Custodia compartida06032015

of 59/59
¡No los utilices! Leocadio J. Martín Borges Jornadas Custodia Compartida Favor Fii San Cristóbal de La Laguna 6 de Marzo de 2015

Embed Size (px)

Transcript of Custodia compartida06032015

No los utilices!

No los utilices!Leocadio J. Martn BorgesJornadas Custodia CompartidaFavor FiiSan Cristbal de La Laguna6 de Marzo de 2015

Ana est muy nerviosa. Hace ms de un mes que no ve a su pap. Ha hablado por telfono con l, pero no es lo mismo. No puede contarle todo. No le ha dicho las notas buensimas que ha sacado y que est enamorada de Diego. No ve el momento de ver a su padre. Ana tiene siete aos.Jos no recuerda la cara de su mam. Y eso le pone muy triste. No hay fotos en casa de ella. Y las tas no le cuentan nada. Hace ms de un mes habl con ella por telfono. Su voz sonaba muy rara. Le dijo que quera verle y que lo estaba intentando con todas sus fuerzas. Jos tiene ocho aos.Qu es la custodia compartida?La custodia compartida es la SITUACIN LEGAL mediante la cual, en caso de separacin matrimonial o divorcio, AMBOS progenitores ejercen la CUSTODIA LEGAL de sus hijos menores de edad, en IGUALDAD DE CONDICIONES y DERECHOS sobre los mismos

La custodia compartida es la SITUACIN LEGALde partida, mediante la cual, en caso de separacin matrimonial o divorcio, AMBOS progenitores ejercen la CUSTODIA LEGAL de sus hijos menores de edad, en IGUALDAD DE CONDICIONES y DERECHOS sobre los mismos

Mi pregunta

Qu pasa con [email protected] [email protected]?

RealidadesPara muchos de ustedes muy cercanas.

Para otros que han tenido la inmensa suerte de verlos crecer, puede que suenen lejanas.Pero no lo son.Es uno de los ms indeseables efectos de la ruptura de una pareja. Lo primero que pensamos es en las consecuencias que pueda tener sobre nuestros hijos e hijas. Lo primero que pensamos es en las consecuencias que pueda tener sobre nuestros hijos e hijas.

DEBERAMOS PENSAREn como van a sobrellevar, dejar de ver a pap o a mam.No es fcil para ellos.Estamos para educar a nuestros hijos en el amor, y esto no es posible en un hogar donde ya no lo hay.Extender la convivencia con una persona a la que ya no amamos, no es la solucin.La decisin no es sencilla, lo se. Y tiene muchos matices. Hoy me centro en lo que afecta a nuestras pequeas y pequeos. En las consecuencias emocionales que puede tener.

En primer lugar, no extendamos nuestras emociones a nuestros hijos. No las van a entender. Hay una ruptura de pareja. Y cualquier explicacin de porque ocurre puede conducir, a la culpabilizacin por parte de los ms pequeos. Una simple explicacin de mam y pap los quieren mucho, y ahora mam y pap no van a estar juntos, con muy pocas variaciones, es suficiente. A veces nos enredamos y los confundimos. No perdamos de vista, que lo que nos interesa destacar en estos momentos difciles, es el amor que sentimos por ellos.En segundo lugar, por supuesto, no los utilicemos. Esta es una de las indeseables, y desgraciadamente comunes, consecuencias de una ruptura de pareja. Nuestros hijos no pueden ser utilizados como instrumentos para hacer dao. Porque esto a quien perjudica es a ellos. Y est demostrado que las consecuencias sobre su autoestima y salud mental, son realmente terribles.En tercer lugar, facilitemos el contacto. Si no sabemos como hacerlo, la mejor opcin es acudir a un profesional de la mediacin. No es un abogado o el juez quien debera decidir sobre ello. Lo ideal es llegar con la solucin pactada. Y cumplirla.Son consejos sencillos para manejar una situacin compleja. Pero si somos capaces de tener en mente, por encima de todo, el bienestar de nuestros hijos e hijas, lo conseguiremos sin duda. Es un ejercicio de compasin, amor y generosidad que constituye el mejor legado que les podemos proporcionar.Esta presentacin de hoy est dedicada a aquellos padres y madres que han seguido estas premisas y han conseguido transmitir estos valores a sus hijos e hijas.

Tambin est dedicada a quienes, a pesar de haberlo hecho, se ven privados de [email protected] por la incomprensin o el resentimiento.

Desde dnde queremos construir?Amor o resentimientoLos resultados son radicalmente diferentesSi lo hacemos desde el resentimientoEstamos utilizando las mismas herramientas que la persona que nos quiere apartar de [email protected] [email protected] movemos en clave de lucha, de pelea A quien hacemos dao?Nos metemos en una dinmica que puede llegar a contagiar nuestro amor de resentimientoY [email protected] niosLO NOTANY no entienden nada

La situacin de aquellos padres o madres que no pueden ver a sus hijos es terribleQuien ejerce una presin psicolgica sobre [email protected],tambin hace algo terribleSi lo hacemos desde el amor Estamos ofreciendo una salida no una eleccinEstamos poniendo por delante la felicidad de [email protected] hijosEstamos olvidando nuestro egoY esto es lo importantePor esto, debemos ser conscientes de si estamosACTUANDO O REACCIONANDO

Construir desde la compasin/empataYSIEMPRE pensar en lo mejor para [email protected]

www.cambiate.info fb.com/[email protected]@gmail.com