritos son para m el resultado de un razonamiento instintivo y no el fruto de una

Joven hijo del poeta Chacho Martnez, nos enva este sentido homenaje desde la lejana Ciudad Luz (Paris) donde actualmente reside. El texto fue leido por su madre en el homenaje por los diez aos de la partida del poeta.

y maduro. En ese contexto, era normal que considerara a mi padre como una persona antiptica, pues muy pocas veces me tomaba en serio. En sus conversaciones y observaciones, mi padre buscaba siempre la manera perfecta de burlarse de m y tomarme el pelo. Siempre queriendo hacerme creer que las montaas deambulaban en procesin hacia el este, a las cinco de la tarde. Que si un pobre perrito no puede alcanzar su objetivo, el perro unido jams ser vencido. Siempre remarcndome que el peruano es una persona muy cuerda, porque a cada cuadra se lea una pancarta SE VENDE. RAZN AQU. Fue una poca muy difcil. Mi padre, dndose cuenta de que la violencia y la opresin lo acompaaran an durante algunos aos ms de su vida; y yo queriendo ser una persona adulta, seria, dicindome que Martnez era un bonito apellido, pero que no haba existido hasta ahora ningn presidente Martnez. Y dale con lo de ser serio. Al leer Cinco razones me levant contra l y me dije a m mismo Por qu mi pap nunca me habl realmente de su lucha, tan seria? Porque en realidad nunca lo hizo. Y anduve amargo con l durante algn tiempo. Hace seis aos, cuando l se converta en el pap modelo que todo universitario suea tener, me llamaron para decirme que Cesreo Martnez acababa de morir. Mi

SOL DE CIEGOS

el peruano es una persona muy cuerda, porque a cada cuadra se lea una pancarta SE VENDE. RAZN AQU

educacin cvica. Un hombre que se fiaba muchsimo de su instinto e intuicin, confiando en sus amigos, aspirando a la libertad y sobretodo protegiendo la verdad. Los que conocieron a Chacho Martnez (nunca lo llame as, no me gusta ese sobrenombre) saben que le encantaba jugar con las palabras. Y al decir jugar con la palabra, quiero decir que mi padre la antropoformiz y la convirti en su compaera de juego. La palabra, ese conjunto de sonidos y fonemas que transmiten una idea, considerada por muchos eruditos como la herramienta principal que define al ser humano, no era la herramienta sino la compaera de juego de mi padre. Cmo extrao esos delirios que tanto me enervaban! Cuntas veces ms deber esperar escuchar aquellas frases torturadas y cambiadas, que tanto lo hacan rer! Hace seis aos y medio entonces, mi padre se fue de este mundo. Se llev consigo su estruendosa carcajada y su profunda mirada. Contento y casi llorando se despidi de m unas semanas antes. Instintivamente, se despidi tambin de algunos de sus amigos. Y si el Per pierde un buen escritor y un soador nato, yo perd a mi padre (que honestamente, no era un padre nato). Se