Dela Codificacion Descodificacion

download Dela Codificacion Descodificacion

If you can't read please download the document

  • date post

    08-Aug-2015
  • Category

    Documents

  • view

    66
  • download

    5

Embed Size (px)

Transcript of Dela Codificacion Descodificacion

CuademosdeAnDsisJudicos ISSN 0716-727 X DIRECTOR RESPONSABLEAndrsCuneoMacchiavello Decanodela EscueladeDerecho UniversidadDiegoPortales EDITORESCarlosPizarroWilson MauricioTapiaRodrguez EorroRDE LA PRODUCCINMarceloRojasVsquez Ediciones UniversidadDiegoPortales Repblica105,SantiagodeChile Telfono: 6762640 Fax: 6762641_ correoelectrnico:[email protected] IMPRESO-ENCHILE /PRlNTED IN CHILECUADERNOS DE ANLISISJURDICOS Coleccin Derecho Privado 11o,'!.l f ,..:',. limma:ASy;3l.. DELA CODIFICACiN :2lt,,-'---l>2, SOq'oUO A CONFERENCIAS DEL PRESIDENTE MiCHEL COUAILLIER y DELPROITSORGoNZAlOFIGtJEROAY fZ 4.UN CUESTIONAMIENTOA LATEORADELADESCODIFICACIN Aunque muchos autores han sentido la fuerza persuasiva de la teora de Irti, y el neologismo"descodificacin" ha pasadoa ser moneda corriente en los tratados,manuales ymonografias juridicas, lociertoesque la mayor parte dela doctrina nosemuestra convencida por losargumentosde Irti.En la misma Italia,losjuristastiendenacuestionarlaspremisasdelasquese deriva la teoria y,por diversas vfas, proponen redescubrir el sentido y valor delCdigo comoderechocomn ynucleardentrodeun macrosistema de DerechoPrivado,ciertamentemscomplejoydinmicoqueeldelsiglo XIX. Se concuerda en que lo que ha periclitado es la imagen delCdigo cons-truida por los juristas e idelogos del racionalismo ilustrado. ElCdigo no es ya"el"sistemadeDerechoPrivado,alcualdebensometerselosjuecesy losintrpretescon el cultoa la letra yla voluntaddel soberano legislador. Escierto, adems, que elCdigo ha perdidovigencia frentea las realidades socialesyeconmicasnuevas,yqueellegisladorlashadebidoenfrentar mediantelegislacin especial bsicamentepor la velocidad con la que sur-gen y mutan, lo que parece desaconsejar su alojamiento dentro de las reglas codiciales necesitadas de mayor consolidacin y estabilidad. Igualmente, es correcto que la Constitucin ha adquirido un relieve que no tena en el siste-ma decimonnicoen reaspropiasdelDerechoCivil yha impulsadouna lectura de la normativa del Cdigo bajo nuevos valores que no coinciden con el liberalismoindividualista desusprimerosaplicadores.10 mismopuede decirsedelasconvencionesy tratadosinternacionales. Todo lo anterior es verdad. Pero reconocerlo notienepor qu implicar la renuncia aotorgar racionalidadycoherenciaalconjuntodefuentesde Derecho Privado cayendo a la idea de un derecho polisistmico y fragmen-tario,que,en el fondo, constituye la abdicacin del intento ms propio de la ciencia juridica desimplificar,relacionar,sistematizarelmaterial juridico para propender auna aplicacin ms justa e igualitaria, frenandolosexce-sosdela arbitrariedaddel juez odelpoder gubernamental.Dentrodeeste sistema mscomplejoelCdigoCiv. sigueestandollamadoa ocupar una posicincentral,aunqueyanonica.Lasleyesespecialessenutrendel Cdigo y,a su vez,ste sealimenta delos nuevos principios y de reformas que provienen de leyes especiales. Vase, por ejemplo, losucedido en Chi-le con la ley N19.335, queestableci el estatutodelosmenes familiares y el rgimenalternativodeparticipacinen losgananciales,y quedeley es-pecial pas a incorporarse al Cdigo en virtud de la edicin refundida encar-gada alPresidente de la Repblica.Estamosen presencia de un fenmeno de retroalimentacin. La Constitucin misma no puede ser leda sinel apo-137 Hemn CorralTalcitin yodela cantera dereglas,nonnas y conceptos propiosdelDerechoCivil. Segn Guzmn Brito elerror de 1rti fuenohaber distintiguidoentre desco dificacinmeramentefonnala travsdeleyesespecialesqueenlugarde arrinconar elCdigo losuponen y lonecesitan,y descodificacinmaterial, que se produce cuando sedictan nosloleyesespeciales sino singulares, es decir,que parten de lgicas o valores opuestos a los delCdigo (en tal senti-dola nica quehabria sucedido ennuestroDerecho seria eldesgajamiento del Derecho laboral y el intento frustrado deregular la propiedad con crite-riosderaigambresocialistaa travsdelasleyesderefonna agraria)'. Ensuma,nohaytaldescodificacinsiqueremosentenderlacomolo hace 1rti al conferirle alCdigo Civil elcarcter de derecho meramente resi-dual.Comohadestacadoelprofesor espaolCarlos MartirtezdeAguirre, puededecirsequeenesta renovada comprensin delsistema juridico civi-lista,"elvrticeesla Constitucin;elcentro de gravedad,elCdigo;y los elementos determinantesdesudinamicidad,lasleyesespeciales"'.Lacon fonnacin deesta unidad racionalizadora en constante movimiento compe-teal jurista,perotambinallegislador.No todas las leyesespecialesalcan zanlasedimentacin,generalidady arraigosocialcomoparaquepuedan incorporarse a las normas delCdigo, que sigue siendo el centro del sistema y que,por tanto,reqniereestabilidady pennanencia.Esla impresinque tengodela conferenciadelpresidenteCouaillier,quienensuexperiencia de magistrado judicial puede afinnar con propiedad que el Cdigo Civilfran csensusdoscientosaosha sidoacondicionado,corregido,completado, pero nosustituido:"Siguesiendola fuentecentral delderechoprivado.Es lo'nonnal denuestra vida social"', apunta.Nopiensa qne la jurisprudencia que ha construido verdaderos edificios sobreunalfiler,como en elcasode arto1.382 delCode,sea un fenmenoconstitutivodedescodificacin sino, ms bien, un desarrollo y despliegue del mismo potencial del Cdigo y de la austeridady generalidaddesusnonnas,susceptiblesdeadaptacina los tiempospor la obra creadora del juez. LamismaopiuinparececompartirelprofesorFigueroaencuantoal concepto y papel delCdigo Civil dentro del sistema juridico, aunque a l le preocupa laobsolescenciadelasnonnascodicialesypiensaqueuna "recodificacin"seriaconvenientepararevitalizarlafuncinrectoradel ordenamiento civil que corresponde alCdigo. Su propuesta es muy concre ta en cuantoa lasnuevasmateriasqueestenuevocdigodeberia abordar, 6AlejandroGUZMN BRITO,"Codificacin,Descodificacinyrecodificacinenel DerechoCivilchileno",enRDj, tomo90,Derecho,pp.39-62. 'CarlosMAmiNEzDEAGUIRRE,E1 derechocivilafinaIesde!sigloxx, Madrid,1991, p. 72. 138 Cm.m.-rARIOA CONFERENCIAS DEL PRESIDENTE MICHELCoUAILLIER y DELPROFESOR GoNZAWFIGUEROAYAm;zmultiplicando el nmero de libros que lo componen. Por nuestra parte, abri-gamosserias dudas quela simple sustitucin formalde materias delCdigo sea oportuna y convenienteenelestadoactual denuestra cultura juridica. El costode despreciar una obra de sabiduria juridica y de autoridad recono-cida internacionalmente comola deBello,por uncdigo que pueda seguir mejor las corrientes juridicas de moda del momento, pero que no sea capaz de haCer frentea la fragmentacin y dispersin de la legislacin que denun-cia 1rti, podra ser elevado y terminar generandomsproblemasquesolu-ciones.ConcordamosconGuzmnBritoenqueesmejortenerun cdigo antiguoconalgunasdeficiencias,queuno moderno,pero tcnica y cientifi-camentepobre'. 5. UNA PROPUESTAPARAELCASOCHILENO Por cierto, que cabe una solucin intennedia que permita conservar el Cdi-go deBelloy suestructura fundamentaly,a la vez,remozarloy perfeccio-narlo para ponerlo a tono con la realidad actual. Nuestra propuesta pasa por dos momentos: en primer lugar, creemos que es indispensable revitalizar la figuradel jurista comooperador esencial quecompone e!sistema en conti-nua construccin,queeselDerechoPrivado.ElprofesoritalianoSandro ScIpani en un artculo publicado en la revista Roma y Amn'ca, sostiene que los juristas son los verdaderosconditores iun's, los fundadoresdel Derecho'. ElCdigo es un instrumento que la ciencia juridica puede utilizar para desarro-llaryhacerprogresarelDerechoo,porelcontrario,paraencosertary rigidizar el sistema.Muchascriticas que sedirigen a la codificacin decimo-nnica na son endosables directamente al cdigo francs ni a sus emuladores, sinoalmovimientoideolgicodellegalismoestatalquepredominenla doctrina dela exgesislO,y queterminpor convencer a los juecesdeque supape].sereducaa aplicarmecnicamentelaleyconelmtododela subsuncin.Comoha sostenidoBernardinoBravoLira,laconversinde! GuzMN BruTO(n.6), p. 62. 9 Porel contrario,IRTI (no 2),p.127,sostendr queen la edaddeladescodficacinel jurista noes msqueuntcnico"personajesecundario y bastanteincmodo,querecuerda a los distintos gruposquedeciden -clase poltica,empresarios,admnistracinpblica- las finasmallas tejidaspor lasleyesespeciales. Laeleccin de losobjetivos ya nOle pertenece; otros,decidiendoyproyectando,pidenaljuristaunacontribucintcnica,queseinserta enlosritmosdelasociedadindustrial". !O Sandro "IgiuristiiurisconditoresI fondatorideldiritto",enRivista Roma e America. DiIi/1xJRomano Comooe, 13, 2002, pp. 275293. 139 Hemn Corral Taldanj Cdigo en el simbolo de la ideologa ilustrada de que la ley estatal es la nica fuentedelDerecho,nohabra sidoposiblesinquelosjuecessehicieran participes detalvisin: " ... aunqueparezca paradjico, lodecisivoenestonofueronlosc-digosmismos,sinoun cambiodementalidaddelospropios jueces. Bajoel influjodela Ilustracinsepersuaden noslodela omnipo-tencia dela ley, sinodesupropia impotencia frentea ella.Noosan revisar sucontenido.Slo atinan a aplicarla tal como viene.Sinesto habra sidoimposibleuna legalidad por la legalidad" 11 Adems de rescatar esta forma deconcebir la funcin de la dogmtica o doctrina civil, pensamos quees necesaria una respuesta legslativa. Pero no encaminada a sustituirelCdigoCivil sinoa la aprobacin deuna leyde remozamientoymodernizacindelmismo.Propiciamosalgoparecidoa loqueGuillermoBorda,comoMinistrode Justicia,logrobtenerenel Parlamento argentino, al aprobarse la ley N17.711, de 22 de abril de 19681'. SegnBorda, la comisinencargada deestudiar elproyectoconcluyque era mejor una reforma parcial quetotal:"seconsider preferiblemantener la vieja estructura delCdigo,peroacoger lasmodificacionessustanciales queexiga elnuevoderecho"I'.Nodeja desersignificativoquesta haya sido la nica reforma importante y global del COdWoque lleg a buen puerto en el pas vecino,mientrassesucedian sinxito unotrasotro proyectos de nuevocdigoquepretendia sustituirporenteroeldeVlezSarsfield(el ltituode1998y considerado ya tambin fracasado). Enestaleyderemozamientoymodernizacinsepuedenrealizarde maneracuidadayrigurosavariasoperacionesquepodranserdemucho inters.Sugerimoslassiguientes: 1)La recepcin deciertos principios constitucionales para otorgarles pro-teccincivil:el concepto de persona basada enel valor dela dignidad humana y noen sucapacidad patrimonial, el reconocimiento dealgn-nos derechos de la personalidad (honra,intimidad, imagen),la funcin socialdela propiedad,la proteccindela familiaconstituida a travs delmatrimonio,la ignaldaddeloscnyugesen laadministracin de 11 BemardinoBRAVO LIRA, "Arbitriojudicialy legalismo. Juezy DerechoenEuropa Continentaly enIberoamricaantesy despusdelacodificacin,enRDi,tomo87, Derecho, p.67. 12 Guillermo BORDA, Tratado de Derecho Civil Parte GeneJa.411 aed" Buenos Aires, Abe1edo Perro!,1996,tomo, pp.142-144 13 Op. cit., tomol, p.141. 140 COMENTARIO A CONfERENCIAS DEL l'RfSiDF.NTE MICHEL COUAlLUER y DEL PROFESOR GoNZAlOFIGUEROAYMFZlos bienes socialesde la sociedad conyugal, una mayor autonomia para lacreacin depersonas juridicas sinfinesdelucro,etctera. 2)La solucin de las principales antinomias delCdigo reconocidas por la doctrina:aslasfamosascontroversiassobrelosarts.680y1874 CC (clusula de no transferirse el dominio por el no pago del precia), arts.1.574 Y 2.291CC (efectosdel pagohecho por un tercero en con-tra de la voluntad del deudor), arts.924 Y925CC (sobre prueba de la posesindelosderechossobre inmuebles). 3)Ladeterminacinenun sentidooenotrodeviejascuestionesque dividen la jurisprudencia: el papel de la inscripcin en la constitucin del usufructo y de la hipoteca, sidebe inscribirse el derecho de cesin de herencia, el origen delcontrato que excluye la accindeprecario, lanaturalezadelplazoenelcontratodepromesa,la validezdelas clusulasdenoenajenar,etctera. 4)La introduccin, con sensatez y prudencia,de figurasy valores nuevos en elCdigo que propngnen una mayor cercania con lasdoctrinas mo-dernasmsconsolidadas:elabusodelderecho,elprincipiode buena fe,la lesin,la imprevisincontractual,1moderacindela accin resolutoria y elacortamientodel plazodeldeudorpara enervar la ac-cin, la proteccin de terceros adquirentes de buena fe,la procedencia del daomoral en la responsabilidad contractual, el trasladodel riesgo de la cosa quesedebe delacreedor al deudor, etctera. Agradecemosal presidenteCouaillier y alprofesor Figneroa la oportu-nidad que nos han brindado para bosquejar estas ideas como comentarios a susconferencias.Ensntesis,propiciamosuncdigociviladaptado,pero nosustituido.Seguimos as loqueen su tiempo pensaba el mismodon An-drs Belloconsiderando tambin elejemplodeFrancia: "La prctica sinduda descubrir defectosen la ejecucin detan ar-dua empresa [ladehacer elCdigo];pero la legislatura podr fcil-mente corregirlos con conocimiento decausa, como seha hecho en otros pases y en la misma Francia, a quien se debe el ms clebre de loscdigosy elqueha servidodemodeloa tantosotros"(Mensaje del CdWo Qvil). 141 COMENTARIOA LASCOMUNICACIONES PROFESORGONZALOFIGUEROAYEZ yPROFESORMICHELCOUAILUER Javier Bardentos Grandon* l. CUESTIONES PREVIAS ElCdigoCivil es una pieza central de loque hoy da sesuele llamar "pro yecto dela modernidad", pues la codificacin fueenel campo del Derecho el paralelo de la sistematizacin en el campo de la ciencia. Este aspecto es el que la diferencia de otros esfuerzos fijadores del Derecho ( v.gr. Digesto, Mag-na Glossa, Siete PartidaS. Esta pieza del proyecto de la Modernidad que, como todossuscongneres, persegua la reduccin de la complejidad del sistema jurdco,se manifesty consolidenuntexto. As toda reflexin juridca o histrica sobreelCdigoCivil es,natural-mente,una labor que recae en untexto.Pero, qu es untexto? Sobreesta cuestin existeuna riqusima indagacin y dscusindesdeacabada la Pri-meraGuerraMundialenunaseriededisciplinas,lasquehabitualmente hemostenddoa noincorporar alcampodelossaberes juridcose histri-cos,aunquesonnotableslasreflexionesdeautorescomoGrossi,Costa, Clavero, P e t i ~o Hespanha, autor este ltimo a quien se deben unas lumino-saspginas sobre loscdigosen cuantotextos. ElCdigo Civil, al igual que todo texto, se nos presenta como un lugar de variadasrelaciones.Lashay"sintcticas",esdecir,una seriede relaciones entre lasdiferentesentidades que locomponen y quesemuestran comoun sistema dscursivoenelquehayreglasdeadmisin,deexclusin,deco-nexin y de transformacin de proposiciones, algunas simplemente lingsti-cas y otras propias del "saber juridico". Tambin lashay "semnticas", esto es, lasqueseestablecen entre lasentidades discursivas y las "cosas" o reali-dad"extradiscursiva",y,enfin,lashay"pragmticas",quesonlasquese danentre lossiguos y lossujetos, sean ellos,losautoresdeltexto,loslecto-resdel texto, o,en estecaso,losimperados por eltexto. El Cdigo Civil, en cuanto parte del proyecto de la Modernidad, encamina-do a la reduccin de la complejidad puede ser analizado hoy dia, desde diver-.ProfesordeDerechoRomanoeHistoriadelDerechoenlaUniversidadDiego Portales. 143 Javier Bamentos Grandon sosngulos.Uno de ellos esel que,con auxiliode los anlisis de la selltica, realice su anatolla en funcinde los mbitosde relaciones de los signos que sepresentan en ~consideradocomonn"sistema desmbolos". 2.LASIMPUFICACINSINTCTICA La"reduccindelacomplejidad"enelmbitosintcticooperadaporel CdigoCvilpuede observarse en diversos planos, pero dentro de ellos nno eselquesederivacomoconsecuenciadeunatendencia"moderna"a la separacindelDerechodeotroscamposnormativos,talescomolosdela religin, la amistad, la moral y sus deberes ex honesta!e (vid Clavero, Hespa-nha), y as la simplificacin oper por va exclusin. Pero, adems, el proyecto modernodesimplificacin asumidopor elCdigo significnna tendencia, claramente emparentada con la laicizacin del Derecho y la hegemona del racionalismo,que condujo a la exclusividad de la "normativa legal", expan-dindola comocriteriodelegitimacin delasrestantes fuentesnormativas. Tal es loqueseadverte, por ejemplo,en las reglas contenidas en sus articu-los1,2,3 Y 5,de guisa quela costumbre, la jurisprudencia o la "doctri-na"perdieronsuscriteriospropiosdelegitimacin. Pero,a pesar de loanterior, hoy da podemos constatar que a esa simplifi-cacin normativa nolecorrespondningn procesode"desnormacin s o ~ cial y de una consiguiente liberacin individual. No qued as la sociedad ms despejada de normas queantes, ni tampoco las personas quedaron ms libres y autodeterminadas.Por el contrario, las presiones y prisiones de los rdenes normativos no legales siguieron y siguen pesando sobre las personas, del todo abandonadaspor el Estado liberal a poderes fcticos,ahora politicamente in-visiblese innominadosy,porotra parte,a lasdominacionesdela "sociedad civil"se ha sumadonna regulacinestatalde"macro-escala", burda y distan-te dela vida,muchas veces ms tirnica que la personalizada y flexibleregu-lacinde"llcro-escala".A todoellosesuma la normatividaddela nueva empresaformativa,delaqueelEstadoliberalseocupaCOninstrumentos muydispares,comola escuela o la educacin cvica,solidaria o moral As,pues,pareciera queelproyectodela modernidad reductoradela complejidad a travs delCdigo, mediante vasde simplificacin sintctica, slooper una reduccin dela complejidad normativa al interior deldere-chodelEstado,encerradosobresmismo.Hoy seasistea nna creciente y nuevareincorporacinenelDerechodeciertosnivelesdenormativdad antes excluidos, comoel derecho de lo cotidiano, el derecho subalterno o el derecho indgena o,en otras lneas,del derechodelmercado.Ensuma,el derecho"formal"sevuelvea hacer complejoincorporando mltiplesesca-144 T f i ! I CoMENTARlO A LAS COMUNICAC10NES PROFESOR GoNZALO FlGUEROA YEZ Y PROFESOR M1CHEL COUAILLIERlasdeobservacin y normatividaddelosfenmenossocialesexistentesen la comunidad local. Pero, al mismo tiempo, rdenes normativos supralocales vuelven a hacersevigentesenelplano local.La globalizacindifunna las fronterasdelEstado-nacin, multiplicando lassituaciones en lasquennor-den juridicotienequemirar rdenesvecinos,incorporandosusnormas. 3.LA SIMPUFICACINSEMNTICA Elaspectoanterior enlaza conla simplificacin semntica,porquea travs deella elCdigoCivil oper una suerte de reduccin de mltiples valores y principios jurdicos a la nnidad dennconjnnto internamente coherente,es-tructuradosobrela basedegrandesaxiomas,desdeloscualesera posible conseguir nna visin panornca detodo el sistema jurdico. Tal reduccin axiolgica de la realidad noera msquenna consecuencia de la tarea dela modernidad ligada a la idea de la nnidad nacional construida desdeel Esta-do y que significaba excluir todas aquellas zonas social y culturalmente "peri-fricas"en relacin con elcentro(vidFoucault, Bourdieu, Hespanha, Cos-ta)representado por nna flory nata ilustrada gobernante. As, por ejemplo, la simplificacin oper por va deexclusin derealidadestalescomolasde la poblacin indgena, la cnltura femenina,la cultura rural,etctera. Lahistoriallsmadelacodificacinydesurelacinconlavidadel Derecho -no slocon la del Derecho oficial- nos da cuenta de la ineficacia delDerechocodificadoenla reduccinaxiolgicadelassociedades.La misma rigidezdelCdigo exiga nna tarea jurisprudencial departiculariza-cin delos valores, de adaptacin delos valores generales e histricamente adoptadosenelC6dgoa lasvariasy mutablessensibilidadessociales.La simplificacil codificadora ha sidonna especiedeintentoderefrenaralgo inevitable:elpluralismoaxiolgico. Entodocaso,ciertoestambin,queanteeste fenmenohay dosmira-das.La deqnienescreen quesigneexistiendo posibilidad y ventaja ennna reduccindelosvalores juridicosa unconjuntocoherenteyestable,que puedeasumir la formadenn cdigo,comoelcontenidoen lasdeclaracio-nesdederechoshumanosfamosas.Paraotros,laformayanoesladel Cdigo,pues,por ejemplo, la gramtica deharmonizacin doctrinal puede tener nna labilidad axiolgica que elC6digo excluye,pese al dogmatismo y de rigidez que muchas veces seesconden en estos intentos de identificacin devalores comnnes.As,desde muchos pnntos y observatorios sesospecha dennostalesintentosdereduccindela complejidad,axiolgica o mera-mentenormativa delDerecho.Seinsiste,porejemplo,en la pluralidadde catlogos de derechos humanos y,por tanto,en la complejidad inextricable 145 Javier Banientos Grandon delosvaloreshumanos.Aesterespecto,la nicanaturalezadelhombre sera,justamente,la denotenerla.O deserdenaturalezatanabiertay autopoiticaqueningnsistemaexteriorpodradominarsucomplejidad (Parehk).As,esteradical"localismo"o"micro-localismo"delosvalores simplementeimpediracualquierproyectodecomunicacin/normacin, cualquier simplificacindela pluralidad de sentiruientosde justicia. 4.LASIMPLIFICACINPRAGMTICA Finalmente, la reduccin pragmtica obrada por elCdigo implic la simpli-ficacin de los usuarios del sistema.Detrs delCdigo sehallaba la idea de generar un derecho accesible para todos, de guisa que sutexto se convirtie-ra enun vehculodecomunicacinpara unosusuariosiguales,pero,por otra parte,instaurabaelmonopoliodeleruisordelmensaje,puesera la minora rectora quesediriga a susreceptores atravs de lasvozdel Esta-do, sin posibilidad alguna de interactividad. Inauguraba elCdigo e tostauraba as una relacin completamente asimtrica entre derecho y usuarios. Apare-ca como un texto que representaba una especie de "leccin modernizadora" y "civilizadora" dirigida por la minora ilustrada a una poblacin que nica-mentedeba recibirla y adecuarseaella,sinposibilidadderplica alguna (vid. Sousa Santos). Ni siquiera el hecho de que en el siglo pasado, la codifica-cin fuera obra,en general,deregmenes ms o menos democrticoscam-bila situacin,pueselcdigo,como toda la legislacinestatal,acabaron siemprecomoobra de ciertoselementosrectores. En este sentido, la tarea de desinstalar elCdigo, volviendo a reconocer y reconstruir la complejidad de la relacin entre el Derecho y losusuarios, pasa porunnopequeoabanicoderegstros,porejemplo:-reformadel lenguajenormativo,reformas institucionalesquepluralicenla justicia,ins-talacindenuevosmodelosdiscursivos,adopcindeotrosmodelospeda-ggicos que miren alderechodesdeabajo y desdeel particular,etctera. Ensuma,estecambioderelacionespragmticasdelDerechoserela-cionadeformaisomrficaconelcambiodelasrelacionessintcticasy semnticas. Porque, para dialogar con ms gente, el Derecho tiene que asu-mir un conjunto ms complejo y ms contradictorio de valores, admitiendo un abanico msampliode fuentesnormativas. 146 .COMENTARlO A LAS COMUNICACIONES PROFESOR GoNZALO FJGUEROA Y . t ~ E Zy PROFESORMCHEL COUAlUJERCONCLUSIN Siceselreinadodeloscdigoscomoinstrumentosdereduccindela complejidad, cmo sepodra realizar hoy esa simplificacin normativa que parece ser tan necesaria al trato social, a que los juristas ya se han habituado allamar seguridad? Es esta la pregunta a la que nOsconduce todo examen sintctico, semn-ticoo pragmtico de esa posmoderna triloga:"Codificacin" - "Recodifica-cin"~"Descodificacin". 147 TERCER PANEL MTODODECODIFICACION "... Refundirestamasaconfusadeelementosdiversos, incoherentesy contradictorios,dndolesconsistenciay annona y ponindolesenrelacinconlasformasvivientesdelordensocial". (Andrs BELLO,Mensaje delCdigo Civilchileno). Expositores EnriqueBARROSB. Profesor dela Universidad deChile. MauricioTAPIAR. Profesor dela UniversidaddeChile. Comentadstas Daniela ACCATINO Profesora dela Universidad Austral deValdivia. Carmen DOMNGUEZH. Profesora dela Pontificia UniversidadCatlica deChile. Elmtodotradicionaldecodificacinha sidocriticado:elretrasoenlos trabajos decodificacin,consecuencia deuna produccin legislativa ininte-rrumpida,nopennite integrar elconjuntodeproyectosdeleyen curso. En Francia estas criticas han permitido un cambio en el mtodode codi-ficacin.La leyN 2000-321del12 de abril de 2000, relativa a los derechos del ciudadauo en sus relaciones con la administracin, dispone en su articu-lo3: 149 "Lacodificacinlegislativa reney clasificaenloscdigostemti-coselconjuntode leyesenvigenciaa lafechadeadopcindelos referidos cdigos.Esta codificacin sehacea drotbajo re-servadelasmodificacionesnecesariasparamejorarlacoherencia enla redaccindelostextosreunidos,asegurar elrespetodela je-rarqua denormasy armOIzarelestadodederecho". Sin embargo, esta codificacin adrot constantha sido tambin criticada por alejar los cdigos del ideal de sntesis y declaridad propios de la codifi-cacintradicional. 150 SENTIDOSY MTODOS DELACODIFICACINENELDERECHO' Emique BaITosBowie" I Estaponenciaintentaenfrentarseconalgunasinterrogantesacercadela naturaleza y sentido de la codificacin en el Derecho Contemporneo.Con esefin,siguiendounadistincinasentada,resulta tilasumircomoesque-ma deanlisisunsentido formaly unsentido material decodificacin l. Fonnalmente, el cdigo es un ordenarIento de normas referidas a mate-riasdediversa generalidad'.La codificacincivilrespondealpropsitode ordenar sistemticamente las normasrelativasa unextenso mbitoderela-cionesprivadas,quenacendela familia,delapropiedad,delactoydel hecho jurdico, includa la muerte.Ental sentido,el Derecho Civil est co-dificadoen un sentido formal;COmOtambin lo son lascodificaciones suce-sivas que han ordenado las ms diversas reas del Derecho, desde el Cdigo Conslituconalhasta el Sautaro. De particular inters como ejemplo de codificacin en un sentido estric-tamente formales la codificacin de DerechoConstanteemprendida enel modernoDerechofrancs'.Estatareatieneesencialmenteporobjetivola consolidacinenuntextoordenadodelalegislacinvigente,queseen-cuentra dispersa en incontables fuenteslegales y reglamentarias.El proceso Estetextoesunaversincorregiday ligeramenteampliadadelapresentacin Codificacincivily administrativaleda enelcongresoorganizadoenelmarcodelbicen-tenariodelCdigoCivil francsporlaAsociacinAndrsBellode JuristasFranco-Latinoamericanosy publicadaenChristianLARROUME!\'T y MauricioTAPIA (editores),El Muro de la cod5CECin en Franda y AmdcaLatina, 2004, p. 313 Yss . . , ProfesordelaUniversidaddeChile. 1 Vase Alejandro GUZMN, La/ijacin del Derecho, VaIparaso, Ediciones Universitarias de Valparaso,1977, p.21Yss. 2 Sobre el origen y evolucin del concepto de cdigo en el Derecho, AlejandroGuZMN, "CedeX', enX,1985, p. 107. 3 Sobre esta prctica, G. BRAIBM'T,"Comment codifir.Lamthode", Christian LARRou-MENTy Mauricio TAPIA (editores),El fiIturo de la codificacin en Francia y AmrcaLatina, 2004, p.275. 151 Enrique Baaos BOUJieva msalldennestraprcticalegislativachilenadelos"textosrefundi-dos",queusualmenteresultandeautorizacionesqueellegisladorotorga a la administracin para establecer en un nico texto leyes que han sido obje-todeinnumerablesmodificacionesconelcorrerdeltiempo.Elprocedi-miento francsesms institucional,porqueconsisteen una prcticatada en un rgano administrativo permanente que acta por mandato legal. Pero tambin esms comprensivo, porque respondealpropsitoderacio-nalizarlapresentacindetodoelDerechovigente,favoreciendosuclari-dad y accesibilidad. Su modesta finalidad es hacer ms transparente la legis-lacin:"setratadeofreceralosciudadanos,alosempresarios,analos funcionarios,la posibilidaddeaccederfcilmentealderecho,puesesms cmodoconsultar un cdigoquebuscar en doscientostextos"'.Me parece quela experiencia de la tcnica del DerechoConstante,debidamente pon-derada en sus virtudes y debilidades' esdel mayor inters prctico,porque favoreceel conocimiento y certeza del Derecho vigente. Por esos solos m-ritosmerece la mayor atencin,especialmente en reas del Derechodonde concurrenmltiplesregulaciones.Enesencia,setratadeuna codificacin administrativa,querastrea,ordena,descubreinexactitudes,incoherencias y defectos y propone un texto que no innova normativamente, pero elimina lacarroalegalypretendehacrluzenelDerechovigente.Depaso,el rastreoadministrativopuededarconincoherenciasoimprecisionesque suelen motivar una reforma legal,alldondesta esnecesaria. Elprocesoregulador,que sematerializa en leyesy normasadministra-tivasdecarcter general,esesencialmente tcnico e instrumental. A menu-do,es tambin oportunista, porque tiene por objetivo corregir sobre la mar-chaconductasimpropiasoresolverproblemasenunreaespecficade actividad.El mtododecodificacin de DerechoConstante nos abre luces acerca de la potencia prctica de introducir racionalidad en el confuso "esta-do de cosas" a que conduce un conjunto de normas que suelen encontrarse dispersas en multitud de leyes o regulaciones y que responden a una legisla-cin inspirada por finesdiversosy,aveces,contradictorios. TI Perola codificacintambinpuedeserentendida en un sentidomaterial. Puede entenderse por tal un ordenamiento que responde a un cierto sistema 'BRAIBANT (n.3),p.277. 5 N.MOLFESSIS, "Comment codfir. La en Christian LARROUMENT y Mauricio TAPIA (editores), El futuro de la. codficacn en Franca y Amrica Latina, 2004, p. 265. 152 SENTIDOS yMTODOS DE LA CODIfiCACIN EN EL DERECHO'interno',porqueest articuladoen tornoaprincipios normativos ya cate-goriasconceptuales,yque usualmenteconsolida loscambios,por logene-ral incrementales, aunque en ciertos lugares crticos tambin suelen ser dis-cretos,introducidosporla jurisprudencia conelauxiliodeladoctrina jurdica. sta parece ser la naturaleza esencial de la codificacin en el Dere-cho Privado, en el Derecho Penal y,desde luego, de la parte normativa del DerechoConstitucional'. Porquesta diferencia?PorqueelDerecho nosloesun programa de conducta(almodode lasregulacionesadministrativas)sino,tambin,esun ordenamiento inteligible a la luz de principios y de una forma conceptual, que noesmonolitica,como ha destacadoBusnelli',peroqueest articulada por una ratio que sirvede horizonte interpretativo acasossuscitadosen circuns-tancias muy diversas.En cierto sentido, el Derecho Privadoexpresa la dial-ctica de experiencia y de razn, que se formula en un corpus de principios que orientaneldiscernimiento y dereglasdediferentes gradosdeprecisin.Por elcontrario,comoloha explicadocorrectamentela teora funcionallstadel Derecho,en elmbitodelasregulacionestodocontenidoesexperimentado como fungible, porque tambin podra ser formulado de una manera diferen-te_ElDerechoUrbanisticoolasregulacionesambientalesson instrumentos utilizados para establecer polticas pblicas que cambian peridicamente. Son programas deconducta,quepresentan tpicamente la estructura de. un juicio condicional:dado tal antecedente, sesigue tal efecto normativo'-6LapartegeneraldelDerechoAdministrativohaadquirido,tambin,laforma comprensivadeunadisciplinafundadaenprincipiosy reglas.Desdeestaperspectiva, debedistinguirseeseordenamientocomndelasadministracionespblicasdelas regulacionesquesondictadasenejecucindelastareasasignadasporlaley;sobreel DerechoAdministrativocomo derechocomn estatutariode lasadministracionespblicas, E. GARCA DE ENTERRiAYT.R.Curso de Derecho Administrativo,11 a ed., Madrid, Civitas, 2002, 1, p.42. 7 F.BUSNEW,"Comment codifir?La mthode", enChristianLARROUMENT y Mauricio TAPIA (editores), Elfuturo dela codificacn en Franca y AmricaLatna, 2004, p. 265. 8EsinteresantercordarlasventajasqueN.LuhmannatribuaalDerechocomo subsistemasocialquepermitelaprogramacinsocialmedianteelDerechoAdministrativo: antetodo,elDerecho Positivo abre caminopara la variacindesuscontenidos,pennitiendo quelasregulacionessirvanalternativamente,porejemplo,paraimpulsarelconsumoo controlarlosequilibriosmacroeconmicos;enseguida,estaelasticidaddelDerechoPositivo perntitetecnificarlosprogramascondicionales,hastaellmiteenquepuedendeveniren verdaderosalgorritmos;finalmenteconstituyenunahorrodecomunicacin,porqueel programapuedeserformuladoentnninosgeneralesquedescargaa quienloaplicadela necesidaddevolvera discernirlasconsecuenciasencadacasoindividual("Positivitatdes Rechts als Vorausetzung ciner modemen Gesellschaft" en AusdfkrenzierungdesRechts 1981, p.!4! y ss.). 153 Enrique Barros Bourie Sinembargo, el modelodelas regulacionesnoagota lasformasdema-nifestacin del Derecho. Para elloes conveniente recordar la clistincin que hacaWittgensteinentre"reglassubsumtivas",quesonesencialmentecie-gas,puescarecen deuna lgica interna;y "reglascreativas",queestndo-tadasdeunciertosentido,loquelespermitedarrespuestas,incluso,para loscasosnoprevistospor la propia regla'. Ambostiposde reglascoexisten enelDerecho.Lapotencia delDerechoCivil,especialmentedelDerecho deObligaciones,est dadaprecisamenteporqueincluyereglasdeesta se-gundaclase.Y enestepuntoresideunacliferenciabienesencialconlas regulacionesadministrativas.Mientraslanormareglamentariaquefijael limite de emisin de una cierta sustancia contaminante diffcilmente va a dar respuesta a la pregunta por ellnite vigenterespectodeotra sustancia clife-rente,lasnormas querigenlasrelacionesprovenientes deuncontrato per-miten usualmente inferir soluciones, aun,encasos que noestn exactamen-tecubiertos por la regla.Desde el Derecho Romano, las relaciones juridicas privadasnaestnregidasporlasmeraspalabras,sinoporelsentido,de modo que la tarea de! juez y del experto es comprender e! caso a la luz de la raznqnesubyacea la norma aplicable". Aunquelosprincipiosquelosinspirany sufuncinsoncliferentesal DerechoPrivado,algosemejanteocurreenelDerechoPenaly Constitu-cional_En elprimero, lascategonas bsicas,quesonconstitutivas delcon-ceptodedelito,estndadaspor unconjuntodedoctrina cientfica y juris-prudencial quenopuede ser subsumtivamente derivada delas palabras del Cdigo. An ms extremo es el caso del Derecho Constitucional. Ante todo, porquelaConstitucinexpresa losderechosdeuna manera muygeneral, demodoqueconstituyeunordenamientopositivoprovistodeunfunda-mentosemnticomuy elemental.Adems,porqueesosderechos,delimi-tesindefinidospor eltexto,puedenser reguladospor la leyenuna exten-sin quetampoco resulta precisa.Entercer lugar, porque noesinfrecuente quelosderechosestnrecprocameuteen colisin,con la consecuencia de 9 Pueden compararse 1. WIITGENSTEIN,Investigaciones filosficas,1958, prrafos 85, 99, 100,201,2002; la idea de 'reglas subsumtivas'y 'reglas creativas'enWittgensteinproviene deS.KRNER, "berSprachspieleundrechUicheInstitutionen",enEthik:Grundlagen, ProbIeme, Anvendungen (Ac"" del 50 Simposio Internacional sobre L. Wittgenstein), 1981, p. 481.LadistincinpareceestareneltrasfondodelaconocidacaracterizacindeHLA. Hartdeunescepticismoantelasreglas,quea faltadecerteza subsumtiva duda quehaya regla,y deunplatonismoantelasreglas,queasumeque,todaregla,pordefinicin,debe ser subsumtiva (The Concept ofLaw, 1961, captulo VII). 1(1 Alejandro GUZMN, Historia de la interpretacin de las normas en elDerecho Romano, Santiago,EdicionesdelInstitutodeHistoriadelDerecho JuandeSolrzanoy Pereyra, Biblioteca JuandeSolrzanoy Pereyra,2000, vol.I, p.167Yss. 154 SENTIDOS yMTODOS DE LA CODIFICACIN WEL DERECHOqueunatareaesencialdela jurisprudencia y ladoctrinaesprecisamente cliscernir sus lmites.Finalmente, en el casochileno, porque el orden funda-mental vigente en la parte normativa de la Constitucin uo puede ser hipot-ticamentereconducidoa unacuerdooriginario;enefecto,msall delos acuerdosconstitucionales sucesivos,quehanmoclificadoelestatutoconsti-tucionalenformasustancial,inclusolostextosquehanpermanecido inalteradoshanadquiridounnuevosentido,cliferentealoriginario, por la moclificacindesucontextoValricoy poltico.As y todo,enunoy otro caso, lo que queda ms all del texto del Cdigo Penaly de la Constitucin no esunvaconormativo.Lasdecisionesnosouarbitrarias,aunqueslo elementalmentetenganpor referencia a lostextospositivos,porque lode-terminante son las razones,queatienden a un correcto ordenamiento de los bienes juriclicosqueexpresan esostextos. Enclistintosgrados,algosemejanteocurreconlalegislacinespecal que responde a principios de Derecho Privado, como ocurre con parte esen-cialdelordenamientosobresociedadesannimasy mercadodevalores; cuyoorigenenelDerechoComparado(dedondefueronadoptadosesos ordenamientos legales)es reconducible a un desarrollo jurisprudencial, que esencialmente se produjo a partir de los institutos del derecho general de los contratos, delassociedades y de la responsabilidad civil.En otras palabras, la codiffcacin en seutido material no slo se produce al interior de los cdi-gostraclicionalessino,tambin,en la legislacin especial comprensiva,que no recibeel nombre de'ccligo', pero que tiene una lgica interna que per-mitecliscurrir soluciones 'conforme a la ley'respectodesituaciones queel ordenamiento legalnoha previsto. III Lacliferencia entreambostiposdereglasabreelhorizontepara compren-der la lgica del desarrollo jurisprudencial y doctrinario del Derecho Priva-do. La legislacin especial en mbitos especficos del Derecho Privado, como la relativa a losdeberes deloscontroladores y administradores de socieda-des annimas, no es una especificacin lgica (esto es, subsumtiva) del Dere-cho Civil o Comercial, pero puede ser compreudida a la luz de sus principios y reglas.Poreso,mientraslacodiffcacindelasregulacionesadministra-tivaspuede favorecer la visibilidad deun material normativo que responde a propsitospoliticosquepermanecengeneralmenteocultostraslospro-gramascondicionalesdeconducta,lacodificacinmaterial(civil,penalo constitucional, por ejemplo)escliscernible comounorden general queest dotadodeconexiones internas desentido.Por eso,antenuevasrealidades, 155 Enrique Barros BOurie elDerechoCivil sueleadaptarse jurisprudencialmente, demejor manera si cuenta con el auxilio de la doctrina, sin que por ello se abdiquedel principio de sometimiento del juez al Derechovigente. De ello hay reiteradas eviden-ciasen la rustoria del Derecho y en el DerechoComparado. Siempre me ha impresionado cmoa partir de las dos reglas que subsis-tieron de la Lex Aquila pudo derivarse un extenso conjunto de normas, que fueronrecopiladas enuntitulocompletodelDigesto.Delos ilcitosciviles originalesdematar injustamenteunesclavou otroser vivientedepropie-daddeotro11y decausar daoquemando,quebrandoo rompiendo!',fue-ron inferidasreglasqueseextiendena materiasmuydistintasa esostipos arcaicosy que,sin embargo, responden almismoprincipio deldaocausa-doporelhechoinjustoo ilcito.A la poca deloscdigosdecimonnicos no haba mercados devalores, pero las reglas sobre el contrato y la respon-sabildad mostraron la suficiente flexibilidad como para cubrir al menos los aspectosesencialesdelabusodeinformacinprivilegiada,delaactuacin dedirectoresdesociedades annimas en contra del inters los accionistas y demuchasotras cuestiones que jams estuvieron en el horizonte dePothier nideloscodificadores. En estemismoorden decosas,quisiera citar una experiencia compara-da.ElformalismocontractualquedominelDerechoeuropeoy america-node!sigloXIX,queseexpresa en el aforismodefrancesa claridad,qui dit conlractuel dit juste, conduce a que donde haya consentimiento la aplicacin delopactado resulte inexcusable para el juez.Sinembargo, entodoel De-rechoComparadoeseprincipioformaldebiserpuestoa prueba,simple-menteporqueconducaa resultadosinicuosenciertassituaciones.Y esta conclusinera independientedela vigencia delprincipiodelibertad para contratar.Porejemplo,siseha contratadobajocondicionesgenerales(en contratos de adhesin), los hechos suelen controvertir por s mismos el prin-cipiodequeescontratoloqueformalmentepuedetenerseporacordado: qu ocurre si el contratante noestuvo en condiciones de conocer alguna de lasclusulaspropuestasqueestexpresada enunlenguajetcnicoininteli-gibleparaunlego?;osihansidoredactadasdeunmodoqueinducea error?;os,en la confianza dequee! comprador nolasleer, alteran dra-mticamente la economa del contrato? En un ejemplo clsicodedesarrollo jurisprudencialdelDerecho,la jurisprudencia alemanaposteriora la gue-rra busccaminos,queresultarannormativa y conceptualmentecoheren-tescon la doctrina civildelcontrato,para ejercer uncontrol judicial sobre 156 " Lex AquiUa, captulo primero(Digesto, 9.2.2). 12 Op.d ~captulo tercero (Digesto,9.2.27.5). SEJ'IllDOS yMtroDOS DE LA CODIflCACIN EN EL DERECHOclusulas de este tipo: si la clusula era subrepticia, se entenda que no habia consentimiento;si sealteraba la conmutatividad bsica del contrato sinavi-soespecfico, se entenda que la conducta del proponente era contraria a las buenascostumbrescontractuales;siera inductivaaerror,seconsideraba una actuacin contraria a la buena fe.De este modo, secre por el Tribunal Supremounadoctrinaconsistentesobrelamateria,queluegodetreinta aos fuerecogida por la ley especial sobre condiciones generales decontra-tacin de1976. Y despus de veinticinco aos de prctica en la aplicacin de esa ley especial, con ocasin dela reforma al Derecho deObligaciones que entrenvigencia en 2002,esasreglasfueronincorporadasalBGB.Delas reglasy principiosgeneralesdelDerechodelosContratossederivuna doctrina jurisprudencial,quefueconcretizadaenmialeyespecialyque luego regres alCdigo CiVil Desde el punto vista de la idea de codificacin, la incorporacin deestas reglasa uncdigo civil resulta discutible,precisa. menteporquefuelageneralidaddelCdigo loquepermitieldesarrollo jurisprudencia!.Perolahistoriatieneelmritodemostrareldinamismo implicitodelDerechoCivil. En verdad, la concrecin prctica del Derecho Privado, derivada a partir deloscdigosciviles,esdifcilmentereconociblea la luzdesusituacin originaria. Los propios cdigos contienen en lugares criticas, conceptos abier-toso indeterminados,quesisondebidamente discernidospermiten sucon-crecina la luzdevaloracionesimplcitasquepermitenresolvercuestiones que el legislador jams pudo prever!'. En el Derecho Civil es caracteristico lo ocunidoconelconceptode'culpa',que invoca un criteriodeatribucinde responsabilidad cuya construccin en concreto dependede las circunstancias y es adaptable a las situaciones ms diversas.Con estos conceptos "la tcnica codificadora disimula que losprincipios valorativosautnomos, incluidosen la leya la manerade'ventanas',norepresentanningnderechoregulary material, sinoquesan puntosdepartida para la formacinconcreta denOr-maspor partedela judicatura"l'.Enverdad losprincipalescdigoscontie-nenenlugarescrticosinvocacionesa la raznprctica,cuyaconcrecinse produce 'a partir' delCdigo,pero que slo resulta reconocible en la gradual concrecin jurisprudencial y en la reordenacin que emprende la dogmtica. 13 VanseH.K b ~"Towardsa EuropeanCivilCode:theDutyof GoodF8 Art.3 de la ley N 2000-321 du12 avri12000, relative aux droits des dtoyens dansleurs relations avec les administrafons. S9 "Commentcodifier?La mthode",in inChristianLARROUMET (dir.)y MauricioTAPIA(coord), L 'a.venirde la codification en France et en Amrique Latine (2 y 3 de abril de 2004), Paris, Lescolloques duSnat,2004,p.275;existetraduccinalespaoldeesteartculo,realizada 180 CDIGOS C1VlLfS y RECOPllAClONfS DE DERECHO CONSTANTE A PRopsrro nEL BICENTENARIO DEL CDIGO CIVIL. .. propiodela prctica francesaposterioralaSegunda Guerraen otros pases tambin existen tcnicas cercanas, como lostesti unici en Italia o lostextos refundidos, que se aludir respecto del Derecho chileno"'. Esta metodologa parte de un postulado aparentemente irrefutable: si la codificacin permitien el sigloXIXla accesibilidad y una correcta aplica-cindelDerecho,porqunoextenderlaalconjuntodelordenamiento juridico? Evidentemente, el trmino cdigo es utilizado por quienes emplean esta tcnicacomosinnimodecualquiercuerpodenormasordenadaste-mticamente, y no solamente comoaquellos que responden a la naturaleza deloscdigoscivilesrevisada en elcaptuloanterior". Para apreciar las ventajas y desventajas de estemtodo decodificacin, convienerevisar: i su finalidad; ii suorigenhistrico; iJisu formadefuncionamientoysusresultados; iv las criticas deque ha sidoobjeto y v su eventual contribucin a la racionalizacin de la inflacin normativa. Seadelantaunadobleconclusin:lasobreproduccindecdigosde Derecho Constante no parece ser un progreso frente a la sobreproduccin de leyes,yas la iniciativa,estructura,contenidoyestabilidaddeestostextos son objeto de fuertes criticas. Por esto, parece preferible reservar el trmino cdigo para los textos obtenidos segn una tcnica similar a la indicada en el captulo anterior, e impulsar recopilaciones privadasde normas sectoriales que contribuyan asuconocimiento yaplicacinpor sususuarios.Estasrecopi-laciones sectoriales deben ser interpretadas e integradas a la luz de lascate-gorias y reglasgeneralesde loscdigosciviles,contribuyendo,deesta for-ma, a la racionalizaciu de la inflacin normativa. por JosMiguelValdivia(disponibleenlnea:www.andresbello.org).V . asimismo.los numerosostrabajosdeGuyBraibantsobreestemtododecodificacin:"Codification",in EncydopaxliaUniversalis,Paris,EncycloprediaUniversalis,1993;"Problemesactuelsdela codification Revue franr;aise de droit administra1if, p. 664; "Lacodificaction franc;aise" > LaRevue adminsitrative, 1994, p.172; "Codifier: pourquoi? comment?, Revue d'a.dmi nistraonpublique,1995,p.127;"LaCornmissionsuprieuredecodification",inernard Beignier (oo.), La Codificalion, Paris, Dalloz, 1996, p. 97; "Utilit et difficults de lacodification", Drots,1996, 24,p.61; "La codfication",incoUoqueVlvre el [aireVvreleCodecivil (Palais Luxembourg, 29deabril de 2004),Pelites affiches,2004, 216,p. 64; "La problmatique dela codification", in coDoque Faut-l codifier JeMait? Expriences compares(16 y 17 de junio 1997}, ReVllefi'8lu;aised'administralionpublique, 1997, 82, p. 165. 6OV.infraN17. 61 Por lo dems,etimolgicamenteCdigo hace referencia a una tabla O papel donde se escribe.V.uncompletoestudiodeestetrminoen CABRJLLAC(n.17),p.53. 181 Mauricio TapiaR. 14. () Propsitos de la codificacin de Derecho Constante Como se indic, para esta prctica legislativa cdigo es sinnimo de recopila-cin. Por esto, para quienes dirigen la codificacin de Derecho Constante, sta se enmarca en una vieja tradicin francesa, con fuentes remotas en Justiniano, que comprende los trabajos de Herui III, Colbert, la Revolucin y el Impeno, y quehabrla sidoretomadaconposterioridada la SegundaGuerra Muu-dial".Estoresulta inuegable:siseestimaquecualquier recopilaciuesun cdigo, su historia es antigua. Ms all de la conocida recopilacin de Justinia-no(queenpartetambin fuereformadora),caberecordar,por ejemplo,el Decreto Graciano (siglo XII), recopilacin privada de Derecho Cannico que seleccion cerca de tres mil novecientos textos de entre los diez milexisten-tes,ordenndolosyarmonizndolos("concordanciadeloscnones discordantes"; muy en el estilo de la codificacin de Derecho Constante, salvo que este Decreto realiz una seleccin entre las normas). El propsito de este mtodo de codificacin es justamente reunir todoel material juridicoen vigor,ordenndolodeformatemtica.Nosetrata de modificar o reformar el Derecho existente; y sa esuna gran diferencia con el sistema anterior,pues la elaboracino actualizacindeloscdigoscivi-lesesfrecuentementela oportunidaddereformar algunasmaterias,sinteti-zarprecedentes judiciales, reflexionar sobre elorden,etc.Los responsables deestemodelodecodificacinenFrancia haninsistidoalmenosformal-mente en este punto: resultaria imposible en la- actualidad efectuar al mismo tiempouna codificaciny una reforma".Poresto,comoafirmaelegante-mente Guyesta codificacin deDerecho Constante es,ms bien, racnienne(de un derecho tal cual es), que comlienne(de un derecho tal como deberlaser)". Encualquiercaso,estemtodoaprovecha enalguna medidaelpresti-giodeloscdigosengeneral,desuvalorsimblico,puescomosostuvo Jean Carbonnier: "existe un efecto multiplicador inherente a las codificacio-nesexitosas:por sn intermedio la leyes popularizada; sesustituyea la con-ciencia juridica difusa laconviccindepoder asirelderechoentrelas ma-nos.Poco importan eutonces las banalidades integradas enese molde:stas adquieren elprestigiodelcontinente,unpoder deacciny defascinaciu similara unsegundonacimiento"". "V. BRAffiANT(n.17), p.97. 63 V.CuyBRAIBANT yAudeZARADNY,"L'actiondelaCommissionsuprieurede codification", L 'actualtjuddque du drot admnistradf, 2004, p.1856. 6{ "Utilit ... ",(,59), p.61. 65 "Le Code civil a+il chang la socit europenne?",Recueil Dalloz,1975, chr., p.172. 182 ,...),; I CDIGOSCIVILES Y RECOPIlACIONES DE DERECHO CONSTANTEA PROPSITO DEL BICEJ'ITENARlQ DEL CDIGOClVlL. ..Enefecto,elapoyoentregadoenlasltimasdcadaspor lossucesivos gobiernosaestetipodecodificacinseexplica por laconviccindeque talesrecopilacionesconceden nuevamentevalora la frmuladeque nadie puede alegar ignoranciade la let'. Por lodems,comoestos proyectosno introducen en principio reformas, se ejecutan rpidamente sin que sea nece-saria la aprobacin detallada delParlamento. Enresmnen,la finalidaddeestemtododecodificacinesrecopilar temticamente las normas para 'facilitar el conocimieuto dela ley, y noper-sigueotras formasde racionalizacin de la inflacin normativa. El origen de estametodologia confirma sufinalidad. 15. (ii)Origendeestemtodo En Francia, la idea de crear un organismo pblico encargado de la compila-cin en cdigosde las leyesenvigor surgicomo consecuencia de la multi-plicidad de normas existentes luego de las dos guerras mundiales.Un infor-me de 1948 recomendaba la codificacin esencialmente como un mecanismo deoptimizacin de la administracin pblica. Surge as loque se denomin codificacin administrativa, con la creacin de rganos pblicos encargados deesta tarea". La primera comisindecodificacin fuecreada esemismoao1948 y funcionhasta1980,elaborandocercadecuarenta cdigos.Lostextoste-nan una parte legislativa y otra reglamentaria y eran aprobados por decre-to y, por tanto, la codificacin era necesariamente de Derecho Constante, pues nosepoda,por esta via,efectuar modificacionesa lasleyesenvigor.As tambin,lasleyesanteriores,queintegrabanlosnnevoscdigos,mante-nan su vigencia como textos separados. Gabrielel rapporteur gnral deesta Comisin, describa deesta forma suscaracterlsticas esenciales:una tarea permanente y que abarcarla todo el Derecho, persiguiendo mejorar el funcionamientodelosserviciospblicosy facilitarreformasposteriores"-Luego de una dcada de desaceleracin de esta codificacin administrati-va,elagravamientodela inflacin nonnativa(quetienecomouna desus causaseladveuimientodelasnormaseuropeas)provocqueen1989se 56 V.Aesterespecto,laintervencinde JacquesChirac,PresidentedelaRepblica enelcoloquioorganizadoenlaSorbonneparaelbicentenariodelCdigoCivil francs(http://www.elysee.fr/magazine/actualite/sommaire.php ?doc=/documents/ discoursI2004/D04031lB.html;consultadoel 21de diciembre de 2004. " QrPETlT (n.17), p. 14 58 GabrielARnANT,I'ARlOS b.la globalizacin pudiera generar enelfuturola necesidad de reformas al Cdigo Civil chileno 14 Hemosdichoqueunodeloscaracteres quedistinguenuestra economa es la apertnra alcomercio exterior, a la libre circulacin de bienes y servcios, lo que ha generado la celebracin de importantes acuerdos comerciales con los principales bloques econmicos del orbe. Esta apertura a la globalizacin ha generado influencias en el mbito jurdico, nosloen lasreas del Dere-cho Tributario, Comercial, Ambiental y Laboral (acuerdos de doble tributa-cin internacional, nonnativa de proteccin de inversiones, etc.)sino, inclu-so,enelmbitoprocesal penal.En tal sentido,merecedestacarseque uno de los factoresque contribuy a la adopcin de la reforma procesal penal en nuestropasfueprecisamenteelrequerimientoformuladoentalsentido durante la negociacin para la incorporacindeChile alNAITA. 15 Nocreemos ser aventurados alpostular quees previsibleque,tarde o tem-prano, la globalizacin, que ya ha afectadootras reasdel Derecho chileno, ejercer influencia en la legislacincivil,enconcretoenelDerechodelas Obligaciones y de losContratos.Desde luego, a diferencia de Francia, Chi-lenoformapartedeunconglomeradoquetenga potestad para crear nor-masqueseanobligatoriasenelordenamientointerno,esdecir,el Estado chilenoconservalapotestadsoberanapara dictarlasnormaslegalesque rijana susciudadanos.Loanterior noobsta a que,por necesidadesdelco-merciooporinfluenciadenuestrossocioscomerciales,podamosvislmn-brar la necesidad dequeel propio Estado chileno impulse modificaciones a la legislacincivl,inspiradas fuertementeen elDerechoComparado. 16 Enelmismosentido,nospareceindiciarioquelaunificacinenEuropa haya afectadoprimeroelDerechodelosConsumidores,concebidocomo una disciplina autnoma del Derecho Civil, a travs dedirectivas relativas a lasclusulas abusivas', a loscontratos a distancia',etc.,y queslocon pos-5Directiva93/13,de5 deabrilde1993,sobrelasclusulasabusivasenloscontratos celebradosconconsumidores 6 Directiva 97/7 de 20 demayode1997, relativa a la proteccin de los consumidores en materiadecontratosa distancia, 257 Bruno Capnle Bie1111annterioridadhaya afectadoalDerechoCivil.Quinpodra negarquela re-cientemodificacin introducida por la ley19.955,de14 de julio de2004,a la normativa sobre proteccin de losderechosa losconsumidores, notiene unafuerteinspiraciny raigambreenelDerechoComparado?Quin puededesconocerquelasaccionesdestinadasa laproteccindeintereses colectivos o difusos provienendel Derecho anglosajn y que no tienen pre-cedente alguno en nuestra tradicin jurdica? Acaso hemos olvidado que la jurisprudencia para elotorgamiento dela libertad provisional enlos proce-sos por girodolosodechequesprovino,precisamente,dela aplicacin di-recta delostratadosqueproscriban la prisinpordeudas? 17 Situados en eseescenario, resulta desuma utilidad para el jurista chileno el examen de la experiencia francesa y argentina, tal como la han expuesto los profesoresLarroumet y Kemehnajer. ll. Dos LECCIONESPREUMINARESPARALADOCTRINACIVILCHILENA DELOSEFECfOSGENERADOSENFRANCIA PORELPROYECfODECDlGCCIVILEUROPEO 18 Las amenazas que experimenta elCdigo Civil francs por la influencia del DerechoComunitario y por la perspectiva de un cdigocivileuropeo,aun cuandodisipadasmomentneamentepor la resolucindelParlamentoeu-ropeosobredelimitacindelacompetencia entrelaUnin Europea y los Estadosmiembros,de15demayode2002y otrasposterioresde julioy septiembrede2004,a lasqueserefirielprofesor Larroume4debenser-vira la doctrina civilchilenaparaextraera lomenosdosgrandesleccio-nes:lanecesidaddecrearunabasedoctrinalslidaquepermitaevaluar futurasreformas(A)y la importancia de respetar la tradicin jurdica nacio-nal(B) a.La necesidad de una basedoctrinal slida 19 Cualquier iniciativa que pretenda abordarse en el futuro con respecto a nues-tra legislacin civil, sea que setrate de una actualizacin delCdigo de Bello o dela creacin de un nuevocdigo,serequerir necesariamente una base doctrinal slida en que fundarse_ ElCdigoCivil francsno hubiera ganado 258 0-LA CODIFICACIN Y lA AR..lI1"ONlZ.>\.CJN REG10NAL DEL DERECHO. COMENTARIOSun sitial en la historia sin la obra de Dumoulin, Domat y Pothier, ni elCdigo Civil chileno sin la abnegada erudicin delilustrevenezolano. ElprofesorLarroumet nosha dadoa conocer la existencia dediversas comisionesdeestudiosqueabordanlaunificacindelDerechoCivilen Europa,cadaunadelascualesreneaconnotados jurstasdelospases miembros,coninspiracinymbitosdecompetenciadiversos,peroque demuestran quesin ese trabajo previo resulta imposible implementar accio-nesen elcampo del DerechoCivil. 20 Insisto en que la creacin de una comisin no implica necesariamente adoptar partido en orden a la mantencin o sustitucin delCdigo de Bello.As,la iniciativa de los profesores UgoMattei y Mauro Bussani, de la Universidad de Trento, conocida como "The Common Core ofEuropean Private Law", apunta precisamentea generar informacin fiableacerca delmapa delDe-rechoPrivadoeuropeo,sea cual sea suposterior aplicacinprctica'. Enesta perspectiva,creemosquela iniciativa dela Universidad Diego Portales,materializada a travs de la Fundacin Fernando Fueyo Laneri, en orden a crear una comisin de estudios de reformas alCdigo Civil YalC-digo de Comercio apunta en el sentido correcto y debe merecer el apoyo deci-didode la doctrina civilchilena. b.Elrespetodelosfactoresculturales 21 El profesor Larroumet ha puesto el acento en que las iniciativas de unificacin delDerecho Privado europeonoconsideran la dimensinculturaldela pro-puesta.Esascomoseha destacadopor unautor la importancia emocional deldebate para la creacin de un cdigocivil Europeo,afirmndoseque"ni jurdico nieconmiconisiqniera poltico, -el debate- esantetodocultural"'. Es natural que as sea, pues, signendo las palabras del decano Carbonmer, elCdigoCivil francsha entrado en la memoria colectiva de los franceses. 7MauroBUSSANI, "Enbusca deunderechoprivadoeuropeo",enAnuario de Derecho Cil'il, tomo LV (l, 2002, p. 946. 8 Bndicte FAUVARQUE-COSSON, "Faut-il unCode civil europen?", RTD Civ,2002.463, N' 2, P 464. 9 Jean CARBONNIER, "Le Code civil des Fran