gnothi seauton 022

of 17 /17
AÑO 03 NUMERO 22 JUNIO 2009 UNION ESCO CESA Nº 152 F U N D 7 . 7. 7 7 FUERZA UNION Vocero de la Benemérita Respetable Logia Simbólica UNION ESCOCESA Nº 152 Levanto Columnas el 07:07:1977 e incorporada a la Gran Logia del Perú el 20:05:1988., días de trabajo Jueves a hrs.: 08:00 p.m. en el Templo “Benjamín Pérez Treviño”, 3er Piso del Gran Templo de la G:.L:. del P:., Av. José Gálvez Barrenechea Nº 599 , Corpac, San Isidro ELECCIONES EN EL CONSEJO DEL SIMBOLISMO DEL RITO ESCOCES ANTIGUO Y ACEPTADO Por el R:. H:. Fernando Britto Obregón Segundo Gran Vigilante de la Gran Logia del Perú. El viernes 08 de mayo de 2009 E.·.V.·., fue un día muy importante para la Gran Logia del Perú y para las Logias integrantes de la nuestra Aug.·. Ord.·. que trabajan bajo las enseñanzas del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Reunidos en el Temp.·. Simón Bolívar, del 1er. piso de nuestra sede central Julio F. de Iriarte de la Av. José Gálvez Barrenechea Nº 599 de San Isidro, en un ambiente de mucha cordialidad y fraternidad, las diversas delegaciones de las 1 CONTENIDO Elecciones en el Consejo del Simbolismo del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Actividades Académicas en la Gran Logia del Perú Gran Tenida Blanca en Homenaje a las Madres en su Día. Nuestra Cantera, Ceremonias de: o Aumento de Salario o Iniciación La Edad del Aprendiz, Q:.H: César Polo Espinal. Silencio en Logia, Q:. H:. Noel Lenin Quiroz Mújica, Or:. Altamira. La Simbólica del Ritual de Apertura, R:. H:. Francisco Ariza. Porque el Tres Simboliza Perfección, Ralph M. Lewis , F.R.C. Aniversarios Salud, ¿Qué es la Gripe?

Embed Size (px)

description

Vocero de la Benemérita Respetable Logia Simbólica UNION ESCOCESA Nº 152 Levanto Columnas el 07:07:1977 e incorporada a la Gran Logia del Perú el 20:05:1988., días de trabajo Jueves a hrs.: 08:00 p.m. en el Templo “Benjamín Pérez Treviño”, 3er Piso del Gran Templo de la G:.L:. del P:., Av. José Gálvez Barrenechea Nº 599 , Corpac, San Isidro UN IO N ES CO C E SA FUERZA UNION 1 Por el R:. H:. Fernando Britto Obregón Segundo Gran Vigilante de la Gran Logia del Perú. FUND 7. 7.77

Transcript of gnothi seauton 022

  • AO 03 NUMERO 22 JUNIO 2009

    UN

    ION

    ESC

    O CESA

    N 15

    2

    FUND 7.7.77

    FUERZAUNION

    Vocero de la Benemrita Respetable Logia Simblica UNION ESCOCESA N 152Levanto Columnas el 07:07:1977 e incorporada a la Gran Logia del Per el 20:05:1988., das de trabajo Jueves

    a hrs.: 08:00 p.m. en el Templo Benjamn Prez Trevio, 3er Piso del Gran Templo de la G: .L:. del P:., Av. Jos Glvez Barrenechea N 599 , Corpac, San Isidro

    ELECCIONES EN EL CONSEJO DEL SIMBOLISMO DEL RITO ESCOCES ANTIGUO Y ACEPTADO Por el R:. H:. Fernando Britto Obregn Segundo Gran Vigilante de la Gran Logia del Per. El viernes 08 de mayo de 2009 E..V.., fue un da muy importante para la Gran Logia del Per y para las Logias integrantes de la nuestra Aug.. Ord.. que trabajan bajo las enseanzas del Rito Escocs Antiguo y Aceptado.

    Reunidos en el Temp.. Simn Bolvar, del 1er. piso de nuestra sede central Julio F. de Iriarte de la Av. Jos Glvez Barrenechea N 599 de San Isidro, en un ambiente de mucha cordialidad y fraternidad, las diversas delegaciones de las

    1

    CONTENIDO

    Elecciones en el Consejo del Simbolismo del Rito Escocs Antiguo y Aceptado.

    Actividades Acadmicas en la Gran Logia del Per Gran Tenida Blanca en Homenaje a las Madres en

    su Da.

    Nuestra Cantera, Ceremonias de: o Aumento de Salario o Iniciacin

    La Edad del Aprendiz, Q:.H: Csar Polo Espinal. Silencio en Logia, Q:. H:. Noel Lenin Quiroz

    Mjica, Or:. Altamira.

    La Simblica del Ritual de Apertura, R:. H:. Francisco Ariza.

    Porque el Tres Simboliza Perfeccin, Ralph M. Lewis , F.R.C.

    Aniversarios Salud, Qu es la Gripe?

  • Logias del R..E..A.. y A.. de acuerdo al Decreto del Gran Maestro N 126-266-GLP del 18 de marzo ltimo, realizaron la eleccin de la nueva directiva del Consejo del Simbolismo del R..E..A.. y A..

    Despus de su eleccin por unanimidad como su Presidente al R..H.. Carlos Tejeda Rojas, Ex V..M.. de la R..L..S.. Monitor Huascar N 162, procedi a designar de entre los asistentes al resto de los integrantes de su Consejo Directivo, el que qued conformado como sigue:

    Presidente R..H.. Carlos Tejeda Rojas, Ex V..M.. de la R..L..S.. Monitor Huascar N 162

    Vicepresidente R..H.. Fernando Hurtado Lizrraga, V..M.. de la R..L..S.. Hiplito Unnue N 65.

    Orador R..H.. Enrique Rivero Cuadros, representante de la R..L..S.. Pachactec N 90

    Secretario R..H.. Teodoro Rivas Huerta, V..M.. de la R..L..S.. Luz de Renacimiento N 139

    Tesorero R..H.. Flix Benavente Canales, V..M.. de la R..L..S.. Caballeros del Fuego N 165

    Para culminar, tan especial acontecimiento, se hizo presente el M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la M..R.. Gran Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per, para congratularse de este paso definitivo en la recomposicin de dicho consejo directivo y desear a sus nuevos miembros en la persona de su Presidente los mejores augurios en esta nueva etapa, recordndoles adems, que estamos en los tiempos, en que los representantes de nuestras Logias del R..E..A.. y A.. tomen conocimiento y se comprometan en la noble tarea de revisar y uniformizar todo lo concerniente al rito, as como en la de proponer y formular un nuevo reglamento para normar las actividades propias del Consejo del Simbolismo del R..E..A.. y A..

    Finalmente, hizo nfasis en que el trabajo propuesto es arduo y para ello deben contar con la participacin directa y comprometida de nuestras Logias Escocesas, para que las mismas se sientan identificadas y la asuman todos los cambios necesarios como propios.

    Una vista de la Col.. del Norte con nuestros RR.. HH.. totalmente atentos a los sucesos para los que fueron convocados

    Otra vista, en este caso de la Col.. del Sur, en que nuestros RR.. HH.. participan muy atentos al desarrollo de los acontecimiento.

    El M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la M..R.. Gran Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per, se congratula de la recomposicin de la directiva del Consejo del

    Simbolismo del R..E..A.. y A..

    Los miembros de directiva del Consejo del Simbolismo del R..E..A.. y A.. El R..H.. Enrique Rivero Cuadros, Orador, el R..H.. Teodoro Rivas

    Huerta, Secretario, el R..H.. Carlos Tejeda Rojas, Presidente, el R..H.. Fernando Hurtado Lizrraga, Vicepresidente y el R..H.. Flix

    Benavente Canales, Tesorero.

    2

  • ACTIVIDADES ACADMICAS EN LA GRAN LOGIA DEL PERU Por R:.H:. Fernando Britto Obregn Segundo Gran Vigilante de la Gran Logia del Per Como es habitual en todas las tareas que realiza la Academia de Docencia y Altos Estudios Masnicos de la Gran Logia del Per, el sbado 16 de mayo de 2009 E..V.., se inici las actividades

    La inauguracin de las actividades se realiz en el Temp.. ngel

    Santos Parodi del 1er. piso, el M..R..H.. Luis Masalias Erausquin, Presidente de la Academia de Docencia y Altos Estudios Masnicos de la Gran Logia del Per, en breves palabras dio por iniciadas las actividades, luego el R..H.. Mario Martnez Rodrguez, Director de Estudios de la Academia, dio las primeras directivas indicando que es ese instante de daban inicio a las labores, el dictado del IV Seminario de Instruccin para Aprendices Masones, se realizara en el Temp.. Jos de San Martn y el VII Curso para Maestros Instructores en las instalaciones de la misma Academia, los que despus del desplazamiento correspondiente de todos se dio inicio a la instruccin en un ambiente de mucho entusiasmo y cordialidad.

    El M..R..H.. Luis Masalias Erausquin, Presidente de la Academia de Docencia y Altos Estudios Masnicos de la Gran Logia del Per, dio por

    iniciadas las actividades Acadmicas. Una vista de la Col.. del Sur al inicio de la actividades.

    Una vista de la Col.. del Norte colmada de participantes al inicio de la actividades.

    En la sesin inaugural, el R..H.. Mario Martnez Rodrguez, Director de Estudios de la Academia, da las primeras directivas para el desarrollo de

    las labores de Instruccin.

    GRAN TENIDA BLANCA EN HOMENAJE A LAS MADRES EN SU DA.

    Por el R:. H:. Fernando Britto

    El 16 de mayo de 2009 E..V.. se realiz la Gran Tenida Blanca en Homenaje a las Madres en su Da, en el Gran Templo de nuestra sede central Julio F. de Iriarte de la Av. Jos Glvez Barrenechea N 599 de San Isidro. Los encargados de la programacin, organizacin y conduccin de tan importante homenaje fueron la R..L..S.. Vctor Ral Haya de la Torre N 143 y la R..L..S.. Julio Francisco de Iriarte N166, grata tarea que les fue asignado

    mediante Decreto por el M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de Gran Logia de los Antiguos, Libres y Aceptados Masones de la Repblica del Per.

    3

    Despus del ingreso de nuestros HH.., sus familiares y amigos, se hicieron presentes los integrantes de la masonera filosfica del Rito de York de la Repblica del Per compuesto por numerosas delegaciones del Captulo de Masones del Real Arco N 1, del Concilio de Masones

  • Crpticos Lima N 1 y del Campamento de Caballeros Templarios Lima N 1, dependientes del General Grand Chapter of Royal Arch Masons, Internacional. Del General Grand Council of Cryptic Masons Internacional y The Encampment Knights Templar of the United Sttes of America, respectivamente.. A continuacin, hizo su ingreso el M.. Ex.. C.. Nstor Campos, Gran Superintendente del Gran Captulo Distrital del Supremo Gran Captulo del Real Arco de Escocia - Edimburgo - Distrito Per y su Gran Comitiva. Al culminar el ingreso de la delegaciones mencionadas, atendiendo a la invitacin protocolar, se dio inicio a las celebraciones en Homenaje a la Madre en su Da, con el solemne ingreso del M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la M..R.. Gran Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per y su numerosa Gran Comitiva, adems del R.H.. Hildebrando El Machuca Araujo, Vicegran Maestro de la Gran Logia del Per y el M..R..H.. Ismael Cornejo Alvarado, Past Gran Maestro de la Gran Logia del Per, compuesta por la totalidad de sus Grandes OO.. y Grandes DD.. Como primer acto de este homenaje se procedi a la lectura del Discurso de Orden preparado especialmente para esta ocasin por el H.. Capelln. A continuacin, el Q..H.. Benjamn Heredia, declam un singular poema de su autora dedicado a las Madres y especialmente preparado para este homenaje. Prosiguiendo con el programa, el R.H.. Juan Elas Lpez Machiavello, V.. M.. de la R.. L.. S.. Vctor Ral Haya de la Torre N 143, hizo entrega de un hermoso ramo de flores a la Sra. Flor de Maria Flores de Manrique, esposa del Gran Maestro a nombre de nuestras madres, a continuacin, el R..H.. Jess Mara Eduardo Tello Cepeda, V.. M.. de

    la R..L..S.. Julio Francisco de Iriarte N166, hizo entrega de igual presente floral a la esposa de nuestro Vicegran Maestro. Seguidamente, el Q..H.. Flix Ortega y una de nuestras sobrinas nos brindaron un momento musical artstico que fue el deleite de los presentes, en especial de nuestra invitadas. La sorpresa de la velada fue la presentacin fuera de programa de nuestro sobrino Bruno Tudela Crdova, hijo de nuestro R.. H.. Luis Tudela Varela, V.. M.. de la R..L..S.. De Lima N 144, quien con sus escasos tres aos, con una soltura envidiable, recit para las Madres en su Da una poesa que recibi los mejores elogios y aplausos. Continuando con la programacin el R.H.. Juan Elas Lpez Machiavello, V.. M.. de la R.. L.. S.. Vctor Ral Haya de la Torre N 143, se dirigi a la concurrencia en los ms elogiosos trminos, concluyendo en este es un homenaje pblico a la mujer que nos vio nacer y nos cri con los ms increbles desvelos y nada que hagamos para ella podr pagar el amor, la entrega, el sacrificio y la dedicacin que nos prodig desde nuestra ms tierna infancia. Para culminar con la reunin el M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la M..R.. Gran Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per, agradeci en las personas de sus VV.. MM.., con palabras muy fraternales, por todo el trabajo realizado por las Logias encargadas de esta celebracin, as mismo dedic los mas cariosos saludos a las Madres que nos acompaaban y tambin a las que por alguna causa no haba podido estar con nosotros, recordndonos que ese primer amor es imperecedero y que vivir siempre con nosotros. Despus del recorrido del Sac.. de Ben.., que fue entregado a la esposa de nuestro Gran Maestro para dedicarlo a los ms necesitados, se dio por terminado el homenaje y pasamos a servirnos un Vin.. de Honor en el saln VIP.

    4

    Solemne ingreso y recepcin del M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la M..R.. Gran Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per y su Gran Comitiva.

    Parte de la Gran Comitiva del Gran Maestro,

    Una vista del sector Nor Este del Or.., colmado en sus 2 primeras filas por los miembros de la Masonera Capitular y Filosfica del Real Arco, concilio Criptico y la Comandancia de Caballeros Templarios.

    En primera fila, a la izquierda las DD.. y OO.. Del Concilio de Masones Crpticos Lima N 1, hacia la derecha miembros de la Comandancia de Caballeros Templarios

  • En el Or.. El M..R..H.. Ismael Cornejo Alvarado, Past Gran Maestro de la Gran Logia del Per, el M..R..H.. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la M..R.. Gran Logia de los AA.. LL.. y AA.. Masones de la Repblica del Per, el R.H.. Juan Elas Lpez Machiavello, V.. M.. de la R.. L.. S.. Vctor Ral Haya de la Torre N 143, el R.H.. Pedro Chimoy Purizaga, Past

    V.. M.. I.. de la R.. L.. S.. Vctor Ral Haya de la Torre N 143 y el R.H.. Hildebrando El Machu Araujo, Vice Gran Maestro de la Gran

    Logia del Per.

    Una vista del sector Sur del Gran Templo

    Otra vista, en este caso, la correspondiente al sector Norte del Gran Templo. El R.H.. Juan Elas Lpez Machiavello, V.. M.. de la R.. L.. S.. Vctor

    Ral Haya de la Torre N 143, agradece a los presentes por su asistencia y se dirige a las Madres en los ms amables y elogiosos trminos.

    5

    .

  • En el mes de mayo 2009 las Ccl:. de la Ben:. Resp:. Log:. Simb:. UNION ESCOCESA N 152, se ha fortalecido; en el Sur con el Adelanto de 3 QQ:.HH:. y en el Norte un nuevo eslabon se ha engarzado a su cadena fraternal;

    AUMENTO DE SALARIO El 14 de mayo del 2009, en ceremonia magna de Adelanto se otorg el Grado de Compaero Mason a los QQ:. HH:. JOSE

    LUIS GONZALES CHAVEZ, LUIS ESPINOZA LEON Y CESAR POLO ESPINAL, quienes al final de la Ceremonia fueron reconocidos, admitidos y proclamados Compaeros Masones regulares y activos de la B:. R:. L:. S: UNION ESCOCESA N 152, pasando al Saln de Banquetes donde continuo la ceremonia de masticacin donde se hizo presente el Muy Respetable Hermano Manuel Manrique Ugarte, Gran Mestro de Masones del Per, quien saludo a los recien adelantados, dando realce con su presencia.

    6

    Flamantes Compaeros: QQ:.HH:. Jos Gonzales, Luis Espinoza Leon y

    Cesar Polo Espinal

    El Ven:. Mae:. R:.H:. Jhony Valerio Roncagliolo y los nuevos integrantes de la

    Columna del Sur

    R:. H:. Luis Dagnino Blanco , Q:.H:. Csar Polo E., V:.M:. Jhony Valerio

    R., Q:. H:. Luis Espinoza , Q:.H:. Jos Gonzales

    Los recin adelantados con el Ven:. Mae. Jhony Valerio Roncagliolo en el

    Saln de Banquetes

    El Q:. H:. Oscar Vera E. 1er. Vig:. dando la bienvenida en la Columna del Sur a los recien adelantados

    El M:. R:. H:. Manuel Manrique Ugarte, Gran Maestro de la Gran Logia del Per

    saluda a los recien adelantados

  • INICIACIN El Jueves 21 se realizo la ceremonia de Iniciacin, siendo reconocido, admitido, procalamado hermano Aprendiz Masn

    y miembro activo de la Ben:. Resp:. Log:. Simb:. UNIN ESCOCESA al Q:.H:. Eddy Espinoza

    El recin juramentado Q:.H:. Eddy Espinoza en el Oriente Q:. H:. Eddy Espinoza sentado en la Cabecera de la Columna de la Belleza

    En el Saln de Banquetes junto con el R:. H:. Jhony Valerio R. V:. M:. de la B:. R:. L:. S:. Unin Escocesa N 152

    Los RR:. Y QQ:. HH:.

    LA EDAD DEL APRENDIZ Q:. H:. Csar Polo Espinal I. INTRODUCCIN.

    El conocimiento de las verdades eternas, manejado a travs de los tiempos en las escuelas iniciticas, escapa a la interpretacin de la razn porque no tiene una explicacin intelectual fcil, sino que va ms all, del anlisis que podemos hacer a travs de la razn, entrando en el conocimiento profundo, en el conocimiento interno con que tratamos de explicar nuestro origen y del universo, al que solo puede llevarnos un entendimiento potenciado con la magia que se oculta en el lenguaje de los smbolos a travs de Palabras, Nmeros y Figuras Geomtricas.

    El Camino masnico busca llevarnos por esas complejas regiones de las llamadas verdades eternas, comienza por sembrar en la conciencia del Ap:. M:., el concepto del que

    partirn despus todas las respuestas. Quienes somos realmente...

    Por lo que, la condicin y estado de Ap:., se refiere a la capacidad de aprender, pues somos App:., en cuanto nos hacemos receptivos, nos abrimos interiormente y ponemos todo el esfuerzo necesario para aprovecharnos constructivamente de todas las experiencias de la vida y de las enseanzas que en cualquier forma recibamos. Nuestra mente abierta, y la intensidad del deseo de progresar, determinan esta capacidad. (1)

    7

    En tanto, a la Edad, como Tema de Enseanza Simblica; es el estado de adelanto del Ap:. demostrado en su carrera filosfica, as como el progreso Moral y Material que ha

  • 8

    llegado a alcanzar durante sus estudios.(2) En la enseanza Masnica los Grados, se reconocen, por medio de Edades Simblicas que debe ejecutar el Mas:., para retejar por medio de preguntas y respuestas para lograr la Identificacin de los HH:. que ostenten el Grado que les corresponden; cuando es de suma necesidad, el que manifieste en forma satisfactoria, su jerarqua Masnica y el Oriente a que pertenece.

    En nuestra Augusta Orden, la Masonera se revela a sus adeptos, a quienes se dan por entero a ella, sin reservas mentales, para hacerse verdaderos masones, es decir, Obreros Iluminados de la Inteligencia Constructora del Universo, que debe manifestarse en su mente como verdadera luz que alumbra, todos sus pensamientos, palabras y acciones.

    II. DESARROLLO

    La palabra EDAD, deriva del latn "Aetas, Atis o Atem". Cada uno de los perodos en que se considera dividida la vida humana. Perodo de tiempo en que se considera dividida la historia; (3) para la Historia Sagrada, se le atribuyen seis edades, las que se encuentran comprendidas, desde la aparicin de Adn, hasta que vino el Diluvio Universal; al igual que los Poetas, se dividi a la EDAD en cuatro periodos: la Edad del Oro, la Edad de la Plata, la Edad del Bronce y la Edad del Hierro (2); la Historia Profana, la divide en: Edad Antigua; la Edad Media, la Edad Contempornea y la Edad Moderna. En cuanto a la edad "masnica" corresponde simblicamente al nivel de conocimiento de cada H:..

    La interpretacin de la Edad Simblica, seala y define, elevados principios de Moral y de Virtud Cvica, en la antigedad representaba el nmero de aos que se exiga a los Postulantes, para demostrar sumisin a las pruebas Morales, Fsicas e Intelectuales, que pasaban los Profanos, para ser dignos de confianza y consideracin, antes de ser iniciados en la Masonera, posteriormente, la Edad Simblica consideraba tambin, como el nmero de aos en que Pitgoras mantena en constante observacin y silencio, a sus Aspirantes a Discpulos, antes de ser admitidos e iniciados dentro de los estudios de las Ciencias Msticas y Cabalsticas.

    La interpretacin, Simblica o Mstica de la Edad del Ap:. Mas:., toma en cuenta los Tres Factores de la vida Social del Individuo, que se manifiestan por medio de la Unin, la Paz y la Concordia, como Columnas poderosas que sostienen a la Armona Universal, al concepto Moral de la humanidad y los estrechos lazos de la Confraternidad, que une a los Masones, la Edad en el Primer G, sostiene perpetuamente, las cadenas de acercamiento Fraternal, que nos unen a los HH:. Masones, esparcidos por la superficie de la Tierra; no importa la clase social, raza, ni de la Nacin en que se desarrolle la labor Masnica.

    La Edad de la Luz, se cuenta desde el instante en que el, Recipiendario es proclamado entre Columnas como Ap:. Mas:., y contina como Miembro Activo en cualquier Tall:.; o se le considere en sueos, en forma regular dentro de la Orden. (2)

    En cuanto, al Simbolismo Material, la Edad, nos indica el plazo durante el cual, el Ap:. debe dedicarse a Desbastar las

    Asperezas de la Piedra Bruta, para el fin de darle forma Geomtrica, lo que se interpreta en el sentido Moral, como el tiempo que se concede al nefito para deshacerse de su envoltura material y vencer sus malas inclinaciones, modele su Espritu, domine sus pasiones y renazca a la Virtud, debiendo perfeccionar sus costumbres, fortalecer su Talento y mejorar sus condiciones de vida, alcanzndolo por medio de la Educacin Cientfica, Moral y Filosfica, que consigue, haciendo uso de su Voluntad y de su Dedicacin al Estudio. (2)

    La Edad Masnica, que corresponde al Ap:. Mas:. E:., es de Tres Aos, que, simbolizan: la Unin, la Paz y la Concordia en relacin a los dogmas que marca el Tringulo de la Moral, de la Armona y de la Fraternidad entre los Masones. (2)

    Los tres aos del Ap:., y los tres pasos de su marcha, en recuerdo de los tres viajes de la iniciacin, son el smbolo del triple perodo que marcar las etapas de su estudio y de su progreso. Estos tres perodos se refieren a las tres artes (la Gramtica, la Lgica y la Retrica) a cuyo estudio debe dedicarse, aunque deba solo dominar la primera, por ser la perfeccin, pues la segunda y tercera, es objeto de los CC:. y MM:.. La Gramtica, es pues la primera entre las siete artes liberales, se refiere al conocimiento de las letras (en griego grmmata: signos, caracteres o letras), de los Principios o elementos simblicos con los cuales se representa la Verdad. (4) Aqu el Ap:. debe demostrar su capacidad, pues no sabe ni leer ni escribir el Lenguaje de la Verdad, sino que se ejercita en el uno como en el otro, deletreando o estudiando una por una las letras o Principios Elementales a los cuales pueden reducirse y en los cuales puede trazarse el origen de todas las cosas.

    Los tres aos del Ap:., tiene referencia con el conocimiento de los tres primeros nmeros o Principios Matemticos del Universo: el nmero uno, o la Unidad de Todo; el nmero dos, o la Dualidad de la Manifestacin, y el nmero tres, o el Ternario de la Perfeccin. Este conocimiento filosfico de los tres nmeros, sintetiza todo el conocimiento relativo al Misterio Supremo de las cosas. Pitgoras lo expres as: la Unidad es la Ley de Dios (Primer Principio Preantinmico), el nmero (nacido por la multiplicacin de la Unidad, por medio de la Dualidad) es la Ley del Universo, la Evolucin (expresin del Ternario) es la Ley de la Naturaleza. O, segn las palabras de Ramaseum de Tebas: Todo est contenido y se conserva en el Uno, todo se modifica y se transforma por tres: la Mnada ha creado la Dada, la Dada ha producido la Trada, y la Trada brilla en el Universo entero. El Ternario es el Amor de la dualidad o el hijo de los dos: Padre, Madre e hijo: Padre, Hijo y Espritu Santo: Cabeza pecho y vientre: Poder, sabidura y movimiento, etc.(4)

    Al iniciar nuestras Tenidas en Logia, la Edad corresponde tambin, a una de las preguntas Ritualsticas, que el V:. M:., realiza a los HH:. Vigg:., para abrir y cerrar los Trabb:. del Tall:.:

    Qu edad tenis?...

    Tres aos Venerable Maestro!

  • 9

    En estas tan repetidas palabras del primer grado, el simbolismo masnico no solo nos revela una dimensin oculta de la espiritualidad del ser humano, sino que en la medida que vamos madurando progresivamente, su comprensin posibilita asumir conceptos y realidades diferentes entregndonos una perspectiva distinta en la comprensin de nuestro entorno y junto con ello de nosotros mismos.

    En este G se aplica al estudio de las leyes y misterios de la Masonera, trabaja simblicamente en el desbaste de la Piedra Bruta, desde medioda hasta media noche, como lo tena determinado Zoroastro en su academia, para los dilogos misteriosos con sus alumnos y representa el nacimiento de la planta o del nio cuando llega al mundo (5).

    La enseanza encerrada para el Ap:.Mas:., representada en un triangulo equiltero, nos indica inicialmente que el TRES es el nmero de la creacin, y representamos este concepto en un triangulo donde el vrtice superior vendra a ser el concepto del UNO, el segundo, el principio de la dualidad y el tercer vrtice es la concepcin resultante de esa dualidad masculino femenina contenida en el UNO, que en este caso no puede ser ms que el UNO, por ser el producto parte de si mismo.

    Tal es en sntesis, lo que puede comprobarse sobre el Simbolismo, el significado y la Definicin Masnica, de la EDAD del Ap:. Mas:., en relacin con las enseanzas Esotricas, Morales y Materiales.

    III. CONCLUSIONES

    Al terminar mi Trab:., luego de reflexionar en silencio en, llegar a ser un buen Apr:. Mas:., pondr todos mis esfuerzos en progresar en el camino de la Verdad y de la Virtud, poniendo en prctica las herramientas y los smbolos de Apr:. Mas:., que recib de vosotros. Y as poder desbastar mi piedra tosca a fin de comprender los principios y fines sublimes de nuestra Augusta Orden.

    IV. BIBLIOGRAFIA

    (1) Aldo Lavagnini - El Manual del Aprendiz (2) Adolfo Terrones Bentez, Gdo. 32, Alfonso Len Garca,

    Gdo. 33. - Los 33 Temas del Aprendiz Masn (3) La Enciclopedia Libre, Wikipedia. (4) Jorge Adoum [Mago Jefa] - Las Llaves del Reino

    Interno (5) Humberto Camejo Arias Simbolismo Masnico del

    Grado de Aprendiz R..E..A.. A..

    SILENCIO EN LOGIA A M NOEL LENIN QUIROZ MJICA. Or.. de Altamira, 23 de enero de 2006 (e..v..) Consideraciones Preliminares

    El Pensamiento y la Virtud trabajan en silencio Thomas Carlyle

    EL Silencio Masnico es una caracterstica fundamental y esencial para las actividades que desarrollamos en nuestra augusta institucin, caracterstica sta que esta ntimamente ligada a otra, que es el Secreto Masnico. Ambas, definen y delimitan las funciones, tradiciones y trayectoria de la Masonera como organizacin antigua y trascendental, de altos valores y principios filosficos y que usan el Secreto y el Silencio tanto en su esfera colectiva como en la esfera individual de cada uno de los QQ: HH: que la componen.

    De acuerdo a las tradiciones de enseanza de la escuela pitagrica, y usando sus conceptos relativos a lo exotrico y lo esotrico, podemos enmarcar el Secreto Masnico en el aspecto Exotrico de las enseanzas, es decir, aspectos de forma, externos pero de gran relevancia en el desarrollo de las actividades en la Logia, tendientes a

    generar un clima mstico, de formalidad y de estricto cumplimiento de los rituales preestablecidos para el desenvolvimiento de las actividades de enseanza y aprendizaje en el taller para el grado de Aprendiz.

    Por otro lado, el Silencio, se refiere al aspecto esotrico, es decir, interno, espiritual, mental, tan necesario e importante para poder asumir la posicin y la actitud mas idnea y superior requerida para el trabajo masnico. El Silencio en la institucin masnica puede estudiarse o describirse desde dos puntos de vista, el primero referido al individuo, y el segundo referido al desarrollo de los trabajos en el Rito del Primer Grado del Aprendiz, ambos ligados sustancialmente, como en efecto se explicar mas adelante.

    El Silencio Masnico.

    Mltiples significados tiene el Silencio, todos conllevan la idea de creacin, de perfeccin, de sabidura, tanto en el aspecto terrenal como en lo filosfico.

    Las grandes tragedias no pueden expresarse con palabras, los grandes fenmenos de la Naturaleza, el

    esplendor del alba y del ocaso, la imponente grandeza de las montaas y cumbres, la fuerza de los ros y cataratas, la delicada fragancia de las flores, el grato aroma que despide la tierra sedienta luego de la lluvia, la vida de devocin y sacrificio, la amargura de la muerte y el nacimiento de una nueva vida nos transportan a una regin en que las palabras no son necesarias ni posibles, y nos internan en un mundo en que el silencio reina supremo y en que todos los dems medios de expresin son ftiles y mezquinos para poder explicar, describir o manifestar la emocin o pensamientos que podamos sentir ante esos fenmenos naturales. La Sabia Naturaleza genera sus ms bellos y admirados fenmenos, bajo el manto sabio y protector del silencio, todo en ella, tanto en la flora, la fauna y la atmsfera despliega su actividad creadora y generadora de vida en procesos plenos de silencio.

    El Aprendiz Masn, tiene como deber y obligacin principal, la de mantener silencio, su sntesis filosfica tiene una premisa fundamental; Saber Pensar, Saber Dudar, Saber Callar. Es necesario

  • 10

    establecer diferencias entre el Silencio impuesto, estril, superficial, aislante, el mutismo pasivo o lleno de rencores y resentimientos que nos aleja de los dems y nos asla; y el Silencio creador, aqul que predispone al Aprendiz al desbastamiento de su piedra bruta, mediante el ejercicio de la introspeccin, la reflexin el autoanalisis.

    Es el Silencio Creador, el Silencio Masnico, el que genera la actitud idnea para el aprendizaje y el estudio de la verdad, este silencio es la base de la sabidura, y punto de partida para el autoconocimento por parte del individuo, esa reflexin interior, estado de absoluto control de los pensamientos para mantenerlos enfocados y concentrados en la observacin para luego aprehender conocimientos o simplemente formar conciencia de lo observado, es la ejecucin y puesta en practica del deber mas importante para un Aprendiz Masn, ya que callar u observar, implica per se, mantener silencio. Y es esta la herramienta que ms uso le dar en la vida masnica, plena de constante aprendizaje y reflexin.

    A travs del Silencio reflexivo, espiritual, es que el individuo puede comenzar su viaje interior, conocerse a si mismo, escucharse, y transitar ese camino largo, sereno y exigente que puede conducirlo finalmente a la Verdad. De acuerdo a la premisa socrtica relativa a que es en el interior del individuo donde esta la Verdad, la respuesta a todas la preguntas, por eso es que el mtodo socrtico o mayutica, consista en instruir e ilustrar a los aprendices mediante preguntas para obligarlos a buscar sus propias respuestas en su interior. Lo cual implica el ejercicio constante de la meditacin, del silencio reflexivo e introspectivo, pero siempre creador, la bsqueda interior, ya que es as, la nica manera de poder entender mejor el

    mundo exterior y lo intangible, lo etreo.

    El aprendiz masn necesariamente debe escoger este camino para poder aprehender los nobles estudios de la Masonera; mediante el Silencio Masnico, el Aprendiz hace una constante bsqueda del conocimiento del Yo interior, y solo al conocerse bien a si mismo, puede el hombre entender lo dems y a los dems, ya que conseguira establecer una conexin real con su razonamiento interior, su conciencia, con la cual puede formarse criterios especficos, puros y suficientemente analizados y estudiados sobre las cosas del mundo externo, y del constante y eterno Universo. Esa discusin constante, esa bsqueda interior, mantener una conexin con la Conciencia, con el Maestro Interior, debe ser la meta del Aprendiz Masn, porque la sabidura mora en el eterno silencio.

    El estado mental que nos puede generar mantener un silencio creador, nos permitira estar abiertos para recibir la luz, que nos iluminar la conciencia y el espritu para poder asimilar las enseanzas y poder sobre todo, observar y hacer las reflexiones internas necesarias para poder comenzar a labrar nuestra piedra bruta interior, ajenos a los ruidos y pensamientos perturbadores del mundo profano. Este razonamiento nos lleva consecuencialmente hablar sobre el Silencio en Logia.

    Silencio en Logia

    Silencio en Logia dice el V: M: al iniciar los trabajos, esto, mas que una formalidad encierra la invitacin a asumir el estado propicio para el aprendizaje dentro del taller, implica el cese de toda conversacin profana, el cese de todos los pensamientos y emociones que pudieran impedir tener la disposicin y concentracin suficiente para poder observar, escuchar y analizar los temas discutidos en el taller. El mantener el debido silencio

    para reflexionar sobre dichos temas y poder tener tanto la mente como el corazn abiertos para asimilar lo mas posible las enseanzas morales y filosficas que se imparten en la tenida.

    Las tenidas nacen en el silencio y terminan cuando reina el silencio. Las normas de no cruzar de una columna a otra, cubrir el templo o tomar la palabra por conducto del respectivo vigilante es el mantener de los silencios. El templo se construye en silencio, los golpes a las piedras brutas se dan fuera del templo, para entrar cargando la cantera (significado de la marcha, dado que as caminamos cuando cargamos algo pesado) de diversas maneras y con el mismo significado se mantiene el silencio en el desarrollo de la tenida, lo cual deja en evidencia que es en el ejercicio del silencio en que se basa la construccin del templo de la sabidura.

    Los silencios marcan los tiempos, en el ritual se acostumbra decir se concede la palabra para el bien del Orden, de la humanidad y muy particularmente de este taller; o sea que se rompieron con todos los silencios, visto de una forma, pero tambin implica que es un control del silencio, estado permanente del desarrollo espiritual de los aqu trabajamos.

    Conclusiones

    El Silencio en Logia es una constante en el desarrollo de la actividad dentro del taller en el grado de Aprendiz, porque solo se tendr el derecho de palabra cuando se haya aprendido a observar en silencio, y de esta manera el Aprendiz Masn podr tener conciencia del significado e importancia del uso de la palabra en el Taller, la cual servir para exponer en su debido momento los progresos logrados en la Masonera luego de escuchar, reflexionar y saber callar, que no son otros, que el llegar a conocerse a si mismo lo suficiente como para poder dar lo mejor de si no solo en la Logia, sino en el mundo profano.

  • LA SIMBOLICA DEL RITUAL DE APERTURA DE LA LOGIA FRANCISCO ARIZA El ritual de apertura y clausura de la Logia masnica es, junto a los catecismos o manuales de instruccin y los smbolos que aluden a la construccin, el nico legado (pero sin duda inapreciable) que la Masonera actual ha recibido de la antigua Masonera operativa. Dicho legado ha permitido que se continuara conservando la descripcin simblica de la cosmogona, y por consiguiente, la posibilidad de acceder a su conocimiento y comprensin. De esta manera lo fundamental del Arte Real masnico, que ejemplifica el proceso que conduce a ese Conocimiento, se ha perpetuado a travs del tiempo, y con l el Espritu de esta organizacin inicitica de Occidente. Esta sera la principal razn de que la Masonera contine siendo una tradicin viva con todos los elementos necesarios para hacer efectiva la realizacin espiritual. Por otro lado, el que muchos miembros de la Masonera ignoren el verdadero contenido inicitico y esotrico de la Orden a la que pertenecen, en nada altera la validez de la iniciacin masnica, ni disminuye su fuerza para quien est interesado realmente en un trabajo interno serio y ordenado, y sepa ver ms all de la apariencia formal e "institucional" con que se reviste y "cubre" esta tradicin para expresar la primordialidad de su mensaje, el que constituye su esencia y su razn misma de ser.

    En esta primera parte vamos a ceirnos especialmente a la simblica del ritual de apertura de la Logia, ritual que consagra, en el verdadero sentido de la palabra, los trabajos que en ella se cumplen. En efecto, mediante dicho ritual, lo que no era sino un lugar cualquiera, deviene un templo, esto es, un espacio sacralizado y significativo. Gracias a la accin de las energas espirituales vehiculadas por los smbolos, palabras y gestos rituales, podra decirse que ese lugar es "transmutado" en algo esencialmente distinto de lo que era. De ah, por tanto, la importancia de que el ritual sea practicado lo ms perfectamente posible, siguiendo con la mxima escrupulosidad lo en l prescrito, y sin alterar, suprimir o modificar sin razn alguna ninguno de los elementos que lo constituyen, ya que en el respeto a los mismos reside precisamente la eficacia del propio rito. Naturalmente esto no quiere decir que los gestos rituales se repitan de una manera "mecnica", sino que al tiempo que se realizan han de comprenderse las ideas que vehiculan, que hablan de una realidad arquetpica, siendo uno con ellas, pues el rito no es otra cosa que el smbolo hecho gesto. Por consiguiente, el ritual ha de vivirse como lo que realmente es, como un conjunto o un todo ordenado y armnico en donde cada una de las partes que lo conforman se corresponden mutuamente entre s. Se trata, por tanto, de un organismo que est vivo, y que acta de acuerdo a los estmulos que recibe, es decir en cuanto se pone en prctica de una manera consciente. Es por eso que si una de esas partes faltara el ritual entero se resentira, perdiendo "fuerza y vigor" la influencia espiritual que a travs de l se transmite.

    Para su mejor explicacin, podemos dividir el ritual de apertura en cuatro partes:

    Asegurarse de la "cobertura" de la Logia.

    Comprobar la regularidad inicitica de los asistentes y determinacin del espacio simblico.

    El "encendido de las luces" y el trazado del cuadro de Logia

    Descripcin del tiempo simblico y consagracin de la Logia.

    Robert Fludd, Utriusque Cosmi Historia T. II, 1619

    Asegurarse de la "cobertura" de la Logia

    11

    La apertura de la Logia comienza comprobndose ritualmente la "seguridad" o "proteccin" de la misma. En eso consiste el "primer deber de un Vigilante en Logia", pues sta ha de estar plenamente "a cubierto" de las influencias procedentes del mundo exterior o profano. Dicha cobertura asimila el templo masnico a la "caverna inicitica", cuya simblica est en relacin con la idea cclica de ocultacin y repliegue de la doctrina tradicional en un "lugar" inaccesible a las "miradas de los profanos". De esa cobertura se encarga directamente el Guardatemplo, oficial que, como la propia palabra indica, tiene la funcin de "guardar" y "cubrir" el templo. Con el cumplimiento de su oficio, el Guardatemplo, al actualizar la idea que el smbolo manifiesta, ritualiza la efectiva "separacin" que necesariamente ha de existir entre ese mundo profano y la realidad de lo sagrado que se vivencia en la Logia. Dicha separacin est sealada simblicamente por el Prtico de la entrada, que segn se dice "no est dentro ni fuera de la Logia". Se trata entonces de un espacio "intermediario", lugar de "pasaje" o de "trnsito" entre el exterior y el interior del templo, entre lo profano y lo sagrado. As lo indican las "marchas" o "pasos" rituales que se efectan desde la puerta del templo hasta el medio de las columnas J y B que sostienen el Prtico. Precisamente es en ese espacio intermediario donde se ubica el Guardatemplo, estando ese espacio bajo su custodia, velndolo (sin abandonarlo en ningn momento) para que los trabajos masnicos se desarrollen y cumplan en perfecta armona. Esta funcin hace del Guardatemplo un verdadero "guardin del umbral", entidad que impide el paso a los que no estn cualificados para recibir la iniciacin, pero que al mismo tiempo "abre" las puertas del templo a quien verdaderamente rene las condiciones necesarias para recibirla. En los antiguos rituales esta funcin tambin la cumpla el

  • "Hermano Terrible", cuyo nombre es bastante ilustrativo al respecto.

    Comprobar la regularidad inicitica de los asistentes y determinacin del espacio simblico Una vez el templo est "a cubierto", se procede a comprobar que todos los integrantes de la Logia estn en el lugar que les corresponde dentro de ella, asegurndose tambin que estn en posesin del signo de "al orden", que forma parte de los "secretos" del grado, y que se refiere a la disposicin interior adecuada para recibir la enseanza tradicional vehiculada por los ritos y los smbolos. En asegurarse de ello consiste el "segundo deber de un Vigilante en Logia". En este sentido, si el Guardatemplo se encarga de la seguridad "externa" de la Logia, el Primer y el Segundo Vigilantes asumen su seguridad "interna". Es por ello que el trmino de 'vigilantes' (que incluye la idea de estar "despiertos") con que se les designa, concuerda perfectamente con las funciones respectivas de estos dos oficiales, los que, junto al Venerable Maestro, representan las "tres luces" de la Logia masnica.

    Ellos "vigilan" la regularidad inicitica de todos los hermanos que se sitan en las "columnas" de Medioda (el Sur) y Septentrin (el Norte), las cuales no son otras que los lados anchos del rectngulo de la Logia. Para comprobar esa regularidad los dos Vigilantes recorren sus respectivas columnas, lo que se ejecuta, como todo en la Logia, de una manera ritual. En efecto, para dirigirse a las columnas que estn bajo su vigilancia (la del Medioda para el Primer Vigilante, y la de Septentrin para el Segundo Vigilante), ambos oficiales han de "cruzarse" previamente en el Occidente (el Oeste), lo que vuelven a repetir cuando pasan por delante del Altar de los Juramentos, situado hacia el Oriente (el Este), regresando seguidamente a sus correspondientes estrados. Es de advertir que dicho recorrido constituye la primera "circumambulacin" ritual que se realiza en la Logia, y con la que se sealan de manera clara los cuatro puntos cardinales que determinan el espacio de la misma, comprendido entre las columnas J y B que sostienen el Prtico hasta los tres peldaos que suben al Oriente. Este espacio rectangular constituye lo que se denomina el Hikal, que es propiamente el plano-base de la Logia (anlogo al plano horizontal del mundo), en toda la extensin del cual se llevan a cabo el desarrollo integral de los trabajos rituales, es decir donde stos se manifiestan y son posibles.

    Pero esa determinacin, o "enmarque" espacial, es 'trazado', si as puede decirse, previamente por los saludos o gestos rituales que los dos vigilantes se hacen entre s durante la "circumambulacin". Cada gesto describe de manera significativa una escuadra, siendo cuatro en total: dos cuando se saludan en Occidente y dos cuando pasan por el lado de Oriente, al que se denomina el Debir, situado a un nivel superior al plano-base del Hikal.

    Esos cuatro gestos "en escuadra" seran anlogos a las cuatro piedras de fundacin de toda construccin, a partir de las cuales podr levantarse todo el edificio. Precisamente, en este momento del ritual de apertura se trata de poner los fundamentos, o los cimientos, de los trabajos que se van a realizar en la Logia, su base firme y "segura" sobre la que dichos trabajos podrn ser consagrados. Efectivamente, slo si los que "decoran" las columnas de Medioda y Septentrin estn en "su lugar" e interiormente "al orden", la Logia estar "debidamente cubierta", y se podr as penetrar "en las vas

    que nos han sido trazadas", es decir en el camino que conduce a la Luz del Conocimiento.

    Piedra cbica en punta (una de las caras)

    La iluminacin del Templo y el trazado del cuadro de Logia Es dicha Luz lo primero que se solicita cuando se entra en esas vas. Y la luz que ilumina la Logia, como la que ilumina el mundo, procede del Oriente, donde est situado el Delta luminoso, smbolo por excelencia del Gran Arquitecto del Universo. Y es a los pies del Oriente en donde los tres principales oficiales de la Logia (el Venerable Maestro y los dos Vigilantes) se "unen" para "recibir" la Luz que simblicamente emana del Delta, lo que es lo mismo que la recepcin y transmisin ritual de la influencia espiritual que a travs de las respectivas funciones de estos tres oficiales en verdad "dirigir" los trabajos de la Logia. Al menos as debera ser en un taller masnico cuyos miembros fueron lo suficientemente conscientes de la realidad sagrada que se expresa mediante el rito y el smbolo, asumindola en s mismos y en la medida de las posibilidades de cada uno.

    12

    Antes hemos dicho que a estos oficiales se les denomina tambin las "tres luces", queriendo mostrar as que ellos, o mejor sus funciones, son los portadores del espritu que ilumina la Logia, y que la luz sensible simboliza de manera manifiesta. A este respecto, y segn seala Gunon, en los antiguos rituales operativos se necesitaba la reunin o el concurso de tres maestros para que una Logia pudiera trabajar regularmente, representando cada uno de ellos un determinado arquetipo espiritual o nombre divino creador. Esa simblica ha permanecido en la actual Masonera, y esos tres maestros no son otros que el Venerable y los dos Vigilantes, cuyas funciones respectivas, como estamos viendo, se vinculan con un atributo, aspecto o nombre del Gran Arquitecto: con la Sabidura el Venerable Maestro, con la Fuerza el Primer Vigilante, y con la Belleza el Segundo Vigilante. Y Sabidura, Fuerza y Belleza son los nombres que reciben los tres pilares o "tres pequeas luces" situadas en el centro mismo de la Logia, y dispuestas en forma de escuadra. Estos tres pilares son llamados tambin "estrellas" (alusin directa a su simblica celeste), las cuales son hechas "visibles" y presentes en la Logia gracias a la invocacin de los nombres divinos. El rito del encendido de estos pilares que acompaa las invocaciones, seala el momento preciso en que la Logia, que hasta entonces permaneca en penumbras, queda plenamente iluminada, producindose un paso de las "tinieblas a la luz". Es, pues, un rito esencialmente cosmognico, anlogo al Fiat Lux del Verbo creando el orden csmico al fecundar el caos primigenio, es decir el conjunto

  • de todas las posibilidades de manifestacin que se actualizan gracias a esa accin demirgica.

    La invocacin de los nombres divinos y el encendido de los tres pilares que conjuntamente llevan a cabo los tres principales oficiales de la Logia estn ritualizando, hacindolo presente, ese gesto generador del Arquitecto. Por lo tanto, la apertura de la Logia describira de manera simblica un proceso anlogo al de la creacin del mundo. Por otro lado el trmino Logia procede de Logos, la Palabra o Verbo, y tambin de trminos lingsticos que designan la luz, como el griego lik. De hecho, el templo masnico (como cualquier recinto sagrado) es una imagen simblica del cosmos, que a su vez es el templo universal y la obra directa del Creador. Y as como ste "todo lo dispuso en nmero, peso y medida", la Logia se edifica con Sabidura, Fuerza y Belleza, o con Fe, Esperanza y Caridad, las tres altas virtudes que se corresponden respectivamente con cada uno de los tres pilares. En la triple invocacin se apela a la Sabidura del Arquitecto como la verdadera artfice de la obra de la creacin, a la que preside; a su Fuerza como la voluntad que la sostiene y la regenera perennemente; y a su Belleza como a la energa que la "adorna" al imprimirle las medidas exactas y armnicas que conforman su orden interno y externo, revelado fundamentalmente a travs de las estructuras geomtricas y simblicas.

    Con las invocaciones de esos atributos divinos tambin se est recordando, o reiterando en la memoria de los presentes, aquello que se dice en los Salmos: "Si el Eterno no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican". Slo despus de esas invocaciones, y gracias al influjo espiritual en ellas contenido, el espacio de la Logia (del templo universal), previamente "encuadrado" por las "circumambulaciones" de los dos Vigilantes, queda iluminado, u ordenado, en toda la extensin del mismo.

    Es a partir de ese momento que se procede a la apertura del Libro de la Ley Sagrada (la Biblia), y a disponer sobre l el Comps y la Escuadra, lo cual lleva a cabo el Experto de la Logia, oficial al que se considera como el "guardin" del rito. El libro y los dos instrumentos, constituyen las "Tres Grandes Luces" de la Masonera, situadas encima del Altar de los juramentos, es decir en el punto geomtrico donde simblicamente se efecta la unin del cielo y de la tierra, de la vertical y la horizontal. Esa unin est representada por la posicin en forma de estrella de David, o sello de Salomn, del comps y de la escuadra, ambos smbolos respectivos del cielo y de la tierra. La Logia aparece as como el lugar donde se hace manifiesta la conjuncin cielo-tierra, y por consiguiente la comunicacin entre el mundo superior y el mundo inferior. En este sentido, recordaremos que en la rica iconografa descrita en los cuadros de Logia masnicos en ocasiones aparece una escalera (smbolo del eje) apoyando su parte inferior en el altar con las tres grandes luces, mientras su parte superior toca los cielos. Al integrante de la Logia se le indica as cual ha de ser el camino que debe seguir en su proceso interno, un camino vertical, hacia lo "alto", sin olvidar, empero, que ese ascenso slo es posible gracias a la comprensin de la doctrina tradicional. Esta se articula y expresa a travs de la enseanza vehiculada por el Libro de la Ley Sagrada (que recoge las revelaciones y teofanas transmitidas a los componentes de la "cadena tradicional"), y el Comps y la Escuadra (instrumentos que sirven para trazar las medidas prototpicas del Cielo y de la tierra aplicadas a la construccin mediante el uso de la geometra sagrada).

    Cuadro de Compaero

    13

    Inmediatamente despus de la aparicin de las "Tres Grandes Luces", el oficial Experto dispone en medio del pavimento de mosaico el cuadro de Logia, as llamado porque en l se reproducen a escala las dimensiones de la Logia, que es un "cuadrado largo" o rectngulo, pues sus lados largos son exactamente el doble de sus lados anchos. Adems en ese cuadro estn dibujados los smbolos y emblemas ms significativos del grado en que la Logia est trabajando, ya sea en el de aprendiz, en el de compaero o en el de maestro, los que constituyen la jerarqua inicitica de la tradicin masnica. El cuadro conforma as una sntesis visual y grfica de la enseanza simblica contenida en cada uno de esos grados, de ah tambin que represente un soporte de meditacin y concentracin indispensable dentro de esa misma enseanza. El cuadro de Logia podra ser considerado como un autntico mandala masnico. Recordaremos, en este sentido, que en la antigua Masonera operativa el cuadro de Logia era dibujado directamente en el suelo, utilizando para ello la tiza y el carbn. Esta costumbre, que nosotros sepamos, ya no se conserva en la actual masonera (excepto en el Rito Emulacin, en el que el trazado del cuadro est acompaado de las lecturas de determinados textos), que si ha sido llamada "especulativa" es precisamente por haber olvidado determinadas tcnicas de transmisin de la influencia espiritual practicadas entre los antiguos masones, como es sin duda alguna el caso que nos ocupa. La importancia de trazar directamente el cuadro de Logia deriva del valor que en s mismo tiene el gesto ritual como vehculo de esa influencia, pues siendo ste el smbolo en movimiento, el gesto ritual "actualiza" (siempre y cuando se haga conscientemente) la idea o energa-fuerza en l contenida de manera potencial o virtual. Por idnticos motivos, aqul que traza el cuadro (el Experto) y todos los smbolos que lo configuran, se convierte tambin en un vehculo intermediario de esas mismas energas. Podramos incluso decir que esa funcin vehicular es desempeada en realidad por todos los integrantes de la Logia, los cuales al "contemplar" el desarrollo ordenado del trazado ejecutado por el Experto participan por igual de l. Esa contemplacin, o "concentracin" ritualmente cumplida, necesariamente ha de generar un vnculo de orden sutil entre todos y cada uno de los miembros de la Logia, vnculo que una vez establecido deviene el soporte para la manifestacin de la influencia espiritual. Se comprender entonces por qu es imprescindible la presencia del cuadro de Logia durante el desarrollo de los trabajos masnicos, teniendo en cuenta,

  • adems, que para los operativos el lugar donde l es depositado se converta en una autntica "tierra sagrada". Por ello el cuadro ocupa una posicin central en la Logia, exactamente en medio mismo del Hikal, siendo adems el eje ordenador alrededor del cual se efectan las marchas o "circumambulaciones" rituales, y se realiza el importante rito de la Cadena de Unin.

    Descripcin del tiempo simblico y consagracin de la Logia Una vez el cuadro ha sido trazado, o dispuesto sin ms en su lugar correspondiente como es el caso habitual, se puede decir que la Logia dispone de todos los elementos necesarios para que los trabajos puedan abrirse "regularmente", pues "todo est conforme al rito". Como se seala en los rituales, esos trabajos comienzan a "Medioda en Punto", cuando el Sol se encuentra en su cenit y su luz cae en "perpendicular" o en "plomada" sobre nuestro mundo, siendo la verticalidad de esa luz un smbolo ms del eje invisible que une el Cielo y la Tierra, El Medioda es el momento en que el Sol detiene su curso en lo alto de la bveda celeste, fenmeno ste que llevado al ciclo del ao se repite durante los Solsticios de Verano y de Invierno, correspondindose ste ltimo con el Septentrin y la "Medianoche en Punto", cuando esos mismos trabajos finalizan. A partir de medioda se inicia la curva descendente de la luz solar, que encuentra su punto ms bajo (nadir) en medianoche. Y lo mismo ocurre del Solsticio de Verano al de Invierno.

    Considerado simblicamente (es decir, estableciendo las correspondientes analogas entre el orden natural y el orden espiritual) ese descenso de la luz solar expresa tambin el "descenso" de la influencia sagrada en el seno de la organizacin inicitica, lo que est formalmente ritualizado en la invocacin realizada "a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo"1, y con la cual los trabajos quedan definitivamente "con-sagrados". A este respecto, sera sin duda interesante recordar lo que Gunon menciona en El Rey del Mundo acerca de la "presencia real" de la Divinidad en el mundo

    manifestado. Textualmente dice: "Es preciso sealar que los pasajes de la Escritura donde se menciona especialmente (a la Shekinah o a la "Gloria") son sobre todo aqullos que tratan de la institucin de un centro espiritual: la construccin del Tabernculo y la edificacin de los Templos de Salomn y de Zorobabel2. Un centro semejante, constituido en condiciones regularmente (la cursiva es nuestra) definidas, deba ser, en efecto, el lugar de la manifestacin divina, siempre representada como "Luz"; y es curioso sealar que la expresin "lugar muy iluminado y muy regular", que la Masonera ha conservado, parece ser un recuerdo de la antigua ciencia sacerdotal que rega la construccin de los templos"3.

    Si tenemos en cuenta que los Templos de Salomn y de Zorobabel (que esencialmente son slo uno) se consideran como los modelos del templo masnico, comprenderemos entonces por qu se invoca la "Gloria del Gran Arquitecto" (esto es, su "Presencia") en el momento de abrir y consagrar los trabajos, con lo que culmina este verdadero rito de fundacin (peridicamente reiterado) que representa en realidad la apertura de la Logia masnica.

    NOTAS 1. Esa misma invocacin encabeza todos los documentos y

    escritos masnicos.

    2. En el Prlogo del Evangelio de San Juan (patrn de la Masonera) tambin se hace mencin de la "Gloria", cuando se dice: "Y el Verbo se hizo carne y habit entre nosotros, y hemos visto su "Gloria", cuando se dice: "Y el Verbo se hizo carne y habit entre nosotros, y hemos visto su Gloria". Sealaremos que en algunas logias que han conservado el espritu tradicional de la Masonera, el Prlogo del Evangelio de San Juan es ledo ante el Altar de los Juramentos y en presencia de las "Tres Grandes Luces" en el momento de abrirse y consagrarse los trabajos.

    3. El Rey del Mundo, cap. III.

    PORQUE EL TRES SIMBOLIZA PERFECCIN Por Ralph M. Lewis, F.R.C. [email protected] En la filosofa hermtica y esotrica se usa con frecuencia el nmero tres para simbolizar perfeccin. A su vez, la forma geomtrica del tringulo vino a representar la cifra tres y al mismo tiem-po hered su significado simblico de perfeccin. Desde el tiempo del filsofo neoplatnico, Plotino, y a travs de los siglos, el tres ha significado en numerosos sistemas de filosofa mstica, el nmero de pasos necesarios para la unin del hombre con Dios.

    En algunos casos fueron subdivididos los tres pasos o etapas, teniendo cada

    uno de stos, tres de tales subdivisiones, haciendo en total nueve.

    Todo indica que el dgito tres no fue seleccionado arbitrariamente para representar el estado de perfeccin. Tal parece que donde la perfeccin sigue un orden o progresin, el tercer paso, para el entendimiento, constituye la culminacin. Ningn poder misterioso para alcanzar perfeccin es inherente al nmero tres. La mente parece hallar en el tercer paso de un proceso cualquiera, la conclusin que persigue. La idea surge de la reaccin psicolgica del hombre ante sus experiencias. Es un

    excelente ejemplo de cmo nuestro organismo, la con figuracin de nuestros cuerpos y mente, se ingenia los medios necesarios para que tengamos nociones propias que contribuyan a nuestra filosofa de la vida.

    Cualidades opuestas

    14

    Casi todo estado o condicin de que tengamos conocimiento tiene su con-trario. Parece que existe una cualidad opuesta. Luz y sombra, fro y calor, grande y pequeo, arriba y abajo, bien y mal, son tan slo unas cuantas entre las numerosas cualidades duales. Para la consideracin de este tema no es tan

  • importante el que tal dualismo sea real o imaginario.

    Sin embargo, la obscuridad y el mal, por ejemplo, con frecuencia se conciben como cualidades no positivas, pero s como meras variaciones de sus opuestos. Cuando el hombre no puede percibir una cualidad opuesta, a menudo imagina alguna, con tal claridad que llega a ser para l una realidad. Como un buen ejemplo de este punto podemos citar el hecho de que no hay tal estado al que se llame espacio fsico. Hay, no obstante, espacio perceptivo.

    Este ltimo es la consecuencia de sensa-ciones de la vista y del tacto. En aquel punto donde los sentidos perciben la ausencia de esas sensaciones que se realizan como substancia, all es donde comienza el espacio para la consciencia. Sabemos, efectivamente, que esta expe-riencia es falsa. Las revelaciones de la fsica prueban que esto que llamamos espacio de hecho es plenitud de fuerzas y energas.

    Un estado de equilibrio es para nosotros el balance entre dos cualidades opuestas, sean stas percibidas o concebidas. El balance es inercia, inactividad. De hecho, si las cosas o las condiciones fueran a permanecer en constante balance el hombre quedara imposibilitado aun de imaginar los opuestos. Es debido a las cualidades variantes de las cosas que nos damos cuenta de sus aparentes opuestos. Sera difcil imaginar la obscuridad si no hubiera sombras o gradaciones de luz.

    Como resultado de la falta de equilibrio en la naturaleza experimentamos, o bien imaginamos, opuestos que tienen una cualidad muy positiva. A stos les conferimos valores varios; algunos son de nuestro agrado y otros no, dependiendo de las ventajas que parezcan ofrecernos. Con no poca frecuencia, los contrarios pueden manifestarse ante nuestras mentes como si tuvieran igual valor. Sin embargo, puede que ninguno de los dos llene propsito alguno que se haya albergado en a mente. En casos de esta naturaleza cada uno de los contrarios resulta insuficiente. De nuevo, entonces, slo

    pueden aparecer como simples medios alternados y poco satisfactorios para obtener un propsito.

    Cuando la mente concibe dos extremos, ninguno de los cuales, de acuerdo con la razn, satisface el deseo intelectual, entonces, se afirma la funcin mental de la sntesis. Despus de poner una junto a la otra, las dos experiencias o ideas que estn ms relacionadas, y de evaluaras, si la razn no puede decidir cul es la mejor, casi habitualmente las combina. Esta sntesis o combinacin, como tercer paso de un proceso o desarrollo, consiste en extractar de cada cualidad los elementos ms aceptables y unirlos en un orden que asegure la aprobacin intelectual y emocional. El nmero tres, por lo tanto, denota una culminacin. La mente ha concebido el punto medio, es decir, la diferencia entre los opuestos, lo cual para ella es la culminacin de su poder anlisis.

    Un ciclo

    La tercera etapa, como punto de con-clusin y perfeccin, es realmente el esfuerzo de la mente por evitar un esta-do de equilibrio en la experiencia. El equilibrio, en realidad, causara inacti-vidad mental y fsica. La evaluacin de la experiencia produce el impulso que baja un lado de la balanza o levanta el otro. A menudo este impulso es inconsciente. Debido al ambiente y a la educacin, nos inclinamos a favorecer una cualidad ms que otra. Vemos en una cosa o en una condicin lo que aparece ante nuestras mentes y nuestro ser psquico y nuestro ser emocional como lo mejor o lo peor. Cuando las cosas o condiciones (o las ideas) tienen igual atraccin, se emplea el proceso de sntesis y esto, a menudo, tambin es inconsciente. Como la sntesis representa el punto final de nuestros poderes de discernimiento, como tercera condicin, sta es para el intelecto humano la perfeccin de todo el proceso mental experimentado.

    El tercer estado, o la sntesis, es en realidad un ciclo, por el cual pasa la mente al hacer su juicio sobre experien-cias o nociones. En este tercer estado llega entonces, momentneamente, a un

    concepto monistico, es decir, a una idea que tiene una cualidad nica. Tan pronto la mente puede deducir que hay un posible opuesto de la idea nueva y nica a que ha llegado, da comienzo un nuevo ciclo. De nuevo, entonces, la mente est obligada a evaluar separada-mente y por contraste los dos contrarios. Si no puede seleccionar entre estas ideas una que tenga valor preferente, estar ms pronta a recurrir otra vez a la sntesis que a abandonar ambas y a buscar otras nuevas.

    El proceso de sntesis simbolizado por el nmero tres, y que representa la perfeccin, puede, con frecuencia, no ser realizado. Quizs nos demos cuenta tan slo de un elemento, o idea. Por asociacin, su contrario, su probable opuesto, registrado como una pasada experiencia en la mente subjetiva, llega a combinarse con sta. El resultado de las dos ideas se vuelve luego objetivo, como un relmpago intuitivo en nuestra mente consciente. Asume el papel de un concepto enteramente nuevo se arado. Parece no tener races en la idea que se tuvo conscientemente.

    En el pensamiento complejo la razn puede sintetizar en sucesin rpida, pasando la mente por numerosos ciclos de tres (combinndose cada tercer elemento con otros) hasta que la pirmide alcance las limitaciones del juicio individual.

    En justo crdito a los sabios y filsofos hermticos del pasado, puede decirse que ellos realizaron este proceso natural, por el cual lleg a ser el nmero tres el smbolo de la perfeccin. En la mayora de los casos, es decir, para la mayora de las personas, el tres fue realizado solamente como el paso final de una progresin; sin saber por qu fue as. Este paso final lo hizo aparecer como uno de los misterios de la natura-leza. Quizs es por esto que los que estn inclinados a la supersticin han credo que el nmero tres posee algn poder latente. A tales personas, les ha parecido que el nmero tres derrama luz sobre cualquier problema con el cual se encuentre relacionado.

    15

  • Para nuestros RR:. Y QQ:. HH:. y cuadas, que cumplen aos y aniversarios matrimoniales en el mes de Junio, les hacemos llegar nuestro fraternal saludo y pedimos al Ser Supremo que los bendiga y colme de felicidad en vuestros hogares y la alegra y fortuna reine en el por siempre.

    ! felicidades

    Ellos

    Manuel Ige Afuso 17 Junio

    Ellas

    Jeri Ramn Ruffner de Vega 17 Junio

    Marcela Estela Suarez Valcarcel de Polo 20 Junio

    Carmen Varas Cceres de Bentez 22 Junio

    Aniversarios

    Carmen Varas Cceres + Demetrio Bentez 22 Junio

    .

    Qu es la gripe? http://www.saludpractica.com/33-gripe.html

    16

    La gripe, o influenza, es una infeccin vrica de las vas respiratorias que provoca fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y debilitamiento general. La enfermedad es muy contagiosa y se propaga con especial facilidad en los colegios y en las residencias para personas mayores.

    Otros muchos virus que afectan a las vas respiratorias son responsables de estados gripales menos graves que la gripe propiamente dicha y mucho ms frecuentes.

    No hay que confundir gripe y estado gripal, porque los riesgos y la prevencin no son los mismos.

    Cules son las causas de la gripe?

    La gripe se debe a un conjunto de virus dotados de caractersticas comunes pero que presentan algunas diferencias segn el grupo al que pertenecen. Cada cuatro o cinco aos, por trmino medio, los virus sufren una mutacin y aparece una nueva cepa que provoca una epidemia ms virulenta.

  • 17

    Los virus responsables se transmiten mediante las gotitas expulsadas por el enfermo o por el portador sano cuando habla, estornuda o tose. As pues, los virus estn presentes en el aire y en numerosos objetos. El mecanismo es idntico para los virus responsables de afecciones respiratorias.

    La persona infectada por un virus gripal se vuelve inmune a ese tipo de virus, pero no a los de los grupos afines, lo que explica que sea posible enfermar de gripe varias veces.

    Tratamiento de la gripe

    Cundo hay que consultar al mdico?

    La afeccin se manifiesta generalmente en un contexto epidmico. Tras una breve incubacin, de uno a tres das, el enfermo sufre dolor de cabeza, malestar general y fiebre alta.

    Qu hace el mdico?

    El objetivo de la visita mdica es determinar que se trata efectivamente de un cuadro gripal y excluir complicaciones respiratorias, como bronquitis y pulmona.

    Cul es el tratamiento de la gripe?

    Como ocurre con todas las infecciones vricas, tampoco para la gripe existe un tratamiento especfico. Algunos mdicos aconsejan vitamina C en dosis masivas, otros se conforman con mantener bajo control la temperatura con aspirina o paracetamol. Las inhalaciones de vapor de agua con extractos aromticos de menta o eucalipto descongestionan las mucosas respiratorias.

    El reposo en cama y la hidratacin por medio de bebidas abundantes son medidas secundarias pero necesarias.

    Las sobre infecciones bacterianas respiratorias son tratadas con antibiticos, prescritos regularmente en

    caso de pacientes dbiles: ancianos, convalecientes, pacientes con enfermedades respiratorias crnicas, diabticos, etc.

    Qu puede hacer uno mismo?

    Guardar cama, beber mucho y mantener bajo control la fiebre con aspirina y paracetamol son las nicas medidas que puede adoptar uno mismo para combatir la enfermedad.

    Se desaconseja encarecidamente el uso de gotas nasales vasoconstrictoras, que acaban destruyendo la mucosa, y de jarabes contra la tos, que favorecen la obstruccin bronquial en lugar de facilitar la evacuacin de mucosidades.

    Cmo evoluciona la gripe?

    En muy poco tiempo, tras la fase de la invasin vrica, los sntomas de irritacin de las mucosas respiratorias (goteo nasal, tos catarral, dolor en la faringe al tragar) se acompaan de fiebre y malestar general.

    Si no surgen complicaciones, la enfermedad se cura de forma espontnea en el plazo aproximado de una semana. Sigue una convalecencia ms larga que la causada por un banal sndrome gripal, porque la sensacin de fatiga es ms prolongada.

    La sobre infeccin bacteriana se manifiesta con una coloracin del goteo nasal y de la mucosidad bronquial, junto a un nuevo acceso de fiebre.

    La gripe es peligrosa?

    Por sus complicaciones, la gripe causa cientos de fallecimientos al ao en Espaa. Una sola epidemia de gripe comporta millones de jornadas laborales perdidas. Aunque suele tener una evolucin benigna, no debe subestimarse.

    Los sndromes gripales, que tambin se producen por oleadas epidmicas, son

    menos peligrosos, y sus complicaciones menos frecuentes.

    Cmo prevenir la gripe?

    Todos los aos, antes del inicio del invierno, se pone a disposicin de la poblacin una vacuna contra la gripe."La vacuna est adaptada a los diversos grupos de virus que se sabe que estn en circulacin ese ao. Sin embargo, a causa de la gran variedad de virus que transmite la enfermedad, la vacuna slo ofrece una tasa de proteccin del 60 - 70 %.

    La vacunacin es eficaz durante al menos un ao y s aconseja para todos los ancianos y enfermos crnicos. En cualquier caso, la molestia de vacunarse es preferible al riesgo de las molestias de la enfermedad.

    Esta vacuna. no resulta vlida para prevenir los sndromes gripales debidos a otros virus, cuya gravedad es menor.

    ATENCIN: La gripe mata cada ao a muchas personas a causa de sus complicaciones, como la neumona. Todos los individuos dbiles (personas mayores, personas con problemas cardiorrespiratorios) deben vacunarse. Sntomas

    Dolor de cabeza. Fiebre alta. Escalofros. Malestar general. Goteo nasal. Tos catarral. Dolor de faringe. Intensa sensacin de fatiga. Lagrimeo.

    Edicin: R:. H:. Rafael DArrigo C.

    [email protected]

    Cualidades opuestasUn ciclo