Informe latinobarometro 2011

of 112 /112
Hay una América Latina oculta detrás de la imagen estereotipada del siglo XX, nos hemos transformado. Mientras la debilidad de la política y la desconfianza avasallan la agenda de la región, los avances continúan silenciosamente sin atención. Surge así una región nueva que empuja por ir más rápido que los países, por redistribuir los frutos del crecimiento, que reclama fuertemente en el año 2011 porque la desaceleración los afecta. Esta América Latina castiga con más dureza. Ocho de cada diez latinoamericanos están conectados con el mundo a través de celular, y cuatro de cada diez hoy tiene un nivel de educación más que la del hogar en que nacieron. Es la clase media emergente que se defiende. Por primera vez desde la crisis asiática la satisfacción con la democracia cae a la par con la caída del PIB. El año 2012 no se augura mejor que el 2011. Es “El descontento del progreso” como titula “The Economist” el 28 de Octubre. Los latinoamericanos están defendiendo lo alcanzado y no dejarán que se los quiten. Los indicadores caen en el 2011 como señal de esa protesta. 28 de Octubre / Santiago de Chile Informe 2011

Embed Size (px)

description

 

Transcript of Informe latinobarometro 2011

  • 1. Informe 2011Hay una Amrica Latina oculta detrs de la imagenestereotipada del siglo XX, nos hemos transformado.Mientras la debilidad de la poltica y la desconfianzaavasallan la agenda de la regin, los avances continansilenciosamente sin atencin. Surge as una reginnueva que empuja por ir ms rpido que los pases, porredistribuir los frutos del crecimiento, que reclamafuertemente en el ao 2011 porque la desaceleracinlos afecta. Esta Amrica Latina castiga con ms dureza.Ocho de cada diez latinoamericanos estn conectadoscon el mundo a travs de celular, y cuatro de cada diezhoy tiene un nivel de educacin ms que la del hogaren que nacieron. Es la clase media emergente que sedefiende.Por primera vez desde la crisis asitica la satisfaccincon la democracia cae a la par con la cada del PIB. Elao 2012 no se augura mejor que el 2011. Es Eldescontento del progreso como titula The Economistel 28 de Octubre. Los latinoamericanos estndefendiendo lo alcanzado y no dejarn que se losquiten. Los indicadores caen en el 2011 como sealde esa protesta.28 de Octubre / Santiago de Chile
  • 2. NDICELA CORPORACIN LATINOBARMETRO ................................................................................4INTRODUCCIN ................................................................................................................................5SINPTICA ECONMICA DE AMRICA LATINA 2010-2011...............................................10BALANCE POLTICO-ELECTORAL 2011- DANIEL ZOVATTO CON COLABORACIN DEROGELIO NEZ ............................................................................................................................11REPORTE DE RESULTADOS ........................................................................................................23LA DEMOCRACIA EN AMRICA LATINA ................................................................................23 EL APOYO A LA DEMOCRACIA ................................................................................................................................................... 26 LA IMAGEN DE PROGRESO ....................................................................................................................................................... 30 RESUMEN DEL PROBLEMA MS IMPORTANTE .............................................................................................................................. 32 LA SITUACIN ECONMICA DEL PAS Y LA EXPECTATIVA FUTURA ...................................................................................................... 32 LA JUSTICIA EN LA DISTRIBUCIN DEL INGRESO............................................................................................................................. 34 SE GOBIERNA PARA LA MAYORA? ........................................................................................................................................... 35 LA SATISFACCIN DE VIDA ....................................................................................................................................................... 36 LAS ACTITUDES HACIA LA DEMOCRACIA ...................................................................................................................................... 37 DEMOCRACIA MEJOR, IGUAL O PEOR? ..................................................................................................................................... 40 LAS COSAS QUE LE FALTAN A LA DEMOCRACIA ............................................................................................................................. 40 LA DEMOCRACIA CHURCHILLIANA ............................................................................................................................................. 41 LA LEGITIMIDAD DEL CONGRESO Y LOS PARTIDOS POLTICOS .......................................................................................................... 42 LAS CONDICIONES DE LA CIUDADANA ........................................................................................................................................ 43 CUN DEMOCRTICO ES EL PAS?............................................................................................................................................ 44 LAS ACTITUDES HACIA LOS GOBIERNOS MILITARES........................................................................................................................ 46LAS CONFIANZAS ...........................................................................................................................47 CONFIANZA INTERPERSONAL.................................................................................................................................................... 47 CONFIANZA EN LAS INSTITUCIONES ........................................................................................................................................... 48 LA CONFIANZA EN EL GOBIERNO ............................................................................................................................................... 50CULTURA CVICA ...........................................................................................................................52 EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY ................................................................................................................................................... 52 LA EXIGENCIA DE DERECHOS .................................................................................................................................................... 53 LAS OBLIGACIONES ................................................................................................................................................................ 53DISCRIMINACIN Y RAZA ...........................................................................................................56QUE GARANTIZA LA DEMOCRACIA ........................................................................................58FRAUDE SOCIAL..............................................................................................................................60 LA MORAL FISCAL .................................................................................................................................................................. 61 LA MORAL LABORAL ............................................................................................................................................................... 61 LA MORAL SOCIAL .................................................................................................................................................................. 62 LA PIRATERA ........................................................................................................................................................................ 62 LA CORRUPCIN EN EL ESTADO ................................................................................................................................................. 63 2
  • 3. LA AGENDA DE AMRICA LATINA ...........................................................................................65 EL PROBLEMA MS IMPORTANTE .............................................................................................................................................. 65 LA DELINCUENCIA Y LA VICTIMIZACIN ....................................................................................................................................... 67 LA GENERACIN NI-NI......................................................................................................................................................... 68 LA CLASE MEDIA .................................................................................................................................................................... 69 La brecha digital .......................................................................................................................................................... 69 Movilidad educacional ................................................................................................................................................ 70 MEDIOAMBIENTE .................................................................................................................................................................. 72LA POLTICA ....................................................................................................................................73 EL REELECCIONISMO PRESIDENCIAL ........................................................................................................................................... 74 EL VOTO POR PARTIDO POLTICO ............................................................................................................................................... 74 LA CERCANA HACIA LOS PARTIDOS POLTICOS .............................................................................................................................. 75LAS EXPECTATIVAS ......................................................................................................................77 LA EXPECTATIVA FUTURA PERSONAL Y DEL PAS ............................................................................................................................ 77 INGRESO SUBJETIVO ............................................................................................................................................................... 79 EXPECTATIVA DE INGRESO FUTURO ........................................................................................................................................... 79NDICE DE SEGURIDAD LABORAL ............................................................................................80NDICE DE CONFIANZA EN LOS CONSUMIDORES. ..............................................................81ACTITUDES HACIA EL MERCADO ............................................................................................83 LA ECONOMA DE MERCADO .................................................................................................................................................... 83 LAS PRIVATIZACIONES HAN SIDO BENEFICIOSAS PARA EL PAS .......................................................................................................... 85ACTITUDES HACIA EL ESTADO .................................................................................................86 LAS POLTICAS PBLICAS ......................................................................................................................................................... 86 CUNTO HA HECHO EL ESTADO POR USTED? ............................................................................................................................. 88 TIENE EL ESTADO LOS MEDIOS PARA RESOLVER LOS PROBLEMAS? .................................................................................................. 89 EL ESTADO SOLUCIONANDO PROBLEMAS .................................................................................................................................... 90 EL GRADO DE EFICIENCIA DEL ESTADO ........................................................................................................................................ 92 SATISFACCIN CON LOS SERVICIOS PBLICOS CENTRALES DEL ESTADO............................................................................................... 94 SATISFACCIN CON LOS SERVICIOS PBLICOS MUNICIPALES ............................................................................................................ 95 NDICE DE SATISFACCIN CON LOS SERVICIOS DEL ESTADO ............................................................................................................. 96LA SATISFACCION CON LA DEMOCRACIA ............................................................................96RELACIONES INTERNACIONALES ............................................................................................99 LIDERAZGO EN LA REGIN ....................................................................................................................................................... 99 OPININ SOBRE LAS POTENCIAS ............................................................................................................................................. 101 LAS RELACIONES ENTRE LOS PASES.......................................................................................................................................... 104 PAS COMO MODELO A SEGUIR ............................................................................................................................................... 105EVALUACIN DE LDERES ........................................................................................................106EVALUACIN DE INSTITUCIONES INTERNACIONALES .................................................108CONSIDERACIONES FINALES ...................................................................................................110FICHA TCNICA POR PASES 2011 ...........................................................................................112 3
  • 4. LATINOBARMETRO 2011FICHA TCNICA 2011. Se aplicaron 20.204 entrevistas cara a cara en 18 pases entre el 15de Julio y el 16 de Agosto1, con muestras representativas del 100%, de la poblacin nacionalde cada pas de 1.000 y 1.200 casos, con un margen de error de alrededor de 3%, por pas(Ver ficha tcnica por pas).Responsable: Corporacin Latinobarmetro, Santiago de Chile.LA CORPORACIN LATINOBARMETROEl estudio Latinobarmetro es producido por la Corporacin Latinobarmetro, una ONG sin fines delucro con sede en Santiago de Chile, quien es la nica responsable de los datos.En 1995, Latinobarmetro realiz el trabajo de campo de la primera ola de encuestas de Amrica Latinaque incluy 8 pases: Argentina, Brasil, Chile, Mxico, Paraguay, Per, Uruguay y Venezuela.A partir del ao 1996, el estudio se hace en 17 pases, incorporndose en el ao 2004, RepblicaDominicana, completando as los 18 pases del mundo latinoamericano, con la excepcin de Cuba.A la fecha, se han realizado 16 olas de mediciones con un total de 297.610 entrevistas. La medicin delao 2011 aplic 20.204 entrevistas, entre el 15 de Julio y el 16 de Agosto de 2011, con muestrasrepresentativas del 100% de la poblacin de cada uno de los 18 pases, representando a la poblacin dela regin que alcanza 600 millones de habitantes.Banco de datos en lnea: www.latinobarometro.org Latinobarmetro tiene el primer banco de datos deopinin en espaol, el primero en el hemisferio sur y el primero en Amrica Latina. Este banco de datosest en lnea y no requiere de programas estadsticos ni conocimiento experto. El sistema es operado porJD System en Madrid. Nuestra pgina ha alcanzado ms de un milln de visitas y es el segundo bancode datos ms utilizado, luego del World Value Survey.En el ao 2011, el estudio cuenta con el apoyo de organismos internacionales y gobiernos: AECI(Agencia Espaola de Cooperacin Internacional), BID (Banco Interamericano de Desarrollo), CAF(Corporacin Andina de Fomento), CIDA (Agencia de Cooperacin de Canad), el Gobierno del Reinode Dinamarca, el Gobierno Noruego, El Gobierno de Estados Unidos, OEA (Organizacin de EstadosAmericanos), OEI (Organizacin de Estados Iberoamericanos para la Educacin, la Ciencia y laCultura) y PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo).1 Salvo Venezuela, en donde Datanlisis entreg los datos con 22 das de atraso. 4
  • 5. INTRODUCCINAmrica Latina tiene las mayores reservas de agua, las mayores reservas de materias primas, con 600millones de habitantes y ms superficie que China y EE.UU. juntos. Somos la regin del futuro? En elcine Amrica Latina aparece como la tierra de los dictadores, de la violencia y el narcotrfico, la siestadebajo del rbol y el relajo del hacer. Somos realmente esa imagen hoy en el siglo XXI? Quin sabe,la mayor de las tareas no es cambiar Amrica Latina que est bastante bien encaminada, sino cambiar laimagen que el mundo tiene de ella.Con un ingreso promedio de U$ 10.000, no somos pobres y qu duda cabe que vamos camino aldesarrollo. Es la tierra de las oportunidades, donde se construye a pasos agigantados la clase media, laburguesa acomodada, se desmantelan las pequeas oligarquas, se masifican los derechos, se expande laeducacin, la salud y sobre todo la industria del tiempo libre. Ninguno de los aspectos de la vida de unasociedad est estancado en Amrica Latina. El estancamiento es definitivamente parte del pasado concontadas excepciones. No en vano el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo ha formulado lafrase La dcada de Amrica Latina.En este informe de Latinobarmetro miraremos los datos con esa perspectiva, hasta qu punto estamosentrando con esta dcada en un paradigma distinto, aunque el mundo nos siga viendo con los ojos deHollywood lleno de los estereotipos de un desolador siglo XX, muchos ya se han dado cuenta que esaimagen hace mucho que cambi. Hollywood, quin sabe, sea el ltimo en enterarse, los que se enterenantes habrn sabido aprovechar las oportunidades de esta tierra en desarrollo.El punto de inflexin es que se ha quebrado la rutina desoladora, el tiempo cclico de Garca Mrquez2,que nos llevaba cada cierto tiempo a comenzar de nuevo. La inauguracin y reinauguracin de lademocracia, lo que hace por sobre todas las cosas, es romper el tiempo cclico. Se abre con ello unnuevo paradigma, el del desarrollo continuo, acumulativo, creciente. En esta primera dcada del siglo,Amrica Latina experimenta por primera vez en su historia un crecimiento econmico sostenido por seisaos consecutivos con todos los pases en democracia. Seis aos no es un perodo largo de tiempo, peroes mucho ms de lo que nadie tiene recuerdo. Por primera vez se acumula, se sostiene, se prev, seplanifica, se estabiliza el empleo, en otras palabra se ve un horizonte ms all del maana. Parteimportante del inmediatismo y la improvisacin propia del estereotipo estuvo determinado por esaausencia del pasado maana, donde todo poda volver a fojas cero para nuevamente comenzar.Cuando Amrica Latina conmemora los 500 aos de la llegada de Coln en 1992 con la Feria de Sevillaal final del siglo XX, los diarios europeos titulan que a pesar de los esfuerzos La tierra del vuelvamaana, no haba podido convencer a Europa de su cambio de condicin. Esa imagen que nos persiguede ineficiencia e imperfeccin, puede ser un fantasma por generaciones, pero de facto corresponde a unavisin pre moderna y esttica que se contradice con los polos de desarrollo que se observan en la reginhoy. Es nuestro segundo fantasma tan bien descrito por Octavio Paz, ellos (los del norte) quieren laperfeccin, nosotros la redencin3.Inversionistas, intelectuales, estudiosos nos preguntan repetidamente por esos dos fantasmas, el deltiempo cclico y el de la imperfeccin. Notable impacto de agenda de los medios de comunicacin2 Garca Mrquez, Gabriel. 2000. Cien aos de soledad, Madrid: Espasa Calpe.3 Paz, Octavio. 1972. El laberinto de la soledad, Mxico D.F.: Fondo de Cultura Econmica. 5
  • 6. lderes en el mundo. La acumulacin de noticias negativas que confirman su permanencia ms quedesmienten los cambios. Mientras los cambios suceden en el total silencio y anonimato, los negativossuceden en la arena mundial donde el dedo de los observadores estn siempre apuntando para abajo,creyendo que no existe posibilidad de xito. El mundo de alguna manera est construido para creer quelos pases emergentes no alcanzarn a los desarrollados, de alguna manera hay una barrera de imagenque no se puede pasar.Pero la realidad es otra. Los datos muestran cmo el peso relativo de los pases ha cambiadoenormemente a una dcada del ataque a las Torres Gemelas en EE.UU. Brasil se ha convertido enpotencia mundial, aumenta el poder de China, India, y disminuye ostensiblemente el poder de EE.UU,mientras Europa entra en un proceso de dura absorcin de sus nuevos socios. Los 50 aos de estabilidadque tuvo Europa despus de la guerra ya son pasados. Amrica Latina entre tanto, termina de producirla alternancia de todas sus elites, incorpora masivamente a la poblacin indgena en la ciudadana, quizcon la excepcin de Guatemala4 y Repblica Dominicana5, reestructura sus sociedades por la va de lareforma constitucional, como Bolivia y Ecuador, o por la va de las polticas pblicas como es el caso deBrasil con el gobierno de Lula. Son dos mundos que se acercan, convergen por distintos motivos.Lo que es ms difcil de comprender para un extranjero es cmo la ciudadana en la regin, cada dams educada, est demandando sus derechos. Cmo la democracia les ha trado derechos en primero,segundo y tercer lugar. Esos derechos traen el desarrollo, porque los ciudadanos estn empujando a lossistemas polticos a ser ms democrticos. Quiz el punto ms alarmante para muchos observadores es eldesmantelamiento masivo del sistema de partidos en la mayor parte de los pases. A travs de laselecciones los ciudadanos han logrado desmantelar todas las viejas elites, reemplazndolas en muchoscasos por elites nuevas, inexpertas en el arte de gobernar. Eso ya sucedi, ahora se entra en otra etapaque es desmantelar el sistema de partidos, lo que es mucho ms complejo que reemplazar una elite porotra. Al no sentirse los ciudadanos representados por el sistema de partidos se produce una dispersin enmuchos casos mucho ms all de lo razonable, de los grupos que intentan representar, que lejos de serun sntoma de anarqua, es un sntoma de demanda democrtica y de cambios por la va de las reformasy no de la revolucin. Hay que desarmar para poder volver a armar. Muchas cosas se verndesordenadas y los entusiastas de la gobernabilidad tendrn muchos dolores de cabeza, la gobernabilidadno es la meta de estas sociedades, sino ms bien la representacin y la estabilidad. La gobernabilidad noes sino su exitoso resultado. Las cosas se pueden poner feas antes que se pongan bien. La gobernabilidadser el resultado al momento de haber alcanzado esas metas. La impresionante disparidad entre lasintenciones individuales y los resultados societales no son tan distintas como lo fueron en el tiempo dela revolucin francesa. Las nuevas elites cumplen con las aspiraciones en la medida que reemplazan alas viejas. Al mismo tiempo cambia la fuerza de las demandas en magnitud y velocidad. El resultado esdesconcertante, ms democracia trae consigo la demanda de ms democracia, es decir la insatisfaccincon la democracia existente. Los partidos que no representan, los presidentes como los salvadoresmuchas veces sustitutos de todo lo que no funciona, son los nuevos desafos del proceso deconsolidacin. Cuntas veces en la historia el hombre ha querido hacer algo y su resultado ha sido otro.Hace tres dcadas atrs los pases desarrollados tenan que apoyar a las elites contestaras de lasdictaduras para ayudar a los pases a volver a la democracia, porque no haba manera de que laciudadana pudiera expresar sus demandas de libertad. Las elites iban muy por delante de las demandas4 Los acuerdos de paz de hace una dcada no se han cumplido. La elite gobernante tiene capturado el estado.5 Un 30% de la poblacin es an analfabeta, mayoritariamente no blancos. 6
  • 7. de la gente. Hoy las nuevas elites van detrs de la gente que demanda ms de lo que las elites pueden oquieren ofrecer. Hoy habra que apoyar a los pueblos para formar elites capaces de interpretar el sentirde los pueblos. Mientras ayer podran haber sobrado los lderes, hoy escasean. Si hay algo que lademocracia ha agotado son las elites. El proceso de consolidacin requiere de la formacin de nuevaselites que enfrenten los desafos del desarrollo.La primera etapa de construccin de la democracia ya est terminada. Esa fue la recuperacin de laslibertades civiles, que hoy estn mayoritariamente garantizadas segn evidencian nuestros datos.Amrica Latina ahora est demandando igualdad, las garantas sociales. Es un proceso sucesivo.Mientras en los primeros aos la demanda era la consolidacin de las libertades, hoy dominan lasdemandas de la igualdad de oportunidades, igualdad en acceso al desarrollo, al crecimiento. Lasgarantas polticas fueron el inicio, las garantas sociales vienen en segundo lugar y dominarn laagenda por las dcadas venideras. Las elites estaban preparadas para asegurar, garantizar las libertadesciviles, otra cosa es estar preparados para garantizar los derechos sociales. Ellos requiere deldesmantelamiento no de elites polticas, sino ms bien de culturas de dominacin centenarias,estructuras de poder y estilos de interaccin. El proceso de transformacin societal que se requiere paralas garantas sociales es mucho ms profundo que el que se requera para las garantas civiles. AmricaLatina vive ahora esta etapa distinta.Es paradojal que durante la consolidacin de las garantas polticas se lleve a cabo la reformaeconmica. sta le da a Amrica Latina otra condicin econmica permitindole enfrentar de maneradiferente, con polticas econmicas contracclica la segunda crisis econmica despus de la vuelta a lademocracia en los aos 2007-2009. Estas polticas econmicas permitieron que la democracia no seviera afectada por la crisis como lo fue durante la crisis asitica a fines del siglo pasado.Con todo, los xitos pasados ya son historia y los pueblos tienen demandas nuevas. Es as como vemosque el xito de los gobiernos hoy da se sienta sobre dos aspectos centrales, por una parte la capacidadde transmitir un hecho esencial6 de que se gobierna para la mayora y en segundo lugar, sucapacidad de mejorar la distribucin de la riqueza.Estos suceden sobre la base de, en primer lugar, la desconfianza que aumenta nuestros costos detransaccin entre las personas y entre las cosas, y en segundo lugar, la gigantesca brecha entre los ricos ylos pobres. Ms que el nmero de pobres, lo que es ms brutal es que los pobres son siempre losmismos. La inmovilidad social de los pobres es lo ms peligroso que tiene la regin en el sentido deconstituir una fuente infinita de violacin a los derechos bsicos de todo ser humano. Si la regin lograabordar esos dos temas de manera sistemtica y sostenida, todos los otros temas se solucionan por sisolos. Hasta ahora lo que se ha construido son las bases para empezar a abordar los temas profundos delas desigualdades. Pero ninguna de esas dos taras ha sido posible desmantelar de manera sustantiva anivel regional.En lo individual a nivel de los pases cabe destacar el caso de Bolivia, la reforma constitucional marcaun punto de inflexin con cambios muy radicales en la manera cmo se estructura la sociedad quetendrn impacto duradero en su desarrollo. Por otro lado est el caso de Chile que aparece sealado porel mundo occidental como el ms exitoso de la regin. Chile, sin embargo, tampoco logra abordar enestos 21 aos desde la inauguracin de la democracia, ni el problema de la desconfianza ni el problema6 Ese es un lenguaje caracterstico del mundo financiero de las sociedades annimas. 7
  • 8. de la distribucin de la riqueza, si bien hace su tarea en tantas otras materias. En el ao 2011 vemoscmo se levanta una demanda ciudadana que lleva a cientos de miles de chilenos a las calles, primeropor la educacin, luego por tantos otros motivos sumando una demanda por cambios estructurales quedejan el xito declarado con un gran signo de interrogacin respecto de cmo se define el xito. El casochileno muestra cmo es evidente que no se puede acortar camino al desarrollo obviando eldesmantelamiento de las desconfianzas y de la injusticia redistributiva. El buen desempeo fiscal deChile de poco le ha servido para convencer a su poblacin de que las cosas van por buen camino. Almismo tiempo est el caso contrario de Venezuela, donde su pueblo acusa positivamente recibo de lasacciones de gobierno del presidente Chvez, mientras el mundo lo califica negativamente. Qu dudacabe que hay un alto grado de incongruencia entre los que piensan los pueblos de su propio desarrollo ylo que el mundo comprende de la evolucin de un pas. No en vano un mes antes de la revolucin enTnez, ese pas era considerado modelo en el mundo rabe. El mundo mira cosas que no son las que leimportan a los pueblos para apreciar su porvenir, y no logra comprender lo que es importante para lospueblos.La definicin del xito por parte del mundo occidental es parte del problema, porque los patrones dexito se fijan en resultados que no reflejan una pelcula completa del estado de situacin de esaspoblaciones, sino ms bien de sus estadsticas. Como dijo el Presidente Sarkozy despus del desastre deLehman Brothers que desat la ltima crisis econmica mundial que todava estamos sufriendo, elmundo necesita cambiar los indicadores con los cuales observa su evolucin, porque claramente esosindicadores no nos estn dando la informacin que necesitamos para saber lo que pasa. Exactamente, elmundo se mide a si mismo con indicadores que no nos dicen muy bien lo que pasa. El caso de Chile caeen esas categoras, los indicadores observables indicaban que todo iba bien, muy bien. Otrasinformaciones nos indicaban que haba grandes vacos por abordar, sin que nadie les hubiera dado elpeso que deberan haber tenido. Los movimientos ciudadanos del 2011 nos muestran la magnitud de loacumulado y de lo invisible en los indicadores. Pero Chile no es el nico caso. Per lo mostr tambinen las elecciones presidenciales del 2011, las demandas silenciosas acumuladas eligieron un candidatoextramuros del sistema de partidos, que recogi las demandas sin estadsticas globalizadas ni atendidaspor la comunidad internacional. La discrepancia, la incongruencia entre la visin que el mundooccidental tiene de los procesos en los pases y lo que la poblacin piensa de sus propias vidas, quedareflejado en los indicadores de Latinobarmetro que vienen desde hace 16 aos sealando las grandesquejas de las poblaciones de nuestras sociedades y donde lentamente estas estn saliendo a la superficieproduciendo cambios polticos, sociales y econmicos en la regin.Las elites tienen que ir ms rpido para alcanzar las demandas de la poblacin, la oferta de solucionesaceptables hace una dcada, ya no son aceptables hoy. El crecimiento econmico y el incremento en eltamao de la torta, hacen que los grados crecientes de educacin pongan de manifiesto a grandesmayoras de las poblaciones de nuestros pases, que no es tolerable la continuidad de las desigualdades.Es el impacto de la prosperidad y el sndrome Chileno, se repetir en todos aquellos mbitos donde lasdesigualdades no sean tolerables para el mundo moderno en el que queremos estar insertos.Intentar comprender que la demanda no es ideolgica es quiz lo ms difcil para una regin donde laideologa y sus fundamentalismos nos llevaron a un desolador siglo XX. Quiz por la misma razn lamayor socializacin de las nuevas generaciones es su desprendimiento de los fundamentalismos y de lasconsecuencias de la intransigencia ideolgica. Los gobiernos de izquierda y de derecha han sidoelegidos con los votos de centro que son la mayora y han llevado a los gobernantes a polticas mucho 8
  • 9. ms eclcticas impensables en la vieja Amrica Latina. Lula es quiz el ejemplo ms notable de esanueva Amrica Latina. El caso de Chvez pertenece ya a la vieja Amrica Latina, as como es el caso deDaniel Ortega, donde nuevos caudillos se toman por la va electoral el poder sin expandir lademocratizacin del pas, en cuanto a igualdad de derechos y deberes se refiere. El estado queda cautivode discrecionalidades no democrticas atrasando el desarrollo. Es ah donde la intencionalidadindividual del gobernante produce resultados negativos para la sociedad. Esos son los pases quequedarn ms atrs en el concierto de la regin, demorarn ms en llegar a la meta de desarrollo. Pero lahistoria est llena de ejemplos como aquellos, sin ms el caso de la Revolucin Francesa que terminacon Napolen de Emperador. Lula logra quebrar ese ejemplo de una manera ejemplar e inicia con suliderazgo un nuevo tipo de poltica eclctica, pragmtica, que avanza en el sentido de las demandas,produciendo cambios sustantivos irreversibles en el desarrollo de su pas. Amrica Latina tiene unapotencia mundial: Brasil.Mientras la China incorporara ms de 300 millones de habitantes a la economa mundial en la prximadcada, Amrica Latina ha incorporado a la clase media 150 millones en la ltima dcada segn clculosdel Banco Mundial. Son los pases (regiones) emergentes los que le darn futuro a la economa mundial.Hoy la brecha digital es cada da menor en las nuevas generaciones que logran salvar las taras de todaslas discriminaciones con ella, incorporndose al mundo desarrollado, sin estar incorporados incluso ensu propia sociedad. Amrica Latina es un poco esa mayora silenciosa que no tiene estadstica que lahaga visible en la agenda occidental.Los datos de Latinobarmetro son un buen complemento a los indicadores del mundo establecido,porque matizan esas afirmaciones tan tajantes, como que Chile es el ms exitoso, y Venezuela essimplemente una democracia autoritaria7. Ambas afirmaciones habra que matizarlas para comprendermejor por qu las cosas suceden cmo suceden. Chile y Venezuela son dos pases donde sus poblacionescontradicen completamente lo que el mundo aprecia del desarrollo de esos pases. Escucharlos hace bienporque permite comprender los fenmenos sociales que ah suceden. Ellos no tienen nada desorprendente ni nuevo. Slo hay que leer los nmeros y agregarlos al anlisis.Es as como Amrica Latina ya no es la vieja imagen de Hollywood de un varn debajo de un rbol conel sombrero en la cabeza durmiendo la siesta con la cincha de balas como cojn. La mujer es hoy la granportadora del cambio y la ms ignorada en esa visin estereotipada. El machismo est en franca retirada.Ningn varn que se aprecie de tal puede hoy jactarse de ser machista sin correr el riesgo de volverseirrelevante. Amrica Latina ya no es esa Amrica Latina tampoco.Este informe intentar abordar la regin con esa visin matizada, ms all de las afirmaciones tajantes yde los estereotipos. La dcada de Amrica Latina es precisamente un problema de definicin, porque sepodra decir que la dcada comienza en 2003, y por tanto, estara a punto de terminar. Una dcada dondedesde cualquier punto de vista la regin ha progresado ms que en cualquier otra dcada que lasgeneraciones vivas puedan recordar. Este comienzo de siglo es un buen comienzo para la regin, y msque la dcada, sea el siglo de Amrica Latina.La democracia no slo trae consigo el cambio de paradigma del tiempo cclico sino tambin entrega losinstrumentos para su propia consolidacin con la oportunidad para demandar derechos. Ah est el frutode su infinito cambio futuro, con el mensaje ya absorbido de las poblaciones, y los ejemplos del mundo7 Una categora contradictoria en si misma que refleja la ambigedad respecto de ese pas. 9
  • 10. globalizado sobre los ms discriminados que hoy se comunican con un celular, aunque solo tengan unacomida al da. Amrica Latina est su mejor primavera en un momento que el mundo pasa por momentocomplejo e incierto, incertidumbre que la regin no siente como amenaza sino ms bien como unaoportunidad.SINPTICA ECONMICA DE AMRICA LATINA 2010-2011Santiago de Chile, Septiembre 2011Luego de la contraccin de la economa regional de 2,1% experimentada en el 2009, en el 2010 AmricaLatina y el Caribe creci un 5,9%, lo cual se traduce en un alza del PIB por habitante de 4,7%. Estecomportamiento del PIB, reflej la consolidacin de la recuperacin de las economas de la regin, yestuvo impulsado por un elevado dinamismo de la demanda interna, tanto de consumo como deinversin, as como por el aumento de la demanda externa. El crecimiento del consumo privado sesustent en la mejora de los indicadores laborales, tanto en trminos de empleo como de salarios, en lasmejores expectativas sobre el desempeo de la economa, en el aumento del crdito al sector privado, y,en algunos pases, en la recuperacin de las remesas de emigrantes. Por su parte, el consumo pblico seexpandi a tasas ms moderadas. La tasa de desempleo se redujo desde un 8,1% en 2009 a un 7,3% en2011.En el 2011 se han observado una continuacin de estas tendencias, con un continuado dinamismo de lademanda interna. Al mismo tiempo, el agotamiento de la capacidad productiva ociosa originado en elsostenimiento del dinamismo de la demanda interna, en un contexto de mayor disponibilidad de crdito,ha dado lugar a un aumento de la inversin, que de esta forma recuper los niveles previos a la crisis. Elsostenimiento del crecimiento y la consecuente mayor capacidad para generar empleo de las economasde la regin anticipan una nueva reduccin de la tasa de desempleo, que en el 2011 se proyecta entre un6,7% y un 7%, con lo que la tasa de desempleo alcanzara niveles inferiores a los existentes antes de lacrisis. Adems, la evolucin del empleo asalariado formal en una serie de pases, que en la primera partedel 2011 aument su participacin en el empleo total, indica una mejora en la calidad de los puestos detrabajo creados. Este contexto de crecimiento y de mejora cualitativa y cuantitativa de los indicadoreslaborales permite augurar un nuevo avance en los indicadores de pobreza.La prdida paulatina del dinamismo de la economa internacional y el retiro gradual de las medidas depoltica adoptadas en la regin para enfrentar la crisis, contribuyen a explicar la desaceleracin delcrecimiento con relacin a lo observado el 2010, con lo que la estimacin del crecimiento regional deCEPAL para el 2011 se situara en torno al 4,7%. No obstante, los desarrollos recientes en la economainternacional, en particular, la mayor complejidad de la crisis de la deuda en Europa, y las negativasperspectivas para la economa de Estados Unidos en el ltimo trimestre del ao, permite avizorar unempeoramiento del escenario externo, a lo que se suma una desaceleracin del crecimiento de lademanda interna en los pases de la regin.Uno de los desafos que las autoridades de los pases de la regin han tenido que enfrentar en el 2011 hasido el aumento de los precios de los productos bsicos, y en particular, de los alimentos y combustibles,en el marco de una significativa expansin de la demanda interna, lo cual ha presionado al alza las tasasde inflacin. En un contexto de alta liquidez internacional y aumento de entradas de capitales por partede inversionistas internacionales en bsqueda de mayores rentabilidades, y de apreciacin de las 10
  • 11. monedas nacionales frente al dlar, el aumento de la inflacin ha colocado a los bancos centrales de laregin frente al renovado dilema de priorizar la estabilidad de precios o tratar de defender en algunamedida la competitividad de los sectores exportadores.Aunque la recuperacin de las economas de la regin de la cada en la actividad a causa de la crisisfinanciera mundial del 2008-2009 ha sido bastante rpida, persisten importantes incertidumbres sobre laevolucin de la economa mundial que pueden afectar el panorama regional en el 2012 y en el medianoplazo. A la lenta recuperacin de la economa de Estados Unidos, se suma la crisis de confianza queafecta a la Unin Europea lo cual impactar en el comercio exterior de los pases de Amrica Latina y elCaribe. Asimismo, la mayor volatilidad en los mercados internacionales tendr tambin consecuenciasen trminos del acceso al financiamiento externo de los pases de la regin. En este contexto, lasperspectivas para el 2012, si bien se estima una continuidad del crecimiento econmico, muestranmenores tasas de expansin con consecuencias para la generacin de empleo y la continuidad en losavances en materia de disminucin de la pobreza.BALANCE POLTICO-ELECTORAL 2011- DANIEL ZOVATTO CON COLABORACIN DEROGELIO NEZA partir de 2009, Amrica Latina se encuentra inmersa en un nuevo rally electoral que se prolongarhasta 2012. Durante estos tres aos todos los pases de la regin (menos Paraguay, que lo har en 2013)han celebrado, celebran o celebrarn elecciones legislativas, locales o presidenciales.Desde el punto de vista poltico, es posible catalogar a 2011 como un ao de gran intensidad electoral enla regin latinoamericana, ya que se han llevado a cabo (o estn por celebrarse) las siguientes contiendaselectorales: 1- Presidenciales en cuatro pases: primera y segunda vuelta en Per; primera y segunda vuelta en Guatemala; comicios en Argentina y en Nicaragua; 2- Internas presidenciales en Argentina: PASO (Primarias Abiertas Simultneas y Obligatorias); 3- Referendum en Ecuador; 4- Judiciales en Bolivia; 5- A gobernador y municipales en Colombia, y 6- Comicios en varios estados de Mxico y Argentina (entre ellos el Estado de Mxico y la ciudad de Buenos Aires, ambos con gran peso y repercusin nacional).Al cierre de este anlisis, se han efectuado elecciones en Per, referndum en Ecuador, primera vueltaen Guatemala, elecciones judiciales en Bolivia cita de caractersticas inditas en Amrica Latina y laspresidenciales en Argentina. Quedan pendiente de celebracin los comicios a gobernadores y alcaldes enColombia (30 de octubre), y la segunda vuelta en Guatemala y las presidenciales en Nicaragua (6 denoviembre). 11
  • 12. Tabla N1: Calendario Electoral 2011-2012 AO 2011 Per 10 de abril Presidenciales 1era vuelta 4 de junio Segunda vuelta Guatemala 11 de septiembre Presidenciales 1era vuelta 6 de noviembre Segunda vuelta Bolivia 16 de octubre Elecciones judiciales Argentina 23 octubre Presidenciales Colombia 30 octubre Locales y de gobernadores Nicaragua Presidenciales Mxico Febrero Quintana Roo, Baja California Sur e Hidalgo Julio Estado de Mxico, Nayarit y Coahuila Septiembre Guerrero Octubre Michoacn AO 2012 Venezuela 12 de febrero Internas para elegir candidato opositor Repblica Dominicana 16 de mayo Presidenciales Mxico 1 de Julio Presidenciales Venezuela 7 de octubre PresidencialesFuente: Elaboracin personalTras 2010, ao caracterizado por el giro al centro (triunfos de los centroderechistas Sebastin Pieraen Chile y Juan Manuel Santos en Colombia y de la centroizquierdista Dilma Rousseff en Brasil), laregin volvi a demostrar en 2011 su heterogeneidad poltica. Han triunfado candidatos polticamentemuy diferentes: un izquierdista (ahora ms moderado que en 2006) como Ollanta Humala en Per, doscentroderechistas como Otto Prez Molina en Guatemala en la primera vuelta, y Mauricio Macri en laeleccin para jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, una izquierdista como Cristina Kirchner oun socialista del siglo XXI como Rafael Correa en el referndum en Ecuador. 12
  • 13. Tabla N2: Adscripcin ideolgica de los gobiernos 2005-2009 Derecha Centroderecha Centroizquierda Izquierda El Salvador Costa Rica Brasil Argentina Elas Antonio Saca scar Arias Luiz Inacio Lula da Silva Nstor Kirchner (2004-2009) (2006-10) (2002-2010) (2003-07) Honduras Guatemala Chile Cristina Kirchner Ricardo Maduro scar Berger Ricardo Lagos (2007-2011) (2002-06) (2004-08) (2000-2006) Roberto Micheletti Mxico Michelle Bachelet Izquierda del (2009-10) Vicente Fox (2006-10) socialismo del siglo Panam (2000-2006) Ecuador XXI Ricardo Martinelli Felipe Caldern Alfredo Palacio Bolivia (2009- ) (2006-2012) (2005) Evo Morales Paraguay Nicaragua El Salvador (2006- ) Nicanor Duarte Frutos Enrique Bolaos Mauricio Funes Cuba (2003-2008) (2002-2007) (2009- ) Fidel Castro Per Guatemala Ral Castro Alan Garca lvaro Colom Ecuador (2006-11) (2008-2012) Rafael Correa Repblica Dominicana Panam (2006- ) Leonel Fernndez Martn Torrijos Honduras (2004-2012) (2004-09) Manuel Zelaya Paraguay (2006-09) Fernando Lugo Nicaragua (2008-2013) Daniel Ortega Uruguay (2007-2012) Tabar Vzquez Venezuela (2005-2010) Hugo Chvez (2006-2012)Tabla N3: Adscripcin ideolgica de los gobiernos 2009-2013 Derecha Centroderecha Centroizquierda Izquierda Panam Chile Brasil Argentina Ricardo Martinelli Sebastin Piera Dilma Rousseff Cristina Kirchner Colombia El Salvador Juan Manuel Santos Mauricio Funes Izquierda del socialismo del siglo Costa Rica Guatemala XXI Laura Chinchilla lvaro Colom Bolivia Honduras Paraguay Evo Morales Porfirio Lobo Fernando Lugo Cuba Mxico Per Ral Castro Felipe Caldern Ollanta Humala Ecuador Per Uruguay Rafael Correa Alan Garca Jos Mujica Nicaragua Repblica Dominicana Daniel Ortega Leonel Fernndez Venezuela Hugo ChvezResultados electorales en las elecciones presidenciales.Las elecciones presidenciales de Per fueron la primera cita electoral del ao. En estos comicios, el pasvolvi a hacer gala de la volatilidad de su electorado y de la debilidad de su sistema partidario. La 13
  • 14. volatilidad se plasm en los constantes vaivenes en la preferencia de los electores: el favoritismo haciaLuis Castaeda Lossio, ex alcalde de Lima de centroderecha, perduraba desde 2009 y se hundi a finalesde 2010, dando paso a la figura ascendente del ex presidente Alejandro Toledo, quien encabez lasencuestas hasta marzo de 2011. Entonces, Ollanta Humala, que no haba pasado hasta entonces de 12%de la intencin de voto, logr situase por encima de 25 por ciento.La debilidad del sistema de partidos polticos peruanos qued en evidencia cuando el APRA, un partidohistrico y con gran implantacin en el pas, no fue capaz de presentar un candidato presidencial, pese aser el partido oficial. Alan Garca se convirti en el nico presidente de Amrica del Sur que no pudoapoyar a un posible sucesor de su propia ideologa. Asimismo, esa debilidad partidaria se hizo patentecuando la centroderecha present tres candidatos Pedro Pablo Kuczynski (Alianza por el GranCambio), Alejandro Toledo (Per Posible) y Luis Castaeda que lucharon por el mismo segmento delelectorado, lo que condujo a la derrota electoral de ese espectro poltico, ya que ninguno accedi a lasegunda vuelta. Finalmente, Humala se impuso en esa primera vuelta con 31,6% de los votos pero, al noalcanzar 50%, debi celebrarse una segunda vuelta.Junto a Humala, Keiko Fujimori (Fuerza 2011) pas a la segunda vuelta con 23,55%, apoyada en elvoto duro y fiel del fujimorismo. El gran fracaso, como sealamos, fue el de la centroderecha, ya que sehabra impuesto una candidatura nica en la eleccin pero, por separado, ninguno de ellos pudo pasar ala segunda vuelta (Kuczynski 18,51%, Alejandro Toledo 15,63 % y Luis Castaeda 9,83 %).Esa segunda vuelta, celebrada en junio, enfrent a Ollanta Humala (que hizo hincapi en un discursode mayor moderacin, menos radical menos chavista que en 2006 e inspirado en el modelo de Lulada Silva) con Keiko Fujimori. Se trat de una pugna que polariz al pas y, sobre todo, a los medios decomunicacin. Humala continu con su discurso conciliador que le vali para lograr apoyos tan diversoscomo el de su antiguo rival el ex presidente Alejandro Toledo o el del premio Nobel de literaturaMario Vargas Llosa. Keiko Fujimori logr atraer ms el voto de centroderecha, pero finalmente no fuesuficiente para derrotar a Humala, que logr 51% del escrutinio.En Guatemala, el candidato opositor Otto Prez Molina se impuso en las elecciones presidenciales del11 de septiembre (36%) pero slo por 12 puntos de diferencia con respecto a Manuel Baldizn (24%),muy lejos de la casi mayora en primera vuelta que vaticinaban las encuestas, por lo que el 6 denoviembre habr una segunda vuelta.El resultado de esa primera vuelta mostr de nuevo algunas de las tendencias por las que atraviesa laregin: pervivencia del voto favorable a las candidaturas de corte populista (Manuel Baldizn llen sucampaa de promesas, incluida una decimoquinta paga anual), fortaleza de las candidaturas decentroderecha (Otto Prez Molina) y preocupacin central por el tema de la inseguridad (Prez Molinaera el candidato de la mano dura y Baldizn el de la inmediata aplicacin de la pena de muerte).Cabe destacar que si bien estos comicios rompieron con la tradicional apata del electorado (65% devotacin) confirmaron, al mismo tiempo, que se trata de un votante voltil poco vinculado a partidos eideologas, entre otras cosas debido a la propia debilidad de un sistema poltico poco estructurado, conpartidos sin cuadros cuya existencia se vincula a un liderazgo personalista y al clientelismo.La campaa no slo estuvo marcada por el favoritismo de Prez Molina sino por la decisin de la CorteConstitucional de rechazar, a un mes de las elecciones, la candidatura de la ex primera dama Sandra 14
  • 15. Torres, por lo que, por primera vez en Guatemala desde 1986, el partido gobernante careci deaspirante presidencial. La Justicia aleg que el divorcio entre el presidente lvaro Colom y SandraTorres (que ocupaba el segundo puesto en las encuestas y contaba con 14% de intencin de voto),representaba un fraude de ley destinado a facilitar la candidatura presidencial de Torres quien, por seresposa del presidente, estaba imposibilitada constitucionalmente para presentarse como candidata. As,Guatemala seguir siendo el nico pas de la regin en el que el partido en el gobierno nunca ha logradorepetir victoria desde que, en 1986, volvi la democracia, en una muestra ms del dbil sistemapartidario con el que cuenta este pas centroamericano y en la volatilidad y falta de fidelidad delelectorado guatemalteco.Para la segunda vuelta del 6 de noviembre, las encuestas dan como favorito a Otto Prez Molina, con55% de la intencin de voto, aunque Baldizn ha conseguido acortar la diferencia hasta situarse a 11puntos, con 44 por ciento.En Argentina, las elecciones presidenciales del 23 de octubre (las sptimas desde el retorno a lademocracia en 1983) dieron un contundente triunfo en la primera vuelta a la presidenta CristinaFernndez de Kirchner (CFK) que logr la reeleccin en una campaa atpica y desabrida, pues desdelas internas del 14 de agosto era evidente el holgado triunfo del kirchnerismo. CFK con casi el 54% delos votos, le sac ms de 35% de ventaja al segundo, Hermes Binner, quien obtuvo casi el 17%, y seasegur la mayora en las dos cmaras del Congreso. La reeleccin de CFK se explica por laconsolidacin de su liderazgo, acentuado desde el fallecimiento en octubre de 2010 de su esposo NstorKirchner, la muy buena coyuntura econmica (pese a la alta inflacin), el consumismo en alza y lapluralidad de programas sociales, todo ello unido a una oposicin muy fragmentada, dbil y encerradaen su laberinto de vanidades personales e individualismo. Con este rotundo triunfo el kirchnerismogobernar 3 perodos seguidos (para un total de 12 aos): los primeros cuatro aos de Nstor Kirchnerseguidos de los 8 aos de Cristina Fernndez de Kirchner. Ni Juan Domingo Pern, el fundador delperonismo, fuerza poltica a la cual pertenece el kirchnerismo, pudo lograr semejante record. Hay queremontarse a inicios del 1900 para rescatar tres periodos consecutivos de un gobierno del mismo signo,en ese entonces del radicalismo, con dos perodos de Hiplito Yrigoyen y uno de Marceo Torcuato deAlvear. Este aplastante triunfo abre en la Argentina un indito ciclo de poder discrecional, que lapresidente CFK puede utilizar para buscar el dilogo nacional y la construccin de consenso o bien paraprofundizar el modelo actual y la confrontacin.Estas elecciones presidenciales sobrevolaron todo el ao electoral en Argentina, donde hubo numerosascitas en las urnas tanto en provincias como en las llamadas internas (PASO) del 14 de agosto, donde elelectorado deba escoger o ratificar a los candidatos presidenciales de los distintos partidos. CristinaFernndez de Kirchner gan de manera abrumadora esas primarias abiertas, simultneas yobligatorias, donde vot cerca de 78% del electorado, superando 50% de los votos emitidos yaventajando ampliamente al segundo ms votado (Ricardo Alfonsn, de la Unin Cvica Radical, 12,7%)y al tercero (Eduardo Duhalde, del peronismo disidente, 12,6%) por ms de 36 puntos. El cuarto fue elsocialista Hermes Binner con 10,27%; quinto, Alberto Rodrguez Sa otro peronista disidente conms de 8%, y muy lejos de todos ellos Elisa Carri, con 3,24 por ciento.Al mismo tiempo, constituy un triunfo que vino a romper una serie de derrotas electorales delkirchnerismo, que haba perdido en varias de las elecciones provinciales ms importantes del ao, enconcreto, en la Capital Federal (donde venci el centroderechista Mauricio Macri con ms de 60% en 15
  • 16. la segunda vuelta), en Santa Fe (donde triunf el socialista Antonio Bonfatti, heredero de Binner), ascomo en Crdoba, donde se impuso un peronista no kirchnerista (Jos Manuel de la Sota).En Nicaragua, las elecciones presidenciales del 6 de noviembre, al mismo tiempo que la segunda vueltade las guatemaltecas, cierran el ao electoral en Amrica Latina. Se presentan cinco coaliciones opartidos y el actual presidente Daniel Ortega aspira a la reeleccin. La oposicin denuncia lainconstitucionalidad de su candidatura, ya que busca continuar en el poder por cinco aos ms noobstante que existe una norma constitucional que prohbe la reeleccin inmediata. Esa norma, sinembargo, fue declarada inaplicable por magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia. Ortega,quien gobern por primera vez de 1984 a 1990 e inici su segundo mandato en 2007, ha sido el nicocandidato presidencial del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) en los comicios celebradosen Nicaragua en 1984, 1990, 1996, 2001, 2006 y, ahora, en 2011.El lder sandinista disputar la Presidencia frente a cuatro candidatos de la oposicin, entre ellos el exmandatario Arnoldo Alemn (1997-2002), de la alianza que encabeza el Partido LiberalConstitucionalista (PLC). Otro aspirante a la Presidencia es el empresario de radio y diputado delParlasen Fabio Gadea consuegro de Alemn por una coalicin presidida por el Partido LiberalIndependiente (PLI) y apoyada por la principal figura de la oposicin antisandinista, EduardoMontealegre.El diputado liberal disidente y ex dirigente de la "Contra" Enrique Quinez se presenta en lacontienda por el partido Alianza Liberal Nicaragense (ALN) y el acadmico Roger Guevara por unacoalicin de pequeos partidos encabezada por la Alianza por la Repblica (APRE). As, Nicaraguasigue atrapada en la tradicional dinmica caudillista (el tndem Ortega-Alemn) que no han podidoromper las alternativas que apuestan por una mayor institucionalizacin poltica del pas.Al cierre de este Informe, Ortega con el 45.8% encabeza la intencin de voto para las presidenciales, conamplia ventaja sobre Gadea, que se ubica en segundo lugar con 33,5%. En el tercero se sita alemn con11%, en tanto los otros dos candidatos no llegan a uno por ciento. De confirmarse estas tendencias,Ortega ganara en la primera vuelta, ya que necesita superar 35% de los votos, con 10 de ventaja sobre elsegundo, o alcanzar 40% de los votos vlidos.Elecciones locales, judiciales y referndum.En Mxico, que en 2012 celebrar elecciones presidenciales para escoger al sucesor de Felipe Caldern,a lo largo de 2011 tuvieron lugar elecciones en varios estados de la federacin. El PRI, favorito en laspresidenciales de 2012 con su precandidato Enrique Pea Nieto, se impuso en la eleccin local msimportante del ao, la del Estado de Mxico, precisamente donde Pea Nieto fungi como gobernadordurante los ltimos aos.Esos resultados en el Estado de Mxico catapultaron directamente a Pea Nieto al liderazgo priista y aun claro favoritismo en las elecciones presidenciales del ao prximo, ya que Eruviel vila, heredero dePea Nieto, logr 62,5% de los votos frente a 21% de Alejandro Encinas, candidato del PRD, y a 12,5%de Luis Felipe Bravo Mena, del PAN (Partido Accin Nacional). Pea Nieto deber ahora competir conManlio Fabio Beltrones para lograr la candidatura del PRI para las presidenciales.Adems, el priismo se impuso en los comicios de Coahuila y Nayarit, con lo que pasa a gobernar en 19de los 32 estados de la Repblica. Estos triunfos empaaron los obtenidos por el PAN y el PRD a lo 16
  • 17. largo del ao: el candidato del PRD, el ex priista ngel Aguirre, derrot a Manuel Aorve en Guerrero,y Marcos Covarrubias, de la coalicin encabezada por el PAN, triunf en Baja California Sur.Durante el 2011 se celebraron asimismo otros tipos de consultas en la regin: referndum en Ecuador yelecciones para elegir cargos judiciales en Bolivia.El referndum en Ecuador, convocado por Rafael Correa en mayo, se sald con una victoria delgobierno que consigui que sus 10 propuestas fueran ratificadas por la poblacin, en especial la reformade la justicia y la regulacin de los medios de difusin, las dos ms polmicas. Sin embargo, fue untriunfo ms ajustado de lo esperado por el oficialismo ya que, dependiendo de la pregunta, el Sobtuvo entre 44,96 y 50,46% de los votos totales, frente al No que logr entre 38,87 y 42,56%, segnel Consejo Nacional Electoral. En la pregunta 8, sobre prohibir la muerte de animales en espectculospblicos, que tena validez cantonal, el s y el no compartieron la victoria.En Bolivia el tema electoral gir en 2011 en torno a la primera eleccin de autoridades judiciales, untipo de eleccin sin antecedentes no ya en Bolivia sino en toda Amrica Latina. El 16 de octubre, lapoblacin eligi a las altas autoridades del Tribunal Constitucional, los tribunales Supremo de Justicia yAgrario Medioambiental y el Consejo de la Magistratura. La campaa estuvo marcada por lapolarizacin y la crispacin gobierno-oposicin. La oposicin llev a cabo una campaa por el votonulo, con el argumento de que los candidatos elegidos por el Congreso eran afines al partido delpresidente. Evo Morales rechaz el argumento y acus a la oposicin de ser delincuentes confesospor apoyar el voto por el no. Finalmente, los resultados se evaluaron como un voto de castigo algobierno, pues los votos nulos y blancos superaron los 2,3 millones y los vlidos los 1,7 millones.En Colombia, por su parte, las elecciones a gobernadores y alcaldes del prximo 30 de octubrerepresentan un test para el gobierno de Juan Manuel Santos quien en su poco ms de un ao degestin ha logrado un abrumador apoyo de la poblacin (entre el 70% y 80% segn la mayora de lasencuestas) y el respaldo de 90% del legislativo y una prueba para el equilibrio interno de la coalicinoficialista (Unidad Nacional) que integran, entre otros, al Partido Liberal, al Partido Conservador, alPartido de la U y a Cambio Radical. La pugna se centra en conquistar la alcalda de Bogot, segundocargo en importancia en el pas, donde sobresalen tres candidatos: Enrique Pealosa, apoyado porSantos, y dos claros opositores, el izquierdista Gustavo Petro y Gina Parodi, esta ltima apoyada porAntanas Mockus, que se retir de estos comicios.Elecciones de 2012.En este ao tendrn lugar tres elecciones presidenciales de gran importancia. Las primeras sern el 20 demayo en Repblica Dominicana donde, por primera vez desde 2004, no concurrir Leonel Fernndezquien, constitucionalmente (de acuerdo a la nueva Constitucin de enero de 2010), no puede optar por lareeleccin inmediata o consecutiva.Las segundas tendrn lugar en Mxico, el 1 de julio, donde el PRI (Enrique Pea Nieto o Manlio FabioBeltrones) parte como favorito, aunque todava queda por definirse quines sern los candidatos delizquierdista PRD (Marcelo Ebrard o Andrs Manuel Lpez Obrador) y del actual partido oficial, el PAN(Josefina Vzquez Mota, Santiago Creel o Ernesto Cordero).Por ltimo, Venezuela, el 7 de octubre, cerrar el ao electoral. Hugo Chvez acude a la reeleccin enmedio de una difcil situacin desde varios puntos de vista. En lo personal, debido a la enfermedad que 17
  • 18. le aqueja y que le ha obligado a someterse a varias tandas de quimioterapia. En lo poltico, porque laoposicin (Mesa de Unidad Democrtica) se est reconfigurando y celebrar internas en febrero paraelegir una candidato de unidad. Algunos de los precandidatos, como Henrique Capriles, apuntan muyalto en las encuestas. En el mbito econmico, el pas ha vuelto a crecer despus de varios aos seguidosen crisis, pero contina experimentando elevadsimos niveles de inflacin. En lo social, la inseguridadciudadana se ha transformado en el principal problema de las clases medias y populares. Por ltimo, enpoltica exterior, la figura de Chvez ha dejado de tener la proyeccin exterior y el liderazgo regionalque posea hasta 2008.Panorama regionalEl regreso de Honduras a la OEA, Cuba, la salud de Chvez, la libertad de prensa y el dcimoaniversario de la Carta Democrtica Interamericana. Durante 2011 la regin fue capaz de solucionar algunos de los problemas que vea arrastrando, mientrasotros siguen constituyendo asignaturas pendientes. As, entre los primeros, destaca la solucin alproblema hondureo. El 31 de mayo los pases miembros de la Organizacin de los Estados Americanosaprobaron, durante una sesin extraordinaria, readmitir a Honduras, expulsada del grupo en julio de2009 a causa del golpe de Estado que derroc al entonces presidente, Manuel Zelaya.La mediacin de los presidentes de Venezuela, Hugo Chvez, y de Colombia, Juan Manuel Santos, paralograr acercar a Zelaya y al gobierno de Porfirio Lobo fue exitosa, y aceptaron establecer mecanismosde dilogo y reconciliacin; asimismo, firmaron el acuerdo de Cartagena de Indias, auspiciado porambos pases. Esta solucin no hace sino confirmar una tendencia que est marcando a la regin: laimportancia cada vez mayor de Unasur, no slo a escala sudamericana sino tambin latinoamericana,pues fueron dos pases sudamericanos, Colombia y Venezuela (que adems copresiden actualmenteUnasur) los que patrocinaron la reconciliacin, en la que los pases centroamericanos, Mxico y la OEAdesempearon un papel menor.2011 fue un ao decisivo para las reformas que el gobierno de Ral Castro viene impulsando. En abriltuvo lugar el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC, nico) donde se debati el plan dereformas econmicas del pas y el informe presentado por el presidente Castro, el llamado Proyecto deLineamientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin, donde se contiene el plande ajustes econmicos para actualizar el modelo socialista. Se trataba de 311 lineamientos abordadosdurante meses en ms de 163.000 asambleas populares.Existen serias dudas de que el sistema cubano sea capaz de encarar exitosamente unas reformas quepersiguen actualizar su modelo econmico sin renunciar al socialismo. Contempla abrir resquicios a lainiciativa privada, el recorte de las abultadas plantillas pblicas, ms autonoma a la gestin de lasempresas estatales y la reduccin de gastos sociales eliminando subsidios innecesarios, entre otrasmedidas. La prueba ms difcil ser la reordenacin laboral en el sector estatal, que prev unos 500.000despidos slo en 2011 y la ampliacin del trabajo privado, para lo cual el Gobierno cubano ha otorgadoms de 200.000 nuevas licencias para ejercer el llamado cuentapropismo.En Venezuela, la enfermedad de Hugo Chvez ha protagonizado la agenda poltica nacional desde quefue operado en Cuba en el mes de junio. Este hecho ha aportado un alto grado de incertidumbre al pas,que celebrar elecciones presidenciales el 7 de octubre de 2012, en las que el presidente venezolano 18
  • 19. concurrir a la reeleccin. Las especulaciones sobre el futuro poltico de Chvez, que padece cncer y hasido sometido a varias sesiones de quimioterapia, se han disparado. Aunque l asegura que ya se hacurado de su enfermedad y de que se presentar a las elecciones, tambin se especula cada vez conmayor insistencia sobre qu figuras importantes del rgimen, como el diputado Diosdado Cabello, elvicepresidente Elas Jaua, su hermano Adn Chvez o el canciller Nicols Maduro podran asumir elliderazgo del chavismo en caso de que la salud de Chvez se volviese a deteriorar.Su enfermedad coincide con un reflujo del avance del socialismo del siglo XXI en la regin, que enestos ltimos aos ha optado ms por candidatos de corte centrista (de centroderecha como Piera ySantos o centroizquierda como Rousseff y Humala) y ms pragmticos.Paralelamente, la oposicin ha comenzado a rearticularse en torno a la Mesa de Unidad Democrtica conla vista puesta en las internas de febrero de 2012, de donde debera salir un candidato nico opositorpara competir con Chvez. Por el momento, el proceso se caracteriza por el elevado nmero decandidatos que optan por conquistar el liderazgo opositor, y no existe una figura que capitalice eseliderazgo. Entre otros aspirantes se encuentran: el gobernador de Miranda, Henrique Capriles (quelidera las encuestas); la diputada Mara Corina Machado; Leopoldo Lpez, ex alcalde de Chacao;Pablo Prez, gobernador de Zulia; el actual alcalde de Caracas, Antonio Ledezma; el ex gobernador deZulia, Oswaldo lvarez, y el actual gobernador de Tchira, Csar Prez Vives.La oposicin se ha visto muy reforzada debido a que la Corte Interamericana de Derechos Humanos(CIDH) se pronunci a favor de Leopoldo Lpez en una demanda que interpuso contra el Estado deVenezuela por su inhabilitacin para ejercer cualquier cargo de eleccin popular. Lpez, que buscarganar las internas opositoras, no pudo presentarse a las elecciones municipales de 2008. Pese a ello, laCorte Suprema de Justicia de Venezuela ha declarado inaplicable la sentencia de la CIDH.La libertad de prensa. Los conflictos entre gobiernos y medios de comunicacin se han convertido enuna constante en la regin desde hace unos aos, en especial en pases como Argentina, Bolivia,Ecuador, Venezuela o Nicaragua.La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que declar 2011 ao de la libertad de prensa, en su 67Asamblea General, celebrada en Lima del 14 al 18 de octubre, denunci que las trabas y amenazas a lalibertad de prensa han aumentado en nuestro hemisferio. La SIP ve dos graves peligros sobre la libertadde expresin. En primer lugar, el que procede de los grupos organizados de narcotraficantes que hanasesinado a 21 periodistas. La SIP denuncia la vergonzosa impunidad de estos delitos que se convierteen uno de los factores ms importantes para mantener viva la trgica ola de agresiones contra losprofesionales de la prensa que se arrastra ya por dcadas.El otro peligro procede de aquellos gobiernos que aspiran a conseguir el mismo objetivo de acallar laprensa [] aplicando presiones ilegtimas a travs de querellas judiciales, detenciones arbitrarias,ataques verbales, leyes restrictivas o la simple manipulacin de la publicidad oficial. Segn la SIP loapases donde la libertad de prensa sufre los mayores niveles de amenaza en la regin son: Ecuador,Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Argentina y Panam.En 2011, los peores momentos en el tema de la libertad de expresin se vivieron en Ecuador. Primero, acausa de una de las preguntas del referndum de mayo, que finalmente fue aprobada, en la que el 19
  • 20. gobierno buscaba que se prohibiera a los medios y los bancos tener inversiones en otros campos de laeconoma.Y luego, el mayor deterioro se produjo por la demanda presentada por el propio presidente RafaelCorrea contra el diario El Universo por valor de 80 millones de dlares. El fallo de primera instanciaemitido el 20 de julio por el juez conden a los directivos y al periodista Emilio Palacio a pagar a Correauna indemnizacin de 40 millones de dlares. El mandatario present la querella en reaccin a unacolumna en la que Palacio lo acus de haber ordenado atacar un hospital durante la sublevacin policialdel 30 de septiembre de 2010.Incluso, Palacio debi asilarse en Miami ante el riesgo de ser encarcelado por el supuesto delito deinjuria contra el presidente, al que llam dictador en una columna de opinin. La SociedadInteramericana de Prensa calific la situacin como grave, pues revela el deterioro y la precariedad delas libertades de prensa, empresa y expresin en EcuadorEn Venezuela, destac el caso del semanario 6to. Poder que el gobierno de Hugo Chvez ordencerrar y arrestar de sus directores, luego de la publicacin de un montaje fotogrfico en el que seisfuncionarias de alto rango aparecan como bailarinas de cabaret. Tambin sobresali en octubre la multaa Globovisin, canal crtico con Chvez, por ms de dos millones de dlares impuesta por la ComisinNacional de Telecomunicaciones (CNT). La CNT acusa al canal de violar las normas para transmisionesdurante la cobertura que el canal hizo de una sangrienta rebelin carcelaria este ao.En Argentina se produjeron nuevos momentos de tensin entre el gobierno de Cristina Fernndez deKirchner y los principales diarios del pas (La Nacin y Clarn) cuando el ministro del Interior,Florencio Randazzo, afirm que esos dos medios mienten y tergiversan la informacin paraempaar la victoria de la presidenta en las elecciones primarias del 14 de agosto. Randazzo explicitque, en el gobierno nacional, estn convencidos de la existencia de una supuesta actuacin de losmedios para condicionar a los poderes del Estado.En Bolivia se aprob en 2011 la ley de telecomunicaciones, tecnologas de informacin y comunicacin,que restringe la participacin del sector privado en esa actividad. La ley pone "a disposicin del Estado"todos los medios de comunicacin, incluidos los operadores de Internet, y posibilita las escuchastelefnicas sin necesidad de autorizacin judicial en casos de "conmocin interna", de amenazas contra"la seguridad del Estado", desastres naturales o agresiones externas. Los medios privados slo podrntener 33% del espacio radioelctrico. Otro 33% del sector quedar bajo el control del Estado, 17% estara disposicin de los sindicatos y el otro 17 se distribuir entre los movimientos indgenas, habitualmentecercanos al gobierno. El ejecutivo de Evo Morales controlara as alrededor de 65% de las licencias deradio y televisin. La nueva norma permite adems al Estado cerrar aquellos medios que, a su criterio,difundan reiteradamente opiniones consideradas por el poder como racistas o discriminatorias.En una lnea muy diferente a las aqu analizadas, cabe resear que la presidenta brasilea DilmaRousseff, quien durante 2010 tuvo serias diferencias con los medios de comunicacin de su pas, logrevitar que su partido, el Partido de los Trabajadores, impulsara un proyecto de control social sobre losmedios de comunicacin que su partido intent presentar en el IV Congreso Nacional.Diez aos de la Carta Democrtica de la OEA. El pasado mes de setiembre se conmemor enValparaso, Chile, en una reunin extraordinaria convocada por la OEA y el Gobierno de Chile, el 20
  • 21. dcimo aniversario de la Carta Democrtica Interamericana (CDI), adoptada en Lima, Per, el 11 desetiembre de 2001. Como ha manifestado el secretario general de la OEA, Jos Miguel Insulza, lademocracia en Amrica Latina y el Caribe es hoy ms slida y consistente que hace diez aos. Hay msdemocracia en nuestros pases que en ningn otro momento de su historia. La institucionalidaddemocrtica se ha visto fortalecida en estos diez aos. En la actualidad, todos los gobiernos de la regin,salvo Cuba, han llegado al poder como resultado de procesos electorales libres y transparentes, sincuestionamiento de los resultados.Balance y Tendencias electorales en el 2011Las elecciones continan afianzndose como el nico mecanismo para el acceso legitimo a los cargospblicos. Todos los procesos electorales celebrados hasta octubre de 2011 (segn los informes de lasdiversas organizaciones que han llevado a cabo misiones de observacin electoral) se han celebrado contotal normalidad, en las fechas previstas, y sus resultados han sido aceptados como legtimos por todaslas partes.Asimismo, la calidad, credibilidad y legitimidad de los procesos electorales ha mejoradosustancialmente. Por su parte, la participacin electoral se ha mantenido en los promedios histricos dela regin.El foco del debate electoral se ha desplazado en los ltimos aos a la necesidad de garantizarcondiciones equitativas de la competencia electoral entre las fuerzas polticas, incluida el importantetema de la equidad de gnero. Dentro de esta nueva agenda, destacan por su importancia, entre otros, lossiguientes temas: 1) el financiamiento de los partidos polticos y de las campaas electorales; 2) laamenaza de la penetracin del dinero del narcotrfico y del crimen organizado y el peligro de lacooptacin del Estado; 3) garantizar condiciones de transparencia y de rendicin de cuentas del dineroen la poltica: 4) la utilizacin abusiva de los dineros del Estado y el uso clientelar de los planes socialesen las campaas electorales; 5) el acceso de los partidos en condiciones de equidad a los medios decomunicacin y su relacin con la libertad de expresin; y 6) la utilizacin creciente de los mecanismosde las cuotas para garantizar mejores condiciones de equidad de gnero.Respecto de este ltimo punto cabe sealar los importantes avances (si bien an insuficientes) que sehan venido registrando en materia de participacin y representacin de las mujeres en la vida poltico-electoral (el porcentaje de mujeres en los parlamentos latinoamericanos esta alrededor del 20%, en granmedida gracias al mecanismo de cuotas de gnero). En el 2011 tres pases son gobernados por mujeres:Laura Chinchilla en Costa Rica, Dilma Rousseff en Brasil, y Cristina Fernndez de Kirchner enArgentina.A diferencia del 2009 y 2010, donde los procesos tuvieron una tendencia claramente favorable alcontinuismo, en los procesos presidenciales del 2011 hubo una tendencia mixta: alternancia en el Per yen Guatemala, donde gan la oposicin, y continuismo en Argentina (y muy probablemente enNicaragua), donde venci el oficialismo. El oficialismo tambin result ganador en el Ecuador(referndum) pero sufri una derrota en las elecciones judiciales bolivianas. En los dos pases donde eloficialismo gan (Argentina) o puede ganar (Nicaragua) se trata de un continuismo con reeleccionismo. 21
  • 22. La tendencia a favor del pragmatismo poltico, la moderacin y las opciones de centro escapando porigual a las opciones extremas tanto de derecha como de izquierda, que tuvo preponderancia en el 2010,tampoco sigui una lnea clara en el 2011. El pragmatismo y la moderacin quedaron claramenteevidenciados en las elecciones peruanas con el triunfo de Ollanta Humala y su giro al centro. Por elcontrario, a la fecha de cierre de este informe, no est suficientemente claro cul ser el estilo del nuevogobierno de Guatemala (ambos candidatos son de centro derecha y con improntas populistas), as comoel segundo perodo de Cristina Fernndez de Kirchner, en Argentina, y de Daniel Ortega, en Nicaragua,(en caso de resultar reelecto).Otras tendencias electorales importantes durante el 2011 son: 1. Necesidad de ir a una segunda vuelta. En dos de las tres elecciones presidenciales celebradas hasta octubre de 2011 (Per y Guatemala) hubo necesidad de ir a una segunda vuelta. En un caso, Argentina, el oficialismo result reelecto en la primera vuelta. Lo mismo pareciera va a suceder en Nicaragua (noviembre). En los dos casos donde gan o puede ganar el oficialismo, en contexto de reeleccin consecutiva, las elecciones se definieron (o se pueden definir) en primera vuelta. En cambio en los dos casos (Per y Guatemala) donde hubo alternancia, hubo necesidad de ir a una segunda vuelta. 2. Respaldo Parlamentario. En Per y Guatemala, los gobernantes no tendrn mayora parlamentaria propia. En Argentina, la presidenta Cristina Fernndez de Kirchner tendr mayora propia en ambas cmaras. No est claro aun lo que suceder en Nicaragua. 3. La reeleccin sigue firme. En las dos elecciones presidenciales cuyos presidentes buscaron su reeleccin consecutiva (Cristina Fernndez de Kirchner y Daniel Ortega) esta se produjo (Argentina) o tiene muchas posibilidades de producirse (Nicaragua). Durante el rally electoral 2009-2011, y a la fecha, todos los presidentes que buscaron su reeleccin inmediata la obtuvieron De esta manera son 6 los presidentes reelectos en Amrica Latina: 4 en Amrica del Sur (Chvez, Correa, Morales, y Cristina Fernndez de Kirchner), uno en Centro Amrica (Daniel Ortega) y uno en el Caribe (Leonel Fernndez). 4. La seguridad como prioridad. Siguiendo la tendencia que arranc en el 2010, la inseguridad se ha consolidado como tema central de las elecciones en Amrica Latina. En la gran mayora de los comicios celebrados en 2011, la cuestin de la inseguridad ocup un lugar central en las campaas electorales.Como sealamos en nuestro anlisis del 2010, y volvemos a reiterar en el de este ao, el balancepositivo de la democracia electoral en Amrica Latina, no debe hacernos perder de vista la realidadcaleidoscpica y los importantes desafos que la regin an enfrenta.En efecto, si bien las democracias latinoamericanas han demostrado su resistencia pese a los pronsticosque les auguraban una corta vida, y a pesar de que han manifestado una vitalidad electoral nunca antesconocida, lo cierto es que su consolidacin es mucho ms compleja y demanda mucho ms tiempo quelo que inicialmente se pens. 22
  • 23. REPORTE DE RESULTADOSLA DEMOCRACIA EN AMRICA LATINAA partir del ao 2003 y hasta la crisis del 2007, Amrica Latina experimenta un crecimiento econmicosin parangn en democracia. Este crecimiento y la solidez de las economas alcanzada despus de lasreformas econmicas de los aos 90, hace que la crisis econmica que se inicia en Septiembre del 2007no produzca impacto negativo en la democracia, como haba sucedido en la crisis asitica. Las polticaseconmicas anti-cclicas aplicadas por los gobiernos fueron muy exitosas.La ola de elecciones presidenciales del ao 2006 trajo consigo la ltima de las alternancias en Paraguayy una alta reeleccin de gobernantes muy bien apreciados por sus poblaciones, aumentando de manerasostenida la confianza y la aprobacin de los gobiernos (Tabla N4). Todos los porcentajes marcados sonsuperiores al 50% y muestran el mapa de xito de los gobiernos durante la dcada 2000 -2010 En el ao2010 la democracia aumenta en apreciacin por cuarto ao consecutivo por primera vez desde que seempezara a medir. Slo buenas noticias como consecuencia del crecimiento y la estabilidad. Esta olacoincide con un alto crecimiento econmico, cualquiera que sea el sentido de la relacin. Tanto lospresidentes como los pases se beneficiaron de este crculo positivo produciendo el quinqueniovirtuoso, como lo llam Enrique Iglesias, secretario ejecutivo de la SEGIB (Secretara GeneralIberoamericana).Tabla N 4: Aprueba la forma en que el presidente est dirigiendo al pasP. Usted aprueba o no aprueba la gestin del gobierno que encabeza el presidente (nombre)? *Aqu solo Aprueba Diferencia 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2011 -2010 Chile 50 54 64 66 67 55 59 85 55 28 -27 Brasil 34 62 53 47 62 58 79 84 86 67 -19 Uruguay 30 16 12 72 63 61 61 74 75 63 -12 Repblica Dominicana 21 62 61 46 50 47 45 36 -9 El Salvador 35 48 57 58 48 54 51 83 71 63 -8 Nicaragua 84 32 30 32 23 54 32 37 58 50 -8 Paraguay 5 8 57 39 33 17 86 69 55 49 -6 Costa Rica 52 37 50 32 56 55 45 75 53 48 -5 Bolivia 42 24 48 60 54 60 53 57 46 41 -5 Guatemala 12 15 36 44 45 28 46 52 47 43 -4 Colombia 13 64 75 69 70 68 75 72 75 75 0 Mxico 47 46 41 41 60 60 58 52 59 59 0 Honduras 57 52 44 39 57 56 35 51 52 1 Venezuela 51 35 43 65 65 61 48 45 47 49 2 Panam 23 14 20 39 57 37 41 80 59 62 3 Ecuador 30 27 20 24 23 74 66 59 58 64 6 Argentina 14 86 73 71 73 52 34 25 40 57 17 Per 23 10 8 16 57 29 14 26 30 52 22Fuente: Latinobarmetro 2002- 2011 23
  • 24. Los datos del ao 2011 muestran por primera vez un impacto de la crisis econmica y el de ladesigualdad en la distribucin del xito con una baja en casi todos los indicadores sociales yeconmicos en gran parte de los pases. Esto impacta en primer lugar la aprobacin de gobierno en diezde los diez y ocho pases. Son precisamente los pases ms exitosos Chile (-27%), Brasil (-19%) yUruguay (-12%) los que ms bajan. Impacta, asimismo, negativamente la satisfaccin con lademocracia, la economa, la expectativa de futuro y la percepcin de progreso entre otros. En el ao2011 los ciudadanos de los pases de la regin, sin dejar de reconocer el crecimiento econmico, ven elfuturo con ms pesimismo que en el 2010.Si comparamos el incremento anual del PIB entre el 2010 y el 2011 vemos que slo en dos pases(Venezuela y Ecuador) el aumento es sustantivo. En nueve de los 18 pases el crecimiento del PIB de2011 es menor que el del 2010. En siete pases el aumento es cercano al 1%. Hay una desaceleracin decrecimiento que no explica completamente la baja en las percepciones sobre la poltica y la sociedad,pero sin duda lo impacta. En total Amrica Latina en el 2011 creci 1.2% menos que lo que habacrecido en el 2010.Tabla N 5: Producto interno bruto total Pas 2008 2009 2010 2011 Dif 2010-2011 Venezuela 4.2 -3.3 -1.4 4.5 5.9 Ecuador 7.2 0.4 3.6 6.4 2.8 Guatemala 3.3 0.5 2.8 4.0 1.2 Bolivia 6.1 3.4 4.1 5.3 1.2 Chile 3.7 -1.7 5.2 6.3 1.1 El Salvador 1.3 -3.1 1.4 2.5 1.1 Panam 10.1 3.2 7.5 8.5 1.0 Cuba 4.1 1.4 2.1 3.1 1.0 Colombia 3.5 1.5 4.3 5.3 1.0 Honduras 4.2 -2.1 2.8 3.0 0.2 Nicaragua 2.8 -1.5 4.5 4.0 -0.5 Argentina 6.8 0.9 9.2 8.3 -0.9 Costa Rica 2.7 -1.3 4.2 3.2 -1.0 Mxico 1.5 -6.1 5.4 4.0 -1.4 Per 9.8 0.9 8.8 7.1 -1.7 Uruguay 8.6 2.6 8.5 6.8 -1.7 Repblica Dominicana 5.3 3.5 7.8 5.0 -2.8 Brasil 5.2 -0.6 7.5 4.0 -3.5 Paraguay 5.8 -3.8 15.0 5.7 -9.3 Amrica Latina 4.1 -2.1 5.9 4.7 -1.2Tasas de variacin (Millones de dlares a precios constantes de 2005)Fuente: Elaboracin propia en