Entre el crepúsculo y la aurora: prospectiva de un de un... · 1 Entre el crepúsculo y la aurora:

download Entre el crepúsculo y la aurora: prospectiva de un de un... · 1 Entre el crepúsculo y la aurora:

of 26

  • date post

    25-Sep-2018
  • Category

    Documents

  • view

    212
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Entre el crepúsculo y la aurora: prospectiva de un de un... · 1 Entre el crepúsculo y la aurora:

  • 1

    Entre el crepsculo y la aurora: prospectiva de un cambio en educacin.

    Ecuador: 2007-2013.

    Carlos Paladines1

    Nada hay ms real que los sueos

    (F. Fellini)

    Introduccin

    El balance, el aplauso o la crtica al desarrollo de la educacin, en un momento histrico,

    bajo un determinado gobierno, pueden ejercerse al menos desde dos perspectivas, la una

    orientada a resaltar los xitos y las deficiencias alcanzadas por el gobierno de turno en su lapso

    de gestincrtica externa-; y, la otra que mira ms a lo que se propuso u ofreci alcanzar el

    gobierno y a las efectivas realizaciones logradas crtica interna-, una y otra crtica signadas por

    las condiciones objetivas en que se realizaron los programas y proyectos implementados.

    En otras palabras, en esta ocasin se trata de unir o enlazar a las dimensiones de la crtica

    interna y externa con la reconstruccin del escenario histrico en que a ambas les toc actuar, a

    fin de poder ponderar en balanza de precisin lo realizado, en Ecuador, entre el 2007-2012, en el

    mbito de la Educacin Bsica y el Bachillerato. Sobre el nivel Superior a lo ms se harn

    breves referencias, sin desconocer que determinadas problemticas y soluciones son similares y

    ambos niveles requieren de una profunda transformacin.

    Finales del siglo XX: el crepsculo

    En Ecuador, en educacin, salvo pocos campos, experiencias y proyectos que arrojaron un

    saldo positivo, desde mediados de los ochenta y a lo largo de los noventa del siglo pasado, el

    saldo general fue negativo. A finales de siglo el sistema educativo ecuatoriano colaps frente a las

    narices tanto de los gobiernos de turno y los aparatos del Estado, como de la sociedad civil,

    responsables del descalabro de tan importante rea. El Estado pero tambin la Sociedad Civil

    permitieron que se disminuya sensiblemente las inversiones en educacin, se deteriore su calidad,2

    su infraestructura, la produccin de material educativo, la profesin docente, la capacitacin y

    formacin profesional, la gestin y administracin central y provincial, etc.3 De todo esto, se ech

    1 Una primera aproximacin a este tema puede verse en mi trabajo editado por la Cmara de Comercio de Quito, Dilogo

    Ecuador Posible, 2011, pp.43-ss. Algunos acpites tambin fueron desarrollados en el ltimo captulo de mi libro: Historia de la

    Educacin y el Pensamiento Pedaggico Ecuatorianos, Vol. II, Ecuador, Edit. FONSAL, 2011. 2 A mediados de los aos noventa, Martha Grijalva puso en marcha un exitoso Sistema Nacional de Medicin de Logros

    Acadmicos, APRENDO, 1996, que permiti, por vez primera, recabar informacin vlida, confiable y oportuna sobre la calidad

    de la educacin ecuatoriana, con el propsito de mejorarla.

    3 Vase: Fundacin Ecuador, La crisis educativa, Bases para un consenso, Guayaquil, 1995. Cuadernos del Contrato Social por

    la Educacin - Ecuador http://www.latindex.unam.mx/buscador/ficRev.html?folio=16096&opcion=1 La exclusin social en el

    Ecuador: los indgenas y la educacin* Artculo escrito por el Sistema Integrado de Indicadores Sociales del Ecuador (SIISE)

    (Convenio BID - Ministerios del Frente Social), Rev. Gestin, marzo 2001. INFORME SOCIAL, 2003, Desarrollo social y

    pobreza en el Ecuador, 1990-2001. Captulo 4. Educacin. Secretara Tcnica del Frente Social, Unidad de Informacin y

    Anlisis-SIISE, 2003

    http://www.latindex.unam.mx/buscador/ficRev.html?folio=16096&opcion=1

  • 2

    la culpa, en buena medida, a la larga noche neoliberal, sin desconocer la responsabilidad de otros

    actores sociales. Fueron, entre dos y tres dcadas perdidas para la educacin, pese a la

    abundante retrica de esos aos sobre la educacin y educacin de calidad como prioridad de

    los gobiernos e incluso como poltica de Estado; pese a la buena voluntad y los esfuerzos de

    personas e instituciones, pblicas y privadas, nacionales e internacionales, dedicadas a la

    educacin. Por accin o por omisin, el resultado final arroj saldo negativo, y lo que fue ms

    grave, hasta las ilusiones de mejora terminaron por percibirse como un ingenuo optimismo.

    El malestar educativo estuvo inmerso en la aguda crisis econmica sufrida por el pas en

    las dos ltimas dcadas del siglo XX. Ms an, en aquel entonces se hizo patente una serie de

    descalabros que pusieron de manifiesto la vulnerabilidad de importantes estructuras en claro

    proceso de obsolescencia y deterioro, sea en el rea poltica, la econmico-financiera, la judicial,

    la productiva, de seguridad, vivienda, salud, y por ende la social. Para ms de un analista, no

    se recuerda crisis ms aguda en los ltimos cincuenta aos (1950-2000). Una clara muestra de la

    profundidad de la descomposicin, por ejemplo, del sistema poltico fueron las rupturas del

    orden constitucional: Bucaram, 1996; Mahuad, 2002; Gutirrez, 2005. A todo esto habra que

    sumar el descrdito de la poltica, por encontrarse envuelta en el juego de los ms inconfesables

    intereses y en un alto grado de corrupcin generalizada, la politizacin de funciones del Estado

    como la de justicia y control electoral y la incapacidad de los aparatos de gobierno para

    garantizar un crecimiento econmico sostenido.

    Inicios del siglo XXI

    El primer lustro del nuevo siglo continu con la tendencia al deterioro creciente de la

    educacin y recin avanzado ya el segundo quinquenio, a partir del ao 2008 se inicia un

    proceso de recuperacin, al menos de las inversiones del Estado en educacin. Cabe recordar

    que a comienzos de los ochenta se dedic casi el 30% del presupuesto del Estado a la educacin;

    que a finales de los 90 se descendi al 9%, en el peor momento de la crisis, perdindose

    alrededor de 20 puntos, y posteriormente la inversin se estabiliz en entre el 12% y 14%. Slo

    a partir del 2008 se dio inicio a una mayor inversin, cercana al 16-17%. No se ha podido an

    recobrar los niveles de inicios de los ochenta.

    Es necesario sealar que entre el 2000 y el 2007, el porcentaje del presupuesto del Estado

    dedicado a educacin fluctu entre el 2,6% y el 2,9% del PIB; slo a partir del 2008 se pudo

    apreciar una importante recuperacin que logr remontar el ao 2009, segn datos del gobierno,

    al 5.7% del PIB. Adems, la calidad del gasto hizo que se supere la tendencia al gasto corriente

    y el gasto de inversin alcance una participacin en el total, el 2008, del 18%.4

    4 Ver Contrato Social por la Educacin Ecuador, Estado de la inversin en educacin 2006-2012, Cuaderno No. 7, p. 56.

  • 3

    Fuentes:

    (a y b) 65-05: BCE (2007), Ochenta Aos de Informacin Estadstica, 1927-2007, Quito; 05-08: BCE, Boletines Estadsticos Mensuales (varios nmeros); 09-10: Previsiones BCE y MEF. Los montos estn expresados en dlares corrientes, son valores nominales.

    (c) 72-95: Ministerio de Economa y Finanzas (MEF); 96-03: BCE, Boletines Estadsticos Mensuales (varios nmeros); 03-10: Ministerio de Economa y Finanzas (MEF), Base de Datos de Informacin Presupuestaria. Los valores en USD desde 1972-1985 se calcularon sobre el tipo de cambio nominal mientras que los valores 1986-2000 sobre la cotizacin promedio anual del mercado de intervencin.

    Tambin a inicios del gobierno del presidente Rafael Correa, junto a la inversin en

    educacin, se propuso un plan que implementaba lo diseado por el gobierno anterior del

    presidente:Alfredo Palacios. La continuidad en las polticas y programas educativos y la

    sensible mejora en las inversiones en educacin se hicieron sentir en cuanto a la produccin de

    textos escolares, restauracin de la infraestructura, eliminacin de costos en la matrcula,

    capacitacin a los docentes, creacin de partidas, ampliacin de la cobertura del servicio de

    desayuno escolar, dotacin de uniformes escolares, estabilidad en los funcionarios, dando

    ejemplo el mismo Ministro de Educacin, quien supo permanecer y dar continuidad a su

    programa a lo largo del gobierno de los presidentes Alfredo Palacios y Rafael Correa, todo lo

    cual permiti hablar de una primavera que de mantenerse podra marcar el inicio de un

    proceso de recuperacin de rea tan venida a menos en las ltimas dcadas del siglo XX.

    Otro mrito de la estabilidad de funcionarios fue que en la gestin del ministro Vallejo se

    logr reafirmar un Plan Decenal de Educacin (2006-2015), con los consensos mnimos

    necesarios para su implementacin, con lo cual se consigui que dos Presidentes den su respaldo

    al Plan, a pesar de las conocidas vicisitudes que acompaan a los cambios de gobierno. Los

    primeros brotes de este plan podran ubicarse en los inicios de la dcada de los noventa. 5

    5 El Ministro de Educacin Ral Vallejo ocup esta cartera en 1991-1992, durante el gobierno presidido por Rodrigo Borja Cevallos. En diciembre del 2005, bajo el mandato del presidente Alfredo Palacio, nuevamente ocup el ministerio de Educacin

    y Cultura. En enero del 2007, al asumir el gobierno el presidente Rafael Correa fue ratificado como Ministro de Educacin del

    nuevo rgimen y ejerci el cargo hasta el 10 de Abril de 2010. Le sucedi Gloria Vidal Illingworth, quien se separ de estas

    http://es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Correa

  • 4

    El Plan Decenal de Educacin 2006 2015 supo relacionar sus propuestas con las

    declaraciones y polticas que desde 1990 se trataban de implementar a nivel mundial. La

    UNESCO, por ejemplo, haba liderado el