Experiencia Revolucionaria Hungara 1918-1939

download Experiencia Revolucionaria Hungara 1918-1939

of 30

  • date post

    18-Dec-2014
  • Category

    Documents

  • view

    27
  • download

    2

Embed Size (px)

Transcript of Experiencia Revolucionaria Hungara 1918-1939

LA EXPERIENCIA REVOLUCIONARIA HNGARA, 1918-1939*

(*) Este trabajo apareci publicado como suplemento del nmero 4 de la revista Resistencia. Info-revista para la Disidencia, en abril de 1996.

INTRODUCCIN De todos los movimientos fascistas que aparecieron en la Europa de entreguerras, el caso hngaro contiene unos determinados rasgos que lo caracterizan especialmente. Probablemente present la mayor diversidad per cpita de grupos fascistas, semifascistas, radicales de derecha o nacionalistas. Stanley Payne cita hasta cinco posibles causas a la hora de buscar una razn a la amplia movilizacin, con estas caractersticas, de la sociedad hngara.(1) Primero. El final de la Gran Guerra y el consiguiente tratado del Trianon redujo de forma considerable el antiguo reino de Hungra. Estas prdidas demogrficas y territoriales propiciaron un amplio sentimiento irredentista. Segundo. En 1919, el pas sufri breve pero intensamente un periodo revolucionario de la mano de comunistas y socialistas dirigidos por Bla Kun.. Tercero. Pese a ser una sociedad especialmente atrasada en cuanto a la industrializacin, su anterior papel de soporte bsico del Imperio Austro-Hngaro haba desarrollado una numerosa clase media nacional burocrtica, que ahora padeca las

consecuencias de la desintegracin del Imperio. Desempleados, proporcionaban militantes a estas opciones polticas. Cuarto. Los intelectuales participaban en los diferentes procesos culturales de carcter nacionalista radical, tan de moda en la Europa de esos momentos. Quinto. La dominacin de la poltica y de la sociedad de la derecha nacionalista y la supresin de la alternativa de izquierda tras la revolucin de 1919, permita a los grupos fascistas representar la opcin revolucionaria. Payne acaba por dar una explicacin al fracaso de este movimiento a la hora de conquistar el poder. Pese a su carcter poderosamente popular, la ausencia de un sistema autnticamente liberal y parlamentario, junto al frreo y represivo gobierno del regente Horthy impidi cualquier accin revolucionaria que se apoyara en la movilizacin de su masa de simpatizantes. Con este trabajo pretendo estudiar y analizar este peculiar caso hngaro. La situacin de la sociedad, del pas, el proceso de formacin de una opcin revolucionaria fascista y su fracaso en la consecucin del poder. Para acabar esta introduccin quisiera aclarar que por comodidad y claridad me referir a los movimientos fascistas como un conjunto de diferentes movimientos con ms elementos comunes entre s que no diferenciadores. Pese a todo, al referirme al fascismo genrico, lo hago consciente de las diferencias que en cada caso existieron. EL FINAL DE LA GRAN GUERRA Y LA NUEVA HUNGRA En 1918, los Imperios Centrales estaban al borde de la derrota. La situacin militar, la crisis interna de cada uno de estos Estados y la poltica desarrollada por las potencias de la Entente anunciaba el fin. Mientras las nuevas autoridades soviticas firmaban la paz con Alemania y hacan frente a la oposicin interna, en marzo, Bla Kun, un periodista comunista constitua la seccin hngara del Partido Bolchevique. En enero, la huelga vienesa de los trabajadores de la industria blica se extendi por

los territorios del reino hngaro: cost tres das restaurar el orden sobre el medio milln de huelguistas. El 20 de mayo se amotinaron algunas tropas en Pcs y se sucedieron huelgas que paralizaron, cada vez ms gravemente, la produccin. Las autoridades declararon la Ley Marcial y disolvieron organizaciones de carcter izquierdista como el Crculo Galileo. Pese a los intentos de dimisin del gobernador Sndor Wekerle, el monarca se neg a entregar el poder a la oposicin reunida en torno al conde Mihly Krolyi. El 8 de abril, diferentes representantes de las minoras nacionales anunciaron en Roma su intencin de no permanecer en el seno de la monarqua austro-hngara. Formaron diferentes Consejos Nacionales que acabaron por dar vida a los nuevos Estados. Durante el verano, la Entente reconoci al checoslovaco la condicin de aliado beligerante. La situacin militar empeoraba. A los desastres del frente italiano para los austro-hngaros, se aadieron los avances de las tropas aliadas hacia Hungra y las capitulaciones de Bulgaria en septiembre y de Turqua en octubre. El emperador Carlos intent salvar la situacin y proclam el Estado federal el 16 de octubre en su Manifiesto a los Pueblos. Pero el 25 del mismo mes, mucho despus que el resto de nacionalidades del Imperio, Mihly Krolyi cre en Budapest el Consejo Nacional Hngaro y se present un programa de doce puntos para la independencia hngara, un acuerdo de paz separado, sufragio universal, reforma agraria y reconocimiento de las minoras nacionales.. Entre el 27 y el 30, las diferentes nacionalidades del Imperio anunciaron sus respectivas secesiones. El rey eligi un nuevo primer ministro, el conde Jnos Hadik, pero el pueblo ya no lo acept. En Budapest, el da 28, se ech a la calle slo para ser tiroteado por la polica: era el inicio de la Revolucin del Crisantemo. Durante la noche del 31 de octubre, las tropas del Ejrcito Territorial -el Hnved- que ya se haban puesto de parte del Consejo Nacional, salieron a la calle y ocuparon los edificios pblicos. El proceso revolucionario era un hecho bien claro, y el emperador-rey encarg a Krolyi formar un nuevo gobierno. En l se encontraron los grupos polticos que haban precipitado esta revolucin democrtica, burguesa y nacional. Anunci cuales

seran sus prioridades: proclamacin de independencia de los territorios de la Corona de San Esteban, introduccin del sufragio secreto e igualitario, garanta constitucional de los derechos democrticos y realizacin de una profunda reforma agraria, adems de otras medidas para el bienestar social. Con objeto de mantener el orden, se crearon milicias armadas. El conde Istvn Tisza, mximo representante del viejo sistema, fue asesinado. El 16 de noviembre se proclamaba la nueva repblica de Hungra. EL PERIODO REVOLUCIONARIO El gobierno del conde Krolyi goz en un primer momento de un amplio apoyo popular: la entusiasmada sociedad esperaba de su nuevo dirigente un final favorable de la guerra. En favor de ste contaba su conocida simpata por la Entente que le haba llevado incluso a contactos con la misma. Sus ltimos y desesperados intentos por persuadir a las potencias vencedoras fracasaron. Si bien en un principio accedieron a mantener el status quo en esta parte de Europa, las minoras nacionales rechazaron la propuesta del gobierno hngaro. Pese al armisticio con los italianos en Padua del 3 de noviembre y con los franceses en Belgrado el 7 del mismo mes -mediante el que se reconoca la independencia hngara-, tropas rumanas invadieron Transilvania el da 10 despus que el Consejo Nacional rumano anunciara su secesin. A esta accin le siguieron otras parecidas: el 24, los serbios ocupaban las regiones de la actual Vojvodina: Bcska, Baranya y el Bnato occidental; tropas checas avanzaban sobre Eslovaquia (la antigua Hungra superior) y la Dieta del Reino de Croacia y Eslavonia anunciaba su fusin con Serbia. Tropas francesas tambin intervinieron y ocuparon el sur de Hungra con la ciudad de Szeged. Este desmembramiento territorial repercuti sobre la poblacin magiar: un sentimiento de amargura envenen la confianza en Krolyi. Los hechos demostraban que pese a las esperanzas, Hungra era considerada como una nacin derrotada, que no reconocan al nuevo gobierno democrtico, que lo consideraban como una mera continuacin del anterior. La consolidacin del nuevo estado se ralentizaba. El fracaso exterior haca imposible la concepcin multitnica y liberal del

mismo. En el interior, para unos la revolucin haba finalizado, pero para otros no haba hecho ms que comenzar. El gobierno inici una serie de reformas, como una nueva ley electoral muy prxima al sufragio universal. Se garantizaba la libertad de prensa, de reunin y de asociacin y se prometi una autonoma a la poblacin rutena del norte del pas. Se prepar una reforma agraria y se introdujo una vieja aspiracin trabajadora: la jornada laboral de ocho horas. La situacin econmica se deterioraba da a da. El bloqueo aliado, la ruptura de los lazos comerciales con Austria y la prdida territorial, contribuyeron a la paralizacin de la industria. El retorno de los prisioneros, la desmovilizacin del Ejrcito y los refugiados que huan de las regiones ocupadas dispar el nmero de parados y desposedos que deambulaban sin hogar. La guerra haba arruinado las finanzas del pas y en el campo muchos terratenientes se negaron a cultivar sus tierras ante la inminente reforma agraria, mientras la desesperacin de los ms pobres aumentaba al no ver indicios de la misma. La tensin creca en un clima de violencia entre rumores de acaparemiento de alimentos bsicos por parte de magnates y campesinos acomodados. Las reformas democrticas eran a su vez criticadas por la oposicin de derechas y de izquierdas que se organizaba. Por un lado, la oficialidad conservadora recelosa se organizaba en secretas organizaciones patriticas como la creada por Gyula Gmbs. Por el otro, apareca el Partido Comunista constituido en torno a un pequeo nucleo de activistas, la mayora exprisioneros de guerra en Rusia y que diriga un periodista, Bla Kun, el cual haba tomado parte en la revolucin bolchevique de Octubre como colaborador de Lenin. ste, rpidamente, entr en contacto con los socialistas revolucionarios y con el sector ms izquierdista del Partido Socialdemcrata, grupos que haban participado en la pasada Revolucin del Crisantemo, pero que se haban alejado posteriormente de la lnea oficial de colaboracin con el nuevo gobierno. Esta izquierda radical vi la necesidad de organizar un nuevo partido, al apreciar como los consejos de obreros y soldados, que espontneamente haban aparecido en Budapest, no crecan y expandan su influencia. Desde un primer momento, el Partido Comunista concentr sus actividades en la

capital para pasar despus a las provincias. Pese a su escaso tamao, su p