Libro esclavitud

download Libro esclavitud

of 40

Embed Size (px)

Transcript of Libro esclavitud

1. Dicesis de Santa Marta Archivo Histrico Este proyecto ha sido patrocinado por 2. Compilado y comentado por William Hernndez Ospino Transcripcin paleogrfica de: Cesar Bateman Campo Diseo y diagramacin: Luis Fernando Escobar Restrepo Este proyecto ha sido patrocinado por Dicesis de Santa Marta Archivo Histrico 3. ndice Presentacin...............................................................................................................................................................................................3-5 Introduccin ........................................................................................................................................................................................... 7-16 Escrituras de Compra y Venta de Esclavos .................................................................................................................... 18-36 Comercio de venta de esclavos desde Santa Marta con la Isla de Cuba El Coronel Josef Munive da poder a Ramn Elas para que venda en Cuba al esclavo Felix Toms en $ 300 (trescientos) pesos fuertes ...................................................................................... 29 Diligencias relativas a la subasta del esclavo Vicente del Seor Jos Antonio Lafaurie Escrituras de Libertad ................................................................................................................................................................... 37-45 Leyes de Manumisin en la Repblica de Colombia Ley 21 de 1821 y la Ley 29 de 1842 ................................................................................................................................... 46-50 4. Escrituras de compra y venta de esclavos en La Provincia de Santa Marta y Escrituras de Libertad 6 Presentacin Sueo que un da, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueos de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad Martin Luther King Aunque la esclavitud pertenece a los ms remotos tiempos de la humanidad, slo hasta el presente se ha tomado plena conciencia de este deplorable suceso, a raz del documento expedido por la Asamblea General de Naciones Unidas sobre trata de personas el 2 de diciembre de 1949. Despus se estableci el 25 de marzo como Da Internacional de Recuerdo de las Vctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlntica de Esclavos. Al respecto, el Secretario General de la ONU, el 25 de marzo pasadodelaoactualrecordqueTodos los aos, en este da, honramos la memoria de los millones de hombres, mujeres y nios que sufrieron el flagelo de la esclavitud. Al recordar las causas y consecuencias de la trata transatlntica de esclavosylasenseanzasquenosdej,renovamos nuestro compromiso de educar a las generaciones presentes y futuras en los peligros del racismo y los prejuicios. El protagonista ms clebre de la lucha contra el racismo es el afrodescendiente Martin Luther King. Su vida y su pensamiento se fusionaron para protestar contra la arbitrariedades cometidas por el sistema econmico colonial de los Estados Unidos contra los seres humanos de piel oscura procedentes de frica, en donde segn los ms versadosarquelogosyantroplogosallseorigin el Homo sapiens, hace cerca de 190.000 aos. Con esta teora el orgullo de la raza aria queda desplomado como un castillo de naipes, y con humildad tenemos que reconocer la hermandad que nos une con todas las razas de este planeta. En este contexto es menester puntualizar que el origen de la vida es uno slo y procede de Dios como fuente primigenia. Por lo anterior, creo un deber ineludible como seguidor del Evangelio, la Doctrina del Amor fraternal, estremecer las races de los prejuicios raciales y consignar en este prlogo el pensamiento del sabio pastor estadounidense de la iglesia bautista: Pero cien aos despus, las personas negras todava no son libres. Cien aos despus, la vida de las personas negras sigue todava tristemente atenazada por los grilletes de la segregacin y por las cadenas de la discriminacin. Cien aos despus, las personas negras viven en una isla solitaria de pobreza en medio de un vasto ocano de prosperidad material. Cien aos despus, las personas negras todava siguen languideciendo en los rincones de la sociedad americana y se sienten como exiliadas en su propia tierra. As que hemos venido hoy aqu a mostrar unas condiciones vergonzosas. 5. Dicesis de Santa Marta Archivo Histrico 7 Hemos venido a la capital de nuestra nacin en cierto sentido para cobrar un cheque. Cuando los arquitectos de nuestra repblica escribieron las magnificentes palabras de la Constitucin y de la Declaracin de Independencia, estaban firmando un pagar del que todo americano iba a ser heredero. Este pagar era una promesa de que a todos los hombres s, a los hombres negros y tambin a los hombres blancos se les garantizaran los derechos inalienables a la vida, a la libertad y a la bsqueda de la felicidad. Este repertorio bibliogrfico de escrituras de compra y venta de esclavos y de escrituras de libertad es una herramienta obligada para los historiadores, antroplogos y estudiosos de la historia humana. A partir de sus contenidos se pueden interpretar los desaciertos de los sistemas jurdicos sobre el tema, y en este mismo orden de ideas, nuestra conciencia nos mueve a dar gracias a Dios-Padre por iluminarnos, para seguir en la lucha contra la desigualdad, la iniquidad y la injusticia social. Es un deber impostergable incluir en estas lneas el pensamiento que sobre la vida y la dignidad humana ha manifestado el Papa Francisco en sus alocuciones: La sola razn es suficiente para reconocer el valor inviolable de cualquier vida humana, pero si adems la miramos desde la fe, toda violacin de la dignidad personal del ser humano grita venganza delante de Dios y se configura como ofensa al Creador del hombre. Una vez ms a la familia Char Abdala los ms efusivos reconocimientos por apoyar este proyecto a travs de Super Tiendas OLIMPICA, cuya finalidad es preservar la historia del Caribe colombiano,paraqueseaconocidaen todoelorbe. Asimismo, presento en nombre de la Dicesis de SantaMarta,losmssignificativosagradecimientos al historiador, poeta y escritor William Hernndez Ospino, por haber consagrado dos dcadas de su vida a la proteccin, recuperacin y difusin de estos archivos, que a la postre son patrimonio tangible de la humanidad. Monseor UGO PUCCINI BANFI Obispo de Santa Marta En Santa Marta, el 20 de Junio de 2014 6. Escrituras de compra y venta de esclavos en La Provincia de Santa Marta y Escrituras de Libertad 8 Introduccin 7. Dicesis de Santa Marta Archivo Histrico 9 La libertad, Sancho, es uno de los ms preciosos dones que a los hombres dieron los cielos. Con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, as como por la honra, se puede y debe aventurar la vida. Miguel de Cervantes Saavedra La locucin latina Homo lupus homini non homo, quom qualis sit non novit (Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quin es el otro) creada por el comedigrafo latino Plauto (254-184 a. C.) en su obra Asinaria, y popularizada por Thomas Hobbes, filsofo ingls del siglo XVII, quin la adapt en su obra Leviatn, me resulta acertada para empezar esta introduccin. Cuando el tan ponderado homo sapiens erguido y ufano se apart de la vida de nomadismo y dio rienda suelta a la vida sedentaria, ide una forma para sustentar su holgazanera. Este homo sapiens con un Ego desmesurado descubri que, dominando al ms dbil, poda convertirlo en sujeto de su fuerza, con el fin de que trabajara para su beneficio. Este es, pues, el origen de la Esclavitud. Un medio de produccin para el otro, que como bien definiera Plauto, el otro que desconoce, aquel de su misma especie. Wenceslao Vega Boyrie, Abogado y miembro de nmero de la Academia Dominicana de la Historia en su obra El cimarronaje y la manumisin en el Santo Domingo Colonial. Dos extremos de una misma bsqueda de libertad, expresa en estos trminos el itinerario delaesclavitud:Laesclavitudestanviejacomo la historia misma. La conocieron los antiguos reinos mesopotmicos y exista en Grecia y en Roma. De Roma pas a las regiones donde el Imperio impuso su derecho. Espaa la conoci, y a la esclavitud se caa por apresamiento de los soldados enemigos en justas guerras, por la captura de piratas y tambin afect a los musulmanes que quedaron en las comarcas recuperadas durante La Reconquista. Consta en las Siete Partidas, ttulo XXXIV. As, cuando se present la esclavitud del negro africano para las Antillas, no hubo necesidad de crear inicialmente ninguna legislacin especial. Si bien para el indio americano tuvo la corona espaola que establecer toda una serie de normas, como sabemos, para el africano fue diferente, y las numerosas leyes que se dictaron para ellos fue ms bien para detallar las formas de explotacin del trabajador que a los pocos aos se convirti en el sostn de la economa de las colonias antillanas de Espaa. Aunque los africanos fueron desarraigados, mejor dicho, arrancados de su tierra ancestral, primero por los rabes, luego por los portugueses y ms tarde por los espaoles, en frica, contrario a lo que muchos imaginan, la Esclavitud tambin fue una institucin conservada por sus reyes o jefes tribales. Los eruditos de la historia africana argumentan que en el ao de 1492, momento de la aparicin de los espaoles en el Nuevo Mundo, ya desde frica se haban vendido alrededor de 175 esclavos rumbo a Europa y otros lugares remotos. Pero, la gran diferencia con Europa es que los mismos eruditos ponderan que, 8. Escrituras de compra y venta de esclavos en La Provincia de Santa Marta y Escrituras de Libertad 10 el esclavo en frica conservaba sus derechos civiles y el derecho a la propiedad, y ms de las veces se integraban a la nueva familia. Con la llegada de los portugueses mediante las Bulas Dum Diversa y Romanus Pontifex otorgadas por el Papa Nicolas V en 1452 y 1455 a lo