I. Avances y retos de la polأ­tica social del Programa de Estancias Infantiles, 2012. ha mejorado...

download I. Avances y retos de la polأ­tica social del Programa de Estancias Infantiles, 2012. ha mejorado su

of 6

  • date post

    02-Nov-2019
  • Category

    Documents

  • view

    0
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of I. Avances y retos de la polأ­tica social del Programa de Estancias Infantiles, 2012. ha mejorado...

  • Publicación quincenal de la Subsecretaría de Prospectiva, Planeación y Evaluación Año 2, núm. 57 • Junio 16 de 2013

    I. Avances y retos de la política social La paternidad en México: algunas características de vulnerabilidad

    En México las personas se desarrollan principalmente dentro de algún tipo de organización familiar, donde cada integran- te desempeña roles específicos. De esta manera, es posible identificar al jefe o jefa del hogar, ya que los integrantes del mismo lo reconocen como la persona de mayor autoridad, guía o como proveedor. En el modelo tradicional de familia se ob- servan estereotipos donde el hombre es el proveedor de recur- sos y prevalece su autoridad, mientras que las mujeres son las administradoras del hogar.1 Este modelo ha evolucionado y a su vez ha generado una diversidad en el tipo de organización al interior de los hogares mexicanos: cambio en los roles tradicio- nales de hombres y mujeres, hogares con jefatura femenina, padres de familia solos, hogares homoparentales, entre otros.

    En el contexto de la celebración del Día del Padre, se analizan aquellos hogares con jefatura masculina que por ciertas ca- racterísticas pueden ser considerados como un grupo vulnera- ble, esto debido a que enfrentan dificultades para responder o adaptarse a riesgos como los choques económicos o laborales.

    En México, de los 29.1 millones de hogares en 2010, 22.1 millo- nes tienen jefatura masculina, de donde se desprende que:

    • 1.7 millones de hogares son encabezados por un hombre que habla una lengua indígena.

    • Existen 23 mil hogares donde un menor de edad (12-17 años) es el jefe de familia.

    • Hay 3.0 millones de hogares donde un adulto mayor (65 años o más) es el jefe de familia.

    Como se observa en el cuadro 1, la mayoría de estos hogares son nucleares, es decir, están conformados por padres e hijos. Sobresale que entre los menores de edad clasificados como jefes de hogar, 30.1 por ciento vive solo y por lo tanto se les considera un hogar unipersonal. El 32.0 por ciento de los hoga- res encabezados por un adulto mayor son hogares ampliados integrados por padres, hijos y otros parientes.

    Indicadores de Desarrollo Social Boletín conmemorativo del Día del Padre

    1 Salguero, Ma. Alejandra y Héctor Frías. Reflexiones en torno a la paternidad responsable y la crianza de los hijos.

    En promedio, los hogares con jefatura masculina se integran por 4.1 personas: una de 0-11 años, 2.9 de 12 a 64 años y 0.2 adultos mayores. Esta composición cambia dependiendo de si el jefe de familia habla una lengua indígena, es menor de edad o si es adulto mayor (ver cuadro 2). También se identifica que los hogares con jefatura masculina tienen 2.3 personas que perciben algún ingreso y 1.6 personas que cuentan con un ingreso laboral. Los hogares con jefatura indígena aumentan el número de personas que perciben algún ingreso (2.9 perso- nas), quizá por ser beneficiarios de transferencias. Caso con- trario en los hogares con jefatura a cargo de un menor de edad, donde disminuye el número de perceptores de ingreso.

    Teniendo en cuenta que los integrantes del hogar reconocen a los hombres jefes de familia como figuras de autoridad, guía o como proveedor es importante conocer las características propias de estos jefes de hogar. En la gráfica 1 se observa que quienes presentan una mayor incidencia en pobreza son los je- fes de familia indígenas. El 43.8 por ciento de los adolescentes jefes de hogar se encuentran en condición de pobreza, lo cual

    Cuadro 1. Clasificación de los hogares con jefatura masculina, 2010.

    Clase de hogar Jefes de familia Total Indígenas Menores de edad Adultos Mayores

    Total 22,146,601

    Unipersonal Nuclear Ampliado Compuesto

    6.9 71.7 20.4

    0.9

    1,747,901

    5.7 67.8 25.7

    0.8

    22,975

    30.1 62.5

    5.7 1.7

    3,044,167

    11.6 55.5 32.0

    0.9

    Fuente: elaboración de la Dirección General de Análisis y Prospectiva con base en el MCS-ENIGH 2010.

    Cuadro 2. Composición y perceptores de ingreso de los hogares con jefatura masculina, 2010.

    Jefes de familia Total Indígenas Menores de edad Adultos mayores

    Tamaño del hogar Niños de 0 a 11 años Personas de 12 a 64 años Personas de 65 años o más Perceptores de ingreso Perceptores de ingreso laboral

    4.1 1.0 2.9 0.2 2.3 1.6

    4.7 1.3 3.1 0.3 2.9 1.6

    2.3 0.2 2.1 0.0 1.7 1.4

    3.4 0.4 1.5 1.5 2.3 1.2

    Fuente: elaboración de la Dirección General de Análisis y Prospectiva con base en el MCS-ENIGH 2010. Nota: no se incluyen hogares unipersonales.

    Total

    20,606,846*

    Indígenas

    1,648,489*

    Menores de edad 16,067*

    Adultos mayores

    2,692,051*

    Gráfica 1. Condición de pobreza de los hombres jefes de familia, 2010.

    * Total de población por grupo. Nota: no se incluyen hogares unipersonales. Fuente: elaboración de la Dirección General de Análisis y Prospectiva con base en el MCS-ENIGH 2010.

    Población no pobre y no vulnerable

    Población vulnerable por ingresos

    Población vulnerable por carencias sociales

    Población en situación de pobreza moderada

    Población en situación de pobreza extrema

    33.9Po br

    ez a

    4 3

    .9 %

    Po br

    ez a

    7 5

    .5 %

    Po br

    ez a

    4 3

    .8 %

    Po br

    ez a

    4 6

    .2 %

    10.0

    29.0

    5.5

    21.6

    39.7

    35.8

    18.3

    1.54.7

    34.3

    9.4

    44.7

    2.2 9.4

    35.2

    11.1

    27.7

    6.5

    19.6

  • El Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Tra- bajadoras (PEI) tiene el objetivo de contribuir a la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres para ejercer sus de- rechos. Por ello su población objetivo no sólo se enfoca a las mujeres, aunque son la mayoría de las personas beneficiarias del Programa. También considera a padres solos con hijas(os) o niñas(os) bajo su cuidado, para que cuenten con tiempo dis- ponible para acceder o permanecer en el mercado laboral o en su caso estudiar, por medio del uso de servicios de cuidado y atención infantil.

    En este sentido, los 4 mil 267 padres solos (1.7 por ciento del total de beneficiarios) reciben el apoyo mediante 2 mil 738 es- tancias infantiles en 694 municipios del país, en su papel de jefes de hogar y en la mayoría de los casos como principal sus- tento económico. La exigencia de ingresar y permanecer en el mercado laboral se facilita con la disponibilidad de alternativas viables de cuidado infantil como lo es el PEI.

    Entre los principales beneficios que han recibido los padres so- los con el apoyo del Programa destacan2:

    • Mejor administración de su tiempo para poder acceder o permanecer en el mercado laboral.

    • La oportunidad de aumentar sus ingresos. • Mejoras en su situación económica, familiar y laboral, desde que sus hijas(os) están en la estancia infantil (ver gráfica 2):

    II. Acciones de la Sedesol Los padres jefes de familia también son apoyados en el Programa de Estancias Infantiles

    El beneficio de contar con un medio de apoyo en el cuidado de sus hijas e hijos, como el que les brinda el programa, ha sido también para los padres solos responsables de cuidar a sus ni- ños y niñas una contribución a distintos elementos para mejo- rar la calidad de vida de su familia, no sólo en aspectos como lo es el empleo, la capacitación o el estudio, sino también en salud mental y física, recreación y esparcimiento e integración y pertenencia en la comunidad (ver gráfica 3):

    A partir de que (mi hijo) se encuentra dentro de la estancia tengo más tiempo para atender mi negocio y a la niña y casa; me siento muy tranquilo porque se encuentra en un lugar seguro con personal muy atento y cuidadosas maestras que están atentas a sus necesidades, cuenta con buena alimentación.

    Venancio Ramirez G. (papá) Estancia infantil “Crayolakids”

    Guanajuato, julio de 2009.

    es muy similar al total de hombres jefes de familia. Sin embar- go, al identificar no sólo a los jóvenes que se hacen cargo de un hogar sino a todos los que son padres (26.0 mil jóvenes de 12 a 17 años), el porcentaje de pobreza se eleva a 67.8 por ciento.

    En resumen, se observa que existen diferencias entre los ho- gares con jefatura masculina que pueden romper con los roles establecidos en el modelo tradicional de familia. Los hogares pueden diferir tanto en su clase, composición, número de per-

    ceptores, etc. Asimismo, resulta importante comprender que generalmente a este grupo en su conjunto no se le considera vulnerable, sin embargo, existen características hacia su in- terior que pueden generar obstáculos en su propio desarrollo social, así como en el de los integrantes de este tipo de hoga- res. En este sentido, es oportuno identificar las condiciones de vulnerabilidad de estos hogares para poder diseñar políticas públicas enfocadas a frenar la trasmisión de condiciones de vulnerabilidad a sus integrantes.

    2 Encuesta nacional a personas responsables y beneficiarias del Programa de Estancias Infantiles para el ejercicio fiscal 2012, realizada por la Uni- versidad Autónoma del Estado de México en los meses de julio y noviem- bre de 2012. Mediante un muestreo de tipo probabilístico, sin reempla- zo, multietápico y estratificado, se seleccionó una muestra de 1 mil 071 estancias (responsables) y 2 mil 142 benef