Domingo 29 t. o. Pagola

Click here to load reader

  • date post

    24-May-2015
  • Category

    Documents

  • view

    792
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of Domingo 29 t. o. Pagola

  • 1. Jos Antonio Pagola21 de octubre de 2012Red evangelizadora BUENAS NOTICIAS 29 Tiempo ordinario (B)Construye una Iglesia al servicio del reino de Dios. Marcos 10, 35-45Psalo.Msica: Mozart-clarinete;present: B .Areskurrinaga HC;euskaraz: D.Amundarain

2. Mientras suben a Jerusaln, Jess vaanunciando a sus discpulos el destino doloroso que le espera en la capital. Los discpulos no le entienden.Andan disputando entre ellos por los primeros puestos. 3. Santiago yJuan, discpulos de primera hora,se acercan a lpara pedirle directamentesentarse un da"el uno a su derecha y elotro a su izquierda". 4. A Jess se le vedesalentado: "No sabis lo que peds". Nadie en el grupoparece entenderle que seguirle a l de cercacolaborando en suproyecto, siempre serun camino, no de poder ygrandezas,sino de sacrificio ycruz. 5. Mientras tanto, al enterarse del atrevimiento de Santiago y Juan, losotros diez se indignan. El grupo est ms agitado que nunca.La ambicin los est dividiendo.Jess los rene a todos para dejar clarosu pensamiento. 6. Antes que nada, les expone lo que sucede en lospueblos del imperio romano.Todos conocen los abusos de Antipas y las familiasherodianas en Galilea. 7. Jess lo resume as: Los que son reconocidos comojefes utilizansu poder para"tiranizara los pueblos,y los grandes no hacen sino"oprimir" a sus sbditos. Jess no puede serms tajante: "Vosotros, nadade eso". 8. No quiere ver entre los suyosnada parecido: "El que quiera ser grande, que sea vuestroservidor, y el que quiera ser primero, que seaesclavo de todos". 9. En su comunidad no habr lugar para el poder que oprime, solo para el servicio que ayuda. 10. Jess noquiere jefes sentados a suderecha e izquierda,sino servidorescomo l, que dan suvida por los dems. 11. Jess deja las cosas claras.Su Iglesia nose construye desde la imposicin de los de arriba,sino desde elservicio de losque se colocanabajo. 12. No cabe en ella jerarqua alguna en clave de honor o dominacin.Tampoco mtodos y estrategias de poder. Es el servicio el que construye la comunidad cristiana. 13. Jess da tantaimportancia a lo que estdiciendo que se pone a smismo como ejemplo, pues no ha venido al mundo para exigir que le sirvan, sino "para servir y dar su vida en rescatepor muchos". 14. Jess noensea a nadiea triunfar en la Iglesia, sino a servir alproyecto delreino de Diosdesvivindonos por los msdbiles ynecesitados. 15. La enseanza de Jess no es solo para los dirigentes. Desde tareas y responsabilidadesdiferentes, hemos de comprometernostodos a vivir con ms entrega al servicio desu proyecto. 16. No necesitamos en la Iglesia imitadores deSantiago y Juan, sinoseguidores fieles de Jess.Los que quieran serimportantes, que sepongan a trabajar y colaborar. 17. DE ESO NADAMientras suben a Jerusaln, Jess va anunciando a sus discpulos el destino doloroso que le espera enla capital. Los discpulos no le entienden. Andan disputando entre ellos por los primeros puestos. Santiago y Juan,discpulos de primera hora, se acercan a l para pedirle directamente sentarse un da "el uno a su derecha y el otroa su izquierda".A Jess se le ve desalentado: "No sabis lo que peds". Nadie en el grupo parece entenderle queseguirle a l de cerca colaborando en su proyecto, siempre ser un camino, no de poder y grandezas, sino desacrificio y cruz.Mientras tanto, al enterarse del atrevimiento de Santiago y Juan, los otros diez se indignan. El grupoest ms agitado que nunca. La ambicin los est dividiendo. Jess los rene a todos para dejar claro supensamiento.Antes que nada, les expone lo que sucede en los pueblos del imperio romano. Todos conocen losabusos de Antipas y las familias herodianas en Galilea. Jess lo resume as: Los que son reconocidos como jefesutilizan su poder para "tiranizar" a los pueblos, y los grandes no hacen sino "oprimir" a sus sbditos. Jess nopuede ser ms tajante: "Vosotros, nada de eso".No quiere ver entre los suyos nada parecido: "El que quiera ser grande, que sea vuestro servidor, y elque quiera ser primero, que sea esclavo de todos". En su comunidad no habr lugar para el poder que oprime, solopara el servicio que ayuda. Jess no quiere jefes sentados a su derecha e izquierda, sino servidores como l, quedan su vida por los dems.Jess deja las cosas claras. Su Iglesia no se construye desde la imposicin de los de arriba, sino desdeel servicio de los que se colocan abajo. No cabe en ella jerarqua alguna en clave de honor o dominacin. Tampocomtodos y estrategias de poder. Es el servicio el que construye la comunidad cristiana.Jess da tanta importancia a lo que est diciendo que se pone a s mismo como ejemplo, pues no havenido al mundo para exigir que le sirvan, sino "para servir y dar su vida en rescate por muchos". Jess no enseaa nadie a triunfar en la Iglesia, sino a servir al proyecto del reino de Dios desvivindonos por los ms dbiles ynecesitados.La enseanza de Jess no es solo para los dirigentes. Desde tareas y responsabilidades diferentes,hemos de comprometernos todos a vivir con ms entrega al servicio de su proyecto. No necesitamos en la Iglesiaimitadores de Santiago y Juan, sino seguidores fieles de Jess. Los que quieran ser importantes, que se pongan atrabajar y colaborar. Jos Antonio Pagola