JOSÉ ORTEGA Y GASSET

of 24 /24
Historia de la Filosofía Historia de la Filosofía Historia de la Filosofía Historia de la Filosofía Jesús Jiménez 2º Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET - 1 -

Embed Size (px)

description

APUNTES PARA SEGUIR LA EXPLICACIÓN PPT DEL AULA

Transcript of JOSÉ ORTEGA Y GASSET

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    - 1 -

  • - 2 -

    ESQUEMA

    1. VIDA Y OBRA 2. INTRODUCCIN A SU PENSAMIENTO 3. ETAPA OBJETIVISTA 4. ETAPA PERSPECTIVISTA (GNOSEOLOGA)

    5. ETAPA RACIOVITALISTA

    5.1. LA RAZN VITAL

    5.2. LA VIDA, REALIDAD RADICAL

    5.3. EL OTRO COMO PROBLEMA

    5.4. LA RAZN HISTRICA 5.4.1.NUEVOS CONCEPTOS:

    BIOGRABA IDEAS Y CREENCIAS: LA ESTRUCTURA DE LA

    NATURALEZA HUMANA. MASA GENERACIN

    6. EL CONCEPTO DE FILOSOFA

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    - 3 -

    1. VIDA Y OBRA

    (Madrid, 1883 - 1955) Filsofo y ensayista espaol. Su pensamiento, plasmado en numerosos ensayos, ejerci una gran influencia en varias generaciones de intelectuales. Hijo del periodista Jos Ortega Munilla, hizo sus estudios secundarios en el colegio de Miraflores del Palo (Mlaga) y los universitarios en Deusto y Madrid, en cuya universidad se doctor en Filosofa y Letras con una tesis sobre Los terrores del ao mil (1904), subtitulada Crtica de una leyenda. Entre 1905 y 1908 complet sus estudios en Leipzig, Berln y Marburgo, donde asisti a los cursos del neokantiano Hermann Cohen.

    Fue catedrtico de Metafsica (su titular anterior haba sido Nicols Salmern) de la Universidad de Madrid entre 1910 y 1936. En 1916 fue designado acadmico de la de Ciencias Morales y Polticas. Fund la Revista de Occidente (1923-1936), la publicacin intelectual ms abierta al pensamiento europeo de nuestro siglo. Aneja a ella ha funcionado una editorial que, as como su saln de tertulias, ha representado la ms selecta modernidad intelectual de su poca.

    Elegido diputado al proclamarse la repblica, fund con Maran y Prez de Ayala la Agrupacin al Servicio de la Repblica. A partir de 1936 vivi en Francia, Holanda, Argentina y Portugal. Regres a Espaa en 1945 y residi (salvo viajes al extranjero, especialmente a Alemania) en Madrid. En 1948 fund con su discpulo, el prestigioso Julin Maras, el Instituto de Humanidades.

    Ortega ocup un lugar de privilegio en la historia del pensamiento espaol de las dcadas centrales del siglo XX. Maestro de varias promociones de jvenes intelectuales, no slo fue un brillante divulgador de ideas sino que elabor un discurso filosfico de notable originalidad.

  • - 4 -

    Gran parte de su actividad se canaliz a travs del periodismo, un mundo que conoca por motivos familiares y se adecuaba perfectamente a la esencia de sus tesis y a sus propsitos de animar la vida cultural del pas. Adems de colaborar en una extensa nmina de publicaciones, fund el diario El Sol (1917), la revista Espaa (1915) y la Revista de Occidente (1923).

    En sus artculos y ensayos trat temas muy variados y siempre incardinados en la actualidad de su poca, tanto de filosofa y poltica como de arte y literatura. Su obra no constituye una doctrina sistematizada sino un programa abierto del que son buena muestra los ocho volmenes de El espectador (1916-1935), donde verti agudos comentarios sobre los asuntos ms heterogneos.

    No obstante, como denominador comn de su pensamiento puede sealarse el perspectivismo, segn el cual las distintas concepciones del mundo dependen del punto de vista y las circunstancias de los individuos, y la razn vital, intento de superacin de la razn pura y la razn prctica de idealistas y racionalistas. Para Ortega, la verdad surge de la yuxtaposicin de visiones parciales, en la que es fundamental el constante dilogo entre el hombre y la vida que se manifiesta a su alrededor, especialmente en el universo de las artes.

    El ncleo del ideario orteguiano se encuentra en obras como Espaa invertebrada (1921), El tema de nuestro tiempo (1923), La rebelin de las masas(1930), Ideas y creencias (1940), Historia como sistema (1940) y Qu es filosofa? (1958).

    Las cuestiones de esttica y crtica literaria fueron objeto de sus reflexiones en Meditaciones del Quijote(1914), Ideas sobre la novela (1925), La deshumanizacin del arte (1925), Goethe desde dentro(1932), Papeles sobre Velzquez y Goya (1950) e Idea del teatro (1958). Permanentemente cercano a la realidad inmediata, abord los asuntos polticos enVieja y nueva poltica (1914), La decadencia nacional(1930), Misin de la universidad (1930) o Rectificacin de la Repblica (1931).

    Su estilo, ms cerca de la prosa literaria que del discurso filosfico, posee una brillantez expositiva en la que reside una de las claves del xito y difusin de sus libros.

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    - 5 -

    2. INTRODUCCIN A SU PENSAMIENTO

    Naci en la ciudad de Madrid y se form en la Universidad Central de Madrid. En sta predominaba el krausismo plasmado en el regeneracionismo suscitado por la derrota espaola en la guerra contra los EE.UU. y la consiguiente prdida de las colonias espaolas de ultramar. Se peda recuperar los valores sin caer en el desnimo a la vez que se cultivaba una lnea pedaggica para educar a la sociedad espaola en la necesidad de integrarse en Europa.

    Continu sus estudios en Alemania bajo la tradicin neokantiana, tendencia que abandon en 1910 cuando se incorpor como catedrtico de metafsica en la Universiad de Madrid.

    Tom el relevo de la generacin del 98 analizando las peculiaridades de la sociedad espaola y luchando por su modernizacin. Como miembro de la generacin de 1914 opt por el optimismo y la europeizacin de Espaa.

    Ortega escribe en un momento en que se analiza la funcin de la razn y de la

    filosofa, as como la crisis de un modelo de ciencia.

    He aceptado la circunstancia de mi nacin y de mi tiempo. Espaa padeca y padece un dficit de orden intelectual. Haba perdido la destreza en el manejo de los conceptos, que son, ni ms ni menos, los instrumentos con que andamos entre las cosas. Era preciso ensearla a enfrontarse [sic] con realidad y transmutar esta en pensamiento con la menor prdida posible. Se trata, pues, de algo ms amplio que la Ciencia. La Ciencia es solo una manifestacin entre muchas de la capacidad humana para reaccionar intelectualmente ante lo real. Ahora bien, este ensayo de aprendizaje intelectual haba que hacerlo all donde estaba el espaol, en la charla amistosa, en el peridico, en la conferencia. Y era preciso atraerle hacia la exactitud de la idea con la gracia del giro. En Espaa para persuadir es menester antes seducir. ORTEGA Y GASSET, Jos: El quehacer del hombre. Archivo de la palabra del Centro de Estudios histricos.

  • 6

    EL MARCO TERICO DE SU PENSAMIENTO refleja diversas races y tradiciones.

    Races/ Tradiciones

    Intereses - influencias

    RACES CLSICAS

    Platn (de quien rechaz su concepto de verdad absoluta). Aristteles. La Biblia judeocristiana.

    TRADICIN MODERNA

    Filosofa continental europea: Galileo, Montaigne, Descartes, Renan. Dio mucha importancia a las revoluciones cientfica e industrial.

    TRADICIN ALEMANA

    Fue influido por Kant y los neokantianos, especialmente en su primera etapa (objetivismo). El conocimiento de Goethe est presente en su obra Meditaciones del Quijote. En Nietzsche encontr el concepto de vida y de perspectiva. Y de los husserlianos el concepto del mundo de la vida. Tambin le influyeron Scheler y Hartmann con sus enfoques sobre la ontologa y los valores. En Dilthey encontr apoyo para sus conceptos sobre la historia y la razn histrica. Tambin cita mucho a Hegel siguiendo su idea de h. de la filosofa; y Spengler le aporta la vivencia de la La decadencia de Occidente.

    EL MARCO HISTRICO DE SU PENSAMIENTO est determinado por: +A nivel europeo por las dos guerras mundiales y el surgimiento de los totalitarismos (nazi, fascista, marxista)+A nivel nacional por la monarqua de Alfonso XIII y la Dictadura de Primo de Rivera, la II Repblica, la guerra civil espaola y el franquismo. El comienzo de siglo para Espaa es ambivalente: se vive con dramatismo la prdida de las colonias y se experimenta un progreso cientfico-tcnico que conllevar avances y problemas econmicos (gran inversin), sociales (conflictos obreros, mecanizacin del trabajo) y culturales (cultura poco preparada para la invencin y el conocimiento cientfico). El mayor problema era la falta de una cultura poltica que encauzara las dificultades de convivencia proponiendo soluciones efectivas durante la monarqua de Alfonso XIII, la Dictadura de Primo de Rivera y las esperanzas y decepciones de la II Repblica. El triunfo de Franco tras la Guerra Civil empeor la situacin. Tras el desastre de la guerra lleg el

    drama del exilio. Y las instituciones acadmicas y las instancias de pensamiento entraron en decadencia debido a la represin, la censura y la falta de libertad de expresin. Esto conllev que muchos intelectuales tuvieran que vivir exiliados.

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    7

    Siguiendo a Jos Ferrater Mora las etapas del pensamiento orteguiano son

    OBJETIVISMO (1902-1910), PERSPECTIVISMO (1914-1923) RACIOVITALISMO. Estos tres momentos de la obra de Ortega responden a sus TRES GRANDES INQUIETUDES:

    1) Es necesaria la objetividad: Objetivismo (1902-10) 2) La verdad es asunto de puntos de vista complementarios: Perspectivismo

    (1914-23) 3) Qu valor tiene la razn?: Raciovitalismo (1923-1955)

  • 8

    3. ETAPA OBJETIVISTA (1902-10)

    Es la primera etapa (1902-1910). En su estancia formativa en Marburgo fue discpulo del neokantiano Cohen y se manifiesta en la defensa de la importancia de las cosas y de las ideas sobre las personas. NOS INVITA A FILOSOFAR y parte del HECHO: ESPAA SE ENCUENTRA DESFASADA CON RESPECTO A EUROPA SOCIAL,

    POLTICA, TCNICA Y CULTURALMENTE.

    3.1. POSIBLES POSTURAS ANTE EL DESFASE ESPAOL.

    1.CONSIDERAR QUE ESE DESFASE ES NEGATIVO PARA EUROPA. Es Europa la que tiene que adaptarse a Espaa (ms o menos, es la lnea de Unamuno)

    2.CONSIDERAR QUE ESE DESFASE ES NEGATIVO PARA ESPAA E INTENTAR CORREGIRLO COPIANDO DE EUROPA. Esta actitud es rechazada por l. No se puede superar ese desfase importando los subproductos tcnicos que Europa proporciona, pero sin aclimatar la ciencia que los ha hecho posibles

    3.CONSIDERAR QUE ESE DESFASE ES NEGATIVO PARA ESPAA E INTENTAR QUE ECHE RAICES EN ESPAA LA CIENCIA, QUE ES LO CARACTERISTICO DE EUROPA. Europa = ciencia. Todo lo dems es comn con el resto del planeta

    3.2. PROBLEMA: CMO INCARDINAR INTELECTUALMENTE A ESPAA EN EUROPA?

    UNA ORIENTACIN: para que Espaa pueda empaparse de Europa (recibir) y ser manantial para Europa (aportar), necesita la disciplina del objetivismo cientfico y filosfico.

    1) Evitando las dos desviaciones en que se ha cado comnmente: la desviacin consistente en hacer literatura no apoyada en un serio sistema intelectual ( escribir bellamente, pero sin justificacin)

    la desviacin consistente en dedicarse a la erudicin hueca , que recoge muchos datos pero no llega a pensar

    2) y cultivando la ciencia, que es fruto de una disciplina intelectual que se apoya en unas actitudes bsicas: la precisin y el mtodo, el hbito crtico y la racionalidad

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    9

    a) PRECISIN Y MTODO si falta, discutimos en vano sobre cuestiones que no hemos

    definido con anterioridad hay que DEFINIR ( = deslindar un tema de otros ) frente al voluntarismo ( estudiar las cosas a la buena ), se trata

    de usar el ideal metdico como nico camino para la verdad y la ciencia

    b) HBITO CRTICO

    si falta, juzgamos las cosas con las vsceras, no con la cabeza consiste en contrastar cualquier doctrina con la piedra de toque de la

    verdad y la razn

    c) RACIONALIDAD para corregir cualquier indisciplina intelectual es patrimonio de todo ser humano

    EN SINTESIS:

    Decir NO a: los personalismos, los mimetismos, y los exotismos

    Decir SI a: cultivar la actitud intelectual rigurosa y metdica de la ciencia

    mediante la vuelta a las cosas mismas sin descuidar la voluntad de sistema como esencial para la ciencia: la

    teora, la ciencia slo es vlida en la medida en que es sistemtica, o sea, en la medida en que es posible situar las cosas dentro de un armazn de coordenadas. Es la voluntad de sistema lo que caracteriza al filsofo y no el haberlo alcanzado

  • 10

    4. SEGUNDA ETAPA. EL PERSPECTIVISMO (GNOSEOLOGA)

    Oponindose al realismo y al idealismo hace del PERSPECTIVISMO el fundamento

    de su teora del conocimiento. Para el realismo: un enunciado es verdadero en tanto que se corresponde

    con un estado de cosas independiente de la mente. LA VERDAD es fruto de la adecuacin de la mente con el objeto a travs de lo percibido.

    Para el racionalismo idealismo: Un enunciado es verdadero en tanto que se corresponde con un estado de ideas dependientes de la mente. LA VERDAD es fruto de las garantas racionales o epistmicas.

    El perspectivismo frente a ambas posiciones contrapone:

    CRITICA PERSPECTIVISMO REA LIS MO

    (1) La verdadera realidad son las cosas, Independientemente de mi pensar sobre ellas. (2)La realidad es tal y como la conocemos (3)La ciencia es el nico conocimiento verdadero (4)Slo la ciencia nos puede dar un conocimiento objetivo del hombre

    IDEA LIS MO

    (a) Subjetivismo (b) disuelve el mundo exterior a favor del yo (c) yo atemporal y ahistrico (d) verdad atemporal (e) teora abstracta sin referencia a la vida (f) va contra la vida

    1) La realidad no es independiente del sujeto que conoce. 2) Vemos la realidad desde nuestro punto de vista. 3) La ciencia es solo una perspectiva de la realidad.

    4) El hombre no tiene naturaleza sino historia

    (a) el yo no puede existir sin las cosas (b) no se puede hablar de las cosas sin el yo, (c) pero tampoco del yo sin las cosas (d) yo soy yo y mis circunstancia (e) la verdad es perspectivista (f) dato radical: la vida del yo en el mundo, en este mundo

    Ortega toma el planteamiento perspectivista que ya haba hecho F. Nietzsche y, por

    ello, considera que NO EXISTE UNA REALIDAD de manera INMUTABLE, ESTTICA y NICA. La realidad es multiplicidad, cambio y perspectiva:

    Hay tantas realidades como puntos de vista. El punto de vista crea el panorama. La realidad deviene multiplicada y enfocada. Complementacin de los distintos puntos de vista.

    Comienza con el descubrimiento de la CIRCUNSTANCIALIDAD del hombre. . El mtodo ser reflexionar sobre las cosas cercanas. La vida es circunstancia, es encontrarse en una circunstancia (= todo lo que no soy yo; yo viviendo con, entre y en funcin de las cosas; el mundo en el que estoy, el mundo en que elijo ser lo que tengo que ser: mi mundo). As vivir tiene un carcter circunstancial y, por ello, el conocimiento se ofrece en perspectivas o puntos de vista (visuales, intelectuales, emocionales, valorativas). es, por lo tanto, todo lo que me rodea (espacio fsico, momento histrico, posicin social, situacin cultural). Y ella me moldea, me condiciona, me proporciona mis posibilidades de vida, de conocimiento y de accin, es decir, es la

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    11

    perspectiva desde la que conozco el mundo. As la vida es un continuo intercambio entre el yo y la circunstancia. Por ello los componentes de la perspectiva son:

    Etimologa: Pre-spectiva (experiencias anteriores del sujeto, necesidades, emociones, intereses,) y Pro-spectiva (porvenir)

    Doble dimensin: subjetiva (aspectos psicolgicos y temperamentales) e intersubjetiva (aspectos sociales, culturales,) Por medio de esta Teora de las circunstancias el hombre contacta con el

    universo como conjunto total de los diferentes puntos de vista o perspectivas, y stas aparecen siempre dentro de una circunstancia. As el ser del Mundo no es alma ni materia sino PERSPECTIVA. Y sta est determinada por la circunstancia:

    Segn Ortega no existe un yo puro y transparente capaz de descubrir verdades

    eternas sino un SUJETO que existe individualmente y que piensa para dar sentido a todas sus circunstancias. Somos esencialmente seres circunstanciales. As se comunica con el universo.

    La perspectiva visual nos sirve de ejemplo: elementos perspectivismo

    Alguien mira desde un punto de vista Vida concreta de cada uno Algo visto La situacin en la que se vive Distintos planos Los hombres concretos Punto de vista: lugar, direccin. Creencias, ideas. Punto ciego Juego de aspectos no conscientes La visin que se tiene de la sierra del Guadarrama es, obviamente, distinta si se la mira desde Madrid o si se la mira desde Segovia. Aqu no cabe preguntarse cul de las dos visiones es la verdadera, pues ambas lo son a la vez, lo que hara quimrico pretender una visin unitaria de las dos vertientes ORTEGA Y GASSET, Jos.

    Cada hombre es un punto de vista. De ah la importancia y necesidad de la tolerancia vs dogmatismo: si la realidad tiene mltiples caras, perspectivas como consecuencia existen distintas maneras de pensar y de ver las cosas. Con este planteamiento Ortega reacciona contra:

    El dogmatismo racionalista ya que ste considera que la verdad -alcanzable por la sola razn abstracta- es una, atemporal e inmutable y, por lo tanto, no puede ser atribuida a personas concretas y mudables.

    El escepticismo ya que ste considera que no es posible el conocimiento verdadero por la mutabilidad de lo real. No es posible la verdad, solo cabe la multiplicidad de las opiniones.

    La verdad, lo real, el universo, la vida como queris llamarlo- se quiebra en facetas innumerables, vertientes sin cuento, cada una de las cuales da hacia un individuo. Si este ha sabido ser fiel a su punto de vista, si ha resistido a la eterna seduccin de cambiar su retina por otra imaginaria, lo que ve ser un aspecto real del mundo. Y viceversa. Cada hombre tiene una misin de verdad. Donde est mi pupila no est otra; lo que de la realidad ve mi pupila no lo ve otra. Somos insustituibles, somos necesarios

    ORTEGA Y GASSET, Jos: Verdad y perspectiva. El espectador.

  • 12

    No se puede vivir sin verdad, pero no se puede pretender una verdad acabada porque sta tarea debe ser llevada a cabo por todos y cada uno de los individuos a lo largo del tiempo. Cada ser humano en un punto de vista esencial y es sumando todas estas visiones como se alcanzara a tener una verdad absoluta. Cada sujeto solo logra una parte de la realidad y, as, nadie posee la verdad absoluta. SOLO DESDE LA PERSPECTIVA SE PUEDE CONOCER LA REALIDAD.

    En resumen, la realidad es mltiple y de ella caben mltiples perspectivas, pero la multiplicidad de los puntos de vista sobre la realidad debe ser unificada, en la afirmacin de que esas perspectivas no son contradictorias y excluyentes unas de las otras, sino complementarias.

    Desde distintos puntos de vista, dos hombres miran el mismo paisaje. Sin embargo no ven lo mismo. La distinta estimacin hace que el paisaje se organice ante ambos de distinta manera. Lo que para uno ocupa el primer trmino y acusa con vigor todos sus detalles, para el otro se halla en el ltimo y queda oscuro y borroso. Adems como las cosas puestas unas deltas de otras se ocultan s todo o en parte, cada uno de ellos percibir porciones del paisaje al que otro no llegan. Tendra sentido que cada cual declarase falso el paisaje ajeno? Evidentemente, no; tan real es el uno como el otro. Pero tampoco tendra sentido que puestos de acuerdo, en vista de no coincidir sus paisajes, los juzgasen ilusorios. Esto supondra que hay un tercer paisaje autntico, el cual no se halla sometido a las mismas condiciones que los otros dos. Ahora bien, ese paisaje arquetpico no existe ni puede existir. La realidad csmica es tal, que solo puede ser vista bajo una determinada perspectiva. La perspectiva es uno de los componentes de la realidad. Lejos de ser una deformacin, es su organizacin. Una realidad que vista desde cualquier punto resultase siempre idntica es un concepto absurdo. ORTEGA Y GASSET, Jos: El tema de nuestro tiempo.

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    13

    5. TERCERA ETAPA. EL RACIOVITALISMO

    Es una doctrina de madurez que

    se sita tras la publicacin de El tema de nuestro tiempo (1923) y que examina LA VIDA Y LA RAZN.

    Con la RAZN VITAL pretende evitar el desprestigio al que los filsofos vitalistas (Nietzsche y Bergson) someten a la razn (el irracionalismo) y, para ello, propone un NUEVO CONCEPTO DE RAZN que sustituya a la razn pura (el racionalismo / idealismo)

    5.1. LA RAZN VITAL El raciovitalismo se presente como una alternativa de las posiciones vitalistas de

    Nietzsche el conocimiento es fruto de la intuicin como actividad cerebral- y Bergson la razn petrifica la realidad y solo la intuicin es la forma de aprehender la vida- (irracionalismo) y racionalistas (yo atemporal y ahistrico; vida atemporal; teora abstracta sin referencia a la vida; va contra la vida; no tiene en cuenta las zonas de irracionalidad humana) ya que ambas son rechazadas por Ortega al pensar que tanto la una como la otra aparecen siempre enfrentadas, cuando en realidad son compatibles. As lo reflej en su ensayo Ni vitalismo ni racionalismo recogido en El tema de nuestro tiempo (1923).

    La expresin RAZN VITAL designa el hecho de que la razn es uno de los

    constitutivos de la vida, la cual no puede entenderse sin la razn. Sus tesis fundamentales son:

    La vida es la realidad radical: pienso, porque vivo La vida humana es la vida de cual, la vida personal en las propias circunstancias,

    desde la propia perspectiva. La razn es lo que nos diferencia de cualquier otra vida: el hombre la necesita para

    sobrevivir. El conocimiento es una labor continua, inacabable. Los elementos primordiales de la vida son las ideas y las creencias.

    Es la VIDA COMO RAZN en dos sentidos: 1) Como mtodo: que nos permita orientarnos en la vida, en el sentido de dar razn,

    de dar una prueba que nos transparente la realidad. Entonces la razn vital es un MTODO y as RAZN es un trmino que seala que todos los actos dan razn de y, especialmente, dan razn para vivir. VIVIR es tratar con el mundo y dar cuenta de l de un modo concreto y pleno. De ello se deriva el SABER como un saber a qu atenerse.

    2) Como realidad: es el ser mismo de la vida en cuanto necesita saber a qu atenerse. Entonces la razn vital es una REALIDAD, es decir, una gua en el sistema de la realidad y la propia realidad que se gua a s misma dentro del universo.

  • 14

    Para Ortega, frente al realismo y al idealismo, el conocimiento est arraigado en la vida y la tarea de nuestro tiempo es que la razn pura ceda su puesto a la razn vital, ya que la razn no es ms que una forma y funcin de la vida. En el vivir se da la coexistencia del yo y del mundo.

    5.2. LA VIDA: REALIDAD RADICAL

    Toda la filosofa orteguiana gira en torno a la vida. Considera que el tema de la vida tiene en cuenta tanto las posiciones racionalistas( que no garantizan la existencia de un mundo externo aunque han aportado la idea de sujeto o yo) como las idealistas (que parte del sujeto y todo lo convierte en contenido de la conciencia), pero ninguna de ellas ha conseguido crear una filosofa radical por lo que se hace necesario volver a reconstruir la filosofa desde su primer fundamento. As la filosofa es una actividad vital que tiene como tarea definir nuestra vida como realidad primaria.

    La vida impone a todas sus actividades un imperativo de integridad, y quien diga s a una ellas tiene que afirmarlas todas []. No es tema digno de una generacin que asiste a la crisis ms radical de la historia moderna hacer un ensayo opuesto a la tradicin de esta y ver qu pasa si en lugar de decir la vida para la cultura decimos la cultura para la vida? ORTEGA Y GASSET, Jos: El tema de nuestro tiempo.

    La VIDA es la realidad radical dentro de la cual se hallan las dems realidades, y stas encuentran en ella su fundamento. Hablando con rigor la vida no es cosa ni espritu: es un hacerse a s misma, un autofabricarse. La vida de cada cual es la existencia particular que reside entre circunstancias orientndose por su mismidad, autenticidad o destino.

    Tras su concepto de vida se esconde su TEORA DE LA REALIDAD: el ser del mundo es PERSPECTIVA en una determinada CIRCUNSTANCIA. Hemos de buscar para nuestra circunstancia, tal y como ella es, precisamente en lo que tiene de limitacin, de peculiaridad, el lugar acertado en la inmensa perspectiva del mundo. No detenernos perpetuamente en xtasis ante los valores hierticos, sino conquistar a nuestra vida individual el puesto oportuno entre ellos. En suma: la reabsorcin de la circunstancia es el destino concreto del hombre []. Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo []; en la escuela platnica se nos da como empresa de toda cultura esta: salvar las apariencias, los fenmenos. Es decir, buscar el sentido que nos rodea. ORTEGA Y GASSET, Jos: Meditaciones del Quijote.

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    15

    La vida para el ser humano supone un AUTOFABRICARSE. La vida no es cosa ni espritu, sino un hacerse a s misma. La vida primordial de cada cual es la existencia particular que reside en unas circunstancias. As cada hombre da a la naturaleza el carcter de mundo desde su propia perspectiva y la vida es anterior al pensamiento. El mundo vital se compone de un poder hacer, de un conjunto de posibilidades, limitadas por la circunstancia.

    La circunstancia es un cauce que la vida va trazando. El cauce de la vida se mueve dentro de una cuenca inexorable que hace de la propia vida FATALIDAD Y LIBERTAD.

    El ser humano inserto en la vida como realidad radical carece de una naturaleza o esencia dada. Por ello, para el hombre, la vida es lo que somos y lo que vamos haciendo desde los momentos ms cruciales hasta aquellos ms banales. Desde este planteamiento se hace necesario volver a reconstruir la filosofa desde su primer fundamento: LA VIDA. Entonces, la filosofa es una actividad vital que tiene como tarea definir nuestra vida como realidad primaria y radical.

    La vida humana admite GRADOS DE REALIDAD segn su mayor o menor acercamiento a su destino (autenticidad) y, por ello, tiene una serie de NOTAS o CATEGORAS:

    1) VIVIR ES DARSE CUENTA: un vivirse, un sentirse vivir, un notarse. Este saber

    ntimo es un percatarse que nos lleva a ir haciendo una vida personal. 2) VIVIR ES ENCONTRASE EN EL MUNDO. El mundo es una forma de estar con

    las cosas y de estar las cosas en m; es lo que nos afecta, la CIRCUNSTANCIA.

    La vida, nuestra vida en el sentido ms vulgar que suele tener esta expresin, posee sin duda la formidable condicin de que todas las dems realidades, sean las que sean, van incluidas en ella, pues todas ellas existen para nosotros en la medida en que vivimos, esto es, en que aparecen dentro de nuestra vida. Como, segn el refrn rabe nadie puede saltar fuera de su sombra, nadie puede saltar fuera de su vida y, por tanto, todo aquello con que tengamos contacto, todo lo que para nosotros pretenda existir, tendr en algn modo que presentarse dentro de nuestra vida []. Dijrase, pues, que estamos en la antesala de la ciencia, de la metafsica, ya que si nos ocupamos de nuestra vida es porque hemos tropezado con ella al ir a entrar en el interior de la metafsica; es decir, que la hemos encontrado en la antecmara, antepuesta a la ciencia, que es nuestra indiscutible actuacin actual, nos hemos encontrado con que eso, ir a hacer ciencia, es algo que nos acontece en nuestra vida. ORTEGA Y GASSET, Jos: Unas lecciones de metafsica.

  • 16

    3) VIVIR ES ENCONTRASE VIVIENDO: En la vida nos encontramos de golpe, sin haberlo elegido; estamos arrojados a ella, nadie nos ha preguntado sin queramos o no vivir.

    4) VIVIR ES DECIDIRSE. La vida es problemtica y dramtica. Nos encontramos

    en el mundo de una forma concreta, ocupados en algo. Estamos forzados a elegir entre varias posibilidades y, as, lo que vamos decidiendo y haciendo es nuestro ser, pues no tenemos una naturaleza o esencia dada; nuestra existencia -historia vital- nos constituye. Por ello ese tener que hacer algo y no saber muy bien qu, nos llena de pesadumbre y angustia.

    5) VIVIR ES SER EN EL TIEMPO Y SER TIEMPO: vivir tiene una finalidad, es

    anticipacin y proyecto, es posibilidad, es limitacin y naufragio cuya tabla de salvacin es la cultura-. La vida se hace hacia delante, pero el tiempo de nuestra vida no es eterno. De ah el drama, la prisa o el problema de la vida.

    Mi futuro, pues, me hace descubrir mi pasado, para realizarse. El pasado es ahora real porque lo revivo, y cuando encuentro en mi pasado los medios para realizar mi futuro es cuando descubro mi presente. Y todo esto acontece en un instante; en cada instante la vida se dilata en las tres dimensiones del tiempo real interior. ORTEGA Y GASSET, Jos: Unas lecciones de metafsica.

    5.3. EL OTRO COMO PROBLEMA RERIVADO DE LA RADICALIDAD DE LA VIDA.La frase plantea EL PROBLEMA DEL OTRO:

    1) porque la preocupacin intelectual por la realidad del PRIMER YO propone EL PROBLEMA DE LAS REALIDADES EXTERIORES: T Y L. En los primeros escritos sobresale al contraponer cosa (lo utilizable) y persona (lo no utilizable y con fines propios). Lo no utilizable es el primer YO y el T y L cuando las trate como si fueran YO. Puedo optar entre tratar a otros como cosas o como personas; esto 2 ocurre cuando trato al ty al l como fueran yo.

    2) La conexin entre el SEGUNDO YO Y LA CIRCUNSTANCIA se reduce a ser

    un solo T. Entonces la frase dice . La vida es realidad radical y, por ello, y ser ma, es intransferible y soledad radical. La vida del otro es realidad secundaria, latente y presunta, cuya intimidad (=el no-yo) es inaccesible para m. Con los otros (otras vidas, otras perspectivas) establecemos una relacin que aparece como solidaridad de soledades. Con ello se reconoce el carcter de los otros: somos idnticos (otro yo) pero en la diferencia (puro yo), o somos diferentes desde una igualdad humana. Por ello la

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    17

    convivencia humana es conflictiva: percibimos peligrosidad al descubrir que la intimidad del otro no coincide con la propia, pero siempre esperamos que el otro sea como yo -amistad y amor-; aunque el hombre siempre es capaz de mediar en los conflictos y aunar soledades en proyectos de convivencia.

    METAFSICAMENTE EL OTRO es la zona de mi circunstancia que, a pesar de ser inaccesible, me permite la doble operacin de especular sobre el ser de las cosas y de completar mi vida con la suya juntando las dos ntimas soledades.

    PSICOLGICAMENTE EL OTRO es el agente por el cual el mundo de los hombres se me va desgajando en nosotros, l, t y yo. El anlisis sociolgico logra discernir lo que en el cuerpo social es en verdad fundamental y primario: LA RELACIN ENTRE EL OTRO Y YO.

    5.4. LA RAZN HISTRICA

    El planteamiento orteguiano sobre la interpretacin de lo humano parte de la idea de que el hombre no puede ser considerado desde la razn pura. EL HOMBRE NO POSEE NATURALEZA SINO HISTORIA ya que como peregrino del ser ha ido pasando por muy diversos estados debido a sus constitutivos de la movilidad y el cambio.

    En 1924 en Las Atlntidas nos habla de RAZN HISTRICA en ntima relacin con la RAZN VITAL: la razn vital se concretiza en la razn histrica porque la vida es TEMPOREIDAD. El hombre individual se va haciendo en el desarrollo de su vida autntica por medio de proyectos y compromisos. Entonces la vida individual se hace HISTORIA y la razn vital se convierte en RAZN HISTRICA en el plano colectivo y social. Es decir, la razn histrica es una de caras de la compleja razn vital.

    A Ortega le interesa la historia como elemento medular de la cultura y, especialmente, por la interpretacin de la vida humana como historia. Con Dilthey afirma que EL HOMBRE ES HISTORIA.

    El hombre pasa y atraviesa por todas esas formas de ser; peregrino del ser, las va siendo y des-siendo, es decir, las va viviendo. El hombre no tiene naturaleza, lo que tiene es historia; porque historia es el modo de ser de un ente que es constitutivamente, radicalmente, movilidad y cambio. ORTEGA Y GASSET, Jos: Sobre la razn histrica

    Nuestra vida transcurre en la corriente de la historia; nada en lo humano es invariable y, por ello, la historia vital del ser humano carece de un ser fijo. Todo en l

  • 18

    viene de algo y va a algo. Lo que hace ahora, tiene su causa en cierto modo en lo que fue e hizo antes. El hombre que no es cosa ni espritu esttico y que carece de naturaleza o esencia dada, es HISTORIA. Esto tiene como consecuencia que: es temporalidad; su mundo no consta de hechos,

    sino de sentidos; nunca parte de cero; importancia de las creencias

    y valoraciones;

    slo conociendo nuestro pasado podemos encarar el futuro;

    la vida es circunstancia histrica; razn, historia y vida son

    inseparables.

    5.4.1. NUEVOS CONCEPTOS PARA DESCRIBIR LA VIDA

    Para describir la vida desde el punto de vista social e histrico hacen falta NUEVOS CONCEPTOS:

    BIOGRAFA IDEAS Y CREENCIAS

    MASA GENERACIN

    LA VIDA ES BIOGRAFA Y CRNICA COLECTIVA DE UN PUEBLO

    Otro concepto para describir la vida desde el punto de vista social e histrico

    es BIOGRAFA. Esclarecemos lo humano contando su historia. La comprensin de lo histrico exige

    de la razn, del logos, y el trmino biografa contribuye a esa comprensin histrica La vida no puede ser una realidad biolgica sino biogrfica: es aquello que vamos

    haciendo y viviendo. El mtodo para acercarse a ella es la narracin. Solo as el hombre puede entender que la propia vida es su fin y que no hay que buscar ninguna trascendencia ms all de s misma.

    Tambin, desde el punto de vista social, la vida es CRNICA COLECTIVA DE UN PUEBLO. La razn histrica es a posteriori y dialctica y pretende alcanzar la capacidad predictiva de las ciencias naturales

    En relacin con lo expuesto se produce la SUPERACIN tanto DEL IDEALISMO como solipsismo que ignora la ilgica realidad para adaptarla al concepto- como DE LA FENOMENOLGICA como bsqueda de identidad de la razn pura, cuando la realidad no se somete a ella-. Por lo tanto, la realidad es anterior al ser y lo que hay se le impone al hombre por s como algo incompleto ya que tiene mucho de ilgico e irracional.

    Con estos planteamientos pretende desmontar la filosofa que aparece como una

    reaccin ante una cierta situacin histrica. Y es que para Ortega la historia est hecha de una serie de invenciones que produce el hombre para mantenerse a flote.

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    19

    IDEAS Y CREENCIAS: LA ESTRUCTURA DE LA NATURALEZA HUMANA

    Distinguiendo ente IDEAS Y CREENCIAS elabora EL SUSTRATIO DE LA NATURALEZA HUMANA y permite unir: 1.La vida como fuerza desbordante y el hombre que la vive en concreto, y 2.la vida como realidad radical y la razn histrica como parte de la razn vital.

    Es un esquema operativo o prlogo a toda la tarea de reformulacin del conocimiento del hombre que revela las crisis de la humanidad y que nos dara las claves de comprensin del hombre presente.

    Al analizar la estructura de la vida humana advierte que no es lo mismo pensar

    una cosa (idea) que contar con ella (creencia). Y establece la distincin desde el punto de vista total y metafsico de la vida.

    LAS IDEAS son pensamientos que se nos ocurren y que podemos analizar, adoptar,

    imitar. Son obras propias o de los dems, pero nunca anteriores a m mismo. Slo existen cuando y en tanto que las pensamos.

    LAS CREENCIAS son el estrato ms profundo de la vida humana, el terreno sobre

    el cual la vida se mueve. Son el plano ms serio de la vida porque suponen estar en y contar con ideas, y que engloba a s mismo la DUDA. Esta es un estar en lo inestable, una perplejidad que se muestra sobre todo en los momentos de crisis; desde aqu se entiende que la ideas es aquello que se forja el hombre cuando la creencia vacila.

    IDEAS: pensar una cosa

    CREENCIAS: contar con esa cosa

    Conscientes Inconscientes Las tenemos Vivimos en ellas Las discutimos No se discuten Las defendemos No las defendemos, las suponemos

    Las podemos abandonar Difciles de abandonar Papel secundario Fundamentos de nuestra vida subjetiva

    Cuando las creencias las ponemos en DUDA se convierten en ideas. Necesidad de replantearse las creencias DIALCTICA HISTRICA

  • 20

    Da mucha importancia a las DUDAS

    a las que califica como una especie de creencia, ya que constituyen una parte muy especfica de nuestra realidad, y es una manera de estar en la realidad inestable. Nuestra vida sera tan incomprensible sin las dudas como lo es sin las creencias. Pero este estar en dudas no lo consideramos un estado normal de las cosas y encontramos la solucin crear ideas: pensar acerca de las dudas. Entonces las ideas son tiles a la vida cubriendo las grietas que se abren en las creencias. Cuando stas se tambalean el hombre forja ideas que sustituyen a las viejas creencias con vocacin a convertirse en CREENCIAS NUEVAS. Ciencia, filosofa, religin y arte son

    reacciones del hombre ante una situacin vital, como instrumentos que manejan la vida humana ante la realidad problemtica.

    La distincin entre idea y creencia le obliga a precisar la diferencia entre:

    1) IDEOMA: pensamiento en tanto que enunciado (idea sobre algo). No tienen historia.

    2) DRAOMA: pensamiento en tanto que funciona efectivamente en la vida

    (creencia). Son histrico-humanos. MASAS - ELITES

    Cuando Ortega habla de masas lo hace a dos niveles: A nivel social: La masa es todo conjunto de personas no especialmente

    cualificadas. A nivel psicolgico: masa es todo aquel que no se valora a s mismo -en bien

    o en mal- por razones especiales, y se siente como todo el mundo, sin angustiarse por su uniformidad.

    LA ELITE O MINORIA est compuesta de aquellos que se exigen a s mismos ms que

    a los dems, acumulando sobre s todo tipo de tareas y deberes. Para los hombres selectos, vivir es un perpetuo esforzarse, exigirse, una tensin o entrenamiento.

    LA DIVISIN MASA MINORIA no coincide con la estratificacin social en clases sociales, pues dentro de cada clase social hay hombres masa y hombres minora. En nuestra poca asistimos a la hegemona y predominio del hombre masa.

    "Lo que hace magnficos a los pueblos no es principalmente la altura de sus hombres grandes, sino la de sus innumerables mediocres." ORTEGA Y GASSET, Jos: Sobre la razn histrica.

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    21

    El retrato psicolgico del hombre masa se compone de tres notas:

    Libre expansin de sus deseos vitales y de toda su persona. Ingratitud hacia aquello que ha hecho posible la sociedad actual. Las masas ignoran el esfuerzo que supone el desarrollo tcnico y lo consideran

    natural, entendiendo que es algo a disfrutar sin coste. El dominio y la hegemona del hombre masa dan lugar al llamado IMPERIO DE LAS

    MASAS. Ortega considera que vivimos bajo el brutal imperio de las masas. Estas viven como antes vivan las minoras. La vida del hombre medio est ahora constituida por el repertorio vital que antes caracterizaba slo a las minoras selectas. "...el hombre masa es el hombre medio, aquel que no se valora a s mismo, no piensa y se pierde en la inmensidad de la multitud; es adems mediocre, vulgar, falto de tradicin, auto satisfecho, primitivo, mezquino y brutal. Vive en las masas y stas estn en continua rebelin con las minoras, aunque su rebelin termina en la homogeneidad y en la sumisin al Estado ORTEGA Y GASSET, Jos: Sobre la razn histrica.

    En el imperio de las masas las almas vulgares, sabiendo que lo son, afirman su derecho a

    seguir sindolo y lo imponen a los dems lo que desde el punto de vista social genera el surgimiento de una sociedad:

    invertebrada brutalizada, que engendra la simiente de las ideologas totalitarias

    Ortega hizo un anlisis histrico sobre el surgimiento del imperio de las masas. En

    resumen seala cmo el liberalismo poltico del siglo XVIII conllev el nacimiento de los Derechos Humanos; en el siglo XIX el pueblo saba que era soberano pero no se lo crea. Ya en el siglo XX ese ideal se plasm tanto en el interior del hombre como en las legislaciones de los Estados, pero no se ha potenciado la conciencia de la dignidad y de la autonoma del hombre.

    El imperio de las masas ha dado lugar a una SOCIEDAD DE MASAS en la que se observa:

    La ascensin del nivel vital del hombre mediocre que ha conllevado la nivelacin a nivel de sexos, culturas y clases sociales.

  • 22

    La mundializacin de la vida que ha trado la ampliacin de posibilidades (conocimiento, goce). Y como el conocimiento cuantitativo de la vida y el dominio creciente de todas las cosas no es paralelo al dominio de s mismo, al final el hombre masa se siente perdido en su propia abundancia.

    El papel de la tcnica en la sociedad de masas. En los siglos XVI-XVII, con la Revolucin Cientfica, se produjo la unificacin del saber y se plasm en teoras globalizadotas; posteriormente con el desarrollo de la fsica surgi la especializacin del saber aplicado en la tcnica. Esto ha degenerado en la llamada barbarie del espacialismo que hace del cientfico prototipo del hombre masa, conocedor de su parcela (especialista) pero inculto.

    GENERACIN

    Cada vez que el hombre (individual y social) es algo, deja de ser infinitas cosas. Entonces su comprensin se revela en la historia, en sus fases, en sus tipos significativos de ser, en sus pocas y en las creencias en que se sustentan. ste carcter histrico se concreta en el concepto de GENERACIN que se forma con coetneos con una sensibilidad comn y que requiere: tener la misma edad y tener algn contacto vital.

    El concepto de generacin sirve para demostrar la articulacin que en un momento del tiempo existe entre las masas y las minoras selectas. stas ltimas destacan por tener el papel dirigente y encarnan la creatividad; por ello las masas les deben de obedecer. Ortega, en su poca, criticaba que se diera una confusin entre la elite y la y la masa

    En resumen, una generacin es el conjunto de hombres que tienen la misma edad. El concepto de edad no es de sustancia matemtica, sino vital. La edad es, dentro de la trayectoria vital humana, un cierto modo de vivir. La edad no es una fecha, sino una "zona de fechas". Tienen la misma edad, vital e histricamente, no slo los que nacen en un mismo ao, sino los que nacen dentro de una zona de fechas. Cada poca est determinada por:

    la sensibilidad y forma de enfrentarse al mundo, y una forma de vida (ideas, creencias, usos,) la coexistencia de tres generaciones (jvenes rebelda-, adultos y viejos).

    Cada una de ellas son grupos de personas que conviven con una determinada sensibilidad vital e histrica.

    Las generaciones nacen y se suceden llevando en s formas de las anteriores y

    creando nuevas formas de existencia. Cuando una generacin trata ms de conservar lo recibido es conservadora y dar lugar a una poca acumulativa, y

    Cuando trata ms de sobrepasar a las anteriores es progresista y da lugar a una poca polmica.

    Por lo tanto, con la teora de las generaciones se explica la historia.

  • Historia de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la FilosofaHistoria de la Filosofa Jess Jimnez 2 Bachillerato. IES de Guadarrama. J. ORTEGA Y GASSET

    23

    7. EL CONCEPTO DE FILOSOFA

    La filosofa es constitutivamente necesaria al intelecto y tiene como finalidad capturar la verdad del todo como tal. Toma lo dado (insuficiente y fragmentario) de forma problemtica puesto que filosofar consiste en . As filosofa es conocimiento del universo y tiene estos rasgos: 1.Es replantearse un problema absoluto: no partir de creencias previas. 2.Se impone el imperativo de autonoma como principio metdico que renuncia a apoyarse en nada anterior a la filosofa misma. 3.Tratar de conquistar el universo ntegramente (panantonoma) 4.Es un conocimiento terico, expresable e intersubjetivo. 5.Busca la raz de todo (principio de esencialidad)

    El conocimiento objetivo y con pretensiones de verdad es para la ciencia. A la filosofa le compete tratar con la realidad global siendo un saber radical que se plantea los problemas ltimos y primeros los radicales-

    .

  • 24