José-Ramón Busto Sáiz, S.J. - Cristología para empezar

of 149

  • date post

    03-Jun-2018
  • Category

    Documents

  • view

    223
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of José-Ramón Busto Sáiz, S.J. - Cristología para empezar

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    1/149

    Jos -Ramn Bus to S iz , S . J .

    CRISTOLOGIAPARA EMPEZAR(8.aedicin)

    Editorial SAL TERRAESantander

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    2/149

    1991 Editorial SalTerraePolgono de Raos, Parcela 14-139600 Maliao (Cantabria)Fax: 942 369 201E-mail:[email protected]://www.salterrae.esCon las debidas licencias

    Impreso enEspaa.Printed in SpainISBN: 84-293-0904-7Dep.Legal: BI-2482-01Impresin y encuademacin:Grafo, S.A. - Bilbao

    mailto:[email protected]://www.salterrae.es/http://www.salterrae.es/mailto:[email protected]
  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    3/149

    ndice

    INTRODUCCIN 9I. LA INVESTIGACIN MODERNASOBRE JESS DE NAZARET 13

    1. QU HA CAMBIADOEN CRISTOLO GA? 131.1. Cristologa previa al Vaticano II . . . 131.2. La Cristologa actual 172. LA INVESTIGACIN HISTRICASOBREJESS 202 .1 . Los evange lios, fuentes histricas .. 20

    2.2. Los evange lios, obras literarias 222.3 . Los evange lios, escritos teolgicos . 222 .4 . Las etapas del estudio 242.4.1. Etapa precrtica 242.4.2. Teologa liberal 262.4.3. Teologa existencial 282.4.4. Teologapostbulmaniana ... 303. LOS RESULTADOSDE LA INVESTIGACINSOBRE LOS EVANG ELIOS 313 .1 . Historia de las formase historia de la redaccin 323.2 . Criterios de historicidad 36

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    4/149

    6 CRISTOLOGA PARA EMPEZARII. LA HISTORIA DE JESS DE NAZ ARET 41

    1. QU SABEMOSDE JESS DE NAZAR ET? 432. EL MENSAJE DE JESS:El Reino de Dios 45

    3 ALGUNOS DATOS RELEVANTESDE LA ACTUACIN DE JESS 513.1. La oracin de Jess: el Padrenuestro 513.2. Las parbolas 563.3. Los milagros 593.4. Las comidas de Jess 613.5. Los discpulos 633.6 . El conflicto 65III. APROXIMACIN HISTRICAA LA CAUSA D E LA M UERTE DE JESS 67

    1. INTROD UCC IN 672. LA EXPULSIN DE LOSMERCADERES DEL TEMPLO 693. LA CONDENA DE JESS 83

    IV. LA RESURRECCIN DE JESS 911. TESTIMO NIOS LITERARIOS 911.1. Confesiones de fe 921.2. Him nos cristolgicos primitivos 931.3. Relatos sobre la tumba vaca 941.4. Relatos de apariciones 1002. LA FE EN LA RESURREC CIN 105

    2.1. D io se s fiel 1062.2. Jess vive 1072.3. Jess tena razn 1082.4 . El sentido de la vidaessercomoJess 1082.5. El nacimiento de la Iglesia 109

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    5/149

    NDICE 7V. LA FE EN JESUCRISTO 111

    1. JESS, HIJO DE DIOSY HOM BRE VERDAD ERO 1111.1. Crtica de la cristologa deductiva .. 1111.2. Jess, revelador del Padre 1121.3. El hom bre, imagen de Dios 113

    2. JES S, HIJO DE DIOS 1152.1 . El Dios de la gloria 1162.2. Teologa de la cruz 1163. JES S, NUESTRO HERM ANO MAYOR 1233 .1 . La persona humana de Jess 1233.2 . Jess nos revela quin es el hombre 1253.3 . El hom bre revelado en Jess 1254. PERFECTO DIOSY PERFECTO HOM BRE 1315. JESS ES NU ESTRO SALVADO R . . . . 1335 .1 . San Anselmo y la redencin 1345.2 . Cmo consigue salvarnos Jess? .. 1365.3 . La salvacin del pecado 1415.4. La salvacin de la ley 1445.5. La salvacin de la muerte 148

    Bibliografa 155

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    6/149

    Introduccin

    Dice Walter Kasper que la profesin Jess es el Cristo resume toda la fe cristiana yque la Cristologa es la concienzuda exposicinde esa profesin . As pues, la Cristologa consiste en explicar la frase Jess es el Cristo.Como, a su vez, esta frase es el centro de la fecristiana, la Cristologa es el centro de la Teologa. Toda otra cuestin teolgica sobre Dios,sobre la Iglesia, sobre el hombre, sobre el mundo presente ofuturo, depende de lo que hayamosdicho en la explicacin de esa profesin de nuestr fe, de manera que la confesin Jess es elCristo es la clave de toda la Teologa.En el momento actual, la Cristologa es untratado suficientemente hecho y que se halla enel mundo teolgico en pacfica posesin. Noocurre lo mismo con otros tratados teolgicos

    que estn repensndose, hacindose a vecesconductivamente, incluso ,como ocurre quiz1. W. K A S P E R , Jess, el Cristo, Ed. Sigeme, Sa

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    7/149

    10 CRISTOLOGA PARA EMPEZARconeltr t do sobre l Iglesia.Aellocontribuyeel hecho de que los dems tratados teolgicosdependen en gran medida de lo que se hayadejado asentado en Cristologa, y por ello lostelogos, slo despus de que la Cristologahaya alcanzado un importante grado de consenso,h n p s doa dedicar sus esfuerzos a lostr t dossobre Dios, el hombre o la Iglesia.

    Rinaldo Fabris, en el prlogo de su libro,Jess de Nazaret, publicado en castellano en1985, anuncia su intencin de recoger en sutr b jo todo aquello que la investigacin de losltimos 30 aos ha dado por adquirido . Otracosa es que esos conocimientos que el mundode los especialistas tiene por adquiridos seansuficientementepblicos para el conjunto de loscristianos de a pie. Contribuir a es publicidad es el objetivo de estas pginas. Este esun opsculo para empezar a conocer la Cristologa actual. Naci como fruto de unas con

    ferencias ofrecidas a los educadores de la provincia de Castilla de la Compaa de Jess.Ninguno de los temas que en l se tratan puedefaltar en una Cristologa. Sin embargo, existenotros muchos aspectos importantes que no setratan aqu y que los lectores iniciados echarnen falta enseguida. Al mismo tiempo, los queaqu se exponen son susceptibles de un estudio

    2. Pg. 10. La edicin italiana es de 1983.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    8/149

    INTRODUCCIN 11ms profundo y pormenorizado. Ese estudio sepuede realizar en los libros que se citan en labibliografa final. Estas pginas slo pretenden,pues, hacer pblicos con brevedad y de modoaccesible algunos temas centrales de Cristolo-ga que otros trabajos, ms sesudos y amplios,han desarrollado ya.

    Comienza con un captulo introductorio ala exposicin propiamente cristolgica, en elque se tratan temas crticos y metodolgicos I).A stos sigue el discurso propiamente cristo-lgico, que discurrir por el siguiente camino:tras una exposicin sobre la vida y la historiade Jess II), nos aproximaremos, desde unpunto de vista histrico, al planteamiento del conflicto que provoc su muerte III); pasaremosluego a estudiar los testimonios literarios ehistricos sobre su resurreccin y su significado creyente IV), para acabar exponiendoel contenido de nuestra fe en Jesucristo y susalvacin V).

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    9/149

    ILa investigacin modernasobre Jess de Nazaret

    En este primer captulo intentar resumirbrevemente los hitos ms importantes de la moderna investigacin sobre Jess de Nazaret. Trespreguntas esperan respuesta. Primera, qu hacambiado en la Cristologa?; segunda, cul esla historia cientfica de este cambio?; y por fin,tercera, dnde estamos hoy?1. QU HA CAMBIADO ENCRISTOLOGA?1.1. Cristologa previa al Vaticano II

    A los que somos un poco mayores nos explicaron el misterio de Cristo de una manera quepodemos resumir as: todos sabemos quin esDios; Dios es Eterno, Suma Bondad, AbsolutaPerfeccin, Principio y Fin de todas las cosas...Dios se encarn; de resultas de lo cual, Dios,

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    10/149

    14 CRISTOLOGA PARA EMPEZARJess de Nazaret. Este hombre era Dios y, portanto, reuna las cualidades de Dios. As pues,lo saba todo. Jess, como dice el evangelio deJuan, no tena necesidad de que alguien testificase acerca del hombre, pues l conoca quhaba en el hombre (Jn 2, 25). Lo nico queocurra es que se le notaba poco, porque estabaencarnado.

    Este Dios hecho hombre nos ha salvadogracias a que era Dios y hombre. l ha pagadola factura de nuestro pecado exigida por DiosPadre; factura que no habra sido necesario pagarsi no hubiramos pecado. Por otra parte, estasalvacin de Jess se nos presentaba como unasalvacin que, en la prctica, vala slo para laotra vida; podemos ir al cielo gracias a que Jessha pagado al Padre nuestra factura por el pecado ,aunque con nuestro com portamiento en este valle de lgrimas debemos merecer la entrada enel cielo que Jess ha hecho posible. Que Jessnos ha salvado vena a significar que Jess habaabierto la puerta del cielo, hasta entonces in-franqueada. Desde ese momento, nosotros podamos merecer la entrada, lo cual hasta la muerte de Jess haba sido imposible.

    De alguna manera, como sugiere Rahner ,en esta exposicin de la Cristologa, que espero3. Cf. Problemas actuales de Cristologa, en Escritos de Teologa, I, Madrid 1963, 169-223.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    11/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 15

    no haber caricaturizado en exceso, se habra deslizado una criptohereja, una hereja inconsciente. Dicha hereja inconsciente consista enque, por considerar a Jess Dios, dejbamosexcesivamente en la penumbra que era hombre.Las implicaciones y consecuencias de la humanidad de Jess resultaban entonces desdibujadas.Adems, se haba producido un hiato entre lo que Jess de Nazaret era y lo que hacapara salvarnos. Resultaba difcil explicar porqu se haba hecho necesaria la muerte de Jesspara conseguir nuestra salvacin. Lo cual, derechazo, distorsionaba la imagen de Dios y nosobligaba a considerar a Caifas y Pilato comoverdaderos m onstruos, sin posibilidad alguna deque nos reconociramos en ellos.La situacin cambi profundam ente, a partir de los aos 60, al confluir desde diverosmbitos alteraciones de los puntos de vista dominantes. Por un lado, cambiaron las imgenesde Dios; lo que la gente pensaba de Dios comenz a no estar claro . Se debi a movimientoscomo los diversos atesmos, el agnosticismo, lasecularizacin, la muerte de Dios, etc . Para granparte de nuestros contemporneos, eso de queDios es Eterno, Principio y Fin de todas lascosas, que premia a los buenos y castiga a losmalos, son palabras irrelevantes o vacas. Loque aprendimos en el catecismo empez a nosignificar prcticamente nada relevante. Y , des-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    12/149

    16 CRISTOLOG1A PARA EMPEZARde luego, para creer en Dios era preciso queDios fuera creble.La imagen que la teologa tena de Diostambin se puso en entredicho. El evangelistaJuan (1,18) y lo repite en su primera carta(4,12) dice que a D ios nadie le ha visto jam s.Segn eso, puesto que aplicbamos al hombreJess de Nazaret nuestras ideas sobre Dios, lasafirmaciones de la Cristologa eran algo msque deducciones de nuestras ideas previas sobreDios? Qu papel desempeaba en ellas el datode que Dios se haba revelado en Jesucristo?Al lado de esto, durante los siglos XIX yXX se haba desarrollado toda una serie de investigaciones sobre la historia de Jess: la investigacin historicocrtica. Su objetivo consista en dejar decantar el dato histrico a partir delo que nos transmiten los textos evanglicos.Hasta el siglo XVIII, como enseguida vamos aver, se haba relacionado la verdad que nostransmiten los evangelios con la idea de que susrelatos eran siempre estricta verdad histrica. Esdecir, puesto que los evangelios nos transmitenla verdad para nuestra salvacin, todo lo quenos relatan tuvo que ocurrir tal como nos locuentan. Sin embargo, esto no era as, ni podaserlo, y en ello estaban implicados problemas

    de tipo histrico, literario y teolgico. El resultado de la investigacin historicocrtica esque conocem os mucho mejor la vida y la historiade Jess. Integrar en el discurso cristolgico esa

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    13/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 17vida y esa historia, conocida mediante mtodoscientficos, ha contribuido como ninguna otracosa a hacer cambiar la Cristologa.1.2. La Cristologa actual

    Esta Cristologa ha sido calificada de gentica y no de deductiva, como podramosllamar a la anterior. Gentica, en el sentido deque pretende reconstruir el camino por el quePedro lleg a confesar que Jess era el Hijo deDios. Es decir, no nos situamos en el punto dellegada (Jess es Dios), y a partir de ah deducimos quin es Jess, sino que vamos reconstruyendo la historia de Pedro, o de Juan, ode Santiago, hasta que llegan a afirmar que Jesses el Cristo.

    Por otra parte, convencidos de que a Diosnadie le ha visto jams y de que ha sido precisamente el Hijo, Jesucristo, quien nos lo harevelado, somos conscientes de que conocemosmejor cmo es Dios a partir de la revelacin deJesucristo que a base de deducciones y especulaciones sobre nuestras ideas previas acercade Dios.Un ejemplo quiz ayude a aclarar las cosas:sufre Dios? Evidentemente, todos estamos dispuestos a contestar que no; que Dios no puedesufrir. Pero cmo lo sabem os? Porque lo hem os

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    14/149

    18 CRISTOLOGIA PARA EMPEZARdeducido de nuestra idea de Dios. Ahora bien,Jesucristo nos revela cmo es Dios, y a Jesucristo le hemos visto sufriendo en la cruz. Oes que cuando Jess sufre en la cruz no nosrevela aDios,sino que nos lo oculta? El lenguajesobre Dios es ahora un lenguaje en tensin, unlenguaje bipolar. No se niega que Dios seaEterno, que Dios no sufra, que Dios sea feliz;pero hay otro polo desde el que se percibe unaimagen distinta de Dios: es el Dios revelado enJess de Nazaret. El Dios del anonadamiento,el Dios del sufrimiento, en su solidaridad connosotros4. Dios aparece en este mundo nuestrocomo el nio de la cueva de Beln, necesitadode cario y que, como todos los nios al nacer,lo primero que hace es llorar. Ah tenemos otraimagen de Dios. A D ios nadie lo ha visto nunca,excepto los que hemos visto a Jesucristo; y aJesucristo le hemos visto en el anonadamientoy en la cruz. Tendremos entonces que averiguarqu se nos quiere decir de Dios en el anonadamiento de Jess.Por otra parte, Jess no nos salva independientemente de lo que l hace. La salvacin quenos trae Jess y su propia realizacin vital noson dos realidades slo extrnsecamente unidas.Lo que Jess realiza es el plan de Dios sobre el

    4. Sobre este tema, cfr. D. GONNET, Dieu aussiconnait la souffrance, Paris 1990.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    15/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 19hombre. Ese plan es nuestra salvacin. De talmanera que en Jess no vamos a tener reveladoslo lo que es Dios, sino que vamos a tenerrevelado tambin lo que es el hombre, porqueel hom bre que Jess realiza es nuestra salvacin.Por lo tanto, nuestra salvacin consiste en reproducir en nosotros mismos la imagen de Jess,ser hijos en el Hijo, ser como Jess. sta es lasalvacin. Evidentemente, el fin definitivo de lavida de Jess, que no es la muerte en la cruz,sino su vida gloriosa sentado a la derecha delPadre, es tambin la promesa de nuestro serdefinitivo. En tonces, nuestra vida en este mundoadquiere tambin su sentido de lo que definitivamente seremos: hermanos de Jess, coherederos de su reino. No es casualidad q ue , despusde haber escrito las cristologas, los telogoshayan puesto manos a la obra para escribir lasantropologas teolgicas. Es decir, despus desaber lo que es Jess, podemos ponernos a describir lo que es el hombre.En resumen, el cambio ms importante enla Cristologa es que nos hemos enterado demanera radical y concreta de que Jess fue hombre. Si fue hombre, tuvo una historia humana.Esa historia humana puede y debe investigarsehistricamente, y adems esa historia es relevante para nuestro conocimiento de Dios y delsentido ltimo de nuestro ser hombres.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    16/149

    2 CRISTOLOGA PARA EMPEZAR

    2. LA INVESTIGACIN HISTRICASOBRE JESSVoy a narrar una historia que empieza en1778: la del desarrollo de la investigacin his-toricocrtica sobre Jess. D ar solamente los trazos principales de esa historia, en la que estnimplicadas cuestiones teolgicas importantes.El acceso a los evangelios puede hacerse,al menos, desde tres puntos de vista: Primero,como fuentes histricas que son; las ms importantes que existen sobre la vida de Jess.Segundo, como obras literarias; algunos de susrelatos son de una belleza en su sencillez slo

    en raras ocasiones igualada. Tercero, comoobras teolgicas; el creyente cristiano siempreha visto en ellos una palabra autoritativa sobresu fe y sobre su vida.

    2.1. Los evangelios fuentes histricasSi nos acercamos a los evangelios comofuentes histricas que son, les hem os de plantearla siguiente pregunta: qu testimonio histriconos ofrecen? Es decir, de todo lo que nos cuen

    tan sus relatos, qu pas y por qu ocurri as?Los evangelios no pueden ser consideradossin ms como obras histricas, en el sentido deque todo lo que cuentan haya sucedido tal como

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    17/149

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    18/149

    22 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR

    grafiado y sus antepasados ms cercanos, losevangelios no son coincidentes fenmeno quese repite en otros muchsimos datos de los evangelios, slo podemos concluir que, al menosa primera vista, su testimonio histrico no es defiar. Al contrario, el testimonio histrico de losevangelios ser algo que necesita ser investigadoy establecido crticamente.2.2. Los evangelios obras literariasA los evangelios podemos acceder, adems,como a obras literarias que son, para comprender su mensaje, gustar sus valores artsticos,que los tienen, y abordar los problemas literariosque presentan. Por problemas literarios entiendo una serie de preguntas que nos podemosplantear. Entre ellas, las siguientes: Quinesson sus autores, habida cuenta de que ningunode los evangelios est firmado? Esos autoresfueron testigos oculares de lo que cuentan?;cmo se explican entonces las contradicciones?; o dispusieron de fuentes anteriores aellos?;de cules?; cmo utilizaron esas fuentes?;para qu lectores escriban?; con qu intencin pusieron manos al trabajo?; en qu medida los destinatarios de su obra influyeron enla elaboracin?2.3 . Los evangelios escritos teolgicos

    El cristiano siempre ha considerado losevangelios como unos escritos que le transmitan

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    19/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 23

    una palabra autoritativa sobre su fe. Leerloscomo la norma de nuestra fe es una tercera formade acceder a ellos. La pregunta que en ese casoles dirigimos es: qu mensaje nos dan sobrenuestra fe y, por tanto, sobre nuestra vida?

    Evidentemente, los tres accesos indicadosestn relacionados entre s, aunque esa relacinpuede plantearse y resolverse de maneras diversas . No obstan te, quiero hacer notar dos ideassobre esta relacin. Su mensaje teolgico es unaspecto de su mensaje literario; o, dicho de otromodo, su mensaje teolgico se identifica con sumensaje literario en cuanto ste es ledo en lafe de la Iglesia. Slo percibimos la palabra sobrenuestra fe que nos transmiten los evangelios silos leemos con el mismo Espritu con que hansido escritos, siendo capaces, al mismo tiempo,de aplicarles todo el instrumental metodolgicolingstico a nuestro alcance. Por otro lado, elmensaje sobre nuestra fe que nos transmiten losevangelios tampoco es independiente de la historia ocurrida y en ellos testificada. Los evangelios nos transmiten la historia de Jess, perono la pura historia de Jess, sino la historia deJess que ha desvelado su sentido. La purahistoria, como la pura realidad, no existe nien el caso de Jess ni en ningn otro . La historiay la realidad son siempre historia y realidad interpretadas. Los evangelios nos transmiten lahistoria de Jess interpretada por la comunidadcreyente, y el creyente ve en esa interpretacin

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    20/149

    24 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR

    el testimonio de la misma interpretacin de Diosacerca de esa historia.Paso a exponer la historia del estudio cientfico de los evangelios, sealando la opinindominante sobre cada uno de los tipos de accesoa su lectura, a lo largo de cuatro etapas esquemticas.

    2.4. Las etapas del estudio2.4.1. Etapa precrtica

    Hasta el siglo XVIII inclusive lo que podemos llamar la etapa precrtica las cosasestaban claras. La verdad de los evangelios seidentificaba con la verdad histrica. Por consiguiente, como los evangelios eran verdad histrica, lo que decan haba ocurrido tal como lonarraban. Desde el punto de vista de los evangelios como obras literarias, en esta etapa precrtica se aceptaba lo que la tradicin tena establecido. Es decir, los evangelios haban sidoescritos por Juan y Mateo, discpulos directosde Jess; y por Lucas y Marcos, discpulos indirectos de Jess, a travs de Pablo y de Pedrorespectivamente. Y, evidentemente, estos evangelios contenan el testimonio de nuestra fe; loque se dice en ellos es la norma ltima de la fecristiana, junto con el testimonio de las otrasEscrituras.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    21/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 25Cuando aparecan contradicciones entre losevangelistas, se solucionaban mediante la con

    cordancia de los cuatro. As se lleg a escribirms de una vez un nico relato continuado dondese daba noticia del contenido de cada uno de loscuatro evangelios, concordando y armonizandolos datos de todos . Cuando aparezcan contradicciones (como, por ejemplo, en el caso de lafecha de la muerte de Jess y la celebracin dela Pascua), se dir que Juan y los sinpticosutilizan distinto calendario. Como hoy nos pasacon la fiesta del Corpus Christi, que en unossitios se celebra el domingo y en otros el jueves.. .

    La cuestin sobre la historia de Jess nacicon H .S . Reim arus, un estudioso que haba consignado por escrito sus reflexiones, aunque nolas public nunca. Su discpulo G. E. Lessing,en 1778, public annimamente algunos fragmentos de las reflexiones del maestro, que enseguida se divulgaron conocindose como Elannimo de Wolfenbttel. Lo que se vena adecir en esos fragmentos sobre el tema que nos

    5. El camino lo inici el Diatessaron de Taciano(s. II). En 1537 Osiander construy un relato seguido,con sentido, en el que no omiti ninguna palabra de losevangelios, pero sin aadir tampoco ninguna. Todava en1943 el P . Bover public en Barcelona unaEvangeliorumconcordia. Quattuor D.N. le su Christi evangelio in na-rrationem unam redacta temporis ordine disposita.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    22/149

    26 CRISTOLOGA PARA EMPEZARocupaeslo siguiente: Jess fue un rebelde contralos romanos al que stos lograron apresar y ajusticiar. Evidentemente, su causa de rebelda poltica fracas. Los discpulos robaron su cuerpoy transformaron su causa de liberacin polticaen una causa de liberacin espiritual. El verdadero Jess de la historia haba sido secuestrado por las diversas confesiones cristianas, quele obligaban a representar un papel de salvadorespiritual.

    En el fondo, Reimarus, se preguntaba si loque la Biblia narraba sobre Jess y lo que predicaba la Iglesia evanglica (protestante) tenaalgo que ver con la verdadera historia de Jess.2.4.2. Teologa liberal

    La Teologa liberal, desarrollada en el mbito protestante alemn a lo largo del siglo XIX ,entiende fundamentalmente a Jess como unmaestro de vida moral. Por tanto, era precisoconocer su mensaje moral, y para ello haba queconocer su vida y su historia. Su pregunta era:qu tenemos que cumplir?; y para contestarlaera preciso saber qu nos ense y, por tanto,cul fue su vida. Se esperaba poder contestar aesas preguntas a partir de estudios de crticahistrica y literaria. Se realizaron estudios defuentes, algunos de los cuales siguen siendo actualmente tiles.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    23/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 27

    A partir de esta etapa queda establecida lainterrelacin y dependencia literaria de los evangelios entre s. El evangelio de Marcos se vecomo el ms primitivo; el de Lucas y el de M ateocomo evangelios dependientes de Marcos. Noes que estas tesis carezcan de problemas, perofuncionan suficientemente bien como explicacin de los datos que suministran los textosevanglicos. As pues, del evangelio de Marcoscopian Lucas y M ateo. Se postula otro texto quenadie ha visto jams es una hiptesis de trabajo, llamado fuente Q, del alemn Que-lle (= fuente). De esta fuente una coleccinde dichos de Jess copiaran Mateo y Lucas.Es una hiptesis dentro de las varias actualmenteexistentes. Todas tienen sus pros y sus contras.Ciertamente, significan que la realidad de lacomposicin de los evangelios es ms complejade lo que a primera vista pudiera parecer. Lateora de las dos fuentes es, pues, la ms conocida y extendida y, aunque tiene variantes deformulacin para unos u otros investigadores,se puede resumir as: tendramos un evangeliode Marcos que es fuente de Mateo y Lucas, yotro documento, llamado Q, perdido desde muypronto, que recogera una coleccin de dichosy enseanzas de Jess; este documento Q estambin fuente de los evangelios de Mateo yLucas. Cada uno de estos dos evangelistas habra dispuesto adems de otras fuentes particulares de informacin.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    24/149

    28 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAREl balance de la investigacin histrica sobre Jess en el siglo XIX fue negativo, segnreconocieron los dos grandes representantes dela escuela liberal: A. Schweitzer y A. Harnack.Schweitzer escribe en 1906 su historia de lainvestigacin sobre la vida de Jess de Nazaret,para llegar a la conclusin de que no podemossaber nada de l. sta es su conclusin. En consecuencia, l, que era profesor de Nuevo Tes

    tamento, empez a estudiar medicina y se march a frica de misionero, porque estaba explicando lo que no conoca y, por tanto, eramejor dejar la ctedra y dedicarse a algo mstil y prctico, como era curar leprosos.Por su parte, Harnack escribi el libro titulado Vita lesu scribi nequit. Es decir, queno se puede escribir una vida de Jess; no sabemos quin fue Jess. Aunque desde un puntode vista teolgico Jess sea la Revelacin, objeto de nuestra fe, desde el punto de vista his

    trico nada podemos saber sobre l.2.4.3. Teologa existencial

    La Teologa existencial se apoya en la herencia que le ha legado la Teologa liberal desdeel punto de vista historicrtico y en la filosofaexistencialista que ms tarde se impondr en

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    25/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 29Europa. Su precursor es M . Khler y su representante principal es R. Bultmann . La teologaexistencial se impone hasta los aos sesenta.No importa y no hace falta saber quin esJess de Nazaret. Lo que importa es creer queJess de Nazaret es el Cristo. R. Bultmann,siendo catedrtico en la Facultad de Teologa deMarburg, asista a las clases de M. Heidegger,que era profesor de Filosofa en la misma universidad. Bultmann, como buen protestante defiende que la fe se apoya en la sola fe y, porconsiguiente, la fe no necesita apoyarse en lahistoria de Jess.

    Para Bultmann, los evangelios contienen loque podramos llamar unidades de predicacin de la Iglesia primitiva. Los Evangelios noson la historia de Jess, sino el hilvanado de lasformas literarias por medio de las cuales la Iglesia primitiva predica a Jess. Por tanto, la fe esalgo que se juega, no en el mbito de la historia(pasada y, por tanto, inexistente), sino en elmbito de la propia existencia (presente y, portanto, real). Cada unidad de predicacin, cada

    6. Su obra lleva el significativo ttulo de Der so-gennante historische Jess und der geschichtliche bibli-sche Christus,Leipzig 1892, en el que se separa el Jesshistrico del Cristo de la Biblia.7. Entre sus obras ms importantes:Die Geschichteder synoptischen Tradition,Gttingen 1921,y Jess, Ber

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    26/149

    3 CRISTOLOGA PARA EMPEZAR

    forma literaria, cada parte del evangelio queoigo en la liturgia de cada domingo o leo enprivado, es una llamada a un cambio en mi existencia, una llamada a mi conversin.2.4.4. Teologa postbulmaniana

    La etapa es iniciada en 1954 por Conzel-mann, discpulo de Bultmann, con su libro sobreLucas . De acuerdo con las investigaciones anteriores, los evangelios no son tanto obras histricas que nos cuenten la historia de Jess , paraque sepamos lo que hizo, cuanto escritos paraque creamos en l. Ahora bien, aunque no nosdan la historia de Jess, s podemos conocer losuficiente de su historia para saber quin fueJess y qu hizo. El evangelista, al redactar suevangelio, tiene presente en su mente un hiloconductor, una teologa para hablarnos de Jesucristo.

    8. El centro del tiempo, publicado en castellano enMadrid en 1974. Luego surgiran otros estudios sobre losotros evangelistas. As, los de W. M A R X S E N , El evangelista Marcos, Salamanca 1981,y W . TRILLING, El verdadero Israel, Madrid 1974, sobre Mateo. Otros autoresimportantes de esta etapa son G. B O R N K A M M , Jess deNazaret, Salamanca 1975, y J. JEREMAS, Das Problemdes historischen Jess, Stuttgart 1960, entre otras muchasobras.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    27/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 31Al logro de este resultado han contribuidomuchos factores: los trabajos de los postbult-

    manianos, la entrada de las exgesis catlica yanglicana en la cuestin, el mejor conocimientode la literatura juda contempornea de Jess yde la comunidad primitiva, as como de sus procedimientos exegticos y literarios, descubrimientos como los de Qum ran y, lo ms reciente,los estudios de sociologa del cristianismo primitivo.Desde el punto de vista teolgico, lo quehoy tenemos claro, contra Bultmann, es que lahistoria de Jess es relevante para nuestra fe.Si, como opina Bultmann, no importa si no sa

    bemos nada o muy poco de Jess, en ese casotoda la fe sera un mito. De alguna manera, unafe inventada.3. LOS RESULTADOS DE LA

    INVESTIGACINSOBRE LOS EVANGELIOSPara hacer Cristologa, nuestra principalfuente no puede ser otra que los evangelios.Tanto porque en ellos vamos a encontrarnos con

    la historia de Jess, si sabemos leerlos crticamente, como porque en ellos tenemos tambinla norma de nuestra fe. Por eso, antes de empezar a leerlos, es preciso tener claro cmo debemos interpretarlos, para lo cual nada es ms

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    28/149

    32 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR

    til que conocer cmo han sido escritos. Aspues, resumo brevemente el resultado de lo dicho hasta aqu.Tenemos una persona concreta, Jess deNazaret, que nace el ao 6 antes de Cristo, quemuere, como fecha ms probable (aunque tampoco es segura), el 7 de abril del ao 30 despusde Cristo y que dedica un ao (29-30) o a lo

    ms dos aos (del 28 al 30) a la predicacin desu mensaje.Jess ensea; son las palabras de Jess.Jess acta; son los hechos de Jess. Esaspalabras y hechos se pronuncian y realizan respectivamente en un contexto determinado, que

    es Galilea y Judea, en torno al ao 30 d.C. Esprobablemente ese ao cuando Jess muere enla cruz. Tras la muerte de Jess tiene lugar lafe de Pedro, la fe de los apstoles, la fe de laprimitiva comunidad, y empieza la predicacin,que nos testifica la intervencin escatolgica deDios en Jess. La predicacin se va a desarrollar, pues, a partir del ao 30.3 .1 . Historia de las formase historia de la redaccin

    Vamos a tener primero la etapa de lo quellamamos comunidad primitiva. En esa etapase predica a Jess de Nazaret como el Cristo,

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    29/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 33

    Jess Resucitado. Los domingos se celebra laCena del Seor, donde se lee el Antiguo Testamento, se cuentan algunos de los hechos deJess y se recuerdan algunas de sus enseanzas.Se desarrolla as una serie de formas (pre)-literarias que presentan unas caractersticas peculiares. Son unidades de predicacin, que funcionan independientemente unas de otras. Lahomila de cada domingo funciona independientemente de las hom ilas de otros dom ingos.Cada unidad de predicacin nos transmite elmensaje cristiano entero. Dicho de otra manera,cada pasaje del evangelio nos dice desde el principio hasta el final quin es Jess. Quien lea uncaptulo del evangelio no sabe, en ltimo trmino, menos de Jess que quien ha ledo loscuatro evangelios. Porque cada forma literariaes una unidad de predicacin.

    Esas unidades de predicacin se van a desarrollar desde el ao 30 hasta el 65 despus deCristo, a lo largo de una treintena de aos, noslo en Galilea, sino en todo el Mediterrneooriental, extendindose tambin hacia Occidente, hasta Roma (y quin sabe si hasta Espaa),por todos los lugares adonde llega la predicacindel evangelio. Estas unidades de predicacin notienen primariamente la intencin de transmitirla historia de Jess, sino que son homilaspara que quienes se van uniendo al grupo de loscristianos crean en l. Para ello se transmite lorelevante de su historia, de su vida, y de sus

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    30/149

    34 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR

    enseanzas; aquello que se recuerda y que estil en el momento y circunstancias presentes dela comunidad.El cristianismo se va extendiendo entre losjudos que viven en Antioqua, en Corinto, enfeso, en Roma... Tambin llega a los no judos. Sin embargo, a los judos hay que demostrarles que Jess es el Cristo a base del testimonio de las Escrituras, es decir, del AntiguoTestamento. Que Jess sea el Cristo debe demostrarse con el Antiguo Testamento en lamano. De ah el recurso frecuentsimo a las citasen esas unidades de predicacin. En unos evangelios ms que en otros, debido, claro est, ala procedencia juda o pagana de sus destinatarios cristianos.Pero, adem s, las diversas comunidades viven circunstancias histricas y sociales distintasy ven surgir problemas de todo tipo: cuestioneslitrgicas, de organizacin y funcionamiento,

    relaciones familiares, relaciones de autoridad,tensiones y conflictos. Estas unidades de predicacin intentarn tambin responder a las diversas cuestiones planteadas en las comunidades, sus tensiones y sus conflictos. Para ellorecordarn las enseanzas de Jess y las aplicarn a las circunstancias concretas en que sehallan las comunidades. Tambin desarrollarnotras enseanzas en el Espritu de Jess:cmo hubiera solucionado el Seor este pro-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    31/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 35blema? Y transmitirn esa enseanza ponindolaen sus labios.

    A medida que van desapareciendo los primeros testigos que estuvieron con Jess desdeel principio, surge la necesidad de conservar porescrito estas unidades de predicacin. Se abreas una nueva etapa: la de la redaccin de escritos seguidos sobre Jess, bien sea como colecciones de sus enseanzas (=fuente Q), biensea como relatos de sus hechos. As nacen losactuales evangelios. Hubo muchos interesadosen recopilar esas colecc iones, como testifica Lucas al comienzo de su evangelio (cf Le 1,1). Elevangelio de Marcos, escrito probablemente alrededor del ao 65 en Roma, sera heredero dela predicacin de Pedro , que muere en Roma enla persecucin de Nern. Es el relato seguidosobre Jess ms antiguo que conservamos. Esperfectamente lgico una vez que Pedro y elresto de los testigos mueren y ya no se les puedepreguntar sobre los hechos y dichos del Seorque alguno de sus discpulos decida por iniciativa propia, o a peticin de la com unidad, ponerpor escrito la predicacin y enseanza del apstol que acaba de morir. De manera semejante se va poniendo por escrito el conjunto deltestimonio de otros apstoles y comunidadesprimitivas, cristalizando en los distintosevangelios.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    32/149

    36 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR3.2. Criterios de historicidad

    De acuerdo con lo que llevamos dicho, alleer los evangelios podemos situarnos en unadoble perspectiva. Por un lado, podemos ir delos evangelios a Jess de N azaret; por otro, podemos descender desde la historia de Jess deNazaret a los evangelios. Es decir, a partir delos evangelios que tenemos, podemos mediante la utilizacin de un mtodo y siguiendouna serie de criterios que estn ms o menosestablecidos y que funcionan ms o menos, aunque ninguno sea del todo apodctico llegar aconocer lo ms importante de la historia de Jessde Nazaret. Despus, una vez que conocemosesa historia, podemos ver cmo se ha ido desarrollando la predicacin de esa historia en lavida de la comunidad primitiva hasta convertirseen el evangelio que hoy tenemos. La primeraperspectiva nos permite remontarnos desde lostextos a la historia de Jess. La segunda nospermite caminar desde la historia de Jess, atravs de su confesin como Cristo en la comunidad primitiva, hasta la confesin y el pensamiento teolgico de cada uno de los evangelistas.Esta segunda es la etapa propiamente exe-gtica, pues en ella alcanzamos el objetivo detoda exgesis: comprender el texto que se lee;en este caso, cada uno de los evangelios.

    Para hacer funcionar el mtodo desde laprimera perspectiva, tres seran los principales

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    33/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 37

    criterios de historicidad. El primero es el de laatestacin mltiple: las cosas que tenemos bienatestiguadas, muchas veces dichas y repetidasen fuentes diversas, tienen mayor garanta deconservar la historia de Jess.Los otros dos criterios son de contexto.Uno, de coincidencia con el concepto histricoy social. Si lo que Jess predica est de acuerdocon el contexto histrico, con el mundo ambiental judo al que Jess se dirige, tiene unamayor probabilidad de autenticidad histrica.Por ejemplo, cuando Jess responde a lacuestin del divorcio (que propiamente no tratadel divorcio dicho sea de paso, por que saes una figura prcticamente inexistente en elmundo judo, sino del repudio), dice que elmarido no puede echar de casa a la mujer sinms ni ms. Pero el evangelio de Marcos, queest escrito probablemente en Roma, dice quela mujer tampoco puede echar al marido. EnJess,desde el punto de vista histrico, hay unapalabra sobre las relaciones entre el marido y lamujer. Ahora bien, esa palabra, cuando Marcosla pone en su evangelio, la pone de maneraacomodada a las circunstancias que vive, distinta de la forma como la transmite Mateo ensu evangelio, donde tambin aparece acomodada al ambiente otro distinto que vive sucomunidad.El tercer criterio es el de la discontinuidad

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    34/149

    38 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR

    los elementos evanglicos dichos o hechos deJess que sean irreductibles al ambiente judode aquel tiempo y a las concepciones de la primitiva Iglesia, particularmente cuando la tradicin judeocristiana posterior ha vuelto a judaizar algunos dichos aparentemente demasiadoaudaces. Por ejemplo, corresponde a la verdadhistrica la expresin abba en boca de Jesspara referirse al Padre .

    ConclusinEl resultado de la investigacin de los si

    glos XIX y XX es que nosotros conocemos m ejor quin fue Jess de Nazaret y cmo fue predicado en la primitiva comunidad. Todo ellopuede ser de ingente utilidad para transmitir elmensaje de Jess tambin en nuestros das. Podemos decir adems que lo ms importante queha cambiado en la Cristologa es que nos hemosenterado de que Jess de Nazaret fue hombre yque se han sacado las consecuencias que se siguen de este hecho.

    9. Tngase en cuenta que la norma de nuestra fe noes lo que Jess d ijo, sino lo que los evangelios dicen quedijo. La norma de nuestra fe es el canon, el resultadoescrito del testimonio de la Iglesia primitiva, escrito precisamente para que nosotros creamos.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    35/149

    LA INVESTIGACIN MODERNA SOBRE JESS 39Todos estos decenios de investigacin, consus altibajos, nos han llevado a la situacin ac

    tual, que nos permite conocer lo ms importantede la vida de Jess y de su historia. Lejos dem pensar que nuestro conocimiento sobre Jessno puede avanzar; pero, a menos que se produzca un terremoto en la teologa o en la investigacin h istrica, nos hallamos, creo yo , enpacfica posesin de un amplio, coherente y fecundo discurso cristolgico, basado, en una parte no desdeable, en los resultados de la investigacin histrica sobre Jess de Nazaret.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    36/149

    IILa historiade Jess de Nazaret

    La perspectiva desde la que abordo el presente captulo es la de la crtica histrica. Intentoexponer la historia de Jess. Por tanto, la perspectiva es minimalista. Es decir, que al menoslo que aqu digo ocurri. Pero no significa queslo ocurriera lo que aqu se expone. Quiz alguna de las afirmaciones que se hacen en estecaptulo pueda causar a algunos extraeza o pa-recerles inusitado, incluso escandaloso. Creoque todo lo que sigue es conservador. Al mismo tiem po, quiero subrayar que lo que sigue noexige un asentimiento, como si de un dogma defe se tratara; muchas de las afirmaciones sonsimplemente opciones y posturas discutidas ydiscutibles. A dem s, como pasa siempre en todoconocimiento (tambin en el conocimiento histrico), las cosas son ms o menos exactas. Sinembargo, creo que el conjunto de lo que expongo es algo que la Teologa actual y la Iglesia

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    37/149

    42 CRISTOLOGA PARA EMPEZAR

    poseen pacficamente. Todo el mundo lo aceptams o menos y lo tiene ms o menos asumido.Por otra parte, en relacin con el tema quenos ocupa, siempre caben dos posibilidades deexposicin: o bien hacer un resumen de la vidade Jess, o bien ceirse a algn pasaje del evangelio para irlo desentraando de una manera unpoco ms tcnica. Ya hemos indicado que cadapasaje del evangelio nos transmite todo el mensaje cristiano. Hacer un resumen de la vida deJess tiene la ventaja de que es ms com plexivo,pero tiene el inconveniente de que, de algunamanera, el lector tiene que fiarse de lo que lesirven en bandeja. Desentraar un pasaje, sacndole todo el partido posible, es menos com

    plexivo, ms particular y concreto, ms penosoquiz, pero tiene la ventaja de que no da unpez al hambriento, sino que ensea a pescar.Como esa doble posibilidad siempre est antenuestros ojos, voy a juntar un poco ambos modos de proceder. En este segundo captulo podrverse un resumen de los resultados de la crticahistrica respecto a la vida de Jess. Es decir,una sntesis minimalista de lo que sabemos hoyde la historia de Jess de Nazaret, mientras queen el captulo tercero analizaremos ms despacioy un poco tcnicamente un texto, para descubrirla causa histrica de la muerte de Jess. En estesegundo captulo voy a subrayar especialmenteaquellos elementos de la historia de Jess en queestamos suficientemente de acuerdo, no slo los

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    38/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 43

    creyentes, sino el conjunto de estudiosos quehan trabajado su biografa. Lo mismo que ocurrecon la vida de Napolen, los entendidos llegana unas conclusiones en las que todos estn mso menos de acuerdo. Evidentemente, siemprequedan otros m uchos puntos m s oscuros y discutidos. sta es la perspectiva en la que mesito.1. QU SABEMOSDE JESS DE NAZARET?

    El primer dato de la vida de Jess es quenace en Beln o en Nazaret. El tema puede discutirse. Nace probablemente el ao 6 antes deCristo. Puede ser que no fuera el ao 6, perono naci el ao cero, porque Herodes muri elao 4 antes de Cristo. Hoy todos sabemos lafecha exacta de nuestro nacim iento, cosa que noocurra en la antigedad. En el mundo antiguocasi nadie saba la fecha de su nacimiento, porque no importaba. Por consiguiente, probablemente Jess tampoco la conoca. Hijo de Mara,naci de ella de forma extraa. Los evangeliosde Lucas y Mateo dirn que fue un nacimientovirginal. A lgunos textos judos tardos dirn quefue un nacimiento fruto de la prostitucin .

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    39/149

    44 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR

    El segundo dato de la vida de Jess es habersido discpulo de Juan el Bautista. Probablemente vivi una larga poca de discipulado conJuan en torno a Qumran, el Mar Muerto y el roJordn. El hecho de que Juan bautice a Jessnos da a entender que ste fue discpulo suyo,porque eJmaestro bautiza a sus discpulos11. Eneste perodo de tiempo con Juan, Jess fue descubriendo su propia vocacin. Es decir, Jessno saba de su futuro ms de lo que nosotrossabemos del nuestro. Si lo hubiera sabido, nohabra sido hombre igual en todo a nosotrosmenos en el pecado (cf. Hebr 4,15). Ya he subrayado antes que por fin nos hemos enteradode que Jess fue hombre. Por tanto, no saba loque le iba a pasar maana. O lo saba igual quenosotros cuando tenemos una previsin futurade las cosas que nos van a ocurrir o que vamosa hacer. Jess empieza a descubrir y respondera la pregunta de toda vocacin: quin soy yo?qu voy a hacer con mi vida?, qu quiere Diosde m? Es aqu, a la hora de responder a estaspreguntas, donde Jess se va a separar de Juan.Como a la larga ocurre con la mayor parte delos discpulos, sea quien sea el maestro, tambinFAUS, Un ejemplo espinoso sobre la dificultad de lacrtica histrica, en Acceso a Jess, Salamanca 1979,61-68; R. BROWN, El nacimiento del Mesas, Madrid1982.11. Prueba a contrario en 1 Cor1,13-17.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    40/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 45Jess deja de identificarse con el suyo, reaccionafrente a l y acaba separndose: Jess no predicar lo mismo que Juan el Bautista.El tercer dato es la predicacin de Jess:el Reino de Dios es inminente. Juan Bautistapredicaba: la ira de Dios est cerca (cfr. Mt3,1-12). Jess se separa de Juan, se independiza,y predica algo distinto: el Reino de Dios esta punto de llegar. Algunos de los discpulosde Juan se unen a Jess, y ste comienza supredicacin por su regin, en torno a Cafar-naum, ciudad importante como centro comercialde pesca junto al lago de Galilea. Hoy estamosa aos luz de la concepcin que la Teologaliberal tena de Jess como un maestro de vidamoral. Jess no predic un cdigo de virtudesque tengamos que ejercitar. Jess slo predicque la llegada del Reino de D ios era inm inente:No desaparecer esta generacin sin que todoesto suceda (Mt 24,34).2. EL MENSAJE DE JESS: el Reino de Dios

    Reino de Dios y Reino de los Cielos, comolo llama el evangelio de Mateo, son lo mismo,ya que los judos nunca pronuncian el nombrede Dios ni lo mientan siquiera, y utilizansustitutivos para referirse a l. Con toda probabilidad, el evangelio de M ateo fue escrito paracristianos provenientes del judaismo que vivanen el rea de Antioqua, en Siria.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    41/149

    46 CRISTOLOGA PARA EMPEZARMe interesa mucho subrayar lo siguiente:el Reino de Dios es Dios. Es un genitivo ep-

    xegtico, es decir, un genitivo explicativo.Cuando yodigo:la lagarta de Luisa o el tontode mi hermano, no estoy diciendo que Luisatenga una lagarta ni que mi hermano tenga untonto en casa, sino que Luisa es una lagarta oque mi hermano es tonto. El Reino de Dioses Dios mismo; Dios mismo desde un punto devista concreto: el de su actuacin en este mundoy en esta historia nuestra. La cuestin planteadaa los contemporneos de Jess, especialmentea los imbuidos de la mentalidad apocalptica, essi Dios acta en este mundo y en esta historiao no; y si acta, cundo lo hace o lo va a hacery bajo qu condiciones.Jess predica que la llegada del Reino deDios es inminente. Esto quiere decir que la esperada actuacin de Dios en este mundo comienza ya, que ya se nota su presencia.Jess nunca describe el Reino de Dios. Nodice qu es, ni qu significa esa actuacin deDios en el mundo. Por una razn sencilla: todoello est descrito con suficiente claridad en elAntiguo Testamento. Algo que con frecuenciase oye decir, hasta en la predicacin (que el Dios

    del Antiguo Testamento es un Dios del castigo,del temor y de la Ley, y que el Dios del NuevoTestamento es un Dios del amor y del perdn)es en gran medida falso. El primero que lo sostuvo,Marcin, es quiz el primer hereje de im-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    42/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 47

    portancia en la historia de la Iglesia. El Diosdel Antiguo Testamento es el mismo Dios delperdn y del amor que el Dios del Nuevo Testamento. Lo que Jess predica no es que, frentea un Dios del castigo, haya un Dios del perdny del amor, sino que este Dios del perdn y delamor del Antiguo Testamento empieza a actuardesde ya. Que ese Dios est cerca.Ahora bien, ese Reino de Dios tiene unascaractersticas concretas. Creo que tres son lasprincipales. La primera es que el Reino de Diosest vinculado a la persona de Jess. De aquva a surgir un punto de conflicto en la vida deJess.La pertenencia al Reino de D ios, es decir,

    el dejar que Dios acte sobre uno, se vincula ala aceptacin de esta predicacin que Jess hace.Fijmonos con qu frecuencia aparece en elevangelio la siguiente pregunta de los judos aJess: T, con qu autoridad haces eso? (Mt21, 23-27). Tenemos aqu recogida una realidadhistrica sufrida por Jess, ya que est atestiguada en todos los escritos: la actitud de losjudos que piden a Jess una prueba que legitimesu mensaje como procedente de Dios.Frente a esa actitud de los judos est lavivencia de filiacin respecto a Dios por partede Jess. (Es sta una pregunta que todo el mundo hace, en cuanto se inicia en el estudio de lapersona de Jess, y que ahora no voy a tratar:saba Jess que era Dios? Podemos decir queJess saba que era Hijo de Dios. El hombre

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    43/149

    48 CRISTOLOGA PARA EMPEZARJess va adquiriendo a lo largo de su vida, cadavez de manera ms clara, una conciencia msviva de su relacin con D ios, que es una relacinde filiacin peculiar e irrepetible). En el fondo,por qu sabe Jess que el Reino de Dios estcerca? Lo sabe porque lo experimenta en suoracin, en su relacin con Dios. En el colegiome ensearon que Jess nos haba dado ejemplode todas las virtudes, menos de dos: la castidadmatrimonial y la fe. De la castidad matrimonialno tratamos ahora, pero de la fe s. Si la fe esprecisamente una relacin con Dios, Jess es elhombre que ms fe ha tenido, porque es el queha tenido la relacin ms estrecha con Dios.

    La segunda caracterstica es que Jess subraya especialmente un aspecto: que el Reino deDios llega para todos y llega gratuitamente. Eso,en parte, est ya en el Antiguo Testamento. Lanovedad de Jess consiste en que hace una interpretacin sesgada del Antiguo Testamento,mientras que otros (por ejemplo, los saduceosy fariseos) lo interpretan tambin sesgadamente,pero en otra direccin. La idea de Jess es queDios nos quiere independientemente de cul seanuestra actuacin. Eso es lo que significa queDios es nuestro Padre, que es amor incondicio-nado.De lo cual no se puede deducir que d lomismo cul sea nuestro comportamiento. Al revs: precisamente porque Dios nos quiere sincondiciones es decir, tambin independientemente de lo que hagamos, es por lo que

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    44/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 49nosotros nos sentimos apremiados a corresponder con todas nuestras fuerzas al amor incon-dicionado de Dios.La tercera caracterstica, consecuencia dela anterior, es que los primeros destinatarios delReino de Dios, segn Jess, son los pobres. Porpobres hay que entender, primero, aquellos alos que todo el mundo llama pobres, es decir,los que no tienen dinero, los que no tienen paracomer, los pobres. Por qu son los primeros?Porque, en la concepcin veterotestamentaria,la riqueza es una bendicin deD ios.Si la riquezaes bendicin de Dios, quien es pobre no poseeesa bendicin. Jess , en contra de la concepcindominante, afirma que la bendicin de Dios, suReino, esa actuacin de Dios que ya est llegando, viene preferencialmente para todos aquellos que parecen estar dejados de su mano.Pobres son tambin los enfermos, que enla concepcin juda contempornea no tienen labendicin de Dios. Precisamente por eso estnenfermos. Si Dios los quisiera, estaran sanos.Pobres son los marginados de la sociedad, trmino correlativo al concepto de cumplimientode la ley. Tngase en cuenta que con muchafrecuencia el pobre est realmente impedido deser un buen cumplidor de la ley, aunque slosea por la imposibilidad, por razones econmicas,de procurarse todo lo necesario para ofrecer los sacrificios prescritos en la Ley. El hombre que cumple la Ley es el hombre integrado

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    45/149

    50 CRISTOLOGIA PARA EMPEZARen la sociedad jud a; por tanto, el que no cum plela Ley es el desintegrado, el marginado. Pobrees el hurfano menor de doce aos, la viuda sinhijos;ambos carecen de personalidad jurdica,no pueden ir a un tribunal a reclamar una tierracomo suya. Pobres son las prostitutas. stas,por definicin, no cumplen la ley, son mujeressin marido ni hijos que les representen; son elejemplo eximio de la marginacin. Pobres sonlos publcanos. Publicano es el que est en eltelonio. Ahora bien, telonio es un trminoque significa tienda, con el que los textos lomismo se pueden referir a la tienda de recaudacin de impuestos para los romanos como ala taquilla donde se cobra la entrada en una casade prostitucin. As pues, los publicanos a lomejor no son los recaudadores de impuestos,sino los lenones. Fijmonos cuan frecuentemente aparecen citados juntos en el evangeliolos publicanos y las prostitutas.

    Una de las parbolas ms tpicas de lasempleadas por Jess para referirse al Reino esla parbola de los invitados al banquete de bodas(Le 14,15-24; Mt 22,2-10). Las parbolas delbanquete constituyen una categora exegtica.Todas empiezanpor:el Reino de D ios se parecea...; incluso, quiz algunas de ellas las pronunci Jess durante alguna de sus comidas conlos pobres y marginados. Pues bien, segn lamencionada parbola, hay algunos comensalesque estn invitados por su propio derecho: el

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    46/149

    LA HISTORIA DE IESS DE NAZARET 51pueblo judo, tericamente cumplidor de la ley.Pero estos invitados no quieren ir al banquete,es decir, rechazan el don gratuito del amor deDios que es el Reino. Entonces el rey mandasalir a los caminos para invitar a todos, tanto alos buenos como a los malos. Todos estn llamados ahora al Reino, a disfrutar del amor gratuito e incondicional de Dios. Tambin todoslos que no cum plen la ley y todos los que parecaque estaban dejados de la mano de D ios: pobres,prostitutas, pecadores, publcanos, enfermos,hasta los paganos. Todos, todos1 .3 ALGUNOS DATOS RELEVANTES

    DE LA ACTUACIN DE JESS3 .1 . La oracin de Jess: el Padrenuestro13

    Un dato importante, que corresponde contoda seguridad a la historia de Jess, es la frecuencia y la intensidad de su oracin. Sin embargo, ahora me interesa subrayar otro aspecto.

    12. Mateo va a aadir a la parbola un estrambotesobre aquel invitado que no llevaba vestido de boda(Mt 22,1-14). Con ello quiere subrayar la necesidad delinvitado de corresponder a la invitacin gratuita e inmerecida.13. Lo que sigue est basado en J. JEREMAS, ElPadrenuestro en la exgesis actual,enAbba, Salamanca1981, 215-235.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    47/149

    52 CRISTOLOGIA PARA EMPEZARCuando los discpulos, reiterativamente asombrados por la oracin del Maestro (asombradosquiz por su frecuencia o por su forma), le pidenque les ensee a rezar, reciben una enseanzaoriginal de Jess y no habitual en el mundojudo: cuando recis, llamad a Dios Padre.Com o lo rezamos todos los das, quiz no somosconscientes de la osada que supone llamar aDios Padre. Que es una osada, lo muestra lamonicin del Padrenuestro en la Misa: Fielesa la recomendacin del Salvador y siguiendo sudivina enseanza,nos atrevemosa decir... Enla Iglesia griega, la monicin equivalente essta: Dgnate, Seor, concedernos que, gozosos y sin temeridad, nos atrevamos a invocartea Ti, que eres el Dios celestial, como Padre, ydigamos... No afirmo que todo el Padrenuestro, tal como lo rezamos, saliera de labios deJess. Probablemente influy en su composicintambin la necesidad de la comunidad primitivade tener una oracin que marcara su identidadfrente a otros grupos judos. Sin embargo, sdigo que invocar a Dios llamndose Padre esalgo que Jess nos ense, y que esa enseanzaes una forma de expresar la concepcin de Jessy de sus seguidores de que Dios es Amor in-condicionado. l siempre llama a Dios Padreen los evangelios, excepto en una ocasin: enla Cruz, donde dice Dios mo, Dios mo, porqu me has abandonado? Esta excepcin sedebe a que en la Cruz Jess est rezando el sal-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    48/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 53mo 22. As pues, Jess nos ensea a llamar aDios Padre, como l hace siempre, precisamente como expresin de su propia concepcinde Dios. Dios nos ama como un Padre ama asu hijo. Dios nos ama como el padre del hijoprdigo (cf. Le 15,11-32), independientementede cmo nos portemos. El padre ama tanto alhijo pequeo, que se aleja de casa y le abandona,como al hijo mayor, que se queda en casa con l.Pero en el Padrenuestro tenemos concentrada tambin toda la predicacin y toda la enseanza de Jess. Ms arriba he dicho que cadapercopa del evangelio lo resume entero. La primera peticin, segn el evangelio de Lucas,dice: Santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu Reino . No son dos peticiones distintas,sino una sola. Corresponde probablemente a unverso arameo que expresa el primer deseo deJess.Lo que Jess pide es que venga el Reinode Dios o, lo que es lo mismo, que sea santificado su Nom bre. El evangelio de Mateo aade:hgase tu voluntad, como en el cielo, tambinen la tierra. Esta frase, hgase tu voluntad,como en el cielo, tambin en la tierra, no esten el evangelio de Lucas, sencillamente porquees la explicacin que hace Mateo de la fraseanterior.Podemos leer en Ezequiel 36,23-36 un texto que expresa qu quiere decir que el Nombrede Dios sea santificado: Santificar mi grannombre profanado entre las naciones... rociar

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    49/149

    54 CRISTOLOGA PARA EMPEZAR

    sobre vosotros agua pura y os purificaris; detodas vuestras inmundicias y de todos vuestrosdolos os purificar, y os dar un coraznnuevo... y quitar de vuestro cuerpo el coraznde piedra y os dar un corazn de carne... harque caminis segn mis preceptos y guardis ypractiquis mis norm as ... y llamar al trigo y lomultiplicar y no os someter ms al hambre...

    Es decir, que el Nombre de Dios sea santificado significa, primero, que Dios va a perdonar el pecado de los hombres; segundo, queva a transformar el corazn del hombre, que esde piedra, en corazn de carne, de modo quelos hombres puedan vivir de acuerdo con sualianza, practicando la justicia; y, por fin, tercero, que Dios va a llamar a los frutos de latierra y de los campos para que sean abundantesy los hombres tengan una vida tambin materialmente feliz. As pues, santificar el nombrede Dios no tiene nada que ver con los inciensos.Significa, ms bien, lo siguiente: que Dios losea todo en nuestro corazn, que los hombresnos mantengamos en relaciones de justicia entrenosotros y que abunde el trigo, las manzanas yel aceite, etc. sa es la peticin de Jess. ElReino que Jess desea y predica incluye, pues,una triple relacin feliz: la relacin del hombrecon Dios, la relacin del hombre con los otroshombres y la relacin del hombre con la creacin. Fijmonos que es exactamente lo contrariode lo que ocurre en el Gnesis (cap. 3), cuando

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    50/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 55

    se nos cuenta el pecado de los primeros hombres. La relacin entre Dios y los hombres yano es buena: Adn y Eva se esconden; no hayrelacin entre los hombres (Adn y Eva empiezan a acusarse: fuiste t la culpable...); y lacreacin em pieza a funcionar mal (la mujer tienedolor al tener los hijos; el hombre tiene quecultivar la tierra con el sudor de su frente, yadems recibe de ella espinas y abrojos).La vida cristiana ha de ser, pues, una vidabasada en la relacin con Dios, o sea, una vidade fe. Ha de ser una vida volcada en el logrode la justicia, la verdad y la libertad en la comunidad humana. Y ha de ser una vida dedicadaa la produccin y reparto equitativo de los bienesde este m undo. Los tres son aspectos del Reinode Dios. No debe darse un aspecto sin los otros.Omitir cualquiera de los tres es mutilar la actuacin de Dios.Lo mismo significa el comienzo de la segunda parte del Padrenuestro: danos hoy nuestro pan de cada da. Si nos fijamos bien, lafrase tal como la rezamos no est en ningnevangelista. Mateo dice: el pan de maana dnosle hoy; y Lucas dice: el pan de maanadnoslo cada da. El pan es la metfora delbanquete celestial. Segn Mateo, el pan que esperam os, ese banquete para maana, donde sern admitidos los paganos, los publcanos, lasprostitutas, los pobres, dnosle hoy ya. Lucas,que ha anclado en la historia el mensaje de Jess

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    51/149

    56 CRISTOLOGA PARA EMPEZARsobre el Reino, dice en el Padrenuestro: danosel pan de maana cada d a. Ese Reino del cielodonde Dios lo es todo en todos, donde se danlas perfectas relaciones de justicia y donde haytrigo y aceite para todos, dnoslo ya cada da.En el Padrenuestro pedimos tambin el perdnde Dios, que implica la reconciliacin entre nosotros los hombres. Dios, al perdonarnos, haceposible, al tiempo que exige, nuestro perdn.

    En el fondo, el contenido del Padrenuestrono es ms que la predicacin de Jess. Podramos haber comentado otros textos en los queocurre lo mismo. Por ejemplo, las Bienaventuranzas: all la idea fundamental es que el inminente Reino de Dios llega primero para lospobres.3.2. Las parbolas

    Ciertamente Jess anunci su mensaje conparbolas. La mayor parte de las parbolas reflejan de tal manera el ambiente palestino contemporneo de Jess que no se puede dudar desu autenticidad. Las parbolas fueron, pues,contadas por Jess. Su originalidad no est enque Jess utilizara ese tipo de narraciones paraimpartir sus enseanzas, pues era frecuente quelos maestros en Israel ensearan en parbolas.Se nos ha conservado tambin un nmero relativamente importante de parbolas pronuncia-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    52/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 57das por rabinos contemporneos o algo posteriores a Jess.

    Sin embargo, las parbolas, que constituyen la forma propia de Jess de hablar y deensear, nos conservan, sin duda, lo ms nucleary original de su enseanza sobre el Reino deDios. La mayora de ellas comienzan as precisamente: El Reino de los Cielos se parecea... Es decir, D ios, cuando acta con los hom bres, se parece a... Por otra parte, gracias alas parbolas podem os conocer mucho de la personalidad de Jess, de su cultura y de su sensibilidad. Jess nos habla de siembra y de pesca,de viadores y pas tores, de mujeres que amasanel pan y de com erciantes en perlas, de banquetesde boda y de hijos que se marchan de casa...El mundo agricultor, pastoril y pescador de Galilea rezuma en sus historias. Qu distinto delmundo urbano de Pablo , cuyos escasos ejemplosse refieren a los que corren en el estadio (ICor9,24), a recibos (Col 2,14) y contabilidades(2Cor 3,5), a adopciones (Rom 8,15) o a cortejos de triunfo de los emperadores (Col 2,15)

    Desde un punto de vista literario, podemosclasificar las parbolas pronunciadas por Jessen tres tipos. Algunas parten de realidades dela vida y de los hombres para ilustrar con ellasla actuacin de D ios. Por ejemplo, las parbolasde la levadura y del grano de mostaza (Le 13,18-21), de la dracma y de la oveja perdida(Le 15,1-10 .Dios, cuando acta con los hom-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    53/149

    58 CRISTOLOGIA PARA EMPEZARbres, es como el pastor que busca la oveja perdida o como la mujer que barre su casa parahallar la moneda extraviada; con el Reino deDios,cuando est a punto de manifestarse, ocurre como con la levadura o el grano de mostaza:que su vida es al principio silenciosa y oculta,hasta que se revela en todo su esplendor al final.Otro tipo de parbolas no parten de unarealidad cotidiana, sino que son historias inventadas por Jess, verosmiles en su contexto histrico y sociocultural, con las que tambin nosensea lo que ocurre con el Reino que llega o,lo que es lo mismo, cul es la actuacin de D ioscon los hombres. Entre ellas, las parbolas delos trabajadores enviados a la via (Mt 20,1-16 , la de los invitados al banquete (Le 14,15-24), la del trigo y la cizaa (Mt 13,36-43),la del hijo prdigo, que deberamos titular, mejor, la parbola del padre (Le 15,11-32).Por fin, un ltimo tipo de parbolas sonaquellas con las que Jess trata de ensearnosuna manera de actuar que nos toca ejercitar anosotros, en respuesta al anuncio de la llegadadel Reino. Por ejemplo, la parbola de las diezvrgenes (Mt, 25,1-13), o del administrador astuto (Le 16,1-13), o del fariseo y el publicano(Le 18,9-14), o del buen samaritano (Le 10,25-37). En stas se nos ensea, respectivamente, la vigilancia ante la llegada del Reino, unacierta astucia necesaria para alcanzar lo realmente importante, lo inaceptable de la suficien-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    54/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 59cia ante Dios, o que la actuacin del hombre hade ser fruto del amor incondicionado, como ocurre con Dios.Las parbolas han pasado tambin por lastres etapas de transmisin y, en consecuencia,de reelaboracin que han sufrido los dems pasajes de los evangelios. Es decir, las parbolasnarradas por Jess luego fueron recontadas enla comunidad primitiva para iluminar situaciones distintas y, por fin, fueron integradas en lateologa propia de cada evangelista que las narra. Eso explica el que algunas de las parbolas,que con toda probabilidad en labios de Jessenseaban una sola idea, hoy las podemos leeren los evangelios no ya como parbolas, sinocomo verdaderas alegoras en las que se nos danenseanzas sobre el misterio de Cristo o sobrela Iglesia. Eso ha pasado, por ejemplo, con lasparbolas del sembrador (Mt 13,1-23) y de losviadores homicidas (Mt 21-33-46).3 .3 . Los milagros

    Jess hace m ilagros. En la actualidad, todala crtica, incluso la crtica no cristiana, est deacuerdo en que Jess realiz en su vida accionesentendidas por sus contemporneos como milagrosas. La interpretacin de los milagros nopuede hacerse apologticamente. No se tratapor si alguien lo piensa as de que Jess

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    55/149

    60 CRISTOLOGIA PARA EMPEZARquiera manifestarse como Hijo de Dios y lo demuestre con acciones que rompen las leyes dela naturaleza. Esto no es as. Los milagros hechos por Jess son signos de la presencia delReino. Jess, en ltimo trmino, no hace milagros; lo que hace son signos. Ms an, lapalabra milagro no es frecuente en el NuevoTestamento, y algunas de las veces en que aparece lo hace en tono crtico. En Jn 4,48, Jessrecrimina a quienes le escuchan, diciendo: sino veis signos y milagros, no creis. Esas actuaciones maravillosas de Jess son sencillamente signos de que el Reino de Dios est llegando, de que la actuacin de Dios es inminente.Cuando Jess cura a los ciegos o a los paralticos, lo que hace es mostrar lo que el Reino deDios significa: que la salvacin ha llegado a losenfermos, a los pobres. Cuando Jess multiplicalos panes, lo que hace es dar un signo del reino .El reino es como ese banquete donde hay paratodos y sobra, donde se comparte y se vive lafraternidad.

    Ahora bien, es preciso notar que milagroslos haca casi todo el mundo. El m ilagro es algosociolgicamente frecuente. La mayora de nosotros no somos conscientes de haber visto unmilagro en toda nuestra vida. En nuestro mundoexplicamos las cosas de otra manera, de formaque los milagros no existen; es decir, que noexisten porque no los vemos, porque no los interpretamos como tales. Plinio, un naturalista

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    56/149

    LA HISTORIA DE IESUS DE NAZARET 61romano, escribi una historia natural en la quehablaba de una planta que brotaba slo en Israely que no floreca los sbados. Esto lo afirma unnaturalista. Es decir, la concepcin de la cienciay la percepcin de las cosas son enormementedistintas en el mundo antiguo y en el nuestro.Jess hace signos maravillosos, en concreto laexpulsin de demonios o la curacin de enfermedades, que la crtica histrica entiende comorealmente ocurridos. Ahora bien, ese tipo designos era algo relativamente frecuente en sucontexto histrico y eran especialmente realizados por los hombres religiosos. Sin em bargo,Jess tambin critica en un cierto sentido losmismos signos que hace. Es habitual que, despus de haber hecho un milagro, pida que no sedivulgue.

    3.4 . Las comidas de JessUn tema importante en la vida de Jessfueron sus comidas. Jess comi habitualmentecon publcanos, pecadores y prostitutas. Las comidas de Jess con estos marginados son tambin signo del Reino de los Cielos. Podemos

    decir que esas comidas de Jess son una parbolarealizada, una parbola viva, en lugar de unaparbola narrada. Las comidas de Jess son laimagen del banquete celestial y, portanto,anuncio de la llegada inminente del Reino de Dios.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    57/149

    62 CRISTOLOGIA PARA EMPEZARA ese Reino de Dios estn llamados todos, preferentemente los pobres, los marginados, lasprostitutas, los publcanos, etc. As pues, Jesshace ya presente ese Reino, que predica comoinminente, cuando come con todos aquellos queestn dejados de la mano de Dios. Comiendocon los marginados, Jess muestra el amor in-condicionado de Dios, hasta el punto de queellos son los preferidos de Dios, pues los publcanos y las prostitutas os precedern en elReino de los Cielos (cf. Mt 21,31).De alguna de esas comidas se ha guardadoun recuerdo maravilloso de fraternidad y deabundancia. A pesar de la escasez de alimentoscon que empez la comida, la palabra de Jessinvitando a compartir lo que cada uno tena logrque hubiera para todos y aun sobrara. Evidentemente, cada uno que cont a otro el episodiolo fue narrando de una manera m s m aravillosa.Ms tarde, en la comunidad primitiva el relatoadquiri dimensiones eucarsticas que ya no reflejaban slo la ancdota ocurrida, sino la mismapresencia de Jess en la primitiva comunidadcristiana (Me6,30-44 y 8,1-10).Entre estas comidas del Seor hubo unala ms importante, sin duda, la ltima comida de Jess (Le 22,14-20), en la que l, antesu muerte inm inente, prevista y asumida, se despidi de los pocos que todava crean en su anuncio y le seguan porque la mayora, a estasalturas, ya le haban abandonado, al ver que, en

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    58/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 63lugar de un reino, se les vena encima una persecucin, diciendo: ya no beber ms delfruto de la vid hasta que lo beba en el Reino demi Padre. Con ello, Jess ofreca su vida enservicio al Reino por l anunciado.

    La Eucarista es para los cristianos la reiteracin de esa comida ltima de Jess. Es sum em orial, precisamente porque en ese banquetetenemos la quintaesencia de lo que fue su mensaje y su vida . Lo esencial de su mensaje quedplasmado en la Eucarista, porque con sus comidas, de las que nadie era excluido al contrario de lo que ocurra en la comunidad esca-tolgica y santa de Qumran, o en los crculosfariseos cumplidores de la ley , Jess m ostrabacmo era Dios, que acoge en su amor a todos,tambin a los pecadores. La quintaesencia de suvida fue el haber estado entregada al anunciodel amor incondicionado de Dios, anuncio quede tal manera las estructuras de pecado del mundo no pueden soportar que le cost la vida.3.5 . Los Discpulos

    Por fin, un ltimo elemento de la vida deJess: sus discpulos. Jess escogi discpuloscomo signo de la comunidad del nuevo Israelque, con la llegada inminente del Reino, se ibaa iniciar. Por eso el grupo ntimo de los discpulos son doce , representantes de las doce tribus

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    59/149

    64 CRISTOLOGIA PARA EMPEZARde Israel. Las listas que han llegado hasta nosotros en los evangelios no siempre coincidenen los nombres de los doce que nos transmiten(cf. Me 3,13-19 ; M t 10 ,1-4; Le 6,12-16). Quizesas listas se han visto influidas por motivossurgidos en la primitiva comunidad y dependentambin de quines fueran personas relevantesen los grupos cristianos de los primeros momentos. Sin embargo, tambin es posible quelos doce no fueran a lo largo de la predicacinde Jess siempre los mismos, sino que hubieraquienes, despus de seguir a Jess durante uncierto tiempo, luego desilusionados o contrariados en sus expectativas, especialmente alanunciarse el conflicto con las autoridades religiosas se alejaran de l. No obstante, dosdatos, por lo menos, hay que retener desde unpunto de vista histrico. De entre los seguidoresde Jess, ste se escogi un grupo de doce discpulos como signo del nuevo Israel que surgirade la irrupcin del Reino de Dios. Este grupo,liderado por Pedro, fue el grupo que, tras sumuerte, recogi la herencia de Jess en los primeros momentos con la conciencia de ser lostestigos de la proeza escatolgica de Dios quehaba tenido lugar en l.3.6. El conflicto

    Jess tiene xito al comienzo, es seguidoal principio por sus signos, por su predicacinde la inminente llegada del Reino de Dios, con

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    60/149

    LA HISTORIA DE JESS DE NAZARET 65la que se va a hacer presente la felicidad quetodo el mundo desea. Ahora bien, enseguida lapredicacin de Jess empieza a entrar en conflicto. Subrayara tres motivos importantes parael conflicto.

    Primero, la llegada del Reino de Dios supone el final de la estructura poltica y religiosasobre la que se mantiene Israel: la ley y el templo(Jn 11 ,50s.). Evidentem ente, esto no es del gusto del judaismo, ni fariseo ni saduceo.

    Segundo, es verdad que el Reino llega conJess? En torno a este punto se va a jugar lacondena a m uerte. Es Jess el que trae un mensaje de parte de D ios o, por el contrario , no traetal mensaje de parte de Dios y es un impostor?Ciertamente, Jess no logr convencer a lasautoridades de la legitimidad de su misin

    Tercero, es verdad que el Reino de Diosest gratuitamente ofrecido a todos, sin que lotengamos que merecer? Nos quiere Dios todocuanto pued e, independientemente de lo que hagamos? Si esto es falso, es decir, si nosotrostenemos que merecer el amor de Dio s, entoncesJess es un falso profeta. Es la misma cuestinplanteada por Pablo en las cartas a los Glatasy a los Romanos y que le llevar a la muerte.Jess asume el conflicto cuando decide subir a Jerusaln. Sube a Jerusaln porque todoprofeta ha de manifestarse en Jerusaln. Jesssabe que su predicacin sobre la inminencia de

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    61/149

    66 CRISTOLOGA PARA EMPEZARla llegada del reino debe dejarse oir en Jerusaln.La predicacin de Jess tiene claras connotaciones mesinicas. El Mesas habra de manifestarse en Jerusaln. Manifestarse en Jerusalnincluye afrontar el conflicto con las autoridades.Ello provoca las deserciones entre sus seguidores.Jess lo sabe y lo asum e. Asume la muerte que prev le va a sobrevivir: mi vida nadieme la quita; yo la doy voluntariamente (Jn10,17-18). Hay en este texto una teologizacinde que la vida de Jess est entregada, peropodemos decir, tambin desde la historia, queJess asume su muerte y ofrece su vida por elReino de Dios.

    Pero ste es el tema del captulo siguiente.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    62/149

    IIIAproximacin histrica ala causa de la muerte de Jess

    1. INTRODUCCINLa m uerte de Jess puede enfocarse, al me

    nos, desde dos puntos de vista, desde un puntode vista histrico, o bien profundizado en sudimensin teolgica. Las preguntas correspondientes a cada uno de esos puntos de vista seranlas siguientes: Por qu mataron a Jess? Qumovi a Caifas y a Pilato a actuar como lo hicieron? Y desde un punto de vista teolgico,por qu la muerte de Jess nos salva? La expresin Jess nos ha salvado con su muerte,por mucho que estemos acostumbrados a orla,no deja de ser un poco extraa. Por qu nosha salvado Jess muriendo?; o cmo es posibleque la muerte de alguien sea salvadora paraotros? En mi opinin, todo cuanto profundicemos en el primer punto de vista nos har comprender mucho mejor la muerte de Jess tambindesde la perspectiva teolgica.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    63/149

    68 CRISTOLOGIA PARA EMPEZARAs pues, dejamos esta pregunta teolgica(por qu la muerte de Jess es salvadora?) para

    ms adelante. Ahora vamos a responder a laprimera pregunta: Por qu mataron a Jess?Cmo se plantearon el juicio y la muerte deJess?Existen cuatro relatos de la Pasin de Jess.Uno en cada evangelio. Aunque no son iguales,

    ni mucho menos, s son bastante parecidos. Esen lo que ms coinciden los Evangelios. Esthoy universalmente adm itido que los evangeliosse empezaron a escribir, o se empezaron a contar, por la Pasin. Se ha podido decir que losevangelios son relatos de la Pasin de Jess alos que se ha puesto un prlogo largo: los recuerdos de sus hechos y enseanzas. Quiero decir con esto que en los relatos de la Pasin tenemos en gran parte relatos fiables histricamente. Es decir, que lo que nos cuentan pasen gran parte tal como nos lo cuentan. Pero aquno vamos a analizar los relatos de la Pasin deJess y de su muerte, sino que vamos a analizar,y adems con un cierto detenimiento, otro relatodistinto, que yo creo que es donde aparece planteado en su perspectiva histrica el por qu dela muerte de Jess. Es el relato de la expulsinde los mercaderes del templo.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    64/149

    APROX HIST A LA CAUSA DE LA MUERTE DE JESS 6 9

    2. LA EXPULSIN DE LOS MERCADERESDEL TEMPLOTodo el mundo conoce la narracin. Msarriba nos hemos referido a una serie de criteriosque hemos llamado de historicidad, siguiendolos cuales nos hallamos en situacin de establecer con una cierta probabilidad qu poso histrico conserva un relato determinado. En la

    medida en que los hechos estn ms atestiguados, es decir, ms reiteradamente consignadosen los evangelios, en la misma m edida podemospensar que gozan de fiabilidad histrica.El relato de la expulsin de los mercaderesdel templo lo tenemos narrado en los cuatroevangelios. Pero, si nos fijamos, veremos queen los tres evangelios sinpticos est colocadoal final. En Mateo est en el captulo 21, de los28 que tiene; en Marcos est en el captulo 11,de sus 16; y en Lucas en el captulo 19, de los24 que tiene. Es decir, que , segn los sinpticos,es una de las ltimas cosas que hace Jess ensu vida.En el evangelio de Juan, en cambio, aparece en el captulo segundo: es de las primerascosas que hace Jess. O pas al principio de la

    actividad de Jess o pas al final, pero no ocurri dos veces. Se puede afirmar, sin duda, quepas al final; lo que ocurre es que el evangelistaJuan lo coloca al principio porque, de acuerdocon su concepcin de la prctica de Jess, la

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    65/149

    7 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR

    actuacin de Jess en el templo resume prcticamente todo su mensaje y su misterio.Ahora bien, tanto en el evangelio de Marcos como en el de Lucas se nos informa de queesa accin de Jess fue la causa por la que losjudos empezaron, desde ese mom ento, a buscaruna ocasin para matarlo. Aspues,la actuacinde Jess en el templo em pieza a hacer surgir enlas autoridades judas la idea de que es precisomatar a Jess. Marcos y Lucas lo dicen. Juanlo sugiere de otra manera, cuando dice: voy adestruir este templo y en tres das lo reedificar;pero l se refera al templo de su cuerpo. Esdecir, Juan est hablando de la muerte y resurreccin en relacin con el episodio del templo.Resumo: tenemos el relato bien atestiguado enlos evangelios y lo tenemos puesto en relacincon la muerte de Jess: desde entonces queranmatarlo.Ahora bien, la acusacin que se esgrimecontra Jess en los relatos evanglicos de laPasin de Marcos y de M ateo, slo en esos dos ,es: Se presentaron dos testigos falsos que decan 'hemos odo que ste dijo: voy a destruirel templo y en tres das lo reedificar' (cf Mt26,61 y par). Por tanto, segn esos dos evangelistas, la acusacin ante Caifas es precisamente la de haber amenazado con destruir eltemplo.En los evangelios de Marcos y de Mateo,la burla de los judos en la cruz se formula di-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    66/149

    APROX. HIST. A LA CAUSA DE LA MUERTE DE JESS 7 1

    ciendo: ste, que ha dicho que poda destruirel templo y reedificarlo en tres das, a s mismono puede salvarse (cf. Mt 27,40 y par).Adem s, en los evangelios de Marcos y deM ateo, y dos veces en el de Lucas, aparece unaprofeca de Jess que tiene lugar al subir a Je-rusaln. Jerusaln est a unos 800 mts. sobre elnivel del mar, asentada en una colina. D esde lascolinas de enfrente, los discpulos le dicen aJess: mira qu preciosidad de templo tenemos. . . ; y Jess contesta: 'veis todas esas maravillas?: no quedar piedra sobre piedra' (cf.Le 19,44; 21,6 y par). Hay que tener en cuentaque esto que dice Jess es una profeca. No esuna adivinacin. Cuando nosotros hacemos unaquiniela, ponemos lo que creemos que va a pasar, sin que nos comprometa vitalmente. Cuando Jess dice que no va a quedar piedra sobrepiedra, est lanzando una maldicin contra eltemplo. Adems, para los judos, la presenciade Yahv en el templo de Jerusaln es, por decirlo de alguna m anera , com o el segundo dogmade su religin. El primero es que Dios slo hayuno. El segundo es que ese nico Dios vive all.Decir que el templo va a ser destruido quieredecir que la Casa de Dios va a ser destruida o,dicho de otra manera, que Dios va a dejar devivir all. Y, por tanto, Jess est atacando unaverdad fundamental de la religin juda.

    Si leemos los Hechos (6,14), al plantearseel proceso del primer mrtir cristiano, Esteban,

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    67/149

    72 CRISTOLOGA PARA EMPEZAR

    ste es acusado de haber dicho queJess,a quienacababan de crucificar pocos aos antes, volvera para destruir el templo, lo que estabanesperando los cristianos. Evidentemente, la profeca de Jess no se haba cumplido todava.Y, por fin, un ltimo texto. En el captulo21 del Apocalipsis, cuando se describe la Je-rusaln celestial, la nueva ciudad, el texto nos

    dice lo siguiente: Ven, te voy a ensear a lanovia, a la esposa del Cordero; le mostr laciudad Santa de Jerusaln que bajaba del cielojunto a Dios vestida como una novia; va describiendo la ciudad, y aade: y no vi santuario(cf. Apoc 21,22). As pues, en la nueva Jerusaln no habr templo.En resumen: tenemos muy atestiguada a lolargo de todo el Nuevo Testamento la unin deestas tres palabras: Jess-templo-destruccin.De acuerdo con el primer criterio de historicidad, hay que mantener que Jess tuvo algo quever con la idea de la destruccin del templo.Hay otra razn para afirmar la historicidadde este episodio de la expulsin de los mercaderes del templo por parte de Jess. Todo loque en los evangelios va en desdoro de la figurade Jess, todo lo que va contra l, correspondea la realidad histrica. Ello se debe a que, unavez que Jess resucita y es confesado en la fecomo Hijo de Dios, todos los aspectos que pueden ser negativos respecto a su persona van sien-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    68/149

    APROX HIST A LA CAUSA DE LA MUERTE DE JESS 7 3

    do eliminados de la tradicin de la Iglesia primitiva. Un ejemplo tpico: cuando Jess empieza a predicar y sale de su casa, el evangelio deM arcos dice que sus familiares crean que estabaloco (cf. Me 3,21). Sin embargo, esto no seencuentra en los evangelios de Mateo, Lucas yJuan. La idea de que poda estar loco es algoque, de alguna manera, va contra Jess, y poreso ha sido eliminado. La misma interpretacinhabitual entre nosotros del episodio del templocomo una purificacin es una manera de eliminar el aspecto negativo que tiene la actuacinde Jess en el tem plo, que debe ser consideradacomo una especie de golpe de mano por partede Jess y sus discpulos.Pero qu hizo Jess en el templo? Nosotros tenemos la imagen tradicional, enriquecidapor las homilas odas a lo largo de nuestra vida,de que en el templo estn vendiendo y comprando ilegalm ente, incluso extorsionando y ro

    bando. Entonces Jess, airado por ello, purifica el templo para que all se rece: Mi casaser llamada casa de oracin. Al templo hayque ir a rezar, en lugar de ir a comprar, vendero robar.Yo creo que esto no es as. Veam os primerocmo funcionaba el templo. Lo tenemos perfectamente atestiguado por Flavio Josefo . Lo

    14. Cf. La Guerra de los Judos, 5,5.

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    69/149

    74 CRISTOLOGIA PARA EMPEZAR

    ms parecido que tenemos en Espaa al templode Jerusaln es la mezquita de Crdoba, que esun lugar de oracin rabe (semtico, al fin y alcabo). Todos los que hayan estado en la mezquita de Crdoba sabrn que hay un patio alrededor del edificio. Nosotros entendemos queel patio no es el recinto sagrado, y as lo entendan tambin los judos. La explanada del templo y el patio no son el templo. Si uno va a lamezquita de Crdoba, ver que en el patio delos naranjos se venden caramelos, tarjetas de lamezquita y otras chucheras. Si furamos coherentes con la manera habitual de entender elepisodio de la expulsin de los mercaderes deltemplo por parte de Jess, lo primero que tendraque hacer el obispo de Crdoba sera prohibirque en el patio de los naranjos se vendieranfotografas de la mezquita y chupa-chups paralos nios.En el templo de Jerusaln hay un patio. En

    ese patio se vende. Pero qu se vende? Se venden palomas y ovejas y se cambia dinero. Esdecir, los animales (palomas y ovejas) que senecesitan para el culto. Las palomas y las ovejasque se sacrifican en el templo y que deben cum plir los requisitos legal y ritualmente establecidos para que sean animales aptos para los sacrificios. Y por qu se cambia dinero? Porquea Dios sle se le puede ofrendar dinero puro y,por tanto, acuado por el templo. Los judoshabitan por todo el M editerrneo, en Rom a, Co-

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    70/149

    APROX. HIST. A LA CAUSA DE LA MUERTE DE JESS 7 5

    rinto.. . Cuando llegan en peregrinacin a Je-rusaln, cambian el dinero de su tierra por dineropuro para hacer la ofrenda en el templo.Segn nos cuenta Flavio Josefo, el patio entorno al templo se conoce como atrio de losgentiles, donde puede entrar todo el mundo.Despus viene el atrio de las mujeres, dondeslo pueden entrar las mujeres judas. Luegoest el atrio de los israelitas, donde pueden entrarlos israelitas judos mayores de 12 aos y, enprincipio, sin defecto fsico y sin impureza. Porqu? Quien es ciego, evidentemente no tiene labendicin de D ios, porque, si la tuviera, no seraciego.Y si no tiene la bendicin de Dios, cmova a ser digno de presentar la ofrenda? Despusviene el atrio de los sacerdotes y, por ltimo,el Sancta Sanctorum, o Santsimo, donde slopuede entrar el Sumo Sacerdote una vez al ao ,en la fiesta de la Expiacin.Cuando Jess entra en el Templo, derribalas mesas de los cambistas y expulsa a los vendedores de palomas y de ovejas, lo que hace esimpedir el funcionamiento del sistema cultualjudo. Leamos el texto tal como lo trae Marcos(11,15-19), que es el nico que conserva unafrase clave en contra de Jess: Volc las mesasde los cam bistas y los puestos de los vendedoresde palomas y no permita que nadie transportasecosas por el templo... y al atardecer se marchfuera de la ciudad. El evangelio de Marcos es,en conjunto, el ms primitivo, y en este pasaje

  • 8/12/2019 Jos-Ramn Busto Siz, S.J. - Cristologa para empezar

    71/149

    76 CRISTOLOGA PARA EMPEZARtambin. Nos viene a decir que Jess dio unaespecie de golpe de mano en el templo durantetodo el da... hasta el atardecer, cuando marchfuera de la ciudad. Traducido a nuestro mundo,sera algo as como si uno entra en una iglesia,toma en la sacrista las formas y el vino de misay se lo lleva diciendo: aquno se dice misa.Lo que Jess hace es un ges