MEMORIAS DE ARQUEOLOGIA - · PDF filerestos de una instalación alfarera, en la...

Click here to load reader

  • date post

    30-Sep-2018
  • Category

    Documents

  • view

    215
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of MEMORIAS DE ARQUEOLOGIA - · PDF filerestos de una instalación alfarera, en la...

  • CASAS, HORNOS Y MURALLA DE LA MURCIA MEDIEVAL, EN UNSOLAR DE CALLE SAGASTA ESQUINA CON AISTOR

    FRANCISCO MUOZ LPEZ

    PEDRO JIMNEZ CASTILLO

    ENTREGADO: 2004 MEMORIAS DE ARQUEOLOGA 12 1997 503-532

    Palabras clave: andalus, medieval, casas, muralla, horno, alfar, vidrio

    Resumen: En los niveles de ocupacin ms antiguos de este solar se han documentadorestos de una instalacin alfarera, en la lnea de los resultados de otros solares de la zona comoen las calles San Nicols y Corts, destacando especialmente el hallazgo de un horno para laelaboracin de vidrio o vedro. Junto a la muralla islmica, que recorra el solar de norte asur en un tramo de 38 m de longitud, documentamos una barriada de casas, de las quehemos podido documentar parcial o totalmente cinco. Finalmente, hallamos algunas evi-dencias de la ocupacin de esta rea en poca moderna, cuando la muralla fue abandonaday amortizada.

    Keywords: al -Andalus, medieval, houses, wall, oven, pottery workshop, glass

    Summary: On the older habitational layers of this excavation were found traces of a pot-tery workshop, as it happened in other sites of this area (in S. Nicols and Corts streets).We have to mentioned specially a glass oven use to prepared the glazed cover of the potteryvessels. We also excavated a long sector of the islamic urban wall (38 m), that enclosed agroup of five typical inner-courtyard houses. Finally, we found some traces of the urban ocu-pation of this area from the XVI century on, when the wall was abandonned.

  • 504

    INTRODUCCION GENERAL

    El solar en el que se han realizado los trabajosarqueolgicos se encuentra situado en la fachada occi-dental de la antigua medina de Murcia (fig. 1). Tieneuna superficie total de 530 m2, y est limitado por lascalles Sagasta, al oeste, plaza J. M. Bautista, al sur, ycalle Aistor al norte (fig. 2).

    Diferentes hallazgos de la cerca medieval nos per-miten conocer con bastante precisin su desarrollo a lolargo de la calle Sagasta y en concreto en el solar a exca-var. As, en los ltimos aos se ha excavado un tramojunto a la antigua Puerta del Pilar, en la calle del mismonombre. La fachada este de la iglesia del Pilar conservavisible un fragmento de la cara interna de la muralla.En la plaza de J. M. Bautista Hernndez se conserva untramo del complejo defensivo, donde se puede con-templar una parte de un torren, el arranque de lamuralla con direccin norte y la antemuralla con des-arrollo paralelo a las anteriores estructuras.

    Dentro del solar, y una vez derribadas las casas quelo ocupaban, se pudo observar parte de la cara internade la muralla, con restos de numerosas reparaciones depoca bajomedieval, a juzgar por su factura.

    Por otro lado, tenamos tambin constancia de laexistencia de un torren dentro del solar, gracias a lalimpieza y documentacin fotogrfica realizada porJulio Navarro Palazn en el ao 1983, cuando se cons-truy el edificio que hace esquina en la plaza J. M.Bautista y calle Sagasta. La fachada oeste de dicho

    torren coincide exactamente con el lmite este de lapropiedad citada.

    Finalmente, al inicio de nuestros trabajos ya cono-camos el trazado y configuracin del complejodefensivo en un solar situado entre las calles Sagasta yBrujera, a menos de 100 m del nuestro. En l se hanlocalizado un tramo de muralla de 25 m de longitud,un torren que reforzaba un cambio de direccin oinflexin de la muralla, otro torren menor, la ante-muralla y barbacana, y la obra abovedada del val de SanAntoln.

    Las fuentes escritas referentes a la medina musul-mana podramos calificarlas de escasas, especialmentelas concernientes a los arrabales, adems de poco preci-sas. Al -,Udri (siglo XI) cita el pequeo arrabal deHaralla y Al-Idrisi (1099-1171) escribe: De (Murcia)depende un arrabal floreciente y bien poblado que, ascomo la villa, est rodeado de muralla y fortificacionesmuy slidas. Este arrabal est atravesado por doscorrientes de agua1. Muy probablemente Idrisi estrefirindose al Arrixaca, atravesado por las acequiasCaravija y Aljufia, que se extenda al norte y al oeste dema medina, frente al solar excavado por nosotros.

    INTRODUCCION ARQUEOLOGICA

    Las excavaciones arqueolgicas realizadas en losltimos aos en la fachada occidental de la medinamurciana nos vienen ofreciendo una informacin muyinteresante sobre la evolucin urbana de este sector.

    MEMORIAS DE ARQUEOLOGA 12

  • En la calle San Nicols se documentaron restos deun alfar califal sobre el que se construy una viviendacompuesta por al menos dos patios. Posteriormente,sobre ella se instal un cementerio y junto a ste unbao2. Frente a ellos, en la otra acera de la calle, se haexcavado un taller de trabajo del metal, con un peque-o horno y abundante escoria de hierro. Sobre estetaller se edific un casa musulmana. Al lado de estesolar, se encontr un edificio del siglo XI y casas de lossiglos siguientes3.

    En la calle San Pedro aparecieron restos de alfar delos siglos X y XI, con viviendas musulmanas inmedia-tamente sobre ellos4.

    En la calle Corts se excavaron un horno alfarero yuna rambla utilizada como testar hasta su total amorti-zacin, algunos restos de edificios de uso noconcretado, y una fase de urbanizacin, con una man-zana de hasta ocho casas datables desde la mitad delsiglo XII hasta el siglo XIII5.

    Todas estas excavaciones han presentado comodenominador comn la presencia de constantes dep-sitos de limos fluviales, procedentes de las

    505

    CASAS, HORNOS Y MURALLA DE LA MURCIA MEDIEVAL, EN UN SOLAR DE CALLE SAGASTA ESQUINA CON AISTOR

    Figura 1. Plano de Murcia hacia el siglo XIII con la situacin del solar en cuestin.

    Figura 2. Detalle del solar en el callejero y parcelario actual.

  • innumerables inundaciones del ro, por debajo de losniveles de fundacin de las casas y urbanizacin de estesector de la ciudad.

    En lo que se refiere a la muralla, las excavacionesrealizadas en diversas zonas de la medina, pero deforma particular en su fachada occidental, han permi-tido comprobar que fue un complejo en permanenteevolucin. As, se detecta la presencia de parte de obraanterior a la conocida en el siglo XIII, a la vez que ele-mentos que han sido aadidos progresivamente. En elantiguo Convento de Vernicas, el torren conservadocompleto es una obra adosada al muro con posteriori-dad, su antemuralla se construy despus de la murallae incluso se ha documentado otro antemuro de tapialde tierra por debajo de los niveles de suelo ms anti-guos de la actual barbacana6. Este tipo de fenmeno hapodido ser confirmados en otros sectores como los decalle del Pilar7, Merced8, Serrano Alczar9, Plaza deRomea10 y Vernicas.

    PROCESO DE EXCAVACION

    En la zona intramuros se establecieron 4 cortes deexcavacin, los cuales tienen 5 m de longitud hacia elsur y la extensin total entre la fachada este y la mura-lla, separados por testigos de 1 m de ancho. Los cortesde excavacin fueron el marco de trabajo hasta la iden-tificacin de las casas; a partir de ese momento eltrabajo se desarroll dentro de sus lmites y la situacinde las diferentes secciones estratigrficas estuvo condi-cionada por la disposicin de las distintas estancias.

    Para la recogida de informacin utilizamos unida-des estratigrficas (UE) individualizadas para cada unode los elementos que conforman el depsito arqueol-gico. Todas las unidades fueron descritas e identificadastanto en el Diario de Excavacin, como en un Listadode Unidades Estratigrficas (LUE).

    Ocupacin moderna y contempornea

    El comienzo de los trabajos arqueolgicos fuedejando al descubierto una serie de estructuras de habi-tacin de grandes dimensiones. Diferenciamos dosfases constructivas: una inicial realizada con muros deladrillo formando dos estancias comunicadas por unvano doble; el suelo era de mortero de cal sobre unagruesa base de piedras. La segunda fase consiste en lasubdivisin de los espacios anteriores mediante muros

    de mampostera. Esta construccin debi de formarparte de un stano de uno de los ltimos edificios queaqu existieron.

    En la zona ocupada por los cortes III y IV, y dentrodel marco de las que denominamos casas 4/5, se locali-z, adosada a la muralla, una instalacin destinada aalgn uso relacionado con el agua. La obra consiste enuna estructura cuadrangular con muros de ladrillo ydbil cimentacin de argamasa; suelo de slido morte-ro de cal, con una potente base de piedras. Unasegunda estancia present un suelo de fragmentos deladrillo sobre preparado de tierra y ceniza, con una cotainferior a la anterior. La pared oeste de todo el comple-jo fue realizada en tapial de mortero de cal y piedras,sirviendo a la vez de reparacin de la muralla. Desde labase de la pared sur de la obra hidrulica arranca unatubera de cermica que tiene continuidad en el inte-rior de la obra de reparacin de la muralla con salida ala barbacana (fig. 3). La obra es posterior al periodobajomedieval.

    Adaptada al espacio de la barbacana y situada entreel torren y la actual plaza de J. M. Bautista, hubo unainstalacin de carcter artesanal. De ella se documentun edificio con muro de mampostera y suelos de ladri-llo y adobe, y dos hornos circulares de ladrillo, cuyafuncin desconocemos (lms. 1 y 2)11.

    Ocupacin urbana medieval

    La conservacin de las viviendas islmicas no ha sidolo buena que se poda esperar, pues han desaparecido deforma casi general los niveles de ocupacin pertenecien-tes al siglo XIII y los bajomedievales. Este fenmeno sepuede explicar bsicamente por dos razones: por unlado, en la mitad norte de la zona intramuros haba unstano contemporneo que alcanzaba una cota de -1,05m, adems de la infraestructura hidrulica localizadasobre la casa n 4; por otro lado, la cota de los nivelesdel siglo XIII est muy cercana a la superficie actual dela calle, por lo que las sucesivas construcciones de casasdebieron ir destruyendo dichos niveles de ocupacin;finalmente, en algunas zonas, co