hermeneutica y alteridad

Click here to load reader

  • date post

    15-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    66
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of hermeneutica y alteridad

Hermenutica y aiteridad

Pedro Enrique Garcia Rulz

A IvetieA MOWDE INTRODUCCI~N

on la cada del idealismo alemn. que podramos situar de manera simblica en 1831 a3 acaecer la muerte de G . W. Friedrich Hegel, el status terico de la fflosofia se vio cuestionado desde su raz. El idealismo absoluto haba llevado a su mxtmo grado la tarea de consolidar la razn humana como fundamento de la realidad: Hegel, en sus Linearnientosfundamentales de hJlosofia del derecho, haba expresado de manera crptica esta necesidad del filosofar: todo lo real es racional y todo lo racional es real. sentencia que sintetiza de sigh modo el proyecto ilustrado de actuar slo por medio de una razn emancipada de todo mito, supuesto o prejuicio. iSapere aude! Ten el valor de servirte de tu propia razn!: he aqu el lema de la ilustracin (Kant, 1985:25). El primado de una razn absoluta, autofundamentada, entr en crisis a travs de posturas tericas queJulio-didembre del 2000 pp. 121-140

C

IZTAFALAPA 49

* Candidato a Doctor en Filosofia por La Universidad NaclonaJAutnoma de Mxico.

tenan su origen en la fflosofia hegeliana, especialmente en su iiosofm de la historia y en su lgica especulativa, para nuestro tema tienen peculiar inters el historicismo y el materialismo. El primero fue el movimiento iiosfico ms influyente despus de la muerte de Hegel, y se consider como una nueva ciencia: la ciencia de l historia La a mvestigacin histrica y la conciencia histrica, asumidas por medio de una aproximacin dentficaa los hechos. se transformaron en las expresiones ms elevadas de la cultura, sustituyendo la funcin de la fflosoa. La totalidad del conocimiento era reducido a sus trminos histricos. a su gnesis cultural y social. Para Humboldt, Ranke y Droysen la cultura como totalidad del conocimiento slo era accesible a travs de la ciencia histrica. Fue hasta 1876 que se cuestion radicalmente esta postura historicista en las Consideraciones fntempestluas de Friedrich Nietzsche. Sin embargo, la primaca del historicismo sigui en pie hasta principios del siglo xx. La postura del historicismo podra sintetizarse de la siguiente manera. a) positivismo prctico de las ciencias del espritu que procede por medio de un acopio de matertales y hechos sin seguir ningn tipo de criterio selectivo o de jerarqulzacin, y busca la objetividad cientica con apego a los hechos: b) consecuenciaterica de esta primera caracterstica es el historicismo relativista que toma como punto de partida las condiciones hstricas y la variacin natural de los fenmenos culturales,122

as, rechaza cualquier pretensin de validez absoluta respecto a los critenos cienticos. normativos o estticos. con ello. el historicismo nos sita ante la alternativade ser brbaros con convicciones o relativistas refinados ISchnadelbach, 1991: 50). Por ltimo, c) el historicismo que rene los dos aspectos anteriores y que eleva a la historia a principiogeneral; su mtodo consiste en observar, entender y explicar la toialidad de los fenmenos culturales desde el punto de vista de su hlstoricidad (Schnadelbach, 1980). Este ltimo tipo de historicismo surgi en Alemania a fines del siglo m como una reaccin contra l postura de la fflosoa ilustrada a que conceb a la razn al margen del devenir histrico. E racionaismo filol sfico se opuso ai historicismo en la medida en que comprendi a la razn como determinada por principios universales ynecesarios con carcter normativo. La razn ilustrada, autnoma, se torn criterio normativo desde el cual la Ilustracin realizo una crtica sistemtica a las ideas de cultura y de tradicin. Frente a ello. el historicismo postul la inexistencia de dicha razn ilustrada, siendo sus logros resubdo de un movimiento histrico enmarcado en los valores que una tradicion puede ofrecer. En este sentido, el propio George Gadamer hace suyas las crticas del historicismo a laIlustracin La superacin de todo prejuicio, esta exigencia global de la Ilustracin, revelar ser ella misma un prejuicio cuya revisin har posible una comprensin ade-

, .

.

,

.

I

.

Hermenutica y alteridad cuada de laflnltud que domina no slo nuestro ser hombres sino tambin nuestra conciencia histrica (Gadamer, 1991: 343). El carcter finito de la razn humana, problema que se plante inmediatamente despus de la cadadel ideaiismo absoluto, implic que la fflosoa. en tanto que supuesta depositaria de un conocimiento verdadero, no podra volver a comprenderse dentro de los cnones de reflexin que haban sido heredados de Ren Descartes, immanuel Kant y Friedrich Hegel: una fflosofm de la reflexin que tomaba la subjetividad como criterio normativo, cientilco y esttico. Ante este estado de cosas el neocriticismo de lasescuelasde Baden y Marburgo busc, en unretornoaKant, JustiRcar la existencia de la fflosofm como si se tratara ante todo de un corpus metdico (el mtodo trascendental)que tena por inalidad reflexionar sobre elfacturn de las ciencias naturales y ampliarse hacia las ciencias del hombre (ciencias de la cultural. La tarea de la razn se converta en un proceso inflnlto de conocimiento, pues ste, tal y como lo muestran los avances de lasciencias, no tiene un verdadero lmite. MartinHeidegger cuestion, siguiendo al Kant de la primera edicin de la Cntlca de la razn pura, esta postura ueokantiana. con lo cual demostr que la razn humana es esenciaimente intuicin, lntuitus dertuatiuus, es decir, Laintuicin finita, para ser un conocimiento. necesita siempre la determina. cin de lo intuido como esto o aquello (Heidegger, 1986: 331. Un ser absoluto no necesitara en modo alguno intuir algo pues sera Intuftus orfglnarlus: dara origenal ente a lavez que lo intuye. por el contrario. la razn humana se enfrenta a un mundo que siempre est ah: ella no es su autora, y por eso debe encontrar la forma de comprenderlo y situar se en l. Del lado del materialismo, la razn ilustrada fue puesta en cuestin en un aspecto muy importante: su carcter soiipsista. Sera un discpulo de Hegel. Ludwig Feuerbach, quien estableciera una linea de problemas que an hoy son objeto de estudio, referidos a la esencia dialgica de la razn. Para Feuerbach, el error de Hegel y de toda la fflosofm en general fue tomar como punto de partida a l fflosofm misma. a sta debe partir de lo no-fflosco y. en este sentido, la hueva fflosofia [la fflosofia dialgica y materialista) significa la negacin de s misma, no su autoconservacin. A constituir al homl bre como centro de la fflosofia, Feuerbach se cuid de no resucitar al viejo fantasma del solipsismo. A su juicio, el hombre no es un ser individual. alude al hombre con el hombre, al enlace del yo y el t. S para Hegel el proceso de i la concienciahacia lo absoluto se juega al nivel de una experiencia que acontece involutivamente (como introyeccin), para Feuerbach, toda experiencia tiene su sostn en la relacin entre el yo y el t. La experiencia del otro hombre me permite acceder a l objetividad. a No es el yo, ni el t. sino el yo y el t u123

Pedro Enrique Garcia Rulz

el verdadero principio de la vida y del pensar. Laverdadera dialctica no es un monlogo del pensador soiitar~o consigo mismo, sino un diiogo entre el yo y el t (Feuerbach, 1 9 7 6 1 IO). Ante la crtica materlallsta de Feuerbach, la razn flusb-ada se descubre, adems de expuesta y situada,descentrada, es decir, constituida por medio de procesos diaIbgicos Pero por qu tratar estos temas aparentementetan iejanos de la problemtica hermenutica? La distancia terica es slo eso, aparente, pues tanto la hermenutica gadamerlana como la fflosdl de la alteridad de Emmanuel Levinas son herederas de tales problemas. Gadamer y Levinas piensan de manera postidealista, y ello no les permite regresar a la tesis de una razn cenhdayautnonw ambas-desdesus supuestos metodolgicos. que en este caso son l fenomenologia de Edmund a Husserl y la ontologa de Heldeggera critican a l BiosoBade la reflexin y pug nan por un pensamientoque ponga nfasis en el aspecto dialgicoy nguisco de la razn. Sin embargo. tratar de mostrar que en este punto, al que podramos llamar sin duda tico.los dos autores se alejan decididamente. E mol tivo se encuentra en la ralgarnbre ontologlca de l postura gadameriana, a mientras que en Levinas el problema del lenguaje es esencialmente tico, y esto slo es posible ms all de la ontologa, es decir, ontologa. [email protected] y tica son irreducibles124

LA CUESTINHERMEN~UTICAEN

GADAMER

La hermenutica gadamerianaencuentra su piedra angular en la reflexin de Heidegger sobre la estructura existen-

ciarfadelDaseinelaboradaenSerytlemcoloca, a travs de su hermenuticade la facticidad, ms al de las aporas l del idealismo. del historlcismo y de la misma fenomenobga trascendental de Husserl (Gadamer,1991.323). Por medio de una renovacin de la pregunta por el sentido del ser, Heidegger muestra que los supuestos metodolbglcos de las ciencias del espritu tal y como los haba explcitado Wflhelrn Dflthey estaban errados. Las ciencias del esptritu no necesitan una Justiflcacin epistemoigica de s u objeto frente a las ciencias naturales, como crey Dflthey, ste recurri a la idea de la comprensin como mtodo exclusivo de las ciencias del espritu frente al mtodo nomolgicodeductivo de las ciennaturales. La ontologafundamentalesbozada en Ser y tiempo seaia que la comprensin es un existenciario,esto es, una estructura ontoiglcadel Daseln y. en la medida de ello. la comprensin no es legado exclusfvo de algunametlxi&& sino que constituye uno de los modos primarios del e i t r del Dasein. xsiComprenderno es un ideal resignado de

PO (1927). Para Gadamer. Heldegger se

la experiencia vital humana en la senectud del espintu. como en Dliihey. pero tampoco, como en Husserl. un ideal