Edición 26 de marzo

download Edición 26 de marzo

of 32

  • date post

    28-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    258
  • download

    24

Embed Size (px)

description

El ciudadano y la gente

Transcript of Edición 26 de marzo

  • NA

    EL HINCHA

    Boca se llev el clsico. Le gan2-0 a River con goles de GaryMedel. Maradona, que volvi a la Bombonera, elogi a Riquelme

    Central, a sumar de local. DT yequipo se juegan otra final anteHuracn en el Gigante, a las 21.10

    SIN ARREGLO EN PARITARIAS pg.6

    Anuncian otro paro de 2 dasprevio a Semana Santa. Losintendentes, que ya habanestirado la suba salarial a 20%,piden conciliacin obligatoria

    Los municipales rechazaron nuevaoferta salarial

    El boleto a salvo. Sinmayora para aprobaruna suba en transporteurbano, el oficialismodebi posponer el debate

    DOS SEMANAS DE TREGUA pg.5

    w w w . e l c i u d a d a n o w e b . c o m

    $2Recargo por envo fuera del Gran Rosario $0,30

    Ao 1 / Nmero 269Rosario / Santa Fe / Repblica Argentina

    Viernes 26 de marzo de 2010El Ciudadano & la genteConsejo de la Magistratura le quit el cargo de juez por falta de imparcialidad y maldesempeo. Haba tenido la causa efedrina

    Destituyeron a Faggionatto En almuerzo con pequeos empresarios,Cristina anunci crditos y llam a desor lavocinglera anti-K. Asisti el rosarino Soso

    Pymes en la mesa de OlivosMoyano dijo que es la realidad, la palpamos en el sper. Propuso bajar el IVA a alimentosreintegrando la quita en las cuentas sueldo

    Aleluya: la CGT ve inflacin

    El Sies es el que pide auxilio

    LEONARDO VINCENTI

    Mdicos y personal delservicio de emergenciassufren ataques, golpes y

    amenazas. Tambinocurre en las guardias

    de hospitales. Lasautoridades buscan

    mayor colaboracin dela Polica y la GUM paragarantizar el trabajo de

    las ambulancias Ciudad

    Es Alejandro Urquiza, nico agente en actividad involucrado en la causa. Lo decidiel juez tras or su declaracin y las de otros imputados. Tambin excarcelaron a dosmujeres que estaban con la vctima, pero todos siguen vinculados a la investigacin

    Liberan al polica presotras el crimen del Pimpi

    HOMICIDIO DEL BARRABRAVA. El sargento estaba en el lugar y el momento menos adecuados, dijo Toledo Policiales

    El caso del mdico Diego Tejedocolm el vaso. El familiar de un

    accidentado lo golpe por estar endesacuerdo con el diagnstico.

  • Viernes 26 de marzo de 2010

    lectores@elciudadanoweb.com

    El Ciudadano & la gente

    Reflexiones

    Fundacin de Rosario, error en un matutino En la edicin del viernes 14 del co-rriente mes, el diario de mayor circu-lacin en el pas agreg un suplemen-to dedicado a la recordacin del Bi-centenario, con prlogo de Luis Alber-to Romero, en el que se hace referen-cia a la convocatoria a historiadores deprobada solvencia profesional. Respe-tando esta responsabilidad en la edi-cin, como rosarino cabe una obser-vacin que es la siguiente: las pginascorrespondientes a 1814 presentan unabreve efemride mensual de ese ao yen la correspondiente a septiembre,con ttulo Los orgenes de Rosario,desarrolla el siguiente texto: Un de-creto del director supremo estableceun rea de media legua cuadrada a ori-llas del ro Paran para la fundacin deun pueblo, que ser el origen de la ac-tual ciudad de Rosario.

    El director era don Gervasio AntonioPosadas, persona que desempe elprimer Poder Ejecutivo unipersonal sur-gido de la Asamblea del ao XIII en re-emplazo del segundo triunvirato. Elrea sealada no es ms que el terrenode un plan de divisin de parcelas pa-ra produccin agrcola, declarado en elartculo 5 que reza: ...el cuadrado se-alado est destinado exclusivamentepara labranza, mientras que en el 1procura que la poblacin quede en elcentro de este lado del ro sin especi-ficar que la misma ya exista, quizs por-que el proyecto nace desde Rosario.

    En efecto, en el mismo primer art-culo del decreto se mencionan los re-comendables desvelos con que el cu-ra prroco Toms Gomensoro solici-taba la incentivacin de la productivi-dad agrcola, y el plan de arreglo parafomentar la agricultura presentadopor el Alcalde de hermandad del Ro-sario don Pedro Moreno.

    El pueblo ya exista, el casero y sushabitantes se venan agrupando en for-ma espontnea y privada alrededor dela Capilla del Rosario desde mediadosdel siglo anterior, cosa que no desco-noca el gobierno, porque en el senodel mismo, en el Consejo de Estado,uno de los consejeros era nada menosque el doctor Vicente Anastasio Eche-varra, rosarino con vinculaciones fa-miliares y de amistades en el lugar so-bre quien hemos escrito en artculosanteriores.

    Al margen del tema especfico de lallamada fundacin, el proyecto no s-lo no se aplic por la inestabilidad po-

    ltica interna y externa, sino porque real-mente iba a ser inviable. Segn el artcu-lo 6 los propietarios que no quieran la-brar las suertes y que se hallan dentro delterreno de labor, sern obligados a ven-derlos o arrendarlos a precios corrientesy bajo condiciones ventajosas a los colo-nos. Esto no era ms que una minirre-volucin agraria que afectaba a la pro-piedad privada.

    Volviendo a nuestro tema, Juan lva-rez seala que era probable que se pen-sase instalar un posible cabildo en el fu-turo, ya que se reservaban terrenos paracasas consistoriales, crcel y enterrato-rio, pero ste ltimo ya exista fuera de laiglesia y lejos del casero desde 1810, se-gn se ha sealado en notas anteriores.

    Despus de aquel proyecto, cuyo tex-to puede consultarse en el tomo IV de laGazeta Ministerial, el pueblo continuexpandindose en la misma forma radialdesde el templo. Fue incendiado en 1819por el porteo Juan Ramn Balcarce; de-clarado villa fiel e ilustre en 1823; y en1852 ciudad, donde comienza un desa-rrollo que llega a explosin demogrficaproducida por la masa inmigratoria.

    Durante todo este proceso nadie sepreocup por fundarla oficialmente, pe-ro s hubo una gran preocupacin poracreditar mritos a varios posibles fun-dadores, ejercicio histrico vlido, peroque no ha cambiado la realidad histricade una ciudad nacida de la esperanza depaz cercana a la capilla y del trabajo desus habitantes.

    Debe aclararse que las acreditacionesde fundacin surgen despus que ofi-cialmente tuvimos un fundador que re-sult no ser tal ni existir. Era este perso-naje ideal Francisco de Godoy, surgido dela imaginativa pluma de Pedro Tuella. Alseudo fundador la ciudad lo honr conuna avenida y festej el bicentenario desu acto fundacional. Este tema ha sidotratado en estas pginas en las edicionesdel 10 y 17 de febrero ltimo, la primerareferida al festejo de 1925 y la siguiente aTuella, como reivindicacin ms all desu fallida historia.

    Despus que los historiadores moder-nos, principalmente Juan lvarez, com-probaron la errnea composicin, son va-rios los autores que encontraban motivosmerecedores del carcter de fundacin ofundador a determinados hechos o per-sonas. Este mismo decreto de Posadas loencontramos en Carlos Jewell, que comoobjetivo del fomento a la agricultura, cre-y que el director fund oficialmente aRosario. As lo manifiesta en su muy in-teresante obra bilinge Mensajeras Ar-gentinas, libro que haciendo caso omi-

    HISTORIAS A ORILLAS DEL PARAN NUESTROS LECTORES

    El 82 por cientoDentro de una inmensa cantidad de cosas queno entendemos est que ciertos funcionarioshan decidido que una persona que se jubila co-bra el 82% Quin dijo que necesita menos?O fue un poltico ladrn o uno tilingo. Los vie-jos son relegados por los hijos, ya que cadauno tiene que velar por sus propios intereses.Entonces los veteranos debemos rascarnossolos. Cuando jvenes, no necesitbamos me-dio de locomocin. Agarrbamos una bici o pa-tebamos la calle. Tampoco necesitbamosremedios, que si bien el Pami provee, lo haceparcialmente. Si no tuvimos la suerte de teneruna vivienda, debemos arrumbarnos en ungeritrico. Y cunto cuesta? Los 827 pesosno alcanzan ni para una suite abajo del puen-te. Pero los que no aportaron se dan lujos. Seapropiaron de los fondos privados de los jubi-lados, violando la Constitucin. Y? As res-ponden ellos. Que nos quiten lo bailado.

    Sebastin P. Decarlo

    so de ese desliz histrico se recomien-da leer.

    En el mismo destaca la importanciade Rosario como centro de toda la redde comunicaciones en diligencias.Tambin encontramos la especie en elhistoriador doctor M. C. Pereyra, quiendestaca desconocer una fundacin de-liberada y reconoce la existencia de unpueblo, cuyo crecimiento y desarrollose debe a mltiples factores, pero agre-ga que, de sealarse un fundador, de-bera ser el director Posadas, por el m-rito de dar ubicacin definitiva a la po-blacin. Extrao fundamento, porcuanto desde principios del siglo XVIIIla capilla que en aquel entonces dabanombre a la aldea siempre estuvo en elmismo lugar que es donde actualmen-te est erigida nuestra Iglesia Catedral.

    Esta posicin fue rebatida por eldoctor J.C. Borque, que comparte laidea anterior de formacin fortuita, pe-ro por emigrados de Santa Fe (con-cepto vlido para los primeros tiem-pos) agregando que el gobernador delRo de la Plata, don Mauricio Zabala,poda pasar como fundador de oficio.Esta postura ha sido pensada por otrosen virtud de haber sido este goberna-dor quien gestion al Cabildo Ecle-sistico la creacin del Curato de losArroyos, cuya sede fue la Capilla delRosario y tuvo su primer prroco en lapersona de don Ambrosio de Alzuga-ray en 1731.

    Hay autores que sostienen la posi-bilidad de poder ser considerado co-mo fundador don Santiago Montegro,por cuanto fue donante de los terrenosde la plaza y la capilla que estaban den-tro de su propiedad. Adems lote, he-cho que fue factor para la radicacinde ms vecinos cercanos al ncleo pla-za-iglesia, pero sin que haya habidomanifestacin de fundacin.

    Por otra parte, el proceso fue dis-continuo y sin ninguna intervencinoficial. Para mayores ejemplos sobreideas de fundacin, puede consultar-se a Jos Oliva Nogueira en Orgenesde la ciudad de Rosario, una reliquiaen la Biblioteca Argentina al igual quela coleccin de la Gazeta citada. Tanvapuleada ha sido la supuesta funda-cin de la ciudad q