Literatura expo[1] el renacimiento

Click here to load reader

  • date post

    10-Jul-2015
  • Category

    Education

  • view

    734
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Literatura expo[1] el renacimiento

Diapositiva 1

LITERATURA II

EL RENACIMIENTO

INTEGRANTES: -Alcntar Jaime Saudy Janeth (Garcilaso de la Vega, Informacin)

-Lpez Espinoza Yadira Ivonne (Gutierre de Cetina, Creatividad)

-Lucero Castro Guadalupe Arais (Hernando de Acua, Ortografa)

-Britania Azucena Robles Vzquez (Fray Luis de Len, Edicin)

El Renacimiento (XV-XVI), iniciada en Italia y propagada despus por toda Europa, se caracteriza por el auge de las artes y la importancia central que toma el hombre.

Son siempre obras de gran riqueza en las que la novela se convierte en el gnero ms cultivado, apareciendo tambin la lrica y el teatro.

La divina comedia de Dante o El Decamern de Bocaccio son buenos ejemplos de este periodo, en el que hay que destacar la invencin de la imprenta en el siglo XV, que trae con ella una democratizacin de la literatura acercndola por fin al pueblo.

RENACIMIENTO

Los historiadores ms importantes del renacimiento y el siglo de oro espaol son Diego Hurtado de Mendoza y el jesuita Juan de Mariana.

POETAS DEL RENACIMIENTO

-Hernando de Acua-Fray Luis de Len

-Gutierre de Cetina-Garcilaso de la Vega

Gutierre de cetinaCetina, Gutierre de (1514/17-1557), poeta espaol, nacido en Sevilla.

Llev una vida errante como soldado y poeta.

Hay datos de su estancia en Castilla, sobre todo en la corte de Valladolid, y tambin de su paso por Italia y de un viaje a Mxico en 1933, pas en el que morira, aunque los datos sobre su vida son inseguros.

Destacan en especial sus sonetos, siempre muy bien cuidados y dentro de una potica al estilo de Petrarca.

Es muy famoso el madrigal suyo que comienza Ojos claros, serenos, con matices realistas, y otras canciones y epstolas de contenido amoroso alejado del platonismo, pues celebra, en lugar de a la mujer ideal, a varias mujeres de carne y hueso.

En sus epstolas a Diego Hurtado de Mendoza, escritas con un aliento clsico, incide en aspectos morales aunque no exentos de irona.

poemasNO MIRIS MS

No miris ms, seora,con tan grande atencin esa figura,no os mate vuestra propia hermosura.

Huid, dama, la pruebade lo que puede en vos la beldad vuestra.Y no haga la muestravenganza de mi mal piadosa y nueva.

El triste caso os muevadel mozo convertido entre las floresen flor, muerto de amor de sus amores.

OJOS CLAROS Y SERENOS

Ojos claros, serenos,si de un dulce mirar sois alabados,por qu, si me miris, miris airados?

Si cuanto ms piadosos,ms bellos parecis a aqul que os mira,no me miris con ira,porque no parezcis menos hermosos.

Ay, tormentos rabiosos!Ojos claros, serenos,ya que as me miris, miradme al menos.

Hernando de acuaPoeta espaol, nacido en Valladolid en 1518, y muerto en Granada en 1580.

Como traductor nos dej obras clsicas de los grandes escritores latinos e italianos, como las Heroidas, de Ovidio, Orlando el enamorado y el Caballero libertado, de Oliver Marche, en donde se nota la influencia de Virgilio e incluso, de su amigo Garcilaso de la Vega.

Se incorpor al ejrcito imperial durante las campaas de Italia.

Intervino en las acciones decisivas contra la liga de Smalkalda.Entre sus propias obras se destacan:

-La Fbula de Narciso la Contienda de Ayax y Telamonio y Ulises.

Pero es ms conocido por sus admirables sonetos, sus glogas y elegas, algunas de ellas dedicadas al Emperador Carlos V.Pero Carlos no slo lo estimaba como hombre de armas, y conoca y apreciaba en tan alto grado sus virtudes literarias que le pidi colaboracin y encarg la traduccin en verso castellano de Le Chevalier Dlivr, de Olivier de la Marche

YA SE ACERCA

Ya se, seor, o ya es llegada la edad gloacercariosa en que promete el cielo una grey y un pastor solo en el suelo, por suerte a vuestros tiempos reservada.

Ya tan alto principio, en tal jornada, os muestra el fin de nuestro santo celo y anuncia al mundo, para ms consuelo, un Monarca, un Imperio y una Espada.

Ya el orbe de la tierra siente en parte y espera en todo vuestra monarqua, conquistada por vos en justa guerra.

Que a quien ha dado Cristo su estandarte, dar el segundo ms dichoso da en que, vencido el mar, venza la tierra.

poemasVIVIR, SEORA, QUIEN OS VIO, SIN VEROS

Vivir, seora, quien os vio, sin veros, no es por virtud ni fuerza de la vida, que, en partiendo de vos, fuera perdida, si el dejaros de ver fuese perderos;

mas de tanto valor es el quereros, que, tenindonos el alma en s esculpida, de su vista y memoria, que no olvida, ninguna novedad basta a moveros.

As, aunque lejos de vuestra presencia, vos sola me estaris siempre presente y no me faltaris hora ninguna,

sin que puedan tenerme un punto ausente el spero desdn, la cruda ausencia, nueva llaga de amor, tiempo o fortuna.

Fray Luis de lenLuis de Len, Fray (1527-1591), poeta y mstico espaol de notable importancia en la literatura espaola del renacimiento, nacido en Belmonte (Cuenca).

Fue monje y ms tarde vicario-general y provincial de la orden de los agustinos. Adems de profesor de teologa y filosofa en la Universidad de Salamanca.

Fue un prestigioso hebrasta y traductor. Tradujo el Antiguo Testamento, as como textos clsicos griegos y romanos y obras de escritores italianos contemporneos.

Fue encarcelado por la Inquisicin durante cuatro aos a causa de sus disputas teolgicas con los lderes de la orden de los dominicos (Orden de predicadores).

Slo se conservan 23 de sus poemas. Su obra lrica no fue publicada hasta 1631 y se encarg de hacerlo Francisco de Quevedo con el fin de mostrar lo que era el estilo de los primeros y grandes poetas renacentistas.

Entre sus obras en prosa destacan: De los nombres de Cristo (1583) y La perfecta casada (1583), una obra dentro de las caractersticas de la poca en la que cuenta las virtudes que deben acompaar a la mujer.

POEMASAMOR CASI DE UN VUELO

Amor casi de un vuelo me ha encumbrado adonde no lleg ni el pensamiento; mas toda esta grandeza de contento me turba, y entristece este cuidado, que temo que no venga derrocado al suelo por faltarle fundamento; que lo que en breve sube en alto asiento, suele desfallecer apresurado. mas luego me consuela y asegura el ver que soy, seora ilustre, obra de vuestra sola gracia, y que en vos fo: porque conservaris vuestra hechura, mis faltas supliris con vuestra sobra, y vuestro bien har durable el mo.

A FRANCISCO SALINASEl aire se serena y viste de hermosura y luz no usada, Salinas, cuando suena la msica extremada, por vuestra sabia mano gobernada.A cuyo son divino el alma, que en olvido est sumida, torna a cobrar el tino y memoria perdida de su origen primera esclarecida.Y como se conoce, en suerte y pensamientos se mejora; el oro desconoce, que el vulgo vil adora, la belleza caduca, engaadora.Traspasa el aire todo hasta llegar a la ms alta esfera, y oye all otro modo de no perecedera msica, que es la fuente y la primera.Ve cmo el gran maestro, acuesta inmensa ctara aplicado, con movimiento diestro produce el son sagrado, con que este eterno templo es sustentado.

Y como est compuesta de nmeros concordes, luego enva consonante respuesta; y entrambas a porfa se mezcla una dulcsima armona.Aqu la alma navega por un mar de dulzura, y finalmente en l anso se anega que ningn accidente extrao y peregrino oye o siente.Oh, desmayo dichoso! Oh, muerte que das vida! Oh, dulce olvido! Durase en tu reposo, sin ser restituido jams a acueste bajo y vil sentido!A este bien os llamo, gloria del apolneo sacro coro, amigos a quien amo sobre todo tesoro; que todo lo visible es triste lloro.Oh, suene de contino, Salinas, vuestro son en mis odos, por quien al bien divino despiertan los sentidos quedando a lo dems amortecidos!

Garcilaso de la vegaGarcilaso de la Vega (c.1501-1536), naci en Toledo, fue un poeta renacentista espaol y uno de los mejores poetas lricos de la literatura espaola.

Muy joven entra al servicio de Carlos I y empieza a cosechar honores.

Entre 1520 y 1523 es nombrado contino, es decir, miembro de la Corte, Caballero de Santiago y armado caballero. Lucha en la guerra de las Comunidades al lado del Emperador contra los comuneros, contra los turcos y contra los franceses.

En 1526 se traslada la corte a Granada y all conoce al embajador italiano, Andrea Navagero, el cual le incita a que escriba sonetos.

Francia invade Saboya y el Emperador declara la guerra: en la campaa de Provenza, Garcilaso de la Vega es herido por una piedra al intentar escalar una fortaleza, unos das despus, el 13 o 14 de septiembre de 1536, morir en Niza.

POEMASSONETO XV

Si quejas y lamentos pueden tanto, que enfrenaron el curso de los ros, y en los diversos montes y sombros los rboles movieron con su canto; si convirtieron a escuchar su llanto los fieros tigres, y peascos fros; si, en fin, con menos casos que los mos bajaron a los reinos del espanto, por qu no ablandar mi trabajosa vida, en miseria y lgrimas pasada, un corazn conmigo endurecido? Con ms piedad debera ser escuchada la voz del que se llora por perdido que la del que perdi y llora otra cosa.

SONETO XII

Si para refrenar este deseo loco, imposible, vano, temeroso, y guarecer de un mal tan peligroso, que es darme a entender yo lo que no creo. No me aprovecha verme cual me veo, o muy aventurado o muy medroso, en tanta confusin que nunca oso fiar el mal de m que lo poseo, qu me ha de aprovechar ver la pintura de aqul que con las alas derretidas cayendo, fama y nombre al mar ha dado, y la del que su fuego y su locura llora entre aquellas plantas conocidas apenas en el agua resfriado?

WEBLOGRAFA:

http://espaciolibros.com/movimientos-literarios/

http://www.espanolsinfronteras.com/PoetasyObras/P