CÓMO APRENDEN LOS MAESTROS, PABLO LATAPÍ

Click here to load reader

  • date post

    11-Apr-2017
  • Category

    Education

  • view

    257
  • download

    12

Embed Size (px)

Transcript of CÓMO APRENDEN LOS MAESTROS, PABLO LATAPÍ

  • Cmo aprenden los maestros?

    Pablo Latap Sarre

    CD 6

    Portada base 4/24/03, 10:33 AM1

  • Cmo aprenden los maestros?Conferencia magistral en el XXXV aniversariode la Escuela Normal Superior del Estado de Mxico.Toluca, 18 de enero de 2003

    Hacia una poltica integral para la formacin y el desarrollo profesionalde los maestros de educacin bsica

    Pablo Latap Sarre

    Duadernos

    de iscusin

    C 6

  • Esta edicin estuvo a cargo de la Direccin General de Normatividad, perteneciente a la

    Subsecretara de Educacin Bsica y Normal. Serie Cuadernos de Discusin, con el ttulo

    Cmo aprenden los maestros?

    Coordinacin editorial

    Esteban Manteca Aguirre

    Cuidado de la edicin

    Rubn Fischer

    Diseo de portada e interiores

    DGN/Ins P. Barrera

    Formacin electrnica

    Ins Patricia Barrera

    Primera edicin, 2003

    D.R. SECRETARA DE EDUCACIN PBLICA, 2003

    Argentina 28

    Col. Centro, C.P. 06020

    Mxico, D.F.

    ISBN 968-5710-22-8

    Impreso en Mxico

    MATERIAL GRATUITO PARA MAESTROS PROHIBIDA SU VENTA

  • Presentacin

    La Secretara de Educacin Pblica distribuye en forma gratuita los Cuadernos deDiscusin a los directivos, profesores, alumnos, especialistas, investigadores y otrossectores interesados en el debate sobre la formacin docente. Los Cuadernos tie-nen como propsito promover el dilogo razonado de todos los actores en el pro-ceso de participacin y consulta nacional con miras a definir y establecer una polticaintegral para la formacin y el desarrollo profesional de los maestros de educacinbsica.

    En los Cuadernos se presentarn un conjunto de textos, producidos en Mxicoy en otros pases, que aportan elementos relacionados con la formacin de losmaestros como profesionales de la educacin. Los textos y materiales se referirn alos aspectos que se incluyen en cada uno de los temas de discusin que orientan elproceso de consulta, o ampliarn la informacin sobre los aspectos relevantes aconsiderar para la definicin de la poltica integral.

    Con seguridad, la reflexin y la discusin colectiva que se generen a partir delanlisis de los Cuadernos enriquecern las lneas de poltica y las estrategias necesa-rias para elevar la calidad de los servicios de formacin y desarrollo profesional delos maestros y, por ende, de la atencin a los nios y jvenes que asisten a la educa-cin bsica.

    Los Cuadernos, por otra parte, se suman al conjunto de acciones y materialesque apoyan la actualizacin de los maestros de educacin bsica y de los profeso-res de instituciones que se hacen cargo de la formacin docente.

    Los Cuadernos de Discusin se podrn consultar, adems, en la pgina http://www.formaciondocente.sep.gob.mx. Los comentarios y sugerencias se recibirn en elcorreo electrnico: [email protected]

    La Secretara de Educacin Pblica confa en que este esfuerzo cumpla con lospropsitos planteados y espera que los lectores participen de manera responsabley comprometida en el proceso de consulta nacional.

    Secretara de Educacin Pblica

  • ndice

    Cmo aprenden los maestros? 7

    1. Qu es ser maestro hoy? 8

    2. Por qu estamos hoy insatisfechos con

    la formacin y la actualizacin del magisterio? 11

    3. Cmo aprenden los maestros? 15

    Conclusin 23

    Referencias bibliogrficas 27

  • 7Cuadernos de Discusin6

    Cmo aprenden los maestros?

    Quisiera aportar algunas reflexiones sobre la formacin y la actualizacin del ma-

    gisterio desde la perspectiva nacional, reflexiones que pueden contribuir a enri-

    quecer las evaluaciones institucionales.

    Es este un tema que preocupa, pues aunque la formacin y la actualizacin

    del magisterio aparecen siempre en los programas sectoriales de la Secreta-

    ra de Educacin Pblica (SEP) desde hace cuando menos cuatro sexenios, no se

    han encontrado todava soluciones satisfactorias. Toda empresa da prioridad a

    elevar las cualificaciones de su personal; en esto invierte, a esto est atenta, sa-

    biendo que de ello dependen su competitividad, su productividad y, en el fon-

    do, su existencia. No ha sucedido lo mismo con nuestro sistema educativo, y es

    urgente analizar este tema con profundidad y responsabilidad.

    Quiero advertir desde el principio que al referirme a los maestros en mi expo-

    sicin es mi intencin referirme tambin a las maestras, reconociendo adems

    que la presencia femenina en la profesin magisterial es de arrolladora importan-

    cia cuantitativa y cualitativamente.

    En una visin a largo plazo, la formacin de los maestros no slo es asunto

    central para mejorar la educacin sino constituye el mecanismo fundamental para

    reoxigenar el sistema educativo: los nuevos maestros no son slo sustitutos de

    los que mueren o se jubilan, son la va por la que el sistema renueva sus prcti-

    cas, cuestiona sus tradiciones, acepta nuevas visiones tericas, se abre al cono-

    cimiento y se revitaliza.

    Me propongo proceder por tres preguntas que se enlazan y complementan:

    la primera es de carcter general: qu significa ser maestro hoy? La segunda se

    enfoca hacia nuestras deficiencias en materia de formacin y actualizacin del

    magisterio: por qu estamos insatisfechos? Y la tercera apunta un principio

    de solucin al invitar a reflexionar acerca del aprendizaje de los maestros: cmo

    aprenden los maestros?

  • Pablo Latap Sarre

    8 Cuadernos de Discusin6

    La reflexin inicial sobre el significado de la profesin magisterial servir de

    marco general; la recuperacin de las principales crticas a la formacin y a la

    actualizacin del magisterio que haremos brevemente y sin nimo de negar mu-

    chas cosas buenas que se hacen nos centrar en el escenario real de nuestras

    tareas, y la pregunta sobre cmo aprenden los maestros nos llevar a encontrar

    el hilo de soluciones de fondo, a partir de nuestra realidad. Confo en que las tres

    preguntas respondan al inters de este distinguido auditorio compuesto por fun-

    cionarios de la educacin, directivos y profesores de escuelas normales, univer-

    sitarios de diversas instituciones, investigadores y maestros de educacin bsica,

    para todos los cuales la formacin y la actualizacin del magisterio nacional cons-

    tituyen asuntos a los que dedican su atencin y esfuerzo desde las perspectivas

    especficas de sus responsabilidades.

    1. Qu es ser maestro hoy?

    No nos preguntamos aqu por el sentido del maestro en abstracto, sino en el aqu

    y ahora de nuestro contexto mexicano. Nadie como ustedes, maestras y maes-

    tros aqu presentes, tiene las respuestas a esta pregunta, y seguramente son

    respuestas complejas pues la profesin tiene, como la luna, dos caras: la lumino-

    sa y la oscura.

    En este Mxico empobrecido, donde la sobrevivencia ha llegado a ser la pre-

    ocupacin fundamental de la mayora de los habitantes, pas de intenso trabajo y

    escasos salarios, de mermadas oportunidades y sombros augurios, la profesin

    de maestro tiene muchos rasgos oscuros:

    El sueldo escaso y lo que ese sueldo significa de bajo reconocimiento social.

    Las condiciones laborales poco estimulantes, tanto en el medio rural como

    en el urbano marginado: instalaciones y muebles deteriorados, carencia de

    apoyos didcticos, presin de muchas obligaciones burocrticas y, a veces,

    una gran soledad.

  • 9

    Cmo aprenden los maestros?

    Cuadernos de Discusin6

    La pobreza de los alumnos que les dificulta aprender, y con frecuencia la

    indisciplina, rebelda o altanera de algunos muchachos en el aula.

    La ignorancia o indiferencia, a veces, de los padres de familia que no los

    corrigen ni estimulan.

    La competencia descorazonadora a que se enfrenta el docente para con-

    quistar el inters de los alumnos, al rivalizar con la tele, los videos y las

    bandas de rock, en batallas perdidas de antemano.

    Al lado oscuro de la profesin habra que aadir la corrupcin en el medio

    magisterial, pues hay reglas de juego poco edificantes, simulaciones a las que

    hay que resignarse, abusos que callar aunque molesten y poderes nada ticos

    con los que hay que transigir.

    Ser maestro hoy tiene afortunadamente otros rasgos que se inscriben en su

    lado luminoso y se descubren cuando logramos trascender las pequeas mise-

    rias de la cotidianidad y recuperar lo esencial, lo que alguna vez nos atrajo como

    vocacin: el amor a los nios y a los jvenes, el deseo de ayudarles, de abrir

    sus inteligencias, de acompaarlos en su proceso para llegar a ser hombres y

    mujeres de bien.

    Yo fui maestro por varios aos (un tiempo demasiado corto para tanto como

    hablo sobre la educacin) y conservo tres recuerdos de esos aos, que estoy segu-

    ro otros maestros coincidirn en calificar como rasgos luminosos de su profesin.

    El primer recuerdo es la experiencia de ver aprender. Aunque daba clases

    en una secundaria, por una circunstancia excepcional me toc en unas vacacio-

    nes ensear a leer a varios nios; en otra poca posterior ense a leer tambin

    a un grupo de campesinos adultos (uno de ellos, don Jos, de 76 aos, por cierto).

    El momento en que las letras se convierten en palabras y stas en pensamien-

    tos es como un chispazo que estremece al nio y al adulto por igual; en ese

    momento el nio sonre y su sonrisa es expresin de triunfo y gozo de descu-

    brimiento; en el adulto es emocin que le desconcierta, comprobacin de que

    no era tan difcil y extraa sensacin de descubrir que el pensamiento est

  • Pablo Latap Sarre

    10 Cuadernos de Discusin6

    escondido en los garabatos del papel. A m