Creta Guiarama

download Creta Guiarama

of 11

  • date post

    24-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    221
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Una guía compacta con todo lo mejor de Creta y mucha información útil totalmente actualizada, para no perder detalle de este bello destino. A través del capítulo “Una mirada a Creta”, la guía ofrece una breve cronología de la isla griega con las claves para entender la realidad actual y su perfil social; se incluye un artículo sobre naturaleza y otro sobre personajes famosos. En el apartado “Diez lugares inolvidables”, se hace una propuesta con lo más significativo de la isla: La Canea, Kato Zakros, Moni Arkadiou, Lasithi, Cnosos, Balos Visita a Creta ofrece una visión detenida de los lugares, playas y monumentos más interesantes a través de distintos capítulos, evaluados por un sistema de clasificación por estrellas y con información práctica para realizar su visita. Se proponen también pequeñas rutas e itinerarios a pie, en coche o en barco. Finalmente se incluye una práctica selección de establecimientos donde Comer y beber, Alojarse, Comprar, Divertirse e Ir con niños, etc.

Transcript of Creta Guiarama

  • por Manuel Muoz Fossati

    Creta

  • UNA MIRADA A CRETA

    8 Creta Creta 9

    Presentacin

    Lo ms importante de Creta no es lo que se trae uno, sino lo que se deja all. Es la ms grande, en muchos sentidos, entre los cientos de islas griegas. Es la mayor en tamao, en historia, en variedad de productos, en cordilleras, en profundas gargantas, en playas semivr-genes, en montaas cubiertas de nieve y en yacimientos arqueolgicos. Los cretenses se consideran a s mismos los primeros y autnticos griegos y tienen razones para pensarlo.

    Los antiguos situaron aqu, en la profunda cueva Dikteon, el lugar de nacimiento del padre de todos los dioses y los hombres, el gran Zeus.

    Por todas partes se puede husmear y disfrutar el rastro de la historia ms antigua en los numerosos asentamientos y palacios minoicos. Creta, siempre conquistada y siempre rebelde, ha sufrido infinidad de catstrofes, guerras y matanzas en su largo camino, pero ha sabido mantener un carcter orgulloso, a la vez furioso con quienes intentaban dominarla y hospitalario

    I Carretera por la meseta de Lasithi.

    con el visitante de buena fe. Por eso, es posible sentirse bien en los puertos venecianos de La Canea y Rethymno, frente a sus minaretes y casas turcas, o en las ruinas romanas de Gortina.

    Recorrer Creta es pasar del asombro de las playas del confn, casi perdidas, a la espectacularidad de las Montaas Blancas o el Psiloritis, es baarse en centros tursticos masificados como Hersnisos, con atractivos para toda la familia, o buscar el refugio fresco y alejado de Kato Zakros, donde los olivos descienden directa-mente de los mismos rboles minoicos; adentrarse en interiores asombrosos como la frtil meseta de Lasithi o en la llamada Tierra del Vino de Heraklion, casi un paisaje toscano en primavera; espantarse con las altas montaas del interior y recorrer caminos de guerrilleros antiguos en las gargantas y desfiladeros de la costa sur.

    Otro de los atractivos de Creta es su gente, sabia por las embestidas de los siglos, segura de su forma de vida y amante de unas tradiciones que se mantienen de una manera natural y con esfuerzo a la vez, como lo demuestra el hecho de que casi en cada pueblo exista una asociacin cultural. En el interior de la isla y en lugares an no masificados, se mantiene la costumbre de la hospitalidad y de la invitacin al forastero a unirse a la fiesta. Los cretenses aman las celebraciones y no pierden ocasin de bailar en ellas.

    H El puerto de Hersnisos, en la provincia de Heraklion.

    H El autor.

  • UNA MIRADA A CRETA

    8 Creta Creta 9

    Presentacin

    Lo ms importante de Creta no es lo que se trae uno, sino lo que se deja all. Es la ms grande, en muchos sentidos, entre los cientos de islas griegas. Es la mayor en tamao, en historia, en variedad de productos, en cordilleras, en profundas gargantas, en playas semivr-genes, en montaas cubiertas de nieve y en yacimientos arqueolgicos. Los cretenses se consideran a s mismos los primeros y autnticos griegos y tienen razones para pensarlo.

    Los antiguos situaron aqu, en la profunda cueva Dikteon, el lugar de nacimiento del padre de todos los dioses y los hombres, el gran Zeus.

    Por todas partes se puede husmear y disfrutar el rastro de la historia ms antigua en los numerosos asentamientos y palacios minoicos. Creta, siempre conquistada y siempre rebelde, ha sufrido infinidad de catstrofes, guerras y matanzas en su largo camino, pero ha sabido mantener un carcter orgulloso, a la vez furioso con quienes intentaban dominarla y hospitalario

    I Carretera por la meseta de Lasithi.

    con el visitante de buena fe. Por eso, es posible sentirse bien en los puertos venecianos de La Canea y Rethymno, frente a sus minaretes y casas turcas, o en las ruinas romanas de Gortina.

    Recorrer Creta es pasar del asombro de las playas del confn, casi perdidas, a la espectacularidad de las Montaas Blancas o el Psiloritis, es baarse en centros tursticos masificados como Hersnisos, con atractivos para toda la familia, o buscar el refugio fresco y alejado de Kato Zakros, donde los olivos descienden directa-mente de los mismos rboles minoicos; adentrarse en interiores asombrosos como la frtil meseta de Lasithi o en la llamada Tierra del Vino de Heraklion, casi un paisaje toscano en primavera; espantarse con las altas montaas del interior y recorrer caminos de guerrilleros antiguos en las gargantas y desfiladeros de la costa sur.

    Otro de los atractivos de Creta es su gente, sabia por las embestidas de los siglos, segura de su forma de vida y amante de unas tradiciones que se mantienen de una manera natural y con esfuerzo a la vez, como lo demuestra el hecho de que casi en cada pueblo exista una asociacin cultural. En el interior de la isla y en lugares an no masificados, se mantiene la costumbre de la hospitalidad y de la invitacin al forastero a unirse a la fiesta. Los cretenses aman las celebraciones y no pierden ocasin de bailar en ellas.

    H El puerto de Hersnisos, en la provincia de Heraklion.

    H El autor.

  • 10LUGARES INOLVIDABLES

    22 Creta Creta 23

    1rosada; el Faro Veneciano restaurado y altivo cerrando la rada y la fortaleza Firkas, que alberga el interesante Museo Naval.

    Del rincn ms recogido del puerto, en plaza Elefthe-rios Venizelos, arranca hacia el sur la comercial calle Halidon, que lleva al esplndido Museo Arqueolgico en la antigua iglesia de San Francisco. En l se muestran los hallazgos de la antigua Kydonia. A la derecha de esta calle se extiende Evraki, el antiguo barrio judo. Al final y tras dejar atrs la Catedral (Mitrpolis), se halla el animado Mercado Municipal.

    A la espalda de este y dirigindose de nuevo al puerto est el antiguo barrio turco de Splantzia, objeto de un apreciable renacer de casas restauradas, pequeos hote-les y restaurantes con aire oriental. El barrio aloja los dos nicos minaretes que se conservan en La Canea, uno de ellos situado junto al monasterio Tou Karolou en la calle Daliani y el otro compartiendo una singular fachada con un campanario cristiano, en la iglesia de Agios Nikolaos. Callejeando entre paredes amarillas y jardines tras las tapias, se llega de nuevo al radiante puerto, junto a los Arsenales. Aqu llega la hora de recuperarse en alguno de los restaurantes situados en ese lado, mucho mejores que los del lado opuesto. Y, si quedan fuerzas, emprender al atardecer el camino por el espign hacia el faro, un paseo de ms de 1 km para ver cmo cambian los colores de las casas conforme cae el sol.

    H La Canea registra una gran animacin a cualquier hora del da.

    I Tienda de cuchillos Armenis.

    El barrio antiguo con el puerto veneciano de La Ca-nea es la autntica joya de Creta, por su delicada y natural combinacin de historia, arte, arquitectura, restaurantes, alojamientos y tiendas. El resultado de dos dominaciones, la veneciana y la otoma-na, es extraordinario: un casco antiguo nico en Europa que durante mucho tiempo durmi casi decrpito y que ahora reluce en todo su esplendor.

    El paseo por el puerto veneciano y los barrios de Topanas y Evraki, llenos de antiguas mansiones restauradas, es asombroso. Est invadido por infinitos detalles de balcones, puertas o ventanas en los que uno se puede detener a evocar la historia de tantas dominaciones.

    Conviene empezar la visita desde el mar, en la plaza Talo junto a la muralla, por la animada calle de Theo-tokopuli. Justo al principio se encuentra la Coleccin Bizantina, una escogida muestra de obras de este estilo en una iglesia bien restaurada. Por cualquiera de las calles que bajan a la izquierda se puede pasear, para buscar el puerto veneciano. Los histricos muelles, to-mados por un gran nmero de bares y restaurantes, componen una de las ms bellas estampas de Grecia. Los hoteles se asoman a la drsena en la que destacan tres construcciones: la mezquita de Kioutsouk Hassan, tambin llamada de los Jenzaros, con su gran cpula

    Barrio antiguo de La Canea

    Info

    B 47AB3j Recorrido a pieJ Pallas. Akti Tompazi, 15.

    Telf. 28210 45688. Bebidas y comidas tradicionales con un toque moderno. Terraza con magnfica vista. Precio medio

    W Visita: Museo Arqueolgico. Halidon, 28. Telf. 28210 90334. www.odysseus.culture.gr De 9-16 h. 2

    I Vista del puerto y el faro de La Canea.

  • 10LUGARES INOLVIDABLES

    22 Creta Creta 23

    1rosada; el Faro Veneciano restaurado y altivo cerrando la rada y la fortaleza Firkas, que alberga el interesante Museo Naval.

    Del rincn ms recogido del puerto, en plaza Elefthe-rios Venizelos, arranca hacia el sur la comercial calle Halidon, que lleva al esplndido Museo Arqueolgico en la antigua iglesia de San Francisco. En l se muestran los hallazgos de la antigua Kydonia. A la derecha de esta calle se extiende Evraki, el antiguo barrio judo. Al final y tras dejar atrs la Catedral (Mitrpolis), se halla el animado Mercado Municipal.

    A la espalda de este y dirigindose de nuevo al puerto est el antiguo barrio turco de Splantzia, objeto de un apreciable renacer de casas restauradas, pequeos hote-les y restaurantes con aire oriental. El barrio aloja los dos nicos minaretes que se conservan en La Canea, uno de ellos situado junto al monasterio Tou Karolou en la calle Daliani y el otro compartiendo una singular fachada con un campanario cristiano, en la iglesia de Agios Nikolaos. Callejeando entre paredes amarillas y jardines tras las tapias, se llega de nuevo al radiante puerto, junto a los Arsenales. Aqu llega la hora de recuperarse en alguno de los restaurantes situados en ese lado, mucho mejores que los del lado opuesto. Y, si quedan fuerzas, emprender al atardecer el camino por el espign hacia el faro, un paseo de ms de 1 km para ver cmo cambian los colores de las casas conforme cae el sol.

    H La Canea registra una gran animacin a cualquier hora del