HOSTELTUR ESPECIAL FORMACI“N (Julio 2009)

download HOSTELTUR ESPECIAL FORMACI“N (Julio 2009)

of 16

  • date post

    31-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    214
  • download

    1

Embed Size (px)

description

HOSTELTUR ESPECIAL FORMACIÓN. Camino de la dignificación. La formación turística en el Plan Bolonia

Transcript of HOSTELTUR ESPECIAL FORMACI“N (Julio 2009)

  • Julio 2009 www.hosteltur.com

  • La Reforma Universitaria emprendida por la Unin Europea (UE) hace ahora precisamente diez aos, cuando los ministros de Educacin firmaron en 1999 la llamada Declaracin de Bolonia en la ciu-dad italiana del mismo nombre, dio paso a un proceso de convergencia con el objetivo final de adaptar el contenido de los estu-dios superiores a las demandas sociales, entre las que destaca el intercambio de titulados.

    El proyecto result atractivo incluso a pases de fuera de la UE, que tambin quisieron adherirse a esa incipiente trans-formacin, que luego fue bautizada como Espacio Europeo de Educacin Superior, y que, en definitiva, no es otra cosa que un marco de referencia para las reformas que los pases participantes tuvieron que

    emprender para llegar al punto actual, que supone la implementacin del sistema.

    El cambio implic notables esfuerzos y, al mismo tiempo, las crticas de sectores a los que no convenca la propuesta por di-versas razones. Pero, cabe plantearse una pregunta clave: el Plan Bolonia tiene las mismas implicaciones para todas las ense-anzas universitarias? La respuesta es no, porque hay al menos una rama que se ve especialmente beneficiada por la entrada del nuevo sistema, la de los estudios Tu-rsticos que, por primera vez, adquiere el

    rango de grado. La diferencia es importante, porque,

    despus de dcadas de depender de otro ministerio distinto al de Educacin y de ser considerada una mera diplomatura, la especialidad turstica, por fin, se erige como unos estudios de primer nivel. Esto implica varias cosas. Por un lado, que se trata de una profesin al alza y cada vez ms reconocida en la sociedad y, por otro, que resultar ms atractiva tanto para los estudiantes como para las empresas y las instituciones y organismos tursticos de las

    La llegada del Espacio Europeo de Enseanza Superior sita a las enseanzas tursticas al mismo nivel que las dems

    Plan Bolonia, el reconocimiento definitivo a la formacin en Turismo

    Despus de dcadas de depender de otro ministerio distinto al de Educacin y de ser considerada una

    mera diplomatura, el turismo por fin se erige como unos estudios de primer nivel

    La llegada del Espacio Europeo de Educacin Superior (EEES), ms conocido como Plan Bolonia, beneficia claramente a los estudios universitarios sobre Turismo. Esta proclama se desprende, en realidad, de las consultas realizadas a mltiples agentes relacionados con el sector, desde docentes hasta empresarios y, por su puesto, tambin los propios alumnos. Y es que Bolonia supondr alcanzar la tan necesaria dignificacin de estas enseanzas que, tras dcadas de ser consideradas una segunda categora, ahora obtienen un reconocimiento definitivo.

    2 Especial FORMACIN Julio 2009

  • administraciones pblicas, que son, al fin y al cabo, quienes les proporcionan empleo.

    Pero, ante todo, implica que los estu-diantes tendrn mayores facilidades para realizar un recorrido por diferentes univer-sidades de la UE as como de otros pases que tambin se han adherido-- y, al final, obtener un ttulo que ser plenamente v-lido en cualquiera de los pases que con-forman el Espacio Europeo de Educacin Superior. Ms an, a caso no se refuerza el prestigio internacional y aqu cabe pen-sar en el mbito global- de una profesin en esas condiciones? Previsiblemente, los futuros Graduados y Masters en Turismo lo tendrn muy bien para trabajar en cual-quier sitio.

    El camino para llegar a esta meta pasa por tres cambios importantes, que ya se estn introduciendo, las adaptaciones cu-rriculares, las adaptaciones tecnolgicas y las reformas financieras, que la Declara-cion de Bolonia considera imprescindibles para alcanzar lo que denomina Europa del conocimiento, que las considera un componente definitivo para consolidar y enriquecer a la ciudadana, segn reza la misma.

    Sin embargo, estas adaptaciones estn lejos de ser una homologacin total y abso-luta, ya que el EEES deja amplios espacios a los pases e, incluso, a las universidades para que establezcan sus propios estudios, segn el criterio que consideren ms ade-

    cuado. Qu cambia entonces? Pues que, a partir de ahora, las titulaciones resultan-tes sern reconocidas por todos los Esta-dos participantes. Y, desde luego, eso es de un gran inters para el Turismo, dada la movilidad laboral de sus profesionales.

    Pero, abundando en los cambios que

    introduce, se descubre que fragmenta las titulaciones en tres ciclos, grado, mster y doctorado. Y, siguiendo el modelo an-glosajn, el primero de ellos implica entre 3 y 4 aos de estudios y, entre 1 y 2, el segundo. Esto supondr que ya no habr ninguna diferencia entre diplomaturas y licenciaturas, con lo cual, se da un paso adelante en la ordenacin de los estudios tursticos, ya que en los ltimos aos se dio una profusin de mster que ahora podrn incorporarse -o no- a la oficialidad.

    Los cambios en el concepto de apren-dizaje an trajeron el ao pasado otra novedad que no hace sino que beneficiar

    especialmente al Turismo. Ya que, con la aprobacin en abril de 2008 del Marco Eu-ropeo de Cualificaciones para el Aprendiza-je Permanente (EQF-MEC), por el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo, se dio un gran paso adelante en la eterna cuestin pendiente de la formacin permanente.

    Con esa medida, los estados miembros tienen hasta 2010 para realizar ajustes en sus cualificaciones y, hasta 2012, para que la aplicacin sea completa.

    A grosso modo, EQF sirve para distin-guir tres aspectos en una persona que se encuentra en proceso de formacin, sus conocimientos, ya sean tericos o fcti-cos; sus destrezas, ya sean cognitivas o prcticas; y su competencia, que afecta a la idea de responsabilidad y de posibilidad de realizar su labor con autonoma. Y, bajo este prisma, se considera que el aprendi-zaje es el resultado de los que el estudiante sabe, comprende y es capaz de hacer.

    Naturalmente, alcanzar este objetivo implica a su vez otros cambios. Como es el caso de las metodologas docentes, que sufren una transformacin tal que da al garete con las tradicionales clases magis-trales en virtud de aulas ms modulares y llenas de elementos mviles para cambiar su configuracin segn las necesidades. Adems, se apuesta por la evaluacin con-tinua apoyndose en las Tecnologas de la Informacin y la Comunicacin (TIC)- y se prima la adquisicin de conocimientos de forma prctica, con mayor participacin activa del alumno.

    A partir de ahora, las titulaciones sern reconocidas por todos los Estados participantes. Y eso es de un

    gran inters para el Turismo, dada la movilidad laboral de sus profesionales

    Especial FORMACIN Julio 2009

  • Hasta ahora, en Espaa hemos tenido una sistema de enseanza totalmen-te reglado, en el que el Ministerio de Educacin determinaba las titulaciones que se ofertaban y el contenido del plan de es-tudios, al menos en unos mnimos. En el caso de la Formacin Profesional, deter-minaba los contenidos por completo, en el de la Universitaria, los requisitos indispen-sables a cumplir para que una asignatura pudiera ser considerada dentro de una di-plomatura (lo que se llamaba troncalidad). Y el Turismo formaba parte de ese sistema ...pero no desde el principio.

    Antes de llegar a ser una diplomatura, los estudios superiores de Turismo slo se impartan en escuelas privadas. Hasta en que, en 1964, el entonces Ministe-rio de Informacin y Turismo, dirigido por el conocido poltico Manuel Fraga, regula unas enseanzas de tres aos de duracin y de nivel superior, que no tienen ningn reconocimiento acadmico, porque estn reguladas por ese ministerio y no por el de Educacin. Desde aquel momento, tambin empiezan a impartirse en la Escuela Oficial de Turismo (EOT) y, quienes las finalizan, pasan a ser Tcnico en Empresas Tursti-

    Las enseanzas no fueron reguladas hasta mitad de los 60, no fueron reconocidas acadmicamente hasta los 80 y no fueron universitarias hasta mediados de los 90

    Medio siglo de estudios tursticos por un camino tortuoso

    Desde que en los aos 60 empezaron a impartirse enseanzas regladas de Turismo en Espaa se ha recorrido un camino largo y tortuoso que, aunque en algunos momentos no lo pareciera, ha culminado llegando al punto en que se hace justicia a una profesin que es la piedra angular de la principal industria del pas. Con la llegada del Espacio Europeo de Educacin Superior (EEES) se da un paso adelante definitivo. Por eso, es el momento de mirar atrs y contemplar lo recorrido.

    4 Especial FORMACIN Julio 2009

  • cas (TET).Durante bastante tiempo, as siguieron

    las cosas. Hasta que, en 1980, se pro-duce un cambio significativo cuando el Ministerio de Educacin, tomando ms en consideracin una industria que lleva 20 aos seguidos de pujanza (mientras otros sectores considerados ms potentes se ha-llan inmersos en la reconversin) reconoce estas enseanzas y les da un valor acad-mico, frente al meramente profesional que tenan antes. A partir de ese ao pasan a ser considerados diplomatura, por lo que regula el programa de estudios y, a quienes los finalizan, los rebautiza como Tcnico en Empresas y Actividades Tursticas (TEAT).

    Extrarradio de la enseanza superior

    Sin embargo, estas enseanzas se man-tienen en el extrarradio de la enseanza superior, hasta que, en 1996, pasan a depender directamente de las universida-des, en lo que supone un nuevo avance en su reconocimiento. En ese momento, se convierten en Diplomatura en Turismo (DT). Y, como las competencias en materia

    de educacin ya se haban trasmitido a las autonomas, muchas de ellas inauguraron sus propias escuelas oficiales.

    Cabe aclarar que existe otra titulacin, el DEAT, que son alumnos que han estudiado en escuelas de turismo legalmente recono-cidas (las antiguas escuelas) que no haban sido adscritas por universidades pblicas. Son ttulos distintos, pero co