estr PRIMARIOS » INTERMEDIARIOS - Maestra - Primarios... · espiritual de nuestros hijos. •...

download estr PRIMARIOS » INTERMEDIARIOS - Maestra - Primarios... · espiritual de nuestros hijos. • Impacto

of 16

  • date post

    05-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    219
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of estr PRIMARIOS » INTERMEDIARIOS - Maestra - Primarios... · espiritual de nuestros hijos. •...

  • PRIMARIOS INTERMEDIARIOS

    54

    2 TRIMESTRE DE 2018

    Llave

    maest

    ra

    Nuestro desafo es ser discpulos de Cristo, para ser gente que cuida gente.

  • 2

    LL

    AV

    E

    MA

    ES

    TR

    A

    IM

    PR

    ES

    O E

    N A

    RG

    EN

    TI

    NA

    .

    MATERIALES NUEVOS Pistas de la Creacin. Utilicemos

    este excelente material con nios de nueve aos en adelante co-mo continuacin de Semana San-ta, en Sociedades de Menores, Gru-pos Pequeos, etc. Incluye cuatro DVD y un cuadernillo de actividades.

    REFORZAR Adoracin Infantil. Utilizar la

    nueva msica y nuevo material. Primero Dios. Acompaar a los ni-

    os en el uso de este material, in-

    centivndolos a que luego conti-nen con la lectu-ra de la Biblia, a tra-vs de Reavivados por su Palabra.

    Culto familiar. Trabajar con el Ministerio de la Familia utilizando la revista Reparando brechas.

    PROMOVER Y PARTICIPAR Sbado del Da del Nio. Planifi-

    car y realizar esta actividad junto con Aventureros.

    Grupos Pequeos. Desarrollar los GP con los nios incentivndolos a participar e invitar a sus amigos.

    Ferias de Salud para nios. Promover y participar.

    Proyecto Man. Este trimestre se inicia el Proyecto Man. Ha-blemos con los padres sobre la importancia de contar con estos materiales para el crecimiento espiritual de nuestros hijos.

    Impacto Esperanza. El libro mi-sionero tendr una versin revis-ta Mis amigos. In-centivemos a nues-tros nios para que compartan este material durante Impacto Esperan-za, el 26 de mayo.

    DESTACADOS PARA ESTE TRIMESTRE

    COMUNIN Y MISIN Objetivo de Llave Maestra para 2018: fortalecer la Escuela Sabtica Desarrollar el programa propuesto para cada

    sbado, segn el manual de Escuela Sabtica: Tomar el versculo de memoria. Preguntar por las actividades sugeridas en el

    folleto de Escuela Sabtica.

    Crecer en recursos humanos: Capacitacin. Responsabilidad. Compromiso. Crecimiento espiritual constante.

    Crecer en recursos materiales: Mejora de las aulas de los nios. Aulas acordes a las necesidades de los nios. Calefaccin y ventilacin adecuada. Paredes revocadas, pintadas y decoracin

    apropiada. Aulas limpias y ordenadas. Con el mobiliario necesario.

    Mejorar cantidad y calidad de materiales didcticos: Manuales de Escuela Sabtica y Llaves Maestras. Materiales varios: Lpices de colores, tijeras, gomas de borrar y

    de pegar, hojas de colores, goma eva. Materiales de peluche, de madera, plsticos

    no txicos.

    DISCIPULADO: GENTE QUE CUIDA GENTE

    Cuando hablamos de discipulado, la imagen que aparece en mi mente es la de Jess caminando con sus discpulos. Los imagino hablando, riendo y escuchando al Maestro mientras avanzan por los polvorientos caminos entre aldeas y pueblos. De tanto en tanto los veo detenerse porque Jess ha hecho un alto para atender la necesidad de uno o de muchos. Si alguien los hubiese mirado de lejos podra haberlos identificado como un grupo de gente que estaba cuidando gente. Y era as. Discpulos aprendiendo del maestro para luego ellos ser gente que cuida gente. Este es el desafo que te presentamos. Ser un discpulo de Cristo y al mismo tiempo poner en prctica lo que aprendes y vives con l. Escoge a uno o dos nios o familias y trabaja por ellos y con ellos de manera especial, hacindolos discpulos de Jess.Evelin W. de Bentancor.

  • 3

    2

    T

    RI

    ME

    ST

    RE

    D

    E

    20

    18

    LLave MaestraIdeas y proyectos para desarrollar

    con nios y adolescentes.

    DIRECTORA: Evelin W. de Bentancor E-mail: llave.maestra@adventistas.org.ar

    PRIMARIOS INTERMEDIARIOS 2 Trimestre de 2018 Ao C

    REDACTORAS: Marlene Ocampo CUNA e INFANTES Sonia Lapalma PRIMARIOS e INTERMEDIARIOS Emilia Silvero de Steger JUVENILES

    MANUALIDADES: Gisela Steckler de Mirolo.

    CORRECTORA Y ASESORA: Beatriz W. de Juste

    DISEADOR: Arturo Krieghoff E-mail: artk@hotmail.com

    ecuerdas a los cautivos en Babilonia que, habien-do sido liberados provi-

    dencialmente por orden de Ciro, regresaron a Jerusaln con Zo-robabel (Esdras 1 y 2)? Bien, estos re-patriados se encontraron con una ciudad en ruinas que deba ser recons-truida; sin embargo, ni bien se hubie-ron establecido, se enfocaron en la tarea de reactivar la actividad espiri-tual en su medio. Como primera me-dida restauraron el altar y el culto y, a continuacin, colocaron los cimientos del templo (cap. 3).

    Si quieres experimentar progreso en tu vida, haz de Dios y la construc-cin de su iglesia tu primer inters. Como maestro de Escuela Sabtica de cualquier divisin, no dejes para ltimo momento la preparacin del programa del prximo sbado, no per-mitas que el viernes de noche te en-cuentre cansado improvisando alguna actividad para el da siguiente. Dedica lo mejor de tus energas, talentos y re-cursos para la construccin de la vida espiritual de tus alumnos.

    La historia detalla que, mientras los albailes ponan los cimientos del templo, los levitas acompaados por el pueblo aclamaban con gran jbi-lo, alabando a Jehov (3:11). Que tu desempeo como maestro albail que coloca los cimientos del amor a Dios en la vida de tantos nios y jo-vencitos, se desarrolle como en aquel caso con trompetas y cmbalos (o con bombos y platillos, como sole-mos decir en nuestros das). Hazlo con pasin, coloca ese proyecto como una prioridad en tu vida.

    T formas parte del ejrcito de los maestros de las escuelas sabticas del tiempo del fin! Lo habas notado? Nada, en este tiempo ms que nunca, es tan importante como ocupar nuestro lugar en la obra de Dios con corazones fieles y manos diligentes.

    No obstante, te sorprender cons-tatar en el relato de los captulos si-guientes que, ni bien los hijos de Dios se dispusieron a llevar adelante con todas sus fuerzas la obra de la casa de Jehov, lo oyeron sus enemigos y se pusieron en marcha para detener la obra. Sin embargo, los ojos de Dios estaban sobre los ancianos de los ju-dos (5:5) y, a su tiempo, lleg un de-creto firmado por Daro que ordenaba

    a esos adversarios Dejad que se haga la obra de la casa de Dios (6:7).

    No te desanimes si has resuelto de-dicar toda tu capacidad a la obra del Seor y, an as, sobrevienen dificul-tades. El enemigo de Dios no compar-te tu entusiasmo y har lo imposible para frenarte. En aquel entonces, los ancianos de los judos decidieron no detenerse y, el tercer da del mes de Adar (6:15) la casa fue terminada. De la misma manera, no te detengas!, no te dejes persuadir por las dificulta-des, cualquiera sea su naturaleza. Los ojos de Dios estn sobre ti, y la obra que haces para l prosperar. El Dios al que sirves tiene autoridad sobre el enemigo y puede ordenar a las potes-tades del mal que se retiren, pues su obra a travs de ti debe ser terminada.

    En este tiempo en el que vivimos no hay razn para detenerse, es una po-ca en que la obra de Dios debe progre-sar. Lo que ms necesita la causa son hombres y mujeres [] consagrados que sientan una responsabilidad per-sonal respecto al progreso de la obra, y que cooperen con los agentes divi-nos para derramar luz en las tinieblas morales del mundo (EGW, Consejos sobre la obra de la Escuela Sabtica, p. 74).Claudia Chicahuala de Boleas.

    IM

    PR

    ES

    O E

    N A

    RG

    EN

    TI

    NA

    .

    Tiempo de progresar

    Ilustracin de tapa: Shutterstock / DSA.

    INSPIRACIN

    R

  • 4

    LL

    AV

    E

    MA

    ES

    TR

    A

    a alimentacin tiene una influencia directa en la calidad del aprendizaje de los alumnos. Aun-que hay estudios cientficos que avalan esta

    afirmacin, Dios en su amorosa misericordia, nos ha dado mltiples consejos en la Biblia y en el Espri-tu de Profeca que han llevado luz y sanidad a las familias a lo largo de los aos. Por eso, no est dems reflexionar sobre este delicado tema que tiene de trasfondo el conflicto csmico y que busca definir hacia quin es nuestra adoracin, pues un cuerpo enfermo y embotado no puede servir y adorar a Dios como debera. No solo la alimentacin tiene que ver con salud y bienestar sino tambin con adoracin. Quieres saber ms? Acompaa la lectura con oracin.

    TEMPERANCIA Un trmino asociado a esta temtica es la temperan-cia o la falta de ella. Algunos sinnimos de temperancia son: moderacin, equilibrio. Cuando las personas piensan en lo opuesto, que es la intemperancia, suele venirles a la mente el uso y abuso de drogas, alcohol y cigarrillo. Eso es tan solo un comienzo: La intemperancia es un enemigo contra el cual de-bemos precavernos todos. El rpido aumento de este terrible mal debe mover a la lucha a todo el que ama al gnero humano. () Los jvenes y los nios deben saber que el alcohol, el tabaco y otros venenos similares provo-can la ruina del cuerpo, el entorpecimiento de la mente

    y la corrupcin del alma. Debe explicarse que cualquiera que use esas cosas con el paso del tiempo perder toda la fuerza de sus facultades fsicas, mentales o morales (Elena de White, La educacin, p. 184). Interesante que adems el texto menciona que las po-sibles causas que dan origen a estos males son la ocio-sidad, la falta de ideales y las malas compaas, pero en mayor medida todo lo que perjudique la digestin, que provoque una estimulacin mental anormal, o que de cualquier modo debilite el organismo y perturbe el equili-brio de las facultades mentales y fsicas, disminuye el do-minio de la mente sobre el cuerpo y tiende a fomentar la intemperancia (Ibd., p. 185).

    QU HAY DE INTEMPERANTE EN TU COCINA? En este captulo del libro La educacin se mencionan algunos ejemplos especficos de alimentos y otros hbi-tos que daan nuestra salud.

    El t, el caf, los condimentos, los dulces y las tortas, son causas activas de indigestin.

    La carne t