Nu Gráfica 04

Click here to load reader

  • date post

    08-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    223
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Noticias Universitarias Universidad Nacional de Cuyo Argentina

Transcript of Nu Gráfica 04

  • 1nugrafi [email protected]

    noticias y universidad

    AGOSTO2010

    Asignacin Universal por Hijo

    Inclinando la balanza

  • 2

  • 3en este nmero

    Informe Ro Potasio 4Colegios 7Divulgacin cientfi ca8Egresados11Alain Rouqui12 Matrimonio Igualitario14

    Asignacin Universal 16 Fiesta del libro 20

    Estudiantes 22Vida Saludable 26

    Rector UNCUYO: Ing. Agr. Arturo Somoza.Vicerrector UNCUYO: Dr. Gustavo Kent.

    Coordinadora General: Natalia Bulacio.Redaccin: Alejandro Rotta, Leonardo Oliva, Dpto de Prensa (Rectorado), Marcelo Ripari y Ana Bajuk.Fotografa: Marcelo Fernndez, Marcelo lvarez.

    Diseo original: Dpto. Diseo CICUNC.Impresin: Artes Grfi cas Unin.

    NU Grfi caEste medio es propiedad de la UNCUYO.Se autoriza su reproduccin citando la fuente.El contenido de las notas fi rmadas no refl eja nece-sariamente la opinin de la Universidad.

    Tirada de esta edicin: 30.000 ejemplares.

    Para anunciar en este medio llmenos al 0261 424 5878.

    CICUNC, Centro UniversitarioM5502JMA Mendoza. Rep. Argentinanugrafi [email protected]

    Temas como la Asignacin universal por Hijo, Ro Potasio Colorado, la

    resignifi cacin en la relacin con los egresados y los estudiantes, el aporte

    palpable de nuestros docentes, la divulgacin cientfi ca, nos convocan

    nuevamente a celebrar este espacio. Ya que las universidades estn haciendo

    mucho y bien con los recursos que disponen, pero evidentemente, para convertir

    nuestra efi ciencia actual en una mejora sustancial y global, hay que atender

    a las gestiones en trabajo coordinado con la sociedad. Y de esta manera

    crear entornos y polticas que concentren talento y le den la oportunidad de

    expresarse en conocimiento.

    Es importante para nosotros trasladar a la opinin pblica los avances reales

    de las universidades, para que los ciudadanos tengan una percepcin clara de

    cules son los desafos y conocer adems, en qu se est trabajando. Puesto

    que al fi nal, el conocimiento y las transformaciones lo generan las personas

    capaces de descubrir, comprometerse, accionar y comunicar, y esto tenemos que

    hacerlo entre todos, no es trabajo exclusivo de los rectores, de los polticos o de

    los empresarios. Es una tarea que convoca a toda la sociedad.

    En un Estado de Derecho, las polticas pblicas deben ser la traduccin de las

    leyes sobre una determinada materia (regulacin, educacin, desarrollo social,

    salud, seguridad pblica, infraestructura, comunicaciones, energa, agricultura,

    etc.). Es en este contexto que la universidad se plantea el reto de construir

    polticas de desarrollo de la educacin superior - desde una identidad muy

    propia- que permitan alimentar su posicionamiento como institucin pblica,

    desde una accin ms cercana a las necesidades de construccin de un estado

    democrtico, plural e inclusivo. Porque se hace un especial hincapi en el

    ejercicio tico y en la vocacin que contribuya a la elevacin de la calidad de

    vida de todos.

    n 4

    Ing. Agr. Arturo R. Somoza | rector de la UNCUYO

  • 4

    Informe

    No todo lo que brilla es... Potasio

    Ro Potasio Colorado no

    forma parte de la llamada

    minera contaminante pero

    resulta preocupante que se

    lleve adelante un proyecto

    meramente extractivo, de un

    recurso no renovable, con

    altsimos costos para el pas

    en gas, en energa elctrica, en

    agua. Los especialistas opinan

    mientras algunos legisladores

    miran para otro lado.

    Por Marcelo Ripari

    presa pagara un 1% sobre facturacin (adicional al 3% de regalas a valor boca de mina), constituyendo un Fondo de Desarrollo Socio Ambiental. Todo ello, a pesar del dictamen negativo que emiti el Consejo Provincial del Ambiente.

    Ya en la audiencia pblica llevada a cabo en 2007 en Malarge, hubo serias objeciones al proyecto, no por el sistema de extraccin, sino por lo que dejar como pasivo ambiental a lo largo de las 4 dcadas en que durar el mismo. Para extraer el cloruro de potasio se realiza-rn cientos de pozos de a pares. En uno de ellos se introducir agua caliente a alta presin para disolver la roca que se encuentra a unos 1200 m de profundi-dad. Desde el otro pozo se bombear hacia la superfi cie esas sales de cloruro de potasio y cloruro de sodio. Preci-samente sobre el destino del sodio es donde recayeron las mayores objeciones.

    Quiz por la distancia, quiz porque no utilizar cianuro, o por otras tantas razones, el proyecto minero Potasio Ro Colorado que se llevar a cabo en Malar-ge pas desapercibido para la mayora de los mendocinos durante mucho tiem-po, hasta que se comenz a hablar de plata. All la empresa brasilera Vale, que le compr el proyecto a la multinacional Ro Tinto, extraer cloruro de potasio para ser exportado, casi totalmente a Brasil. En principio, el proyecto no forma parte de la llamada minera contaminante que combaten los vecinos y movimientos socioambientales. Con ese argumento, los legisladores provinciales autorizaron a la minera -por ley- a utilizar gran cantidad de agua del Ro Colorado (hasta 1m3/s de agua). En tanto, en agosto de 2009 el Po-der Ejecutivo aprob el proyecto mediante Declaracin de Impacto Ambiental, y fi rm un acuerdo con Vale por el que la em-

  • 5Por cada tonelada de cloruro de potasio que se extraiga, tambin se sacarn 1,21tn. de cloruro de sodio que, segn el proyecto de la empresa, sern deposita-das en la superfi cie, transformndose a lo largo de los aos en una gran montaa de sal, cubriendo un rea de 200ha por 50m de altura.

    El profesor de Geografa de la Facultad de Filosofa de la UNCUYO, Marcelo Gi-raud, grafi c que ocupara una extensin que (extrapolacin cartogrfi ca median-te) ira desde las calles San Martn a Boulogne Sur Mer y de Coln a Las Heras de nuestra ciudad. Esa extensin de sal estar sobre membranas impermeables para evitar fi ltraciones.

    Al respecto, Giraud dijo que los tcni-cos de la empresa le confi rmaron que las fi ltraciones podrn ser reducidas pero no anuladas, por lo que si la fi ltracin lle-gara a la napa fretica podra contaminar las aguas del cercano ro Colorado. Por arriba, los montes de sal sern recubiertos con capas de suelo y material volcnico extrados de la zona. Pero mientras tanto sean sellados, cosa que ocurrir cuando alcancen alturas de 40 a 50m, el viento podra erosionar parte de la sal.

    Marcelo Giraud se mostr sorprendido porque la evaluacin de impacto am-biental que hizo la empresa no tuvo en cuenta los efectos negativos del viento Zonda. En los estudios de laboratorio hicieron pruebas de vientos a velocidades de 9, 11 y 13m por segundo. Al pasar de

    una velocidad a otra comprobaron que la cantidad de partculas arrastradas se duplicaban. Imagnese con el Zonda que sopla a unos 30 m/s lo que puede suce-der. La sal que levantara el viento podra daar la vegetacin del lugar, y llegar al ro, vaticin el profesional.

    Probables solucionesLa solucin para estos problemas sera,

    segn el dictamen del COIRCO (Comit In-terjurisdiccional del Ro Colorado) y otras entidades ofi ciales, reinyectar la sal a las profundidades de donde la sacaron, es decir, a los pozos. Otra salida al problema del cloruro de sodio sera comercializarlo, pero no est en los planes de la compa-

    a. Tambin se opusieron a la pila de sal las asambleas socioambientales men-docinas, la Defensora del Pueblo de la Nacin, el estado y entidades privadas de La Pampa, Ro Negro y el sur de Buenos Aires, provincias que utilizan el agua del ro Colorado para agua potable y riego de 150.000 ha.

    Ante este problema, en junio de 2008, la empresa propuso relocalizar el depsito de sal, dejndolo no a 4km del ro Colo-rado, sino en una cuenca cerrada en su-perfi cie, a 17km del cauce. Segn Giraud, este cambio, y otros en la cubierta de la pila de sal, reducen signifi cativamente el riesgo de salinizacin del ro, pero sin anularlo por completo.

  • 6

    Recientemente, las organizaciones so-cioambientales, han hecho saber tambin su preocupacin sobre el carcter de sustancia metalfera del potasio, como lo establece el Cdigo de Minera de la Na-cin. En este sentido han enviado cartas al gobernador y al vicegobernador, cuyas copias tienen en sus manos algunos legis-ladores provinciales. Las objeciones estn basadas en el art. 3 de la Ley provincial 7722 que establece el procedimiento a seguir para la aprobacin de los proyectos de minera metalfera, cualquiera sea su mtodo de explotacin. En ese sentido, la norma prev que, para tales tipos de proyectos, la Declaracin de Impacto Am-biental sea ratifi cada por ley, cuestin que no ha ocurrido. Adems, el mismo artculo estipula que se debe incluir y evaluar una Manifestacin Especfi ca de Impacto Ambiental sobre el recurso hdrico. El pro-yecto Potasio no cuenta con ese estudio sobre el agua, y la negativa expresada en el dictamen sectorial del Consejo Provincial del Ambiente fue descartada sin fundamentacin en el expediente.

    Este proyecto sera realmente lucrativo para Mendoza si en lugar de extraer el clo-ruro de potasio y llevarlo en bruto a Brasil, lo procesramos y lo comercializramos desde ac, con todo el valor agregado que eso implicara, nos dice el vicepresidente de la cmara de turismo de la provincia, Alberto Lucero.

    Segn el profesor Marcelo Giraud, la empresa facturara un promedio de

    1.000 millones de dlares al ao, de los cuales el Estado mendocino (propietario del mineral) percibira unos 35 millones en concepto de regalas, el adicional establecido por el Acuerdo con Vale, y el canon por uso de agua del ro. En tanto, la Nacin cobrara un 5% de retenciones a las exportaciones, y 35% de impuesto a las ganancias, aunque con desgravaciones especfi cas