La Corrupcion Administrativa

download La Corrupcion Administrativa

of 546

  • date post

    22-Jun-2015
  • Category

    Documents

  • view

    96
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Libro sobre la corrupción administrativa.

Transcript of La Corrupcion Administrativa

La corrupcinadministrativa enMxicoJ osJ uanSnchez GonzlezInstituto de Administracin Pblica del Estado de Mxico, A.C.La corrupcin administrativa en MxicoJ os J uanSnchez GonzlezInstituto de Administracin Pblica del Estado de Mxico, A.C.Av. Miguel Hidalgo Pte.Nm. 503 Col. La Merced,Toluca, Mxico C.P. 50080Tels. 01 (722) 213 46 72, 213 46 73 y 213 46 74.Fax 214 07 83www.iapem.org.mx instituto@iapem.org.mxISBN: 1a. EdicinToluca, Mxico, enero de 2012Diseo Editorial y Portada: Hctor F. Corts MercadoImpreso en MxicoEl conLenIdo de esLe lIbro es responsabIlIdad del auLor y no reBeja necesarIamenLe el punLo de vista del IAPEM.COMIT EDITORIALGuillermina Baena PazPRESIDENTERodolfo J imnez GuzmnJ ulin Salazar MedinaVocalesCarlos ArrIaa jordanRoberto Moreno EspinosaINSTITUTO DE ADMINISTRACIN PBLICA DEL ESTADO DE MXICO, A.C.Mauricio Valds RodrguezPRESIDENTEEduardo Gasca PliegoVICEPRESIDENTENelson Arteaga BotelloMara Elena Barrera TapiaGilberto Corts BastidaMiguel ngel Cortez AlarcnAlfredo del Mazo MazaEriko Flores PrezErnesto Nemer lvarezRoberto Padilla DomnguezErancIsco J. FanLoja BalInasJos Alejandro Varas CasLroCONSEJ EROSRomn Lpez FloresSECRETARIO EJ ECUTIVOJ os Luis Palacios ArzateInvestigacinConstanza Mrquez AguilarCapacitacin y Desarrollo ProfesionalCelia Martnez PaulnTecnologas de la InformacinAdriana E. Bazn TrousselleConsultoraRaiza Dayar MoraComunicacin Social y EditorialRoberto A. Rodrguez ReyesAdministracin y FinanzasCOORDINADORESLa corrupcin administrativa en Mxico9PresentacinPor RicardoUvalleBerronesEl tema de la corrupcin no es una moda, sino preocupacin constan-te, dado que es un mal pblico que, por su impacto negativo, lastima a la sociedad, los ciudadanos, el mercado y el Estado, entendidos como mbitos de cooperacin que caracterizan a la vida moderna como un sistema de instituciones que dan cauce a diversas polticas pblicas. Es un tema de alcance mundial que preocupa abanqueros, corpora-ciones, comerciantes, polticos, administradores del Estado, empresa-rios, instituciones acadmicas, industriales, despachos profesionales, jueces,leIsladores,medIosdecomunIcacInyadIIerenLessecLores de opinin que tienen presencia en el espacio pblico, dado que su co-berLura no slo se ubIca en la esIera del mundo oBcIal, sIno LambIn en los diversos estilos de vida del ncleo de lo privado. EsunLemacomplejo,quenoLIeneunasolapLIcadeanalIsIs y valoracin, sino que reclama un enfoque de multicausalidad para su mejor comprensIn, dIscusIn y arumenLacIn. La corrupcIn La sido y es un factor corrosivo que debilita el sentido de lo pblico, de-bilita la institucionalidad democrtica y lesiona la convivencia social, poltica y econmica al favorecer un ambiente de inequidad entre los habitantes de la sociedad civil. Su efecto pernicioso implica que los miembros de la sociedad civil son afectados por las prcticas que da-an el prestigio de las instituciones. Esto implica que la credibilidad y leILImIdad de un orden jurIdIco y polILIco LIene que susLenLarse en la certidumbre, la transparencia y la rendicin de cuentas para evitar el ejercIcIo paLrImonIal del poder. 10Pr esentaci nUn orden jurIdIco y polILIco sano, ImplIca que la lealIdad LIene que ser la constante ms evidente del diario vivir. Implica que hay autoridad y decisin para orientar la vida colectiva con apego a la normativa vigente, con lo cual se evita que la corrupcin brote como un mal InevILable. La eBcacIa de un orden jurIdIco y polILIco consIsLe en que con sus reglas preventivas es factible evitar la reproduccin de la corrupcin, ya que sta encarece los costos de la vida asociada al estimular la ilegalidad, el cohecho, la cleptocracia, la impunidad, la arbILrarIedad y el InBuyenLIsmo. CuandopredomIna mas la accIn co-rrecLIva por parLe de la auLorIdad publIca, sInIBca que la prevIsIn a cargo de las instituciones para evitar daos colectivos no es efectiva. En el caso de la corrupcin, es fundamental el diseo de incentivos positivos y negativos para evitar su proliferacin. De ah la importancia de que los marcos institucionales sean id-neos para autorizar y prohibir las conductas individuales, as como las accIones colecLIvas. La clarIdad de las relas del jueo que son las InsLILucIones, es la que deLermIna la eBcacIa de la auLorIdad, a Bn de diluir las prcticas que son dainas a la vida privada y pblica. Si bien la corrupcin es una prctica social, tiene su origen en prcticas de la vida privada, en la adopcin de valores culturales y en la visin que se tiene del mundo. En lo pblico son visibles los valores y prcticas de la vida privada porque se integra por espacios abiertos, interactivos y conductas evidentes. Por tanto, es impreciso que la corrupcin sea slo un asunto de los gobiernos, dado que se alimenta tambin por vicios que tienen su origen en la esfera de lo privado. De ah que los marcos institucio-nales tengan que ser efectivos para sancionar y penalizar las prc-ticas de corrupcin, evitando que la reproduccin de sta favorezca losambIenLesdeImpunIdad,desIualdadydesalIenLoquealejana los gobernados de las autoridades constituidas hasta formar zonas de desinters por los asuntos pblicos. La vida moderna necesita de marcosInsLILucIonalesqueademasdeeBcaces,conLrIbuyanacons-LruIrconBanzaenlosmercados,losInversIonIsLasyloscIudadanos sobrelabasedelacerLIdumbrejurIdIca.DeaLIquelalealIdadyla 11Pr esentaci ncertidumbre sean el binomio que, en la modalidad de antdoto, desesti-mulen las prcticas de corrupcin que consumen los recursos escasos de la vIda asocIada, al desLInarse, por ejemplo, a la culLura y accIones del patrimonialismo. Ninguna economa de mercado se desarrolla si no estn vigentes los principios de legalidad y certidumbre que corresponden a la visin del constitucionalismo moderno. Por la legalidades importante des-tacar que en la visin del Estado de Derecho, hay autoridades, proce-dimientos, tiempos y mbitos de competencia que se encargan tanto de la elaboracin como de la implementacin de las normas y que los responsables proceden en razn de ese marco de valores y reglas. La cerLIdumbrealudealaconBanzaporparLedelosobernadosdeco-nocer con anticipacin las normas a cumplir en nombre del inters pblico por parte de la autoridad, con nfasis en que su actuacin es previsible con apego a las normas formales y pblicas, lo cual impli-ca que no hay oportunidad para que la discrecionalidad reemplace al espritu y contenido de las normas vigentes, sino que el cumplimiento desLasnoadmILevarIanLesosILuacIonesdevenLajaparaunosen detrimento de los dems. CuandolalealIdadylacerLIdumbresonprocesoseBcaces,se frenan las tentativas de corrupcin, las cuales se alientan cuando las auLorIdadesconsLILuIdasasumenjunLoconalunosruposymIem-bros de la sociedad, conductas que provocan ms suspicacias que con-Banza.EnlamedIdaquelosmarcosInsLILucIonalessedeBnenmas por su carcter preventivo, se genera una atmsfera que favorece la credibilidad en los valores y conductas de la vida pblica, ms cuan-do se asocia a los esquemas de la vida democrtica, entendida como un sistema de incentivos que permiten asegurar la regulacin de la competencia, la innovacin y el desarrollo de las capacidades en la sociedad civil. La conBanza de los obernados en las InsLILucIones vIenLes se asocia en buena medida con la disminucin de la corrupcin. Cuando sta es notoria, el desnimo de los ciudadanos va en aumento desde el momento en que la tarea imparcial de la autoridad no se cumple para 12Pr esentaci ndesvenLaja de la convIvencIa republIcana. En la vIsIn del obIerno de lo pblico -libertades civiles y polticas vigentes, autoridades electas, renovacin del poder, vigilancia sobre el desempeo de las autorida-des,apeoalalealIdad,ejercIcIoacredILadodelaresponsabIlIdad, clarIdad de los cosLos y beneBcIos comparLIdos- los valores de la Im-parcialidad y la responsabilidad son fundamentales para dar cauce a las expectativas de la poblacin, sobre todo, en la certeza de que las reglas vigentes se han de cumplir con sentido positivo y escrito, no atendiendo a criterios informales ni a los arreglos que daan la vigencia de los valores pblicos. Cuando la formalidad de las reglas generales y universales se re-laja, Lay rIeso de que el orden consLILuIdo se quebranLe, dado que no esLa dIseado para sILuacIones excepcIonales, sIno para que la ejecu-cIn de las normas no slo sea Impersonal, sIno especIBca y deLallada. Tanto la sociedad civil como la economa de mercado necesitan que el EsLado aranLIce conBanza y cerLIdumbre para evILar que la corrup-cin se convierta en una salida falsa que soluciona los problemas colecLIvos. El Ireno a la corrupcIn LIene que Lacerse con eBcacIa para evILar que se reproduzca como la cabeza de la LIdra. ALajarla, Irenarla y sancionarla corresponde a una visin del Estado de Derecho y en esa medida el desarrollo de las capacidades individuales y colectivas LIenemejorpIsoparaaumenLarlaproducLIvIdadquenecesILanlos sistemas sociales y econmicos. Un aspecto central de las polticas pblicas orientadas a desac-tivar la corrupcin consiste en que los derechos de propiedad sean aranLIzadosconauLorIdadesImparcIales,LrIbunalesconBables,re-gistros de la propiedad que sean actualizados, serios y seguros. Sin esLos aLrIbuLos, no Labra conBanza en los InversIonIsLas nI en la con-dicin de vida de los propietarios de los diversos grupos de la sociedad civil. Un escenario en el cual los derechos de propiedad estn en riesgo ante las prcticas de la corrupcin, se convierte en terreno propicio para dar paso a la economa de casino. sta implica que las reglas del jueo se modIBcan a cada momenLo en razn de la oIerLa y la deman-da de las apuestas, pero en el caso de los derechos de propiedad, la 13Pr esentaci ncerLezajurIdIcaeInsLILucIonalnodebeserobjeLodeLransaccIones ocasionales, sino del intercambio que se regula de manera ordinaria y continua. For eso las economIas publIcas LIenen como eje de su mejor ren-dImIenLo la cerLeza jurIdIca, la InIormacIn sImLrIca, las dIsmInucIn de los costos de transaccin, la vigencia de los contratos y la existencia de auLorIdades