La Expedición Botánica

Click here to load reader

  • date post

    08-Jul-2016
  • Category

    Documents

  • view

    218
  • download

    0

Embed Size (px)

description

LA EXPEDICIÓN BOTÁNICA

Transcript of La Expedición Botánica

  • Historia MexicanaISSN: [email protected] Colegio de Mxico, A.C.Mxico

    Maldonado Polo, Jos LuisLa expedicin botnica a Nueva Espaa, 1786-1803: el Jardn Botnico y la Ctedra de Botnica

    Historia Mexicana, vol. L, nm. 1, julio - septiembre, 2000, pp. 5-56El Colegio de Mxico, A.C.

    Distrito Federal, Mxico

    Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=60050101

    Cmo citar el artculo

    Nmero completo

    Ms informacin del artculo

    Pgina de la revista en redalyc.org

    Sistema de Informacin CientficaRed de Revistas Cientficas de Amrica Latina, el Caribe, Espaa y Portugal

    Proyecto acadmico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto

  • LA EXPEDICIN BOTNICAA NUEVA ESPAA, 1786-1803:

    EL JARDN BOTNICO Y LA CTEDRA DE BOTNICA

    J. Luis MALDONADO POLOConsejo Superior de Investigaciones Cientficas

    ORIGEN

    DESDE UN PRIMER MOMENTO Y ANTES de que se decidiera la orga-nizacin de una expedicin oficial a la Nueva Espaa, quecumpliera unos objetivos similares a los encomendadosa las expediciones botnicas de Per y Nueva Granada, elmdico espaol Martn de Sess que conoca estas em-presas cientficas, ya consideraba la idea de establecer unjardn botnico y una ctedra de botnica en la capital me-xicana, como pone de manifiesto en los planes que expu-so a Casimiro Gmez Ortega.1

    Desde la isla de Cuba, donde ejerca su profesin comocirujano en la Escuadra del Marqus del Socorro, propusoa Gmez Ortega en carta fechada en La Habana el 30de enero de 1785, despus de exponer su intencin deir a Mxico en compaa del Conde de Glvez, establecerCathedra de Botanica con Jardn, a que combida el frtile inculto terreno que hay dentro de Palacio contiguo a la

    Fecha de recepcin: 16 de diciembre de 1999Fecha de aceptacin: 21 de febrero de 2000

    HMex, L: 1, 2000 5

    1 Para un conocimiento de la trascendencia de este botnico, rectorde la poltica cientfica espaola del ltimo tercio del siglo XVIII, sin dudala mejor obra que existe es la de PUERTO SARMIENTO, 1992.

  • Universidad, para lo cual sugiri el envo de algn discpu-lo aventajado que pudiera hacerse cargo de este cometido;adems propuso la creacin de una academia de medicinaterico-prctica en concordancia con la que se haba im-plantado en la Pennsula.

    En ambas instituciones se impartira la docencia de labotnica a los estudiantes de los tres ramos de la medicina(medicina, ciruga y farmacia) siguiendo los nuevos princi-pios del sistema Linneano. Esto permitira el conocimien-to y estudio sistemtico de las plantas novohispanas yservira adems, para la reforma necesaria de la estructurasanitaria de la Nueva Espaa y del burocratizado Protome-dicato.2En agosto del mismo ao, Sess seal como lugar idneopara el emplazamiento del futuro jardn botnico unhuerto anexo al Colegio de San Pedro y San Pablo que ha-ba sido de los jesuitas, ya labrado y con abundante agua.Respecto a los objetivos de la futura institucin anuncila formacin indispensable de mdicos, cirujanos y farma-cuticos, de forma similar a lo practicado en la metrpoli.3Estas ideas fueron apoyadas por los fiscales, quienes apun-taron tambin entre las finalidades del futuro jardn, la deservir de depsito de las producciones naturales de Amri-ca septentrional, que posteriormente podran ser traslada-das a la Pennsula para enriquecer los fondos de las dosinstituciones ilustradas de mayor importancia: el Real Jar-dn Botnico y el Real Gabinete de Historia Natural deMadrid.4

    Unos aos antes el cronista del Consejo de Indias, JuanBautista Muoz, encontr en la biblioteca de los jesuitas

    6 J. LUIS MALDONADO POLO

    2 ARJB, vol. 1,1,1.3 Instancia de Martino de Sess, 10 de agosto de 1785, AMNCN,

    Expedicin Botnica de Nueva Espaa.4 Dictamen de los fiscales sobre la antecedente representacin, M-

    xico, 24 de agosto de 1785, AMNCN, Expedicin Botnica de NuevaEspaa. Acerca de la primera de las dos instituciones ilustradas metropo-litanas, vanse AN, 1987; COLMEIRO, 1875, pp. 211-345, y PUERTO SARMIENTO,1988. Respecto al gabinete, vanse CALATAYUD, 1987 y 1988 y BARREIRO, 1992.

  • expulsos del Colegio Imperial de Madrid, cinco volme-nes manuscritos (al parecer borradores) de la Historia Na-tural de Nueva Espaa del Protomdico de Felipe II,Francisco Hernndez, quien en 1570 haba sido enviado aesos territorios de ultramar para estudiar las plantas medi-cinales y todo lo referente a la historia natural. El resultadode esta primera expedicin cientfica al Nuevo Mundo,fue la recoleccin de miles de plantas, animales y minera-les, numerosos dibujos de las especies exticas recogidas,gran cantidad de datos y descripciones (ms de 3 000 de lasplantas recolectadas, 500 de animales y unos 35 minerales).5

    La obra, que haba desaparecido en 1761 en el incendiode El Escorial, aunque incompleta, podra recuperarse parala ciencia y el Estado, se aprob su publicacin en 1784. Elencargo recay en Casimiro Gmez Ortega, a quien habapasado la obra manuscrita para su preparacin y posterioredicin.6

    Para realizar esta tarea, crey que era necesario comple-tarla con los posibles manuscritos y dibujos (duplicados)

    7LA EXPEDICIN BOTNICA A NUEVA ESPAA, 1786-1803

    5 Como dice Raquel lvarez, parece que el mdico de cmara de Fe-lipe II, Nardo Antonio Recco, realiz un resumen acerca de las plantasmedicinales de Mxico, de la magna obra del protomdico toledano,que sirvi para su difusin por Europa. En Mxico, Francisco Ximnezedit en 1615, Quatro libros de la naturaleza y virtudes de las plantas yanimales que estn recebidos en el uso de medicina en la Nueva Es-paa [] con lo que el Doctor Francisco Hernndez escribi [], ba-sada en el compendio de Recco. Posteriormente, apareci otra edicindel mismo compendio que se public en Roma en 1649. Estos datos sehan tomado de LVAREZ PELEZ, 1987, pp. 147-158. De la misma autora esinteresante el captulo referente a Francisco Hernndez, su relacincon la medicina indgena y su obra cientfica, todo perfectamente en-troncado con la poltica cientfica de Felipe LVAREZ PELEZ, 1993, pp.99-125. Por otro lado, el historiador mexicano Germn Somolinos, seocup intensamente del estudio biogrfico de este insigne viajero rena-centista. La Universidad Nacional Autnoma de Mxico public lasObras Completas, entre 1960-1967. SOMOLINOS, 1960-1967, en el t. I, escri-bi la Vida y obra de Francisco Hernndez.

    6 Finalmente, la obra fue adaptada y traducida por l y se public en1790, en Madrid en la imprenta de los herederos de Joaqun Ibarra, ti-tulada Francisci Hernandi, medici atque historici Philippi II hisp. et indisr. re-gis, et totius novi orbis archiatri.. Opera, cum edita, tum inedita, ad autographifidem et integritatem expressa, impensa et jussu regio.

  • que podan encontrarse en Mxico, para lo cual la pro-puesta de Sess no poda ser ms oportuna, puesto que alos objetivos que ste sealaba en su correspondencia, conel director y catedrtico del Real Jardn Botnico de Ma-drid, se poda muy bien sumar la localizacin del materialde Francisco Hernndez y a la vez profundizar ms en elconocimiento del mundo natural novohispano.

    A lo largo de 1785 y en los primeros meses de 1786, Ses-s ya en Mxico solicit a Bernardo de Glvez su me-diacin ante el rey, el nuevo virrey de la Nueva Espaa y leexpona su plan inicial, y se ofreci a viajar por el territo-rio novohispano. Inclua en su proyecto la formacin deuna expedicin botnica que tambin se encargara de re-cuperar los materiales hernandianos que deberan estardispersos en ese virreinato. El planteamiento coincidaplenamente con el de Gmez Ortega, quien con el inten-dente del Jardn madrileo, Jos Prez Caballero y el se-gundo catedrtico de la misma institucin, Antonio Palau,concedieron a Sess el ttulo de comisionado por la ciudadde Mxico para que diera noticias de las plantas y demsproducciones vegetales de la Nueva Espaa que por su in-ters merecieran ser enviadas al Real Jardn Botnico, deacuerdo con el artculo 26 del Reglamento que rega en elCentro; de la misma manera expresaban en el citado do-cumento el encargo hecho al virrey para que favoreciera yauxiliara a Sess en sus tareas de recoleccin y reconoci-miento de las plantas novohispanas.7

    PRIMEROS CONTACTOS CON LA ILUSTRACIN NOVOHISPANA

    Adems del apoyo incondicional que Sess tuvo del virreyGlvez tambin cont con el de una gran parte de la socie-dad ilustrada novohispana, pues conviene recordar a esterespecto que Mxico era el centro colonial ms importan-

    8 J. LUIS MALDONADO POLO

    7 Certificado del Ttulo de Comisionado del Real Jardn Botnico deMadrid en favor de Martino de Sess, dado en Madrid a 10-V-1785,ARJB, vol. 1,1,2.

  • te del imperio espaol y su capital el enclave cultural msdesarrollado. El movimiento cientfico mexicano de la se-gunda mitad del siglo XVIII contaba con un gran grupo decriollos, autodidactas en su formacin, que intentaban larenovacin de las estructuras socioculturales de la NuevaEspaa y seguan las mismas pautas que en esos momentosse estaban realizando en la Pennsula. Una inquieta genera-cin de ilustrados mexicanos se emancip del dogmatismoescolstico predominante en las instituciones tradiciona-les, como la universidad y basndose en la razn iniciaronel estudio y conocimiento de lo real. Las orientacionescientficas no se reducan slo al estudio de las cienciaspuras, sino a la aplicacin de stas a la industria, la agricul-tura, la minera, etc., lo que permiti abrir las puertas de laciencia moderna en Mxico.

    El proceso de secularizacin que protagoniz este mo-vimiento trajo como consecuencia la creacin de variasinstituciones cientficas independientes de la universidad,como la creacin, en 1768, de la Real Escuela de Ciruga, oel importante Colegio de Minera; tambin se fomenta-ron rganos de expresiones, cientfica y cultural como elMercurio Volante, especializado en medicina, la Gaceta de M-xico, etc. De estas realizaciones fueron prom