MUNDO ODONTOLOGICO

of 36/36
MUNDO ODONTOLÓGICO La revista de los Profesionales…
  • date post

    23-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    222
  • download

    0

Embed Size (px)

description

La revista dirigida al Odontológo Contemporáneo de habla hispana

Transcript of MUNDO ODONTOLOGICO

EDITORIAL

MUNDO ODONTOLGICOLa revista de los Profesionales

EDITORIAL Mundo Odontolgico ahora est en el ciberespacio!

En esta aldea global, agitada y cambiante donde la informacin se genera, modifica y fluye un gas casi infinito, MUNDO ODONTOLGICO no poda ser la excepcin. Por ello, a partir de ahora complementaremos la edicin impresa con la edicin digital.

Los artculos, entrevistas, novedades e informacin de nuestra revista estarn al alcance de ms lectores, y las fronteras territoriales y celulsicas ya no sern limitantes. Colegas y amigos de habla castellana, en Amrica latina y Europa, tambin podrn acceder a la misma.

Esta nueva etapa digital, permitir acercarnos ms con ustedes e interactuar sin limitaciones.

Seguiremos contando con nuestros colaboradores de lujo y, como mencionamos en nmeros previos, deseamos seguir cumpliendo un destacado rol dentro de la sociedad, comunicando, enseando, informando y entreteniendo.A todos nuestros lectores y auspiciadores, por su apoyo,

Muchas gracias!El Editor

DIRECTORIO.- Presidente de la Fundacin Sigma Dental: Dr. Carlos Marrero Cisneros

Secretaria de la Fundacin: Noem Malav

Diseo: Grupo Fundacin SigmaDiagramacin: Grupo Fundacin SigmaISBBN:

Fotografa: cortesa: Free photo.com, archivosDireccin: Av. Eugenio Mendoza c/1ra transversal. Ed. Torre Banco Lara, Mezzanina, La Castellana Webmaster: www.fundacionsigmadental.com.veTelfonos: +58 212 2652680

[email protected]@S DE NUESTROS LECTORES

Seores MUNDO ODONTOLGICO, He esperado el nmero de Mundo Odontolgico pero ha tardado en salir. Cuando ustedes publiquen el siguiente nmero, pongan temas de educacin sexual y enfermedades de ese tipo. Con tantas enfermedades rondando por ah, hasta da miedo hasta de saludar, y con la gripe A-H1N1, ni hablar. Carola Prez La Candelaria.

Estimada Carola, gracias por tu mensaje. En prximas entregas haremos una seccin dedicada a lo que pocos se atreven hablar: Los riesgos del sexo. Tambin nos referiremos sobre los miedos y sus consecuencias.

Seor MUNDO ODONTOLGICO, Quisiera dar una sugerencia, Porque no hacen remembranzas de los profesores mas recordados de la Facultad de Odontologa de la Universidad Central de Venezuela u de otras Universidades as como autoridades gremiales?... Quien no quisiera ver a su profesor o profesora favorita en las pginas de Mundo Odontolgico? Sera un homenaje para con ellos. Astrid Espejo CC. El Palito.

Estimada Astrid, Estamos conectados. En el prximo nmero publicaremos entrevistas a destacados odontlogos que han marcado hitos en nuestro pas. Gracias por escribir.

Seores MUNDO ODONTOLGICO, Quisiera colaborar presentado un artculo de mi especialidad en su revista. Cmo podra hacer para ser colaborador en MUNDO ODONTOLGICO? Saludos y xitos, Carlos Romero Tucupita.

Estimado Carlos, Gracias por tu inters en ser colaborador de nuestra revista. Que debes hacer? Simplemente envanos tu artculo o comentarios a las direcciones abajo indicadas.

Seores MUNDO ODONTOLGICO, Deseo sugerir una seccin social en su revista. Dicha seccin puede servir de nexo comunicacional entre los lectores y sus instituciones representativas como Facultades de Odontologa, Universidades, Sociedades cientficas entre otras. De esa manera podemos saber de primera mano, lo que se hace en esas sociedades e interactuar con otros colegas e iniciar amistades, y porque no, hasta podra encontrar mi media naranja. Tania, La Solitaria

Estimada Tania, Nos parece muy buena idea la interaccin social! Si, en ese transcurso, encuentras a tu media naranja, y si la cosa va para la iglesia, nos avisas para cubrir la boda!...

Nota del Editor.- Si usted amigo lector(a), tiene una inquietud, preferencia o sugerencia que desea se incluya en los prximos nmeros de su revista, MUNDO ODONTOLGICO, por favor envenos un correo electrnico o comunquese con nosotros:

Dr. Carlos Marrero [email protected] Luis A. Guevara [email protected] o llmenos: (212) 265 2680

Tema de Investigacin

Por qu es denominado actualmente tumor odontognico qustico queratinizante al queratoquiste odontognico?

Presentacin de un caso y revisin de la literatura

Villarroel Dorrego Mariana1, Porras Daniela2, Rodrguez [email protected] de Medicina Estomatolgica Universidad Central de Venezuela. Especializacin de Ciruga Bucal y Maxilofacial Universidad Gran Mariscal de Ayacucho.

1 Especialista tratamiento tabaquismo, MSc Medicina Bucal, PhD Patologa Bucal y Maxilofacial, Directora del Instituto de Investigaciones Odontolgicas UCV, Presidenta Sociedad Venezolana Medicina Bucal.2 MSc Medicina Bucal, Universidad Central de Venezuela

3 Especialista en Ciruga Bucal y Maxilofacial. Adjunto al Postgrado de Ciruga Bucal y Maxilofacial Hospital General del Oeste Dr. Jos Gregorio Hernndez.

Resumen

El tumor odontognico qustico queratinizante (TOQQ) es un tumor benigno de origen odontognico, el cual fue considerado hasta muy recientemente una lesin qustica denominada Queratoquiste odontognico. Debido a su agresivo comportamiento clnico, el alto porcentaje de recurrencia y lo radical del tratamiento, diferentes estudio clnicos, histopatolgicos y moleculares hacen considerar el TOQQ una neoplasia benigna de origen odontognico, revestido por epitelio estratificado paraqueratinizado, potencialmente agresivo. El propsito de este trabajo es la descripcin de un caso en paciente femenina de 34 aos de edad quien presenta imagen RL multilocular extensa que ocupa cuerpo y rama mandibular, cuyo estudio histopatolgico previa biopsia incisional concluy TOQQ. Se realiz la determinacin de Ki-67 mediante inmunohistoqumica para planificar el tratamiento quirrgico.

Palabras clave: Tumor Odontognico Qustico Queratinizante, Queratoquiste Odontognico, Tumor Odontognico.Introduccin

El TOQQ fue descrito por primera vez por Philipsen en 1956 quien lo reporta como Queratoquiste Odontognico (QQO), en 1963 Pingborg y Hansen describen sus caractersticas clnicas y radiogrficas (1,3,4); y actualmente la OMS (2,12) lo design como TOQQ y lo define como tumor benigno de origen odontognico, Intraseo, uni o multilocular, con un revestimiento caracterstico de epitelio estratificado paraqueratinizado (1,2,3,4,5,12). Se considera potencialmente agresivo y con comportamiento infiltrante, de presentacin nica o mltiple, esta ltima cuando est asociado al sndrome nevoide basocelular (NBCCS) (2,7,8,11,12).

El TOQQ deriva de los restos de la lmina dental (2,9), pueden aparecer en cualquier edad aunque demuestra un pico mximo de incidencia entre la segunda y tercera dcada de la vida, es ms comn en hombres y es la zona posterior de la mandbula donde se localiza con mayor frecuencia (1,2,3,4,5,12). Su comportamiento clnico es agresivo pero generalmente asintomtico (1,2,3,4,5,10,12) y radiogrficamente se evidencia como una lesin radiolcida uni o multilocular que est asociado en el 40% de los casos a un diente retenido (1,2,3,4,5,12,14).

Histopatolgicamente se observa como una lesin de estructura qustica delineada por epitelio odontognico estratificado paraqueratinizado, delgado, con un espesor uniforme entre 5 y 8 capas de clulas, con una superficie luminal recubierta por paraqueratina, que a menudo aparece corrugada o en forma de ondas. Las clulas de la capa basal tpicamente se disponen en empalizada y muestran ncleos hipercromticos (1,2,8,9,10,11,12).

Para realizar el diagnstico, adems de la historia clnica, mtodos imagenolgicos (1,5,10,12,14) y otros procedimientos como la puncin y aspiracin por aguja fina (PAAF) (15,16), es necesario y concluyente el estudio histopatolgico (1,2,3,4,12). El pronstico es reservado debido a la alta tasa de recurrencia a nivel local y el tratamiento es principalmente quirrgico (17,18,19,20,21, 22).

Reporte del Caso

Se trata de paciente femenina de 34 aos de edad, sin historial mdico contributorio quien acude a consulta referida por el odontlogo general por presentar al examen radiogrfico imagen radiolcida en mandbula.Al examen extrabucal en la foto frontal se observa balance de los tercios y simetra en ambos lados de la cara, aunque se puede mculas pardas en enca adherida.(Fig. 1 y 2).

Fig.1 Fotografa Frontal la cual evidencia ligero aumento de volumen en la zona del ngulo mandibular izquierdo.

Fig.2 Examen intrabucal.En la radiografa panormica se observa paciente totalmente dentada, con mltiples imgenes radiopacas compatibles con restauraciones dentales, neumatizacin del seno maxilar derecho e imagen radiolcida multilocular que se extiende desde el pice de la raz distal del 3.6 hasta la rama mandibular sin afectar la escotadura ni el cndilo, con mltiples lculos bien definidos, que compromete al canal del nervio dentario inferior. Tambin se observa reabsorcin radicular del pice de la raz distal del 3.6 y de las races del 3.7 hasta su tercio cervical (Fig. 3).

Fig.3 Radiografa panormica donde se observa imagen RL multilocular en la zona mandibular izquierda que causa rizalisis.Se realizan las pruebas de vitalidad en los dientes asociados a la lesin (3.6 y 3.7) y los resultados fueron positivos al fro y la percusin vertical y negativos al calor, por lo que se concluye que los dientes se encuentran vitales.

Al estudio tomogrfico se puede evidenciar en un corte coronal y en ventana de tejido blando una imagen isodensa bilobulada con una zona hiperdensa alrededor que corresponde a una cortical continua con pequeas imgenes hiperdensas es su interior, en la imagen de reconstruccin 3D se evidencia la fenestracin de la cortical lingual mandibular (Fig. 4).

Fig. 4 TC corte coronal y reconstruccin 3D

Debido a las conclusiones arrojadas por los exmenes clnicos e imagenolgicos se toma como diagnstico provisional ameloblastoma convencional vs. TOQQ por ser stas lesiones tpicas en la zona posterior de la mandbula con patrn radiogrfico radiolcido multilocular en el rango de edad de la paciente.

Posterior a la indicacin de exmenes de laboratorio de rutina se realiz biopsia incisional bajo anestesia local en la cual se extrajeron 3 fragmentos correspondientes uno a tejido duro, otro a la membrana de la lesin y otro a su contenido (Fig. 5). Al control clnico postoperatorio a los 14 das observamos un patrn de cicatrizacin normal, se realiza tambin control radiogrfico en el cual no se evidencia ningn tipo de disminucin de tamao de la lesin.

Fig.5 Biopsia Incisional. Macro de la lesin

El estudio histopatolgico revel la presencia de una lesin tumoral de estructura qustica delineada por epitelio plano estratificado paraqueratinizado de espesor uniforme conformado por 4 o 5 capas de clulas aproximadamente, de superficie corruada y repleta de queratina acumulada en el lumen. La capa basal se observ conformada por clulas en empalizada con ncleo hipercromtico. Por debajo del epitelio, la pared de tejido conjuntivo se evidenci conformado por fibras colgenas, fibroblastos y vasos sanguneos (Fig.6).

Se realiz estudio de inmunohistiqumica para Ki67 con la finalidad de determinar el potencial proliferativo del tumor y dar lugar al tratamiento adecuado. La expresin de Ki-67 se observ supeditada a la capa basal de epitelio, con un bajo porcentaje de expresin e intensidad (Fig.7), por lo cual se ndic tratamiento quirrgico conservador con las siguientes directrices: Colocacin de Arcos de Erich, enucleacin, ostectoma perifrica y exodoncia de 3.6 y 3.7, colocacin de placa de reconstruccin mandibular y reconstruccin inmediata con injerto particulado de cresta ilaca, por medio del cual se elimina la totalidad de la lesin (Fig. 8).

La histopatologa del espcimen completo confirm el diagnstico de la biopsia incisional (Fig. 6). Se realiz control clnico y radiogrfico a los 2 meses posteriores a la ciruga donde se observa la placa de reconstruccin mandibular y la zona correspondiente al lugar donde se ubicaba la lesin se encuentra ahora ocupada por hueso proveniente del injerto de la cresta ilaca, se observa todava la zona de cicatrizacin de la exodoncia del 3.6.

Discusin

El TOQQ es un tumor benigno de origen odontognico, el cual anteriormente estaba clasificado dentro de los quistes odontognicos (2). El cambio de clasificacin de quiste a tumor, se debe a mltiples estudios realizados usando marcadores moleculares, para la identificacin del potencial proliferativo (PCNA, Ki-67, entre otros) (7,8,10,11,12,13) con la finalidad de aclarar su comportamiento clnico, realizar el tratamiento adecuado y dar lugar a un certero valor pronstico (12) . Un estudio de Masayuki et al. (1) donde se evaluaron diez especmenes quirrgicos de TOQQ, quiste dentgero y quiste radicular mostr que TOQQ expresaba los ndices ms altos de Ki-67 a nivel de las capas suprabasales con un porcentaje de 31,3%, en contraste con el quiste dentgero y quistes radicular con ndices muy inferiores de Ki-67 (0.4 y 0.8% respectivamente), lo cual indica la naturaleza neoplsica de la lesin y sugiere el uso de Ki-67 como una herramienta pronstico de la misma (1).

Su caracterstica clnica ms importante es su carcter potencialmente destructivo a nivel local, su alta tasa de recurrencia de un 5 a un 65% (1,2,3,4,5,12) y su comportamiento mltiple en los casos de NBCCS (6,7). A menudo estas lesiones son asintomticas; y son descubiertas durante el examen radiogrfico de rutina (1,2,3,4). Los de gran tamao podran causar expansin y movilidad dentaria. Algunos casos se rompen y drenan queratina al tejido circundante, provocando una intensa respuesta inflamatoria que causa dolor y tumefaccin (1,2,3,5,10,12,17).

Radiogrficamente, se observa una imagen radiolcida de bordes generalmente definidos y frecuentemente corticados, que se puede encontrar desplazando los dientes adyacentes, o reabsorbiendo los mismos en un patrn suave y regular. Esta imagen, por lo general es unilocular, pero en ocasiones tambin se presenta multilocular. (1,2,3,4,510,12,14). La Tomografa computarizada suele ser til para la deteccin de perforacin en las corticales (2,14).

Histopatolgicamente es una lesin de apariencia qustica delineada por un epitelio escamoso estratificado paraqueratinizado, delgado, con un espesor entre 5 y 8 capas de clulas, uniforme a menos que haya inflamacin. La capa basal se encuentra bien definida y est conformada por clulas cuboidales o columnares que se disponen en empalizada generalmente hipercromticas. La superficie luminal est recubierta por paraqueratina, que a menudo aparece corrugada o en forma de ondas. La luz de la lesin puede o no contener queratina (1,2,3,4,5,8,10,11,17). Pequeos quistes satlites, as como cordones o islas de epitelio odontognico pueden ser observados en la pared fibrosa (2,3,10).

El diagnstico se realiza en base a una historia clnica completa, mediante estudios imagenolgicos como la radiografa panormica y la tomografa computarizada (1,2,3,4,510,12) adems de otros procedimientos como la PAAF(15,16), pero solo se puede llegar a un diagnstico definitivo por medio de la biopsia y su estricto estudio histopatolgico (10,12). Por ser una lesin potencialmente agresiva, los pacientes deben ser cuidadosamente seguidos hasta despus del tratamiento debido a la comn presencia de quistes satlites y su tendencia a la multiplicidad (1,2,3,4,5,10,12,17).

Para el TOQQ el tratamiento es quirrgico (17,18,19,20,21,22), sin embargo existe controversia con respecto a la tcnica que brinda mejores resultados debido a su alta recurrencia. Es decisivo para la eleccin e instauracin de cualquier tratamiento, evaluar caractersticas como la localizacin, tamao de la lesin, relacin con races dentales y perforacin de corticales seas con o sin afectacin de tejidos blandos(12). La expresin de Ki-67 pudiera orientar a la toma de decisin en cuanto al tratamiento a realizar, tal como fue realizado en este caso.

Entre las tcnicas quirrgicas convencionales recomendadas se encuentran: la enucleacin y curetaje, enucleacin y osteotoma perifrica y reseccin sea. As mismo se han descrito con xito otras tcnicas alternativas de tratamiento, entre las que podemos mencionar crioterapia con nitrgeno lquido, uso de solucin de carnoy, y hasta la descompresin y marsupializacin (17,18,19,20,21,22). Estas ltimas avalando el concepto de tratarse de una lesin qusitica y no tumoral. En este sentido, an persisten muchas controversias y ms estudios a largo plazo, incorporando marcadores tumorales y seguimiento clnico deben ser realizados.

Sea cual sea la teraputica aplicada es indispensable mantener controles clnicos y radiogrficos estrictos y vigilancia peridica para manejar las recidivas precozmente en caso de suceder en etapas tempranas (12,17).

Referencias

1. Shear M. Odontogenic keratocysts: natural history and immunohistochemistry. Oral Maxillofacial Surg Clin N Am 15 (2003) 3473622. World Health Organization. Pathology & Genetics Head and Neck tumors. Edited by Leon Barnes, John W. Eveson, Peter Reichart, David Sidransky. International Agency for Research on Cancer, IARC press Lyon, 2005.3. Sapp JP, Eversole LR, Wysocki GP. Tumores odontgenos. Odontoma. En: Sapp JP, Eversole LR, Wysocki GP. Patologa oral y maxilofacial contempornea. 2a ed. Madrid: Mosby Elsevier; 2005. p. 156-9.4. Neville B et al. Oral & Maxillofacial Pathology. 2 ed. United States of America: Philadelphia; 2002.

5. Shear M et al. Odontogenic keratocysts: clinical features. Oral Maxillofacial Surg Clin 2003; 21: 335456. Katase N et al. Analysis of the neoplastic nature and biological potential of sporadic and nevoid basal cell carcinoma syndromeassociated keratocystic odontogenic tumor. J Oral Pathol Med 2007; 36: 55047. Amorin R et al. Immunohistochemical assessment of extracellular matrix components in syndrome and non-syndrome odontogenic keratocysts. Oral Diseases 2004; 10: 265708. Kolar Z et al. Immunohistochemical analysis of the biological potential of odontogenic keratocysts. J Oral Pathol Med 2006; 35: 75809. Gmez M, Campos A. Histologa y embriologa bucodental. Espaa: Madrid; 1999.

10. Stoelinga P. Etiology and pathogenesis of keratocyst. Oral Maxilofacial Surg Clin. 2003; 15: 317-24.

11. Shear M. The aggressive nature of the odontogenic keratocyst:is it a benign cystic neoplasm? Part 2. Proliferation and genetic studies. Oral Oncology 2002; 38: 32331.12. Prez E, Lpez-Labady J, Villarroel-Dorrego M. Quiste odontognico ortoqueratinizado: Una nueva entidad derivada del queratoquiste odntognico. Revisin de la Literatura. Acta Odontol Venez. 2006; 44(3): 419-23.13. Clark P et al. Expression of p53, Ki-67, and EGFR in odontogenic keratocysts before and after decompression. J Oral Pathol Med 2006; 35: 56872.14. Rensburg L et al. Correlative MRI and CT imaging of the odontogenic keratocyst: a review of twenty-one cases. Oral Maxillofacial Surg Clin. 2003; 15: 363382. 15. Vargas P, Prez D, Mata G et al. Fine needle aspiration cytology as an additional tool in the diagnosis of odontogenic keratocyst. Cytopatology. 2007; 18: 361-66.16. Agust M et al. Differentiation of odontogenic keratocysts from nonkeratinizing cysts by use of fine-needle aspiration biopsy and cytokeratin-10 staining. J Oral Maxillofac Surg 2000; 58:935-40.17. Chirapathomsakul D et al. A Review of odontogenic keratocysts and the behavior of recurrences. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod. 2006; 101(1): 5- 1118. Giuliani M., Giovanni B., Bisceglia M.,Herb K. Conservative management of a large odontogenic keratocyst: Report of a Case and review of the literature. J Oral Maxillofac Surg. 2006; 64:308-16.

19. Maurette P., Moraes M. Conservative treatment protocol of odontogenic keratocyst: A preliminary study. American Association of Oral and Maxillofacial Surgeons. 2006.

20. Young-Soo Jung, Sang-Hwy Lee, Hyung-Sik Park . Decompression of large odontogenic keratocysts of the mandible. J Oral Maxillofac Surg 2005; 63:267-71.

21. Pogrel M.Treatment of Keratocysts: The case for decompression and marsupialization. J Oral Maxillofac Surg 2005; 63:1667-73.

22. Ghali G. Surgical management of the odontogenic keratocyst. Oral Maxillofacial Surg Clin N Am 15 2003; 38392.QUE HACER CUANDO LLEGUEN LAS VACACIONES, cuando ocurre una emergencia dental?

Cuando tenemos la oportunidad de liberarnos de la rutina del trabajo o de cambiar de ambiente, nos gusta salir de la ciudad. Estemos donde estemos, tomamos una maleta, maletn o bolso y, dependiendo del temporadista, lo llenamos de todo, o de lo mnimo.

Si pensamos ir a la playa, colocamos las ropas de bao, bronceadores, paletas, pelotas y cuanto implemento playero se requiera. Ah ni hablar de la infaltable cavita, para cuidar y mantener las fras.

Las damas de igual manera: dependiendo del peso, masa muscular y superficie cutnea, ser el rea de la superficie de la ropa de bao: Ms peso, ms tela; menos peso o menos masa corporal, menos tela. Es una proporcin directa.Pero a fin de no perder lo que deca el ttulo, que hacer si durante la playita o en cualquier otro sitio, lejos de la ciudad, durante las esperadas vacaciones, ocurriese una emergencia dental?

Qu hacer? Llamar al odontlogo y pedirle que vaya a verlo? Llamar a un helicptero que acuda al rescate? Existen datos donde la Asociacin Dental Americana muestran que emergencias ms frecuentes son: mordeduras de lengua, mordeduras de labios, objetos incrustados entre los dientes o encas, dientes rotos, dientes salidos, golpes fuertes en la mandbula o rotas o simple un dolor de muelas.

Claro uno puede pensar que esos labios rotos pueden ser debido a un apasionado sculo, azuzado por una dosis doble de chipichipi fresco, o que ese diente roto, haya sido el resultado de una discusin fraterna y acalorada por defender al candidato favorito de las prximas elecciones. Pero ocurre que tambin las jugosa empanada de cazn, a veces trae de apa o contrabando, una perlita o una piedrita, y al darle el primer mordisco asesino, Zs nos rompe el delicado trabajo hecho por el prostodoncista. A veces sucede que de tanto beber scotch de 18 con soda, el pH cido del drink acelera el proceso de descalcificacin del esmalte del cuello del diente, apareciendo esa sensacin de molestia al fro O en otros casos los nervios de las piezas dentales se creen nudistas pues se exponen y hasta quieren tomar sol y entonces el dolor de muelas (o de diente) que hace ver al prncipe de las tinieblas pues el dolor es insoportable.

En esos casos, Que hacer? Cmo proceder?

Bueno presentaremos unos tips tanto para el Odontlogo, para que ofrezca sus servicios y para el paciente, a fin de que pueda resolver ese doloroso problema.

Si usted, paciente, va a viajar y tiene un tratamiento odontolgico, apresrese en terminarlo.

Si usted ya est de viaje, y ocurre la emergencia odontolgica, dependiendo del suceso, enjuguese con agua tibia. Luego aplquese una compresa fra en el rea afectada.

Si es un trauma, un diente roto, cado, o partido, observe si el diente est entero o si ha quedado restos de raz. Si se cay al piso lmpielo cuidadosamente y colquelo en un vaso con leche, hasta encontrar auxilio dental. Si es un nio que por un golpe, o algo similar, se le cae el diente, colquelo en una clara de huevo. La leche o la clara de huevo, proveer la proteccin necesaria, por tiempo limitado, a las clulas viables que rodean a la pieza, o piezas dentales que salieron por el trauma. Si usted es Odontlogo y no est de vacaciones?... Si usted Doctor y vive o trabaja cerca de lugares tursticos, promocinese! Visite los hoteles cercanos o lugares de atraccin y ofrezca sus servicios o djeles varias tarjetas de su clnica o consultorio y mencione a los conserjes o gerentes del hotel, sobre sus servicios, para que lo contacten cuando alguien necesite de ayuda.

Otro lugar para que usted visite y se promocione es visitar el hospital o clnica local. En situaciones de emergencia dentales donde se produce un montn de prdida de sangre, los pacientes suelen acudir a la sala de emergencias.

Cuando vea a las enfermeras de la sala de emergencias, o la Jefa de ellas, presntese y dgales que usted practica el cuidado dental de emergencia. Asegrese de hacer hincapi en su capacidad para manejar emergencias dentales como parte de los servicios de su clnica y solicite que se mencionen sus servicios.

Finalmente no olvide la publicidad. Poner un anuncio en el diario o boletn de la comunidad. Si quiere que su anuncio tenga mayor audiencia, colquelo en el lugar ms representativo o emblemtico (un puente, el ingreso a una playa o un lugar muy concurrido).

De esa manera usted estar contribuyendo a la solucin de emergencias que vacacionistas o temporadistas, pueden tener Bye,. Tengo una cita con mi Dentista!Fuente: Vacation emergencies by Lauren Bryant, Associate Web Editor

http://www.dentalproductsreport.comTema Central:

ASPECTOS EPIDEMIOLGICOS DE LA DIABETES,

LA PERIODONCIA Y LA MEDICINA

EN EL SIGLO XXI

Dr. Alejandro Mijares Gil, Dr. Alejandro Jos Mijares Mndez.

Este artculo tiene su origen en una conferencia, la cual estimamos sigue manteniendo plena vigencia, y que dictamos, padre e hijo, en el seno del Congreso de la Sociedad Venezolana de Periodoncia realizado en el ao 2007. Tena como objetivo principal alertar a toda la profesin odontolgica, y en especial a los cirujanos y periodoncistas, de uno de los fenmenos epidemiolgicos ms alarmantes de este siglo XXI con el cual estamos batallando: La Diabetes. Esta enfermedad nos servir de soporte y de ejemplo para invitar a la profesin odontolgica para que se apegue ms a la medicina en beneficio de todos nuestros pacientes, ya que muchos de ellos pueden presentar esta enfermedad, la cual repercute de manera importante en la salud bucal de ellos.

Para dar a conocer los mltiples aspectos relativos a esta enfermedad en estos tiempos que vivimos, hemos revisado varias fuentes bibliogrficas. La primera que llam nuestra atencin fue la Revista TIME, de alta difusin internacional, de Junio 25 a Julio 2 del 2007, cuyo ttulo es: Nosotros somos lo que nosotros comemos (1). All se seala que histricamente, en las diferentes regiones del mundo, ha existido diferencias importantes en la cultura alimenticia en base a las posibilidades locales para obtener los alimentos como tambin la capacidad para adquirirlos. Se ha evidenciado que existen estas diferencias en cuanto a la calidad y la cantidad de la comida y que el desarrollo social, econmico y cultural de los pueblos es un factor determinante en estas diferencias. Sin embargo, en los ltimos tiempos se ha comprobado un proceso de homogenizacin de las costumbres alimenticias ello en la medida que los medios de comunicacin se hacen ms eficientes en la promocin y estmulo a la ingesta de determinados tipos de alimentos, los cuales lejos de favorecer el mantenimiento de una condicin de salud sana, se induce a la poblacin hacia el consumo de grasas saturadas y de comidas que desplazan el consumo de granos y vegetales frescos. As vemos como cada da se multiplican los sitios de comida rpida, los cuales aumentan el riesgo de la obesidad y de diabetes (Cuadro N 1).

Cuadro N.1.

COMO EL MUNDO COME

EN U.S.A. $

ALEMANIA USA JAPN MXICO

SUDAN x1

REFUGIO

BREIDJING

Granos o otros

Productos de almidn 31.98 17.92 31.55 15.76 0.00

Comida al da 64.33 14.51 2.26 26.81 0.00

Carne, pescado, huevos 51.31 54.92 99.80 42.81 0.58

Frutas, vegetales, semillas 78.10 41.07 81.47 44.21 0.51

Condimentos 31.83 12.51 28.28 9.37 0.13

Snacks, meriendas 14.56 21.27 15.33 6.27

Bebidas 70.17 77.75 28.40 39.07 0.00

Miscelneos 91.01 8.42

Comida preparada 66.78 24.27 21.78 4.79

Comida rpida 71.61

Restaurante 6.15

Total gastado en

Alimentacin semanal 500.07 341.98 317.25 189.07 1.23

x1: 17.8 kg de sorgo sin moler

2 kg de soya y grano mezclado

FUENTE: TIME. June 25-July 2, 2007. Pags. 42-45.

La edicin especial de la Revista de la Asociacin Dental Americana, publicada en Octubre del 2003, sobre Diabetes y Salud Bucal contiene una serie de artculos muy importantes los cuales trataremos en parte.

El Dr. Jonathan A. Ship, en Diabetes and Oral Health nos permite conocer que el Centro Nacional de Estadsticas en Salud report que en los Estados Unidos existan en 1999 ms de 10 millones de personas que padecan diabetes, distribuidos en los blancos, negros, hispnicos y otras razas. Para 1997 se estimaba que en todo el mundo 124 millones de personas vivan con diabetes y que para el 2010 esta cifra ser de 221 millones de personas, habiendo zonas donde esta cantidad se duplicar y triplicar, como en Asia y frica. La diabetes es la sexta causa de muerte en los Estados Unidos pues en el ao 2001, se reportaron ms de 71.000 casos. Segn la raza, existen diferencias importantes. En 1996 una encuesta concluy estableciendo que 8.7 % de las personas blancas de 65 y ms aos tenan diabetes, mientras que los negros tenan esta enfermedad en un 19.9%. La obesidad es el factor de mayor riesgo para el desarrollo de la diabetes en cualquiera de las edades. (2).

Se ha reportado que en todas las edades ha venido aumentando el nmero de casos de diabetes. Se estima que esta enfermedad metablica crnica afecta en los Estados Unidos por lo menos a un 5% de la poblacin, y que existe entre un 2% o 3% de las personas a las cuales no se les ha diagnosticado. Tambin hay que considerar que la expectativa de vida ha venido en aumento y con ello, el nmero de pacientes diabticos que visitarn nuestros consultorios tambin ascendern.

El Dr. Paul A. More y colaboradores, reportaron que la diabetes ha venido aumentando en todas las edades. Describen varias clasificaciones de diabetes, como por ejemplo la diabetes juvenil y la del adulto, y ms recientemente las diabetes mellitus insulino dependientes (IDDM) y la diabetes mellitus Tipo 1 y 2, la gestacional y otros tipos. Establecer la incidencia y prevalencia de ellas es extraordinariamente difcil, ya que depende de la geografa, la edad, el sexo, la raza, cambios demogrficos y tambin en los criterios de diagnstico.

Diabetes Tipo 1.- Antiguamente, la diabetes juvenil era exclusivamente Tipo 1, la cual tiene una base inmunogentica, pero actualmente se est encontrando, cada vez ms casos de diabetes Tipo 2, la cual est relacionada con obesidad. En los Estados Unidos se estima que la prevalencia de casos de jvenes menores de 15 aos, fue de 812.550 en 1995 y que aumentar a 1.087.800 para el ao 2010. En el Caribe la prevalencia es parecida a los Estados Unidos. La incidencia de la diabetes Tipo 1 en Estados Unidos vara de 11.7 a 17.8 casos por 100.000 personas por ao.Diabetes Tipo 2.- La prevalencia de este tipo de diabetes se est incrementando en todo el mundo ya que las personas viven por ms tiempo y tambin por el incremento de la obesidad. Este tipo de diabetes se relaciona de manera importante con los hbitos alimenticios que la inducen y que cada vez se hace ms frecuente en personas de edades ms tempranas, inclusive en nios.

Se estima que la prevalencia es de 4% en la poblacin mundial, y se espera que aumente a un 5.4% en el 2025. En los Estados Unidos la prevalencia diagnosticada del Tipo 2 en adultos se increment de un 4.9% en 1990 a un 6.5% a la fecha. Para todo el mundo se espera que pasen de 135 millones de personas a ms de 300 millones. Este aumento ser ms evidente en los pases desarrollados.

Nos debe causar una profunda preocupacin la estimacin de que uno de cada tres nios nacidos en el ao 2000, sern diabticos y en el caso de los hispanos ser de uno de cada dos. Ms de un tercio de las personas que sufren de diabetes no lo saben y adems de ello se ha evidenciado la existencia de un sub registro de esta enfermedad. Por lo tanto, debemos suponer una situacin peor a la que hemos venido sealando.

Existen una serie de circunstancias que nos permiten estar alertas ante casos con diabetes: personas de 45 y ms aos; obesidad; pertenecer a la raza Hispano-Americana o Africo-Americana; hipertensin; prdida de peso, sedentarismo y el vicio de fumar.

Se puede concluir expresando que el 5% de todos los pacientes vistos en la consulta odontolgica tiene diabetes. Este porcentaje aumenta de un 20% a un 25% en los pacientes de 60 a 70 aos de edad.

Los odontlogos debemos estar alertas ante los sntomas y signos que generalmente se presentan en nuestros pacientes relativos a esta enfermedad, los cuales pueden ser exacerbados con prcticas nocivas como el sedentarismo y el tabaquismo y que de manera resumida podramos resear:

-Gingivitis

-Periodontitis

-Prdida de hueso alveolar

-Infecciones repetidas

-Aumento de riesgo de caries dental

-Resequedad bucal. Xerostalmia

-Sed

-Desrdenes de la mucosa bucal: liquen plano, hongos, candidiasis

-Cambios en la capacidad de sentir los sabores

-Ardor en la boca

-Retinopatas

-Desrdenes de la visin, ceguera (3).

La Asociacin Americana para la Diabetes ha establecido el criterio de que existe una gran cantidad de personas sin diagnstico de esta enfermedad y que las pruebas diagnsticas deben ser hechas cada vez de manera ms frecuente en vista de que esta enfermedad se incrementa permanentemente. Los odontlogos tienen un gran rol a cumplir refiriendo a los pacientes con manifestaciones bucales que sugieren diabetes a los mdicos para su evaluacin y el tratamiento. (4).

En Venezuela se han adelantado varios estudios epidemiolgicos sobre la diabetes. La Dra. Gisela Merino de Mndez y colaboradores (1.998) establecieron que la diabetes Tipo 1 es una de las enfermedades crnicas ms frecuentes de la edad peditrica, siendo una de las primeras causas de morbi-mortalidad en Venezuela, cuyas complicaciones a largo plazo no slo disminuyen la calidad de la vida del individuo, sino que adems proporcionan un riesgo elevado de muerte mas temprana que la poblacin no diabtica. La edad escolar sigue siendo la ms frecuente, llamando la atencin el nmero cada vez ms mayor de lactantes y preescolares. Se est presentando esta enfermedad a edades mucho mas tempranas que en los aos anteriores. No existen diferencias en cuanto al sexo. Existe una predisposicin gentica-hereditaria a la enfermedad y por ende de su prevalencia.(5).

Mas tarde, de nuevo la Dra. Gisela Merino de Mndez y colaboradores, (2004) publicaron un trabajo sobre aspectos epidemiolgicos de la diabetes mellitus en un sector de la poblacin infantil venezolana, el cual fue publicado en la Revista de la Sociedad Venezolana de Pediatra y Puericultura. All se evidencia la magnitud de problema para el ao 2004, ya que sealan que la diabetes mellitus se ha convertido en uno de los principales problemas de salud pblica del siglo XXI, y ha adquirido un carcter epidmico debido al aumento progresivo y explosivo del nmero de personas que la padecen. Su prevalencia se ha triplicado en los ltimos treinta aos apareciendo cada vez en edades ms tempranas.

Finalmente diagnostican a la diabetes como un problema de salud pblica para la cual todos debemos unir esfuerzos a fin de prevenirla tomando mediadas sanitarias efectivas que estimulen el cambio de hbitos y estilos de vida indeseables en la poblacin venezolana, mejorando la educacin nutricional a todos los niveles y facilitando la realizacin de ejercicio programado desde etapas tempranas de la vida (6).

De esta manera sencilla y utilizando como ejemplo a esta terrible enfermedad: la diabetes, que hemos deseado llamarle la atencin a nuestra profesin odontolgica, para que como ciencia mdica profundice sus nexos con el cuerpo mdico, en especial, en este caso, con los endocrinlogos y diabetlogos, a fin de desarrollar acciones conjuntas dirigidas al diagnstico, atencin oportuna, tratamiento y el mantenimiento de la mejor calidad de vida para nuestros pacientes proclives o no a ser afectados por la diabetes o por aquellos que ya tienen la desgracia de sufrirla.

BIBLIOGRAFA

(1) TIME June 25-July 2. 2007. Summer Journey Special Issue. By Bryan Walsh. Tokyo. Pag: 42.

(2) Ship, Jonathan. 2003. The Journal of the American Dental Association. Special

Edition. Diabetes and Oral Health. Vol. 134. Pag. 4S. Octuber.

(3) Moore, Paul, et.al. 2003. The Journal of the Dental Association. Special Edition. Diabetes. Una Epidemia que Crece en Todas las Edades. Vol.134. Pag. 11S. Octuber.

(4) Robertson, Carolyn. et. al. 2003. The Journal of the American Dental Association. Special Edition. Datos sobre el Diagnstico y Manejo de la Diabetes. Vol. 134. Pag. 16S.

(5) Merino de Mndez, Gisela. et.al. 1998. Aspectos Epidemiolgicos e Inmuno-

genticos de la Diabetes Tipo 1 en Nios Mestizos Venezolanos. Revista del

Hospital Vargas. Archivos.

(6) Merino de Mndez, Gisela. et. Al. 2004. Aspectos Epidemiolgicos de la

Diabetes Mellitus en un Sector de la Poblacin Infantil Venezolana. esCULTURAContinuando con nuestra seccin cultural, en esta oportunidad ofreceremos a nuestros lectores una serie de poemas de destacados autores latinoamericanos. Iniciaremos la presentacin con autores de Per, Venezuela, Chile, Colombia, Venezuela, Argentina entre otros. Esperemos sea de vuestro agrado.

Filigranas

Aguinaldo a mis amigos por Ricardo PalmaLima, 1 de Enero 1892

A MARAAunque a un floricultor le cause enojos,

no fue una rosa del vergel florido

quien prpura prest a tus labios rojos,

que fue tu boca de coral partido

la que dio tinte de rub encendido

a la gentil y perfumada rosa

que sobre campo de esmeralda posa.

A un poltico

(Autgrafo)

Tambin t, cobarde,

imitas a Pedro,

que neg al Maestro

en la hora suprema del conflicto, di?

O es que, desde el drama

fatal del Calvario,

en la tierra abundan

los ensabanados de Gethseman?

Ricardo Palma, escritor peruano, naci en 1833 y vivi ochenta y seis largos aos.Fuente: Biblioteca virtual Miguel de Cervantes www.cervantesvirtual.com

La Ostra y El Cangrejo

Una ostra estaba enamorada de la Luna. Cuando su gran disco de plata apareca en el cielo, se pasaba horas y horas con las valvas abiertas, mirndola.

Desde su puesto de observacin, un cangrejo se dio cuenta de que la ostra se abra completamente en plenilunio y pens comrsela.A la noche siguiente, cuando la ostra se abri de nuevo, el cangrejo le ech dentro una piedrecilla.

La ostra, al instante, intento cerrarse, pero el guijarro se lo impidi.El astuto cangrejo sali de su escondite, abri sus afiladas uas, se abalanz sobre la inocente ostra y se la comi.

As sucede a quien abre la boca para divulgar su secreto: siempre hay un odo que lo apresa.La Humilde Flor

Cuando Dios cre el mundo, dio nombre y color a todas las flores.

Y sucedi que una florecita pequea le suplic repetidamente con voz temblorosa:-iNo me olvides! No me olvides!

Como su voz era tan fina, Dios no la oa.

Por fin, cuando el Creador hubo terminado su tarea, pudo escuchar aquella vocecilla y se volvi hacia la planta.Mas todos los nombres estaban ya dados. La plantita no cesaba de llorar y el Seor la consol as:-No tengo nombre para ti, pero te llamars "Nomeolvides". Y por colores te dar el azul del cielo y el rojo de la sangre. Consolars a los vivos y acompaaras a los muertos.

As naci el "nomeolvides" o mio-sota, pequea florecilla de color azul y rojo.

SABA USTED?...

CUALES SON LOS APELLIDOS MAS COMUNES?

A continuacin mostramos los top five en algunos pases de habla hispana como Espaa, Argentina, Chile y Mxico.

Apellidos ms comunes en ESPAA1 Garca2 Fernndez3 Gonzlez4 Rodrguez5 Lpez

Apellidos ms comunes en ARGENTINA1 Gonzlez2 Rodrguez3 Gmez4 Fernndez5 Lpez

Apellidos mas comunes en CHILE1 Gonzlez2 Muoz3 Rojas4 Daz5 Prez

Apellidos ms comunes en MXICO1 Rodrguez2 Flores3 Hernndez4 Garca5 Martnez

SABA USTED QUE, QUE PUEDE VER Y LEER LA BIBLIA ms antigua, escrita a mano hace mas de 1600 aos?

Ingrese a este enlace http://www.codexsinaiticus.org/en y podr verlo.

SABA USTED QUE Al lavarse las manos usted gasta, aproximadamente SIETE litros de agua? y

-DIECIOCHO litros al lavarse los dientes

-SETENTA Y CINCO al afeitarse

-CIENTO DOCE LITROS AL LAVAR LOS PLATOS

Fuente SABEP - Brazil.

PARA SONREIR SORDO

-Diez personas van a parar al paraso- Les dice el ngel de turno: Los que le fueron infieles a su mujer que den un paso adelante...9 dan un paso adelante,Dice el ngel: Vamos, el sordo tambin !!!!

DICHOS

Quin lo dijo?- Soy de madera (Pinocho).- Creo en la reencarnacin. (Una ua)- El maestro se est haciendo la rata. (Las tortugas ninja)- Nadie es perfecto. (Nadie)- Mi marido se vive yendo por las ramas. (La esposa de Tarzn)- Voy y vuelvo enseguida. (Un boomerang)- El auto nunca reemplazar a un buen caballo. (La yegua)- Mi novio es una bestia. (La Bella)- Mi mam es una rata. (Mickey)- Estoy rodeado de animales!!. (No)- Nunca pude estudiar derecho. (El Jorobado de NotreDame)- Si no lo puedes hacer bueno, al menos que luzca bien. (Bill Gates)- Lo importante es lo de adentro. (Jack el Destripador)- No a la donacin de rganos !! (Yamaha)- Mi pap es un viejo verde. (El increble Hulk)- Estoy hecho pedazos! (Frankestein)- Seamos claros. (Un albino)- En estas fiestas no ingiera bebidas alcohlicas. (Coca-Cola)- Los Reyes Magos no existen. (Pap Noel)- Pap Noel no existe. (Los Reyes Magos)- A m lo que me revientan son los camiones. (Un sapo)- Mi novia es una perra. (Pluto)TODO ME DA VUELTAS - Doctor, me siento mal, todo me da vueltas, adems me arde el corazn.

- Mire Seorita, en primer lugar no soy doctor, soy cantinero. Usted no est enferma sino borracha, y en tercer lugar no le arde el corazn, sino que tiene una teta en el cenicero.Sicologa Natural

Uno que va paseando y se encuentra a un amigo que haca mucho tiempo que no vea y le dice:

- Hombre Paco, cunto tiempo! Dime, a qu te dedicas?

- Pues mira, estoy estudiando psicologa natural.

- Psicologa natural? y eso qu es?

- Pues mira muy sencillo; te pongo un ejemplo: t tienes un acuario?

- S.

- Entonces te gustan los peces.

- S.

- Si te gustan los peces te gusta la naturaleza.

- S.

- Si te gusta la naturaleza te gustan los animales.

- S.

- Si te gustan los animales te gusta tambin la raza humana.

- Pues mira, s.

- Si te gusta la raza humana te gustan las mujeres.

- S!.

- Pues, ya est. Te he hecho un estudio psicolgico y he averiguado que te gustan las mujeres.

- Que bueno!! Excelente! Maravilloso!

Total, que se despiden, y el mismo de antes, que sigue andando, se encuentra con otro amigo y le dice:

- Hombre Manolo! A que no sabes qu es lo que he aprendido?

- Dmelo, Que has aprendido?

- Sicologa natural.

- Y, eso qu es?

- Pues te pongo un ejemplo: t tienes un acuario?

- No.

- Pues, entonces eres gay!

PLDORAS PARA ELIMINAR EL DESALIENTO SOBRE EL EXITO El xito de las personas persistentes empieza donde otros terminan fracasando

-Edgard Egglseton. Sacerdote y clrigo

SOBRE EL TRABAJO

Si tu ves una necesidad, no preguntes por qu alguien no hace algo. Pregntate porqu Yo no hago algo?. El trabajo fuerte, persistente y con iniciativa, todava es la alfombra mgica para que tengamos xitoMarian Wright Edelman. Fundadora de la Children`s Defense Fund.

SOBRE EL GRAN HOMBRE

"Detrs de un gran hombre hay una gran mujer y detrs de sta su esposa." Groucho Marx, Escritor y artista de cine

SOBRE LOS HECHOS

Si los hechos no encajan en la teora, cambie los hechos." Albert Einstein, cientfico

SOBRE LAS PROMESAS

"Promete poco y cumple mucho." Demfilo