gnothi seauton 027

of 25/25
AÑO 03 NUMERO 27 NOVIEMBRE 2009 UNION ESCO CESA Nº 152 F U N D 7 . 7. 7 7 FUERZA UNION Vocero de la Benemérita Respetable Logia Simbólica UNION ESCOCESA Nº 152 Levanto Columnas el 07:07:1977 e incorporada a la Gran Logia del Perú el 20:05:1988., días de trabajo Jueves a hrs.: 08:00 p.m. en el Templo “Benjamín Pérez Treviño”, 3er Piso del Gran Templo de la G:.L:. del P:., Av. José Gálvez Barrenechea Nº 599 , Corpac, San Isidro 1 CONTENIDO: Reactivan e Instalan C.·.E.·.A.·.V.·.L.·.B.·.R.·.L.·.S.·. AURORA DE HUANCAYO Nº 15, R:. H:. Fernando Brito La Cadena de Unión, Gran Logia Unida de Venezuela Azufre Sal y Mercurio, Resp:., Log:. Victorino Lastarria Nº 17 ¿Positivo y Negativo? ¿Bueno y Malo? Q:. H:. Alberto Caballero, Logia Compass El Maestro Interno , Harvey Spencer Lewis Prometeo –El Maestro que robo el Fuego, Templo Masónico y Tributo al Sol, Orden Qabbalista de los Caballeros Electos Custodios del Grial Da Vinci, Maestro Místico, Spencer Lewis Técnica Esenia de la Gran Graitud, formarse.com.ar El Miedo El Cielo y el Infierno La Sabiduría en las Palabras Aniversario Salud: Células Madres, Q:.H:. Cesar Polo Reir: Un loro muy inteligente ORACION DE INVOCACIÓN PARA LAS TENIDAS DE MESA (R:.E:.A:.A:.) "Misericordioso G:.A:.D:.U:. elevamos a ti nuestro agradecimiento por los alimentos dispuestos en esta mesa, haznos dignos de tu inmenso favor y derrama tu bendición sobre ellos. Te pedimos por todos nuestro HH:., que sufren necesidad, alivia sus padecimientos, provéeles en tu santo nombre" (Todos) Así sea.
  • date post

    13-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    224
  • download

    0

Embed Size (px)

description

AÑO 03 NUMERO 27 Vocero de la Benemérita Respetable Logia Simbólica UNION ESCOCESA Nº 152 Levanto Columnas el 07:07:1977 e incorporada a la Gran Logia del Perú el 20:05:1988., días de trabajo Jueves a hrs.: 08:00 p.m. en el Templo “Benjamín Pérez Treviño”, 3er Piso del Gran Templo de la G:.L:. del P:., Av. José Gálvez Barrenechea Nº 599 , Corpac, San Isidro UN IO N ES CO C ES FUERZA UNION 1 FUND 7. 7.77 N º 15 A 2

Transcript of gnothi seauton 027

  • AO 03 NUMERO 27 NOVIEMBRE 2009

    UN

    ION

    ESC

    O CESA

    N 15

    2

    FUND 7.7.77

    FUERZAUNION

    Vocero de la Benemrita Respetable Logia Simblica UNION ESCOCESA N 152Levanto Columnas el 07:07:1977 e incorporada a la Gran Logia del Per el 20:05:1988., das de trabajo Jueves

    a hrs.: 08:00 p.m. en el Templo Benjamn Prez Trevio, 3er Piso del Gran Templo de la G: .L:. del P:., Av. Jos Glvez Barrenechea N 599 , Corpac, San Isidro

    1

    CONTENIDO: Reactivan e Instalan C..E..A..V..L..B..R..L..S..

    AURORA DE HUANCAYO N 15, R:. H:. Fernando Brito

    La Cadena de Unin, Gran Logia Unida de Venezuela

    Azufre Sal y Mercurio, Resp:., Log:. Victorino Lastarria N 17

    Positivo y Negativo? Bueno y Malo? Q:. H:. Alberto Caballero, Logia Compass

    El Maestro Interno , Harvey Spencer Lewis Prometeo El Maestro que robo el Fuego, Templo Masnico y Tributo al Sol, Orden

    Qabbalista de los Caballeros Electos Custodios del Grial

    Da Vinci, Maestro Mstico, Spencer Lewis Tcnica Esenia de la Gran Graitud, formarse.com.ar El Miedo El Cielo y el Infierno La Sabidura en las Palabras Aniversario Salud: Clulas Madres, Q:.H:. Cesar Polo Reir: Un loro muy inteligente

    ORACION DE INVOCACIN PARA LAS TENIDAS DE MESA (R:.E:.A:.A:.) "Misericordioso G:.A:.D:.U:. elevamos a ti nuestro agradecimiento por los alimentos dispuestos en esta mesa, haznos dignos de tu inmenso favor y derrama tu bendicin sobre ellos. Te pedimos por todos nuestro HH:., que sufren necesidad, alivia sus padecimientos, proveles en tu santo nombre"

    (Todos) As sea.

  • Fernando Britto Obregn Segundo Gran Vig.. Adj.. de la Gran Logia del Per

    l sbado 7 de noviembre de 2009 E..V.. fue una fecha que pasar a los anales de la masonera peruana buriladas

    en oro y recordada con mucha alegra fraternal y profundo cario, como uno de los grandes pasos de la Gran Logia del Per en el proceso de su plena consolidacin y real Institucionalizacin.

    En la "Incontrastable" ciudad de Huancayo, a 299 Km. de Lima y a 3259 msnm, en el corazn del valle que riega el Ro Mantaro, en el Temp.. del Pasaje Aurora N 129, se realiz la Reactivacin de las CCol.. de la C..E..A..V..L..B..R..L..S.. Aurora de Huancayo N 15.

    Esta histrica Logia, la ms antigua en toda la regin andina del Per, reinicia sus TTrab.. en el seno de la Gran Logia del Per despus de un alejamiento de ms 10 aos, este retorno es una verdadera fiesta fraternal para la M..R.. Gran Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per, situacin que devuelve a la C.. E.. A.. V.. L.. B.. R.. L.. S.. Aurora de Huancayo N 15 la plenitud de sus fueros.

    Este acontecimiento convoc a un significativo nmero de HH.. de las Logias de los VVall.. de Tarma, La Merced, Huancayo y Lima, de ellos destacaban por su nmero e impecable presentacin los HH.. de la R..L..S.. Jos Glvez Moreno N 55 del Vall.. de Tarma, seguidos por la R..L..S.. Maquinguayo N 119 del Vall.. de Huancayo, Presidido por el R..H.. Csar Rodriguez Prival, su Ex V..M..I.., la R..L..S.. Juan Santos Atahualpa N 63 del Vall.. de La Merced, Presidido por el R..H.. Isas Egoavil Dorregaray, su V..M.., adems del Tri.. Mas.. Caballeros de los Andes del Vall.. de Huancayo junto a su Presidente, el R..H.. Silvio Murakami Mori.

    Los masones del Vall.. de Lima fuimos una nota singular, se hizo presente una delegacin de la R..L..S.. Acrpolis N 66 presidido por su Venerable Maestro y Fundador el R..H.. Tirso Ormeo Ardiles, quin derrochaba arrestos juveniles y mucha alegra por participar de tan importante suceso, as mismo se hizo presente el R..H.. Pablo Abanto Carbonell, V..M.. de la R..L..S.. Mantaro N 118, quien viera la V..L.. justamente en la C.. E.. A.. V.. L.. B.. R.. L.. S.. Aurora de Huancayo N 15, adems, entre los HH.. llegados de Lima pudimos distinguir al R..H.. Carlos Tejeda Rojas, Presidente del Consejo del Simbolismo del R..E..A.. y A.. y a los RR..HH.. Mario Infante Senz y Oscar Jimnez Rivera.

    La delegacin de la M..R.. Gran Logia del los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per estaba conformada como sigue:

    R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de Gran Logia del Per, en representacin del M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la M..R.. Gran

    Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per R..H.. Juan Alczar Viacava, Gran Secretario del la Gran Logia del Per. Q..H.. Oscar Llerena Recoba, Gran Sec.. de las Regiones de la Gran Logia del Per R..H.. Mario Carreras Vsquez, Gran Director de Ceremonias de la Gran Logia del Per. R..H.. Jos Prez Boyer, Gran Hospitalario de la Gran Logia del Per. R..H.. Roque Ziga Castillo, Secretario Personal del Gran Maestro. R..H.. Fernando Britto Obregn, Segundo Gran Vigilante Adj.. de la Gran Logia del Per.

    El encuentro fue de mucha alegra y abiertas manifestaciones de cario y aprecio, despus de las coordinaciones necesarias del caso, se dio inicio a los Trab.. para proceder a la solemne recepcin del R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de la Gran Logia del Per y su Gran Comitiva, quien fue recibido con muestras de entusiasmo y mucha simpata.

    A continuacin, el R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de Gran Logia del Per procedi a la Solemne Instalacin del Cuad.. de DD.. y OO.., para lo cual el Cuad.. Instalador estaba conformado como sigue: V..M.. Instalador R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran

    Maestro de la Gran Logia del Per V..M.. 1er. Vig.. R..H.. Juan Alczar Viacava, Gran Secretario de la

    Gran Logia del Per+B2 V..M.. 2do. Vig.. R..H.. Roque Ziga Castillo, Secretario Personal

    del Gran Maestro V..M.. Capelln R..H.. Jos Prez Boyer, Gran Hospitalario de la

    Gran Logia del Per V..M.. Secretario R..H.. Carlos Tejeda Rojas, Presidente del Cosejo

    del Simbolismo del R..E..A.. y A.. V..M.. Tesorero R..H.. Csar Rodrguez Privat, Ex V..M..I.. De la

    R..L..S.. Maquinguayo N 119 V..M.. D.. de Cer..

    R..H.. Mario Carreras V., Gran Director de Ceremonias de la Gran Logia del Per

    V..M.. 1er. Diac.. R..H.. Pablo Abanto Carbonell, V..M.. de la R..L..S.. Mantaro N 118

    V..M.. 2do. Diac.. R..H.. Jos Miguel Arca, P..V..M.. de la R..L..S.. Constitucin N 100

    V..M.. G..T..I.. R..H.. Carlos Ramos C., P..V..M.. de la R..L..S.. Inca Garcilaso de la Vega N 177

    Despus de una magnfica ceremonia de Instalacin, el nuevo Cuad.. de DD.. y OO.. de la C..E..A..V..L..B..R..L..S.. Aurora de Huancayo N 15 del Vall.. del Mantaro es el siguiente: V..M.. R..H.. Arsenio Hugo Snchez Baltazar P..V..M..I.. R..H.. Rigoberto Jess Ziga Mera 1er. Vig.. R..H.. Isaac Augusto Juregui Villafuerte 2do. Vig.. R..H.. David Jess Mendoza Poves

    E

    2

    REACTIVACIN Y TEN.. SOL.. DE INSTALACIN DE DD.. Y OO.. DE LA C..E..A..V..L..B..R..L..S..

    AURORA DE HUANCAYO N 15

  • Cap.. R..H.. Jos Luis Manrique Echevarra Sec.. R..H.. Miguel Francisco Santivaez Morales Tes.. R..H.. Leoncio Javier Balbn Pimentel M.. de Cer.. Q..H.. Jorge Cano Cisneros 1er. Diac.. R..H.. Telsforo Epifanio Len Colonia 2do. Diac.. R..H.. Jos Antonio Camarena Alcocr G..T..I.. R..H.. Jos Luis Lecca Vergara G..T..E.. R..H.. Ciro Alfredo Glvez Herrera

    3

    Por este medio, hacemos presente nuestros fervientes deseos y fraternales congratulaciones al R..H.. Arsenio Hugo Snchez Baltazar, V..M..de la C..E..A..V..L..B..R..L..S.. Aurora de Huancayo N 15 del Vall.. del Mantaro, para que el G..A..D..U.. nos mantenga firme por siempre y nunca ms volvamos a separarnos, que los trabajos logiales que se han retomado tengan los mejores frutos y que nunca ms la ignorancia, la hipocresa y las ambiciones personales vuelvan a separarnos.

    Al finalizar la Ceremonia de Instalacin, se procedi a incorporar en calidad de Miembro Honorario de la C..E..A..V..L..B..R..L..S.. Aurora de Huancayo N 15, al R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de la Gran Logia del Per, la Med.. distintiva de la Logia le fue impuesta por el R..H.. Rigoberto Jess Ziga Mera, su P..V..M..I.., igual distincin recibi el Q..H.. Oscar Llerena Recoba, Gran Secretario de las Regiones de la Gran Logia del Per, la Med.. distintiva le fue impuesta por el R..H.. Ciro Alfredo Glvez Herrera, G..T..E.. de la Logia.

    En la Est.. de Con.. de la Pal.. participaron numerosos HH.., cada uno, a su manera, nos transmitieron instantes muy gratos y emotivos, manifestando su contento y alegra por la

    reactivacin y la Instalacin del Cuad.. de DD.. y OO.. de una Logia de tanto prestigio, el reinicio de los Trab.. Mas.. se realiz de la manera muy auspiciosa con la participacin grata de un numeroso contingente de HH..

    De igual manera, el R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de la Gran Logia del Per, se congratula por esta magnfica y muy significativa ceremonia del reencuentro que fortalece el sendero del Amor Fraternal, la Caridad y la Verdad, tambin hizo presente las ms sinceras y fraternales disculpas del M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la M..R.. Gran Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per, ya que una afeccin cardiaca le impide participar en lugares de considerable altura.

    En su momento, el R..H.. Arsenio Hugo Snchez Baltazar, V.. M.. de la C.. E.. A.. V.. L.. B.. R.. L.. S.. Aurora de Huancayo N 15, agradeci de manera especial al Gran Maestro por haber brindado las las facilidades del caso, que permitieron ste cambio de la historia en el Per, similares muestras de gratitud fueron dirigidas al R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de la Gran Logia del Per y al Q..H.. Oscar Llerena Recoba, Gran Sec.. de las Regiones de la Gran Logia del Per.

    Despus de cerrados los Trab.., Conf.. la Cad.. Frat.. y las felicitaciones y congratulaciones del caso nos trasladamos al Salon de Refrigerios del 1er. piso para participar de un ameno Banq.. Mas.., la que se realiz en un ambiente de mucha alegra y amor fraternal.

    Instantes del Sol.. ingreso del R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de la Gran Logia del Per y su Gran Comitiva El R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de la Gran Logia del

    Per , da inicio a la Sol.. Ceremonia de Instalacin de las DD.. y OO.. de la C..E..A..V..L..B..R..L..S.. Aurora de Huancayo N 15.

    Una vista del Or.., de izquierda a derecha El R..H.. Mario Carreras Vsquez, Gran Director de Ceremonias de la Gran Logia del Per, el R..H.. Juan Alczar Viacava, Gran Secretario del la Gran Logia del Per, el Q.. H.. Oscar Llerena Recoba, Gran Sec.. de las Regiones de la Gran Logia del Per, el R..H.. Roque Ziga Castillo, Secretario Personal del Gran Maestro, el R..H.. Tirso Ormeo Ardiles, Venerable Maestro y Fundador de la R..L..S.. Acrpolis N 66, el R..H.. Jos Prez Boyer, Gran Hospitalario de la Gran Logia del Per y el R..H.. Carlos Tejeda Rojas, Presidente del Consejo del Simbolismo del R..E..A.. y A..

    Al centro, el R..H.. Arsenio Hugo Snchez Baltazar, flamante Venerable Maestro de la C..E..A..V..L..B..R..L..S.. Aurora de Huancayo N 15, a la derecha el R..H.. Rigoberto Jess Ziga Mera, P..V..M..I.. de la Logia.

  • 4

    Pues debe quedar claro que la identificacin no puede expresarse ms

    De izquierda a derecha:El R..H.. Jos Luis Lecca Vergara, G..T..I.. de la Logia, el R..H.. Isaac Augusto Juregui Villafuerte, 1er. Vig.. del Tall.. y el R..H.. Ciro Alfredo Glvez Herrera, G..T..E.. de la Logia

    El R..H.. Rigoberto Jess Ziga Mera, P..V..M..I.. de la Logia, le impone la Med.. distintiva, incorporando a su Logia en calidad de Miembro Honorario al R..H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de la Gran Logia del Per.

    LA CADENA DE UNION Gran Logia Unida de Venezuela Texto publicado por la revista francesa Vers La Tradition "rpandre la lumire et rassembler ce qui est pars", n 75 Marzo-Abril-Mayo 1998

    n los Rituales de la Iniciacin de Oficio, la palabra ms

    frecuentemente pronunciada es, con mucho, la de "Hermano". Ello debe hacernos meditar sobre la naturaleza de esa "fraternidad" que parece ser el lazo de unin entre los "Iniciados". Muchos piensan que esto "va de suyo" y apenas reflexionan sobre las contradicciones entre las apariencias y la Realidad.

    En efecto, toda la manifestacin aparece como la negacin misma de la nocin de fraternidad.

    La multiplicidad indefinida de los seres, consecuencia lgica de sus individualidades, todas diferentes sin excepcin puesto que dos seres no pueden ser idnticos en el universo sensible, tiene pues perfectamente en jaque a la nocin de fraternidad, al menos tal como el mundo profano la concibe.

    Para aquellos que consideran el mundo como real y el espritu como una simple opcin conceptual, no existe un ser en todo el universo que no subsista en detrimento de los otros, que no se singularice diferencindose, con la intencin de afirmar su propia identidad. Ren Gunon ha enunciado esta "ley" como "principio de individuacin". De hecho, del grano de arena a las galaxias supuestas gigantes, nadie ha podido describir nunca una sola existencia que pueda ser confundida con otra. As, desde el punto de vista profano, la nica ley general que se revela inexorablemente en el

    mundo sensible es la de la separatividad y la diferenciacin. Si bien la ciencia moderna supone, en sus procedimientos habituales, que la "materia" est constituida de partculas elementales idnticas, lo que nos llevara "racionalmente" a unificar la naturaleza invisible de los seres hasta hacerlos derivar sistemticamente unos de otros, de lo que la ciencia no se priva por otra parte si tuvisemos que creer al respecto en la hiptesis "evolucionista", ello no impide que no haya podido mostrar nunca dos "seres" (partculas o galaxias) idnticos, por la excelente razn de que se trata de una imposibilidad metafsica, ya que toda repeticin est excluida en el Infinito. Todos los esfuerzos de la industria y de la ciencia que la sirve no han podido llegar a producir nunca, incluso con la ayuda de sofisticadas mquinas, dos "objetos" perfectamente idnticos. Los frecuentes defectos de las "piezas" fabricadas en serie nos aportan cada da la prueba evidente al respecto.

    Resulta pues que la nica "ley" de la manifestacin sobre la cual todos los seres no pueden sino estar de acuerdo, es la de la separacin, de la diferenciacin e incluso de la singularidad.

    Aparente "sntesis" de las caractersticas de sus "genitores", el nio se separa sin embargo de su madre desde el nacimiento, y de su familia desde la edad adulta, con el fin de vivir su propia existencia de manera diferente a la de sus padres.

    Puede decirse que la "ley natural" es totalmente semejante a la "repulsin" y no a la "atraccin" como los sentimientos tienden a hacrnoslo creer.

    Ahora bien, en tal contexto, las aproximaciones entre los seres no pueden ser los efectos de sus atracciones recprocas sino, ms bien, necesarias puestas en comn de los medios de subsistencia. Los seres no se juntan ni se renen ms que por inters personal, deseosos de beneficiarse de las posibilidades de los otros respecto de lo que no saben o no pueden hacer u obtener por s mismos. Y no nos equivoquemos al respecto: al contrario de la invencin totalmente artificial de Newton de la nocin de "gravitacin" que tendera a hacer que los cuerpos se juntasen, el universo sensible entero est sometido en realidad a esta ley de repulsin y de diferenciacin. Pues si los supuestos "tomos" parecen asociarse entre ellos, es bajo el efecto de la "presin" que soportan de agrupaciones numricamente ms importantes, y no bajo el efecto de una atraccin recproca de la que no existe ejemplo alguno. Cuando el cloro se asocia al sodio para formar sal, no es ms que con el fin de conservar su identidad cloro, bien que mal y en el peor de los casos, en el seno del cloruro sdico, sin el que no sabra subsistir en tanto que tomo de cloro independiente. Otro tanto sucede evidentemente con el sodio.

    E

  • 5

    obtener ventajas de la

    ",

    manidad biolgica y

    desde un punto de vista

    rraremos pues el recuerdo de

    o que acabamos de

    simbolismo del collar

    del simbolismo del "Collar

    iacin, la "de

    que con relacin a los otros, es decir mediante una forma de singularidad. Es lo mismo en lo que respecta a los hombres.

    Los hombres no se renen ms que con el fin de proximidad de los dems. Ya sea para ejercer su poder de palabra, de procreacin, de sensaciones tctiles o para beneficiarse de las producciones colectivas, o tambin para protegerse de la agresividad de algunos o para dirigir a otros; los hombres no se asocian en modo alguno por afinidades profundas sino nicamente por inters, esforzndose tanto como pueden en conservar su identidad diferenciada.

    Que se intente aureolar de "buenos sentimientos" estas "pulsiones socialesno quita nada a esta realidad metafsica que hace que un ser, cualquiera que sea, no pueda venir a la manifestacin ms que distinguindose, diferencindose e individualizndose de los dems. Si "hermanos naturales", nacidos de los mismos padres, fuesen naturalmente "fraternos", no tendran an as que diferenciarse desde el momento que incluso "gemelos", tan parecidos en todos los aspectos, no pueden constituir un solo ser?

    Es por esto, que la "fraternidad", de la que la huracionalista intenta adornar sus intereses egostas, nunca dejar de ser, fuera de todo fundamento espiritual, ms que una vana frmula perfectamente utpica.

    Es verdaderamente imposible comprender,racional, cmo, frente a esta constatacin tan evidente, los que niegan un Principio superior pueden dar un sentido coherente a las nociones de libertad, igualdad y fraternidad profanas de las cuales son, casi todos ellos, los ms ardientes propagandistas. Es todava menos comprensible que unos "iniciados virtuales" no profundicen esta "antinomia" y se satisfagan con una fraternidad de camaradera, cuya fragilidad e inconstancia aparecen a las primeras de cambio, hasta el punto que han necesitado constituir "jurados fraternales", esa monstruosidad de cuyo carcter, tan ridculo como incongruente, ni siquiera se dan cuenta.

    Dicho esto, los lectores de Vers La Tradition, que son lectores de las enseanzas de Ren Gunon, saben diferenciar bien entre la naturaleza del

    pensamiento racional y la del intelecto puro.

    Les ahoestas diferencias fundamentales sobre las que se apoya toda la obra de Gunon y que, solo ellas, permiten la comprensin de los smbolos y la ascensin a la cumbre del espritu humano. Con intencin de profundizar la nocin de "fraternidad" y de justificar su concepto, nos apoyaremos en el simbolismo del "collar" que permite iluminar el acto ritual y final de la "Cadena de Unin" que nos llega, sin duda alguna, del fondo de las Edades de la humanidad.

    En funcin de lsealar, cada "ser", considerado en su individualidad, puede ser representado simblicamente por una "esfera", como Ren Gunon lo ha expuesto tan justamente en El Simbolismo de la Cruz.

    En el smbolo del "collar de Perlas", esa alineacin circular de esferas adyacentes, vemos que, bajo esta forma manifestada, ellas no son ms que una sucesin de individualidades perfectamente aisladas y en modo alguno unidas por s mismas. Por otra parte, cmo podra ser de otra manera puesto que el nacimiento de un "ser" cualquiera es el producto de un "principio de individuacin"? Se habla tambin de la "esfera de influencia" que cada ser puede pretender poseer. Es igualmente notable observar en esta figura que las diferentes esferas no pueden llegar a estar en contacto ms que por medio de un solo "punto", casi inmaterial, dicho de otro modo slo pueden estar en contacto en un lugar de "comunicacin" no manifestable, mientras que el volumen de la esfera es el mayor de todos los slidos de igual superficie. Vemos pues que los "individuos", que tienden naturalmente a ocupar el mayor espacio presentando la mayor superficie de intercambios posibles, estn reducidos, por el contrario, a no poder comunicarse con sus semejantes ms que mediante un punto geomtricamente sin dimensiones.

    Sin embargo, elnos revela que las "perlas" estn unidas por un hilo que pasa por el "centro" de cada una de ellas. Si nuestro intelecto puro se concentra en esta "meditacin", nos hace comprender que es imposible unir a los hombres de otra manera ms que por sus centros respectivos, y ni siquiera por sus manos entrelazadas. As, el reconocimiento, seguido del

    "conocimiento" de su propio "centro" por parte de cada hombre es lo nico que puede engendrar la nocin de "fraternidad", porque el hombre es absolutamente de la misma naturaleza que dicho "centro" y porque proviene de la misma "fuente", como lo indica expresamente el "hilo" que une las "perlas". Pues, an cuando el hilo se "rompa", las perlas no pierden por ello su "centro", identificado as en lo sucesivo.

    Del examende Perlas" se revela otra consecuencia importante. En El Reino de la Cantidad y los Signos de los Tiempos, en el captulo XX titulado "De la Esfera al Cubo", Ren Gunon explica el paso de la forma espiritual, representada por la "esfera esencial", a la forma material, representada por el "cubo sustancial", debido al alejamiento progresivo del Principio en el curso del descenso cclico de la humanidad.

    Ahora bien, como toda inicOficio" debe conducir a la "restauracin" del Iniciado y ayudarle a recorrer el camino inverso, por evolucin del "cubo a la esfera" o, ms exactamente, por una "integracin" en cierta manera del estado cbico y del estado esfrico, integracin que se lleva a cabo fuera de toda condicin temporal y a la que se ha llamado la "circulatura del cuadrante" por oposicin a la "cuadratura del crculo", asimilable a la "cada" o a la solidificacin del Mundo.

    Y el hecho de que, en el simbolismo del "collar de Perlas", el ser est figurado no ya por un cubo sino por una esfera, permite mejor, desde el comienzo del Segundo Grado simblico, la asimilacin de la "Estrella Flamgera", cuyo aspecto circular puede parecer extrao obtenerlo de un cubo an cuando su "construccin" pueda efectuarse con la ayuda de un "rectngulo" e igualmente con la ayuda de un "cuadrado", como se indica en nuestro artculo sobre "Los Smbolos Geomtricos de la Iniciacin de Oficio" aparecido en Vers La Tradition n 64. Es interesante observar por otra parte que el "trazado" de la Estrella de Cinco Brazos, realizado con ayuda de la Escuadra y de la Regla, da una figura aproximada en casi 1,2 (37,2 en lugar de 36), mientras que su trazado con ayuda del Comps da la figura exacta. Podra decirse que el "paso" de la Escuadra al Comps corresponde en cierta manera al paso de la forma al espritu, aunque el empleo de la

  • 6

    or sobre "El

    rvar, a aquellos a quienes

    e aparecer un esbozo de

    ial", en la Va de la

    e su

    Hombre Universal.

    ento de la

    cual, y

    e a "ordenar" la

    y la

    rrollado y no ha sido enmascarado todava por

    bla de "moral" pero

    os Masones no utilizan

    zar certezas, no

    Escuadra est ya signado por una obediencia al espritu.

    Nuestro artculo anteriCompaero acabado" [Le Compagnon fini], en el nmero 74 de Vers La Tradition, subrayaba que la Piedra Cbica no manifiesta su "centro", que permanece escondido, y que su "transformacin espiritual" en Piedra Cbica en Punta tena como efecto "revelarlo".

    Haremos obsepudiese parecer un poco arbitraria esta aparicin de la Pirmide sobre el Cubo, que ese mismo cubo est ya constituido por seis Pirmides que tienen el "centro" del cubo por vrtice comn y sus seis caras por bases. Siendo este "vrtice comn" el verdadero "centro" de la Piedra Cbica, dejamos al lector descubrir por s mismo la estructura "hexapiramidal" del Cubo y su prolongacin lgica mediante una sptima pirmide que se engendra en el smbolo de la Piedra Cbica en Punta.

    Volvemos a encontrar por otra parteesas seis Pirmides, representadas por seis tringulos alrededor de un hexgono, en el universal "Sello de Salomn". Pero, en esta "Estrella de Seis Brazos", los seis tringulos estn invertidos, y sus "vrtices" estn vueltos hacia el exterior y situados sobre una circunferencia no manifestada en el smbolo.

    As se v"esfericidad" en el "cubo", esfericidad que se halla sugerida por su "centro" que es entonces el Vrtice de la Piedra Cbica en Punta.

    No es pues "artificReintegracin, pasar del Cubo a la Esfera, es decir de la Tierra al Cielo, cuando se lleva a cabo la "realizacin" del estado de Hombre Primordial.

    Para quienes esperan perezosamenteventual admisin en los mirficos "talleres de perfeccionamiento", que pudiesen servirles "bien asados" los secretos del Conocimiento y acelerar su ascensin a lo Grandes Misterios, las "reflexiones" que preceden, y que son sin embargo de una gran sencillez, les harn comprender que los Smbolos de la Iniciacin de Oficio contienen en s mismos todo lo que es necesario y suficiente con vistas a la "realizacin" de la Va metafsica o, al menos, a la "comprensin" de la verdadera naturaleza del Gran Arquitecto del Universo, y de la nocin islmica de

    Solamente entonces aparece el verdadero fundam"Fraternidad", que no rene nicamente a los Iniciados entre s, sino que los "une" verdaderamente en el seno y en virtud de un mismo "Principio" que justifica a la vez su "Igualdad" y su "Libertad". Pues, desaparecidas las individualidades que separan y revelada la identidad metafsica de su origen comn, cada Hermano se descubre partcipe de las "personalidades" de los otros, como si stas no pudiesen ms que ser emanadas de su propio "Centro", que es "el Centro de un Corazn Fiel", dicho de otra manera el centro de todos los corazones fieles, ese punto "donde se manifiesta la actividad del Cielo", como dice Gunon.

    Es por ese "centro" que pasa la Perpendicular alrededor de la sobre un Pavimento Mosaico "unificado", se forma la "Cadena de Unin" que simboliza tan perfectamente el Collar de Perlas.

    Es ahora ms fcil comprender por qu el Aprendiz aprendPiedra Bruta en Piedra Cbica, a fin de que puedan aparecer a la vez la exigencia y la existencia de un Centro que la genere y la sostenga, centro Ignorado de todos aquellos de quienes nicamente las "manos" forman la Cadena de Unin. Es decir la verdadera "miopa intelectual" y la mentalidad materialista o sentimental, lo que viene a ser lo mismo, de los Masones que sienten que "la corriente pasa" en este caso, cuando lo que ocurre es que solo la intuicin pura permite entrever en ello todo su profundo significado.

    Podra ser que quienes han acaparado indebidamente la "responsabilidad" "proteccin" de los Rituales tomen conciencia de que dejando que estos se empobrezcan e incluso que desaparezcan ciertos smbolos fundamentales de la Iniciacin de Oficio, al nivel de las Logias azules, privan a la mayora de los "iniciados virtuales" del acceso al verdadero Conocimiento y les incitan a la pereza intelectual, en ese "lugar sagrado" nico que es la Logia, dejndoles o hacindoles creer que "trabajarn" mucho ms provechosamente en los Grados llamados "superiores", de los cuales, los "resultados" que hemos podido observar van en contra de la "realizacin de la iniciacin".

    Los que son capaces, aquellos en los que el intelecto puro se ha desa

    una "erudicin" completamente profana, aunque aplicada a las sagradas Escrituras, deben encontrar, en los smbolos de los Tres Grados, una rica materia en la que apuntalar su Conocimiento puro y que les permita una total expansin de sus posibilidades de "restauracin".

    As, el Rito masnico es la nica "herramienta" del desarrollo de nuestro intelecto: no nos hanos sugiere al respecto la "razn normativa"; no nos habla de "ciencia" pero nos lleva a ser "conocedores"; no nos explica la "naturaleza" del mundo pero nos hace comprender su "sentido"; no nos da directriz "social" alguna pero nos hace descubrir las "leyes" que deben regir y organizar las "relaciones sociales"; no desarrolla ninguna tesis sobre la "historia del mundo" pero nos hace descubrir su "lgica"; no est embarazada por ningn "sentimentalismo" sino que nos obliga a desarrollar nuestra "intelectualidad" con smbolos muy significativos, hacindonos "realizar", en el sentido metafsico, la "razn" primera y nica de nuestra "libertad de opciones", de nuestra "igualdad perfecta" con respecto al infinito y de nuestra inevitable "fraternidad" en el seno de la ilusoria multiplicidad.

    Segn una manera de ver las cosas, demasiado extendida en nuestros das, la mayora de llas "herramientas" que son los smbolos de la Iniciacin de Oficio ms que para corregir sus comportamientos sociales y pretender cambiar as a la Humanidad. Ignoran que estas "herramientas" y los Ritos sonoros, gestuales y visuales que les acompaan, estn en verdad destinados a obrar en el interior. A la inversa de la falaz edificacin de la obra visible, entre el ruido de golpes de Malletes y Cinceles y rdenes de los Jefes de Talleres, estas "herramientas" de la obra "operativa" no encuentran su verdadera justificacin ms que en su "empleo reversible" en el silencio meditativo, el nico capaz de hacer descubrir lo Real escondido bajo lo aparente, la Causa en el efecto visible, el hilo de Ariadna en el "laberinto" de la Manifestacin.

    Es con esta nica condicin que la Iniciacin y los Ritos que la prolongan permiten alcandiscutidas por no discutibles, y, como consecuencia necesaria, la dicha del Conocimiento de las verdaderas "luces" de nuestro presente mundo, tan

  • 7

    o es

    ue no es verdaderamente

    la tesis de ciertos

    a lo que nos

    l Crculo. Pero, esto es otra "historia".

    maravillosas cuando se les comienza a entrever el verdadero sentido.

    En numerosas Cmaras de Reflexin salta a la vista la sentencia pitagrica: "Que nadie entre aqu si ngemetra".

    La Iniciacin de Oficio no podra ser un callejn sin salida a esto. Y cada uno reconocer q

    necesario ser matemtico para hacer esta "geometra".

    Es bien curiosa

    masones que se creen "cualificados" y consideran que los Canteros que labraban la Piedra no conocan ms que la obra visible. Cuando lo que sucede es que el Oficio transforma al Artesano que no puede evitar as comprender, progresivamente y cada vez ms

    profundamente, las "razones" metafsicas, de acuerdoensea Ren Gunon.

    Las Siete Pirmides de la Piedra Cbica en Punta manifiestan el Centro del Ser permitiendo acceder al centro del Crculo y quizs, para algunos, a la Unicidad del Centro despus de la desaparicin de

    E Respetable ino Lastarria N`17

    o del Rito de nuestra Masnica somos

    prueba, que los antiguos

    sotros, razn por la cual

    experiencia) como un regreso al tero materno o a la matriz de la tierra

    Hermticamente

    Cmara. All,

    pan, smbolos del agua de vida y del alimento espiritual que restituyen el

    Logia Jose Victor

    oduccin: Intr

    l comienziciacin A In

    conducidos por el Hermano Experto a una pequea y oscura estancia llamada la Cmara de Reflexin, dentro de la cual permanecemos encerrados durante un perodo de tiempo indeterminado, y antes de entrar por primera vez en el Templo. Al introducirnos en ella dicho Hermano nos dirige las siguientes palabras:

    Aqu es donde usted va a sufrir la primera iniciados llamaban la . A tal fin, es indispensable que se deshaga de toda ilusin y para hacerse sensible materialmente a lo que debe ejecutar dentro de usted espiritualmente, le ruego me d lo que lleva de valioso y particularmente, todos los objetos de metal, que simbolizan lo que reluce con brillo engaosoAhora, Caballero, va a ser abandonado a usted mismo, en la soledad, el silencio y con esta dbil luz. Los objetos y las imgenes que se ofrecen a su vista tienen un sentido simblico y deben incitarlo a la meditacin.

    Pero lgicamente, nadie podr hacer ese trabajo por nosomos abandonados a nuestra suerte, recogidos en la soledad y el silencio, encerrados en fin, en nuestra particular Cmara de Reflexin y una vez all morir a la condicin profana. Ese acto o gesto interno de negacin y muerte a un mundo y a una personalidad ficticia se vive simblicamente (lo que por cierto hace vlida y real esa

    nutricia, es decir, a un plano de concentracin extrema donde reflexionamos sobre el sentido de nuestra existencia, sobre quin somos en verdad, en teora

    En realidad, la Cmara de Reflexin es lo mismo que el, Huevo Filosfico u horno alqumico, smbolos todos ellos de la conciencia cerrada a las influencias externas y en donde, amparados en la ntima y generativa oscuridad, se lleva a cabo un proceso de coccin, fermentacin, destilacin, sublimacin y finalmente transmutacin de lo espeso en lo sutil, de lo terrestre en lo celeste. Este proceso, como sabemos, es el vivido por la semilla en su eclosin vertical hacia los espacios areos, o por el gusano de seda, que despus de un tiempo encerrado en el capullo sale de l transmutado en mariposa, en un ser completamente otro, pasando de lo que repta a lo que vuela.

    Esto que decimos est claramente ejemplificado por los diversos objetos, inscripciones e imgenes simblicas presentes en la depositados sobre una mesa, encontramos tres pequeos recipientes que contienen Azufre, Mercurio y Sal, los tres principios Hermticos que simbolizan el espritu, el alma y el cuerpo, respectivamente, lo cual nos sugiere la idea de que la Gran Obra Inicitica incumbe al ser humano considerado en su totalidad y no tan slo en un aspecto o modalidad de sta; una jarra con agua y al lado un trozo de

    recuerdo y fortalecen al candidato despus de sufrir la primera muerte Inicitica, expresada a su vez por el crneo y las tibias cruzadas. Este es el estado que la Alquimia denomina NIGREDO, o negro mas negro que el negro que seala la descomposicin de la personalidad. Pero esta descomposicin o putrefaccin contiene ya el germen de el nuevo nacimiento, anunciado por el gallo, ave emblemtica del dios Hermes, y cuyo canto proferido en lo ms profundo de la noche avisa sin embargo de la proximidad del da y de la luz del Sol nacida en el Oriente. En este sentido, nos dice la tradicin que cuando todo parece perdido, es cuando todo ser salvado, pues despus de descender, como Dante, a las profundidades del infierno, no queda ms remedio que ascender por el eje que une la Tierra y el Cielo. Y precisamente ese descenso y ese ascenso estn sugeridos por las siglas V.I.T.R.I.O.L que aparecen grabadas en una de las negras paredes de la Cmara. El significado de estas siglas alqumicas es bastante elocuente al respecto: Visita el Interior de la Tierra y Rectificando Encontrars la Piedra Oculta. La rectificacin de que se trata tiene que ver con el cambio de orientacin que se va produciendo en nosotros conforme progresamos por las vas que nos han sido trazadas, es decir, por la va sagrada de la Iniciacin, lo que es simultneo al despertar de nuestras potencialidades internas que nos conducirn a la obtencin del Conocimiento, simbolizado por la

  • 8

    nte conocida como sociacin simblica deja de parecer algo

    s el

    iversal, dirigido el primero

    riacin, y engendra en el

    cidad de

    ad, en

    az y progreso efectivo

    cir en nosotros, activndolo en que se tro Germen

    odio, la atraccin y la

    y en toda la personalidad el

    tigua divinidad de la Luz, y

    Piedra Oculta (Filosofal) o Piedra Cbica en punta del maestro masn. As, pues, slo cuando el postulante sepa comprender o asimilar en s mismo- el mensaje de todos estos smbolos que se ofrecen a su meditacin, habr superado satisfactoriamente la prueba de la Tierra, a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo y estar, por tanto, preparado para llamar a las Puertas del Templo, lo que hace una vez que ha sido reducido a pura posibilidad de ser presta a recibir los efluvios emanados del resto de los elementos purificadores que determinarn su desarrollo y crecimiento interior: el Aire, el Agua y el Fuego.

    SAL Y AZUFRE

    Una vasija de sal y una de azufre se hallan adems sobre la mesa, junto con el pan y el agua. Aunque la primera sea habitualmecondimento, su acon el segundo no extraa y misteriosa. Qu significan, pues, estos dos nuevos elementos, esta nueva pareja hermtica que se une a la anterior?Se trata de un nuevo tema de meditacin que se presenta al candidato, sobre los medios y elementos con los cuales debe prepararse para una nueva Vida alumbrada por la Verdad y hecha activa y fecunda con la prctica de la Virtud, a la que se refieren el Azufre y la Sal en su acepcin ms elevada.

    Como tal, indica el primero la Energa Activa, que se hace la Fuerza Universal, el principio creador y la electricidad vital que producen y animan todo crecimiento, expansin, independencia e irradiacin. Mientras la segunda eprincipio atractivo que constituye el magnetismo vital, la fuerza conservadora y fecunda que inclina a la estabilidad y produce toda maduracin, la capacidad asimilativa que tiende hacia la cristalizacin, el principio de resistencia y la reaccin centrpeta que se opone a la accin activa de la fuerza centrfuga.

    As pues, de la misma manera que en el pan y el agua hemos visto los dos aspectos de la Sustancia csmica y vital, en estos dos nuevos elementos tenemos los dos aspectos o polaridades de la Energa Unde adentro hacia fuera, apareciendo exteriormente como derecho, y el segundo de afuera hacia adentro, manifestndose como izquierdo (o sinistrorso).

    Son, respectivamente, rajas y tamas los dos primeros gunas (o cualidades esenciales) de la filosofa india-, y el impulso activo que produce todo cambio y vahombre el entusiasmo y el amor a la actividad, el deseo y la pasin; y la tendencia pasiva hacia la inercia y estabilidad es enemiga de todo cambio y variacin, produciendo en nuestro carcter firmeza y persistencia, y con su dominio en la mente, la ignorancia, la inconsciencia y el sentido de la materialidad, que nos atan a las necesidades y preocupaciones exteriores y los instintos destinados para proteger la vida en sus primeras etapas.

    El primero nos impulsa constantemente hacia arriba y hacia delante, nos anima y nos ahnca en todos nuestros pasos, nos da el ardor, la iniciativa, el espritu de conquista, la voluntad y capasatisfacer nuestros deseos y conseguir el objeto de nuestras aspiraciones; pero nos da tambin la inquietud, la inconstancia y el amor de los cambios y novedades, la impulsividad que nos inclina hacia acciones inconsideradas, hacindonos recoger frutos maduros y perder los mejores y ms deseables resultados de nuestros esfuerzos.

    El segundo es aquel que nos refrena y desalienta; nos hace recoger en nosotros mismos, nos da el temor y la reflexin, nos hace abrazar y establecer igualmente en el error y en la verdlos hbitos viciosos y virtuosos; nos hace fieles y perseverantes, firmes en nuestra voluntad y tenaces en nuestros esfuerzos; nos da la capacidad de atraer aquello para lo cual estamos interiormente sintonizados con nuestros deseos, pensamientos, convicciones y aspiraciones. Nos da la desilusin y el discernimiento, nos aleja de los cambios y de toda accin irreflexiva, pero tambin de todo progreso, esfuerzo y superacin.

    Son las dos columnas o tendencias que se hallan constantemente a nuestro lado, en cada uno de nuestros pasos sobre el camino de la existencia, y nuestra felicidad, pestriban en nuestra capacidad de mantener en cada momento un justo y perfecto equilibrio entre estas tendencias opuestas, conservndonos a igual distancia de la una como de la otra, sin dejar que ninguna de las dos adquiera un predominio indebido sobre nosotros, sino que obren en perfecta armona y nos d cada cual sus mejores cualidades: el ardor irreflexivo y la

    paciencia iluminada, el entusiasmo perseverante y la serenidad inalterable, el esfuerzo vigilante y la firmeza incansable, que tambin simbolizan, sobre la pared del cuarto, el gallo y la clepsidra.

    EL MERCURIO VITAL

    La accin e interaccin entre estas dos opuestas tendencias es, pues, destinada para produdesde el estado latente encuentra dentro de nuesEspiritual, el mercurio vital o principio de la Inteligencia y Sabidura, que corresponde al satva de la filosofa hind: el ritmo de la naturaleza, producido por la Ley de Armona y Equilibrio.

    El pensamiento en todos sus aspectos nace, pues, naturalmente, en el individuo, de la accin y relacin entre sus tendencias activas y pasivas, entre el amor y elrepulsin, la simpata y la antipata, el deseo y el temor. Crece y adquiere siempre mayor fuerza, independencia y vigor cuando luchan entre s el instinto y la razn, la voluntad y la pasin, el entusiasmo y la desilusin. Se eleva y florece, siempre ms libre, claro y luminoso, segn aprende a seguir sus ideales y aspiraciones ms elevadas, y segn stas logran sobreponerse a su ignorancia, errores y temores, as como a las dems tendencias pasionales e instintivas.

    En otras palabras, el pensamiento nace, crece, se eleva y sublima, logrando alcanzar horizontes siempre ms altos, amplios e iluminados, segn predomine en la mente elemento o vibracin stvica, el principio del equilibrio y de la armona, que produce la Msica de las Esferas y engendra toda creacin y concepcin caracterizada por su genialidad y hermosura.

    Pues este mercurio sublimado es el nico que puede percibir la Verdadera Luz, que se hace con su reflejo mental luz creadora, simbolizada por la Venus Celestial, anpor ende de la Belleza que la acompaa.

    El fuego rajsico, encendido en el hombre, primero por los deseos y la pasin, y luego por la voluntad, el entusiasmo y sus ms nobles aspiraciones (que constituyen el azufre en sus diferentes aspectos), obrando sobre la sustancia tamsica de los instintos, temores y tendencias conservadoras (la sal de la reflexin),

  • 9

    bre el azufre y el mercurio, y s la hacen voltil como en recompensa los coagula

    azufre

    sculo,

    rio es el Espritu de

    gico que ninguna

    transformamos

    as minas vemos como los

    su pureza o

    n

    smo fsico, nuestro

    fuego sea tranquilo y suave, que

    e

    que constituye la materia prima de nuestro carcter, hace fermentar, hervir y sublimar esta masa heterognea en el crisol de la vida individual, produciendo finalmente ese mercurio refinado o elemento stvico, o sea la Sabidura, nacida de la transmutacin por medio de la sublimacin y refinamiento- de la ignorancia, del error, del temor y de la ilusin

    Conclusin

    La sal es la sustancia de las cosas, y el principio fijo de todo lo existente. La sal obra soestos ltimoellos. La sal y los fija. La sal disuelta en un licor adecuado, disuelve las cosas slidas y les da consistencia. La sal disuelve nuestros metales, nuestros cuerpos lunares envueltos en el ego para elaborar con ellos nuestro sol interno en forma de un nio de oro. La sal disuelve y coagula todas las cosas. La tierra es de la naturaleza de la sal, y por ello se disuelve en el agua, y se coagula en el agua. Los continentes salen de las aguas saladas de la mar, y vuelven al mar.

    Nuestra tierra filosfica, es decir, nuestro cuerpo humano, debe reducirse a las sales seminales, para elaborar con esas sales nuestros cuerpos solares, cuerpos conscientes, luminosos.

    El azufre es un principio grasoso y aceitoso que une a la sal y al mercurio indisolublemente. El azufre tiene parte de la solidez de la sal, y parte de la volatilidad del mercurio. El coagula el mercurio asistido poderosamente por la sal. El mercurio es un licor espiritual areo y raro. El Mercurio es el guila volante de la Filosofa. El Mercurio es nuestro Caos. El Mercurio es nuestra simiente.

    La sal se halla en la orina y en el sudor. El azufre abunda en las grasas y en las

    axilas. El Mercurio en la sangre, Mdula, humor acuoso, hueso, metc. Los principios de todos los metales (nuestros cuerpos internos) son: la Sal, el Mercurio y el Azufre. El Mercurio solo, o el Azufre, o la Sal sola, no podran dar origen a los metales, pero unidos dan nacimiento a diversos metales minerales.

    Es, pues, lgico, que nuestra conciencia debe tener Inevitablemente estos tres principios. El FUEGO es el Azufre de la Alquimia; el Mercula Alquimia; la Sal es la maestra de la Alquimia. Para desarrollar los valores del ser y utilizar sabiamente nuestras energas creadoras, necesitamos inevitablemente de una sustancia donde la Sal, el Azufre y el Mercurio se hallen totalmente puros y perfectos, porque la impureza y la imperfeccin de los compuestos se vuelven a encontrar en el compuesto.

    Empero, como a los metales (nuestros cuerpos internos) no se les puede agregar sino substancias extradas de ellos mismos, es lsustancia extraa pueda servirnos, por lo tanto dentro de nosotros mismos tiene que encontrarse la materia prima para nuestro trabajo interno.

    Esta materia prima para el trabajo ntimo, es la simiente de nuestras glndulas sexuales. Con nuestra ciencia y mediante el FUEGO,esta maravillosa sustancia, para que al final del trabajo, sea millones de veces ms perfecta.

    Con esta maravillosa sustancia elaboramos los valores del ser y utilizamos sabiamente nuestras fuerzas creadoras. En lelementos groseros se van transformando con el calor, hasta convertirse en Mercurio. Vemos en las

    minas el Fuego, transformando las grasas de tierra, en azufre.

    El calor, actuando sobre estos dos principios, engendra, segn

    impureza, todos los metales de la Tierra. Por medio de la coccin incesante, la Naturaleza produce y perfecciona todos los metales de nuestro planeta Tierra.

    Rogerio Bacn: Naturaleza contiene a Naturaleza, Naturaleza se alegra coNaturaleza, Naturaleza domina a Naturaleza y se transforma en las dems Naturalezas. Los ngeles no se hacen con teoras de hombres, ni con Teo sofismos, Rosacrucismos o Espiritismos. Los ngeles son naturales, no artificiales. Naturaleza contiene a Naturaleza, y en nuestra naturaleza humana est la materia prima, con la que podemos trabajar en nuestra propia regeneracin.

    Es preciso cuidar nuestra sal es decir nuestro organimercurio o sea nuestra simiente y nuestro fuego que habita en cada uno de nuestros tomos y no cansarnos de ello".

    Los viejos alquimistas dicen: "Que vuestrose mantenga as todos los das, siempre uniforme, sin debilitarse, si no eso causar un gran perjuicio". El Fuego se debilita y hasta se extingue, cuando abusamos de nuestra simiente, en adulterios, violaciones, pasiones incontroladas, etc. Entonces se fracasa en la sabia mezcla de nuestra sal, azufre y mercurio, entonces nos estancamos en el proceso de transformacin humana.

    Bibliografa: Manual del Aprendiz , Aldo Lavagnini, Descenso al Interior dla Tierra Tomado del libro Cosmogona Masnica por Siete Maestros Masones. Editorial KIER

    El trabajo del mason, es des astar la piedra bruta, sacar de nosotros todos nuestros defectos y asi convertirnos en una piedra cubica, piedra util para construir el bien de la

    humanidad.

    b

  • Q:.H:. Alberto Caballero Compass Lodge, UD Or:. de Washington, DC.

    n una plancha presentada durante una T:. en la que se hablaba acerca de los opuestos, se calificaba a uno como

    polo negativo y al otro como positivo. Es posible que nuestros antepasados, sobre la base de esa misma acepcin, hayan juzgado al sexo femenino como a una entidad negativa o mala tal como al color negro, a la oscuridad, al odio y a la tristeza. Permtidme reforzar, o en todo caso replantear esos conceptos todava vagos no slo para la columna de los aprendices.

    En el principio de polaridad, representado en nuestro Tall:. por el hermoso piso bicolor, dice El Kibalion que: "Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagnicos son lo mismo; los opuestos son idnticos en naturaleza, pero diferente en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son media verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse". En sntesis, los opuestos son los extremos de una misma naturaleza, pero diferencindose ambos en los grados de su separacin, que es lo mismo decir en su intensidad vibratoria. De lo que se deduce que aquello que nos referimos como negativo o malo no es tal como aparenta porque slo es la manifestacin de la misma esencia de aquello que llamamos bueno o positivo pero en otro estado, inferior en vibracin. Para visualizar de mejor manera esta afirmacin, algo abstracta, tal vez valdra la pena plantearnos ciertas preguntas que, a pesar de que sus respuestas nos parecern obvias, nos servirn para ms adelante poder inferir con mejor criterio.

    No es verdad que es bueno descansar cuando estamos cansados, comer cuando estamos hambrientos y beber cuando estamos sedientos? O de otra forma: no es verdad que no sera bueno ni placentero descansar cuando no estamos cansados, comer cuando no estamos hambrientos y beber cuando no estamos sedientos? Y finalmente, no es verdad que mientras ms cansados, ms hambrientos y ms sedientos nos encontremos, disfrutaremos con mayor placer del descansar, del comer y del beber? Entonces, no es cierto que esas verdades hacen tambin verdad el que si deseamos disfrutar del descansar, del comer y del beber, deben ser condiciones necesarias que primero debamos estar cansados, hambrientos y sedientos? Y eso considero no las hace ni malas ni buenas en cuanto son slo estados de necesidades fsicas, sin embargo, se hacen buenas siempre y cuando se llegue a la condicin final que es el disfrute.

    Por otro lado, y utilizando el mismo argumento, si alguien deseara tener xito en una tarea o empresa, no es verdad que en primer lugar debera trazarse una meta de lo que para l

    signifique xito, y luego iniciar su viaje hacia esa meta venciendo los obstculos que encuentre en su camino? Y no es verdad que mientras ms obstculos encuentre, mayor ser la satisfaccin al llegar a esa meta? Y creis que es verdad (yo no lo creo) que se lograr el xito o satisfaccin si se llegara a una meta sin haber vencido ningn obstculo? Entonces, no es cierto que esas verdades hacen tambin verdad que los obstculos son condiciones necesarias y que se hacen buenas en cuanto nos sirvan para poder disfrutar del xito?

    Y si la condicin final es la satisfaccin y el disfrute, la condicin inicial es el punto de partida para llegar a esa condicin final. Pero si indagamos un poco ms all, percibiremos que existe otra condicin, primigenia, que es el deseo de tener xito en una empresa (o de un viaje) y el deseo de sentir satisfaccin al lograr la meta esperada, tal como cuando deseamos disfrutar del descansar, del comer o del beber.

    De la misma manera creo que sucede en nuestro obrar si transmutamos una sensacin de odio en otra de amor, una de rencor en otra de perdn, una de tristeza en otra de alegra, una condicin insegura en otra de confianza en s mismo y una de abandono en otra de abrigo. Y es que obramos porque existimos, o que es lo mismo decir, si no obrramos es como si no existiramos, porque en realidad si existimos es para obrar, y obrar es accin, es construir, es avanzar, es trascender, es llegar a un nivel ms elevado, de mayor vibracin, desde donde podremos empezar de nuevo para avanzar otra vez. Obrar es renovacin permanente a travs de etapas sucesivas. Esa es, creo, nuestra naturaleza, para eso fuimos creados: para obrar y para crecer hasta llegar a ser como Dios y para poder fundirnos con l y poder experimentar del disfrute supremo. Es eso en lo que creo.

    Recapitulando, considero que el mal llamado polo negativo o malo no es otra cosa que el punto de partida o condicin inicial de un viaje, y el polo positivo o bueno, al punto de llegada o condicin final y el que se convertir en el punto de partida de la siguiente travesa y al que, por la sencilla razn de que antes fue bueno, no podramos llamarle malo. Deberamos llamarle tal como es, como la nueva condicin inicial, como el principio de una nueva etapa. Es por eso que en todas las cosas, como el fin ser el principio, y el principio fue el fin, el fin y el principio son uno solo, lo mismo, pero en diferente grado, y en consecuencia, como ambos opuestos se necesitan, ambos, simplemente, son buenos.

    10

    E

  • Harvey Spencer Lewis Colaboracin Q:. H:. Jorge Dominguez Fernandez

    sumiendo por un momento que es dual la conciencia del hombre en

    su forma de expresin que hay evidencia de una conciencia ms recndita y profunda llamada ser interno distinta del ser externo de mente materializada y de material expresin externa encontraremos que en varias fuentes autorizadas con frecuencia se personaliza la conciencia interna a la que por lo general se designa como Maestro Interno.

    Algunos han argido que la creencia de que existe un alma en el hombre o una esencia espiritual de naturaleza intangible precedi a la creencia de la dualidad de conciencia de ste y que fue como una especie de explicacin acerca del funcionamiento del alma en el hombre lo que dio lugar a que se desarrollara la idea de una personalidad secundaria o forma de conciencia como evidencia de que existe un alma en el hombre. En muchas de las creencias y doctrinas religiosas primitivas encontramos que se ha aceptado el alma del hombre como un hecho establecido. Algunas de las ms antiguas religiones o ceremonias msticas trataron de dramatizar esta idea y darle nfasis.

    Ms tarde vamos hallando a medida que estas antiguas religiones paganas fueron gradualmente modificndose que la idea de que el alma se separaba del cuerpo para continuar su vida fue ganando terreno mientras que la idea de que el mismo cuerpo fsico quedara ocupado nuevamente por la misma alma fue descartndose poco a poco por no conceptursele digna de consideracin. No hay duda de que los sentimientos y emociones del hombre fueron un factor determinante en la evolucin de estas doctrinas pues al contemplar su cuerpo envejecido gastado y de pobre apariencia indeseable para una vida continua le disgust la idea de que el alma llegara a ocuparlo nuevamente en vez de tomar un cuerpo ms atractivo nuevo viril y magntico.

    Despus vino la idea largamente acariciada por los antiguos filsofos y

    pensadores de que el hombre podra vivir otra vez en la Tierra completar su fama mundana y an gozar de los frutos de sus proezas terrenales. La idea de la encarnacin del alma en la tierra siempre haba tenido la atraccin de una fascinante posibilidad para aquellos cuyo raciocinio se basaba en que era insuficiente un slo lapso de corta existencia terrestre para que el hombre consiguiera los deseos de su corazn o el desarrollo que le era necesario para cumplir con el propsito divino cuando le fue dada vida en la Tierra.

    El cristianismo ha adoptado la creencia de que el estado futuro del hombre tiene lugar en un mundo espiritual enteramente y varias otras religiones tienen una idea muy similar. Los msticos de las escuelas originales de la religin se adhieren a la creencia de la encarnacin aqu en la Tierra y mientras los detalles de esta doctrina varan en las diferentes religiones orientales se acepta quiz en forma ms universal la idea de la encarnacin terrestre en vez de aquella de una vida futura en un reino puramente espiritual trascendente y desconocido. En la religin rara vez se refieren al alma del hombre en los trminos msticos.

    Los trminos Ser Interno, Ser Subconsciente, Ser Secundario o Maestro Interno no se usan en la religin cristiana ni en otras considerndose al alma como una forma de conciencia Divina completamente des ligada de cualquier forma de conciencia mundana y de ninguna manera como fase secundaria o subjetiva de la conciencia humana. En otras palabras estas religiones consideran al hombre como dual pero solamente en el sentido de que tiene cuerpo y alma y no dual en su conciencia siendo el cuerpo una parte meramente transitoria sin importancia y no esencial en su verdadero ser. Pero hay doctrinas religiosas que sin ser esencialmente cristianas tampoco son hostiles a los fundamentos de la cristiandad y no miran la conciencia interna del hombre como una conciencia

    mstica que sirve para dirigir su mente e iluminar su inteligencia en su sentido subconsciente.

    De todos los movimientos religiosos del mundo entero el que se denomina Cuqueros o dicho en otros trminos Sociedad de Amigos es el que ms se aproxima a la verdadera comprensin mstica del ser interno y del funcionamiento que tiene en nuestra vida. La firme y esencial creencia de los Cuqueros en la posibilidad de una comunin inmediata y casi continua entre Dios y el hombrees altamente significativa desde el punto de vista mstico. Ellos sostienen que hay un entonamiento entre el ser externo y el interno y entre ste y Dios el cual constituye una condicin que sobrepasa a todas las palabras ya todos los pensamientos mundanos. Consideran el funcionamiento de la conciencia interna como una especie de Luz Interior por la cual en forma definida todos los seres humanos pueden guiar su vida. Evitan todas las definiciones precisas y doctrinales de las otras denominaciones cristianas porque en ellos como en todos los msticos parece haber la tendencia de considerar al pie de la letra ms a la materia que al espritu de sta. Por consiguiente ellos sostienen naturalmente que las experiencias divinas son ms importantes que la mera comprensin intelectual de las doctrinas teolgicas.

    Se notar sin embargo que esta creencia de que hay una Luz Interna en cada hombre que realmente lo gua apoya la idea mstica acerca del Maestro Interno o una personalidad secundaria que es Divina en su esencia omnipotente en su sabidura e inmortal. Este ser interno en su funcionamiento como inspiracin o voz que gua puede llamarse "consciencia" en algunas otras religiones pero nunca llega a ser para sus adeptos lo que es para los msticos especialmente para los Rosacruces. El propsito de la instruccin y prctica de los principios Rosacruces es darle mayor libertad a la expresin del ser interno y ejercitar al ser externo para dar

    11

    A

  • mayor fe a lo que el ser interno inspira al mismo tiempo que se destruye el complejo general de superioridad que se ha formado gradualmente el ser externo con sus falsas creencias en la integridad y seguridad de las impresiones mundanas y del razonamiento mundano.

    Es inexacto que la actitud perfecta que deba tomarse sea la de esclavizar el ser externo al interno considerando las dos formas de conciencia como si se tratara de maestro y esclavo. Quiz el trmino "Maestro Interno" ser responsable por esta idea. El ser externo no debe ser esclavizado en ninguna ocasin por ningn poder ya sea de adentro o de fuera. Debera obligrsele no obstante a que asuma su propia posicin relativa que atae a la dualidad de la conciencia y ser del hombre. En la niez como en todas las fases normales del funcionamiento psicolgico de la vida

    es el ser interno el factor que gua el poder director y el indisputable autcrata de la personalidad humana. Es en realidad la verdadera base de la personalidad e individualidad y mientras pensamos que el ser externo no debe ser esclavo del ser interno s deberamos considerar su posicin como la de un sirviente que est feliz y deseoso de llevar a cabo los dictados del ser interno.

    Es por medio de este ser interno y de sus seguros mensajes sus inspiradores impulsos y sus murmullos de aviso como nos capacitamos para guiar acertadamente nuestra vida hacindole frente a sus problemas con un poder superior de conocimiento y desvaneciendo los obstculos con soluciones infalibles para poder llegar con esa direccin correcta a la meta de nuestros anhelos. Adems de esto el

    mstico descubre que por medio del humilde y amistoso entonamiento del ser externo con el interno llega a hacerse posible la comunin inmediata con Dios la estrecha compaa con el Padre de todas las cosas y la comprensin de todos los principios Divinos. Para el mstico por consiguiente el tringulo es verdaderamente el smbolo de la Gran Trinidad: Dios el alma y el ser externo.

    Cuando estos tres guardan un entonamiento perfecto viviendo en cooperacin y comprensin completa el ser humano posee un poder una gua una fuente de informacin e instruccin para la consecucin de la felicidad el contento y una hegemona y compaa muy superiores a todos los mtodos mundanos y la Paz Profunda

    .

    http://hf7.tripod.com/VITRIOL/ELMAESTRO.html por Q.H. Jos Riquelme MM:.Log:.Sol Naciente N2 Val:.de Asuncin-Ori:.del Paraguay, REAA Loggia Quatuor Coronati 112 Gran Loggia Regolare d' Italia.

    Prologo

    Pensar, razonar, intuir, quizs uno de los procesos claves que nos diferencian de todos los otros seres vivientes. No en balde a menudo escuchamos de bocas del sabio, que conociendo el pasado, entendemos el presente y podemos construir o destruir el futuro.

    Hermosas reflexiones y no nuevas por supuesto, simplemente una actualizacin de viejas concepciones del hombre a cerca del hombre. Recordemos una de ellas, tapada por un fino velo, de misterio dirn algunos, supercheras de una civilizacin retrograda, dirn otros. Pues no dir yo, pero si de elementos necesarios que exigen un estudio y dedicacin del adepto interesado, una capacitacin, estudio y preparacin, que ms tarde en su momento lo har merecedor de la oportunidad, ah o mejor dicho desde ah, dependiendo de la capacidad adquirida en base al sacrificio otorgado intentara el una primera comprensin.

    Tal es la historia o leyenda que hoy nos rene, la de Prometeo y con l la de Epimeteo, el ladrn del fuego divino, una de las claves sobre las que se halla concebido el origen de nuestro ser, l poder entender quienes somos, la eterna oposicin entre las tinieblas y la luz, la creacin, el proceso de evolucin, el libre albedro y sobre todo la distincin entre Conciencia e Inconciencia Espiritual, es este pues el trabajo del Comp\Mas\, al que se le presenta en

    cada paso, palabra y signo, la difcil misin que encontrara al Mae\ delante de la incomprensin del Hombre.

    La Leyenda

    El nombre Prometeo tiene su origen griego y significa el Pre-Vidente o que se anticipa a los hechos. El Mito fue narrado por el poeta Hesiodo a Homero en el ao 700 A.C y por Esquilo en el 470 A.C, aunque tal vez la imagen del Ladrn del fuego sea aun ms antigua de lo que esas versiones posibilitan interpretarlo. Segn la leyenda, Prometeo descenda de una antigua generacin de Dioses que haban sido destronados por Zeus. Era hijo del Titn Japeto (hijo de Urano y Tierra) y de Asia, el sabia que en el suelo de la tierra (naturaleza) reposaba la simiente de los cielos, por eso recogi arcilla, la mojo con sus lagrimas y las amazo, formando con ella varias imgenes semejantes a los dioses, los Seores del Mundo. Los Hombres.

    12

    Atenea, diosa de la sabidura, que era su amiga, admiro la obra del hijo de los titanes e insuflo en las imgenes el espritu o soplo divino. Enseguida, les dio a ellos para beber de un nctar mgico para que pudiesen recuperar su pureza, regenerarse, en el caso de que un da la perdiesen. As lo hizo ya previendo, juntamente con prometeo, la corrupcin de los nuevos seres delante de los males provenientes de la caja de Pandora (la libertad) que les seria entregado por Zeus mas tarde, como venganza por el robo del fuego, en el intento de pervertirlos a travs de los vicios terrenales.

  • Fue as que surgieron, segn la leyenda, los primeros seres humanos, que poblaron la tierra. Aunque por mucho tiempo ellos no supieron hacer uso de la centella divina que haban recibido, no teniendo siquiera conocimiento de cmo trabajar con los materiales de la naturaleza que estaban a su disposicin por todas partes. Prometeo entonces se aproximo a sus criaturas y les enseo a subyugar a los animales y usarlos como auxiliares en el trabajo; Les mostr como construir barcos y velas para la navegacin, les enseo a observar las estrellas a dominar el arte de contar y escribir, a que descubriesen los metales debajo de la tierra y hasta como preparar los alimentos nutritivos, ungento para los dolores y remedios para curar las dolencias.

    Pero Zeus, sospechaba de los seres humanos, ya que no fue l quien los creo, ellos provenan de un antiguo mundo que l pretenda modificar ntegramente y siendo as no tenia inters alguno en mantenerlos en la tierra. Por consiguiente, cuando Prometeo reivindico para ellos el fuego, que les era imprescindible para la preparacin de los alimentos, para el trabajo y principalmente para el progreso material y desenvolvimiento espiritual, el Dios griego decidi negrselo, temiendo que las nuevas criaturas se volviesen ms poderosas que l. Entretanto Prometeo resolvi frustrarle sus planes, con la intencin de conseguir para los hombres ese precioso instrumento. Con un palo hecho de un pedazo de vegetal seco, se dirigi al carro del Sol donde a escondidas tomo un poco de fuego, trayndolo para los seres humanos, entregndoles as el segundo secreto de la naturaleza. Ms tarde l les dara otros secretos.

    Solo cuando por toda la tierra se encendieron las fogatas es que Zeus tomo conocimiento del robo de Prometeo, pero ya era tarde. Puesto que ya no poda confiscar el fuego a los hombres, concibi ah para ellos un nuevo maleficio: Les envi una Virgen creada artificialmente, Pandora, de belleza incomparable, con una caja portadora de muchos males. Prometeo le advirti a Epimeteo, su Hermano de no aceptar ningn presente de Zeus, pero Epimeteo no lo record y recibi con alegra a la linda doncella, abriendo la caja de los males los cuales se esparcieron rpidamente sobre la tierra. Junto a ellos se encontraba l ms precioso de los tesoros, La esperanza; pero Zeus le haba encomendado a Pandora no dejarla salir y as fue hecho.

    Los hombres que hasta aquel momento haban vivido sin sufrimientos, sin dolencias, sin torturas y sin vicios, comenzaron a partir de entonces a corromperse sin Esperanza, olvidndose el objetivo de su propia existencia, La Evolucin. Despus de esto, vengndose Zeus de Prometeo, le envo a este al desierto de Citia, donde fue puesto preso a una pared de un terrible abismo, con cadenas inquebrables, en una peasco de la montaa del Caucas, en Pie, sin reposo alguno, durante 30 siglos, sufriendo la amargura de que su hgado sea devorado por un guila que venia cada da a la regin para dicho fin, despus de que el rgano se volva a reconstituir.

    Por fin llego el da de su redencin. Hrcules (el arquetipo), pasando por all con los argonautas, al ver al guila devorando el hgado de Prometeo, tomo su flecha lanzndola sobre la misma. Enseguida solt las cadenas y llevo a Prometeo consigo.

    Puntos clave y elementos para la reflexin

    13

    El Maestro de la Humanidad y la innovacin La alegora de Prometeo simboliza la innovacin espiritual, el rescate de los

    justo y verdadero, a costa del sacrificio y el sufrimiento. La decadencia de que esta indebidamente investida la representacin de lo sagrado, que provoca el aparecimiento de un Maestro dotado de un nuevo vigor, de naturaleza incorruptible, que surge para revitalizar la llama del proceso histrico religioso. La ruptura en relacin a lo establecido, no solo dogmtica, es consecuencia inevitable del abuso, de la falta de autoridad, de la prepotencia y del Egosmo del poder poltico y religioso instituido. Es por ello que cuando aparece una corriente renovadora, que intenta devolver al hombre a la realidad, apartarlo de la ilusin de sus sentidos y restituir el orden olvidado, el amor, la fraternidad, la libertad, la igualdad, evidentemente chocara este con la autoridad, el poder instituido, deseoso de mantener las cosas tal como estn, pues es ah en el desorden, en el caos en donde cobran fortaleza ante esos seres dormidos y olvidados de su propia naturaleza y esencia. Prometeo simboliza esa luz, que bajando a la tierra intenta iluminar a los hombres, apartndolos de la oscuridad, smbolo de la ilusin, de la dualidad, intentando con ello devolverles al camino de la evolucin, es as que el sufrimiento de 30 siglos representa ese sacrificio del iniciado, a lo largo de la historia en el ejercicio difcil de librar a los hombres de la ilusin.

    El fuego: Marco de Civilizacin y evolucin espiritual

    El fuego es un smbolo sagrado, dependiendo de cmo se utiliza, puede iluminar o quemar. l representa la luz que ilumina a los que actan de acuerdo a su conciencia, proporcionndoles elevacin a niveles de dimensiones espirituales (de paz interior). No as para el curioso, para el inconsciente, para el cual se torna en llamas del infierno. Este elemento es tambin el inicio de la evolucin humana, fue el elemento determinante para el salto de una estructura primitiva a una mayormente evolucionada, estructurada, sociabilizada.

    Zeus y las falsas religiones.

    Es importante, segn bien lo menciona el autor, reconocer el paralelismos existente entre los dioses del Olimpo y el poder religioso instituido, que durante siglos han mantenido a la humanidad subyugada a intereses mezquinos de una minora, de forma totalmente arbitraria. El mito se anticipa a la historia e ilustra el actuar del Dios que revestido del poder ejerce la opresin, representando a aquellos que sin preparacin y capacidad de ejercerlo, se preocupan mas en defender sus

  • propios intereses, arrastrando a la mayora a la ilusin de los sentidos. Es esta la representacin del falso Dios, que no busca la paz, el amor y la luz necesarios para las criaturas y su evolucin, es el temor siempre latente de considerar a todos en igualdad de condiciones.

    Epimeteo y Prometeo, entre la curiosidad ya la sabidura.

    Conforme lo habamos dicho Prometeo representa la conciencia, el conocedor del pasado y del futuro (sabidura) y justamente por esa duda producto del razonamiento genera la desconfianza e intenta advertir y recomendar a su hermano Epimeteo, que no acepte regalo alguno de Zeus. Pero este siendo desmemoriado lo hace (Epimeteo significa el que piensa despus), para luego abrir la caja de Pandora seducido por los encantos de la doncella, la cual fue creada artificialmente, al ser creada de dicha manera no posee alma, representando a la muerte y el error. Ya luego se casan ambos, es decir quedan establecidos aquellos vicios y males y el efecto que producen en el ser inconsciente y de incapacidad espiritual (Pandora y Epimeteo)

    La alegora de Prometeo y la Creacin

    Ningn otro relato griego presenta en forma tan precisa la historia evolutiva del gnero humano. A ms de ello el mito esclarece la oposicin entre las tinieblas y la luz, entre la conciencia y la inconciencia del ser. Ser conscientes espiritualmente, significa ser dueos de s mismo, de los propios pensamientos, de los propios actos, fallas y actitudes. Conocer el propio pasado, proyectar el futuro y estar plenamente presentes en el presente, lucidos, entendidos, percibiendo que en nosotros esta la fortaleza y que esta debe establecerse. (Las Palabras)

    As mismo, la relacin existente con el pasaje del gnesis sobre Adn y Eva es admirable, trayndonos a colacin el libre albedro. Esta cuestin es fundamental, ambos nos muestran que el hombre solo alcanza un estado del saber arbitrar, manejarse, decidir, cuando ya tiene un grado adelantado de evolucin a diferencia de aquel que no tiene conciencia de sus actos y por ende de las consecuencias trgicas que pueden desembocar para si mismo y sus semejantes. Es por este hecho que nada adelanta poder escoger cuando no se sabe escoger La importancia del mito reside en la importante misin de educar a los hombres, que desde siempre ha sido el gran desafi, pues requiere de sacrificio y abnegacin delante de los intereses estructurados de la ilusin para intentar trabar la evolucin espiritual.

    Conclusiones personales

    Es mas que evidente la capacidad del autor en la comprensin del mensaje oculto tras el velo, as mismo lo actual que se nos presenta esta historia, no solamente en el mbito religioso, pues negar a la actualidad estructuras montadas, de poder poltico, econmico, judicial y religioso que trascienden incluso nuestras fronteras, seria ser necios.

    Por ello esta leyenda mas que nunca debe llamarnos a una reflexin, a todos y en particular a nosotros los Mas\, ya que como hijos de la luz, a la cual nacimos, como defensores e innovadores en el mundo en cada tiempo, luchando por un estado Laico, libre, de educacin gratuita, de accesos a todos los niveles. Nos encontramos hoy adormecidos, con batallas espurias, sin contenido ni valor, por lo menos a lo que hemos jurado. Muy al contrario, muchos de nosotros hoy incluso con nuestro silencio avalamos a esos Dioses falsos en cualquiera de sus formas y nombres, que profanando hasta nuestra ms preciada esencia, nos han arrastrado a una involucin y si no queremos usar dicho termino, pues bien a un retroceso en nuestra propia historia, basta analizar la participacin y reputacin que tenemos a los ojos profanos, el show que les montamos.

    Evidentemente, hoy el Comp\ que se encuentra por primera vez con su ser real, pasando a descubrir sus posibilidades y limitaciones simbolizadas en el - 5 - que lo transformara en el Hrcules Mitolgico, hijo de los cielos y la tierra, para luego despegar y encontrarse con su espritu, smbolo glorioso del - 6 - establecindose la fuerza oculta en la letra G, no tendr pocos enemigos, deber una vez mas luchar con sacrificio y abnegacin por intentar nuevamente apartar de s el error, el vicio y el poder por el poder, sus batallas sern fuertes y su armadura debe ser slida y virtuosa para enfrentarlos, hoy los mismos ubicados desde sitiales de preponderancia econmica, publicitaria, poltica, incluso dentro de la propia estructura de la orden, envenenando y atndonos a la rueda de la fatalidad.

    Y, si, su lucha ser dura, pues el primer enemigo que deber vencer es su propio Yo.

    Bibliografa

    Revista Humanus - Edicin Brasilera-Ao 2000.

    Orden Qabbalista de los Cabelleros Electos Custodios del Grial

    os advierte la Orden Masonica que su Templo, nuestro templo, es un

    Cuadrilongo, largo de Oriente a Occidente, ancho de Norte a Sur, elevado de la tierra al Cielo y profundo hasta el centro de la tierra; diseno que lo hace unico, sin igual entre todos los templos construidos por el hombre a lo

    largo de su existencia en los que ejercita el engrandecimiento espiritual, el culto a la divinidad, el estudio de las filosofias, el desarrollo de la ciencias y el cultivo de las virtudes.

    14

    Igual, nos ensena la tradicion que el rey Salomon unio las escuelas Masonicas milenarias Especulativa y Operativa con

    la construccion de un templo en el que El aporto la grandeza espiritual de su pueblo y los constructores la Ciencia de como el hombre con el estudio y en consecuencia el conocimiento realiza una sublime relacion con el universo y sus extraordinarias manifestaciones al que venerando e investigando saca el

    N

  • 15

    mayor de los beneficios para su propio desarrollo y la de sus pueblos.

    Superadas sus primeras etapas de Fetichismo y Sabeismo, el hombre maravillado y espiritualizado por el firmamento observa y aprende con paciencia muy especialmente de su estrella mas querida y temida: El Sol.

    En esta etapa de su evolucion intelectual y cientifica al comprender que el Sol es su dispensador de felicidad y Vida pero tambien de desgracia y muerte emprende el arduo trabajo de seguimiento de su movimiento aparente alrededor de la tierra y logra por fin descifrar el trazado o diseno que el astro delinea sobre el planeta.

    Descubrirlo fue gran avance cientifico, pero comprenderlo alivio y mejoro su condicion de vida ya que pudo aprovechar las fuerzas portentosas de la naturaleza, beneficas o destructoras, para su provecho o progreso; como conocer la epoca, de las fuertes lluvias, de las inundaciones, de las sequias, del mejor tiempo para la siembra y la cosecha, del periodo de las migraciones para poder asegurarse su alimentacion en epoca se escasez, en fin, el hombre pudo prever para sosegar al menos algunas de sus necesidades, independiente del progreso de las ciencias que pudo originarse.

    Hace mas de 9.000 anos, o sea, 6.000 anos antes de Salomon en Europa (Tumiac), Africa, Medio Oriente, America (Colorado, Peru), Asia, se practicaban los MISTERIOS SOLSTICIALES lo que implicaba un conocimiento de la ecliptica, o movimiento aparente del sol, en su ciclo anual alrededor de la tierra. En esos mismos tiempos fue incluido el ESOTERISMO ZODIACAL.

    El filosofo y Esoterista Platon afirma que estos conocimientos fueron perfeccionados por civilizaciones que desaparecieron hace unos 13.000 anos con el ultimo deshielo, que descongelo el Norte de America, Europa y Norte de Asia. La existencia de estas comunidades poseedoras de un alto nivel cientifico a quienes se les adjudica el hecho de facilitar el rapido desarrollo de culturas posteriores no ha podido ser demostrada por la ciencia.

    Pero la cualidad del diseno de nuestro Templo que lo hace excepcional es que no es inerte con sus muros y cubierta, puertas y divisiones, sino que tiene la vida y el movimiento del cosmos, es cambiante dia a dia, configurando de

    manera sostenida su trazado completo en el ciclo de un ano solar recurrente, que evidencia al hombre la Estabilidad, el Equilibrio y la Fuerza de su estructura hasta hoy inalterable a traves de millones de anos con apenas ligeras variaciones que obedecen a influencias externas del Universo.

    El trazado del Templo Masonico pincelado por el sol es el resultado de concurrentes fuerzas naturales que imponen en nuestro sistema planetario las condiciones ideales para el surgimiento, conservacion y evolucion de la vida tal como hoy la conocemos en nuestro planeta.

    El menester que sepamos HH: que al estar estrechamente entrelazados e indefectiblemente unidos el trazo del Templo Masonico y la vida de todas las especies de la tierra, la eventual accion de fuerzas cosmicas que lo desdibujen o lo hagan desaparecer de repente, hoy simbolo de Estabilidad y Equilibrio, peligraria la existencia de toda forma de vida que conocemos.

    Su Armonia y Solidez es la Esperanza y el Futuro del hombre.

    Ahora, como arqueologos del conocimiento, develemos a nuestro templo de las Colgaduras, Pinturas, Mosaicos, Divisiones, Muebles, que lo engalanan como Simbolos y Alegorias colocados en el transcurrir en calidad de utiles herramientas en las ensenanzas Masonicas.

    Para comprenderlo mejor es necesario hacer algunas definiciones que incluso hacen parte del Lenguaje y Simbolismo Masonico.

    La tierra, entre otros, tiene dos movimientos:

    1.El de rotacion, alrededor de su eje, que lo realiza en 24 horas. Este movimiento produce la ilusion de ver como si fuese el sol el que girara alrededor de la tierra en la boveda celeste en su movimiento aparente.

    2. El de traslacion, alrededor del Sol, que lo realiza en 365 dias. Este movimiento nos hace ver a diario en el horizonte que el sol no sale por el mismo lugar, en el transcurso de un ano, en su movimiento aparente.

    Se llama ecliptica a la trayectoria aparente del Sol alrededor de la tierra en la boveda celeste.

    La esfera terrestre esta dividida por el Ecuador, linea imaginaria, en dos

    hemisferios iguales: el Norte o Septentrional y el Sur o Meridional.

    En su movimiento de traslacion la tierra mantiene inclinado su eje polar 23 grados, lo que implica que el Ecuador terrestre tiene una inclinacion de 23 grados con respecto a la ecliptica.

    Es una propiedad determinante en el engranaje planetario que permite al Sol en su trayectoria aparente avanzar sobre los dos hemisferios gestando el prodigio de las estaciones. Esta particularidad es la que hace posible que nuestro Cuadrilongo limite en los hemisferios Norte y Sur a lo largo y equidistante del Ecuador Terrestre.

    ORIENTE: Lugar por donde se levanta o nace el sol todos los dias como resultado del movimiento de rotacion de la tierra que por ser continuo y perenne se produce en consecuencia un oriente o un amanecer ininterrumpido y perpetuo para nuestro planeta, descartando que se senale algun lugar terrestre en especial.

    Por esta razon dicen los astronomos que el Sol se levanta por Oriente y va en busca de Oriente.

    Nace aqui la expresion masonica de ORIENTE ETERNO: un lugar de luz eterna para nuestros HH fallecidos.

    OCCIDENTE: Lugar por donde se pone el Sol.

    Emulando la rotacion de la tierra de occidente a oriente al encuentro del Sol, la Orden nos ensena por semejanza que el hombre hace el mismo recorrido de Oeste a Este en busca de la luz o sabiduria.

    Enseguida veremos como la interaccion de estos principios fisicos y astronomicos entre principalmente la tierra y el Sol producen un equilibrio en el sistema que describen un trazado descubierto por la inteligencia superior del hombre que analizaremos en el espacio y proyectado sobre la tierra.

    GRAFICAS A Y B

    Segun hemos senalado, el aparente recorrido anual del Sol alrededor del firmamento se conoce como ecliptica. Es uno de los puntos de referencia mas importantes del cielo. Inclinada en un angulo de 23 grados respecto del Ecuador celeste, la ecliptica lo cruza en dos puntos separados entre si a 180 grados. Estos dos puntos donde ecliptica y Ecuador se encuentran se conocen como equinoccios. La palabra "equinoccio" significa "noche igual". Cuando el Sol esta en cualquiera de

  • estos puntos, nuestro dia dura lo mismo que nuestra noche. El punto donde el Sol cruza el Ecuador celeste, el 21 de Marzo aproximadamente, se conoce como equinoccio vernal. El punto donde cruza el Ecuador, el 23 de Septiembre aproximadamente, es el equinoccio Otonal.

    Como la ecliptica atraviesa el Ecuador en dos puntos, el Sol en su aparente viaje alrededor de la Tierra pasa la mitad del ano en el hemisferio celeste norte y la mitad en el sur. cada dia, su ascension recta y su declinacion varian muy poco. Si alguna vez han contemplado, en un periodo de tiempo, la salida y la puesta del Sol, habran observado que no lo hace exactamente en el mismo lugar del horizonte un dia, tras otro. En los equinoccios, el Sol sale y se pone justamente en los puntos este y oeste del horizonte (Ecuador Terrestre). En esa epoca, los dias y las noches son de igual longitud en la mayor parte de la Tierra. Desde el tiempo del equinoccio vernal hasta aproximadamente el 21 de Junio, el Sol sigue la linea ascendente de la ecliptica en el hemisferio norte. Durante este tiempo nace y se pone cada dia mas hacia el norte. Para quienes viven en el hemisferio Norte, esto hace que los dias sean cada vez mas largos. Hacia el 21 de Junio, el dia mas largo del ano en el hemisferio norte, el Sol alcanza su punto mas septentrional en el cielo de mediodia y su punto mas septentrional en el horizonte. Este punto del cielo se llama solsticio de verano y esta exactamente encima del Tropico de Cancer terrestre, que se halla 23 grados al norte del Ecuador de la tierra.

    Despues, el Sol parece deslizarse por la ecliptica rumbo al ecuador celeste, y los dias comienzan a cortarse. Hacia el 23 de Septiembre la trayectoria del Sol vuelve a cruzar el ecuador y luego

    prosigue su curso hacia el sur. Para quienes viven en el hemisferio norte, las noches se hacen mas largas que los dias. Alrededor del 21 de Diciembre el Sol llega a su punto mas meridional, el solsticio de invierno, y para los habitantes del hemisferio norte ha llegado el dia mas corto del ano. Este punto mas meridional se encuentra sobre el Tropico de Capricornio terrestre, a 23 grados sur del ecuador.

    El Solsticio de verano del hemisferio Norte (21 de Junio) es el Solsticio de invierno del hemisferio Sur y el Solsticio de Verano del hemisferio Meridional (21 de Diciembre) es el Solsticio de Invierno del hemisferio Septentrional, por lo que las manifestaciones de la naturaleza se invierten sucesivamente de un hemisferio a otro segun el paso o alejamiento del Sol.

    Los Solsticios son elementos esenciales de la estructura de nuestro Cuadrilongo.

    La ecliptica es la linea central de una franja del cielo conocida como Zodiaco, franja de 16 grados de ancho (8 grados a cada lado de la ecliptica). Esta dividida en doce partes o signos de 30 grados cada uno; llevan los nombres de las doce constelaciones entre las cuales se mueve el Sol. El Zodiaco no tiene significacion en astronomia.

    Como hemos visto aparecen otros fenomenos naturales que son importantes para la formacion del Templo Masonico y su simbologia como son el Solsticio de verano que traza el Tropico de Cancer en el hemisferio norte y el Solsticio de invierno que traza el Tropico de Capricornio en el hemisferio sur y los Equinoccios.

    GRAFICA B

    Proyectado sobre la tierra observamos el cuadrilongo equidistante del Ecuador

    terrestre limitado por el solsticio de verano o Tropico de Cancer o columna B por el norte, el solsticio de invierno o Tropico de Capricornio o columna J por el sur, el oriente y occidente los limita el levante y puesta del Sol. Esta franja central o zona torrida o casa del sol o tabernaculo del Sol, en la que se mueve el astro en su movimiento aparente a lo largo de la ecliptica limitada por los Solsticios o Tropicos es nuestra camara del medio donde reina la luz y a la que todos aspiramos llegar, porque nos asevera el simbolismo que el imperio de la luz lo es tambien de la Sabiduria.

    La astronomia nos confirma que estando el Sol en oriente baja por el sur, llega a Occidente, sube por el norte y regresa a oriente. Al imitar al Sol en su recorrido aparente, en el templo masonico, dejamos siempre a nuestra derecha el ara de los votos, como lo hacia el Braschman hindu al levantarse de la cama en la manana exclamando al mismo tiempo: "Sigo el curso del Sol". Cosa parecida hacian los Druidas, sacerdotes Celtas, al girar dejando siempre a su derecha un altar de piedras llamadas Cairs. Este viaje mistico se llamaba en lengua celtica Deiseal, voz compuesta de dos palabras que significan la mano derecha y el Sol.

    En atencion a esta trayectoria solar nuestros Aprendices son situados en la parte mas alejada del oriente, en el norte; de alli recorreran el camino inverso pasando simbolicamente por Occidente, Sur y finalmente Oriente o camara del medio.

    GRAFICA C

    Por ultimo y dar un solo ejemplo: el emblema del grado 33 masonico y la cruz papal son simbolos de este equilibrado sistema.

    16

  • Templo Masonico

    Solsticio

    Equinopcio

    Por el Dr. H. Spencer Lewis, F.R.C. Publicado en el Bosacrucian Digest de enero y febrero de 1930) y en la Revista Rosacruz Noviembre/diciembre/1989

    17

    P

    arece ser una prctica bastante comn que en las reseas

    biogrficas e histricas se elogie a ciertos personajes por sus logros

    cientficos; sin embargo, en lo que respecta al arte o a la msica nicamente se reconoce su grandeza. La mente humana considera la grandeza en

    la msica y en las artes como un don otorgado por los dioses, sin que el hecho de haber recibido ese don implique necesariamente esfuerzos,

  • 18

    preparacin o merecimiento; por otra parte, la grandeza en las ciencias se considera un logro obtenible por medio de fuerza de voluntad, esfuerzos y grandes sacrificios personales de tiempo y de pensamiento.

    Es por esta razn que muchos escritores hablan slo de manera casual de las facultades artsticas de Leonardo de Vinci. Aun cuando reconocen que algunas de sus pinturas son representativas del grado ms elevado de maestra, se maravillan ms ante sus logros en la ciencia, lo que nos lleva a pensar que fue ms un cientfico que un artista. Por otra parte, otras personas por lo general se sorprenden al saber que aquel a quien haban aprendido a amar y a admirar como maestro pintor de La Mona Lisa y de La Ultima Cena, conociera tanto acerca de las ciencias.

    Lo que probablemente sorprender a nuestros lectores an ms que el hecho de que de Vinci haya alcanzado la maestra en el arte y en las ciencias, es saber que tambin la alcanz en el misticismo. Este ltimo logro fue, incuestionablemente, la causa principal de que obtuviera tan inimitable maestra en el arte y en la ciencia. Admitiendo que en una encarnacin anterior haya establecido los cimientos de su talento artstico y de su conocimiento cientfico, debemos reconocer que fue su desarrollo posterior, en el campo del misticismo, lo que le permiti llegar, por encima de muchos otros, al extraordinario lugar que an conserva en ambos campos.

    Leonardo de Vinci naci en 1452 en Vinci, un pueblo enclavado en las montaas cerca de Florencia. Gracias a la inmensa riqueza de su padre recibi una excelente educacin en Florencia, ciudad que en aquel tiempo era el centro intelectual y artstico de Italia. En su juventud fue en exceso impresionante, de hermosa apariencia, vigorosa estructura corporal y un conversador muy fino.

    A temprana edad manifest una facultad natural para expresar en la msica los sueos de su alma y de su conciencia, y se le conoci en los crculos musicales