La Victoria de Jesús. como el pecado entró en el mundo por un hombrepor el pecado la...

Click here to load reader

download La Victoria de Jesús. como el pecado entró en el mundo por un hombrepor el pecado la muerte reinó la muerte desde Adán hasta Moisés 12 Por tanto, como

of 27

  • date post

    22-Jan-2016
  • Category

    Documents

  • view

    214
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of La Victoria de Jesús. como el pecado entró en el mundo por un hombrepor el pecado la...

  • La Victoria de Jess

  • 12Por tanto, como el pecado entr en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, as la muerte pas a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. 13Pues antes de la ley, haba pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado. 14No obstante, rein la muerte desde Adn hasta Moiss, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresin de Adn, el cual es figura del que haba de venir.

  • X12341.- Problema EspiritualNo puede comunicarse con DiosVive sin Dios- Problema Fsico- Problema del Corazn- Lago de FuegoEN EL REINO DE LAS TINIEBLAS HAY 4 PROBLEMAS:

  • 23 Por cuanto todos pecaron, y estn destituidos de la gloria de Dios, Problema Espiritual

  • 58Si no cuidares de poner por obra todas las palabras de esta ley que estn escritas en este libro, temiendo este nombre glorioso y temible: JEHOV TU DIOS, 59entonces Jehov aumentar maravillosamente tus plagas y las plagas de tu descendencia, plagas grandes y permanentes, y enfermedades malignas y duraderasProblema Fsico

  • 13Por tanto, as dijo Jehov el Seor: He aqu que mis siervos comern, y vosotros tendris hambre; he aqu que mis siervos bebern, y vosotros tendris sed; he aqu que mis siervos se alegrarn, y vosotros seris avergonzados; 14he aqu que mis siervos cantarn por jbilo del corazn, y vosotros clamaris por el dolor del corazn, y por el quebrantamiento de espritu aullaris.Problema del Corazn

  • 14Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. 15Y el que no se hall inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.Problema Lago de Fuego

  • EsprituSanto1234- Vamos al Padre- Vida eterna- Hijos de Dios- Viviremos con l- Resucitar5

  • 6Jess le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por m. Vamos al Padre

  • 16Porque de tal manera am Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unignito, para que todo aquel que en l cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17Porque no envi Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por l. Vida Eterna

  • 12Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 13los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varn, sino de Dios.Hijos de Dios

  • 2En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si as no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3Y si me fuere y os preparare lugar, vendr otra vez, y os tomar a m mismo, para que donde yo estoy, vosotros tambin estis.Viviremos con l

  • 14sabiendo que el que resucit al Seor Jess, a nosotros tambin nos resucitar con Jess, y nos presentar juntamente con vosotros. Resucitar

  • EsprituSantoX

  • ESPIRITUSANTOEsprituSantoPADREHIJOX

  • 13el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, 14en quien tenemos redencin por su sangre, el perdn de pecados.

  • 4Ciertamente llev l nuestras enfermedades, y sufri nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 5Mas l herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre l, y por su llaga fuimos nosotros curados. 6Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apart por su camino; mas Jehov carg en l el pecado de todos nosotros.

  • Reconciliarnos con DiosSalvar lo que se haba perdidoDeshacer las obras del diabloLibertarnos del pecadoTrasladado a su reino

  • 21Y a vosotros tambin, que erais en otro tiempo extraos y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado 22en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de l; 23si en verdad permanecis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habis odo, el cual se predica en toda la creacin que est debajo del cielo; del cual yo Pablo fui hecho ministro.

  • 11Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se haba perdido. 9Jess le dijo: Hoy ha venido la salvacin a esta casa; por cuanto l tambin es hijo de Abraham. 10Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se haba perdido.

  • 8El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareci el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 9Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en l; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

  • 20Porque cuando erais esclavos del pecado, erais libres acerca de la justicia. 21Pero qu fruto tenais de aquellas cosas de las cuales ahora os avergonzis? Porque el fin de ellas es muerte. 22Mas ahora que habis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenis por vuestro fruto la santificacin, y como fin, la vida eterna. 23Porque la paga del pecado es muerte, mas la ddiva de Dios es vida eterna en Cristo Jess Seor nuestro.

  • 12con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; 13el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, 14en quien tenemos redencin por su sangre, el perdn de pecados.

  • NOS COMPRONOS LIMPIONOS SALVONOS TRANSFORMO

  • 19O ignoris que vuestro cuerpo es templo del Espritu Santo, el cual est en vosotros, el cual tenis de Dios, y que no sois vuestros? 20Porque habis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espritu, los cuales son de Dios.

  • 13Porque si la sangre de los toros y de los machos cabros, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificacin de la carne, 14cunto ms la sangre de Cristo, el cual mediante el Espritu eterno se ofreci a s mismo sin mancha a Dios, limpiar vuestras conciencias de obras muertas para que sirvis al Dios vivo?

  • 2No os conformis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovacin de vuestro entendimiento, para que comprobis cul sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

  • 4Pero cuando se manifest la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5nos salv, no por obras de justicia que nosotros hubiramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneracin y por la renovacin en el Espritu Santo, 6el cual derram en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 7para que justificados por su gracia, vinisemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

  • 7No seis, pues, partcipes con ellos. 8Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Seor; andad como hijos de luz 9(porque el fruto del Espritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10comprobando lo que es agradable al Seor. 11Y no participis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino ms bien reprendedlas;

  • ESPIRITUSANTOEsprituSantoPADREHIJOX

  • Fin de la Clase