Libro proporcionado por el equipo Descargar Libros . VV_/Fantasias (135)/Fantasias - AA...  Los...

download Libro proporcionado por el equipo Descargar Libros . VV_/Fantasias (135)/Fantasias - AA...  Los mejores

of 331

  • date post

    29-Sep-2018
  • Category

    Documents

  • view

    231
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Libro proporcionado por el equipo Descargar Libros . VV_/Fantasias (135)/Fantasias - AA...  Los...

  • Libro proporcionado por el equipo

    Le Libros

    Visite nuestro sitio y descarga esto y otros miles de libros

    http://LeLibros.org/

    Descargar Libros Gratis, Libros PDF, Libros Online

    http://LeLibros.org/http://LeLibros.org/http://LeLibros.org/http://LeLibros.org/
  • 13 grandes relatos de 13 grandes cultivadores del gnero fantstico.Reunidos en un volumen antolgico, una impecable seleccin de relatosdebidos a los mejores autores contemporneos, que recoge las tendenciasms innovadoras de la fantasa actual.Stephen King, el ms popular de los escritores de terror del momento, conuna espectacular novela corta de pistola y brujera.Stephen R. Donaldson, creador de la famosa serie Thomas Covenant,reafirma su talento para el nuevo gnero de la pica fantstica.Robert Silverberg, acaparador de una larga lista de premios Hugo, Nebula yLocus, especula con las implacables leyes del tiempo y el espacio.John Brunner, ganador de los ms prestigiosos galardones internacionales,en una visin innovadora de la fantasa heroica.Pat Murphy, la joven figura ms arrolladora de entre las surgidas en losltimos aos, con varios premios en su haber, afronta el eterno dilema delretorno al pasado.Estos autores, y tambin Robert Aickman, Greg Bear, Edward Bryant,Thomas M. Disch, R. A. Lafferty, Mary C. Pangborn, Jessica AmandaSalmonson y Tony Sarowitz, nos ofrecen sus aportaciones a los mejoresrelatos de la fantasa contempornea.

  • AA. VV.Fantasas

    Los mejores relatos de la narrativa fantstica actual

  • Nota a la edicin espaola

    El contenido de la presente recopilacin de relatos procede de los volmenesde la serie Fantasy Annual correspondientes a los aos 1979 a 1982. En ellas,Terry Carr presenta al lector una seleccin de los mejores relatos aparecidosdurante el ao que pueden englobarse bajo la denominacin fantasy . Dadoque el trmino anglosajn anterior abarca de un modo genrico obras decontenido muy diverso, en su edicin en castellano se ha optado por agruparlasen dos grupos temticos ms o menos diferenciados: por un lado, las incluidas eneste volumen, que corresponden al sentido ms tradicional de la fantasa, y porotro, aquellas volcadas a temas ms terrorficos, recogidas en el libro Horror 5 deEdiciones Martnez Roca. Por supuesto, la lnea divisoria ha sido en muchos casostotalmente arbitraria, y al margen de los temas especficos de cada relato, ellector puede confiar en el buen criterio de Terry Carr como seleccionador (Carrfue uno de los mejores antlogos de entre todos los que han trabajado en estosgneros) para encontrar en el compaero de este volumen un nivel de calidadigualmente alto.

  • Introduccin

    Hay mucha gente que considera la ciencia ficcin y la fantasa como dosgneros casi idnticos, pero vale la pena tener en cuenta algunas de lasimportantes diferencias que hay entre ellos. No me propongo plantear aqu lasdelimitaciones exactas: obviamente hay relatos que incluy en elementos deambos gneros y con ello demuestran que no existe una lnea divisoriaperfectamente clara. Sin embargo, la mayor parte de los relatos ocupanposiciones considerablemente alejadas de la zona media de ese espectro:resultara difcil clasificar El seor de los anillos o A Fine and Private Place[1]

    como ciencia ficcin, por ejemplo, y desde luego Cita con Rama no es unanovela de fantasa.

    Generalmente, puede decirse que cuando un relato intenta justificarseriamente sus hechos imposibles mediante el razonamiento cientfico esciencia ficcin, o al menos intenta serlo; en los relatos que presentan susmaravillas como inexplicables se est en presencia de la fantasa. Pero haydiferencias mucho ms importantes que las limitadas a la definicin.

    Una de ellas consiste en que la mayor parte de los relatos tienen lugar enambientes que pueden ser reconocidos fcilmente como nuestro mundo realdel presente u otros escenarios de la historia; y los seres o acontecimientosfantsticos que se entrometen en tales mundos corrientes resultan asombrososmediante el contraste y la sorpresa. En tales casos, la fuerza del relato provieneen su mayor parte de la habilidad que posean los escritores para evocar un telnde fondo que resulte creble e, incluso, cotidianamente prosaico.

    Las tcnicas literarias que se utilizan en tales relatos son las mismas que seemplean en la narrativa general: mencionar detalles familiares del mundo fsicoy las acciones normales de las personas que encontramos cada da. Este arte hallegado a grandes extremos de refinamiento en la literatura general y es posiblellegar a introducir en el relato detalles muy convincentes, empleando para ellomuy pocas palabras porque los escritores esperan que sus lectores sepanreconocer los nombres de ciertas marcas, por ejemplo, o los significados decostumbres sociales con las cuales han convivido durante toda su existencia.

    Los escritores de ciencia ficcin se encuentran en desventaja al respecto

  • porque deben extrapolar artefactos y costumbres de sus mundos futuros yexplicarlos tan brevemente como les sea posible, para no ver as frenadas sushistorias por exgesis muy poco dramticas.

    Por lo tanto, escribir fantasa podra considerarse ms sencillo pero no loes. Para que los lectores acepten los aspectos increbles de sus relatos, losescritores de fantasa deben producir un tipo de escritura super-realista queconsiga mantener el nivel de incredulidad en dichos lectores. Esto es difcil ypara conseguirlo hace falta imaginacin, arte y una tcnica muy depurada.

    As pues, estoy convencido de que el nivel general de la escritura en lafantasa es ms alto que en la ciencia ficcin, por un lado, y que en la literaturageneral, por otro. Entre las tcnicas necesarias para escribir fantasa debencombinarse las demandas de esos dos tipos de literatura y, detalle muyinteresante, los escritores de fantasa proceden de ambos campos.

    Larry Niven es un excelente escritor de ciencia ficcin que tambin halogrado gran cantidad de fantasas soberbias. Henry James era un excelenteescritor realista y su Otra vuelta de tuerca es un clsico de la fantasa. Las nomuy abundantes historias fantsticas de Robert A. Heinlein se cuentan entre lomejor de su obra; al igual que las fantasas de C. S. Lewis.

    En todo ello acta otro factor: la ciencia ficcin, al menos en este pas, estabaencerrada en el gueto de hace cincuenta aos de las revistas especializadas, queeran su canal de difusin ms ventajoso econmicamente hablando. Comoresultado de ello el gnero acab creando una serie de escritores especializados yunas convenciones cerradas , como el viaje hiperlumnico, los imperiosgalcticos, los viajes por el tiempo y los mundos alternativos, cosas para lasque muy pronto no hizo falta explicaciones dentro de la devota hermandad delectores de tales revistas.

    Pese al breve xito obtenido por varias revistas de fantasa, sta nunca lleg aseguir tal camino como gnero. Siempre existieron gran nmero de novelas yrelatos escritos por autores que, o no estaban familiarizados con el gnero comotal, o no sentan mayor preocupacin por ste; figuras como James BranchCampbell, John Collier, Thorne Smith, Robert Nathan, Shirley Jackson, Jorge LuisBorges y Peter S. Beagle. Cuando esos escritores lograron llamar la atencin delos aficionados al gnero, algunos de sus relatos acabaron siendo solicitados ypublicados en las revistas de fantasa, pero ni ellos ni otros escritores en unasituacin similar haban empezado como autores de gnero: Se consideraban,sencillamente, escritores de literatura general.

    El gran pblico, los lectores que nunca haban odo hablar de revistasespecializadas en fantasa, les acept como tales. Numerosos libros suy osllegaron a ser xitos de ventas y con ello se hicieron respetables , ante lacomunidad editorial y, gracias a esto, otros muchos escritores que habrantemblado de miedo ante la idea de ofrecer sus obras a Thrilling Wonder Stories o

  • Unknown Worlds, pudieron seguir produciendo alegremente fantasa ao tras ao.Por este motivo la reserva gentica de la fantasa ha sido siempre may or que

    la de la ciencia ficcin. Inevitablemente, las ideas, las tcnicas y los argumentosde la fantasa han tenido una amplitud de miras mucho mayor.

    Nada de lo anterior pretende sugerir que la fantasa sea mejor que laciencia ficcin: con ello, una vez ms, no se hara sino comparar las manzanascon las naranjas. Pero la fantasa tiene por ofrecer cosas que la ciencia ficcinmedia raramente puede igualar, y en esta recopilacin de los mejores relatosfantsticos se pueden encontrar un gran nmero de ellas.

    En los relatos que presentamos se puede hallar un gran nivel literario.Adems, algunos fueron publicados originalmente en revistas y libros que noresultarn familiares a la may or parte de aficionados a la fantasa. Aqu estntodas las aventuras, miedos y maravillas que eran de esperar, ms unascuantas cosas totalmente inesperadas.

    TERRY CARR

  • Correo para el cartero

    ROBERT AICKMAN

    ste es un relato muy extrao y muy corriente; es probable que no les asuste.Tiene lugar en un pueblecito ingls que difcilmente podra ser ms apacible; suprotagonista es un joven que acept el poco excitante trabajo de cartero. Pero hayuna mujer hermosa, rodeada de misterio y, aparentemente, en apuros. Y haymisterios dentro de misterios

    El escritor britnico Robert Aickman est reconocido como uno de los mejoresescritores actuales de historias extraas. Entre sus ms recientes antologas secuentan Cold Hand in Mine, Painted Devils e Intrusions.

  • La situacin de su hogar haba dejado a Robin Breeze totalmente libre paraelegir lo que deseara hacer con su vida.

    Su padre, el mdico, jams fue particularmente afortunado en su vocacin ydesde el principio se cuid muy mucho de influir en Robin para que se leocurriera la idea de seguir sus pasos. A decir verdad, siempre se refera a lamedicina en trminos poco