Cuadernillo 1er trimestre

Click here to load reader

  • date post

    12-Jul-2015
  • Category

    Education

  • view

    491
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of Cuadernillo 1er trimestre

  • Lengua y literatura 2do ao

    Seleccin de textos para el primer trimestre

    2014

  • Primer trimestre Lo sobrenatural en la literatura

    El cuento maravilloso (p. 02)

    El cuento fantstico (p. 24)

  • El cuento maravilloso

    Un poco de informacin sobre el gnero... p. 03

    Caperucita Roja, por Charles Perrault p. 06

    Blanca Nieves y los siete enanos, por los hermanos

    Grimm. p. 10

    La Sirenita, por Hans Christian

    Andersen.. p. 18

  • Un poco de informacin sobre el gnero El cuento maravilloso Muchos estudiosos de la literatura han intentado caracterizar el cuento maravilloso, para poder identificar qu es lo que lo define como tal. Entre ellos, un terico blgaro llamado Tzvetan Todorov, quien se dedic al estudio de la literatura fantstica, propuso una breve definicin, que puede resultarnos til para empezar a pensar el gnero: para l, el cuento maravilloso es aquel que evoca un universo donde lo sobrenatural tiene derecho a existir. El cuento maravilloso presenta un mundo organizado de manera diferente al nuestro, un mundo distinto al mundo real, con caractersticas sobrenaturales: existen seres maravillosos, elementos mgicos y no se respetan las leyes de la naturaleza (por ejemplo, los animales pueden hablar). Quienes habitan en este mundo, no se sorprenden ante lo extraordinario; viven inmersos en la magia, y la aceptan como lo real. Y tambin el lector acepta el mundo sobrenatural del cuento maravilloso como algo posible, sin extraarse ante la aparicin de hadas, brujas, animales humanizados, objetos mgicos y otras maravillas. Este universo mgico existe fuera de nuestro mundo y fuera de nuestro tiempo; por lo tanto, los cuentos maravillosos no presentan coordenadas espaciotemporales que se identifiquen con nuestra realidad. Existe cierta imprecisin en cuanto al tiempo en que transcurre la historia, aunque generalmente se remite a un pasado lejano (lo que puede reconocerse en la frase tpica de apertura de los cuentos maravillosos: Haba una vez). Y tambin el espacio geogrfico es indeterminado, identificndose nicamente escenarios prototpicos (como el bosque, el castillo, el prado o la montaa), que no se sabe dnde se localizan. La estructura de los cuentos maravillosos es muy siempre, y los motivos que tratan suelen ser recurrentes: se reiteran los viajes o las bsquedas emprendidas por los protagonistas, la ruptura de prohibiciones, y las pruebas a ser superadas por el hroe. Adems, los personajes son prototpicos, pues en todos los cuentos encontramos los mismos: las princesas y prncipes, los jvenes valientes, las hadas madrinas y otros ayudantes mgicos, los ogros, los dragones, las madrastras malvadas y los animales parlantes son algunos de los ms recurrentes. Ellos presentan sus caractersticas personales muy exacerbadas, lo que permite que se efecten fuertes contrastes entre los distintos personajes de un cuento, oponindose los buenos (siempre protagonistas) a los malvados, los jvenes a los viejos, los hermosos a los horrendos. El cuento popular y el cuento infantil Los cuentos maravillosos existen desde hace miles de aos, incluso antes de haber sido registrados por escrito. Solan transmitirse oralmente, de generacin en generacin, y sus destinatarios no eran solamente los nios: eran una parte importante de la cultura popular, pues permitan la transmisin de sus valores, ideas y verdades. Al pertenecer al mbito de la oralidad, existan mltiples variantes de cada cuento, pues cada orador poda realizar

  • algunas modificaciones, agregando elementos propios, y dejando fuera otros. Adems, al pasar de pas en pas, sufran metamorfosis importantes, para adaptarse a cada cultura. Luego, fueron recogidos por los folcloristas, y fijados por escrito. Muchos relatos fueron registrados independientemente por ms de un folclorista, lo que dio lugar a que existan distintas versiones de una misma historia (por ejemplo, la historia de la Cenicienta puede leerse por autores como Perrault, los hermanos Grimm, el ruso Afansiev, entre otros). Si bien el hecho de que existan versiones escritas ha generado que los relatos se estabilicen en cierto grado, eso no quiere decir que ellos no hayan continuado evolucionando. De hecho, hoy en da conocemos versiones de los cuentos con grandes variaciones respecto de las primeras versiones escritas. Esto se debe, en gran medida, a que los cuentos que antes no estaban dirigidos a los nios, comenzaron a asociarse a los infantes, y por eso se fueron suavizando y haciendo menos severos. Por ejemplo, cuando los cuentos de los hermanos Grimm, los ms importantes folcloristas alemanes, comenzaron a recibir una fuerte atencin por parte del pblico infantil, decidieron titular su antologa como Cuentos de los nios y el hogar. Pero recibieron duras crticas por las historias perversas que presentaban a los nios, al punto de verse en la necesidad de modificarlas para volverlas ms afines a la sensibilidad propia de los infantes. La denominacin del cuento maravilloso como cuento de hadas Los cuentos maravillosos han recibido el nombre de cuento de hadas (en francs: contes des fes y en ingls: fairy tale). Sin embargo, no todos los cuentos agrupados bajo esta denominacin involucran la presencia de un hada; de hecho, hay consenso entre los crticos literarios en que la naturaleza del cuento no depende de la aparicin de hadas en l. Uno de los estudiosos de la literatura maravillosa que se ha expresado en este respecto ha sido el escritor de El seor de los anillos, J.R.R. Tolkien, para quien la definicin de un cuento como cuento de hadas no depende de que existan hadas como personajes, sino de que las historias transcurran en Farie, la tierra de las hadas, los duendes, los elfos, los prncipes y las princesas, y no solamente especies mgicas sino tambin muchas otras maravillas. Hoy en da, existe la expresin coloquial un final de cuento de hadas, haciendo referencia a un final feliz. Sin embargo, y a pesar de que en el imaginario colectivo los cuentos maravillosos concluyen con un final feliz, no todas estas narraciones terminan de esa manera. Los finales de los cuentos maravillosos, especialmente los de los relatos recogidos por los folcloristas, suelen ser mucho ms crudos de lo que uno podra prever.

  • Cules son las caractersticas del cuento maravilloso?

  • Caperucita Roja Charles Perrault: Caperucita Roja (Le Petit Chaperon rouge), en: Cuentos de Mam Ganso, 1697.

    Haba una vez una niita en un pueblo, la ms bonita que jams se hubiera visto; su madre estaba enloquecida con ella y su abuela mucho ms todava. Esta buena mujer le haba mandado hacer una caperucita roja, y le sentaba tanto que todos la llamaban Caperucita Roja. Un da su madre coci y prepar tortas, y le dijo: -Anda a ver cmo est tu abuela, pues me dicen que ha estado enferma; llvale una torta y este tarrito de mantequilla. Caperucita Roja parti en seguida a ver a su abuela que viva en otro pueblo. Al pasar por un bosque, se encontr con el compadre lobo, que tuvo muchas ganas de comrsela, pero no se atrevi porque unos leadores andaban por ah cerca. l le pregunt a dnde iba. La pobre nia, que no saba que era peligroso detenerse a hablar con un lobo, le dijo: -Voy a ver a mi abuela, y le llevo una torta y un tarrito de mantequilla que mi madre le enva. -Vive muy lejos? - le dijo el lobo. -Oh, s! - dijo Caperucita Roja - ms all del molino que se ve all lejos, en la primera casita del pueblo. -Pues bien - dijo el lobo - yo tambin quiero ir a verla; yo ir por este camino, y t por aqul, y veremos quin llega primero. El lobo parti corriendo a toda velocidad por el camino que era ms corto y la nia se fue por el ms largo, entretenindose en coger avellanas, en correr tras las mariposas y en hacer ramos con las florecillas que encontraba. Poco tard el lobo en llegar a casa de la abuela. Golpea: toc, toc. -Quin es?

  • -Es su nieta, Caperucita Roja - dijo el lobo, disfrazando la voz le traigo una torta y un tarrito de mantequilla que mi madre le enva. La cndida abuela, que estaba en cama porque no se senta bien, le grit: -Tira la aldaba y el cerrojo caer. El lobo tir la aldaba, y la puerta se abri. Se abalanz sobre la buena mujer y la devor en un santiamn, pues haca ms de tres das que no coma. En seguida cerr la puerta y fue a acostarse en el lecho de la abuela, esperando a Caperucita Roja quien, un rato despus, lleg a golpear la puerta: toc, toc. -Quin es? Caperucita Roja, al or la ronca voz del lobo, primero se asust, pero creyendo que su abuela estaba resfriada, contest: -Es su nieta, Caperucita Roja, le traigo una torta y un tarrito de mantequilla que mi madre le enva. El lobo le grit, suavizando un poco la voz: -Tira la aldaba y el cerrojo caer. Caperucita Roja tir la aldaba y la puerta se abri. Vindola entrar, el lobo le dijo, mientras se esconda en la cama, bajo la frazada: -Deja la torta y el tarrito de mantequilla en la repisa y ven a acostarte conmigo. Caperucita Roja se desviste y se mete a la cama y qued muy asombrada al ver la forma de su abuela en camisa de dormir. Ella le dijo: -Abuela, qu brazos tan grandes tienes! -Es para abrazarte mejor, hija ma. -Abuela, qu piernas tan grandes tienes! -Es para correr mejor, hija ma. -Abuela, qu orejas tan grandes tienes! -Es para orte mejor, hija ma. -Abuela, qu ojos tan grandes tienes! -Es para ver mejor, hija ma. -Abuela, qu dientes tan grandes tienes! -Para comerte! Y diciendo estas palabras, este lobo malo se abalanz sobre Caperucita Roja y se la comi. Moraleja Aqu vemos que la adolescencia, en especial las seoritas, bien hechas, amables y bonitas no deben a cualquiera or con complacencia, y no resulta causa de extraeza ver que muchas del lobo son presa. Y digo el lobo, pues bajo su envoltura no todos son de igual calaa: los hay con no poca maa, silenciosos, sin odio ni amargura, que en secreto, pacientes, con dulzura