Número 233

download Número 233

of 24

  • date post

    29-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    229
  • download

    11

Embed Size (px)

description

Edición digital del periodico UtreraYa

Transcript of Número 233

  • Semana Semana GrandeGrande

    del 3 al 17 de abril

    233233

    Pgs. 3 a 6

  • Los textos destinados a la seccin de opinin pueden enviarlos al correo electrnico utreraya@utreraya.com, hacer uso del formula-rio de la web o entregarlos en la misma sede, situada en Plaza de los ngeles n8. No deber exceder de 260 caracteres y su entrega no presupone su publicacin. Utrera Ya se reserva el derecho a corregir, resumir o no publicar cualquiera de las opiniones recibidas. Utrera Ya no comparte necesariamente ni se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.

    2 del 3 al 17 de abrilwww.utreraya.com

    Editorial

    LA CRUZ

    CARTAS AL DIRECTOR

    Plaza

    de los ngeles, 8

    954 860 974www.utreraya.com

    UtreraYa deja descansar a la im-prenta la semana que viene, pero nosotros no descansaremos, y nos podrn ver con nuestras cmaras delante de todos los pasos que haya que retratar, y detrs de to-dos los personajes que haya que entrevistar. En esta travesa de do-lor, emociones y sentir que es la Semana Santa, les prometemos que nos les faltar la informacin, puntual, en nuestra web; no slo de la Semana Santa y su desarro-llo, sino de toda la actualidad.

    Un operativo de vigilancia del da a da que en Semana San-ta, como el Plan Azahar, se ve aumentado, para que ustedes sepan, opinen. Sobre la opinin, queda an mucho que decir, y stedes pueden decirlo, en nues-tra web con T cuentas, con sus comentarios, con sus bitcoras personales; y en nuestra edicin impresa con sus cartas, sus avisos y sus colaboraciones.

    Desde aqu, queremos darles las gracias por asaltar literalmente cada viernes nuestra redaccin y nuestros repartidores, indicndo-nos de esa manera que aprecian el trabajo que realizamos.

    UtreraYa cumplir este ao su primer lustro, y deseamos que us-tedes nos dediquen su atencin y confi anza al menos, otro ms.

    Porque para crecer, y resistir a los tiempos de crisis que a todos nos aquejan, slo les necesitamos a ustedes, lectores, que buscan

    nuestra manzanita verde incluso antes de que hayamos acabado la edicin.

    Durante esta semana, intenta-remos acompaarles en su viaje

    de redescubrimiento de la Pasin, y hemos elaborado un peridico acorde a ese deseo, con informa-cin til, concisa, sobre la Semana Santa y sus circunstancias.

    PERIDICO SEMANAL DE DIFUSIN GRATUITA

    EDITA: EDITORIAL DE UTRERA S.L.

    PLAZA DE LOS NGELES, 8TLF.: 95 486 09 74

    UTRERAYA@UTRERAYA.COMWWW.UTRERAYA.COM

    DEPSITO LEGAL: SE-3509-2004

    PRESIDENTEMARA GONZLEZ

    GERENTEMARA GONZLEZ TRIGUERO

    DONDE QUED? En unos das nuestra ciudad vivir una de las festividades ms importantes, la Semana Santa y ante el aconte-cimiento me hace pensar

    Qu ha sido de aquellos das en que la Semana Santa era mo-tivo de refl exin y penitencia? Das de Bacalao con garbanzos y arroz con leche. Das de devo-cin, de fe, de liturgias

    Qu nos ha pasado? En qu momento empez el cambio?

    Vivimos das de un orden ab-surdo. Ahora los jueces son los juzgados, la Polica Nacional est al otro lado de las manifestacio-nes participando activamente, los bancos y cajas de ahorros son ahora los que piden dinero, lo normal no es ahorrar, por lo que pueda venir, sino tener una hipo-teca en el banco con tantos ce-ros que sobreviva a nuestra muer-te y a nuestros hijos, los alumnos son los que recriminan y castigan a profesores...

    A pesar del difcil momento eco-nmico que est pasando el pas,

    la mayora de nosotros estamos pensando en dnde vamos a pa-sar estos das de vacaciones. Eso o desplazarnos a un centro comercial para aprovechar y comprar equi-pamiento para la terraza del jardn. Porque hay que ir preparando la tumbona para tomar el sol!

    El huracn de la crisis nos arras-tra irrefrenablemente a un futuro incierto y por el camino se est llevando la dignidad, el orgullo, el respeto, la ilusin y la felicidad de todas aquellas personas que despus de toda una vida de es-fuerzo se encuentran sin nada.

    Sin pretender posicionarme a favor o en contra de una festi-vidad religiosa muy arraigada en nuestro pas, pregunto: Para cuando la amistad, el compae-rismo, la lealtad, la honestidad, la ayuda al prjimo, el dar sin espe-rar nada a cambio, el dar amor, la solidaridad, ?

    Hace unos das alguien me dijo que un abrazo no se pide, sim-plemente se da, creo que es una frase lo sufi cientemente explcita

    para invitarnos a refl exionar.Gumersindo Tabanca.

    NIO INSLITO. Un da de esta se-mana o en una emisora de radio, unas declaraciones a un nio de siete aos. Este nio es muy pecu-liar por varios motivos, pero el as-pecto que me llam la atencin y que le otorga el califi cativo de raro, es sus preferencias a la hora de contestar aquello de: qu quieres ser de mayor?, quin es tu dolo?, quien es tu hroe? Sorprendentemente de mayor no quera ser futbolista, ni can-tante, ni famosillo de la pequea pantalla. Sus dolos no son esos virtuosos de la patada al baln, ni esos cantantes de canciones con letras empalagosas y va-cas, ni esos personajes populares cuyo mrito es ser hijos, sobrinos o amantes de la cantadora o del torero famoso. Sus hroes no son guerreros urbanos, ni matadores de fi eros animales astados con pblico enfervorizado, ni imagi-narios e imposibles supermanes o

    superaraas. El quiere ser hema-tlogo, sus dolos son los mdicos de hospitales y sus hroes los in-vestigadores que se queman las pestaas estudiando y trabajan-do en laboratorios doce horas diarias. Nio raro, indito o quizs nico.

    Carlos Deo

    DE PAN DE ORO. Con todo este fo-lln que se ha montado con lo del aborto, yo me pregunto Cuanto se ha gastado la santa madre iglesia en los carteles publicita-rios en contra del aborto? No seria mas necesario destinar ese dinero a ayuda para comedores sociales? Ahora con el aumento del paro estn llenos de gente que necesita ayuda para comer, y al fi n y al cabo las personas son libres de hacer lo quieran con su cuerpo y van a abortar igual por mucha publicidad en contra que haya. Como se nota que los curas no pasan hambre y tienen las ba-rrigas bien llenas. Saludos

    Inma Blanco

  • del 3 al 17 de abril

    Semana Santawww.utreraya.com 3

    lvaro, la palabra de un hombre es su mayor tesoro. Alfonso Prez

    Parafraseando al poeta, la palabra es un arma cargada de futuro. Desde octubre a febrero he ol-vidado mi responsabilidad de padre al volcarme to-talmente en mi responsabilidad de hijo. Hoy comien-za un nuevo tiempo, la lucha no tiene fi nal, ni en lo personal ni en lo colectivo. Hablando de palabras estoy totalmente de acuerdo con muchas de las pa-labras que escribe Vico anda suelto en su artculo Menos Chufl as, slo un aadido, los mismos chufl as circulan con sus coches por las calles de Utrera como si Utrera fuese un circuito de carreras. Hablando de palabras tomo alguna de las que escribi el maestro Burgos hace tres semanas hablando sobre el aborto: Bibiana Ado ha ido y ha rebajado los precios de esa pena de muerte a la que llaman aborto. Lo que ms gracia me hace es la incoherencia suprema de los progres. Cmo se puede estar como ellos, a favor de la pena de muerte de un ser humano en su se-mana 22 de vida y en contra de la pena de muerte en los restantes casos? Y la sonrisa? Lo que ms le hierva a uno el agua del radiador, si es que ama la vida, es la sonrisa de victoria y satisfaccin que saca-ba la niata ministra cuando sala para anunciar sus rebajas de ese crimen organizado que es el aborto. Lo peor era la sonrisa de satisfaccin que pona la tipa cuando anunciaba como lo ms progresista del mundo que las nias de 16 aos pueden ir a abor-tar libremente, sin permiso de los padres. Qu tiene que ver la Igualdad con el pisoteo del derecho a la vida? Bibiana Aido ha ido y ha dado poco menos que barra libre para el aborto: convida la casa, ade-ms, a clnica. No puedo explicarme cmo un lince de Doana o un buitre leonado del Parque de los Al-cornocales tengan mucha ms proteccin y muchas ms ayudas ofi ciales que un nio que va a nacer. Otras palabras, estas de Solidaridad: Espaa 2009, 8 millones de pobres, ms de 4 millones de parados, ms de 18.000 inmigrantes ahogados huyendo del hambre, 200.000 nios explotados laboralmente, sin-dicatos y partidos, calladosel gobierno regala a la banca ms de 150.000 millones de euros. Ms pala-bras, de hoy mismo, de De Prada: La conversin del dinero en dolo de iniquidad consiste, precisamen-te, en hacer creer a la gente que el dinero se puede ordear como si fuese una vaca. Y nos ocultan que los bancos estn quebrados. Se disponen a saquear nuestros ahorros, a apedrearnos de impuestos y exacciones, a privarnos de los bienes naturalmente necesarios. Todava tienen que ordearnos hasta la consuncin. Y confan en que, de la mano de su fal-so mesas negro, caminemos dciles, como corderos al matadero, hacia el altar del sacrifi cio. Recupero palabras de los ltimos 9 meses. Manuel Chaves en junio de 2008: Espaa, saldr de la crisis ms bien pronto. Luis Solana, militante socialista, hermano de Javier Solana: Chaves no hace frente a la corrup-cin en Andaluca. Pregunta Solana a Chaves : Por que no preguntas a la gente lo que ha pasado en la costa de tu territorio? Pedro de Tena: Manuel Chaves quiere que los nombrados a dedo se queden fi jos en la Junta. La Junta de Andaluca gasta ms del doble en publicidad de autobombo que en ayun-tamientos. El PSOE andaluz nombra directivos en las Cajas a militantes sin titulacin universitaria. El De-fensor del Pueblo Andaluz denuncia el retraso en la aplicacin de la Ley de Dependencia. Palabras propias y necesarias: Gracias a Pepe Rojas, ms que mi abogado un Amigo, a la Polica Local y a la Guar-dia Civil de Utrera. A propsito de la Guardia Civil, sus dependencias son ercermundistas, el espacio que tienen para realizar su trabajo es vergonzoso, exactamente igual que sucede con los Juzgados de Utrera. Termino con palabras para mi hijo leda