Getafe Capital n241

download Getafe Capital n241

of 16

  • date post

    10-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    225
  • download

    10

Embed Size (px)

description

noticias, getafe, actualidad

Transcript of Getafe Capital n241

  • AO XI - NMERO 24131 DE OCTUBRE DE 2012

    El posicicionamiento contrario ala creacin del macrocomplejo Euro-vegas en Madrid del obispo de la Di-cesis de Getafe fue un tema de grancalado meditico. En una entrevistaen exclusiva con esta publicacin,Joa qun Mara Lpez de Andjar de-muestra que, a pesar del alto cargoeclesistico que ostenta, conoce a laperfeccin las necesidades de una po-blacin en crisis as como los proble-mas que ms preocupan a los getafen-ses. Tambin es crtico con algunasde sus actividades, y reclama que seregulen las que se realizan en el Cerrode los ngeles que no tienen un ca-rcter estrictamente religioso.La Iglesia, como servicio pblico, ac-ta en la sociedad a travs de colecti-vos solidarios como Critas o Funda-ciones como la San Martn, quecoordina el Centro de Orientacin Fa-miliar, y por ello, el obispo diocesanoconsidera que la exencin del pagodel IBI no es ningn privilegio, sino unincentivo al desempeo de dichas la-bores. Dice estar enamorado de miDicesis y se emociona hablando deaquellos que dedican y entregan su vi-da a Dios, los 42 alumnos que vivenen el Seminario del Cerro.

    PGINA 6

    No se puedencrear puestos detrabajo a cualquier

    precioJoaqun Mara Lpez de Andjar, obispo de Getafe,

    se ratifica en su rechazo a Eurovegas

    Si estsenfermo, no

    valesLas asociaciones de salud, como la

    de esclerosis mltiple, viven al borde del abismo

    Estn dispuestos a coger las ca-millas y salir a la calle. Es la ltimabaza que pueden jugar,cuando seponen a pensar en su futuro, que setorna cada vez ms negro, segn lassubvenciones se acaban y los recur-sos propios se agotan. La Asocia-cin Getafe de Esclerosis Mltiple(AGEDEM) se ha planteado inclusoel cierre. De momento, tienen recur-sos para sobrevivir hasta marzo. Apartir de ah, se abre un abanico de

    incgnitas. Estos afectados por unaenfermedad degenerativa incurable,pueden verse en la calle, o privadosde servicios fundamentales para susalud como fisioterapia, logopediao psicologa. Al final, la desazn sepalpa en sus palabras: Si ests en-fermo, no vales, dice una de lasafectadas, que ha encontrado en laasociacin una esperanza que ahorala crisis le puede arrebatar.

    PGINA 5

  • OPININ31 de octubre de 2012

    2

    JUAN SOLER TIENE COMISARIOS POLTICOSque elaboran listas blancas y negras? Cul es el criterioque siguen para colocar a los buenos y tachar a los ma-los? Son las ideas polticas, el sexo o la crtica determi-nantes en esta clasificacin? No atenta esto contra losprincipios constitucionales ms elementales? Persigue

    de esta forma Juan Soler a quien no considera fieles y devotos de su causa?

    CUL ES LA SITUACIN QUE DEJA RENTA GETAFE con su avisode inicio de procedimiento concursal? Pueden tomar alguna decisin enrelacin al proyecto de Plaza Mayor que estaba en ciernes? Alguien ha te-nido en cuenta que nicamente poseen el 55% de la edificabilidad y que ha-bra que negociar tambin con el 45% restante? Quiere el PP saltarse a latorera el Plan General de Ordenacin Urbana proponiendo una actuacinque est fuera del planeamiento?

    QU HA PASADO CON EL CONCURSOdel mercado municipal quese convoc a bombo y platillo por el actual equipo de Gobierno? Se esta-rn encontrando con problemas que tratan de arreglar con alguna que otracena y visitas a domicilio para solventar las dificultades que tienen con elplaneamiento? Se estn encontrando en un callejn sin salida ante el cualse empean en estrellarse lanzando una y otra vez el proyecto a los cuatrovientos, pero sin trasfondo alguno?

    ES CAPAZ EL PP de llevar a los hechos la palabrera que difunde por lasredes sociales? Es ms fcil esconderse en el anonimato de Twitter o Fa-cebook que afrontar un cara a cara con afectados, por ejemplo, de Los Mo-linos y Buenavista? Ser capaz de dejar de esconderse y responder direc-tamente a los vecinos?

    MisteriosSIN resolver

    La injusticia social de un desahucio

    La denuncia

    SubeAJE

    Baja

    EDITOR: Jess Prieto DIRECTORA:Raquel GonzlezREDACCIN: Miriam Errejn

    DISEO GRFICO Y MAQUETACIN:Aurora MoyanoFOTOGRAFA: F. Herrn

    PUBLICIDAD: Floren Herrn Uribe (Tel.: 91 601 03 94 - E-mail: publicidad@getafecapital.com)REDACCIN: Plaza Coln, 5. 28901 Getafe (Madrid)

    (Telfono: 91 601 03 94 - E-mail: redaccion@getafecapital.com)IMPRIME: IMCODAVILA, SA DISTRIBUYE:Buzonalia (Tel: 91 646 20 85)

    DEPSITO LEGAL:M-11096-2012

    EDITA:

    Getafe Capital no se hace necesariamente solidario de las opiniones vertidas por sus colaboradores en los artculosfirmados. Prohibida la reproduccin por cualquier medio o soporte de los contenidos grficos o escritos

    de esta publicacin, en todo o en parte, ni aun citando la fuente sin permiso del editor.

    www.getafecapital.com

    FUNDADOR:Jess Caldeiro

    Las calles de la Alhndiga(algunas de ellas) estnafrontando obras en el

    subsuelo con el Canal deIsabel II. Unas obras quecontinuarn con el PlanAsfalta, que significar

    volver a levantar las callescon apenas unas semanasde diferencia. Adems, loscostosos adoquines que se

    haban instalado enalgunas calles de estebarrio, se perdern.

    Dnde est laplanificacin?

    editorial

    Un jardn vertical anunciado, esperado, y sobre todo, criticado. Las redes sociales ardieron cuando se publicla inauguracin oficial de este espacio ldico que aseguran ha costado 200.000 euros. Ese es realmente elcoste o quiz lo han enmascarado? Por la calle, los comentarios eran de indignacin. No se entiende un gastoas en un momento de crisis como el actual. Luego vendr el mantenimiento, las luces que hay que poner paraproteger a las plantas del fro, el agua de la fuente Echamos nmeros?

    Un hombre se lanz por la ventana en Valencia cuando leiban a desahuciar; otro, en Granada apareci ahorcadocuando los funcionarios se disponan a ejecutar la orden dedesalojo que se haba dictado contra l. Habitualmente uncdigo no escrito deja estos casos de suicidios, consuma-dos o no, en el anonimato, en el olvido, fuera de las pginasde los peridicos. Pero la desesperacin de miles de fami-lias ha superado hasta esa barrera. Porque da tras da, lasinrazn se va cobrando nuevas vidas ante la indiferenciade quienes tienen en sus manos el poder de arreglarlo. Msde 350.000 familias han perdido sus casas en los ltimoscuatro aos, se han visto abocadas a mendigar la caridadde sus familiares, o de extraos en la calle. Sin casa, sin dig-nidad, y sin vida. Las leyes son fras y calculadoras. No entienden de piedady, en muchas ocasiones, tampoco de justicia. Hay quien seha quedado en la calle por avalar con su casa un prstamoirrisorio. Cuando la espiral de los impagos se pone en mar-cha, no hay forma de frenarla: la deuda crece exponenciale injustamente, mientras detrs se rompe una familia, unavida, unos nios se quedan sin hogar y en muchos casosla deuda sigue vigente. Incluso varios jueces han denuncia-do los abusos de un sistema que se remonta a hace ms deun siglo: el actual sistema de cobro de crditos hipotecariosdata de 1909. Mala praxis, es la terminologa que utilizanpara describir el abuso que han ejercido los bancos desdesu posicin de acreedores. El punto de partida parece casi obvio: hay que extender so-bre el cliente sobreendeudado parte de las ayudas que labanca ha recibido por parte del Estado. Fueron las entida-

    des crediticias las que hicieron dejacin de sus funcionescuando concedieron hipotecas sin valorar las posibilidadesreales que haba de hacer frente a la deuda en un escenariono tan halageo. La consecuencia ante el impago es la ex-clusin social y por eso los jueces proponan hasta 18 me-didas para frenar esta sangra social. Conceder moratoriasen el pago debido a paro, accidentes de trabajo o enferme-dades; proponer la dacin en pago como modo de cancelarel crdito en determinadas situaciones; aumentar las me-didas de proteccin bajo las que el juez pueda determinarperiodos de carencia, ampliaciones del plazo o reduccionesdel tipo de inters; buscar frmulas intermedias como elarrendamiento o el leasing son algunas de las medidasque propusieron y que el CGPJ rechaz. Se buscaba justicia,que el banco no siguiera engrosando sus bienes a precio desaldo mientras los ciudadanos se quedan en la calle. Hay soluciones. El PSOE ha propuesto algunas que parecenobvias, por ejemplo, que si se ejecuta una hipoteca por im-pago, la valoracin del piso no podr ser inferior a la que serealiz para conceder la hipoteca. Es decir, si el piso se tasen 120.000 euros, no puede valorarse en 60.000 cuando estase va a ejecutar. Tambin piden que el umbral de exclusinque protege a deudores sin recursos se aumente hasta aque-llos que no superen dos veces y media el IPREM. Ahora solohace falta voluntad poltica, y plantarle cara a los bancos. Eshora de que devuelvan parte de las ayudas que han recibido. Mientras tanto, plataformas como la de Afectados por laHipoteca continan saliendo a la calle, removiendo con-ciencias, jugando la ltima baza para tratar de frenar unasangra que conduce a la pobreza social.

    La Ruta del Cctel se solap enesta ocasin con la Ruta del Coc-tel Sin Alcohol, y para ms inricon la Noche Europea sin Acci-dentes. Todo un xito de organi-zacin que la tan bien relaciona-da AJE, organizadora de loseventos, debera haber previsto.Al final este cctel ha significadoque muchos de los hosteleros nohan podido aprovechar la opor-tunidad que se brinda siempreque hay una actividad de este es-tilo. Su beneficio se ha reducidopor la mala planificacin que seha hecho de esta actividad.

    Stop Desahucios

    La imagen

    La solidaridad es lo nico que lesqueda a muchas familias que se venabocadas a tirarse a la calle, aban-donar sus casas despus de habersufrido en muchas ocasiones situa-ciones de abuso respecto a los ban-cos o entidades prestamistas que lesdesahucian. La solidaridad de la pla-taforma Stop Desahucios permitedar un poco de esperanza a todosaquellos que se encuentran en unasit