Cuatro figuras de la música colombiana: Jairo Varela, Diomedes Díaz, Joe Arroyo y Carlos Vives

download Cuatro figuras de la música  colombiana: Jairo Varela,  Diomedes Díaz, Joe Arroyo  y Carlos Vives

of 34

  • date post

    28-Jan-2016
  • Category

    Documents

  • view

    21
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Cuatro figuras de la música colombiana: Jairo Varela, Diomedes Díaz, Joe Arroyo y Carlos Vives, sus opciones musicales y los debates que sugieren

Transcript of Cuatro figuras de la música colombiana: Jairo Varela, Diomedes Díaz, Joe Arroyo y Carlos Vives

  • [22] B O L E T N C U LT U R A L Y B I B L I O G R F I C O , V O L . X L I X , N M . 8 8 , 2 0 1 5

  • [23]B O L E T N C U LT U R A L Y B I B L I O G R F I C O , V O L . X L I X , N M . 8 8 , 2 0 1 5

    Cuatro figuras de la msica colombiana: Jairo Varela, Diomedes Daz, Joe Arroyo y Carlos Vives, sus opciones musicales y los debates que sugieren1

    PET R I T BAQU ERO 2

    Colombia. Msico, historiador, politlogo e investigador en temas de cultura popular latinoamericana. Public El abc de la mafia. Radiografa del Cartel de Medelln (Planeta, 2012) y actualmente produce el documental El diablo vendr por m. Es investigador del Cinep/ppp.

    1. Este texto es la versin resumida de una investigacin ms amplia an en proceso.

    2. El autor agradece los aportes y comentarios de Viviana Meja, Ingrid Bolvar, Paola Andrea Torres, Mara Eugenia Zamarra, Diego Garca Bonilla y Marco Vinicio Amado Markomix.

    L a msica colombiana se caracteriza por una gran variedad de gneros y artistas que, en un contexto de desarrollo y crecimiento de distintos medios de comunicacin, procesos acelerados de urbanizacin, desplazamiento hacia

    centros de poder econmico y poltico, surgimiento de una industria discogrfica y flujos constantes de informacin, expresan diferentes realidades sustentadas en la forma como los colombianos se ven a s mismos. La msica es, junto al deporte, uno de los elementos que con mayor mpetu influye en la concepcin de construir una identidad comn, que identifique y genere orgullo colectivo (primero local, luego regional y despus nacional), ayudando a fomentar la inclusin en el imaginario nacional (por supuesto, muy incompleto an) de aquellos grupos poblacionales tradicionalmente excluidos y oprimidos.

    Algunos gneros musicales surgidos en lugares alejados de los centros de poder econmico y poltico, creados y desarrollados por esas poblaciones tradicionalmente excluidas u oprimidas, evolucionan y adquieren nuevas perspectivas. En algunos casos, los gneros musicales son domesticados o blanqueados para poder ser aceptados en ciertos crculos hegemnicos. Sin embargo, tambin puede ocurrir que algunos de estos gneros y artistas irrumpan con fuerza y que, a pesar de que la industria cultural los acomode a los parmetros de produccin en un contexto de globalizacin desde arriba (aquella que vende un localismo que se masifica por

    El llamado bus de las mujeres llega a la plaza del actual poblado. El bus sale a la madrugada y regresa al caer la tarde [detalle]. Palenque. Fotografa de Richard Cross, 1983. Fondo Visual Nina S. de Friedemann, Biblioteca Luis ngel Arango.

  • [24] B O L E T N C U LT U R A L Y B I B L I O G R F I C O , V O L . X L I X , N M . 8 8 , 2 0 1 5

    provenir de los centros de poder mundiales), no pierdan del todo su carcter para unas poblaciones que se reivindican todo el tiempo en sus expresiones, realidades y tradiciones culturales (Santos, 2014). En ese sentido, la msica popular puede constituir la mejor forma de expresar las realidades, vivencias, los sueos, las esperanzas y alternativas de vida, con lo cual, los criterios que impone la indus-tria cultural pueden tambin ser permeados desde abajo por esos localismos que irrumpen de manera permanente.

    Jairo Varela, Diomedes Daz, Joe Arroyo y Carlos Vives representan a grandes ar-tistas que, a su manera, transformaron la msica colombiana al impulsar distintos procesos cuyos efectos se siguen viendo da a da.

    JAIRO VARELA, EL NICHE QUE CONQUIST AL MUNDO

    De qu vali me pregunto yo, mi bandera y mi emblema,

    si yo soy parte de la solucin, no del problema.

    La sbita noticia de la muerte de Jairo de Ftima Varela Martnez paraliz a Santiago de Cali. Y no solo a Cali, sino a gran parte del pas, el cual, vale la pena recordarlo, se volvi salsmano casi al mismo tiempo en que la salsa, un gnero musical que, basndose principalmente en patrones rtmicos, armnicos, meldicos y mitolgi-cos venidos de Cuba, supo hermanar y mezclar en la cocina sonora de la catica, multicultural y violenta Nueva York, influencias que tambin provenan de Puerto Rico, Repblica Dominicana, Panam, Mxico, Venezuela, los Estados Unidos y, por supuesto, Colombia.

    Procesin en Barbacoas, Nario (Pacfico colombiano).

    Fotografa de Nina S. de Friedemann, 1972.

    Fondo Visual Nina S. de Friedemann, Biblioteca Luis

    ngel Arango.

    Jairo Varela, 1985. Fotografa de Codiscos para el

    lbum Triunfo.

  • [25]B O L E T N C U LT U R A L Y B I B L I O G R F I C O , V O L . X L I X , N M . 8 8 , 2 0 1 5

    Cuando Jairo Varela muri de un infarto fulminante, Cali y toda Colombia lo llor y lo acompa hasta llegar a su ltima morada en el Cementerio Sur. En ese periplo, su cuerpo fue trasladado por un da a Quibd, ciudad donde Varela naci el 9 de diciembre de 1949 y empez a forjar sus sueos alrededor de la msica con la tutela de Teresa Martnez, una poeta, folclorista, ensayista y novelista que, sin duda alguna, le hered a su hijo la capacidad de contar en pocas palabras bellas poesas y sentimientos profundos que supieron hacerse canciones.

    Haba que buscar por dentroEse hombre de talento excepcional no era nada fcil: hosco, sin don de gentes, malgeniado, antiptico y poco expresivo con quienes no conoca. Sin embargo, tena gran talento y, sobre todo, hambre y () bagaje callejero, dos cosas que son necesarias para triunfar en esto tan duro y tan ingrato que es la msica (Grijalba, 2012). A lo anterior se sum una frrea disciplina que, con el tiempo, hizo que Niche cambiara muy seguido de formacin (lo cual le acarre varias crticas) pero que, sin duda, le garantiz mantenerse por ms de treinta aos en los primeros lugares de popularidad.

    Varela, quien lanz su orquesta en los cafs y bares del centro de Bogot a fines de los aos setenta, logr convertirla en una de las mejores del mundo, hasta el punto de que en algn momento, entre finales de los ochenta y comienzos de los noventa, Niche pudo haber sido la mejor banda de todas, sobre todo cuando sac al mercado, entre 1988 y 1990, tres lbumes espectaculares titulados Tapando el hueco, Sutil y contundente y Cielo de tambores, ms o menos con una formacin

    Un desfile religioso sobre el ro, la virgen catlica blanca es adorada en el litoral Pacfico colombiano, Gelmamb (Nario). Fotografa de Nina S. de Friedemann, 1969. Fondo Visual Nina S. de Friedemann, Biblioteca Luis ngel Arango.

  • [26] B O L E T N C U LT U R A L Y B I B L I O G R F I C O , V O L . X L I X , N M . 8 8 , 2 0 1 5

    similar y con solo unos pocos cambios de formato instrumental (una trompeta ms por ah, un teclado extra por all, un nuevo cantante), que lo pusieron a sonar en gran parte de Amrica Latina y lo consolidaron como uno de los referentes ms importantes de la salsa.

    Empieza su nuestro sueoEl primer Grupo Niche3 grab su primer disco en 1979 (Al pasito), luego grab un disco de 45 r. p. m. con dos temas4 y finalmente consolid su formacin en 1981 cuando grab el lbum Querer es poder. Desde su comienzo llam la atencin por su gran calidad interpretativa ya que mostraba un tumbao y un swing especial que no exista en ningn otro lado. Si bien no tena los acentos roqueros que en algn momento tuvo Fruko, o los alcances jazzsticos de algunas orquestas neoyorquinas o puertorriqueas (Richie Ray, La Sonora Poncea, Eddie Palmieri, Roberto Roena, Bobby Valentn, Willie Coln), los arreglos de Alexis Lozano, las voces de sus cantantes, as como las letras y melodas de Jairo Varela eran la expresin de una salsa colombiana que no vena del Caribe sino del Pacfico, el cual se senta con creces, adems, sonando muy bien. As, desde su primer xito nacional llamado Buenaventura y Caney (1981), la orquesta sigui ascendiendo peldaos con un formato que tena saxo-flauta, trombn, trompeta, tres (aunque no siempre), piano, bajo y percusin5.

    Cali, luz de un nuevo sueoAl poco tiempo de su primer xito, Varela decidi irse para Cali, ciudad con una fuerte tradicin de consumo salsero, siendo ya un lugar famoso por sus bailarines, msicos, melmanos y coleccionistas. Todo esto se sum a la bonanza coquera de los aos ochenta en la que muchos mgicos, incluyendo a algunos poderosos capos, se convirtieron en grandes fanticos de la salsa6 (Valverde, 2013). As, fue en Cali donde el Grupo Niche se consagr con canciones como Del puente pall, Ana Mil (cantada por el propio Varela7), Inters cuanto vals (del lbum Triunfo de 1985), Slo un cario, La negra no quiere y, sobre todo, Cali pachanguero (del

    3. Niche es un trmino coloquial (que a algunos les gusta y a

    otros no) con el que se llama en Colombia y otros pases de

    Amrica a las personas de raza negra.

    4. Las flores tambin se mueren y Primero y qu.

    5. Con msicos como Alexis Lozano, Nicols Cristancho

    Macab, Ostwal Serna, Al Garcs, Oswaldo Ospino,

    lvaro del Castillo, Moncho Santana, Alfredo Longa,Fabio

    contina

    arriba En la fotografa, Jairo Varela

    con su gran amigo venezolano, el cantante scar de Len y

    Cristina Varela, su hija. Fotografa de Norma Nivia

    Varela (hermana de Varela). Archivo de Gloria Bonilla,

    propiedad Museo de la Salsa Jairo Varela. Reproduccin de

    lvaro Ruales.

    abajo Jairo Varela y Umberto Valverde,

    su amigo y bigrafo. Coleccin particular Umberto Valverde.

    Grupo Niche durante la inauguracin de la Feria de Cali,

    26 de diciembre de 1989. Al centro Tito Gmez.

    Coleccin particular de Umberto Valverde. Fotografa tomada del libro Que todo el mundo te cante

    de Umberto Valverde.

  • [27]B O L E T N C U LT U R A L Y B I B L I O G R F I C O , V O L . X L I X , N M . 8 8 , 2 0 1 5

    lbum No hay quinto malo de 1984), sin duda alguna el xito ms grande que tuvo Jairo Varela en toda su historia, al punto de convertirse e