Iconoclasistas paulo freire

download Iconoclasistas paulo freire

of 35

  • date post

    13-Aug-2015
  • Category

    Documents

  • view

    61
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Iconoclasistas paulo freire

  1. 1. 1 La Educacin como prctica de la Libertad Paulo Freire La educacin de las masas es el problema fundamental de los pases en desarrollo, una educacin que, liberada de todos los rasgos alienantes, constituya una fuerza posibilitadora del cambio y sea impulso de libertad. Slo en la educacin puede nacer la verdadera sociedad humana y ningn hombre vive al margen de ella. Por consiguiente, la opcin se da entre una educacin para la domesticacin alienada y una educacin para la libertad. Educacin para el hombre-objeto o educacin para el hombre-sujeto. El autor considera que dentro de las condiciones histricas de la sociedad es indispensable una amplia concienciacin de las masas que a travs de una educacin haga posible la autorreflexin sobre su tiempo y su espacio. Est hondamente convencido de que la elevacin del pensamiento de las masas que se suele llamar apresuradamente politizacin, como dice Fanon en Los condenados de la tierra, y que constituy para ellas una forma de ser responsable en los pases subdesarrollados, comienza exactamente con esta autorreflexin que los llevar a la consecuente profundizacin de su toma de conciencia y de la cual resultar su insercin en la historia, no ya como espectadores, sino como actores y autores. La pedagoga de Paulo Freire es, por excelencia, una pedagoga del oprimido, que no postula modelos de adaptacin ni de transicin de nuestras sociedades, sino modelos de ruptura, de cambio y de transformacin total. La alfabetizacin, y por consiguiente toda la tarea de educar slo es autnticamente humanista en la medida en que procure la integracin del individuo a su realidad nacional, en la medida en que pierda el miedo a la libertad: en la medida en que pueda crear en el educando un proceso de recreacin, de bsqueda, de independencia y, a la vez, de solidaridad.
  2. 2. 2 NDICE EDUCACION Y CONCIENCIACION, por Julio Barreiro AGRADECIMIENTO ACLARACIN LA SOCIEDAD BRASILEA EN TRANSICIN SOCIEDAD CERRADA E INEXPERIENCIA DEMOCRTICA EDUCACIN VERSUS MASIFICACIN EDUCACIN Y CONCIENCIACIN EDUCACIN PRCTICA APNDICE NOTA FINAL
  3. 3. 3 EDUCACIN Y CONCIENCIACIN Qu significa educar, en medio de las agudas y dolorosas transformaciones que estn viviendo nuestras sociedades latinoamericanas, en esta segunda mitad del siglo xx? Cuando nuestro continente tiene la tasa de natalidad ms alta del mundo y la mitad de su poblacin total es menor de 19 aos de edad y cuando, a la vez, se cuentan por millones sus analfabetos adultos, qu entendemos por educacin? Paulo Freire nos contesta diciendo que la educacin verdadera es praxis, reflexin y accin del hombre sobre el mundo para transformarlo. En boca de este extraordinario pedagogo pernambucano, la afirmacin est respaldada por una amplia experiencia llevada a cabo no slo en Brasil sino tambin en Chile, o sea, en la compleja trama de la realidad latinoamericana, donde plantear tan slo la posibilidad de la transformacin del mundo por la accin del pueblo mismo, liberado a travs de esa educacin, y anunciar as las posibilidades de una nueva y autntica sociedad es convulsionar el orden ana- crnico en que todava nos movemos. El libro que presentamos es slo el punto de partida de una vasta y profunda tarea pedaggica que est muy lejos de haber llegado a su fin. Ms que un libro es una ampla exposicin oral que se fue armando pacientemente, en medio de la prctica de sus ideas, hasta recibir la forma escrita. Fue terminado en Santiago de Chile, despus que el autor hubiera interrumpido su proceso, por causa de la cada del gobierno de Goulart, como consecuencia del golpe de Estado de 1964, de los meses de encarcelamiento que tuvo que sufrir por haber sido considerada subversiva su accin pedaggica por el "nuevo orden" brasileo y de tas contingencias propias del exilio. La urgencia de los problemas de organizacin ce lodo el movimiento de democratizacin de la cultura, que Paulo Freire dirigiera e inspirara en Brasil, le dej meras tiempo del que habra deseado para la -elaboracin terica. Sin embargo, esa elaboracin terica continu posteriormente y Paulo Freir ya nos anuncia la publi- cacin de su obra mayor, Pedagoga del oprimido.1 Por eso, en La educacin como prctica de la libertad el lector se enfrentar al carcter voluntariamente oral de sus pginas. El movimiento continuo del pensamiento que Freire despliega es caracterstico de su modo de exposicin oral, fascinante y continuamente provocador. Quiz le exija al lector una atencin permanente al pasar a la forma escrita. Pero se mantiene intacta la dialctica de la continuidad, en el flujo del discurso oral de que hablaba Pierre Furter analizando el pensamiento de Paulo Freire, con la dialctica de la discontinuidad, que surge de las pausas propias de la reflexin. Pero la oralidad de Paulo Freire no expresa totalmente su estilo pedaggico. Revela sobre todo deca tambin Pierre Furter "el fundamento de toda su praxis: su conviccin de que el hombre fue creado para comunicarse con los otros hombres". Este dilogo (educacin dialogal tan opuesta a los esquemas del liberalismo educacin monologal que seguimos practicando impertrritos, como si nada sucediese a nuestro alrededor, como si todava pudisemos tener la oportunidad de dirigir y de orientar al educando) slo ser posible en la medida en que acabemos de una vez por todas con nuestro verbalismo, con nuestras mentiras, con nuestra incompetencia, frente a una realidad que nos exige una actitud de gran tensin creadora, de poderoso despliegue de la imaginacin. 1 Tierra Nueva, Montevideo, 1970.
  4. 4. 4 El cristiano militante que es Paulo Freire cuando habla de libertad, de justicia o de igualdad cree en estas palabras en la medida en que ellas estn encarnando la realidad de quien las pronuncia. Slo entonces las palabras, en vez de ser vehculo de ideologas alienantes, o enmascaramiento de una cultura decadente, se convierten en generadoras (de ah lo del tema generador en su pedagoga), en instrumentos de una transformacin autntica, global, del hombre y de la sociedad, Por eso mismo, es verdad en Paulo Freire que la educacin es un acto de amor, de coraje; es una prctica de la libertad dirigida hacia la realidad, a la que no teme; ms bien busca transformarla, por solidaridad, por espritu fraternal. II Paulo Freire fue profesor de historia y de filosofa de la educacin en la Universidad de Recife, hasta 1964. Su inters por la educacin de los adultos, en un pas como Brasil, que urgentemente precisa de ella, se despert hacia 1947 y empez sus trabajos en el Nordeste, entre los analfabetos. Su conocimiento de las formas y mtodos tradicionales de alfabetizacin bien pronto le parecieron insuficientes. Pecaban de los dos grandes defectos caractersticos de toda nuestra educacin, sobre todo a niveles primarios y secundarios: se prestan a la manipulacin del educando; terminan por "domesticarlo", en vez de hacer de l un hombre realmente libre, Hacia 1963, Paulo Freir haba realizado ya variadas experiencias aplicando el mtodo que fuera concibiendo a lo largo de su trayectoria. En muchos lugares, trabajando con campesinos, lleg a obtener resultados extraordinarios; en menos de 45 das un iletrado aprenda a "decir y a escribir su palabra''. Alcanzaba a ser el "dueo de su propia voz". Resultados de esta naturaleza impresionaron vivamente a la opinin pblica y la aplicacin del sistema se fue ex- tendiendo con el patrocinio del gobierne federal. Entre junio de 1963 y marzo de 1964 se organizaron cursos de capacitacin de "coordinadores", en casi todas la; capitales de los estados. Solamente en el estado de Guanabara, segn datos de Francisco C. Weffort, se inscribieron 6000 personas2 . Tambin se impartieron cursos en los estados de Rio Grande do Norte, Sao Paulo, Baha, Sergipe y Ro Grande do Sul, que prepararon a otros varios miles de personas. El plan para el ao 1964, en vsperas del golpe de Estado, prevea la inauguracin de 2000 "Crculos de cultura", que se encontraran capa- citados, ese mismo ao, para atender aproximadamente a dos millones de alfabetizados, a razn de 30 por cada circulo, abarcando cada curso una duracin no mayor de dos meses. Se iniciaba as una campaa de alfabetizacin en todo el territorio del Brasil, a escala nacional y con proyecciones verdaderamente revolucionarias. En las primeras etapas alcanzara a los sectores urbanos y en las siguientes a los sectores rurales. Lgicamente, las clases dominantes no iban a tolerar esta transformacin de una sociedad que, no bien accediera a las fuentes del conocimiento, no bien tomara con- ciencia, cambiara radicalmente la estructura de Brasil. Esa misma lgica demuestra, contrario sensu, que la pedagoga de Paulo Freire corresponde admirablemente con la emergencia de las clases populares en la historia latinoamericana y con la crisis definitiva de las viejas lites dominantes. 2 Francisco C. Weffort, en Educacin y Poltica, prlogo a la edicin brasilea de La educacin como prctica de la libertad, Paz e Terra, Ro de Janeiro, 1969.
  5. 5. 5 III Ahora bien, cmo concibe Paulo Freire el analfabetismo? Qu clase de fenmeno es en nuestras sociedades? Antes de entrar en las consideraciones de Freir sobre el particular, conviene sealar que experiencias posteriores hechas con la aplicacin de su mtodo demostraron la posibilidad de adaptarlo con xito a otros niveles de la especial situacin de las capas sociales consideradas globalmente como iletradas. En Uruguay, un equipo in- terdisciplinario que trabaj durante un ao en estrecho contacto con Paulo Freir comprob la posibilidad de dichas adaptaciones al nivel de grupos humanos semialfabetizados, con los cuales muchas veces la tarea de concienciacin presenta dificultades ms serias que las que se encuentran entre los grupos de analfabetos, a causa de las especiales deformaciones de las estructuras de pensamiento que genera la semialfabetizacin.3 Quiere decir que las consideraciones que siguen tienen un marco mucho ms amplio de referencias y de aplicacin que las que puedan derivarse del mero individuo analfab